CD Libro 20 Capítulo 20

19:00

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo
Libro 20, El Acertijo de la Corona - Capítulo 20, ¡Después de un Milenio, un Cambio Asombroso!
Hace muchos años, el Soberano Risco Sangriento había ejecutado a Molde en Ciudad Lucliffe, dentro de la Prefectura Montaña del Cielo.
Esa perturbación había atraído naturalmente la atención del gobernador de Ciudad Lucliffe, así como de muchos Dioses Altivos. Pero el Soberano Risco Sangriento solo había ordenado al gobernador de la ciudad que no prestara atención al asunto. Además, el Soberano Risco Sangriento había desintegrado por completo el cuerpo de Molde. Dado que el Soberano había emitido una orden... Naturalmente, nadie en Ciudad Lucliffe se atrevió a involucrarse más en este asunto.
Y entonces, este asunto llegó a su fin.
Molde había tenido miedo de que Linley lo persiguiera y lo matara, por lo que se había escabullido en privado y se había escondido dentro de Ciudad Lucliffe. Él había rentado una residencia ahí. Incluso después de su muerte, los soldados de la Prefectura Montaña del Cielo todavía creían que él todavía estaba perfectamente bien y vivo.
Prefectura Montaña del Cielo. La antigua propiedad de Molde. Muchos soldados estaban estacionados aquí.
El Sol de Sangre colgaba alto en el cielo. De repente, un rayo destelló a través de los cielos, luego se detuvo en el aire sobre la casa del Lord Prefecto, transformándose en una figura humana. Esta persona estaba de pie en el aire, con la cintura recta. A pesar que era un poco delgado, un aura dominante flotaba desde él. Su cabeza estaba cubierta con un largo cabello negro que casualmente ondulaba con la brisa, cayendo hasta su cintura.
En su espalda había una sola cuchilla de guerra.
Esta persona era el experto que Linley había conocido en el Mar Niebla Estelar - Lomio. En el pasado, Lomio había tenido el poder aterrador de un experto cercano al nivel de Asura.
“Esta es la residencia del Lord Prefecto. Date prisa y parte.” Un gran número de soldados de prefectura voló hacia ahí, con el líder gritando enojado hacia Lomio.
Lomio extendió activamente su aura, permaneciendo en el aire sobre la residencia del Lord Prefecto. Claramente estaba actuando de una manera provocativa.
Lomio barrió a la gente debajo de él con su mirada y luego dijo con calma: “Desde hoy en adelante, ¡yo, Lomio Bornesen, soy el Lord Prefecto de la Prefectura Montaña del Cielo!” Su voz retumbó como un trueno, reverberando en los cielos. Los cientos de miles de soldados estacionados cerca, así como algunas tribus ubicadas más lejos, todos escucharon sus palabras claramente.
“¡Insolente!” Un anciano demacrado vestido en una túnica negra ladró con ira. “El Lord Prefecto de nuestra Prefectura Montaña del Cielo es Lord Molde. Si deseas ser el Lord Prefecto, entonces debes seguir las reglas. Primero conviértete en un Demonio de Siete Estrellas, luego emite el desafío.”
Los soldados de la prefectura abajo también estaban enojados.
¿Podría una persona convertirse en Lord Prefecto solo debido a que dijo que lo era? ¿Simplemente aparecer por encima de la residencia del Lord Prefecto y declararse el Lord Prefecto? Esto era completamente ridículo.
“Rumble…”
Una oleada espesa, negra y aterradora de energía descendió de los cielos, causando asombro en los soldados de la prefectura abajo. Uno de los soldados en particular, ese anciano demacrado vestido con una túnica negra, miró fijamente con una expresión diferente. “Tanto poder de Soberano...”
Y luego, el poder de Soberano que llenó los cielos se fusionó en un enorme rostro que tenía decenas de metros de altura.
“Whooosh...”
La aterradora presencia de un Soberano.
“Soberano.” Todos los soldados de la prefectura aterrizaron en el suelo, arrodillándose y temblando.
“Soberano.” Lomio aterrizó en el suelo y se arrodilló también.
“El Lord Prefecto anterior de la Prefectura Montaña del Cielo, Molde, cometió una ofensa capital y ha sido ejecutado. Desde hoy en adelante, el Lord Prefecto de la Prefectura Montaña del Cielo será este ‘Lomio’ que se encuentra frente a ustedes.” Una voz similar a un trueno que resonó en los oídos y la mente de todos. El aura y la presencia del Soberano presionaron a los aterrorizados soldados de la prefectura, y ninguno de ellos se atrevió a levantar su cabeza.
Y luego, ese rostro gigante, de decenas de metros de alto, de repente desapareció. El mundo una vez más volvió a la normalidad.
Solo ahora los soldados de la prefectura se atrevieron a levantar sus cabezas. Al ver que el Soberano se había ido, se pusieron de pie.
“Presentamos nuestros respetos, Lord Prefecto.” Los más ágiles de ellos se arrodillaron rápidamente, presentando sus respetos a Lomio.
“¡Presentamos nuestros respetos, Lord Prefecto!” Instantáneamente, los cientos de miles de otros soldados también se arrodillaron y gritaron al unísono.
La mirada fría y afilada de Lomio los barrió a todos, pero una sonrisa se dibujó en su rostro. Después de tantos años de esmerado entrenamiento, finalmente se convirtió en Lord Prefecto. Ahora era uno de los 108 Asuras del Reino Infernal.
Sin embargo, Lomio había sido asignado a este puesto por el Soberano. No lo había adquirido a través de la forma habitual de derrotar al anterior prefecto, luego asumir el puesto. Por lo tanto... Naturalmente, muchas personas no estaban convencidas del poder de Lomio. Uno podría imaginar cómo, en el futuro, algunos Demonios de Siete Estrellas lo desafiarían.
“Vengan entonces. Mientras más, mejor.” Los ojos de Lomio estaban brillando.
El Reino Infernal. El Continente Karol. Una forma de vida metálica negra en forma de dragón estaba volando a través del cielo.
“¡El Lord Prefecto en realidad murió! ¿Eso no hizo que nuestro viaje fuera inútil?” Dentro de la forma de vida metálica, había quince Dioses Altivos reunidos.
Los que habían ido a enviar la información al Mar Niebla Estelar habían hecho el viaje en un período bastante corto de tiempo, pero ni un solo grupo de soldados Dios Altivo que habían sido enviados al Continente Karol había llegado todavía. En realidad, de los cien Dioses Altivos, durante el siglo pasado, solo cuarenta o más habían entregado la noticia con éxito. Los otros, especialmente los asignados a lugares más distantes, naturalmente no pudieron llegar a tiempo.
Solo después de que Lomio había llegado y luego liberó a los cien clones divinos de los que fueron tomados como rehenes dentro de la mansión de la prefectura, estos soldados se dieron cuenta de que Molde estaba muerto.
“Molde está muerto. No hay recompensa para nosotros, incluso si entregamos el mensaje. Hermanos, vámonos. Es tiempo de ir a casa.”
“Viajamos durante un siglo, pero fue en vano.”
Estos soldados claramente parecían bastante descontentos.
“Oigan, ¿qué tal si vendemos esta noticia? Esta información aún es bastante importante. Si la vendemos a los agentes de inteligencia de los Castillos Demonio, aún recibiremos un alto precio por ello. Molde está muerto de todos modos. No puede matarnos por filtrar esta información.”
“Cierto. Esta noticia es definitivamente valiosa.”
“Esta noticia incluso menciona a Lord Linley. Como lo veo, Molde intentó dañar a Lord Linley.” Estos soldados no creían que esta noticia fuera real.
Pronto, aquellos soldados que habían hecho un viaje por nada y que nunca recibirían la recompensa prometida por Molde llegaron a una decisión. Venderían esta asombrosa información a los Castillos Demonio. Los Castillos Demonio tenían muchos departamentos diferentes; Escolta, asesinato, búsqueda de tesoros... Y, por supuesto, también compraban informes e información de inteligencia.
Después de que los Castillos Demonio compraron esta información, los soldados que ya no temían las represalias de Molde también informaron a los Castillos Demonio que fue Molde quien les había ordenado que transmitieran esta noticia a los diversos Lords Prefectos y Emisarios de Soberano.
Después de adquirir esta información, los Castillos Demonio naturalmente la venderían a un alto precio a los expertos interesados. Naturalmente, esta noticia se dio a conocer rápidamente a los otros expertos del Reino Infernal.
La gran mayoría de los expertos creía que Molde estaba tratando de dañar a Linley.
Pero hubo algunos que lo creyeron, y entonces llenaron las tierras en busca de los tres talismanes, para poder ofrecerlos a los Soberanos y así ser recompensados.
Por supuesto, esta noticia también rápidamente llegó a oídos de los Soberanos. Pero después de la conferencia anterior, los Soberanos ya no le prestaron mucha atención a esto. Y, sin embargo, al mismo tiempo... Los Soberano estaban bastante irritados. ¿Cómo podría difundirse este tipo de información por todos lados de esa manera? Los Soberanos dieron instantáneamente la orden para que los Castillos Demonio ya no vendan esta información.
Y aún…
Como esta información ya se había publicitado, el pedido de los Soberano llegó demasiado tarde para hacer algún bien.
Esto no tuvo ningún impacto en Linley. La vida de Linley seguía siendo tan tranquila y pacífica como siempre. Sin embargo, los muchos descendientes que Linley había traído del Plano Yulan, después de haber pasado siglos en el Reino Infernal, comenzaban a inquietarse.
El Reino Infernal tenía demasiados expertos.
La mayoría de los descendientes del clan Baruch eran meramente Santos. Después del Bautismo Ancestral, se convirtieron en Semidioses. En el Reino Infernal, lo único que podían hacer era ser maltratados.
Confiando en el poder del clan de las Cuatro Bestias Divinas, los descendientes del clan Baruch del continente Yulan pudieron pasear por algunas de las ciudades del Reino Infernal. Sin embargo, encontraron que la vida era aburrida, y muchos aún decidieron regresar al continente Yulan. Linley no los detuvo, y al confiar en la insignia del Soberano, pudo enviar a un grupo de ellos de regreso.
En un abrir y cerrar de ojos, habían pasado mil años desde que Mosi le había entregado esa información.
Mil años, para las Deidades, no era mucho.
Durante estos mil años, Linley había avanzado bastante en sus cuatro Leyes. Se las había arreglado para comenzar a fusionar el Pulso Palpitante del Mundo y los profundos misterios del ‘Ataque Dimensional’ de las Leyes del Viento. De hecho, estaba a medio camino de fusionarlos. También había comenzado a fusionar el misterio del ‘Ataque Dimensional’ y el misterio de la ‘Suavidad Circular’ del Agua. Solo que todavía tenía que dominar completamente cualquiera de estas dos fusiones.
En cuanto al fuego...
Su velocidad de entrenamiento en el fuego era realmente lenta, y cuanto más entrenaba, más lento se volvía. Había pasado mil años después de dominar los primeros cinco profundos misterios de las Leyes del Fuego, y había pasado todo ese tiempo entrenando en los Profundos Misterios de la Explosión, y aun así no lo había dominado.
Las Montañas Rito del Cielo. La residencia de Linley.
Debajo de un grueso y retorcido sauce que estaba dentro de un patio. Este sauce verde había estado viviendo por más de ochocientos años, y sus innumerables ramas caían y danzaban, pareciendo muy hermosas.
“Yale, a pesar que te convertiste en una Deidad al fusionarte con una chispa divina, no te rindas. Quizás alguien que se fusionó con una chispa divina también tiene la oportunidad de fusionar profundos misterios. Mírame. No tengo ninguna confianza en mi capacidad para fusionar profundos misterios, y aún... Yo, Bebe, todavía terminé fusionando dos de ellos, ¿cierto? Jaja.” La fuerte risa de Bebe se escuchaba desde debajo del sauce.
Debajo del sauce, había una mesa de madera negra, con tres personas a su alrededor. Estos tres eran Bebe, Yale y Wharton.
“No tengo esperanzas tan extravagantes.” Yale rio. “Mírame. Soy un Dios Altivo ahora. A pesar que alcancé este nivel mediante la fusión con chispas divinas, la diferencia entre dónde estoy ahora y dónde estaba en el Instituto Ernst es tan grande como la diferencia entre los cielos y la tierra. Además, ya he reformado el Conglomerado Dawson, y tenemos una gran cantidad de descendientes. Estoy satisfecho. Jaja, lo único que me queda ahora es disfrutar la vida. Ocasionalmente iré a algunos planos materiales y experimentaré algunas aventuras simples. Solo soy un Dios Altivo que se fusionó con chispas divinas, pero en los planos materiales, no tengo nada que temer. E... Incluso tengo el ‘Poder de Soberano’ que me dio tercer hermano.”
Después de convertirse en una Deidad, había regresado al continente Yulan y había vivido ahí durante más de dos siglos.
Durante el curso de esos dos siglos, Yale engendró diecinueve hijos e hijas. Al confiar en el poder del Imperio Baruch, sin esfuerzo reconstruyó el Conglomerado Dawson. Sus diecinueve hijos e hija habían continuado su trabajo, y el Conglomerado Dawson una vez más floreció. Y luego, aburrido, Yale había llevado consigo a su tercera esposa y había regresado al Reino Infernal.
Pero, por supuesto, esa vez, Yale había sido muy desafortunado; Mientras sostenía el medallón de Soberano, tuvo que ir del continente Yulan al Reino Infernal, y luego de regreso, ocho veces seguidas antes de llegar al Continente Risco Sangriento.[1]
La teletransportación era gratuita para los poseedores del medallón de Soberano, después de todo.
“Yale, Bebe... Me pregunto cuánto tiempo pasará antes de que yo también vaya a otros planos materiales para dar un paseo.” Wharton rio mientras meditaba para sí mismo.
Beirut le había dado a Linley un medallón de Soberano, pero no lo había recuperado. Como Linley no lo usó, dejó que Bebe y Wharton a menudo lo tomaran prestado.
“¿Por qué el apuro? La próxima vez, dejaremos que el jefe se nos una.” Dijo Bebe.
Justo cuando estaban charlando...
“Rumble...” Una oleada de poder, nacida de las Leyes naturales, descendió. La ubicación estaba en algún lugar dentro de la propiedad de Linley.
Bebe, Wharton y Yale se pusieron inmediatamente de pie.
“Eso viene del lugar donde tercer hermano está entrenando....” Dijo Yale apresuradamente.
“Jaja, el jefe hizo un gran avance. El clon divino de fuego del jefe finalmente ha alcanzado el dominio también.” Dijo Bebe en celebración.
Era exactamente como lo había dicho Bebe. El clon divino de fuego de Linley, de hecho, había hecho un gran avance.
La luz roja estaba bañando toda la habitación.
Linley de largo cabello castaño, estaba sentado en la posición de meditación, pero junto a él flotaba un Linley de cabello largo rojo fuego. Una piedra preciosa negra, cubierta con una ardiente luz roja, flotaba sobre la cabeza de este Linley. Era su chispa divina de fuego. Cantidades densas de esencias elementales de tipo fuego se arremolinaban alrededor de la chispa divina, llevando dentro de ellas las Leyes del mundo natural.
Momentos después…
“Finalmente. Éxito.” Linley, sentado en posición de meditación, abrió sus ojos. Su clon divino de fuego entró en su cuerpo.
“Mi clon divino de fuego realmente fue mucho más lento que los otros clones en entrenar. Afortunadamente, dado que mi clon divino de fuego fue capaz de compartir la energía de mis otras cuatro almas, también se transformó lentamente, haciendo mi velocidad de entrenamiento mucho más rápida. De lo contrario, probablemente no hubiera roto a través y dominado un sexto profundo misterio tan rápido.” Linley se puso de pie, con su rostro envuelto en sonrisas. “Al usar tres tipos de poder divino, mi fuerza es comparable a cuando uso poder de Soberano. Entonces, ¿con cuatro tipos...?”
Linley finalmente pudo comenzar a probar la sensación de usar cuatro tipos de poderes divinos fusionados.
Su corazón estaba lleno de ansiedad. Su rostro lleno de sonrisas, Linley fusionó su poder... Y al hacerlo, su rostro se congeló.
“Crackle...” Un extraño sonido resonó en el cuerpo de Linley, y todos los músculos de su cuerpo se tensaron.
Sus escamas dracónicas azur doradas emergieron de repente, y aparecieron pinchos en su frente y columna vertebral. Esa cola metálica similar aun látigo tembló y emergió también, y una energía terrorífica recorrió todo el cuerpo de Linley.
“Esto... Esto es completamente increíble.” Los ojos de Linley estaban llenos de asombro.

[1] Radak: Recordemos que cada Continente del Reino Infernal tiene una formación de teletransportación y desde un plano material se puede llegar a cualquiera de esa formaciones al azar.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios