CEO Capítulo 156

1:01

Traductor: Trafalgar
Corrector:  Radak

[Capítulo Anterior] [Lista de Contenido] [Siguiente Capítulo]

Capítulo 156: Fantasiosa Vista Rosa

El momento en el que la fría y firme boca del arma tocó su cien, Li Mucheng pensó que estaba alucinando.

Li Mucheng lentamente se dio la vuelta para mirar hacia Li Meng quien estaba a un lado de él, y vio una sonrisa sombría en su rostro con cicatriz de cuchillo…

‘¡No es una alucinación! ¡¡La pistola está presionada contra mi propia cabeza!! ¡¡¡No la cabeza de Li Muhua!!!’

El rostro de Li Mucheng se frustró, él rechinó sus dientes y preguntó: “¡Li Meng! ¡¿Te has vuelto loco!? ¡Te ordené matar ese tipo! ¡No apuntarme con el arma!”

“No me he vuelto loco, la orden que recibí fue matar a Li Mucheng, no Li Muhua.” Li Meng sonrió, revelando sus dientes los cuales estaban ennegrecidos debido a fumar.

Justo como Li Mucheng se estaba sintiendo perdido, Li Muhua de repente con calma tosió: “Mi querido hermano mayor, realmente tengo que agradecerte por cooperar conmigo en este espectáculo hasta el final.”

Li Mucheng furiosamente giró su cuerpo atrás, y miró al rostro de Li Muhua. No había un tinte de nerviosismo o amargura de antes, él se veía feliz, ¡como que todo hubiera pasado de acuerdo a su plan!

En el momento siguiente, los dos guardaespaldas vestidos de negro que estaban de pie en el lado de Li Mucheng caminaron hacia el lado de Li Muhua, ¡cambiando su objetivo para protección sin una palabra!

Esto fue muy repentino, causando que Li Mucheng casi caiga al suelo por el shock, él se tambaleó hacia atrás unos pasos, y finalmente volvió a sus sentidos. Con una expresión llena de incredulidad, él sacudió su cabeza.

“No… No es posible…. Ustedes… Todos están…”

“Justo como has visto, Li Meng y tus guardaespaldas todos son mis hombres.” La sonrisa de Li Muhua se volvió increíblemente radiante, justo como el usual caballero modesto que parecía ser: “Mi querido hermano mayor, ¿realmente pensaste que tenías la capacidad para crear tal complot perfecto? Si no fuera debido a que envié a Li Meng para cooperar contigo, ¿cómo podrías tú posiblemente haber actuado en coordinación con mis planes hasta hoy?”

Li Mucheng tragó su saliva, su cuerpo empezó a temblar y sudor frío comenzó a filtrarse a través de su ropa. ¡Él poco a poco entendió que todo esto era el complot que Li Muhua había planeado hace varios años! ¡Es sólo que hoy fue el día que el velo había sido levantado!

¡Incluso las expresiones nerviosas y aprensivas que Li Muhua había mostrado antes eran un acto! ¡Él sólo estaba jugando con él!

Li Mucheng había pensado que la victoria estaba dentro de su agarre. Sin embargo, resultó que todo era sólo una fantasiosa vista rosa, ¡su enemigo siempre había estado viéndolo como un payaso trabajando para él!

¡La crueldad de la realidad casi hace que Li Mucheng olvidara respirar!

Li Muhua arregló su traje bien planchado, una sonrisa relajada llenaba su rostro arrogante. Él caminó hacia el lado de Li Mucheng y dijo: “Es una lástima, prácticamente has estado jugando al tonto todo estos años, y buscado cada posible medio para apoderarte de la compañía y las propiedades familiares. Realmente has trabajado duro, debe haber sido realmente agotador para ti…”

“Tú, bastardo…” Las palabras que fueron habladas eran como un cuchillo cortando a través del corazón de Li Mucheng. Sus ojos se volvieron rojos e histéricamente gritó. Abruptamente, él se levantó, intentando embestir y darle una paliza a Li Muhua!

Sin embargo, antes de que Li Mucheng lograra entrar en contacto con Li Muhua, él fue de repente golpeado por una patada  giratoria de Li Muhua.

“¡Oww!”

Li Mucheng fue directamente enviado a volar por la patada. Mareado, él no pudo ponerse de pie de nuevo, y sólo rodó alrededor del piso en dolor.

“¿Mi querido hermano mayor, podría ser que has olvidado que aprendimos Taekwondo juntos desde niños? Es una lástima que nunca fuiste capaz de vencerme, luego te diste por vencido muy pronto. Por otro lado, yo sigo persistiendo hasta hoy, ya soy cinta negra, ¿qué hay de ti? Calculo que has olvidado cómo pelear hace un largo tiempo… Mira, nunca has sido mi rival desde niños, este resultado de hoy es para ser esperado…” Li Muhua chasqueó su lengua y suspiró.

Li Mucheng estaba roto por dentro, los complots que esmeradamente tramó estaban originalmente a punto de suceder, la victoria estaba dentro de su alcance. ¡Pero él nunca había esperado que todo de lo que había estado orgulloso fuera un espejismo creado por el enemigo!

Él era justo como una persona que se vertió en su corazón y alma, pacientemente sufriendo conforme se arrastraba hacia lo que él visualizaba como el cielo, pero la gente alrededor de él cruelmente le decía que se había arrastrado en la dirección equivocada. ¡Esto no era el cielo, esto era el infierno!

La apariencia usualmente jovial y escandalosa de Li Mucheng ya no existía. Su estado de mente dominante también se había disipado. Todo lo que quedó era un corazón que había sido desgarrado en tiras y ojos sin espíritu.

“En realidad, no eres demasiado estúpido. Eso es cierto, la inversión que hiciste hace tres años falló por mí, pero ¿y qué? Sólo estabas suponiendo, y nadie podría proporcionarte las pruebas. En los pasados tres años, intencionalmente fingiste idiotez, esperando que yo cedería a mi estrangulamiento de ti, esperando que yo estaría en guardia contra ti, pero tú todavía sobrestimaste cuánta paciencia tengo…” Li Muhua caminó alrededor paso a paso y dijo: “Li Meng es alguien que yo había plantado dentro de la familia cuando estaba en la universidad. Él fue primero puesto a trabajar al lado de padre, luego padre lo había asignado a ti. Sin embargo, de principio a fin él solo escuchaba mis órdenes. Por lo tanto, todo este tiempo que pasaste fingiendo idiotez simplemente no tuvo significado. Cada oración que has hablado con Li Meng ha viajado  a mis oídos. Recuerda esto, cada inversión y complot que haces están todos en mi agarre…. Tanto así que muchos planes que ideaste con Li Meng en realidad eran cosas que le dije a Li Meng.”

“Tú…” Li Mucheng apuntó a Li Muhua con un dedo tembloroso: “Eres un demonio… Un demonio…”

“No soy un demonio, sólo soy mejor en planear que tú. Sin embargo, esto también significa que soy más apto para tomar posesión de Muyun y todo en la Familia Li…” Li Muhua indiferentemente dijo: “¿Sabes? Aparte de Li Meng, el ochenta porciento de la gente al lado de Padre son mis hombres. Por lo tanto, incluso si Padre no envía a Li Meng a tu lado, habría otro ‘Li Meng’ que tomara su lugar. Tu oportunidad de victoria fue siguiente a nada. Si hubieras buscado ayudantes tú mismo, habría hecho aún más fácil infiltrarse en tu lado.”

 Li Mucheng finalmente había comprendido cuán lejos la disparidad era entre él y su hermano a quien veía como un enemigo. Actualmente, la única cosa sobre la que pensaba era si podría sobrevivir a esta ordalía, así que intentó preguntando: “Ahora mismo…. ¿Qué estás planeando hacerme?”

“¿Qué estoy planeando?” Li Muhua rio en voz alta, como si hubiera oído la pregunta más divertida del mundo: “¿Qué piensas? Obviamente estoy planeando hacer lo que estabas planeando hacerme.”

“Tú… ¿¡Quieres matarme!?” Li Mucheng estaba asustado al punto de arrastrarse hacia atrás mientras temblaba por todas partes.

Li Muhua lo miró con desdén: “Qué cobarde, una persona que no se atreve a perder no es apta para jugar conmigo. Puedo decirte esto con absoluta certeza, tú debes morir. Una vez que hayas muerto, puedo poner todo esto sobre la Familia Xu. Una vez que esté hecho, Yu Lei y Changlin incondicionalmente se pondrían de nuestro lado y se volverían hostiles con la Familia Xu de Zhonghai, y nuestra alianza estaría firme. Por lo tanto, mi querido hermano mayor, no estoy aquí para traer dinero… Yo, estoy aquí para ofrecerte mis últimos respetos…”

Li Mucheng sintió escalofríos e intención asesina de la mirada de Li Muhua, él sintió que su vida colgaba en un hilo. ¡Sus instintos lo llevaron a rugir, levantarse, y huir en la dirección opuesta!

Li Muhua relajado caminó hacia el lado de Li Ming, y estiró una mano hacia él. El último con franqueza le entregó la pistola.

“Mejor no seas un ser humano en tu próxima vida, eres más adecuado para ser un cerdo estúpido…”

Li Muhua levantó su mano, apuntó a la espalda de esa figura huyendo en pánico y jaló el gatillo….

*¡¡¡Bang!!!*

Chispas salieron de la boca del arma, la bala salió disparada dibujando una línea.

La solitaria figura huyendo de Li Mucheng tuvo una franja de sangre saliendo disparada, él cayó en el piso de cemento, levantando el polvo….

*¡Clang! Cling Clang…*

De pronto, un tubo de acerco cayó desde el segundo piso del almacén, y cayó sobre la superficie del primer piso. Conforme rodaba, creaba sonidos de colisiones sobre el metal.
“¿¡Quién está allí!?”

Li Muhua, Li Meng y los tres guardaespaldas simultáneamente notaron que había alguien más presente, y ¡miraron hacia desde donde el tubo de acero había caído!

En el estrecho corredor del segundo piso, Yang Chen sujetó a Mo Qianni quien estaba temblando debido al temor, e impotentemente suspiró.

Todo lo que había sucedido antes fue visto por ellos dos, y la escena de Li Muhua jalando el gatillo fue la primera vez que Mo Qianni había visto a alguien siendo asesinado. Ya que había estado demasiado asustada, ella accidentalmente pateó un tubo de acero de desecho, exponiendo la ubicación de los dos.

“Erm, Li Junior, no estés nervioso, somos nosotros.” Yang Chen saludó a Li Muhua. Mientras agarraba la mano de Mo Qianni, él bajó las escaleras.

Sin importar cuán fuerte Mo Qianni parecía, ella era todavía una mujer. Al presenciar la escena de estos hermanos secretamente haciendo complots el uno contra el otro y tal sangrienta escena había hecho que su cerebro deje de pensar momentáneamente. Ella dejó que Yang Chen la jale para bajar las escaleras con él.

Li Muhua entrecerró sus ojos con una mirada complicada.

“Sr. Yang, Señorita Mo, ¿podrían los dos de ustedes por favor explicar por qué están aquí?” Li Muhua no entró en pánico, aunque inicialmente estaba nervioso, de inmediato se calmó.

Yang Chen naturalmente cubrió parcialmente a Mo Qianni atrás de él conforme caminaba, cuando estaba cerca de diez metros lejos de Li Muhua y los demás, él se detuvo. Luego, él amablemente sonrió y dijo: “Sólo estábamos preocupados por tu seguridad. Eres un buen sujeto, nos llevaste a comer y jugar, no puedo posiblemente esperar y ver como eres asesinado por una mala persona, ¿verdad? Así que te seguí aquí.”

Li Meng quien estaba detrás de Li Muhua se burló y dijo: “¡Joven Amo, estos dos sin duda han visto todo y no deben ser dejados irse con vida!”

Li Muhua frunció el ceño, su mirada poco a poco se tornó fría: “Sr. Yang, debo agradecerle por sus amables intenciones, no obstante, usted parece ya haber visto lo que no debe.”

“Esto…” Yang Chen frotó su nariz, y dijo en un modo avergonzado: “¿Qué tal si negociamos? Yo de verdad no quiero arruinar la relación entre nosotros, después de todo todavía necesitamos colaborar. Además, esto es sólo el problema de tu familia, no nos meteremos con tus asuntos internos. Qué tal si la Señorita Mo y yo pretendemos que no vimos una cosa, mientras ustedes sólo siguen los planes que hicieron si no aparecíamos. Has lo que deberías hacer, y podemos todavía reír y tener diversión  en todas partes, ¿qué piensas?”

“Jaja.” Li Muhua rio: “Sr. Yang es realmente un humorista. Si lo ha visto, entonces lo ha visto, ¿cómo puede pretender que nada sucedió? En este mundo, los únicos que pueden guardar un secreto… Son los muertos.”

Escuchando a Li Muhua decir claramente que iba a matarlos, Mo Qianni quien había estado ocultándose detrás de Yang Chen no reaccionó con temor, ella en cambio tuvo el orgullo en su corazón encendido. Con un rostro enrojecido, ella se puso de pie al lado y dejó caer maldiciones: “¡Li Muhua! ¡Estás loco! ¡Un hipócrita que mató a su propio hermano! ¡Tú ni siquiera tienes las agallas para admitirlo! ¡Tú, no tendrás un buen final!”

También te puede gustar...

0 comentarios