ATG Capítulo 614

23:41

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 614 - La Sangre Clama por Sangre
Los que acompañaron al Duque Huai dentro del gran salón eran todos miembros del Palacio del Duque Huai, y aunque sólo había cien, si se contaban solamente los Soberanos, ya había veinte de ellos. Esta extravagante muestra de poder hizo que incluso las fuertes Familias Guardianas temblaran de miedo. En los últimos años, el poder que el Palacio del Duque Huai mostró no era suficiente para sorprender a nadie, pero sólo en los últimos meses todos se dieron cuenta de que el poder que el Palacio del Duque Huai había mostrado antes era sólo la punta del iceberg.
Por otra parte, en estos últimos meses, incluso más poderes y personas fuertes se habían inclinado mucho hacia el grupo del Palacio del Duque Huai, así que nadie podía realmente imaginar cuán grande era su poder hoy.
Después de la ascensión del Duque Huai a Emperador Huai, el Palacio del Duque Huai se había convertido naturalmente en el ‘Palacio del Emperador’, y el aura de cada miembro del Palacio del Duque Huai sufrió un cambio masivo. Hui Ran y Hui Ye también lo seguían; Sus miradas eran tan arrogantes como las de las águilas solitarias que se consideraban por encima de todas las demás. Debido a que sus actuales identidades eran un mundo aparte de lo que había sido antes. ¡A partir de hoy serían príncipes reales del Reino Demoníaco Ilusorio! ¡Todo el Reino Demoníaco Ilusorio estaría bajo la subordinación de su clan!
El Duque Huai se puso de pie frente al trono del Emperador, y bajo las miradas de las Familias Guardianes reunidas, Palacios de Duques, y héroes del reino, se sentó lentamente. Aunque ya había predicho que este día vendría hace un siglo, en este momento, cuando finalmente había ascendido a la sede del emperador, recibió la atención de todos los que estaban reunidos y presenciaron a los héroes del reino que se arrastraban a sus pies. Él podía decidir la vida y la muerte de todo el mundo reunido aquí y más allá de este gran salón, el destino de todo el Reino Demoníaco Ilusorio estaba firmemente a su alcance…. Así que no pudo evitar respirar un poco intensamente a medida que la sangre se apresuraba a través de todo su cuerpo.
El tiempo del clan del Emperador Demonio había llegado a su fin. ¡A partir de hoy, este Reino Demoníaco Ilusorio sería gobernado por el clan del Duque Huai!
A su lado, cuatro sirvientas lujosamente vestidas llevaban un conjunto de ropas doradas y una corona de oro conforme se acercaban tranquilamente, ocupando su lugar a sus lados. El maestro supremo de ceremonias de la Familia Real lentamente salió, levantando su cabeza en alto a medida que anunció en voz alta:
“El primer Emperador Demonio unificó a todos bajo el cielo y llevó al Reino Demoníaco Ilusorio a diez mil años de paz y prosperidad. Sin embargo, una calamidad descendió desde los cielos; El difunto Emperador Demonio falleció y el Pequeño Emperador Demonio y la Pequeña Emperatriz Demonio se encontraron con calamidad también. Así, la línea del Emperador Demonio quedará de ahora en adelante consignada a los cinco elementos, dejando atrás ninguna voluntad, no teniendo ningún sucesor para tomar el mando, causando gran dolor en todo el reino. Si los héroes del reino permanecen sin líder, entonces el caos seguirá. Pero afortunadamente, el Duque Huai tenía un corazón para las personas, mostrando un talento tan alto como el cielo y tan ancho como la tierra, poseyendo la habilidad de mover montañas y superar los océanos, pacificar el caos, aliviar los corazones de la gente, causando que el pánico que cubría el cielo se desvaneciera en el aire, convenciendo a la gente y tornando todos sus corazones hacia él. Él tiene la disposición de un gobernante, y es inigualable bajo el cielo. ¡Para que él sea el nuevo soberano, los cuatro mares se inclinan en reconocimiento!”
“Todos los duques trabajaron juntos como una lealtad de propósito y unidad, apoyando al nuevo soberano juntos; Gracias al apoyo y protección de todos los clanes, él recibió el mandato del cielo; Todos los oficiales pusieron su corazón y alma en ayudar al nuevo gobernante, apoyando el Reino Demoníaco Ilusorio….”
Boom….
El ruido del tambor oportuno y prolongado resonó fuera del salón; El maestro de ceremonias rompió bruscamente su discurso, y a medida que se inclinaba hacia un lado, su voz se elevó por varias octavas, “¡Ha llegado el momento! ¡De la coronación de nuestro nuevo soberano!”
Había llegado el momento de la coronación, que sería seguida por una ceremonia para honrar a los dioses y los cielos. Y después de este proceso, el Duque Huai se convertiría oficialmente en el nuevo gobernante del Reino Demoníaco Ilusorio.
El Duque Huai se puso en pie en una manera noble y extendió ambos brazos, capturando las vistas y los sonidos. Las sirvientas que estaban a su lado le quitaron las ropas bordadas que significaban su condición de duque, cubriendo sobre sus hombros las ropas reales de oro puro que estaban bordadas con las imágenes del sagrado y divino Cuervo Dorado, prendas que eran un símbolo del Emperador Demonio del Reino Demoníaco Ilusorio. Había llegado el momento de la coronación, que luego sería seguida por una ceremonia para honrar a los dioses y los cielos. Y después de este proceso, el Duque Huai se convertiría oficialmente en el nuevo gobernante del Reino Demoníaco Ilusorio.
Todas las personas reunidas en el Salón Demoníaco Imperial dejaron sus asientos y se arrodillaron. “¡Saludamos al Emperador Huai! ¡Puede el Emperador Huai vivir conforme los cielos y la tierra brillan tan brillantes como el sol y la luna!
Los que tuvieron el privilegio de estar presentes en el Salón Demoníaco Imperial fueron sin duda miembros del más alto escalón de la sociedad en el Reino Demoníaco Ilusorio. Mirarlos inclinando sus cabezas y prometiendo su lealtad era lo mismo que tener a todo el Reino Demoníaco Ilusorio a sus pies. ¡El Duque Huai, que había esperado este día durante cien años, levantó ligeramente su cabeza a medida que se emborrachaba por la sensación, disfrutando de su actual estatus de emperador! Conforme su mirada vagó tranquilamente, vio el único lugar que no era armonioso con el resto del gran salón…. En todo el Salón Demoníaco Imperial, sólo dos grupos de personas no se arrodillaron. Uno era la Familia Yun, y el otro era la Familia Mu.
“¡Cómo se atreven, Mu Feiyan y Yun Qinghong!” La reprimenda enojada del maestro de ceremonias sonó en este momento. “El nuevo Emperador está a punto de ser coronado, ¡¿qué están esperando?! ¡Arrodíllense!”
A pesar de que este maestro de ceremonias también pertenecía a la Familia Real Demoníaca Ilusoria, en circunstancias normales, aunque le dieran cien veces las agallas que tenía, todavía no se atrevería a levantar la voz contra Yun Qinghong o Mu Feiyan. Pero hoy, las circunstancias eran completamente diferentes de lo que había sido…. La Familia Yun y la Familia Mu siempre habían estado en los extremos con el Palacio del Duque Huai, y en los pocos meses después del entierro de la Pequeña Emperatriz Demonio, la Familia Yun y la Familia Mu habían ‘calumniado’ al Duque Huai afirmando que había asesinado a la Pequeña Emperatriz Demonio. Y hoy, incluso un tonto entendería que después de la ascensión del Duque Huai, él definitivamente no seguiría tolerando a las dos familias. Además, dado el poder actual del Duque Huai, cómo podría la Familia Yun y la Familia Mu esperar ser su oponente. Así que este maestro de ceremonias gritó con cien porciento de confianza. De hecho, él tenía mucho miedo de haber gritado muy suavemente y hubiera insatisfecho al Duque Huai con su débil aura.
La atmósfera se congeló rápidamente a medida que todos los ojos se dirigieron de inmediato hacia los asientos de la Familia Yun y la Familia Mu. La Familia Bajo el Cielo, la Familia Su y la Familia Yan se pusieron ansiosas conforme jadeaban secretamente en sus corazones.
“¡¡¿Por qué debo arrodillarme?!!” Yun Qinghong saltó de su asiento, y su voz fue como un trueno que explotó en los oídos de todo el mundo, causándoles gran susto. Y cómo un humilde maestro de ceremonias podía resistir el aura de Yun Qinghong mientras la dejaba explotar fuera de él. Todo su cuerpo tembló, y él involuntariamente dio un paso atrás. Sus labios temblaban incontrolablemente, pero ninguna palabra salió de su boca.
“¡Yun Qinghong!” Helian Kuang rugió en voz alta conforme señalaba a Yun Qinghong, su expresión llena de furia a medida que sus pupilas se llenaban de risa burlona y fría. “El nuevo Emperador está a punto de ser coronado, y aún tú has realizado tales acciones que claramente menosprecian a nuestro nuevo Emperador…. ¡¿Significa esto que quieres rebelarte?!”
“¿Rebelarme?” Yun Qinghong dio una risa fría. “¡Pensar que todavía tienes el descaro de decir algo semejante en este Salón Demoníaco Imperial, ante todos los héroes del reino! Rebelarse…. ¿Solo quién se está revelando?”
“¡Por supuesto, tú eres el que se está rebelando!” Jiufang Kui rugió conforme se levantó de su asiento y señaló acusatoriamente a Yun Qinghong. Después del entierro de la Pequeña Emperatriz Demonio y la ascensión del Duque Huai, sería el mundo del Emperador Huai de ahora en adelante. La Familia Yun había ganado inicialmente la ventaja en la Gran Ceremonia de la Pequeña Emperatriz Demonio hace cuatro meses, pero hoy no eran nada de lo que preocuparse, y de hecho, siempre habían estado ‘cortejando su propia destrucción’. Así que ahora mismo, era naturalmente el momento de patear a un hombre cuando estaba abajo, mientras que al mismo tiempo expresaba lealtad al Emperador Huai. “Yun Qinghong, como el Patriarca de la Familia Yun de las Familias Guardianas, ¡tu deber sagrado es proteger al Emperador Demoníaco Ilusorio! Pero el día en el que el nuevo Emperador está a punto de ascender al trono, en este gran salón, en realidad estás….”
“¡Cállate!” Antes de que Jiufang Kui pudiera terminar lo que estaba diciendo, fue interrumpido furiosamente por Yun Qinghong. “¡Yo, Yun Qinghong, aún no soy un traidor sinvergüenza como tú que pueda darme un sermón! Mi Familia Yun siguió al primer Emperador Demonio desde el principio y unificó al Reino Demoníaco Ilusorio junto con él. ¡Si el primer Emperador Demonio no existiera, entonces no habría ninguna Familia Yun que haya florecido durante diez mil años! Mi Familia Yun, desde el principio hasta el final, ha tratado la protección del clan del Emperador Demonio como nuestro deber, ¡y la hemos tratado como nuestra gloria también! ¡Y durante estos diez mil años, nunca hemos mostrado el menor momento de infidelidad! Hmph… ¡¿Qué es este Duque Huai?! ¡¿Qué calificaciones tiene para exigir la tutela leal de mi Familia Yun?! Todos ustedes son Familias Guardianas, y aún han elevado a este bandido que ha asesinado a la Pequeña Emperatriz Demonio al más alto asiento del poder…. ¡¡Ustedes simplemente han hecho que todos sus bendecidos antepasados en el más allá se llenen de la mayor vergüenza!!”
“¡Yun Qinghong! ¡¡Qué descaro tienes!!” El Duque Zhong saltó de su asiento, su rostro se retorció de dolor e indignación a medida que todo su cuerpo temblaba. “¡Después de que la Pequeña Emperatriz Demonio se encontró con la calamidad, has calumniado continuamente a nuestro nuevo emperador al clamar que él fue el que asesinó a la Pequeña Emperatriz Demonio! Pero la Pequeña Emperatriz Demonio claramente se había encontrado con infortunio en el Valle de Llamas y Rayos del Cuervo Dorado, y cuando el sello del Valle de Llamas y Rayos del Cuervo Dorado se abrió, el nuevo emperador se encontraba claramente en Ciudad Demoníaca Imperial. ¡Ese fue un hecho presenciado por innumerables personas! ¡Y toda la gente del reino sabe que una vez que uno entra en el Valle de Llamas y Rayos del Cuervo Dorado, definitivamente no hay método de salir excepto por sellar y cerrarlo una vez más! ¡Esta calumnia tuya se desacredita en sí misma, y es ridícula en extremo!”
“El nuevo Emperador ha sido extremadamente magnánimo; ¡Él ha decidido no entrar en una disputa contigo e incluso quería encubrir el asunto de cómo la calumnia desvergonzada de tu Familia Yun tomó raíz en Ciudad Demoníaca Imperial! ¡Y aún, tú, Yun Qinghong, no reconoces esta gran bondad que se te ha mostrado y sigues siendo recalcitrante y obstinado, sin saber lo que es bueno para ti! ¡Y durante esta sagrada y solemne Ceremonia de Ascensión Imperial Divina, no sólo lanzas abusos contra el nuevo Emperador, sino que te atreves a escupir una calumnia tan ridícula e increíble delante de todos los presentes! ¡Esto no es sólo el gran crimen de rebelarse contra tu gobernante, sino también es claro que no nos estás dando algún respeto!”
A medida que el Duque Zhong continuaba hablando, se había puesto tan furioso que su rostro se puso pálido. Levantó las manos hacia el Duque Huai y le dijo: “Emperador Huai, usted ha sido extremadamente indulgente con la Familia Yun, pero fue vano, ya que todavía hay quienes se aprovechan de su amabilidad. ¡Como su súbdito, este humilde duque no puede soportar seguir viendo esto! ¡Emperador Huai, por favor, dé la orden para que podamos arrestar rápidamente a este conspirador!”
En cambio, el Duque Huai levantó lentamente su mano y sacudió su cabeza. Dio un breve suspiro y mostró una mirada de impotencia en su rostro. “Patriarca Yun, usted tiene muchos prejuicios y malentendidos con este emperador, y este emperador es muy consciente de ello. Usted también ha calumniado a este emperador con el crimen de asesinar a la Pequeña Emperatriz Demonio, y esa es la broma más grande del mundo en sí misma. No le di importancia. Pero hoy es el día de la ascensión de este emperador, normalmente, yo debería conceder una amnistía general a todos bajo el cielo, no enojándome tan fácilmente. Yo, por supuesto todavía no quería discutir contigo. Pero después de que este emperador haya terminado de honrar a los cielos y los dioses y sea oficialmente declarado emperador, si te atreves a decir cosas tan ofensivas de nuevo…. ¡Incluso si eres el Patriarca de la Familia Yun, cubierto de logros y gloria, y el hijo del Rey Demonio Yun Canghai, este emperador todavía definitivamente no te dejará ir!”
Yun Qinghong se negó a arrodillarse, arrojó desaprobación al nuevo emperador, e incluso lo ‘calumnió’ como la persona que asesinó a la Pequeña Emperatriz Demonio…. Cada ofensa era suficiente para que la persona fuera ejecutada. Sin embargo, el Duque Huai lo manejó con extrema magnanimidad y generosidad. Esto no era, por supuesto, debido a que él era realmente tan magnánimo, ni era debido a que no deseaba poner Yun Qinghong y a toda su Familia Yun a muerte. Sino era que la Familia Yun acababa de restaurar su reputación hace cuatro meses debido a Yun Che, mientras que también ganó los corazones de la gente. No sólo eso, sino que la reputación de la Familia Yun estaba ahora floreciendo en el Reino Demoníaco Ilusorio como nunca antes, y superó por mucho cualquier otro período durante la historia de diez mil años de la Familia Yun. Él acababa de subir al asiento del trono, de modo que antes de que hubiera estabilizado completamente su poder, sería extremadamente imprudente tomar cualquier acción contra la Familia Yun — Incluso si la Familia Yun tomaba la iniciativa de ser ofensiva.
Por otra parte, sus actuaciones actuales mostrarían de manera prominente su magnanimidad, al mismo tiempo que ‘exponían’ a la Familia Yun como rebeldes desgraciados.
Pero, cómo podía Yun Qinghong seguir su juego. Él dio una larga risa y de repente saltó al aire, aterrizando en medio del gran salón. Una luz púrpura destelló en su mano y una espada larga de siete pies apareció en su mano conforme señalaba directamente al Duque Huai: “No necesitamos esperar hasta ese día. ¡El propósito de que yo, Yun Qinghong, viniera hoy aquí es bautizar en sangre este Salón Demoníaco Imperial!”
Las acciones de Yun Qinghong hicieron que el color se escurriera del rostro de todo el mundo a medida que todo el Salón Demoníaco Imperial inmediatamente estalló en un estado de pánico. Con el Duque Huai entre ellos, nadie incluso habría soñado que el siempre sereno, extremadamente sabio y perspicaz Yun Qinghong realmente haría tal cosa. Helian Kuang y sus lacayos rugieron al unísono, “¡Yun Qinghong! Tú…. ¡¡¿Qué planeas hacer?!!”
“¡Patriarca Yun, no sea impulsivo!” Su Xiangnan y Yan Zijing gritaron nerviosos. Su Xiangnan rápidamente envió una transmisión de sonido de profunda energía a Yun Qinghong a medida que constantemente le aconsejaba, “¡Patriarca Yun! ¡Envaine su espada! Incluso si la Pequeña Emperatriz Demonio y su hijo fueron verdaderamente asesinados por el Duque Huai… ¡Debe preservar su vida para ser testigo del día de su venganza! Este tipo de acción imprudente… ¡No es algo que usted, Yun Qinghong, debería hacer!”

Yun Qinghong hizo oídos sordos a la transmisión de sonido de Su Xiangnan y no mostró ninguna reacción. A su lado, Mu Yurou ya estaba de pie hombro con hombro con él a medida que el aire frío surgía a lo largo de todo su cuerpo. La frialdad de su mirada era aún más escalofriante, su voz llena del más profundo y sombrío odio que había experimentado en su vida: “¡Duque Huai! Tú fuiste quien asesinó a mi hijo…. ¡Incluso si mi esposo y yo dejamos nuestras vidas hoy, todavía tomaremos tu sangre para repagar la suya!”
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios