CD Libro 20 Capítulo 34

00:43

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo
Libro 20, El Acertijo de la Corona - Capítulo 34, Ocultar la Fuerza de Uno
En la cima de la Montaña Wiesel. La formación de teletransportación se iluminó una y otra vez.
“Tantos expertos han aparecido. ¡Todos tienen auras tan aterradoras! Mucho más poderosos que incluso el dignatario de nuestra tribu... ¿Todos ellos pueden ser Deidades?” Ese Halcón Azur Ala de Acero se escondió silenciosamente en el espeso follaje, mirando hacia el distante pico de montaña. Este elfo convertido en halcón, al ver descender a las muchas Deidades, había sido aterrorizado. Esas dos bestias mágicas que habían estado luchando ferozmente estaban tan aterrorizadas que ya no estaban luchando también.
Un grupo de Dioses Altivos apareció una vez más en la cima de la montaña. Justo como antes; ¡El grupo era enorme!
“Si agregamos en este grupo, debe haber habido más de diez mil personas.” El joven druida murmuró en silencio.
Este grupo de Dioses Altivos estaba dirigido por un hombre vestido con una larga túnica blanca, con cabello blanco y cejas blancas. Sus cejas, sin embargo, eran casi verticales, y sus ojos eran tan astutos como los de un zorro. Esta persona era alguien con quien Linley estaba bastante familiarizado; ¡El Dios Altivo Paragon de Viento, ‘Bayer’!
Justo cuando Bayer comenzó a ordenar a las personas que habían sido traídas para avanzar...
De repente, una formación de teletransportación diferente se iluminó.
“¿Eh?” El joven druida estaba sorprendido.
En el pasado, cada formación de teletransportación vio pasar a través más de cien personas. Pero esta vez, ¡solo había dos! Un joven y un adolescente.
“A pesar que solo hay dos, a juzgar por su aspecto... Ese grupo de mil Dioses Altivos parece estar bastante aterrorizado por el joven y el adolescente.” El joven druida podía ver claramente que el joven recién llegado estaba frente a frente con el hombre de cabello blanco y cejas blancas de túnica blanca. Ellos estaban hablando de algo.
Estos dos eran, por supuesto, Linley y Bebe.
“Bayer, no seas tan arrogante. Queda por ver quién será el que adquirirá el diamante abrojo rojo.” Bebe resopló con frialdad.
Bayer, en el Campo de Batalla Planar, había participado en una batalla con el escuadrón de Linley. Se podría decir que había un viejo rencor entre los dos.
“Entonces tendremos que esperar y ver.” Bayer barrió a Linley y a Bebe con una mirada helada. Sabía que Linley y Magnus se habían enfrentado mutuamente, y que Magnus incluso había sido exiliado al espacio caótico. Por lo tanto, Bayer tampoco se atrevió a ir demasiado lejos.
“¡Vámonos!” Bayer dio la orden.
Inmediatamente, ese vasto grupo se alejó volando y se fue, dejando a Linley y Bebe solos, que estaban ahí en la cima de la montaña.
“Pensé que nos habíamos movido bastante rápido. No imaginé que tanta gente ya habría llegado a este Plano Okerlund.” Linley sonrió ligeramente, luego extendió su sentido divino. Al instante, ello se extendió para abarcar no solo los dos continentes, sino también el vasto e interminable mar. “Este Plano Okerlund es bastante grande. Incluso los Dioses Altivos Paragon necesitarían usar Poder de Soberano para cubrir todo el plano con sus sentidos divinos. Si no, a lo mucho podrán extender sus sentidos divinos a una parte de un continente, tal vez a una circunferencia de solo cien millones de kilómetros.”
A pesar que los Dioses Altivos Paragon tenían el poder de la Voluntad, sus almas no eran tan poderosas; Si simplemente confiaban en su propia fuerza espiritual, la cantidad de área que sus sentidos divinos podrían cubrir no era tan grande.
En el Campo de Batalla Planar, si los Dioses Altivos Paragon confiaban en su propia energía espiritual, el área que su sentido divino podría cubrir era muy pequeña. Solo al confiar en Poder de Soberano podían extenderlo a ocho mil kilómetros. Cuando Linley usaba Poder de Soberano, ¡podía extender su sentido divino a treinta y seis mil kilómetros! ¡Pero si dependiera de su propia energía espiritual, podría extenderse a quinientos y doce kilómetros!
¿En un plano material? ¡Linley podría controlar su energía espiritual para cubrir todo un plano!
“Jefe, ¿encontraste el diamante abrojo rojo?” Preguntó Bebe.
Linley comenzó a fruncir el ceño. “Huh. ¡Extraño!”
“¿Qué pasa?” Bebe estaba un poco preocupado.
“Todo el Plano Okerlund ya tiene más de diez mil Dioses Altivos. Bayer, Dunnington... También han llegado algunos Paragons. Pero solo hay dos Dioses. Claramente, no son Brodie.” Linley estaba completamente desconcertado. “Además, no he localizado el diamante abrojo rojo a pesar de buscar en todo el plano. Podría estar escondido dentro de un anillo interespacial, por lo que es imposible para mí encontrarlo.”
Incluso los Soberanos no podrían localizar elementos que estaban ocultos en anillos interespaciales.
“Jefe, Brodie no está aquí, y el diamante abrojo rojo tampoco está aquí... ¿Podría ser que Brodie ya haya abandonado el Plano Okerlund?” Dijo Bebe preocupado. “¿Podría ser que solo pasó por aquí para engañar a sus rastreadores?”
Linley frunció el ceño. “Esta es una posibilidad.”
“Si queremos investigar qué sucedió después de la llegada de Brodie, la forma más fácil es preguntar al Supervisor Planar.” Linley barrió el patio cercano en la cima de la montaña con su mirada. “¿A dónde se fue el Supervisor Planar?”
“¿Podría ser que el Supervisor Planar ya fue capturado por otros?” Preguntó Bebe apresuradamente.
“Los Supervisores Planares generalmente no son tan fuertes. La mayoría son Dioses, mientras que algunos son Dioses Altivos.” El sentido divino de Linley abarcó todo el Plano Okerlund.
Después de la mutación de su alma, la fuerza de su energía espiritual superaba con creces a la de otros que usaban Poder de Soberano, especialmente dado que tenía una Voluntad que era incluso más fuerte que la de los Paragons.
Estos otros Paragons no fueron capaces de detectar a Linley al expandir su sentido divino en absoluto.
Era muy parecido a cómo Linley no podría detectarlo cuando los Soberanos extendían su sentido divino.
“El Plano Okerlund... Entre las Deidades, además de un número de Semidioses y dos Dioses, todos los demás son Dioses Altivos.” Linley frunció el ceño.
Según como lo veía, el Supervisor Planar debería ser uno de los Dioses o Dioses Altivos.
“Esos dos Dioses... Uno es mujer, y su apariencia es similar a muchas esculturas que se encuentran en todo el continente. Parece que ella es esa ‘Diosa Radiant’ a quien adoran. En cuanto a ese hombre bestia, se parece a los talles del ‘Dios Bestia0’ que existen en el otro continente.” Linley entendió que estos dos no deberían ser Supervisores Planares.
En los planos materiales... Había algunas iglesias que no adoraban completamente a ningún Soberano.
Por ejemplo, en el plano Yulan, hubo quienes adoraron al Dios de la Guerra, O’Brien. En el Imperio Baruch, hubo muchos que adoraban a Linley. Cualquiera que se convirtiera en una Deidad podría usar y disfrutar el poder de la fe. El poder de la fe mejoraría el alma y, en términos generales, al entrenar, uno podría entrenar mucho más rápido.
Por ejemplo, al meditar en los profundos misterios, si uno tuviera una gran reserva de energía de fe, muchos profundos misterios que originalmente eran muy difíciles de comprender de repente se podrían volver más claros y más fáciles de identificar.
Pero por supuesto…
La energía de fe todavía era una fuente externa de ayuda. En el entrenamiento, la propia fuerza seguía siendo la más importante. Por ejemplo, a pesar que muchos Soberanos disfrutaban de los beneficios de cantidades casi ilimitadas de energía de fe, en términos de los profundos misterios, podrían pasar incontables años y aun así ser incapaces de convertirse en Paragones.
“Jefe, ese Supervisor Planar podría ser un Dios Altivo.” Dijo Bebe.
“Eso es posible.” Dijo Linley frunciendo el ceño. “Pero estoy preocupado por algo.”
“¿Preocupado por qué?” ​​Preguntó Bebe, desconcertado.
“Me preocupa que... Las primeras personas que llegaron tomaran al Supervisor Planar, obtuvieran de él información importante y luego, para asegurarse de que los demás no obtuvieran esa información, mataran al Supervisor Planar.” Linley tenía un rastro de preocuparse en sus cejas. Él ya había llegado a velocidad máxima.
¡Pero los otros habían sido aún más rápidos!
“¿Cómo pudieron esas personas moverse tan rápido? Jefe, tu velocidad supera con creces la velocidad de la mayoría de los Paragons.” Bebe murmuró.
“Probablemente es que esos Paragons hayan sido traídos por Soberanos directamente a las formaciones de teletransportación. Soy rápido, pero estoy lejos de ser tan rápido como un Soberano. En cuanto a esos grupos de Dioses Altivos, probablemente sean Dioses Altivos, que fueron extraídos de los ejércitos estacionados alrededor de las formaciones de teletransportación.” Linley estaba suponiendo, pero se sentía bastante seguro de su suposición.
Y en realidad, realmente era lo que Linley sospechaba.
A los Soberanos les importaban profundamente los talismanes Overgod. Por lo tanto, sería normal para ellos traer a un Paragon con ellos para apresurarse a la formación de teletransportación.
“Rumble...” La formación de teletransporte se iluminó una vez más.
Linley la miró, frunciendo el ceño. “Realmente hay bastantes personas aquí. Bebe, vámonos.”
Una oleada de poder divino de tipo viento se arremolinó alrededor de Linley y Bebe. Los dos se transformaron en manchas verdes, desapareciendo al instante en el horizonte. Linley, las otras Deidades y los Paragons... Ninguno de ellos notó que no muy lejos, en medio de los árboles, estaba ese Halcón Azur Ala de Acero.
Como lo vieron, era solo una bestia mágica. Ellos ni siquiera le darían una mirada.
“Wow, ¿qué tipo de velocidad es esta? A pesar que ese grupo de personas fue rápido, al menos aún podía verlos moverse. Pero esos dos...” El Halcón Azur Ala de Acero quedó completamente aturdido.
Más de diez mil Dioses Altivos habían descendido. Su imponente presencia a medida que volaban por el aire aterrorizó por completo a los expertos nivel Santo del Plano Okerlund. Pronto, las noticias sobre el ‘Descenso de los Dioses’ se extendieron rápidamente. El Templo Radiant fue el primero en recibir esta noticia, y la Diosa Radiant personalmente ordenó que las fuerzas del Templo Radiant prestaran atención a su comportamiento, y que no fueran a ofender a estas figuras misteriosas.
En cuanto a la Diosa Radiant, ella también vio ese vasto grupo de expertos.
Santos Cielos. ¡Ella era un Dios! En un plano material, ¡ella era invencible! Pero cada uno de esos más de mil individuos era más poderoso que ella. Cualquiera de ellos podría aniquilar a la Iglesia Radiant.
El territorio del continente Niebla Profunda era demasiado vasto, extendiéndose a millones de millas... Un continente como este, en el Reino Infernal, no era nada, pero aún era miles de veces más grande que el continente Yulan. El número de imperios, reinos y alianzas dentro del continente Niebla Profunda llegó a una cifra terriblemente grande, y la mayoría de las personas nunca sería capaz de atravesar todo el continente Niebla Profunda en toda su vida.
En la región oriental del continente Niebla Profunda. Encima de la Montaña Liangya, dentro del Imperio Moulin. De repente apareció de la nada una nueva propiedad en lo alto de la montaña.
Muchas de las personas más inteligentes que vivían alrededor de la Montaña Liangya entendieron de inmediato... Que quizás incluso los Santos no podrían crear de repente una nueva propiedad en lo alto de la montaña. Inmediatamente, muchas personas comenzaron a escalar la Montaña Liangya, con ganas de conocer al misterioso experto dentro de la residencia. ¡Ellos esperaban tomar a esta persona como su maestro!
Si pudieran ser guiados por un experto, su futuro cambiaría.
Desafortunadamente…
Cuanto más se acercaban a la propiedad, más terrorífica era la gravedad. Incluso el experto número uno en el área alrededor de la Montaña Liangya, un experto de noveno rango que había llegado con la esperanza de tomar un maestro, descubrió que al llegar a una distancia de seiscientos metros de la residencia, no podía avanzar un solo paso más adelante. ¡De esto, uno podría imaginar cuán poderosa era la gravedad!
Ese experto del noveno rango inmediatamente suspiró, “Una técnica gravitacional tan aterradoramente poderosa... ¡Esto es definitivamente algo de lo que solo las Deidades son capaces!”
Dentro de la residencia en la Montaña Liangya. Linley y Bebe residían aquí.
¡Tres días completos! ¡Linley podía decir con confianza que había buscado completamente todo el Plano Okerlund!
“Originalmente pensé que Brodie escondería el diamante abrojo rojo en lo profundo de los mares, o en las profundidades de la tierra. Pero ahora, parece, creo que estuve equivocado.” Linley negó con su cabeza. Era fácil para él enviar su sentido divino al aire vacío, pero cuanto más profundo se hundía en la tierra, más difícil se volvía.
Cuando su sentido espiritual ya se había extendido para cubrir todo el plano, ni siquiera Linley podría hacerlo estirar a más de un millón de metros en la tierra. Simplemente era muy difícil.
Linley había pasado tres días. ¡Podría decirse que había inspeccionado cada parte de todo el Plano Okerlund!
“Jefe, ¿puede ser que Brodie realmente solo haya transitado por aquí? ¿Intencionalmente hizo múltiples tránsitos para engañar a la gente?” Murmuró Bebe.
“¡Todo es posible! Lo más simple que puedo hacer ahora es encontrar a ese Supervisor Planar. Él definitivamente sabe bastantes cosas.” Linley no tenía otras opciones.
“Pero no conocemos a ese Supervisor Planar.” Los ojos de Bebe se iluminaron. “Jefe, solo preguntemos alrededor y veamos de quién fueron las primeras fuerzas en llegar, luego busquemos al líder de ese grupo. Jefe, ahora que has fusionado cuatro tipos de poder divino, tu poder debería superar ampliamente el poder de un Paragon. Si ese Paragon se atreve a negarse a darte una explicación, entonces dale tal golpiza que incluso si su madre lo viera no lo reconocería o incluso podrías matarlo, luego haz que sus subordinados te entreguen la persona. ¡Veamos si se atreven a negarse!”
Una mutación de alma de cuatro poderes divinos. Esto le había otorgado a Linley una Voluntad mayor que la de un Paragon.
Además, ¡su cuerpo era casi tan fuerte y resistente como un artefacto Soberano!
Los ataques materiales de Linley, en el pasado, ya habían sido un poco más poderosos que los de Magnus. ¡Ahora su cuerpo se había fortalecido dramáticamente, y su poder divino también se había fortalecido diez veces! En términos de ataques materiales... ¡Linley podría absolutamente clamar ser la Deidad número uno!
“Podría tener la capacidad de matar a Paragons.” Dijo Linley frunciendo el ceño. “Sin embargo, este no es el momento de revelar mi poder todavía. Si fuera a presionarlos con fuerza bruta y hacer que los Paragones del Plano Okerlund conocieran mi poder, ¡esos Paragones probablemente unirían fuerzas contra mí por miedo!”
Los Paragons eran invencibles entre las Deidades. ¡Esta era una leyenda bien conocida!
¡Pero frente a un Alma Mutada nunca antes visto, esta leyenda con respecto a los Paragons se había hecho añicos! Si los Paragons supieran lo poderoso que era Linley, y que no podrían pelear contra él uno a uno, ¡definitivamente formarían una alianza para bloquear a Linley! Para entonces, el nivel de dificultad para adquirir el diamante abrojo rojo aumentaría enormemente.
El árbol más grande en el bosque atraería más viento.
Este era un principio que Linley entendía.
“En este momento, lo que tengo que hacer es seguir pretendiendo que soy un Paragon. No puedo revelar demasiado poder.” Linley rio con calma. “Una vez que aparezca el diamante abrojo rojo, puedo mostrar mi poder. Para entonces, ya habría adquirido el diamante abrojo rojo. ¡Sería muy tarde para ellos! Me imagino que... No soy el único que busca a ese Supervisor Planar. Los otros Paragons también están buscando.”
“Jefe, ¿estás diciendo que...?” Bebe entendió.

“¡Unir fuerzas! Unir fuerzas con los otros Paragons y obligar al Paragon que capturó al Supervisor Planar a entregarlo y darnos su información.” El sentido divino de Linley estaba continuamente escaneando el Plano Okerlund, e inmediatamente se acercó directamente a la mente de Dunnington. “Y Dunnington... Es la mejor persona para unir fuerzas.”
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios