CD Libro 20 Capítulo 39

21:37

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo
Libro 20, El Acertijo de la Corona - Capítulo 39, Escultura En Relieve
El Plano Okerlund. El Continente Bestia Divina. La capital imperial del Imperio León de Nieve - Ciudad Corazón de León. El jardín del palacio imperial.
Linley estaba sentado en silencio en la posición de meditación en medio de un área verde, plana y cubierta de hierba. Bebe estaba a su lado. Linley y Bebe poseían Reinos Divinos, por lo que podían distorsionar fácilmente los rayos de luz dentro de su área, de modo que las sirvientas y los sirvientes dentro del jardín del palacio eran completamente incapaces de verlos.
Habían pasado un día completo en Ciudad Corazón de León, pero durante ese día, el sentido divino de Linley había estado buscando constantemente con toda su fuerza.
Linley abrió sus ojos.
“Jefe, ¿encuentras algo?” Preguntó Bebe apresuradamente.
Linley negó con su cabeza ligeramente. “¡Nada! Toda la capital imperial de Ciudad Corazón de León tiene casi diez millones de personas. Aparte de unos pocos jóvenes y algunas bestias juveniles que no inspeccioné, inspeccioné todas las otras criaturas vivientes aquí. Pero ninguno de ellos oculta anillos interespaciales en sus cuerpos.”
Brodie había venido treinta y tantos años atrás. Y así, no podría haber secretado el anillo interespacial en estos niños pequeños que aún no habían nacido.
“Realmente es difícil de encontrar.” Bebe frunció el ceño y resopló. “Los otros ocho Paragons ya ordenaron a sus subordinados Dios Altivo que realicen una búsqueda exhaustiva en toda Ciudad Corazón de León. Pero después de un largo período de tiempo, todavía no han encontrado algo. Esos muchos subordinados probablemente han buscado en la totalidad de Ciudad Corazón de León.”
Linley asintió levemente.
“Jefe, ya has buscado por completo el suelo y los mares profundos del Plano Okerlund. Además, este es solo un plano material; Muy pocas personas tienen anillos interespaciales. Esos ocho Paragons ordenaron hace mucho tiempo que se buscara a cada persona con un anillo interespacial.” Bebe resopló con descontento. “Parece que Brodie realmente hizo ‘eso’.”
No hubo otras posibilidades.
La única posibilidad... Era que el diamante abrojo rojo había sido puesto en un anillo interespacial, que a su vez fue colocado dentro de una criatura viviente.
Desafortunadamente, la población del Plano Okerlund era simplemente muy grande. ¡Ocho cuatrillones de personas! Y eso solo eran los humanos. También había elfos, gnomos y otras razas... Y las bestias mágicas que vivían en la tierra, en el cielo, y en los mares eran sorprendentemente numerosas también. En términos de número, de hecho, las bestias mágicas superaban en número a los humanos.
Dada la fuerza espiritual de Linley, si tuviera que buscar cuidadosamente de una manera que no causara daños al alma, Linley tendría que pasar un día entero buscando a solo diez millones de personas.
Su velocidad personal era definitivamente comparable a la velocidad de cientos o miles de búsquedas diarias de Dioses Altivos.
Diez millones tomarían a Linley un día.
Luego ocho cuatrillones... ¿Cuánto tiempo tomaría eso? Y eso sin incluso mencionar a las bestias mágicas.
¡El número era astronómico!
Por eso, los diez mil Dioses Altivos, ocho Paragons, y Linley y Bebe aún no habían encontrado el diamante abrojo rojo a pesar de haber pasado meses. En el continente Yulan, este grupo probablemente habría buscado a todos en tan solo diez días más o menos.
“Brodie, ese bastardo... Definitivamente eligió este Plano Okerlund a propósito.” Bebe resopló.
“Sé paciente. No somos capaces de encontrarlo, pero otros tampoco lo son.” El sentido divino de Linley mantuvo una vigilancia constante en todo el plano. “Una vez que lo hagan, seré el primero en saber también.”
“Claro.” Bebe dijo, perplejo, “Jefe, entonces, crees que la información que Brodie dejó para que la Diosa Radiante nos transmita... Esas palabras, ‘Ciudad del Corazón del León’... ¿Qué crees que significan esas palabras? Jefe, tengo la sensación de que... El escondite del diamante abrojo rojo debería tener algo que ver con esta información.”
Linley frunció el ceño. “Brodie no debería haber estado tan aburrido como para dejar atrás alguna información al azar para confundirnos. Las palabras, ‘Ciudad Corazón de León’, definitivamente tienen un secreto dentro. Y ese secreto nos guiará al escondite del diamante abrojo rojo. Pero, ¿a qué se refiere ‘Ciudad Corazón de León’?
Todos los expertos, incluido Linley, al ver las palabras ‘Ciudad Corazón de León’, creyeron que el diamante abrojo rojo tenía que estar escondido dentro de Ciudad Corazón de León.
Pero después de investigarlo, parecía que sus pensamientos fueron equivocados.
“Bebe, vámonos. Quiero ir a las bibliotecas de magus de Ciudad Corazón de León y buscar información sobre Ciudad Corazón de León. Quizás pueda descubrir algo.” Linley se puso de pie.
“Cierto. Ciudad Corazón de León involucra estos secretos. Tal vez esos materiales tendrán información al respecto.” Bebe se llenó de alegría también.
Linley y Bebe desaparecieron inmediatamente del interior del palacio.
A medida que Linley y Bebe avanzaban hacia el ‘Instituto de Magus Corazón de León’, en una espléndida e imponente residencia dentro de Ciudad Corazón de León, Clementine estaba liderando a sus subordinados a instalarse aquí.
“Milord, ya hemos buscado en toda Ciudad Corazón de León. Ninguna persona o bestia mágica tiene un anillo interespacial dentro de ellos, mucho menos un diamante abrojo rojo.” Un joven de cabello corto y rubio se inclinó y habló. Esos cientos de Dioses Altivos buscaron bastante rápido, pero solo eran comparables a Linley buscando solo.
“Puedes irte ahora.” Dijo Clementine con calma.
“Sí.” El joven de cabello plateado se inclinó, luego se fue, dejando solo a Clementine dentro del patio.
Linley no fue el único que reflexionó. Clementine estaba reflexionando también. “Ese papel solo tenía las palabras; ‘Ciudad Corazón de León’. No hay otras palabras. ¿Qué significan esas palabras?” La mirada de Clementine destelló e inmediatamente activó su Poder de Soberano.
Un poderoso sentido divino se extendió, pasando por el continente Bestia Divina y extendiéndose a través del océano hasta encapsular todo el continente Niebla Profunda también.
“¿Sabes a qué se refiere el significado de las palabras en ese papel, ‘Ciudad Corazón de León’?” Envió Clementine.
Muy lejos, en el lejano continente Niebla Profunda, dentro del Templo Radiant, la Diosa Radiant sintió que su corazón temblaba, y ella inmediatamente respondió: “Milord, las palabras, ‘Ciudad Corazón de León’... No tengo claro el verdadero significado de esas palabras.”
“¿Cuántas Ciudades Corazón de León existen en este continente?” Preguntó Clementine.
“Solo esa capital imperial del Imperio León de Nieve del continente Bestia Divina.” La Diosa Radiant estaba completamente segura.
“¿Solo una?” Clementine realmente no entendió. Si hubiera otras Ciudades Corazón de León, tal vez podría ir a buscar esos lugares. Pero ahora, ¿qué se suponía que debía hacer con esas palabras, ‘Ciudad Corazón de León’?
“Cuando Bordie te dio ese papel, ¿dijo algo? ¿Me has contado todo lo que dijo en detalle?” Dijo Clementine.
“Hace treinta años, cuando Brodie descendió al Plano Okerlund, vino con su esposa. Una vez vino a mi Isla Sagrada Radiant. A pesar que ambos éramos Dioses, él fácilmente me derrotó. Vivió conmigo por un tiempo, y cuando se fue, ¡me dio un regalo! Dijo que si muchas Deidades descendían al Plano Okerlund en busca de algún tesoro, se lo entregara a un poderoso experto... Dijo que después de que el poderoso experto adquiriera el tesoro, sería recompensada.”
La Diosa Radiant se sintió extremadamente resignada.
Ella había pensado que después de entregar el papel, sería alabada y recompensada.
Pero quién hubiera imaginado que Clementine no solo no la recompensó, sino que incluso le dio su actitud.
De hecho, incluso el mismo Brodie no tenía idea... De que el ‘diamante abrojo rojo’ atraería el descenso de tantos expertos, ¡hasta el punto de que incluso ocho Paragons y un equivalente de Paragon, Linley, vendrían! Con tantos expertos, incluso si ella ofrecía el ‘papel’, los otros también lo notarían.
Si los otros no se hubieran dado cuenta, tal vez Clementine se hubiera regodeado y realmente hubiera recompensado a la Diosa Radiant.
“¿Después de que el experto encontrara el tesoro, serías recompensada?” Clementine frunció el ceño.
De estas palabras, Clementine podría deducir que... El diamante abrojo rojo debería estar realmente en el Plano Okerlund.
“Whoosh.” Clementine retiró su sentido divino del continente Niebla Profunda, luego dio la orden.” Marqués Winter, ven aquí.”
Marqués Winter era el dueño de esta propiedad. Sin embargo, cuando llegó el grupo de Clementine, todo lo que tuvieron que hacer fue lucir el talismán de alto nivel del Templo Radiant para que el Marqués Winter se volviera extremadamente respetuoso.
“Milord.” Un anciano con la cabeza llena de cabello blanco plateado, pero cuyos ojos eran azules y centelleantes de vida se acercó y saludó respetuosamente.
“Ven conmigo a dar un paseo por Ciudad Corazón de León.” Clementine dio la orden. “Llévame a algunas de las áreas interesantes de Ciudad Corazón de León.”
“Sí, milord. Conozco cada área o edificio histórico especial que existe dentro de Ciudad Corazón de León.” Marqués Winter no conocía el verdadero estatus de Clementine; Pensó que Clementine era un miembro de alto nivel del Templo Radiant. Pero eso ya era suficiente para que él fuera extremadamente respetuoso.
Todos los expertos tenían sus propios pensamientos. Linley eligió ir a las bibliotecas en busca de información sobre Ciudad Corazón de León, mientras que Clementine dejó que esta persona lo condujera a ver algunos de los lugares únicos de Ciudad Corazón de León. A pesar que su sentido divino era capaz de cubrir toda Ciudad Corazón de León, sin nadie que lo explicara, incluso si encontraba una ‘roca’ que había existido durante incontables eras, no sabría que había un significado especial para esa roca.
Bajo la guía del Marqués Winter, Clementine aprendió bastante sobre la historia clásica de Ciudad Corazón de León.
En este momento, Clementine y el Marqués Winter estaban localizados dentro de un museo de historia. Las paredes de la sala de exposiciones de este museo tenían enormes esculturas en relieve. Estas esculturas en relieve estaban casi todas a la misma altura en la pared. Las amplias salas solo tenían unas pocas docenas de figuras ubicadas escasamente dentro de ellas.
“Milord, mire.” Marqués Winter rio a medida que señalaba una escultura en relieve que estaba delante. “Las diecinueve personas en esta escultura son nuestro Emperador Fundador del Imperio León de Nieve, ‘Venna’, y sus más leales dieciocho caballeros. Incluso el más débil de estos dieciocho caballeros había alcanzado el noveno nivel, mientras que nuestro Emperador Fundador, Venna, era un experto nivel Santo.”
Clementine solo asintió ligeramente.
¿Noveno rango? ¿Santo? Para una Deidad suprema como Clementine, no había diferencia.
“Milord, mire este tallado.” Dijo el Marqués Winter a medida que señalaba un tallado gigante junto a ellos. Este tallado era de una enorme bestia mágica tipo león de un cuerno. En el tallado, esta enorme bestia mágica tipo león tenía una gran herida en la parte inferior del cuerpo. Una persona estaba volando fuera de esta herida, y esa figura tenía algo en sus manos.
La escultura había capturado ese momento.
“Oh, bastante interesante.” Clementine, al ver esta escultura, no pudo evitar reír.
“Milord, esta escultura describe el mayor peligro al que se enfrentó nuestro Emperador Fundador Venna; ¡Esta fue también la batalla que condujo al ascenso del Emperador Venna a la fama!” Dijo apresuradamente el Marqués Winter. “Y esta batalla ocurrió en la antigua ubicación de Ciudad Corazón de León. Fue precisamente debido a que quería conmemorar esa batalla que el Emperador Venna ordenó esta capital imperial y la llamó ‘Ciudad Corazón de León’. De aquí es de donde viene el nombre Ciudad Corazón de León.”
“¿De dónde vino Ciudad Corazón de León?” Los ojos de Clementine se iluminaron. “¡Explica con detalle!”
El Marqués Winter nunca había visto tanta emoción en este ‘miembro de alto nivel del Templo Radiant’. Él no pudo evitar decir apresuradamente: “Ese año, el Emperador Venna acababa de llegar al nivel Santo. Pero encontró a la bestia mágica nivel Santo, ‘León de Nieve de Cuerno Plateado’. Ese año, Ciudad Corazón de León no era más que una región desolada. ¡El Emperador Venna se enfrascó en una batalla feroz con el León de Nieve de Cuerno Plateado! En aquel entonces, el Emperador Venna era solo un Santo de la etapa temprana, mientras que, en términos generales, las bestias mágicas que alcanzan el nivel Santo son comparables a los Santos humanos de la última etapa.”
Clementine asintió ligeramente.
“El Emperador Venna estaba definitivamente en desventaja y cerca al punto de morir. Pero en el momento crítico, con la vida y la muerte colgando de un hilo, el Emperador Venna logró encontrar vida desde la muerte; Él cargó directamente dentro de la boca del León de Nieve de Cuerno Plateado. Entró en el estómago del León de Nieve de Cuerno Plateado. Ninguno de nosotros sabe exactamente lo que sucedió, pero lo que sí sabemos... Fue que el Emperador Venna cortó el estómago del León de Nieve de Cuerno Plateado cuando escapó. Y, en su mano, estaba apretando parte del corazón de León de Nieve de Cuerno Plateado cuando salió. Claramente, él ya había destrozado el corazón del León de Nieve de Cuerno Plateado... Pero, por supuesto, el León de Nieve de Cuerno Plateado también murió.” El Marqués Winter explicó en detalle. “Esa batalla resultó en que el Emperador Venna se hiciera mucho más poderoso. Se convirtió en el Santo más poderoso de todo el continente Bestia Divina.”
Los ojos de Clementine brillaron con una mirada complicada.
“Ciudad Corazón de León... No es de extrañar que se llame Ciudad Corazón de León.” Clementine tenía una sonrisa en su rostro, y en su corazón, murmuró: “Él salió del estómago del León de Nieve de Cuerno Plateado, agarró su corazón y luego salió. “
“Regresemos ahora.” Clementine mantuvo su calma.
“¿Volver?” Marqués Winter se sobresaltó.

Clementine no le prestó atención. Fingió como si nada hubiera sucedido a medida que una vez más regresó a la propiedad del Marqués Winter. ¡Solo una hora después de regresar a la propiedad, el mismo Clementine se deslizó silenciosamente fuera de Ciudad Corazón de León!
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios