CD Libro 20 Capítulo 36

18:37

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo
Libro 20, El Acertijo de la Corona - Capítulo 36, Nueve Expertos Supremos
En el aire sobre las Montañas Biers, Linley y Dunnington, sin dudarlo, ¡se transformaron en dos manchas que atacaron simultáneamente a Ballmer! El poder constrictivo de un plano material era mucho más bajo que el del Reino Infernal, por lo que Linley y Dunnington pudieron moverse a una velocidad inaudita; Era como si estuvieran teletransportándose.
“¿Me atacan? Jaja…”
La risa salvaje de Ballmer resonó en el aire, mientras todo su cuerpo comenzó a llamear con ardientes lenguas de fuego que se arremolinaban a su alrededor. El calor alrededor de él era tan grande que incluso el mismo espacio comenzó a agrietarse. Ballmer en realidad no le dio alguna atención a Dunnington, sino que fue directamente hacia Linley.
“Cuidado.” Dunnington envió.
Linley solo rio con calma y observó.
“¡Whoosh!” Ballmer se transformó en una franja de fuego, pasando directamente a través del cuerpo de Linley, y luego re-solidificando a la apariencia de Ballmer detrás de Linley.
“La misma técnica que usó Bluefire.” Linley rio y giró.
“¿Cómo podría ser que él no haya reaccionado en absoluto?” Ballmer estaba sorprendido.
Los Paragons que entrenaban en las Leyes del Fuego definitivamente tenían los ataques más poderosos. Sus ataques materiales y ataques tipo alma eran tremendamente fuertes.
“¿Un ataque tipo alma? Demasiado débil.” Río Linley a medida que miraba a Ballmer. En términos de fuerza del alma, ¿cómo podría Ballmer compararse con un Alma Mutada como Linley? ¡Y Linley tenía un artefacto Soberano protector de alma!
“Mi turno.” Linley se movió de repente.
Esa Espada Chispa Divina Mirage en su mano cortó despreocupadamente hacia Ballmer. El espacio solo tembló ligeramente; Mirage pareció teletransportarse, apareciendo directamente frente a Ballmer. La velocidad de ataque de un Paragon era mucho mayor que su velocidad de movimiento; No había ninguna posibilidad de que Ballmer esquivara en absoluto.
“Hmph.” Ballmer no tenía miedo. Los ataques de un Paragon de Fuego también eran muy fuertes. Con un giro de su mano, reveló una gran espada roja ardiente.
“¡Clang!”
La gran espada de fuego y Mirage de repente colisionaron.
“Qué gran poder.” Linley sintió que su mano temblaba, pero eso fue solo la carne en su palma; La fuerza restante se dispersó. Después de fusionar cuatro tipos de poder divino y de tener su cuerpo transformado, el cuerpo de Linley ahora era simplemente muy poderoso. ¡Incluso sin Dracoformarse, su fuerza física estaría entre los diez mejores de todo el universo!
Tener un artefacto Soberano defensivo y tener un cuerpo que era similar a un artefacto Soberano... Estas eran dos cosas completamente diferentes.
Tener un artefacto Soberano defensivo solo significaba que la defensa de uno sería fuerte; No significaba que uno aumentaría en poder física.
Pero para alguien cuyo cuerpo era similar a un artefacto Soberano, la fuerza bruta de esa persona sería terriblemente grande.
Por ejemplo, Beirut o Hemmers... Sus cuerpos eran simplemente muy poderosos. Tenían mucha fuerza bruta. Incluso sin haber alcanzado el nivel Paragon, sus ataques materiales eran comparables a los de los Paragons.
En cuanto a Linley, su fuerza bruta no era inferior a la de Beirut o Hemmers. Además, ¡él tenía el poder de la Voluntad!
Esto hizo que...
En esta colisión, la palma de Linley temblara ligeramente, mientras que todo el cuerpo de Ballmer fue lanzado hacia atrás.
“¡Bang!”
El cuerpo de Ballmer se estrelló contra las rocas de la montaña, y la contrafuerza de su colisión se transmitió a la montaña. Un poder que era capaz de hacer retroceder a un Dios Altivo Paragon tan lejos... ¿Cómo podrían soportarlo las montañas de un plano material? 
“Rumble…”
Una capa de rocas se transformó en arena, y luego un poderoso temblor barrió las rocas montañosas como una ola del océano, transformándolas en arena. Era como una onda que se extendía a una distancia de cientos de kilómetros; Incluso barrió a través del aire, de una montaña a otra montaña.
Todos los picos de las montañas a cientos de kilómetros parecieron haber sido cortados por una enorme espada de cientos de kilómetros de largo. Ello era extremadamente plano y equitativamente distribuido.
El Barranco Castigo Divino estaba solo a unos diez kilómetros de la batalla de Linley. Naturalmente, ello estaba dentro de esa región.
Los cientos de miles de guerreros dentro del barranco solo sintieron temblar violentamente todo el espacio, y luego...
“Rustle…”
Las mitades superiores de los picos de las montañas sobre cada lado del barranco se transformaron completamente en arena, y luego con un crujido, la arena   comenzó a fluir hacia abajo.
“¡Retrocedan, rápido, retrocedan!”
Todos estos soldados comenzaron a bramar.
Innumerables cantidades de arena fluyeron hacia abajo. Si fueran enterrados bajo esta avalancha de arena... Incluso los guerreros más poderosos se sofocarían hasta la muerte.
Momentos después, una enorme pila de arena que tenía cientos de metros de altura apareció dentro del barranco.
“Santos cielos. Una duna de arena del tamaño de una pequeña montaña. Cualquiera atrapado dentro definitivamente moriría. Afortunadamente, logré huir lo suficientemente rápido.” Varios guerreros miraron la montaña de arena y sintieron una oleada de miedo. Esta aterradora y gigantesca duna ya había sellado completamente el centro del barranco.”
“¿Que esta pasando? ¿De dónde vino toda esta arena?”
“Santos cielos. Los picos de las montañas están desaparecidos. Han sido completamente aplanados. Es como si una divinidad celestial invencible usara una espada para aplanar completamente las montañas cercanas.”
“Esos picos de las montañas todavía estaban en pie hace unos momentos. ¿A dónde desaparecieron?
Muchos de los soldados levantaron sus cabezas para mirar, completamente estupefactos.
Los oficiales militares de alto nivel y los poderosos expertos de cada bando también estaban aturdidos.
“¡Un milagro!”
Bastantes personas miraban fijamente con los ojos muy abiertos. En este momento, los dos ejércitos no tenían ningún deseo de seguir luchando en absoluto. Estaban demasiado aturdidos por este ‘milagro’. En realidad, incluso si querían pelear, no había forma de hacerlo; Esa duna de arena tenía cientos de metros de alto, y estaba completamente bloqueando ambos lados.
“Vamos a echar un vistazo.” Bastantes personas en ambos ejércitos estaban montadas en bestias mágicas voladoras, y se elevaron en los cielos.
También había algunos magus e incluso algunos pocos Santos que podían confiar en su propio poder para volar a los cielos. Todos querían ver lo que había sucedido, exactamente.
“Tantos expertos de nivel Santo.” Muy pocas personas miraban fijamente, estupefactas, a la multitud de Dioses Altivos flotando en el aire.
“¡Swish!” Una figura de repente se disparó, y luego se estrelló con fuerza contra las paredes rocosas de un gran barranco. “Rumble...” Todo el barranco pareció temblar, y luego una capa de piedra que tenía más de diez metros de espesor se transformó en arena y fluyó hacia abajo.
La figura ardiente que había colisionado contra el barranco una vez más voló en el aire.
“Linley, te lo dije, no atrapé al Supervisor Planar.” La figura rojo ardiente comenzó a rugir.
Los soldados de abajo trataron frenéticamente de esquivar y esconderse. Afortunadamente, esta vez, la arena que cayó tenía solo unos pocos metros de grosor, por lo que los soldados pudieron salvarse. Unos pocos guerreros emergieron de la arena, levantando sus cabezas para mirar a la figura ardiente. “Qué... ¿Qué tipo de personas son?”
¿Una colisión era suficiente para causar una escena de tanta devastación?
“¿Prefieres morir antes que admitirlo?” Una voz resonó en el cielo.
“Dioses... ¡Divinidades celestiales!”
Esos soldados tomaron a los hablantes como divinidades celestiales. Estos soldados no tenían idea de lo que venía después del nivel Santo. Como lo vieron... ‘Dioses’ y ‘divinidades celestiales’ eran esencialmente lo mismo.
Justo en este momento, dos figuras aparecieron por encima del barranco, mirando a la figura rojo ardiente.
“Linley, tus ataques materiales realmente son terroríficos.” Dunnington suspiró con asombro.
“Mi clan Dragón Azur siempre se ha especializado en fortalecer el cuerpo, por lo que mi cuerpo era fuerte para empezar. Ahora que tengo el poder de la Voluntad y he dominado los profundos misterios, por supuesto que soy un poco más fuerte que la mayoría de los Paragons en términos de ataques materiales.” Linley sonrió.
“¿Un poco más fuerte?” El cercano Paragon de Fuego, Ballmer, sintió amargura en su corazón.
¡Eso no fue un poco más fuerte, fue significativamente más fuerte! ¡Esto era abusivo!
“Afortunadamente, A pesar que no soy capaz de defenderme completamente contra este tipo de ataque, tampoco me matará.” Ballmer aún sentía algo de confianza. Lo que Ballmer no se dio cuenta... Fue que el poder que Linley acababa de revelar, a pesar de superar ampliamente al de Ballmer, era solo una pequeña parte del verdadero poder de Linley. La verdadera técnica de asesinato de Linley, el ‘poder divino fusionado’ de cuatro Leyes, aún no se había utilizado.
Si hubiera usado poder divino fusionado, su poder de ataque aumentaría diez veces.
Diez veces. ¿Qué tipo de concepto era ese? ¡Sería completamente desequilibrado!
Ballmer miró hacia abajo a los plebeyos estupefactos. Él no pudo evitar sentirse enojado debido a que estos mortales ordinarios lo habían visto perder su cara, lo que lo enfureció. “Un grupo de hormigas.” Ballmer agitó su mano, y al instante, una oleada de energía rojo ardiente se extendió, cubriendo completamente los cielos y formando un ininterrumpido mar de llamas sobre el barranco.
Este mar de llamas tenía cientos de kilómetros de largo. Cubrió todo el barranco, de modo que los de abajo no pudieron ver nada sucediendo arriba. En cuanto al barranco... En el futuro, los habitantes del Plano Okerlund se referirían a ello como el ‘Barranco Llama del Apocalipsis’. Las llamas que Ballmer había creado casualmente... Eran llamas que incluso los Dioses Altivos no se atrevería a tocar.
“Linley, Dunnington, es completamente imposible que ustedes dos me maten.” Dijo Ballmer enojado. “Se los dije, el Supervisor Planar no está aquí.”
“Jaja, Ballmer, deja de negarlo.” Con esta voz, una figura apareció de repente.
“Ballmer, tus ataques materiales son mucho más débiles que los de Linley.” Apareció otra figura.
“¡Tú!” Ballmer frunció el ceño. Dos Paragons más habían llegado. Ballmer extendió su sentido divino... Y al hacerlo, frunció el ceño. En realidad, no habían llegado solo dos Paragons más; Los otros Paragons estaban acelerando hacia aquí también.
Ballmer tenía una expresión muy fea en su rostro.
“Ballmer, no niegues tener al Supervisor Planar. Sólo entrégalo.” El cuerpo entero de este orador estaba cubierto con una luz amarilla de tierra. Sus músculos se hinchaban, y sus venas azules eran como ramas que se entrelazaban a lo largo de su figura aterradoramente muscular de cuatro metros de alto.
“Qué desafortunado, si insistes en negarlo, solo sufrirás más.” Sonó una risa desafortunada. El orador era Bayer.
En un parpadeo, todos los demás Paragons también llegaron.
“Jaja, terminé siendo el último.” Una sombra destelló adelante; El recién llegado fue el Paragon de la Luz, ‘Clementine’.
Incluyendo a Linley, había ocho personas presentes. Todos estos ocho miraron fijamente a Ballmer.
“Hmph. Todos ustedes vinieron.” Ballmer tenía una mirada sombría en su rostro, y él resopló enojado, “Se los dije. El Supervisor Planar no está aquí.”
Las llamas interminables ardían sobre el barranco, y sobre las llamas, nueve deidades supremas estaban de pie ahí, ¡ocho alrededor! Ballmer definitivamente estaba en una posición débil.
“Ballmer no lo admitirá. Dunnington, depende de ti.” El Paragón de la Luz, Clementine, frunció los labios y rio.
Dunnington le guiñó un ojo a Ballmer. “Ballmer, puede ser que... ¿Vas a obligarme a hipnotizar y controlar uno de tus Dioses Altivos?”
El rostro de Ballmer cambió al instante.
¡Finalmente se dio cuenta de cuál era su defecto!
Era extremadamente difícil usar la hipnosis para controlar Dioses Altivos, pero Dunnington era capaz de hacerlo. ‘Semilla Espiritual’, ‘Hipnosis’, crear fragmentos de alma... Todos estos pertenecían a los Edictos de la Muerte. Si uno no entrenaba en los Edictos de la Muerte, y en cambio entrenaba en fuego o agua, incluso si uno se convirtiera en un Paragon, uno sería incapaz de usar Semillas Espirituales e Hipnosis, o crear fragmentos de almas de raspar el alma de alguien.
Cada área tenía sus propias especialidades. Si uno no se entrenaba en los Edictos de la Muerte, sin importar cuán poderoso fuera uno, uno no podría usar ‘Hipnosis’.
“El Supervisor Planar realmente no está aquí.” Dijo Ballmer.
Las miradas en los rostros de los ocho expertos, incluyendo a Linley, se hundieron. Claramente, sentían que Ballmer realmente no sabía lo que era bueno para él.
“Él está muerto. Lo maté.” Luego dijo Ballmer.
Los ojos de los ocho expertos se iluminaron.
Ballmer carcajeó, “Ahora soy la única persona que sabe sobre Brodie. Sin embargo, dado que han decidido llegar tan lejos al forzarme, no puedo hacerlo para que lo hicieran todo por nada. Les diré. Después de todo... Incluso si lo saben, no será de mucha utilidad.”
“No eres el que decide si esta información es útil o no.” Bayer estrechó sus cejas verticales a medida que decía con frialdad.
Ballmer continuó, “Brodie de hecho vino al Plano Okerlund, pero solo un año después, se llevó a su esposa y abandonó el Plano Okerlund. ¡Él fue al Reino de la Vida! Sin embargo, cuando Brodie dejó el Plano Okerlund, una vez le dijo algo al Supervisor Planar... “
Los ocho expertos miraron a Ballmer.
“Brodie dijo... ‘Sr. Ben, si muchas Deidades descienden a este lugar en busca de algo llamado diamante abrojo rojo, por favor cuéntales algo a estas Deidades. Diles que el diamante abrojo rojo está aquí en el Plano Okerlund. Sin embargo, si quieren encontrarlo, dependerá de cuán afortunados sean, jaja...’” Ballmer terminó de hablar, luego rio fríamente a medida que miraba a todos.
Los ocho expertos comenzaron a reflexionar.
Todos sintieron claramente que las palabras de Brodie contenían un rastro de burla dentro de ellas.
“Todo el mundo, díganme, ¿el diamante abrojo rojo está en el Plano Okerlund?” Ballmer rio fríamente.
¡Eso es lo que dijo Brodie! ¿Pero la verdad? Eso no estaba claro.
Había dos posibilidades. La primera era que el diamante abrojo rojo estaba realmente en el Plano Okerlund; Solo que estaba escondido muy bien, así que era muy difícil de encontrar.
La segunda era que se fue al lado de Brodie a medida que se dirigía a otro plano.
“Jaja... Piénsenlo en su tiempo libre. Ya sea que decidan darse por vencido y regresar o decidir seguir buscando, depende de ustedes. Ya les he dado esta información.” Riéndose, Ballmer se fue volando. A medida que lo hacía, Ballmer miró a Linley de costado. Justo ahora, cuando había estado luchando contra Linley, había estado en una absoluta desventaja.

“Parece que Linley no solo fue afortunado cuando exilió a Magnus en un espacio caótico. Justo ahora... Él ni siquiera estaba en su Forma Dragón.” Ballmer, en su corazón, comenzó a sentir una pizca de temor hacia Linley.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios