CD Libro 20 Capítulo 16

17:33

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo
Libro 20, El Acertijo de la Corona - Capítulo 16, Una Tribulación
Linley secretamente celebró.
Afortunadamente, había sospechado que Molde había conspirado contra él, y que este plan no debería ser simple. Por lo tanto, desde el principio, él había insistido firmemente en hacer un ‘Juramento Overgod’. Y, de hecho, no hubo problemas con el juramento de Linley a los Overgods; A pesar que tenía las nueve perlas espirituales, antes de esto, verdaderamente no sabía absolutamente nada sobre los talismanes Overgod.
Pero el Soberano de Viento no se dio cuenta de esto.
Esto fue debido a que, de acuerdo con esa hoja de papel, Linley había adquirido ambos las nueve perlas espirituales y el decreto Overgod. Como Teresia, Soberano de Viento, lo vio, si la información era cierta, entonces Linley debería saber qué son los talismanes Overgod. Pero si la noticia era falsa, entonces Linley no lo sabría.
De lo que se veía, Linley realmente no lo sabía. ¡Eso significaba que las noticias deberían ser falsas!
¡Esta lógica parecía perfecta!
En realidad, lo que el Soberano de Viento no se dio cuenta fue que Molde fue víctima de su propia astucia. ¡Las noticias en esa hoja de papel contenían ambas verdades y falsedades! Las acciones de Molde tenían la intención de hacer que, incluso si Linley entregaba las perlas espirituales, aún sería perseguido por los Soberanos. Como Linley no podría entregar el decreto Overgod, entonces el Soberano probablemente mataría a Linley para ‘tomar el decreto’.
La información era en parte verdadera y en parte falsa, a fin de causar la muerte de Linley.
De lo que no se dio cuenta fue que, precisamente debido a que la información era en parte verdadera y en parte falsa, Linley realmente logró esquivar esta tribulación. ¡Realmente fue un caso en el que uno fue víctima de su propia astucia!
“Parece que esta información es probablemente falsa.” El Soberano de cabello plateado, Teresia, dijo con calma.
“Solo tú estarías tan aburrido de creer en ello.” El Soberano Risco Sangriento rio disimuladamente.
Linley finalmente dejó escapar un suspiro mental de alivio.
Pero entonces, las esquinas de los ojos estrechos de Teresia una vez más giraron hacia Linley y el anillo interespacial en su dedo. Riendo tranquilamente, dijo, “Sin embargo, Linley, dada la confianza que tienes en tu inocencia... Bien, entonces. Entrega tu anillo interespacial y déjame ver a través de ello. Si no hay nada dentro, entonces esta noticia es claramente falsa... Ah, y también saca todos tus clones divinos. Déjame inspeccionar todos tus anillos interespaciales.”
El corazón de Linley se sacudió.
¿Inspeccionar sus anillos interespaciales? Linley sabía muy bien que esas nueve perlas estaban dentro de su anillo interespacial.
“Si entrego esas nueve perlas espirituales, él estará absolutamente seguro de que la información que obtuvo es real, y definitivamente tratará de obligarme a entregar el decreto Overgod. No seré capaz de entregarlo, y este Soberano probablemente me matará despiadadamente.” Linley lo entendió. Por ahora, a pesar de que tenía las nueve perlas espirituales, definitivamente no podía entregarlas.
Además, los talismanes Overgod... Uno podría decir solo del nombre que estas cosas seguramente atraerían la atención de muchos Soberanos.
Si admitiera tener las perlas espirituales, incluso si este Soberano de Viento no lo matara, muy probablemente uno de los otros Soberanos lo haría. Nunca más podría vivir una vida pacífica.
“Soberano.” Linley tenía una expresión de enojo y humillación en su rostro. “¡Yo, Linley, he entrenado durante muchos años y finalmente me he convertido en un Paragon! Usted es un Soberano, sí, pero incluso los mortales comunes pueden enfadarse... ¡Mucho menos yo, Linley! Frente a sus preguntas seguidas, Soberano, yo, Linley, le proporcioné respuestas seguidas. Incluso hice un juramento por el Overgod del Destino. ¿Qué más quiere?”
El Soberano de Viento estaba aturdido.
Linley estaba de pie en el aire. Miró fijamente al Soberano de Viento, sin encogerse en lo más mínimo. En cambio, comenzó a reír. “¿Quiere que haga salir a mis clones divinos? ¡Bien!” Con un pensamiento, Linley se transformó en cinco personas diferentes mientras sus otros cuatro clones divinos surgieron.”
“¡Cuatro clones divinos!” El Soberano de Viento, Teresia, estaba conmocionado.
En términos generales, la mayoría de las Deidades entrenaban en un tipo de Ley, con algunas entrenando en dos. Había muy pocos que entrenaban en tres tipos de Leyes, pero Linley entrenaba en cuatro. Esto era realmente asombroso.
“Eres bastante sabio.” Dijo Teresia sin emoción.
Linley y Teresia se miraron fijamente. Linley no mostró ningún indicio de sumisión o humildad a medida que dijo con calma: “¡Soberano, mis cinco clones tienen, en total, cinco anillos interespaciales! Pero yo, Linley, siento que ya he demostrado suficiente sinceridad. Incluso he jurado por los Overgods, ¿y aun así quiere investigar mis anillos interespaciales? Bien entonces. Investíguelos. Los cinco anillos interespaciales están todos ahí. Sin embargo, perdóneme por no quitar las ataduras de sangre de ellos. Yo, Linley, soy un Dios Altivo Paragon, no su esclavo. Si quiere investigar mis anillos interespaciales... ¡Entonces adelante y máteme!”
Linley miró fijamente a Teresia.
Las intenciones de Linley eran claras...
¡Eres poderoso! ¡Eres un Soberano! Pero no soy algo con lo que puedas jugar como quieras. ¡Si realmente quieres ser desvergonzado, bien, entonces. ¡Ven y mátame!
El Soberano de Viento, Teresia, miraba a Linley, perplejo, como una víbora mirando a su presa.
A los Soberanos también les importaba la cara. Los Dios Altivo Paragons eran ‘Emperadores’ entre las Deidades. Ellos también se preocupaban por la cara. Dado que Teresia no estaba completamente seguro de la situación, que tratara a Linley de esta manera, forzándolo a hacer un juramento y luego insistir en revisar todos sus anillos interespaciales, de hecho era bastante excesivo.
Probablemente es que un Paragon que incluso tenía un poco de mal genio prefería morir antes que sufrir este tipo de humillación.
“¡Teresia!” El rostro del Soberano Risco Sangriento se hundió al ver esto suceder. Dijo enojado, “Linley ya ha hecho un juramento por los Overgods. Además, la información que recibiste vino en un papel ordinario, en lugar de en un decreto Overgod. ¿Intentas buscar a través de los cinco anillos interespaciales? ¡Una vez que se corra la voz, hmph!”
El Soberano de Viento, Teresia, comenzó a preocuparse. “A pesar que Linley dijo que me dejará buscar, se refería a que yo lo matara y luego busque. Él claramente está forzando mi mano. No sería un problema si encontrara esas nueve perlas espirituales; Probaría que estoy en lo correcto. Pero si lo mato y no las encuentro... ¡Lo habría acusado injustamente! Una vez que esta noticia se extienda, realmente perdería cara.”
Teresia estaba dudando.
“Soberano, si quiere investigar, por favor hágalo. Yo, Linley, tengo algo que atender. No puedo acompañarlo más.” Dijo Linley solemnemente. “En cuanto a ese ‘Molde’ que mencionaron, Soberanos, ¡no hace mucho tiempo, maté a su clon divino más poderoso! Claramente se le ocurrió esta información para injustamente acusarme. Si no planea investigar más, Soberano, entonces iré a buscar a Molde. Hmph, no ‘jale la hierba por las raíces’ y exterminé todos sus clones; No esperaba que él me repagaría al hacer esto.”
Teresia frunció el ceño.
Cierto. En el palacio del Soberano Risco Sangriento, supo que Linley había matado al clon divino más poderoso de Molde.
El Soberano Risco Sangriento envió en secreto, “Teresia, debes prestar más atención a tu estatus. ¡Eres un Soberano! Dado lo sucedido, ¿vas a seguir insistiendo en investigar?”
“Boson, ¿vas a detenerme? De lo que veo, parece que estás del lado de Linley.” Teresia envió en respuesta.
“No soy el que te detiene. Déjame decirte algo. El Soberano Capullo Rojo, ella me pidió que cuidara bien a Linley.” El Soberano Risco Sangriento envió de regreso. “Además, basado en lo que sé, Linley estaba en el Campo de Batalla Planar no hace mucho tiempo y acaba de regresar. ¿De dónde habría adquirido un talismán Overgod? Esta información es claramente falsa. Incluso si existe un talismán Overgod, Linley no es necesariamente el que lo porta. ¡Y digamos que realmente hay uno, y Linley realmente es el que lo está llevando! ¿Qué? ¿Quieres probar y luchar por el talismán Overgod?”
“¿Qué? ¿Por qué no puedo?” Le devolvió Teresia.
“Sé que eres un Paragon en tus Leyes. Pero eres simplemente un Soberano Menor. Después, cuando llegue la tormenta... Deberías saber que en cada una de las últimas seis misiones, fue un Jefe Soberano quien tuvo éxito. En el transcurso de la misión Overgod, los Soberanos cayeron. ¿De verdad quieres involucrarte?
Teresia vaciló.
“Además, esta noticia es completamente falsa.” El Soberano Risco Sangriento envió. “Si fuera cierta, ¿cómo podría ser que no había indicios de esto antes de esto? ¿Cómo podría haber tal coincidencia, que casualmente fuimos los primeros en saberlo? ¿Cómo podría haber tal coincidencia, que las noticias fueron enviadas por Molde? ¿Quién casualmente solo pasó a haber uno de sus clones a menos de Linley? Y Linley... Él es un Paragon, ¿pero prefiere morir antes que entregarlo? ¿De verdad crees que esto es posible? ¡Los talismanes Overgod son inútiles para él!”
Teresia estaba convencido.
“¿Linley tiene una relación con el Soberano Capullo Rojo?” Le devolvió Teresia.
Teresia era solo un Soberano Menor, mientras que el Soberano Capullo Rojo era un Soberano Intermedio. Más importante aún, el Soberano Capullo Rojo nació de las Montañas Amatistas y era la primera Bestia Divina Amatista. Ella era incontables veces más poderosa que Reisgem. Incluso Teresia temía un tanto al Soberano Capullo Rojo.
“Por supuesto que sí. Puedes preguntar alrededor. Linley se especializa en usar su Espacio Amatista. La técnica Espacio Amatista es la técnica suprema del Soberano Capullo Rojo.” El Soberano Risco Sangriento envió de vuelta.
El Soberano Risco Sangriento estaba justo allí. No había forma de que a Teresia se le permitiera actuar contra Linley.
¡Además, la preponderancia de la evidencia y los hechos disponibles indicaban que la noticia era falsa!
Él, Teresia, tenía el estatus exaltado de Soberano. No podría avergonzarse así.
Teresia barrió a Linley con su mirada hendida, y luego dijo con calma: “Ya que has hecho un juramento, naturalmente te creo.” Barrió su mirada más allá de los anillos interespaciales que pertenecían a los cinco clones de Linley, y luego, con un parpadeo, de repente desapareció del campo de visión de Linley, sus movimientos fueron mucho más rápidos de lo que un experto Paragon, como Linley, era capaz de hacer.
“¿Es esta la velocidad de un Soberano? No es de extrañar que se diga que un Paragon al enfrentar a un Soberano no es capaz de defenderse en absoluto.” Linley se sintió secretamente asombrado.
“Gracias, Soberano.” Linley se inclinó ante el Soberano Risco Sangriento frente a él, mostrando su gratitud.
“Je je...” El Soberano Risco Sangriento soltó una risa tranquila. “Linley, tu clan de las Cuatro Bestias Divinas reside dentro de mi Continente Risco Sangriento, y Beirut es mi Emisario. La relación entre tú y Beirut no es superficial. Y, tienes razón en este asunto. Por supuesto que debería protegerte. Si tienes algo de tiempo en el futuro, puedes visitar mi Isla Risco Sangriento. La Isla Risco Sangriento está en las Montañas Enlace de Nube.”
“Sí, Soberano.” Dijo Linley con gratitud.
“¿Estás planeando ir a matar a Molde?” Dijo el Soberano Risco Sangriento.
“Sí.” Linley asintió. “Este Molde intentó armar un complot contra mí. ¿Cómo puedo perdonarlo?”
Fue Molde quien había adquirido un talismán Overgod. Molde no había anunciado públicamente que lo había adquirido, y ahora, estaba tratando de usarlo para armar un complot contra Linley, e incluso mencionó algún ‘decreto Overgod’. Él fue bastante insidioso.
“No hay necesidad. Puedes dirigirte directamente a las Montañas Rito del Cielo.” Dijo el Soberano Risco Sangriento.
Linley estaba aturdido.
¿Qué? ¿El Soberano iba a detenerlo?
Según la comprensión de Linley, los Soberanos generalmente no interferirían en las batallas entre Deidades. En el transcurso de innumerables años, un número bastante grande de Emisarios de Soberano había perecido.
“Dado su nivel actual de fuerza, Molde ya no está calificado para ser mi Emisario.” El Soberano Risco Sangriento rio con calma. “Más importante aún, ahora parece que Molde me mintió y me engañó. ¡Hmph!” El rostro del Soberano Risco Sangriento se hundió. Engañar a un Soberano... ¡Eso era castigado con la muerte!
Dentro de Ciudad Lucliffe, cerca de las Montañas Montaña del Cielo. En un patio aislado.
“Todo ha sido preparado. Todo lo que necesito hacer es esperar las noticias de la muerte de Linley. Molde estaba sentado en el jardín, bastante ansioso.
A pesar que se sentía 90% seguro de que Linley moriría, todavía estaba preocupado. Preocupado debido a que de alguna manera Linley tendría la suerte de sobrevivir a esta tribulación, y luego vengarse. Por lo tanto, ya no se atrevió a regresar a su residencia, en cambio vino a esta ciudad. ¡Matar estaba prohibido dentro de los límites de una ciudad! ¡Esta era la regla que los Soberanos habían establecido! Incluso los Paragons no se atreverían a violarla.
Repentinamente…
Un aura terroríficamente poderosa apareció de repente en el jardín, y luego una oscura energía negra como la tinta comenzó a juntarse, formando un hombre de cabello plateado.
“Soberano.” Molde, al ver esto, se aterrorizó e instantáneamente se arrodilló.
Este fue un cuerpo formado de energía en la forma del Soberano Risco Sangriento. El cuerpo del Soberano Risco Sangriento estaba a diez millones de kilómetros de distancia, pero a través de sentido divino, todavía era capaz de formar un clon de energía. Los clones de energía de un Soberano eran más que suficientes para matar a la gran mayoría de Dioses Altivos. Pero por supuesto... No era suficiente para matar a un Dios Altivo Paragon.
Esta era la razón por la cual el Soberano de Viento, Teresia, tuvo que hacer que su verdadero cuerpo se apresurara a la ubicación de Linley.
“Te atreviste a engañarme.” El Soberano Risco Sangriento le dio a Molde una mirada tranquila.
“¡Swish!” Una flecha oscura, roja e ilusoria salió disparada de la frente del clon de energía.
“No, yo...” Molde, al ver la situación, quiso decir algo, pero la flecha roja oscura se disparó dentro de su cuerpo, y luego sus ojos se oscurecieron. Cayó, nunca para levantarse otra vez.
“¡Clang!” El artefacto Soberano, esa armadura, cayó.
El clon de energía recogió la armadura Soberana, luego se transformó en un rayo de luz, dejando la ciudad.
Sí, estaba prohibido luchar en las ciudades.
¡Pero esa fue una regla hecha por los Soberano! A los Soberanos no se les impedía matar gente.
Una forma de vida metálica negra con forma de espada volaba a alta velocidad dentro de la Prefectura Índigo.
“Jefe, justo ahora, estaba preocupado hasta la muerte.” Bebe comenzó a reír. “Cierto, jefe, ¿para qué te quería el Soberano?”
Linley, al oír esto, no pudo evitar pensar en esas nueve perlas espirituales.
No había un Soberano cerca ahora mismo. Con un pensamiento, Linley envió su sentido divino al anillo interespacial, en busca de esas nueve perlas espirituales.
Dentro de esa región sin vida.
Una tenue aura verde rodeaba la corona, adornada con nueve perlas espirituales.

“Esto... Esto... Las nueve perlas espirituales... ¿Esa corona de pobre condición...?” Linley estaba completamente estupefacto.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios