CD Libro 20 Capítulo 22

12:32

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo
Libro 20, El Acertijo de la Corona - Capítulo 22, Real y Falso
Linley, Bebe, Reynolds, Yale y sus parientes se habían unido a un escuadrón de casi veinte personas. El grupo de Linley comenzó así su travesía por el Reino Infierno.
Fueron a las misteriosas profundidades del Lago Punisi...
Fueron a la Montaña Cuervo de Fuego, a las Montañas Takkak...
Ocasionalmente se desviaron para visitar a algunos Comandantes del Purgatorio o Lords Prefectos del Reino Infernal...
Sin embargo, el Reino Infernal era simplemente demasiado vasto. A pesar de haber viajado durante decenas de años, el grupo de Linley solo había logrado viajar desde la parte occidental del Continente Risco Sangriento hasta la parte oriental.
La parte oriental del Continente Risco Sangriento. Dentro de la Prefectura Niebla de Montaña. Ciudad Niebla de Montaña.
Las calles estaban atestadas de gente. El grupo de Linley avanzaba miraba alrededor.
La esposa de Bebe, ‘Nisse’, hizo una sugerencia. “Hemos venido a aventurarnos al Reino Infernal, pero para ser honesta, los lugares con los elementos más exclusivos son los Castillos Arena Negra. Vamos a visitar el Castillo Arena Negra local. Definitivamente habrá un sinnúmero de elementos extraños dentro.” A las mujeres les encantaba comprar.
“Castillo Arena Negra es esencialmente un mercado negro. Tiene más elementos que el Castillo Risco Sangriento. Linley, vamos a echar un vistazo.” Los ojos de Delia también se iluminaron.
Bebe asintió apresuradamente. “Vamos directo al Castillo Arena Negra, jefe, ¿qué dices?”
Riendo, Linley asintió, luego los lideró hacia el Castillo Arena Negra.
Los Castillos Arena Negra esparcidos por el Reino Infernal eran todos idénticos. Parecían estar hechos de arena negra y fluida. A pesar que la superficie de cada Castillo Arena Negra estaba cubierta de arena negra y fluida, los castillos habían permanecido erectos durante incontables años. El grupo de Linley se entremezcló casualmente entre la multitud y entró en el Castillo Arena Negra.
Los mostradores del Castillo Arena Negra estaban claramente llenos de más gente que el del Castillo Risco Sangriento.
“Hay bastantes pequeñas baratijas.” Las mujeres, muy felices, comenzaron a pasear a medida que compraban alguna pequeña baratija.
“Los artículos en este piso son todos artículos ordinarios de mercadería. Vamos más arriba. Los artículos más preciosos estarán ahí.” Aconsejó Linley.
El primer piso del Castillo Arena Negra contenía objetos que valían diez mil piedras de tinta o menos. Los artículos en el segundo piso valían un millón de piedras de tinta o menos. En cuanto al tercer piso, los artículos valían más de un millón de piedras de tinta. Y esto era solo un rango general. Aun así, ¡los Castillos Arena Negra eran famosos por sus cuartas plantas!
Los artículos en la cuarta planta eran curiosidades realmente raras. Algunos eran valiosos, otros no.
Los objetos preciosos de los Castillos Capullo Rojo y los Castillos Risco Sangriento eran todos elementos reales, y por lo tanto los precios también eran claros.
Pero el Castillo Arena Negra era ‘un mercado negro’, después de todo. En primer lugar, los precios serían más bajos que en lugares como los Castillos Risco Sangriento. Y sin embargo, muchos de los vendedores del Castillo Arena Negra eran vendedores privados. El Castillo Arena Negra no garantizaba la autenticidad de los artículos en su interior. Este era un asunto que el comprador debía determinar.
El grupo de Linley finalmente llegaron a la cuarta planta.
“Las innumerables curiosidades de la cuarta planta se dividen en artículos costosos y baratos. Lo más importante es el juicio de uno. Además, se puede negociar.” Nisse rio a medida que hablaba. “Si terminas siendo engañado en comprar un artículo inútil por un precio astronómico, todo lo que puedes hacer es culparte a ti mismo. Pero si tiene buen ojo y puedes comprar un artículo precioso a bajo costo, habrás hecho una fortuna.”
El interés de Linley fue despertado por las palabras de Nisse.
“Vengan, echemos un vistazo a los tesoros que hay aquí.” Linley rio conforme caminaba hacia el mostrador más cercano.
“Divertido.” Linley observó muchos de los artículos y sus precios listados, luego rio secretamente. Dada la energía espiritual de Linley, era capaz de medir la autenticidad de estos elementos con bastante buena precisión.
Bebe siguió detrás de Linley también.
“Oye, jefe, ¿qué tipo de roca es esta roca tuya?” Bebe señaló una piedra negra en el mostrador que estaba teñida con un rastro de sangre y que emanaba débilmente un aura ardiente. Linley la miró. El precio de esta piedra era de cinco millones de piedras de tinta, un precio asombroso.
La persona responsable de este mostrador era un anciano bastante flaco y de cabello blanco que llevaba una gorra de fieltro. Dirigió a Bebe una mirada de soslayo con sus débiles ojos azules, y luego dijo con frialdad: “Esta piedra está teñida con un rastro de sangre de la bestia divina tipo fuego, el ‘Ave Bermellón’ de las legendarias Cuatro Bestias Divinas.”
“¿Ave Bermellón?” Linley se sobresaltó, y luego rio involuntariamente.
Si esto verdaderamente era la sangre de la bestia divina ‘Ave Bermellón’, entonces incluso quinientos millones de piedras de tinta serían un precio bajo, ¡sin mencionar cinco millones! Además, Linley había notado que, a pesar que el aura que emanaba de esta piedra era fuerte, no había forma de que pudiera compararse con esa gota de esencia de sangre del Dragón Azur que había adquirido en el pasado. El Ave Bermellón y el Dragón Azur eran dos bestias divinas. El aura de su sangre debería estar en el mismo nivel.
“¿Ave Bermellón? ¿No sabes que el Ave Bermellón era un Soberano?” Bebe apretó sus labios. “Olvídate de los Soberanos bestia divina; Incluso una gota de sangre de los Soberanos ordinarios contendría ridículos niveles de poder. Esta roca tuya probablemente fue manchada por la sangre de una bestia divina de tipo fuego común.” Bebe mismo era una bestia divina, y por lo tanto, naturalmente, podía hablar con autoridad sobre este tema.
El anciano miró a Bebe de soslayo, y luego dijo con calma: “La sangre hace tiempo que se filtró profundamente en la piedra. Por lo tanto, el aura que emana es muy débil. Si no quieres creerlo, no hay nada que pueda hacer. No te estoy pidiendo que lo compres.” El anciano estaba poniéndose en aires.
Una persona más débil podría ser engañada por él.
“Vámonos.” Linley y Bebe continuaron hacia otros mostradores.
“Jefe, realmente hay elementos reales y falsos aquí.” Bebe suspiró con asombro a medida que miraba los otros artículos.
“Cierto.” De repente, el rostro de Linley cambió. Vio un objeto ubicado encima de uno de los mostradores, y su mirada se centró intensamente en ello. Esta era una gema roja con forma de abrojo, y era bastante llamativa para la vista.
“¿Un diamante abrojo rojo? ¿Uno de los tres talismanes principales, el diamante abrojo rojo?” Linley estaba sorprendido. Sintió que su cabeza se mareaba y lo observó con cuidado.
De los tres talismanes Overgod, Linley ya había adquirido la ‘corona pentametal’ y las ‘nueve perlas espirituales’; Ahora solo le faltaba el diamante abrojo rojo.
“Buen señor, ¿le interesa este diamante abrojo rojo?” El joven, calvo y con ojos plateados que cuidaba este mostrador rio a medida que hablaba.
“Estoy interesado.” Linley vio el precio de inmediato; ¡Mil millones de piedras de tinta!
“¿Mil millones de piedras de tinta? ¿Realmente te atreves a listar un precio como este?” Bebe, al ver esto, soltó un grito de sorpresa. Una propiedad decente dentro de una ciudad solo valía mil millones de piedras de tinta más o menos. Bebe evaluó al joven calvo, de ojos plateados, y luego rio, “Dime, ¿qué clase de tesoro es este, que lo valoras en mil millones de piedras?”
Linley había visto el pergamino negro, pero Bebe no. Por lo tanto, Bebe no sabía sobre el diamante abrojo rojo.
El joven calvo de cabello plateado soltó una carcajada. “Ustedes dos, ¿han oído hablar de las misiones Overgod? Una de ellas consistía en recolectar tres talismanes, que son la corona pentametal, las nueve perlas espirituales y este diamante abrojo rojo. A pesar que no me atrevo a decir que este es definitivamente el legendario diamante abrojo rojo, pero mira; Este diamante definitivamente no fue hecho por el hombre. Existe la posibilidad de que sea el legendario talismán Overgod.”
“Si realmente es un diamante abrojo rojo, ¿por qué no se lo ofrecerías a los Soberanos?” Bebe frunció sus labios.
Linley rio a medida que miraba al joven también.
“Solo soy un Dios Altivo ordinario. ¿Con qué derecho pediría una audiencia con un Soberano? Además, no estoy seguro de si es real o no.” Dijo el joven calvo de ojos plateados. “Si estuviera seguro de ello, ¿cómo podría el precio ser simplemente mil millones de piedras de tinta?”
Debe entenderse que las gotas de Poder de Soberano comenzaban en cien billones de piedras de tinta.
Un talismán Overgod, por el contrario, definitivamente valdría una suma astronómica. Ninguna cantidad de piedras de tinta valdría más que un talismán Overgod.
“Quizás este diamante abrojo rojo tuyo realmente no fue forjado por manos humanas.” Dijo Linley.
“Por supuesto.” Dijo el joven de ojos plateados.
“¿Te atreverías a permitirme probar y darle a tu diamante abrojo rojo una apretada? Si no se rompe, lo compraré. Si se rompe, no pagaré.” Linley frunció sus labios, mirando al joven de ojos plateados. Teniendo en cuenta lo poderosa que era la energía espiritual de Linley, fue capaz de ver a través de la esquina del diamante abrojo rojo hace mucho tiempo, y descubrió que dentro de ella, había una pizca de energía elemental de tipo fuego.
El Overgod de la Vida había emitido tres talismanes. Linley estaba en posesión de dos de ellos.
La corona pentametal llevaba una oleada de energía que podía curar sus heridas. Las nueve perlas espirituales eran capaces de proteger el alma. Ambos estaban alineados con la vida.
Por lo tanto, este diamante abrojo rojo ante él era definitivamente falso.
Más importante…
Linley sostuvo la corona pentametal, por lo que sabía el tamaño del ‘engarce en forma de abrojo’. Basándose sólo en el tamaño del engarce, Linley estaba completamente seguro de que, a pesar que el abrojo que se vendía en el mostrador era bastante similar, era diferente; Era un poco más grande.
No había nada para ello...
El Lord Prefecto Molde de la Prefectura Montaña del Cielo tampoco había visto nunca el diamante abrojo rojo. Solo había visto su apariencia en el decreto Overgod, y así lo había dibujado. Tenía sentido que el tamaño no fuera una coincidencia exacta.
“De ninguna manera.” El joven de ojos plateados soltó un bufido. “Si quieres comprarlo, entonces cómpralo. Si no lo, olvídalo.”
“Ustedes dos, dejen de mirar ese ‘diamante abrojo rojo’. Tengo la corona pentametal aquí.” Una voz sonó desde cerca.
Al escuchar estas palabras, Linley no pudo evitar reír involuntariamente. Él giró la cabeza para mirar. “¿Tienes la corona pentametal?”
“Por supuesto. Tú decides si es real o no.” El hablante, un joven de cabello dorado, habló con confianza.
Linley lo miró de reojo, luego no pudo evitar sentirse asombrado.
Esta corona pentametal era en realidad idéntica a su propia corona pentametal; ¡Incluso los engarces eran completamente idénticos! De hecho, incluso la coloración de la corona pentametal era idéntica. Mientras Linley la miraba, sintió como si estuviera mirando su propia corona.
Debe entenderse que el pergamino solo tenía una imagen de los talismanes, por lo que había algunas diferencias entre la imagen y la realidad. No había forma de que las coloraciones fueran las mismas que las coloraciones del artículo real.
“Este es falso.” Linley rio con calma.
“Boor, deja de intentar engañar a la gente.” El vendedor del ‘diamante abrojo rojo’, ese joven de ojos plateados, rio disimuladamente. “Esta persona es claramente un experto. Él claramente es bastante perspicaz.”
El joven de cabello plateado resopló.
“Hace unos años, cuando tu hermano mayor estuvo aquí, me alardeó sobre como había adquirido la corona pentametal. Le pregunté dónde había ido y me dijo que, mientras se dirigía a un viaje para vender algunos artículos, los bandidos lo asaltaron y perdió su clon divino. Dijo que la corona pentametal estaba en su anillo interespacial, que se hizo añicos. ¡Y así, la corona pentametal se perdió!” El joven de ojos plateados soltó una risa disimulada. “Estoy dispuesto a alardear también. Puedo decir que adquirí un talismán y luego lo perdí.”
“¿Quién te dijo que le creyeras?” El joven de cabellos dorado rio disimuladamente en respuesta.
Linley, al oír esto, tuvo un pensamiento repentino. Él rio, “Me imagino que esta corona pentametal fue hecha de acuerdo con la que tu hermano mayor adquirió, ¿verdad?”
El joven de cabello dorado miró a Linley sorprendido, pero no dijo nada.
“Bebe, vámonos.” Linley podía ver por la mirada en los ojos del joven de cabello dorado que el hermano mayor del joven había adquirido la corona pentametal. “Solo alguien que haya adquirido previamente la corona pentametal podría replicarla con tanta precisión. Solo, él dijo que el anillo interespacial fue destrozado. ¿Cómo pudo la corona pentametal emerger del espacio caótico?”
El corazón de Linley tembló.
“Puede ser que... Después de que se rompe un anillo interespacial, los elementos dentro del anillo en realidad no se pierden; ¿Ellos solo regresan al espacio caótico una vez más?” Linley pensó para sí mismo.
La suposición de Linley era correcta.
Nada surgiría repentinamente de la nada sin ningún motivo.
¡Y nada desaparecería en la nada!
Sin importar dónde estuvieras, una vez que se creaba una rasgadura espacial, cualquier cosa que entrara en la rasgadura caería en un espacio caótico. Si un anillo interespacial se rompiera, el contenido del anillo destrozado también sería arrastrado al espacio caótico. Solo, virtualmente todos los artículos serían destruidos por los flujos de energía del espacio caótico.
Solo una pequeña minoría de artículos sobreviviría.
Por ejemplo, talismanes Overgod, el decreto Overgod, artefactos Soberano, chispas divinas... Incluso si estuvieran en un anillo interespacial roto, simplemente caerían y se perderían en un espacio caótico, en lugar de desaparecer de verdad.
Si los elementos en los anillos interespaciales realmente desaparecieron, entonces, si un talismán Overgod estaba en un anillo interespacial que fue destruido, ¿no significaba eso que la misión Overgod sería incompleta?
“Jefe, realmente hay bastantes artículos falsos aquí.” Murmuró Bebe.
“Son bastante numerosos. Aun así... Las noticias sobre las misiones Overgod se han extendido bastante rápido. Incluso estos comerciantes han comenzado a aprovecharlo para ganar dinero.” Linley rio con calma. Linley había planeado pasear casualmente, pero después de esta última experiencia, Linley tuvo otro pensamiento.
“Necesito hacer una investigación exhaustiva en el Reino Infernal. Tal vez alguien podría haber encontrado el verdadero diamante abrojo rojo, y luego lo vendió como mercancía.”
Linley entendió que dada la cantidad de diamantes abrojo rojos falsos que había, probablemente incluso si apareciera un verdadero diamante abrojo rojo, pocos lo creerían.

Pero Linley tenía dos de los artículos a la mano. Él sería capaz de juzgar fácilmente si el tercero era real o no.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios