CD Libro 21 Capítulo 15

23:04

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo
Libro 21, Apogeo - Capítulo 15, Intención Codiciosa
“Rumble...” Las olas del mar continuaron rodando suavemente.
Linley levantó su cabeza, barriéndola pasando a Augusta y a Diya. El Jefe Soberano de la Luz, Augusta, y el Jefe Soberano de Viento, Diya, miraron a Linley con miradas maliciosas. En su corazón, Linley solo rio. “Hmph. Augusta probablemente todavía tenga el deseo de matarme. Después de esa última batalla, Diya probablemente también sienta enemistad conmigo. A Diya puedo ignorarlo, pero en cuanto a Augusta... Lo dejaré vivir feliz por un tiempo más. ¡Después de que los otros Jefes Soberano se vayan, mataré a Augusta!
Los otros Jefes Soberano no solo verían a Linley matar a Augusta y no hacer nada al respecto.
Él ya había esperado miles de años. ¿Qué era otro momento?
“Linley. Beirut.” En este momento, el Soberano Capullo Rojo y el Soberano Risco Sangriento volaron hacia ahí, riendo a medida que los saludaban.
“Linley, realmente sabes cómo crear problemas.” El Soberano Risco Sangriento rio a medida que hablaba mentalmente con él. “¿Cuan corto ha sido el período de tiempo? Y, sin embargo, ya has matado a Teresia.”
“Si lo mataste, lo mataste. Sin embargo, Linley, deberías haber preparado una excusa para cuando los Jefes Soberano te pregunten, ¿sí?” El Soberano Capullo Rojo miró a Linley.
Linley rio y asintió.
“Tendremos que molestarlos a los dos para que lo ayuden, pronto.” Beirut rio a medida que les hablaba mentalmente.
“No podremos ayudar mucho. Todo depende de los cuatro Jefes Soberano de los Edictos. El que está a tu lado, ese es el ‘Bluefire’ que me mencionaste la última vez, ¿verdad?” El Soberano Risco Sangriento miró hacia Bluefire. “Bluefire, me llamo Boson.”
“Sr. Bosón.” Bluefire dijo modestamente.
¿Con qué frecuencia más de sesenta Soberanos tienen la oportunidad de reunirse? La conversación entre los diversos Soberanos en este momento era bastante animada.
“Bien, es tiempo de discutir los asuntos de Linley.” Una voz fría descendió desde lo alto. El que habló era el Jefe Soberano de la Destrucción.
Las palabras del Jefe Soberano de la Destrucción hicieron que todas las conversaciones se detuvieran al instante. Se hizo silencio.
“Todos.” Beirut rio. “Todos, por favor, todos ustedes, siéntense. Después de que se sienten, podemos discutir el asunto entre Linley y Teresia.”
A medida que hablaba, con un crujido, la forma de vida metálica que había tenido la forma de un barco gigante comenzó a transformarse de nuevo. De la cubierta amplia y espaciosa de repente comenzó a crecer varias sillas. Había sesenta y cinco en total, y las sillas estaban dispuestas en un enorme círculo. Debido a que estaba en un círculo, no hubo diferencias en términos de estatus para los arreglos de los asientos.
“Todos, sentémonos.” La hermosa doncella de cabello rojo con túnica violeta dio la orden con frialdad.
Las palabras del Jefe Soberano de la Muerte provocaron que los más de sesenta Soberanos descendieran del cielo o volaran desde otras partes del barco y se movieran hacia los asientos. Todos casualmente eligieron sus propios asientos y se sentaron. Linley, Beirut y Bluefire estaban sentados uno al lado del otro.
“¡Los cuatro Jefes Soberano de los Edictos!” Linley barrió a los cuatro con su mirada.
Los cuatro Jefes Soberano de los Edictos estaban sentados uno al lado del otro también.
“Los tres de ellos están todos aquí. Qué casualidad. Cuando los cuatro Jefes Soberano de los Edictos se vayan, los mataré a todos.” Augusta miró al grupo de tres de Linley a medida que murmuraba para sí mismo.
Justo en este momento, una voz suave sonó. “Todos, a pesar que los cuatro Overgods no nos han prohibido matarnos, fusionarse con un chispa Soberana adicional significa obtener una porción adicional de Voluntad. Si no limitamos las batallas entre nosotros, probablemente es que los Soberanos Menores y los Soberanos Intermedio nunca tengan paz. Por lo tanto, en el pasado, los otros tres Jefes Soberano de los Edictos y yo establecimos el Pacto.”
“Si un Soberano de bajo rango no ha ofendido a un Soberano de mayor rango, al de mayor rango no se le permite arbitrariamente masacrar al de menor rango. ¡Quienes violen esto serán perseguidos y asesinados conjuntamente por los cuatro de nosotros!”
“Solo a los Soberanos que tienen el mismo nivel de poder se les permite luchar entre ellos.”
El que habló fue el Jefe Soberano de la Vida, vestida de jade. La voz del Jefe Soberano de la Vida era muy gentil; Incluso cuando discutía el Pacto, su voz fluía como las aguas de un manantial, haciendo que los oyentes se sintieran en paz.
El viento del mar soplaba, pero el barco sobre las olas era extremadamente estable, y los Soberano sentados arriba escuchaban tranquilamente.
“Hoy, sin embargo, Linley mató al Soberano Menor de Viento, ‘Teresia’.” El Jefe Soberano de la Vida barrió a Linley con su mirada, su tono abruptamente cambiante. “Sin embargo, Linley es solo un Soberano Menor también...”
Linley, al oír esto, no pudo evitar sentirse complacido. Este Jefe Soberano de la Vida parecía estar ayudándolo.
“Su Excelencia.” De repente, sonó una voz.
“¿Hrm?” La mirada cálida y gentil del Jefe Soberano de la Vida cayó sobre el altavoz. El que habló fue el Jefe Soberano de Viento, Diya.
La mirada dorada de Diya estaba fijada sobre el Jefe Soberano de la Vida, pero dijo con respeto: “De acuerdo con ese Pacto, la evaluación del rango de poder de una persona no se divide simplemente en ‘Menor’, ‘Intermedio’ y ‘Alto‘; Más bien, está basado en el verdadero poder. Por ejemplo, cualquiera de las Cuatro Bestias Divinas del pasado eran solo Soberanos Menores por su cuenta, pero como un todo, se hizo referencia a que estaban en el nivel ‘Jefe Soberano’. ¡Esto era debido a que eran poderosas!”
Cuando los expertos lucharon, unir fuerzas no siempre era de gran utilidad.
Cuatro Soberanos Menores uniendo fuerzas aún no serían capaces de vencer a un Soberano Intermedio.
Pero las Cuatro Bestias Divinas eran claramente diferentes. Por lo tanto, durante ese Pacto, se estableció especialmente que las Cuatro Bestias Divinas, como una unidad, estaban en el nivel Jefe Soberano.
“En cuanto a este Linley, en términos de poder...” El Soberano de Viento, Diya, soltó una carcajada de auto-burla. “Me temo que se reirán de mí, pero no hace mucho, tenía la intención de capturar a este Linley, para permitirles a ustedes cuatro, sus Excelencias, interrogarlo. Sin embargo, no esperaba que después de que Linley se fusionara con la chispa Soberana tipo viento, no pudiera hacerle nada, incluso cuando lo ataqué con toda mi fuerza.”
“¡¡¡Cómo puede ser esto!!!”
Al instante, un alboroto de ruidos sorprendidos estalló.
Los Soberanos que se habían apresurado aquí desde los otros planos sabían que Linley había matado a Teresia, pero no tenían clara la lucha de Linley contra el Jefe Soberano de Viento, Diya.
La razón principal era que, cuando Diya había ordenado a sus Soberanos de Viento difundir las noticias, ¡la batalla entre él y Linley no había comenzado todavía!
“Incluso si Linley se fusionara con una chispa Soberana tipo viento adicional, tendría a lo mucho una porción adicional de Voluntad. ¿Cómo podría ser capaz de derrotarte, Diya?”
“La diferencia entre un Soberano Menor y un Alto Soberano  es muy grande.”
Un coro de voces incrédulas sonó. Estos Soberanos no podían creer las palabras de Diya.
Un Soberano Intermedio era casi cien veces más fuerte que un Soberano Menor, una diferencia de dos partes de Voluntad. En cuanto a Altos Soberanos y Soberanos Menores, la diferencia era incluso mayor.
“Linley no solo se fusionó con una chispa Soberana tipo viento. ¡Antes de esto, él ya se había fusionado con dos chispas Soberanas!” Dijo Diya.
“¿Una sola persona que se fusionó con tres chispas Soberanas?” Incluso el anciano de túnica blanca y cabello blanco, el Jefe Soberano del Destino, no pudo evitar mirar a Linley.
“¿Puede ser que Linley haya matado a otros Soberanos antes de esto?” Dijeron inmediatamente algunas personas.
“Todavía hay varios Soberanos que no vinieron hoy. Quizás…”
Linley solo observó en silencio a este grupo de Soberanos charlar, mientras que desde el lado de Linley, Beirut de repente rio con voz clara. “Todos, soy Beirut. Confío en que todos hayan oído hablar de los eventos de hace casi veinte mil años. En aquel entonces, ¡adquirí cuatro chispas Soberanas! Yo y este caballero a mi lado, Bluefire, cada uno usamos una chispa. Permitimos que Linley se fusione con las otras dos chispas, por lo que Linley solo ha matado a un solo Soberano, Teresia.”
Unos pocos Soberanos miraron hacia Beirut, y todos guardaron silencio.
Las noticias de lo que Beirut había hecho hace casi veinte mil años se habían extendido bastante rápido entre los Soberanos.
“Diya, incluso si Linley se fusionara con tres chispas Soberanas, solo tendría dos porciones más de Voluntad que un Soberano Menor ordinario, y sería comparable a un Soberano intermedio. ¿Cómo pudo haber sido rival para ti?” Un hombre con largo cabello azul y escamas de pescado en la frente rio a medida que hablaba.
“Todos, no lo olviden; Linley es un Paragon.” El Soberano Risco Sangriento sonrió a medida que les recordaba a todos.
“Incluso si él es un Paragon, hmph, ¿un  Soberano Intermedio Paragon  podría derrotar a Diya?” Refutaron los otros Soberanos.
“¡Todos!” El Jefe Soberano de Viento, Diya, intencionalmente dejó escapar un suspiro. “Desaté mi ataque supremo, pero aun así no pude herirlo. De hecho, ni siquiera fui capaz de obligar a Linley a usar la habilidad divina innata del clan Dragón Azur. ¡La razón por la cual Linley es tan poderoso es principalmente debido a que tiene un artefacto Overgod!”
¡Un alboroto instantáneo!
“¡¿Un artefacto Overgod?!”
Los Soberanos, incluidos los Soberano que solo habían estado viendo la diversión y aún no habían dicho nada, estaban aturdidos. Los Jefes Soberano, incluido Augusta, de inmediato giraron a mirar fijamente a Linley con la velocidad de un rayo.
“Es verdad.” Linley, frente a las miradas de estas personas, asintió y lo admitió.
¡Una sola piedra que despertó una ola de mil metros!
“¡Él en realidad tiene un artefacto Overgod!”
Los Soberanos que habían estado tratando esto como un espectáculo divertido ahora cambiaron por completo sus actitudes.
“Al confiar en un artefacto Overgod, Linley solo podía tener una ligera ventaja sobre Diya.” Un hombre de cuernos dorados con un sello de un rayo en su frente pensó para sí mismo. “¡Que el artefacto Overgod caiga en sus manos es un desperdicio completo! ¡Si fuera a ganar ese artefacto Overgod, dado mi poder, tendría la oportunidad de ser comparable a los cuatro Jefes Soberano de los Edictos!”
Esta persona era el Jefe Soberano del Rayo.
El Jefe Soberano del Rayo tenía otro clon de Soberano, por lo que el Jefe Soberano del Rayo tenía naturalmente una porción adicional de Voluntad. Su poder superaba al de los otros Jefes Soberano, pero el Jefe Soberano de la Luz tenía un artefacto Overgod.
Así, entre los Siete Jefes Soberano Elementales, el Jefe Soberano de la Luz era el número uno, mientras que el Jefe Soberano del Rayo era el número dos. La diferencia entre ellos, sin embargo, no era tan grande. Si el Jefe Soberano del Rayo adquiriera un artefacto Overgod, instantáneamente superaría al Jefe Soberano de la Luz e incluso podría representar una amenaza para los cuatro Jefes Soberano de los Edictos.
“¡Artefacto Overgod!” El Jefe Soberano del Rayo ya estaba pensando cómo tomar el artefacto Overgod. “Este insignificante Linley, incluso confiando en el artefacto Overgod, solo tiene poder promedio. ¡Él no es una amenaza! El mayor problema en este momento son los otros Jefes Soberano. Quiero tomar el artefacto Overgod, pero me imagino que los otros Jefes Soberano no estarían dispuestos a aceptar esto.”
El Jefe Soberano del Rayo miró a través de los otros Jefes Soberano.
De hecho, los otros Jefes Soberano también estaban intrigados.
¡Un artefacto Overgod!
¡Si lo adquirieran, superarían a los otros Jefes Soberano!
“Hmph, ¿todos quieren luchar por ello?” El Jefe Soberano de la Luz, Augusta, rio fríamente en su corazón. “Conmigo aquí, lo único que el resto de ustedes puede hacer es soñar con eso. Sin embargo... Los cuatro Jefes Soberano de los Edictos serán un problema.” Augusta también estaba preocupado; Preocupado por los cuatro Jefes Soberano de los Edictos.
¡Estas simples palabras de Diya, exponiendo el hecho de que Linley poseía un artefacto Overgod, hicieron que todos los Jefes Soberano que estaban calificados para luchar por ese tesoro estuvieran intrigados!
“Linley, no puedo matarte, pero los otros Jefes Soberano sí.” Diya estaba muy contento con lo que había forjado.
Linley no estaba preocupado en absoluto. Barrió a los once Jefes Soberano con su mirada. “Me imagino que bastantes de los Jefes Soberano albergan intenciones codiciosas en su corazón. Sin embargo, después de matar a Augusta, me imagino que estos Jefes Soberano estarán tan asustados que no se atreverán a hacer nada después.” Linley no sintió el menor rastro de preocupación.
Él solo había revelado una centésima parte de su verdadero poder.
Todos los Soberanos presentes entendieron que la séptima misión Overgod que había sido emitida desde la creación del universo había sido cumplida por Linley. Durante el período de tiempo anterior, todos los Soberanos habían sido engañados por él. Sin embargo, nadie discutió sobre esto. Si un Dios Altivo hubiera engañado a los Soberanos, los Soberanos se pondrían furiosos y tomarían venganza.
Pero el poder de Linley ahora estaba en el nivel de un Jefe Soberano. ¿Quién se vengaría?
Además, la situación actualmente era bastante delicada.
Muchos de los once Jefes Soberano sintieron intenciones codiciosas hacia el artefacto Overgod de Linley. ¡Pero todos los Jefes Soberano sabían cómo los demás también se sentían! Tenían miedo de ser los primeros en atacar, pero al final, dejar que el beneficio llegue a los demás. Por lo tanto, todos ellos estaban extremadamente cautelosos.
“Linley se fusionó con tres chispas Soberanas, es un Paragon y tiene un artefacto Overgod. Él de hecho tiene el poder de luchar contra Diya. Sin embargo...” La voz del Jefe Soberano de la Vida se volvió fría y feroz. “Solo debido a que eres poderoso, ¿puedes asesinar a un Soberano Menor de Viento? Esto está completamente en contra de nuestro Pacto original.”
Linley habló. “Jefe Soberano, antes de fusionarme con la chispa Soberana tipo viento, no era tan poderoso.”
El Jefe Soberano de la Destrucción dijo con calma, “Incluso antes de fusionarte con la chispa Soberana tipo viento, ya habías superado a un Soberano Intermedio ordinario. Matar a Teresia fue una violación del Pacto.”
“Todos.” El cercano Beirut se levantó apresuradamente. “Hay dos cosas que debo decir. Originalmente, cuando Linley todavía era un Dios Altivo, Teresia quería atacar y matar a Linley en el Reino Infernal. Afortunadamente, el Soberano Risco Sangriento, Boson, lo detuvo. Lo segundo fue que cuando Linley estaba a través del espacio caótico para regresar del Plano Okerlund al Plano Yulan, fue atacado por Teresia a medio camino. Si no hubiera sido por mí y por Bluefire, Linley habría sido asesinado hace mucho tiempo. Teresia había actuado repetidamente contra Linley; Que Linley tome venganza no debería ser considerado ir en contra del Pacto.”
El Jefe Soberano de la Destrucción, vestido de negro, miró a Beirut. “¿Atacó a Linley en el espacio caótico? Quién puede testificar esto.”
“Su Excelencia.” En este momento, sonó una voz. “A pesar que Linley y yo tenemos cierta enemistad entre nosotros, tengo que admitir que, en aquel entonces, Teresia de hecho atacó al grupo de Linley. Vi esto a través de sentido divino; Definitivamente no hubo ningún error.”
Linley no pudo evitar girar para mirar.

¡El orador fue, sorprendentemente, el Jefe Soberano de la Luz, Augusta!
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios