CD Libro 21 Capítulo 18

11:42

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo
Libro 21, Apogeo - Capítulo 18, Bestia Divina, Leviatán Sable
“¿Qué? ¿La habilidad divina innata combinada de los cuatro ancestros?” Los ojos de Linley se volvieron redondos.
Y luego, Linley miró al Jefe Soberano de la Destrucción, que estaba ahí en el vacío. Él reflexionó: “Hace veinte mil años, el Jefe Soberano de la Destrucción obtuvo la mitad de la esencia de sangre de las bestias divinas del abuelo Beirut. Cierto. Hace cinco mil años, el grupo de cuatro de Gislason prestó al Jefe Soberano de la Destrucción un centenar de Dioses Altivos del clan de las Cuatro Bestias Divinas. Probablemente es que también fue para analizar la habilidad divina innata de las Cuatro Bestias Divinas. ¡Y ahora, él en realidad ha tenido éxito! Inconcebible. Este Jefe Soberano de la Destrucción es realmente una figura aterradora.”
Una habilidad divina innata nunca podría ser perfectamente aprendida, pero existía la esperanza de imitar una habilidad divina similar.
Por ejemplo, alguien como el Jefe Soberano de la Destrucción, si lo analizara lo suficiente y también utilizara las esencias de sangre de las Cuatro Bestias Divinas, todavía tendría la oportunidad de imitarla.
Por ejemplo, Linley; El ‘Espacio Amatista’ de las Bestias Divinas Amatista era una técnica suprema muy especial. Bajo la guía intencional del Soberano Capullo Rojo, Linley finalmente entendió los principios detrás de esto. A pesar de que el poder no era tan grande como cuando las Bestias Divinas Amatista usaban la técnica, el poder aún era tremendo.
Los diez expertos de nivel Jefe Soberano guardaron silencio, mirando fijamente a la distancia al duelo próximo a comenzar entre los dos poderosos Jefes Soberano de los Edictos.
“Crackle…”
Una luz negra se extendió a mil kilómetros, y en el centro de esa luz negra, una figura de aspecto borroso y siniestro continuó flotando ahí silenciosamente.
“¡Orloff! He tomado prestado el poder innato de una raza única que existe en el Reino Infernal, los ‘Tartarianos’. Después de incontables años, finalmente he perfeccionado mi técnica suprema. Esta técnica ahora es mucho más poderosa que la última vez. Esta vez, dale un vistazo a mi ataque más poderoso.” La voz del Jefe Soberano de la Destrucción hizo eco en el vacío.
“¿Oh? Por el sonido de esto, debería ser excelente. Haz tu movimiento.” Orloff de túnica blanca  cabello blanco continuó sonriendo.
Con su túnica negra revoloteando, el Jefe Soberano de la Destrucción miró fríamente a su oponente. Su mano se agitó... Y una larga lanza negra emergió en su mano. La lanza negra tenía casi dos metros de largo. A pesar que todavía no había atacado con ella, la feroz aura que emanaba naturalmente estaba causando que las corrientes circundantes de energía caótica se desmoronaran.
Linley y los otros espectadores distantes estaban asombrados.
¡Todos entendieron que la lanza larga era un arma del Overgod de la Destrucción!
“Rumble...” Las enormes cantidades de luz negra en los alrededores de repente se contrajeron, fusionándose por completo en el cuerpo del Jefe Soberano de la Destrucción.
Esto causó que apareciera un verdadero vacío dentro de mil kilómetros, sin que quedara energía alguna.
“Rustle…”
Un extraño sonido fue emitido por la boca del Jefe Soberano de la Destrucción. Al mismo tiempo, detrás del Jefe Soberano de la Destrucción, apareció una enorme ilusión. La ilusión era en realidad una impresionante extensión de diez mil kilómetros. Esta era una criatura enorme y enroscada que era similar a una serpiente. Su cuerpo blando y flexible estaba cubierto de escamas negras. Además, tenía más de diez mil garras afiladas.
Diez mil kilómetros, con diez mil garras afiladas, y más de diez mil alas afiladas.
A primera vista, las incontables escamas, garras y alas parecían estar hechas de acero negro.
La cabeza de este monstruo estaba completamente calva. Tenía solo un par de ojos, con un ojo con pupilas blancas y un ojo con pupilas rojas.
Linley, mirando desde lejos, estaba completamente estupefacto. La verdadera forma del Jefe Soberano de la Destrucción era simplemente demasiado aterradora.
“¿Qué es esto?” Susurró Linley.
El sentido divino de Linley estaba constantemente activo. Debido a su poder de Soberano fusionado, otros no eran capaces de sentir el sentido divino de Linley en absoluto. Sin embargo, el mismo Linley pudo ver claramente que después de que el Jefe Soberano de la Destrucción desatara esta técnica, incontables corrientes de energía espiritual giraban extrañamente hacia el Jefe Soberano del Destino.
El Jefe Soberano del Destino era como una presa que había quedado atrapada.
“¿No lo sabías?” El Jefe Soberano de la Muerte miró a Linley y luego le dijo: “Wodred es la primera criatura que nació en el Reino Infernal. Él vive en las profundidades del Mar Caótico. Él mismo se nombró a sí mismo como la bestia divina, ‘Leviatán Sable’. Esta habilidad divina innata se conoce como la ‘Prisión del Alma’.”
El Jefe Soberano de la Muerte, siendo la primera criatura del Inframundo, tenía una edad similar al Jefe Soberano de la Destrucción, que fue la primera criatura del Reino Infernal. De los cuatro Jefes Soberano de los Edictos, los dos eran los más viejos.
“La bestia divina, ‘Leviatán Sable’. La habilidad divina innata, ‘Prisión del Alma’?” El corazón de Linley tembló.
De hecho, cada uno de los cuatro Jefes Soberano de los Edictos era formidable.
“Sin embargo, este tipo de habilidad no tendrá mucho impacto en el Jefe Soberano del Destino. Mira...” El Jefe Soberano de la Muerte rio suavemente.
¡Linley ya lo había visto!
A medida que el Jefe Soberano de la Destrucción desataba su habilidad divina innata, ‘Prisión del Alma’, también barrió con su arma del Overgod de la Destrucción a una velocidad tan rápida, que era similar a la teletransportación, a medida que atacaba al Jefe Soberano del Destino.
“Rumble…”
La sombra de la lanza negra se transformó instantáneamente en innumerables sombras de lanza, cubriendo un área de mil kilómetros. Eran como innumerables víboras venenosas escupiendo. Cada sombra de lanza escupió un rayo de luz negra, y las innumerables sombras de lanza se arremolinaron una vez más alrededor del Jefe Soberano del Destino. Y entonces, las incontables sombras de las lanzas parecieron inundar al Jefe Soberano del Destino e inundarlo.
“¡Boom!”
Todas las sombras de lanza desaparecieron.
¡Una sola sombra de espada atravesó directamente hacia la cabeza del anciano vestido de blanco, el Jefe Soberano del Destino!
Su ataque supremo más poderoso...
¡Exterminatus!
De principio a fin, el anciano vestido de blanco, el Jefe Soberano del Destino, simplemente lo enfrentó todo con una sonrisa. Él ni siquiera se defendió. Su cuerpo estaba rodeado por innumerables rayos de luz negra y estaba bajo una compresión extremadamente grande.
“Je je.” El Jefe Soberano del Destino rio un poco, luego estiró su mano derecha.
Extrañamente, a pesar de que todo su cuerpo estaba cubierto y comprimido por rayos de luz negra, cuando levantó su mano derecha, parecía moverse de manera muy normal. Con el movimiento de su mano, la superficie de su palma entera se cubrió con una extraña luz dorada. Su palma se levantó de su costado y simplemente abofeteó contra los lados de la negra lanza larga. Con solo un sonido bajo y estruendoso...
“¡Whoosh!” El arma Overgod fue golpeada hacia atrás.
“Qué aterrador.” Linley había quedado aturdido ante el ataque del Jefe Soberano de la Destrucción. Ahora, estaba asombrado por la simple pero fuerte desviación del Jefe Soberano del Destino.
“Su Excelencia, ¿cómo es que el Jefe Soberano del Destino puede usar su mano para atacar un arma Overgod?” Linley no podía creer lo que acababa de ver. No pudo evitar hablar mentalmente al Jefe Soberano de la Muerte.
El Jefe Soberano de la Muerte rio suavemente. “Para empezar, Orloff tiene una porción adicional de Voluntad en comparación con el resto de nosotros. ¡Naturalmente, su fundación es excelente! Pero eso no es lo más aterrador; Lo que es realmente aterrador es que Orloff es un loco.”
“¿Loco?” Linley no entendió.
“Cierto. Él y yo nos conocemos desde hace incontables años, y lo entiendo muy bien.” El Jefe Soberano de la Muerte suspiró. “No desea luchar ni batallar contra los demás, ni es codicioso, ni abusará de los débiles... En resumen, puede describirse como un hombre con un temperamento extremadamente bueno.”
“Si es tan bondadoso, ¿por qué está loco?” Linley no entendió.
El Jefe Soberano de la Muerte envió con una sonrisa, “Linley, dime. Él ya se encuentra en la cima, pero en vez de disfrutar de los frutos que la cima le trajo, solo disfruta de un hobby. Ese hobby es... ¡Aumentar su fuerza!”
“¿Aumentar su fuerza?” Linley no entendió. “¿Cómo?”
“¡Investigación!” Suspiró el Jefe Soberano de la Muerte. “Este viejo se convirtió en el Jefe Soberano del Destino poco después de la creación del universo, y se convirtió en un Paragon también. A partir de entonces, comenzó a investigar varias razas únicas, a investigar diversas habilidades divinas innatas y poderes innatos. Analizó de dónde provenían estas habilidades, y luego... Usó muchas de ellas para aumentar su propio poder a través de esos métodos.”
Linley, al oír esto, estaba completamente estupefacto.
“¿Puede investigar habilidades divinas innatas?” Linley se sintió sin palabras.
“No pienses que es extraño. Todas las razas y criaturas están formadas por un alma y un cuerpo. Los poderes innatos generalmente están vinculados a la sangre y al alma. Este viejo, en el transcurso de innumerables años, ha dedicado su tiempo a analizar varias almas en profundidad.” El Jefe Soberano de la Muerte suspiró. “Está loco. ¿Sabes? La fuerza de su cuerpo fue originalmente bastante normal, pero a través de su investigación, ha logrado que la fuerza de su cuerpo no sea inferior a la mía.”
Linley sintió conmoción en su corazón al escuchar esto.
“Una persona que, durante incontables años, se ha dedicado a la investigación. Quien nunca se relaja o descansa, y que nunca disfruta de ningún tipo de entretenimiento, y que nunca pelea con nadie. Dime, si no está loco, ¿qué es?” Preguntó el Jefe Soberano de la Muerte.
Después de escuchar esto, Linley no pudo evitar girar para mirar al lejano anciano de cabello blanco y túnica blanca.
“¿No tiene ni esposa ni hijos?” Preguntó Linley.
“¡Ninguno!” El Jefe Soberano de la Muerte negó con la cabeza. “Te lo dije. Su único objetivo es aumentar su fuerza.”
“Él... Realmente está loco.” Linley no pudo evitar decirse a sí mismo.
Incluso el mismo Linley haría, a lo mucho, que sus clones se entrenaran duro. Al menos tendría su cuerpo original acompañando a su esposa, su familia, sus amigos. A pesar que él también soñaba con alcanzar la cima, en su corazón, su familia y amigos eran igualmente importantes. ¿Pero este Jefe Soberano del Destino?
“Él... Probablemente ve aumentar su propio poder como una forma de diversión.” Linley reflexionó para sí mismo.
Este tipo de loco obstinado y excéntrico que había pasado incontables años sin hacer nada más que aumentar su propio poder... ¿Qué tan aterrador debe ser ahora?
“Gracias a la influencia de Orloff, bastantes Soberanos han comenzado a investigar y analizar algunas razas con habilidades innatas únicas. Solo que, ¿cómo podría ser fácil hacer este tipo de investigación? Requiere habilidad y paciencia. Podrías pasar incontables años, solo para que todos sus esfuerzos no resulten en nada.” El Jefe Soberano de la Muerte envió mentalmente. “El Jefe Soberano de la Destrucción, Wodred, es excelentemente paciente. Él ha pasado incontables años profundo dentro del Mar Caótico. Esta vez, se le ocurrió una técnica verdaderamente suprema, y ​​realmente desea derrotar a Orloff por una vez.”
“Una técnica verdaderamente suprema.”
Linley entendió que este debería ser el ataque que era similar a la técnica suprema de las Cuatro Bestias Divinas.
“No está mal.” El Jefe Soberano del Destino, de cabello blanco y túnica blanca, tenía el aura de un juez que evaluaba una entrada. “Wodred, esta técnica ‘Exterminatus’ tuya, al tomar prestado el poder de los Tartarianos... Mm, esta técnica tuya es casi tres veces más poderosa en términos de poder de ataque que la última vez. ¡Muy bien hecho! De acuerdo... ¡Desata la técnica suprema que has desarrollado!”
El anciano vestido de blanco realmente parecía ser un loco excéntrico que había visto algo que le gustaba. Su mirada ardiente se centró en el Jefe Soberano de la Destrucción.
El Jefe Soberano de la Destrucción siniestro de túnica negra, hizo una sonrisa con sus labios. “De hecho, todavía tengo que usar esa técnica para poder amenazarte.” Con un movimiento de su mano, la lanza de largo alcance dentro de la mano del Jefe Soberano de la Destrucción desapareció, y luego apareció una lanza negra similar. Solo que, esta larga lanzar era un poco más larga.
“¿Arma Soberana?” Dijo Linley, desconcertado. ¿Por qué el Jefe Soberano de la Destrucción guardó su artefacto Overgod y lo cambió a un artefacto Soberano?
A pesar que no entendió, el Jefe Soberano de la Destrucción y el Jefe Soberano del Destino volvieron a enfrentarse.
Los diez expertos de nivel Jefe Soberano centraron su atención a medida que miraban. Todos sabían que una escena terrorífica estaba por aparecer.
“Orloff.” El Jefe Soberano de la Destrucción dijo con voz algo petulante, “Esta técnica mía fue desarrollada después de pasar casi veinte mil años analizando la esencia de sangre de las Cuatro Bestias Divinas. Además, tuve la gran suerte de tener de repente un destello de revelación. Si no hubiera sido por esa pequeña suerte, probablemente hubiera pasado incontables años infructuosamente. Pero el poder de esta técnica...”
El Jefe Soberano de la Destrucción rio a medida que observaba al distante Jefe Soberano del Destino. “Debes tener cuidado.”
“Solo ven.” Los ojos del Jefe Soberano del Destino brillaban.
El Jefe Soberano de la Destrucción, de túnica negra, inmediatamente levantó su cabeza y dejó escapar un estruendoso rugido... Y alrededor de su cuerpo aparecieron cuatro fantasmas. ¡Un Fantasma de un Dragón Azur, un Fantasma de la Tortuga Negra que parecía similar a una Tortuga Dragón, un Fantasma de un Ave Bermellón que parecía similar a un fénix y un Fantasma de un Tigre Blanco!
Los cuatro fantasmas tenían solo unos dos o tres metros de largo, pero sus cuerpos se arremolinaban alrededor del Jefe Soberano.
El Fantasma del Ave Bermellón estaba por encima de su cabeza. El Fantasma de la Tortuga Negra estaba debajo de sus pies. El Fantasma del Dragón Azur estaba a su izquierda. El Fantasma del Tigre Blanco estaba a su derecha.
“Rumble…”
¡El espacio circundante a menos de mil kilómetros de repente comenzó a temblar!
En este momento…
Dentro de mil kilómetros, las corrientes de energía fluyendo en el espacio caótico de repente, se congelaron por completo. Las rasgaduras espaciales que constantemente se fracturaban y destrozaban también se congelaron.
“¡Esto...!” Linley se sorprendió.
“¡Imposible!” Los rostros del Jefe Soberano de la Muerte y los demás cambiaron.
Los diez expertos nivel Jefe Soberano sintieron que el área circundante había quedado completamente cerrada. Los diez solo se vieron afectados por el poder remanente, y sin embargo todos se sintieron atados, haciendo que su velocidad de movimiento disminuyera drásticamente. A partir de esto, uno podría imaginar en qué tipo de situación se encontraba el Jefe Soberano del Destino, que había sufrido el 99% del poder de esto.
Un rayo de luz translúcida se disparó a una velocidad aterradora, y se zambulló dentro del cuerpo del Jefe Soberano del Destino.
Las Cuatro Bestias Divinas, todos Soberanos Menores, pudieron amenazar a los Jefes Soberano con esta habilidad divina innata.
¿Qué tan poderoso, entonces, era el Jefe Soberano de la Destrucción cuando usaba esta técnica? A pesar que no era la completa y perfecta habilidad fusionada de las Cuatro Bestias Divinas, el poder de esta técnica no era mucho más débil.
Sin embargo, el Jefe Soberano de la Destrucción no se relajó en absoluto. Después de lanzar esta técnica, inmediatamente después...
“¡Swoosh!”

El Jefe Soberano de la Destrucción, blandiendo esa negra lanza larga, cargó de inmediato contra el Jefe Soberano del Destino y apuñaló con su lanza al Jefe Soberano del Destino de túnica blanca.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios