CD Libro 21 Capítulo 19

12:09

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo
Libro 21, Apogeo - Capítulo 19, La Invitación de Orloff
Dentro del vacío, el Jefe Soberano del Destino, vestido de blanco, continuó de pie ahí con calma.
“¡Whoosh!” “¡Whoosh!”
Alrededor del torso, las piernas y los hombros del Jefe Soberano del Destino, una luz nebulosa se arremolinaba y contraía. Parecía agua que hervía y burbujeaba a su alrededor. La nebulosa aura de luz se esparcía sobre el Jefe Soberano del Destino, pero la mirada del Jefe Soberano del Destino estaba clavada en la lanza que se dirigía hacia él.
La lanza negra vino a perforando.
En este momento, la mirada del Jefe Soberano del Destino se volvió repentinamente afilada.
“Whoosh...” Su mano derecha repentinamente salió, aparentemente barriendo los cielos frente a él. Incluso el espacio cerrado a su alrededor comenzó a temblar.
“¡Whap!”
La mano derecha del Jefe Soberano del Destino en realidad atrapó la punta de la lanza larga negra.
El Jefe Soberano de la Destrucción estaba estupefacto con esto. Y luego, dejó escapar un suspiro de resignación. “Todavía pierdo.”
“Wodred.” Los ojos del Jefe Soberano del Destino brillaban con una luz extraña, y rápidamente preguntó: “¿Cómo se llama esta técnica?”
“Esta fue tomada prestado de la técnica suprema de las Cuatro Bestias Divinas. El nombre es ‘Paradoja Espacio-Tiempo’.”
“¿Paradoja Espacio-Tiempo? Un ataque extremadamente poderoso. Después de todos estos años, finalmente sentí que el aura de la muerte se extendía hacia mí.” El Jefe Soberano del Destino dejó escapar un suspiro.
El Jefe Soberano de la Destrucción dejó escapar una carcajada triste. “Suficiente, Orloff. ¡Perdí, perdí! Esta técnica, Paradoja Espacio-Tiempo, es definitivamente el ataque más poderoso que he desarrollado. Aumentó mi poder al menos mil veces. Y, sin embargo, esta técnica aún no puede vencerte. Jaja...” La risa del Jefe Soberano de la Destrucción contenía algo de dolor y resignación dentro.
“Wodred.” El Jefe Soberano del Destino dijo solemnemente, “¡Puedo decir claramente que esta técnica tuya se enfocó principalmente en atacar el alma! ¡Pero yo, tengo un artefacto Overgod protector de alma! Por lo tanto, este ataque supremo tuyo, Paradoja Espacio-Tiempo, es ineficaz en mi contra. Además de un componente de ataque tipo alma, tu Paradoja Espacio-Tiempo también impacta el espacio y el tiempo, pero a lo largo de incontables años, he centrado principalmente mi investigación en aspectos materiales, como el fortalecimiento corporal y los ataques materiales. A pesar de eso, todavía tuve que usar toda mi fuerza para poder bloquear tu lanza, a pesar de ese poder constrictivo.”
El Jefe Soberano de la Destrucción soltó un suspiro.
Él también entendió.
Inmediatamente entendió, tan pronto como desarrolló Paradoja Espacio-Tiempo. ¡Los otros dos Jefes Soberano definitivamente no eran rival para él ahora!
Teniendo en cuenta cómo Paradoja Espacio-Tiempo colisionaba contra el alma, alguien que no poseía un artefacto Overgod protector de alma definitivamente no podría resistirla. ¡Pero desafortunadamente, el Jefe Soberano del Destino tenía uno! El Jefe Soberano del Destino había completado la misión Overgod y había seleccionado un artefacto Overgod protector de alma. Muchos sintieron que era tonto, que su elección fue inútil.
Después de todo, ¿cómo es posible que otro Jefe Soberano sea ​​una amenaza para su alma?
Pero quién hubiera imaginado que en este punto, resultó ser efectivo.
“Deberías recordar nuestro acuerdo.” La mirada del Jefe Soberano del Destino estaba caliente.
El Jefe Soberano de la Destrucción lo miró y dejó escapar una risa amarga. “Naturalmente, lo honraré.”
Los otros diez individuos nivel Jefe Soberano que estaban viendo esta batalla desde lejos, al ver la conclusión, estaban estupefactos.
“¿Como puede ser? Lord Orloff... Incluso bajo ese tipo de constricción, todavía fue capaz de bloquear un ataque tan rápido.” El Jefe Soberano de Agua no podía creerlo en absoluto. Justo ahora, la técnica ‘Paradoja Espacio-Tiempo’ había ejercido una fuerza constrictiva tan poderosa en el área circundante que incluso los distantes Jefes Soberano la sintieron.
“Lord Orloff en realidad ganó.”
Los Jefes Soberano estaban realmente aturdidos.
“Terrorífico.” Linley solo dijo esta sola palabra para sí mismo.
El Jefe Soberano de la Vida sonrió. “El ataque combinado de las Cuatro Bestias Divinas tenía un impacto en el espacio y el tiempo, ¡pero seguía siendo principalmente un ataque tipo alma! Orloff tiene un artefacto Overgod protector de alma, y ​​cuando se le aplicó esta técnica, todo lo que pudo hacer fue atarlo. Pero a pesar de estar atado, todavía fue capaz de bloquear esa lanza.”
“Qué inútil.”
El Jefe Soberano de la Muerte no pudo evitar maldecir suavemente.
Linley no pudo evitar mirar al Jefe Soberano de la Muerte. Nunca había visto a esta adorable y hermosa doncella estar tan irritada.
“Linley.” El Jefe Soberano de la Muerte de repente envió mentalmente a Linley.
“¿Qué pasa?” Linley miró al Jefe Soberano de la Muerte, perplejo.
“Hay algo que espero que me puedas prometer.” El Jefe Soberano de la Muerte envió solemnemente.
“Por favor hable.” Linley dijo apresuradamente, pero en su corazón, todavía se sentía desconcertado. El Jefe Soberano de la Muerte, ¿le va a pedir algo?
El Jefe Soberano de la Muerte le envió, “Recuerda esto. No importa qué... ¡Ustedes tres de Yulan, sin importar qué, no den la esencia de sangre de las Cuatro Bestias Divinas a Orloff!”“
“¿Eh?” Linley estaba completamente desconcertado. “Jefe Soberano, ¿puede decirme por qué?”
“Ugh.” El Jefe Soberano de la Muerte dejó escapar un suspiro. “Linley. ¿Sabes por qué, justo ahora, Wodred cambió su arma Overgod por un arma Soberana?”
“Verdaderamente no lo sé.” Linley había estado desconcertado antes de por qué el arma Overgod había sido intercambiada por un artefacto Soberano. ¿No significaba eso que estaba disminuyendo su propio poder de ataque?
El Jefe Soberano de la Muerte envió mentalmente: “En realidad, esta vez, después de que los cuatro Jefes Soberano de los Edictos emitimos nuestro veredicto sobre ti, todos ustedes se fueron. En ese momento, el Jefe Soberano de la Destrucción, Wodred, sugirió una competencia con el Jefe Soberano del Destino. Sin embargo, el Jefe Soberano del Destino no estuvo de acuerdo, debido a que... El Jefe Soberano del Destino desdeña las competiciones.”
“Después, el Jefe Soberano de la Destrucción mencionó la técnica suprema que había desarrollado, basada en las habilidades divinas innatas de las Cuatro Bestias Divinas.” El Jefe Soberano de la Muerte suspiró. “En ese momento, todos estábamos conmocionados. En cuanto a Orloff, ese loco estaba intrigado. Sin embargo, él podía imaginar el poder de una técnica suprema que era similar a las habilidades divinas innatas combinadas de las Cuatro Bestias Divinas. Y entonces ese loco Orloff tampoco se sintió seguro. Por lo tanto, hicieron un acuerdo.”
“¿Qué acuerdo?” Preguntó Linley apresuradamente.
“El acuerdo fue, una vez que el Jefe Soberano de la Destrucción estuviera preparado para lanzar su técnica suprema, solo se le permitía usar su arma Soberana para atacar. Si el Jefe Soberano del Destino no pudiera levantar su mano para bloquear el arma Soberana, ¡eso sería considerado como la derrota del Jefe Soberano del Destino! Si el Jefe Soberano del Destino fuera golpeado por el ataque pero aún pudiera bloquearlo, entonces sería considerado el vencedor.” Dijo el Jefe Soberano de la Muerte.
Linley lo entendió también.
El Jefe Soberano del Destino, al confiar en su comprensión de las Leyes y su propio poder, pudo usar su mano para bloquear un arma Overgod.
Sin embargo, una vez que fuera golpeado por Paradoja Espacio-Tiempo, la velocidad del Jefe Soberano del Destino disminuiría drásticamente. Si no era capaz de bloquear el ataque, entonces, si el Jefe Soberano de la Destrucción estuviera usando su arma Overgod, ¡el Jefe Soberano del Destino perecería!
“Por lo tanto, al usar esa técnica, el Jefe Soberano de la Destrucción no debía usar su arma Overgod. Después de todo, los dos eran simplemente compitiendo.” El Jefe Soberano de la Muerte negó con la cabeza y suspiró. “Pero agregaron una apuesta a su competencia.”
“¿Qué apuesta?” Dijo Linley, desconcertado.
“Si el Jefe Soberano de la Destrucción ganaba, el Jefe Soberano del Destino tendría que explicarle los principios de su técnica suprema a él. Pero si el Jefe Soberano del Destino ganaba, en tonces el Jefe Soberano de la Destrucción también tendría que explicarle los principios de su técnica suprema.” El Jefe Soberano de la Muerte soltó un suspiro.
“Pero...” Linley estaba aturdido.
“Al principio, Wodred no estaba dispuesto a aceptar esta apuesta, pero Orloff claramente quería conocer los principios de la técnica suprema en gran medida, y por eso dijo que si Wodred no aceptaba estas apuestas, no estaría de acuerdo con el duelo.” El Jefe Soberano de la Muerte suspiró. “Fue Wodred quien quería desafiar a Orloff, después de todo. Además, él tenía mucha confianza en sí mismo, así que aceptó la apuesta.”
Linley asintió ligeramente.
“Linley, lo sé... Incluso si uno entiende todos los principios de un ataque similar a una habilidad divina innata, en realidad ejecutarlo... Sin la esencia de sangre, el poder sería mucho, mucho menor, incluso si el ataque pudiera ejecutarse.” El Jefe Soberano de la Muerte miró a Linley. “Por lo tanto, Linley, los tres de ustedes en la rama Yulan no deben darle a Orloff la esencia de sangre de la Cuatro Bestias Divinas, pase lo que pase.”
EL Jefe Soberano de la Muerte habló muy directamente.
“Entiendo. No le daré la esencia de sangre de las Cuatro Bestias Divinas.” Linley asintió.
“Que desafortunado. En realidad, al darte estas instrucciones...” El Jefe Soberano de la Muerte miró hacia el vacío, al Jefe Soberano de la Destrucción y del Destino. “Desde que se le ocurrió esa técnica, el Jefe Soberano de la Destrucción nos ha superado a mí y a Wawaya. El equilibrio de poder entre nosotros los cuatro Jefes Soberano de los Edictos se ha ido.”
Linley asintió.
El Jefe Soberano del Destino tenía un a artefacto Overgod protector, pero los Jefes Soberano de la Muerte y de la Vida no. ¿Quién podría posiblemente resistir el ataque ‘Paradoja Espacio-Tiempo’ del Jefe Soberano de la Destrucción?
“Esto...” Linley no pudo evitar mirar al Jefe Soberano de la Muerte.
“Wodred y Orloff son capaces de contrarrestarse entre sí; No deberían están tan locos como para actuar en contra de mí y Wawaya.” El Jefe Soberano de la Muerte envió con una sonrisa. “Es muy parecido a cómo los cuatro Jefes Soberano de los Edictos no actuarían contra los Jefes Soberano de las Leyes. Como ya estamos en la cima, si matamos a todos los demás en nuestro nivel, ¿no nos sentiremos solos?”
Las palabras del Jefe Soberano de la Muerte en realidad estaban destinadas a consolarse a sí misma.
“Ellos pueden investigar. ¿Por qué usted no puede, Jefe Soberano?” Dijo Linley consolándola.
“No tengo paciencia.” El Jefe Soberano de la Muerte soltó una carcajada. “Sin embargo, si vamos a luchar realmente, siempre que Wawaya y yo unamos nuestras fuerzas, es difícil decir quién será el que perecerá.”
En este momento, el Jefe Soberano de la Muerte y el Jefe Soberano de la Vida intercambiaron una mirada, como si discutieran algo.
Dentro del vacío, el Jefe Soberano de la Destrucción y el Jefe Soberano del Destino estaban actualmente conversando a través de sentido divino.
“Jaja, qué maravilloso.” Los ojos del Jefe Soberano del Destino estaban llenos de colores extraños. “Esta ‘Paradoja Espacio-Tiempo’ tuya realmente es extremadamente milagrosa. A pesar que el poder es inferior a la habilidad divina innata combinada de las Cuatro Bestias Divinas, sucede que evita el problema de las diferencias en las almas. Wodred, realmente te admiro.”
“Hmph.” El Jefe Soberano de la Destrucción tenía una fea mirada en su rostro.
“Desafortunadamente, esta técnica solo puede desatarse al depender del linaje de las Cuatro Bestias Divinas.” El Jefe Soberano del Destino dejó escapar un suspiro. Después de hablar, no pudo evitar girar para mirar a ‘Linley’, entre los otros diez en la distancia.
La batalla había terminado. Los doce expertos nivel Jefe Soberano partieron del espacio caótico y regresaron al cercano Plano Divino de Viento.
El frío y claro viento marino sopló. Ahí, sobre el mar, esas doce figuras también se separaron.
“¡Swish!” No muy lejos, sobre el mar, una forma de vida metálica pasó volando. Las Deidades dentro de la forma de vida metálica miraron hacia los doce en la distancia. Ellos no prestaron ninguna atención. ¿Cómo podrían haber imaginado que esas doce figuras flotantes eran doce expertos nivel Jefe Soberano?
“Orloff, la última vez, dijiste que ibas a ir con todo lo que tenpias. Esta vez, también dijiste que lo hiciste.” La hermosa doncella de cabello  rojo miró a Orloff y soltó un bufido. “¿Estás escondiendo parte de tu poder?”
Orloff, ese viejo sujeto, soltó una risa resignada. “Esta vez, realmente fue con todo lo que tenía. No tienes idea... Cuando Wodred usó esa técnica en este momento, estaba muy asustado. Ese ataque tipo alma es muy fuerte que si no fuera por mi artefacto Overgod protector de alma, realmente habría estado acabado. Incluso la distorsión en el espacio-tiempo fue suficiente para que fuera apenas capaz de desviar esa lanza.”
“Hmph. Sigue actuando engreído.” La hermosa doncella de cabello rojo soltó un bufido.
Linley y los demás solo podían mirar en silencio.
Después de todo, los cuatro Jefes Soberano de los Edictos estaban en buenos términos entre ellos. No sería apropiado que otros interrumpieran.
“Linley.” El Jefe Soberano del Destino, Orloff, de repente giró para mirar hacia Linley. Riendo, dijo, “¿Estás libre? Si es así, ¿qué tal si vienes a visitar mis ‘Jardines de Orloff’ en el Reino Celestial? ¿Qué dices?”
Los Jardines de Orloff, en el Reino Celestial, eran vistos como las áreas más sagradas.
Este era un enorme jardín que flotaba extremadamente alto en el aire, y también era la residencia del Jefe Soberano del Destino. Incluso los Soberanos ordinarios, sin el permiso de Orloff, no se atreverían a entrar en los Jardines de Orloff. Normalmente, el Jefe Soberano del Destino, Orloff, pasaba todo su tiempo en los jardines investigando.
“Linley, recuerda lo que me prometiste.” El Jefe Soberano de la Muerte le envió. No solo ella; Incluso el Jefe Soberano de la Destrucción y de la Vida miraron apresuradamente hacia Linley.
Como estos tres lo vieron, la defensa de Orloff podría describirse como irrompible.
Si Orloff aprendiera entonces la técnica ‘Paradoja Espacio-Tiempo’, ¿quién podría competir con él? A pesar que todos sabían que, dada la naturaleza de Orloff, él no los mataría, pero... Aún no querían que el poder de Orloff aumentara demasiado.
Linley rio torpemente, y luego dijo impotente, “Lord Orloff, estoy verdaderamente apenado. Tengo algo importante que hacer primero.”
“Jaja, no hay prisa, no hay prisa. Cuando tengas tiempo, puedes venir a buscarme después.” Orloff sonrió. “Bien, todos. Regresaré ahora.”
El Jefe Soberano del Destino, Orloff, rio, luego se fue solo.

“Linley.” El Jefe Soberano de la Luz, Augusta, que había estado en silencio todo este tiempo, sonrió a medida que miraba hacia Linley. Él envió mentalmente: “¿No ibas a ir a mi Plano Divino de la Luz?”
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios