CD Libro 21 Capítulo 28

13:24

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo
Libro 21, Apogeo - Capítulo 28, Comenzando a Actuar
Un mes después. El Plano Superior del Reino Infernal. Continente Risco Sangriento, Prefectura Índigo, Montañas Rito del Cielo.
“Jaja...” Un niño de tres años estaba felizmente corriendo sobre la hierba. Hogg y Lina estaban sentados a un lado, acompañando al niño a jugar.
Linley, Wharton y Bebe se sentaban juntos, mirando esta escena.
“Hermano mayor... Mira a padre. Desde que madre regresó, padre ha estado mucho más feliz.” Wharton rio a medida que hablaba. “En el pasado, a pesar que en ocasiones nuestro padre era feliz al vernos, siempre pensaba en mamá, y entonces se veía muy desanimada. Él está bien ahora.”
“Lo está.” Linley sonrió y dejó escapar un suspiro emocional.
Su madre, Lina, había vuelto hace un mes. Durante este período de tiempo, la relación entre el padre y la madre de Linley había avanzado considerablemente.
Sin embargo, a Lina claramente le resultó mucho más difícil aceptar a Linley y a Wharton. A pesar que a menudo sonreía al encontrarse con Linley y Wharton, y se había acercado un poco a ellos, la forma en la que trataba a Linley y Wharton claramente no se podía comparar con la forma en la que trataba a Hogg. Quizás fue debido a que, cuando Lina había muerto, Linley solo había sido un niño de cuatro años, mientras que Wharton había sido un mero recién nacido.
El subconsciente de Lina no tenía ningún recuerdo de los adultos Linley o Wharton.
“Después de un tiempo, padre llevará a madre al Plano Yulan. En ese momento, cuando vea la Montaña Wushan y nuestro antiguo hogar, tal vez madre comenzará a recordar.” Dijo Wharton.
Debido a estatus único de Linley dentro del Plano Yulan, su residencia ancestral se había mantenido en muy buenas condiciones.
“Cuando llegue el momento, regresaré junto a padre y madre.” Linley rio con calma. “También voy a comenzar a establecer mi plano divino de viento.”
“Jefe, yo también quiero ir.” Dijo Bebe apresuradamente. “Quiero verte establecer tu plano divino de viento también.”
“Solo voy a enviar enviando mi clon Soberano tipo viento, y no mis otros clones.” Dijo Linley con una sonrisa.
Justo en este momento, Linley levantó repentinamente su cabeza a medida que pensaba: “¿Eh? ¿Boson vino?”
El sentido divino de Linley había descubierto que el Soberano Risco Sangriento estaba apresurándose hacia él.
“Esperen aquí por ahora. Tengo que volver a mi residencia.” Dijo Linley, y luego, con un parpadeo, llegó a la residencia que usaba para entrenar. La residencia de Linley era un lugar donde ni las sirvientas podían entrar sin permiso.
Liniley se sentó al lado de una mesa de piedra por unos momentos, y una figura de túnica rojo sangre descendió de los cielos. Era el Soberano Risco Sangriento, Boson.
“Boson, por favor, siéntate.” Dijo Linley con una sonrisa.
“Linley, esta es la segunda vez que estoy viniendo a tu casa en solo uno o dos meses.” El Soberano Risco Sangriento rio. “Cierto, la última vez, conversé un poco sobre la décima Guerra Planar. Parecía que encontraste algunos problemas en ese momento. ¿Han sido resueltos?” Durante su última conversación, El rostro de Linley de repente se puso muy puso, y había perdido completamente la compostura. Naturalmente, el Soberano Risco Sangriento se había dado cuenta.
Esta era la razón por la que había dejado de hablar con Linley y se había ido inmediatamente.
“Mis disculpas. La última vez, efectivamente tuve algunos problemas.” Linley rio, luego extendió su mano y personalmente sirvió un poco de vino para el Soberano Risco Sangriento y para él. “Sin embargo, todo se ha resuelto ahora.”
“Es bueno que se haya resuelto.” El Soberano Risco Sangriento rio. “Linley, ¿cuándo comenzarás a buscar Emisarios?”
“Boson, parece que te importa un poco este asunto.” Linley inclinó ligeramente su copa hacia el Soberano Risco Sangriento, quien soltó una risa resignada y levantó su propia copa. Los dos inmediatamente vaciaron sus copas, y luego el Soberano Risco Sangriento dijo impotente, “No soy el único a quien le importa. Esta es una tarea que el Jefe Soberano de la Destrucción me ha dado. Él sabe que estamos en términos bastante cercanos.”
Linley asintió ligeramente.
“Además, prácticamente todos los demás Soberanos ya tienen Emisarios. Esos Emisarios fueron cuidadosamente seleccionados por sus Soberanos, que no están dispuestos a arrojarlos a la muerte. Incluso si los Soberano estuvieran dispuestos, los Emisarios probablemente no lo estarían.” Explicó el Soberano Risco Sangriento.
Los Emisarios no necesariamente seguirán todas las órdenes de un Soberano.
Si un Soberano enviaba a un Emisario a morir, ¿podría ser que el Emisario realmente lo aceptaría?
“Entonces, ¿se supone que debo enviar a mis Emisarios a morir?” Refutó Linley.
“Linley.” El Soberano Risco Sangriento dijo apresuradamente. “Eso no es lo que queremos decir. Deberías ir a elegir casualmente a algunos candidatos a Emisarios, y luego decirles que si quieren ser tu Emisario, tienen que hacer una prueba; Ser probados en el Campo de Batalla Planar. ¡Primero les darás un artefacto Soberano! Si ellos sobreviven, se convertirán en un verdadero Emisario. Si mueren... En el futuro, puedes encontrar otros Emisarios.”
El Soberano Risco Sangriento soltó una carcajada. “Tal como lo veo, habrá bastantes personas dispuestas a arriesgar sus vidas por la oportunidad de convertirse en el Emisario de un Soberano.”
“Ustedes... Realmente los están enviando a la muerte, sabes.” Linley verdaderamente quería maldecir.
“Naturalmente, van por su propia voluntad.” El Soberano Risco Sangriento rio con aire de suficiencia. “No los estamos obligando a ir.”
Es cierto, no estaban siendo forzados.
Aquellas personas que ya eran Emisarios naturalmente no arriesgarían sus vidas por un poco de poder de Soberano.
Pero era mucho más probable que aquellos que aún no se habían convertido en Emisarios estuvieran dispuestos a arriesgarse a sí mismos con el objetivo de convertirse en un Emisario y recibir un artefacto Soberano.
Las Deidades que se atrevían a recorrer los Planos Superiores y los Planos  Divinos eran en su mayoría aventureros para empezar. Cuando era necesario, estarían dispuestos a darle un lance al dado. El éxito significaba que tendrían un artefacto Soberano y se convertirían en Emisarios, obteniendo un estatus que era incluso más alto que el de un Asura. Se convertirían en una de las élites de las Deidades en existencia. ¿Fracaso? Naturalmente, perecerían.
“Los otros Soberanos ya tienen Emisarios; No tienen ningún lugar libre en la lista. Pero tú sí, y tienes seis de ellos.” El Soberano Risco Sangriento dejó escapar un suspiro. “¡Habrá muy, muy pocos expertos nivel comandante que entren en esta Guerra Planar! ¡Así, seis Emisarios parecerán al borde de la espada, la vanguardia de los ejércitos! Siempre que no sean tan estúpidos como para pelear de frente, los seis serán extremadamente útiles.”
Linley asintió ligeramente también.
Los expertos nivel comandante naturalmente serían tremendamente útiles en las Guerras Planares. ¡Pero los más útiles de todos serían los Paragons!
“¿Por qué no vas a buscar algunos Paragons? Los Paragons son incluso más efectivos.” Dijo Linley.
“En el pasado, los Paragons no tenían miedo, pero esta vez... Linley, piénsalo. Cada persona que ingrese tendrá poder de Soberano.” El Soberano Risco Sangriento no pudo evitar reír. “Un ataque grupal, con todas las personas usando poder de Soberano a pleno poder... Incluso un Paragon estaría en peligro de muerte. Dime, ¿qué pueden usar los Soberanos para persuadir a esos Paragons para que entren? A menos que se les proporcione algo lo suficientemente atractivo, posiblemente no entrarán.”
Linley tuvo que asentir con la cabeza en reconocimiento.
Era cierto que los Soberanos no tenían lo suficiente como para atraer a los Paragons a entrar. ¿Artefactos Soberano? Estaban limitados a otorgar un solo artefacto Soberano a sus Emisarios. Aparte de los artefactos Soberano, ¿qué otra cosa podría atraer el interés de un Paragon?
“Los Paragons, cuando se enfrentan a un ejército entero de Dioses Altivos que usan Poder de Soberano, probablemente tendrán un 50% de posibilidades de morir.” Dijo el Soberano Risco Sangriento. “En cuanto a los comandantes, incluso si son cuidadosos, la posibilidad de que mueran en una situación tan terrible probablemente sea superior al 90%. Si son tan estúpidos como para tratar de luchar de frente, definitivamente perecerán.”
El Soberano Risco Sangriento dejó escapar una risa resignada. “Por lo tanto, por favor invita a algunos Emisarios a entrar en la Guerra Planar. Si esta vez tenemos éxito, me imagino que el Jefe Soberano de la Destrucción te estará agradecido.”
Linley entendió que a pesar que el Soberano Risco Sangriento nominalmente había venido a conversar con él, en realidad, estaba aquí llevando a cabo las órdenes del Jefe Soberano de la Destrucción.
“Bien. Estoy de acuerdo.” Linley asintió.
Que el Jefe Soberano de la Destrucción le deba una deuda era algo bueno.
¿En cuanto a los Emisarios?
A pesar que esto era extremadamente peligroso para ellos, también era una oportunidad. La única pregunta era si tendrían la habilidad para sobrevivir.
“Jaja, eso es mejor.” El Soberano Risco Sangriento estaba bastante complacido. “Cierto. ¿Cuándo saldrás?
“¿Salir? No hay prisa. Aún estoy pensando en eso. ¿A dónde debería ir para encontrar Emisarios?” Dijo Linley impotente. “Incluso si envío mi sentido divino para cubrir todo Reino Infernal, solo puedo decir la diferencia entre Semidioses, Dioses y Dioses Altivos. No hay manera de que diga cuántos profundos misterios se ha fusionado una persona.”
El Soberano Risco Sangriento soltó una carcajada. “Tengo dos métodos. No sé cuál preferirás.”
“Habla.” Los ojos de Linley se iluminaron.
“El primero es ir a un Castillo Demonio y obtener información sobre todos los Demonios de Siete Estrellas. Ya que es el Jefe Soberano de la Destrucción quien se encuentra detrás del Castillo Demonio, será muy fácil para ti obtener toda la información que desees sobre los diversos Demonios de Siete Estrellas.” Dijo el Soberano Risco Sangriento con una sonrisa.
Linley asintió ligeramente, pero al mismo tiempo, suspiró en su corazón. Entonces, ¿era el Jefe Soberano de la Destrucción quien se convirtió en el patrocinador de los Castillos Demonio? No es de extrañar que se haya extendido por todo el Reino Infernal.
“¿Y el segundo método?” Preguntó Linley con una sonrisa.
“Linley, todos los Soberanos tienen sus propios dominios de autoridad.” El Soberano Risco Sangriento rio. “Por ejemplo, ¡mi dominio es el Continente Risco Sangriento! El Continente Capullo Rojo pertenece al Soberano Capullo Rojo. Los siete Soberanos de la Luz, en el Plano Divino de la Luz, cada uno tiene siete áreas sobre las que tienen autoridad.”
Linley de repente comenzó a entender.
“Según los mismos principios, los siete Soberanos de Viento, los siete Soberanos de la Tierra y los siete Soberanos de Agua tienen sus propios territorios.” El Soberano Risco Sangriento rio. “El dominio que controlas en el Plano Divino de Viento es el dominio que gobernaba ese Teresia, a quien mataste. Lo mismo ocurre con el Plano Divino de Tierra y el Plano Divino de Agua.”
“Los Lords Prefectos y otros individuos de rango similar en cada dominio, junto con los soldados de ese dominio, obedecerán tus órdenes.” El Soberano Risco Sangriento rio con calma. “Simplemente puedes ir a uno de tus dominios y luego aprender fácilmente qué expertos residen dentro de los límites de tus dominios.”
“¿Mis dominios? ¿Tres de ellos?”
Linley no pudo evitar reír.
“Los Soberanos podrían morir, pero los dominios no cambian, ni tampoco los Lords Prefectos. Por ejemplo, incluso si alguien me matara, una vez que surgiera el próximo Soberano de la Destrucción, esa persona todavía estaría a cargo del Continente Risco Sangriento. Todos los Lords Prefectos del Continente Risco Sangriento, así como el Ejército Risco Sangriento, obedecerían las órdenes de esa persona.” Explicó el Soberano Risco Sangriento.
“Oh...” Linley comenzó a reír. “¡Elijo el segundo método! Al mismo tiempo, elegiré Emisarios y me familiarizaré con mis territorios.”
Este tipo de sistema era muy natural. Las batallas entre los Soberanos no afectarían los límites de cada dominio.
“Linley, sé que hace poco que te convertiste en Soberano, por lo que no tienes muchos artefactos Soberano. Tengo algunos aquí; Tres artefactos Soberano tipo arma, tres artefactos Soberano defensivos, y tres artefactos Soberano protectores de alma.” El Soberano Risco Sangriento casualmente agitó su mano, y nueve artefactos Soberano aparecieron, flotando en el aire.
Los artefactos Soberano defensivos estaban todos en forma de armadura, mientras que las armas Soberanas se dividieron en hacha, espada larga y cuchilla de guerra; Estos tres artefactos comúnmente vistos.
En cuanto a los artefactos Soberano protectores de alma, se dividieron en un anillo, un pendiente y un collar.
“Tienes bastantes.” Linley no pudo evitar reír.
El Soberano Risco Sangriento dijo con desdén, “Los artefactos Soberano, para los Soberanos, son abundantes. Son para nosotros lo que los artefactos divinos son para las Deidades; ¿Cuántos artefactos divinos existen en el Reino Infernal?”
Linley tuvo que asentir en reconocimiento. En el Reino Infernal, los artefactos divinos eran herramientas comunes que se podían ver en todas partes. Incluso las chispas divinas eran numerosas sin medida, sin mencionar los artefactos divinos.
“Nuestro temor es que demasiados artefactos Soberano llevarían a un desastre, por lo que los Soberano originalmente crearon el acuerdo de que cada Emisario solo recibiría un artefacto Soberano. Del mismo modo, solo podrías, a lo mucho, dar a un hijo, a una hija, a una esposa o a un esposo un único objeto Soberano. Además de los Emisarios y la familia cercana, los artefactos Soberano no se pueden entregar a nadie más.” Dijo el Soberano Risco Sangriento.
Linley memorizó esto también.
Medio mes después, el clon Soberano tipo viento  de Linley  regresó al Plano Yulan junto con su padre y su madre. Los dos se dirigieron naturalmente a la aldea Wushan, mientras que el clon Soberano tipo viento de Linley atravesó las paredes del espacio y entró en el espacio caótico, justo fuera del Plano Yulan, comenzando a establecer su propio plano divino de viento.
Solo al aumentar sus revelaciones en los profundos misterios de las Leyes del Viento, a Linley le resultaría más fácil aprender a seguir el camino de la fusión de cuatro tipos de leyes.
Su clon Soberano tipo viento estaba estableciendo un plano divino, mientras que su clon Soberano  de agua  y su clon divino de fuego permanecieron en guardia en el Reino Infernal a medida que acompañaban a su esposa, Delia.
En cuanto al cuerpo original de Linley y su clon Soberano tipo tierra, abandonaron el Reino Infernal.
“Rumble…”
Una luz borrosa destelló a medida que Linley y Bebe activaron la formación de teletransportación.
“Jefe, esta vez, a medida que buscamos Emisarios, ¡tienes que dejar dos ranuras para mí y dejarme hacer la elección! Je je, quiero probar el proceso de elegir Emisarios y ver cómo se siente.” Dijo Bebe.
“No hay problema.” Linley rio.
La luz borrosa que se había disparado hacia el cielo se desvaneció lentamente. Linley y Bebe ya habían llegado a otro plano.

“Estamos en el Plano Divino de Viento.” Los ojos de Bebe se iluminaron a medida que envió: “Ven, jefe, vayamos echar un vistazo a tu territorio.”
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios