CD Libro 20 Capítulo 38

19:20

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo
Libro 20, El Acertijo de la Corona - Capítulo 38, Ciudad Corazón de León
Cuando Bebe vio salir al anciano de cabello rojo sangre, frunció los labios. “Ese anciano ha permanecido en el plano material por mucho tiempo. Su punto de vista es demasiado estrecho y restringido. Él es muy tonto. En realidad, voluntariamente desea fusionarse una chispa divina.”
“Él no es tonto. Él es inteligente.”
Linley rio. “El Plano Okerlund, que tiene una enorme población base, ha dado nacimiento a bastantes Deidades. Probablemente es que las personas aquí tengan algún grado de comprensión con respecto al Reino Infernal, el Inframundo, el Reino Celestial y otros lugares. A menos que sean capaces de alcanzar el rango Demonio de Seis o Siete Estrellas, ir al Reino Infernal es una forma de sufrimiento. Ese anciano, en el Plano Okerlund, es un experto supremo. Él puede disfrutar de la vida y relajarse. ¿Por qué ir a los Planos Superiores?”
Bebe se sobresaltó. Entonces, él asintió. “Eso es verdad también.”
“Cierto, jefe. ¿Le dijiste a mi abuelo Beirut sobre este Plano Okerlund?
“Por supuesto que sí.” Linley rio. “El clon de tu abuelo Beirut en el continente Yulan está viviendo actualmente en el Castillo Sangre de Dragón[1] con mi clon divino. Le conté todo sobre lo que sucedió aquí... Lord Beirut también ha explorado sus conexiones e investigado en las distintas ubicaciones del Reino de la Visa para ver si ha habido noticias sobre el diamante abrojo rojo.”
Bebe asintió. “Cierto. Tenemos que poner atención.”
El diamante abrojo rojo. ¡Incluso en sus sueños, Linley soñaba con adquirirlo!
A pesar que era muy probable que el diamante abrojo rojo estuviera en el Plano Okerlund, no podían descartar la posibilidad de que hubiera seguido a Brodie a otro plano.
Por lo tanto, Linley tuvo que confiar en la ayuda de Beirut. Beirut tenía bastantes amigos. No era  demasiado difícil para él poner atención a las noticias de esta naturaleza. Sin embargo, en los últimos días, Beirut no había descubierto ninguna información sobre el diamante abrojo rojo.
Continente Niebla Profunda. Continente Bestia Divina. Los habitantes de estos dos continentes continuaron con sus vidas normales. El ‘Descenso de los Dioses’ no había cambiado mucho. Los varios Dioses Altivos Paragon y esos diez mil Dioses Altivos comenzaron a buscar a humanos, elfos, enanos, hombres bestia y otras razas, pero lo hicieron con mucho cuidado. Ellos no dañaron a estas criaturas.
En cuanto a Linley...
Mantuvo una vigilancia constante en todo el plano. Esos Dioses Altivos y Paragons... Cada vez que actuaban un poco inusualmente, Linley pondría mucha atención.
Dado que la energía espiritual de Linley superaba a la de una Deidad que usaba Poder de Soberano, esta supervisión pasaba completamente desapercibida para los Paragons.
El tiempo continuó pasando en medio de este proceso de inspección.
En un abrir y cerrar de ojos, pasaron dos meses.
Montaña Liangya.
“Lord Baruch.” El anciano de cabello rojo sangre había venido una vez más.
Linley y Bebe lo miraron.
“Lord Baruch, su subordinado una vez más obtuvo información sobre el diamante abrojo rojo.” Dijo apresuradamente el anciano de cabellos rojo sangre.
“¿Oh?” Bebe solo rio. “En los últimos dos meses, has traído algunas docenas de informes, e incluso has localizado diez diamante abrojo rojos.”
En los últimos dos meses, el gremio Cuchillo Sangriento había encontrado más de diez diamantes abrojo rojos, pero Linley había descubierto a través de su sentido divino que eran ‘falsos’ y los había rechazado antes de que incluso fueran entregados a él.
“Esto... Su subordinado no puede verificar estos elementos.” El anciano de cabello rojo sangre río  torpemente, luego dijo apresuradamente, “Pero esta vez, esta noticia parece bastante creíble.”
“Habla.” Linley dijo con calma.
“Muy bien.” El anciano de cabello rubio dijo rápidamente: “Hace aproximadamente treinta años, un magus que estaba entrenando y aventurándose en las orillas del Bosque Niebla Profunda vio a dos expertos volando por los aires. Parecían una pareja. La mujer tenía un collar largo, que tenía un diamante abrojo rojo engarzado.
Los ojos de Linley y Bebe se iluminaron.
¿Hace treinta años? ¿Una pareja? ¿Volando en el aire?
“¿Y esa pareja?” Dijo Linley apresuradamente.
“Ese magus aventurero solo vio a los dos detenerse en el aire por un momento para discutir algo, y luego volaron más profundo hacia el Bosque Niebla Profunda. Como lo que sucedió después, el magus no lo sabía.” El anciano de cabello rojo sangre sacudió su cabeza.
“Puedes irte ahora.” Dijo Linley.
“Sí.” El anciano de cabello rojo sangre se fue respetuosamente.
Linley y Bebe comenzaron a fruncir el ceño.
“Jefe, la situación es mala.” Dijo Bebe.
“Es bastante mala. Brodie y su esposa se adentraron en el Bosque Niebla Profunda. Claramente, estaban volando hacia la formación de teletransportación. Lo más probable es que lo hayan pasado para abandonar el Plano Okerlund.” Linley comenzó a preocuparse. “Si Brodie y su esposa realmente tomaron el diamante abrojo rojo y salieron de este lugar, las cosas se volverán problemáticas. Buscarlos será como buscar una aguja en el mar.”
A pesar que según la información del Supervisor Planar, la pareja se había ido al Reino de la Vida...
¿Cuán vasto era el Reino de la Vida?
Además, ¿podría ser que los dos no entonces pasarían a través de la formación de teletransporte del Reino de la Vida y una vez más se teletransportarían a otro plano?
¿Cómo uno iba a encontrarlos?
“Sin embargo, hay otra posibilidad.” Murmuró Bebe. “Volaban profundamente en el Bosque Niebla Profunda. Además de irse con el diamante abrojo rojo, la otra posibilidad es que escondieron el diamante abrojo rojo en alguna forma de vida dentro del Bosque Niebla Profunda.”
Los ojos de Linley se iluminaron.
“Esto es de hecho posible.” Linley no pudo evitar sentirse muy feliz, pero luego dejó escapar un suspiro.
El Bosque Niebla Profunda era tremendamente vasto, y la cantidad de bestias mágicas y razas primitivas que vivían en su interior era muy grande. Buscarlo tampoco sería fácil.
“Hrm, ¿el Templo Radiant? Esa ‘Diosa Radiant’ se fue voluntariamente a buscar a Clementine. ¿Puede ser que algo especial haya sucedido?” Linley siempre había mantenido activo su sentido divino cubriendo todo el plano. Naturalmente, notó esto.
Dentro del continente Niebla Profunda, había un lago brillante que tenía más de un millón de kilómetros de circunferencia. En el centro del lago, había una pequeña isla que tenía una circunferencia de casi diez kilómetros también. Esta isla era conocida como la ‘Isla Radiant’ o la ‘Isla Sagrada’. Esta era la sede de la iglesia número uno del continente Niebla Profunda, el Templo de la Diosa Radiant.
En el centro de la Isla Sagrada estaba el Templo Radiant. El Templo Radiant se dividía en nueve pisos superiores y nueve subterráneos.
Desde que el Paragón de la Luz, ‘Clementine’, lideró sus fuerzas para descender a este lugar, había permitido que la Diosa Radiant sufriera un poco. Ella inmediatamente, aterrorizada, permitió que Clementine viviera en la parte superior del noveno piso. En cuanto a la Diosa Radiant, ella permaneció en el sexto piso.
El sexto piso subterráneo. Una mujer de cabello plateado, ojos plateados y descalza, vestida con túnicas sencillas, fruncía el ceño. Esta persona era la ‘Diosa Radiant’, adorada por innumerables personas en el continente Niebla Profunda.
“Lord Clementine ha estado buscando noticias sobre el diamante abrojo rojo. Entonces, debería...”
Después de dudar momentáneamente, sus ojos se volvieron decididos. Ella inmediatamente dejó su residencia y se dirigió hacia la parte superior del Templo Radiant.
“Déjenla entrar.”
Dentro del vasto y amplio piso del Templo Radiant, Clementine estaba silenciosamente sentado en su trono, con los ojos cerrados. Su sentido divino se extendía constantemente, pero por supuesto, no había forma de que pudiera compararse con Linley. Normalmente, al confiar en su energía espiritual, apenas podía cubrir el continente Niebla Profunda.
Incluso los Paragons no serían tan derrochadores como para usar constantemente Poder de Soberano.
Si hiciera eso, probablemente en un solo mes, habría agotado una cantidad astronómica de Poder de Soberano.
“Milord.” La Diosa Radiant entró, sus pies desnudos.
“¿Qué pasa?” Clementine abrió sus ojos.
La mirada de Clementine hizo que la Diosa Radiant se sintiera como si fuera un pequeño bote en medio de una tormenta salvaje, a punto de zozobrar en cualquier momento. La Diosa Radiant tembló ligeramente, y luego dijo respetuosamente: “Milord, usted está buscando un diamante abrojo rojo. Su subordinada recuerda que un amigo me dijo una vez... Si muchas Deidades poderosas vienen en busca de un tesoro, debo darle esto a uno de los expertos. Él dijo que... Esto es un regalo para mí. ¡Ese amigo mío se llamaba Brodie!” A medida que hablaba, ella sacó una pequeña caja roja.
En ese instante...
Una luz divina destelló en los ojos de Clementine. Inmediatamente extendió su sentido divino, queriendo envolverlo alrededor del área circundante y prohibir a otros Paragons usar su sentido divino para buscar en esta área.
¡Pero ya era muy tarde!
Cuatro sentidos divinos instantáneamente barrieron esa caja.
“Jaja, Clementine, tenemos que agradecerte, jaja...” Una voz resonó en la mente de Clementine.
El rostro de Clementine se puso feo para contemplar. También barrió la caja con su sentido divino, y luego, en un instante, con un ‘estruendo’, la caja se transformó en polvo. La caja en las manos de la Diosa Radiant había sido completamente aplastada, y no pudo evitar estar muy espantada.
“Lo has hecho bien. Ahora vete.” Clementine resopló fríamente.
“Sí.” La Diosa Radiant no se atrevió a decir una palabra. Ella inmediatamente se fue.
“Nueve Paragons, cinco en el continente Niebla Profunda, cuatro en el continente Bestia Divina. Solo tres Paragons deberían haber descubierto ese secreto. Clementine frunció el ceño. “¿Por qué Linley no mantuvo su sentido divino todo el tiempo?” En realidad, había habido cuatro sentidos divinos que habían barrido la caja, pero Clementine solo había descubierto tres.
¿En cuanto al sentido divino de Linley? Clementine no fue capaz de detectarlo en absoluto.
“Linley tiene pocos subordinados y no le da mucho valor a mantener su sentido divino. Y aun así, ¿piensa adquirir el talismán Overgod?” Clementine dejó escapar una risa fría.
Cinco de los nueve expertos sabían el secreto de la caja. Linley naturalmente lo sabía.
“La caja en realidad tenía un trozo de papel dentro. El papel solo tenía las palabras; ¡Ciudad Corazón de León!” Linley estaba muy desconcertado. Linley no cuestionó si la información era real o falsa, debido a que el papel era un tipo de papel que se veía con mucha frecuencia en el Reino Infernal. Podría existir durante incontables años sin dañarse. No había forma de que un plano material pudiera producir este tipo de papel.
Además, la Diosa Radiant no tuvo el coraje de mentir a propósito.
“Solo esas palabras. Puede ser que Brodie quiera decir... ¿Que el diamante abrojo rojo está en Ciudad Corazón de León?” Reflexionó Linley.
“Dime, ¿qué tipo de lugar es Ciudad Corazón de León?” Linley habló directamente con el Dignatario Shadow de la organización Cuchillo Sangriento a través de sentido divino.
Dignatario Shadow respondió inmediatamente respetuosamente: “Lord Baruch, Ciudad Corazón de León es una ciudad extremadamente famosa en el continente Bestia Divina. Es la capital imperial del ‘Imperio León de Nieve’.
“El continente Bestia Divina. ¿La capital imperial del Imperio León de Nieve?”
El sentido divino de Linley cubrió todo el plano. Inmediatamente notó que dentro del continente Bestia Divina, había una ciudad extremadamente lujosa y grande, con las puertas de la ciudad con dos palabras gigantes colocadas. ’Corazón de León’.
“Jefe, ¿qué pasa?” Bebe no sabía lo que estaba pasando.
“Bebe, vamos a un viaje al continente Bestia Divina.” Linley sonrió ligeramente, luego una oleada de poder divino tipo viento rodeó a Bebe. Los dos se transformaron en manchas verdes, desapareciendo al instante en el horizonte.
No era solo Linley quien se apresuraba hacia el continente Bestia Divina. Los otros cuatro Paragon del continente Niebla Profunda también estaban apresurándose hacia ahí.
Los Paragons volaban a una velocidad muy rápida. Rápidamente volaron fuera del continente Niebla Profunda, atravesaron el océano entre los dos continentes y luego llegaron al Continente Bestia Divina. En términos de velocidad, incluso sin utilizar su ‘poder divino fusionado’, Linley llegó al continente Bestia Divina prácticamente en el mismo instante en el que lo hicieron Clementine y los demás.
Los cuatro Paragons, Linley y Bebe ingresaron al continente Bestia Divina, y A medida que lo hacían, los cuatro Paragons en el continente Bestia Divina lo notaron de inmediato.
“¿Eh? Los cinco volaron hacia el mismo lugar. ¿Puede ser que descubrieron algo sobre el diamante abrojo rojo?
Siempre que uno no fuera un completo idiota, al ver esto, podrían adivinar que algo importante debe haber sucedido.
¡Ellos no dudaron en absoluto! Los otros cuatro Paragon del Continente Bestia Divina volaron inmediatamente hacia el lugar de reunión de los cinco Paragons que acababan de entrar al continente.
“Clementine, ¿hacia dónde te diriges?” El Paragon de Agua, un hombre de mediana edad con cabello azul suelto, río a medida que seguía a Clementine. A pesar que podían suponer hacia dónde se dirigían Linley, Clementine y los otros tres en función de su trayectoria, aún no estaban seguros de ello.
Por lo tanto, era bastante natural que los cuatro Paragons con base ​​en el continente Bestia Divina eligieran seguir a los otros cinco Paragons.
“Hmph.” Clementine ni siquiera se molestó en darles atención. Su velocidad aumentó de repente, y comenzó a moverse un poco más rápido que el Paragón de Agua.
“Todos, todo el mundo deberían dirigirse hacia Ciudad Corazón de León, ¿cierto?” El Paragón de Viento, Bayer, fue el primero en llegar a Ciudad Corazón de León. Había estado en el Continente Bestia Divina todo este tiempo, y vivía bastante cerca de Ciudad Corazón de León. Al ver la dirección hacia la cual el grupo de Linley se apresuraba, a medida que se acercaban, fue fácil reconocer a dónde iban.
“¡Swoosh!” Un rayo de luz se disparó hacia Ciudad Corazón de León, luego se transformó en una persona. Era Clementine.
“¡Whoosh!” Una mancha verde descendió de los cielos, luego se transformó en dos figuras; Linley y Bebe.
“¿Cómo sabía Linley a dónde ir? ¿Se lo dijo Dunnington?” Clementine miró a Linley, desconcertado. En aquel entonces, no tenía idea de que Linley había usado su sentido divino.
“¡Ciudad Corazón de León!” El sentido divino de Linley llenó toda Ciudad Corazón de León, pero no encontró nada especial.
“Bebe, entremos.” Linley envió.
Y luego, sin ponerles atención a los otros Paragons, Linley y Bebe ingresaron directamente a Ciudad Corazón de León.


[1] Radak: De arrimado… XD
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios