CD Libro 20 Capítulo 29

00:58

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo
Libro 20, El Acertijo de la Corona - Capítulo 29, Rogando Ser Salvado
“¡Este diamante abrojo rojo es en realidad falso!” Chegwin flotaba en el aire, sus largas túnicas verdes revoloteando. Los músculos de las comisuras de sus ojos estaban crispándose. No pudo evitar bajar la cabeza para mirar el cadáver de Brodie en medio de los bosques de la montaña. “La información que el Castillo Demonio garantiza como ser real... Definitivamente no sería falsa. ¡Hice mis propias investigaciones también, y los habitantes de la tribu Lotte también tuvieron pruebas! Por lo tanto, el diamante abrojo rojo definitivamente era un tesoro. ¿Dónde está el real, entonces?”
Chegwin había recolectado bastante inteligencia.
“Su Señoría, el cadáver de Brodie solo tenía una sola chispa divina dentro de él. Investigamos antes. Él tenía más que un solo clon divino. El verdadero diamante abrojo rojo debe haber sido tomado por su cuerpo original.” Un Demonio de Siete Estrellas detrás de Chegwin envió mentalmente.
“¡Lo sé!” Los ojos de Chegwin se llenaron de insidia a medida que soltaba un bufido frío.
Chegwin no era tonto. Por supuesto que sabía lo que Brodie había planeado. El Reino Infernal tenía innumerables Semidioses y Dioses; Que algunos de ellos usen chispas divinas para convertirse en Dioses Altivos era nada. Había muchas Deidades que deseaban ser deslumbrantemente gloriosas por un breve instante, incluso si eso significaba morir, ¡siempre y cuando fuera explosivo!
No querían morir muertes silenciosas y desconocidas por culpa de bandidos o en batallas. Muertes sin valor.
¡De hecho, la muerte de Brodie había causado que los muchos Demonios de Siete Estrellas aquí lo recordaran!
“Él produjo un clon divino y jugó con un grupo completo de expertos. Hmph. Probablemente lo hizo con el fin de llamar nuestra atención aquí y mantenernos aquí, mientras que su cuerpo original se llevó a su esposa y huyó a otro lugar.” A pesar que Chegwin estaba furioso, también profundamente incrustó el nombre ‘Brodie’ en su mente.
En realidad, si el clon divino de Brodie hubiera hecho añicos el anillo interespacial, dada la fuerza de Chegwin, una vez que se calmara, ¡probablemente todavía habría sido capaz de suponer la verdad! Además, la noticia de que Brodie tenía clones divinos podía ser fácilmente verificada por la tribu Lotte. Por lo tanto, sería fácil extrapolar que el cuerpo original de Brodie había tomado el diamante abrojo rojo y había huido. Si él sabía que tenía que morir, ¿cargaría el diamante abrojo rojo con él y lo desperdiciaría?
Como no podría evitarlos, ¿por qué no dejar intencionalmente un anillo y usarlo para burlarse de estos expertos?
“He sido dañado catastróficamente por este Brodie.” Chegwin sintió amargura en su corazón. No pudo evitar mirar a los lejanos Linley y Bebe. “Si realmente adquiriera el diamante abrojo rojo, no importaría si ofendiera a Linley. Pero no lo hice... Dado el temperamento de Linley, probablemente no me dejará ir fácilmente.”
Anteriormente, a pesar que Linley y Chegwin tuvieron algunas disputas en el campo de batalla de Planar, los principales actores en ese escenario fueron Linley y Magnus, y Chegwin y Oman solo apoyaban a los personajes. Por lo tanto, antes de hoy, Linley no sentía gran rencor hacia Chegwin y no podía molestarse en actuar despiadadamente contra él.
Chegwin entendió esto también, lo cuál fue por lo que cuando vio a Linley, no huyó.
Pero ahora... ¡La situación era diferente!
“Me burlé de él directamente y lo insulté... ¿Qué va a hacer?”  Chegwin se sentía nervioso. Quería huir de inmediato, pero en este momento, Linley y Bebe claramente no le prestaban atención. Si tuviera que huir de inmediato, probablemente llamaría la atención de Linley y sería capturado por Linley.
Por lo tanto, Chegwin simplemente se quedó ahí quieto, esperando que Linley no le prestara atención. ¡Él esperaría a que Linley se fuera!
Y así, Chegwin vigilaba furtivamente a los lejanos Linley y Bebe.
No solo Chegwin; Todos los más de cien Demonios de Seis y Siete Estrellas estaban vigilando a Linley también. Todos querían saber... ¡Cómo Linley se vengaría de Chegwin!
“¡Vámonos!” Las palabras de Linley hicieron que Chegwin se sintiera feliz.
“Su Señoría, esos dos se van a ir ahora.” Los dos Demonios de Siete Estrellas también se llenaron de alegría. Ellos también dejaron escapar suspiros de alivio.
“Jefe, nos vamos a ir, ¿así de simple?” Bebe no pudo evitar decir.
“Cierto. Casi me olvido de algo.” Linley estaba a punto de irse, luego sonrió, giró y miró hacia el distante Chegwin. “Bebe, es bueno que me lo recordaste. Podría haberme olvidado de esto, de lo contrario. Bebe, justo ahora, ¿quién fue el que me dijo, si tengo alguna habilidad, puedo seguir adelante y tratar de conducirlo a un espacio caótico?”
Bebe, al oír esto, dejó escapar un suspiro ‘emocional’ y explicó deforma cooperativa: “Jefe, ¿quién más podría ser? Por supuesto, es nuestro intrépido y audaz Sr. Chegwin... Aparte de él, ¿cuántos otros se atreverían a entrar en un espacio caótico?”
La sesión de preguntas y respuestas de Linley y Bebe provocó que el distante grupo de tres de Chegwin cambiara la expresión de sus rostros.
“¡Huyan!” Chegwin envió instantáneamente el mensaje mental.
Inmediatamente, ahí en los cielos sobre las Montañas Neville, Chegwin y los dos Demonios de Siete Estrellas sirviéndolo se dispersaron en diferentes direcciones a alta velocidad.
“¡Swish!”
Múltiples figuras borrosas, destellaron en el cielo, y luego apareció una sola forma borrosa junto a Chegwin. Con un sonido de ‘¡bang!’, el cuerpo en proceso de huida de Chegwin fue detenido, luego mandando a volar hacia atrás. Pero luego, en un instante, la figura borrosa apareció una vez más frente a Chegwin.
“Sr. Chegwin, ¿a dónde piensa ir, y sin decir una sola palabra?” El rostro de Linley todavía tenía esa sonrisa a medida que miraba a Chegwin.
¡Pero Chegwin vio la mirada fría en los ojos de Linley!
¿Cómo podría Linley dejar ir a Chegwin, dado lo que Chegwin acababa de hacer? Si pudiera dejar pasar algo así, ¿adónde iría la cara de Linley?
Por ejemplo, los Soberanos podrían no querer interferir en los asuntos de los Dioses, pero si una Deidad se atrevía a burlarse de un Soberano o interferir en los asuntos importantes de un Soberano, o violar la majestad de un Soberano de alguna manera, ¡ese Soberano probablemente no perdonaría fácilmente perdonar al violador! ¡El estatus de Linley solo, como ser supremo entre las Deidades, lo hacía de tal manera que no permitiría que otros lo insulten tan fácilmente!
“Lord Linley.” Chegwin forzó una sonrisa. “Yo... Estaba confundido por un tiempo.”
“No estabas confundido.” Linley negó con su cabeza varias veces. “¿De qué estabas confundido? ¡Eres bastante inteligente! ¿No lo dijiste tú mismo? Incluso si te conduzco al espacio caótico, el todopoderoso Soberano de la Luz intervendrá y te rescatará.”
El rostro de Chegwin se tornó feo.
El Jefe Soberano de la Luz, ¿salvarlo?
Eso sería debido a que sostenía el ‘diamante abrojo rojo’, supuestamente un talismán Overgod. ¡Por el bien de un posible talismán Overgod, el Jefe Soberano de la Luz intervendría y gastaría enormes esfuerzos en el espacio caótico para salvarlo! Pero si no tuviera el diamante abrojo rojo, el Jefe Soberano de la Luz no necesariamente iría inmediatamente a salvarlo.
¿Qué tipo de estatus tenía un Jefe Soberano?
Quizás, un día, cuando estuviera de humor, podría ir a salvar a Chegwin. Pero para entonces, quizás cien millones de años o un billón de años hubieran pasado.
“Lord Linley, usted tiene el estatus exaltado de Paragon. No soy digno de su ira.” Dijo Chegwin apresuradamente. “Yo, Chegwin, estoy dispuesto a ofrecerle, Lord Linley, todas mis riquezas y todo mi Poder de Soberano. Lord Linley, por favor, perdóneme esta vez.” Chegwin miró esperanzado a Linley.
Pero Linley solo miró de vuelta en silencio hacia Chegwin.
El corazón de Chegwin se apretó.
“¿Riqueza? ¿Poder de Soberano? Dime... ¿Me faltan esas cosas?” Dijo finalmente Linley.
“Lord Linley, ¿qué desea que haga? ¡Solo dígamelo!” Dijo Chegwin apresuradamente.
Chegwin ya no se preocupaba por su cara. Sabía muy bien... Que no tenía clones divinos afuera, así que una vez que quedara atrapado en un espacio caótico, incluso si el Jefe Soberano de la Luz fuera a buscarlo, dado lo enorme que era el espacio caótico, ¿cómo el Jefe Soberano de la Luz lo encontraría? ¡La cantidad de esfuerzo necesaria sería muy grande!
¿El Jefe Soberano de la Luz vagaría por las infinitas mareas del espacio caótico por él?
Si fuera un Paragon, tal vez el Jefe Soberano podría hacerlo a pesar del cansancio. ¡Pero Chegwin todavía no estaba calificado para hacer que el Jefe Soberano hiciera esto por él todavía!
“Si me quedo atrapado en un espacio caótico, podría quedar atrapado allí para siempre. Nadie me hablaría y no podría ver a nadie más. Sería llevado constantemente por las mareas del espacio caótico de un lugar a otro. Una vida peor que la muerte.” Chegwin entendió esto en su corazón.
“¿Lord Linley?”  Chegwin estaba actualmente muy obediente y muy respetuoso.
“Jefe, ¿por qué desperdiciar palabras con él?” Bebe resopló con frialdad, luego miró a Chegwin. “Chegwin. ¿Quieres irte, como si nada hubiera pasado? ¡Realmente estás mal de la cabeza! Si tú, Chegwin, ofendieras a un Soberano e incluso tomaras algo perteneciente a un Soberano, ¿puede ser que solo debido a que regaste por piedad, el Soberano te perdonaría? A pesar que mi jefe no se puede comparar a los Soberanos, tampoco es tan fácil de abusar.”
Linley sonrió, luego extendió su mano, cortando a un lado con ella...
“¡Riiiiiiip!”
Era como si una tela se rasgara. Una rasgadura espacial de cien metros de largo apareció de repente, varios metros de ancho. Un poder de succión asombrosamente fuerte llenó el área circundante.
“¡¡¡Linley, el Jefe Soberano no te perdonará!!!” Chegwin comenzó a bramar a medida que se movía para huir.
“Swish.” Linley parecía haberse teletransportado a medida que apareció de repente y lo agarró por el cuello. Lanzó a Chegwin hacia atrás, casualmente, como si estuviera lanzando un animal, y envió a Chegwin a la grieta espacial. Chegwin rugió de rabia, “¡¡¡El Jefe Soberano no te perdonará!!!” Su voz siguió sonando en el área, pero la asombrosa grieta espacial ya había desaparecido por completo.
Linley miró hacia atrás.
“Este Chegwin... Si no tuviera un artefacto Soberano protegiéndolo, realmente querría matarlo.” Dijo Bebe con odio. “Ahora que lo hemos conducido al espacio caótico, me imagino que el Jefe Soberano de la Luz eventualmente lo salvará.”
Claramente, todo lo que Chegwin había hecho había causado que Bebe estuviera extremadamente descontento.
“Salvarlo no será tan fácil, a menos que tenga un clon divino en el mundo exterior.” Linley echó un vistazo al grupo de Demonios de Seis y Siete Estrellas que tenían miradas estupefactas en sus rostros. Luego dijo: “Bebe, no tiene sentido quedarse aquí. Volvamos. Oh, vamos a enviar a esos dos primero.”
Linley y Bebe inmediatamente guiaron al joven de rostro redondo y al anciano de aspecto sombrío hacia su forma de vida metálica y se fueron.
En el aire, un centenar de expertos y miembros de la tribu Lotte suspiraron con asombro por lo que habían visto.
“Qué verdaderamente poderoso. ¡Eso es lo que es un Dios Altivo Paragon! Con un movimiento casual de su mano, sin usar ningún Poder de Soberano, pudo crear una rasgadura espacial tan aterradora. ¿Cuándo mi ataque material será una décima parte de la fuerza de Lord Linley?”
“Supuestamente, Chegwin es comparable en fuerza a los 108 Asuras de nuestro Reino Infernal, y se ubicaría entre los más poderosos. Chegwin solo era más que suficiente para masacrarnos a todos, pero enfrente de Lord Linley... ¿Viste eso? Chegwin era como un bebé; Cuando lo agarraron, no fue capaz de resistirse en absoluto. Con un lanzamiento casual, fue arrojado a esa rasgadura espacial. Este Lord Linley... ¡Es muy fuerte!”
“Antes, Chegwin se comportó muy arrogantemente. Jaja. ¡Que le sirva bien!”
“¡Se lo merecía! Debería haber pensado sobre su propio estatus. ¿Qué alguien como él ofenda a Lord Linley? ¿No es como entregar una oveja a la boca de un tigre? Él estaba buscando su muerte.”
A los ojos de este grupo de expertos del Reino Infernal, era razonable que Linley le diera una lección y castigara a Chegwin de esa manera. Si Linley no lo hubiera hecho, la gente lo habría cuestionado a sus espaldas.
El grupo de Linley quería localizar el paradero del clon divino de Brodie, pero no había forma de hacerlo. ¡La posibilidad más probable era que Brodie se hubiera ido a través de una formación de teletransportación! No era necesario que alguien registrara su nombre u otra información cuando usaba la formación, y cada año, había muchas personas en el Reino Infernal que, con fines comerciales o de otro tipo, viajaban a través de una formación de teletransportación.
¿Cómo lo buscarían?
Además, Linley no estaba calificado para buscarlo, debido a que los soldados que estaban al mando y custodiaban las formaciones de teletransportación pertenecían a los Soberanos.
Plano Divino de la Luz. ¡Mar Prisión Divina!
“Rustle....” Innumerables olas de agua de mar azul profundo rodaban. Como el mar número uno del Plano Divino de la Luz, el Mar Prisión Divina era vasto y profundo. En el fondo, había una deslumbrante cantidad de islas, diseminadas como estrellas en el cielo.
En el aire sobre el mar, actualmente había dos figuras luchando una contra la otra, causando que el espacio se hiciera añicos constantemente.
“¡Screeeech!”
Un fantasma ilusorio de un enorme Fénix de Fuego que tenía miles de metros de largo había aparecido de repente detrás de un hombre de cabello rojo. Y entonces, el punto rojo en el centro de la frente del hombre se iluminó repentinamente, y un rayo de luz roja salió disparado, atravesando instantáneamente los cielos y disparándose hacia el hombre de cabello largo y túnica negra frente a él.
El hombre vestido de negro dejó escapar un gruñido, y luego capas de cortinas acuosas aparecieron a su alrededor.
“Clash…”
Las cortinas acuosas fueron perforadas, y luego la luz roja entró en el cuerpo del hombre vestido de negro. El cuerpo del hombre vestido de negro tembló, luego escupió una bocanada de sangre.
“Blunner, detengámonos aquí.” Dijo apresuradamente el hombre vestido de negro. En términos de velocidad, era inferior al hombre frente a él. Alguien rápido podría huir de un oponente más fuerte, pero alguien lento no tenía más opción que tomar más golpes y rogar por misericordia.
“En tus sueños.” El hombre cabello rojo soltó un bufido enojado, la ardiente hoz roja en su mano bajó cortando lentamente...
“Riiiiiip.” Una rasgadura en el espacio se formó una vez más.
Pero justo en este momento...
“¡Whoosh!” Una mancha verde repentinamente salió disparada de la rasgadura espacial, y voló directamente hacia el hombre de cabello rojo. El hombre de cabello rojo estaba sorprendido. “¿Algo salió volando de la rasgadura espacial? ¿Hay algo que pueda sobrevivir, sin daños, en un espacio caótico?” El hombre de cabello rojo no pudo evitar extender su mano para agarrarlo.

De esta manera, apareció en sus manos una hoja de papel verde.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios