CEO Capítulo 142

23:45

Traductor: Trafalgar
Corrector:  Radak


Capítulo 142: Tengo un amorío

Cuando Yang Chen salió del elevador en la planta baja, había un número bastante de personas de pie en la entrada, ellos rodeaban el área de descanso destinado a los clientes. La seguridad de Yu Lei International mantenía el orden, mientras ellos parecían estar en el medio de una discusión con alguien, pero por razones desconocidas, la seguridad no entraba en acción.

Cuando Yang Che se acercó a la multitud, un número de personas lo notaron. Tras pasar más de un mes en la empresa, muchas personas en la empresa reconocían a Yang Chen. Ellos tenían miradas expectantes conforme lo miraban, algunos hombres incluso le dieron un pulgar arriba, como si ellos estuvieran alagándolo por algo, había también personas que lo miraba con desdén.

A medida que la multitud pavimentaba el camino para él, Yang Chen fácilmente caminó hasta el área de descanso con sofás de cuero, y vio la situación.

En el área de descanso cerca de la ventana, dos hombres y una mujer se sentaban en un sofá. Varios guardias de seguridad de Yu Lei estaban de pie frente a ellos no sabiendo qué hacer, junto a la persona a cargo de la recepción quien vestía un uniforme blanco y negro.

De los dos hombres, uno era Yu Hui quien fue visto en la noche del viernes, mientras el otro hombre era un hombre en un traje gris pasado de moda, él se veía tener cerca de treinta. Este hombre usaba un par de lentes negros, él tenía un rostro serio que estaba lleno con ira, se veía sombrío y pálido mientras también orgulloso.

En cuanto a la mujer, era Zhao Hongyan quien no había venido a la oficina esta mañana. En este día, Zhao Hongyan se veía en mala forma, ella no tenía maquillaje. Su cabello era un desorden, y había manchas de lágrimas en su rostro que no se habían secado. Ella estaba sentada al lado del hombre vestido de gris mientras nerviosamente sujetaba sus muslos, sin el más mínimo movimiento.

Yu Hui de ojos afilados fue el primero entre ellos en notar el entrante Yang Chen, con un rastro de orgullo y crueldad en sus ojos el apuntó a Yang Chen y dijo: “¡¡Hermano mayor, mira, este es el hombre que estaba con Cuñada!!”

Zhao Hongyan levantó su cabeza, ella vio que Yang Chen en realidad había venido, sus ojos fueron llenados con pánico, pero ella mordió sus labios, asustada para hablar.
“¿Estaban buscándome?” Yang Chen miró al ruidoso Yu Hui, pero todavía se giró para preguntarle a Yu Guang de apariencia sombría.

Yu Guang se levantó, él notó el desdén en la mirada de Yang Chen, y dijo con una voz profunda: “¿Eres el que ayudó a esta mujerzuela a intimidar a mi pequeño hermano?
“¿Mujerzuela? ¿Pequeño hermano?” Yang Chen preguntó en respuesta con una sonrisa: “¿A quién te estás refiriendo?”

Yu Guang furiosamente gritó: “¡No finjas ignorancia! ¡Pequeño Hui me contó lo que pasó esa noche hace un largo tiempo! Tú y esta mujerzuela se fueron al bar, y tuvieron una cita en el estacionamiento. ¡Esto fue expuesto por mi pequeño hermano, y ustedes dos se unieron para espantarlo! ¿¡Crees que una basura asquerosamente sucia como tú podría engañarme!?”

Los empleados de Yu Lei International en los alrededores revelaron expresiones de haber entendido algo, ellos se volvieron más y más emocionados, y comenzaron a murmurar entre ellos mismos.

Yang Chen suspiró: “¿Confías tanto en tu pequeño hermano? Esa puede no ser la verdad.”

“¡¿Estás diciendo que no puedo confiar en mi propio hermano, y debo confiar en un degenerado como tú!?” Yu Guang en voz alta gritó: “¡Déjame decirte esto! ¡Hoy, tienes que darme una explicación!”

Yang Chen encontró esto bastante absurdo, él preguntó: “¿Explicarte qué?”

“¡Quiero que admitas enfrente de todos que tienes una relación adultera con mi esposa! ¡Eres una tercera parte! ¡Has hecho lo más bajo de las cosas bajas con esta mujerzuela!” Yu Gaung dijo con una expresión severa.

Yang Che no pudo evitar reír: “¿Hay algo malo con tu cerebro? Dejando a un lado el hecho que no hice nada deshonroso, quieres llamar a tu esposa una mujerzuela, y obligar a otro hombre a admitir adulterio en público. ¿Estás intentando arruinar la reputación de tu familia, atormentarme, o hacerte disfrutar ser tratado como un imbécil?”

El rostro de Yu Guang estaba colorado, él dijo con odio: “¡Te atreves a reñirme! Soy un hombre educado y refinado, ¡no discutiré con alguien de tu nivel! Sin embargo, ¡todavía tengo que hacer que ustedes par de adúlteros hombre y mujer expongan sus actos a plena luz del día, en la forma en la cual hace la sociedad justa!”

“¿Eres un profesor o un funcionario del gobierno?” Yang Chen de repente preguntó.

“¿Qué quieres decir?” Yu Guang arrugó sus cejas.

“Si eres un profesor, entonces entiendo, que es una profesión que le gusta arrojar sandeces. Si eres un funcionario de gobierno, entonces entiendo también, debido a que les gusta decir mentiras con sus ojos bien abiertos.” Yang Chen dijo con una sonrisa.

“¡Soy un editor! ¡Editor en jefe de Guang Hua Daily y Righteous Magazine[1]! Para un hombre no refinado como tú, ¡definitivamente no tienes idea de las alturas de los pensamientos que una persona como yo tiene! ¡Déjame decirte esto también, no tienes las calificaciones para hablar de los profesores y funcionarios de gobierno, ellos son la élite de la sociedad, eres sólo una persona que llama a las uvas agrias sólo debido a que no puedes comerlas, ¡basura que he visto numerosas veces!”

Yang Chen rascó su cabeza, luego le preguntó a la nerviosa recepcionista: “¿Es ese periódico y revista muy famoso? ¿Por qué no he oído de ellos antes?”

Esa bonita encargada estaba a punto de llorar, ella fue metida en tal horrible asunto tan temprano en la mañana, y no tenía forma de seguir las operaciones normales de la recepción. Con una sonrisa forzada, ella respondió: “Son publicaciones con contenido político, y son los más influyentes dentro de Zhonghai.”

Yang Chen asintió, luego dijo con una sonrisa apenada: “Realmente no tengo idea, solo leo revistas y periódicos que tienen bellezas en ellos. Sin embargo, por fin entiendo por qué hablas tantas tonterías.”

“¡Vulgar!” Yu Guang dijo con un tono virtuoso: “Solo un hombre no educado como tú haría estas cosas inmundas con esta mujerzuela, te aconsejo admitir tus actos enfrente de todo el mundo aquí, de lo contrario, ¡nos encontraremos en la corte!”

“¿Quieres ir a la corte por qué?” Yang Chen rio sarcásticamente y dijo: “Ver al juez y sentenciarme tu esposa, o ¿tengo que sentenciarte mi esposa? Debes estar soñando, con la forma que eres, incluso la marrana que yo crio en casa podría no quererte.”

“Tú…” Yu Guang evidentemente no era experto en discutir en tal espacio, él furiosamente dio un pisotón, luego se dio la vuelta hacia Zhao Hongyan quien estaba sentada con una expresión dolida. Él apuntó a la nariz de Zhao Hongyan y regañó: “¡Mujerzuela! ¡Date prisa y díselo a todo el mundo aquí! ¡Haz salir la verdad!”

Zhao Hongyan se sintió agraviada a medida que las lágrimas llenaban sus ojos y preguntó: “¿Qué quieres que diga?”

“¿Todavía estás intentando negarlo con firmeza? ¡Di que tienes una vergonzosa y sucia relación con este hombre salvaje, de modo que yo pueda divorciarme de ti justa y honradamente!” Yu Guang con altanería dijo.

“Ah, Guang… He dicho esto muchas veces, Yang Chen y yo somos inocentes. No seas así, lo que sucedió no es como lo que piensas….” Zhao Hongyan imploró: “¿Podemos regresar? Te lo explicaré calmadamente, yo de verdad no hice nada para decepcionarte, ¿por favor me creerás?”

“¡Cállate! Pequeño Hui lo vio con sus propios ojos, sales con muchas formas para mentirme y tener diversión en un bar, ¡todo esto es evidencia! ¿¡Todavía te atreves a negarlo!?” Yu Guang la miró con ferocidad: “¿Tú finalmente sabes cuán vergonzosa eres? ¿¡No te atreves a soltarlo ahora!?”

“¡Ah Guang! Ya has perdido suficiente cara hoy, nuestra Familia Yu no puede manejar esta pérdida de cara, ¡vámonos!”

Zhao Hongyan estiró su brazo para jalar la mano de Yu Guang, pero su agarre fue enérgicamente aventado por Yu Guang, ¡causándole perder el equilibrio y caer en el suelo!

Yu Guang forzadamente sonrió y dijo: “Todavía te atreves a clamar ser parte de mi Familia Yu? Nuestra Familia Yu solo tiene gente abierta y virtuosa, ¿¡cómo puede haber una mujerzuela como tú que comete adulterio con hombres vulgares!? ¡Hoy, quiero exponer a la mujerzuela sinvergüenza que eres enfrente de las personas de tu empresa, así como evitar que otros reciban daño de ti después de que me divorcie de ti!”

La expresión de Zhao Hongyan estaba muerta. En el instante cuando fue arrojada al suelo por Yu Guang aparte del dolor en su rodilla, su corazón también se sintió como que se había hecho pedazos. Ella se sentó en el frío y duro piso en un aturdimiento, y sus lágrimas comenzaron a fluir sin su conocimiento.

Por otro lado, Yu Hui quien había estado viendo el espectáculo tenía una sonrisa nefariamente satisfecha, como si la apariencia actual de Zhao Hongyan le hacía sentirse cómodo y a gusto.

Yang Chen entrecerró sus ojos, caminó adelante, se agachó, y quiso ayudar a Zhao Hongyan a levantarse.

Yu Guang, de quien cuya humillación se volvió en ira, vio esto, e inmediatamente gritó: “¿¡Todos pueden ver esto!? ¡Esta es una evidencia sólida! ¡Esta pareja adultera finalmente mostró sus colores verdaderos, y todavía se rehúsan a admitirlo!”

En este momento, numerosos empleados de Yu Lei International sentían que Zhao Hongyan era increíblemente lamentable. La mayoría de ellos eran mujer después de todo, quienes veían los problemas con empatía y un gran corazón. Este tan llamado editor en jefe de una casa editorial mayor parecía tener una personalidad extrema y excéntrica, todo el mundo ya no pudo molestarse por él más.

“Levántate, no es digno para ti estar sentada en el piso por él, y él no es digno de tus lágrimas.” Yang Chen ignoró la provocación de Yu Guang y le habló suavemente a Zhao Hongyan.

Zhao Hongyan alzó su cabeza, era la primera vez que aparecía en frente de Yang Chen sin nada de maquillaje, su rostro manchado de lágrimas tenía menos atractivo sexual, pero contenía más pureza.

Intercambiando miradas con Yang Chen, desde ese par de ojos brillantes, Zhao Hongyan por fin vio algo que era solemne, serio, pero cálido…

“Gracias.” Zhao Hongyan jaló la mano de Yang Chen y se levantó mientras limpiaba sus lágrimas.

Yu Guang se burló repetidamente: “¡Bien, bien, bien, una buena pareja tonta, sé desde muy al principio que eras una mujerzuela voluble, y no debí haberme casado contigo! Por suerte, todavía no es demasiado tarde, ¡me divorciaré de ti después de esto!”

Fue en este punto que un empleado atento no pudo evitar sino decir: “¿Señor, no sabe que de acuerdo a la ley, un divorcio requiere acuerdo bilateral? Esto no es los viejos tiempos donde un esposo puede sólo escribir una carta de divorcio para deshacerse de su esposa, estamos ahora en una sociedad legal, ¿no?”

“Eso es exactamente cierto, ¿quién no ha hecho errores? Como una persona, usted está siendo demasiado violento, y ha hecho tal alboroto.” Varias damas comenzaron a mostrar apoyo por Zhao Hongyan.

Yu Guang arrogantemente les barrió una mirada y dijo: “¿¡Qué saben ustedes!? Cuando una mujer que se casa en nuestra Familia Yu hace un error, ¡ella tiene que perderse! Si ella lo desea o no, ¡ella tiene que irse!”

“Eso es correcto, hermano mayor, estas personas son sólo empleados que no tienen inteligencia, ¿cómo pueden ellos compararse a nuestra familia?” Yu Hui abanicó las llamas.

Yu Guang miró a su pequeño hermano con satisfacción: “Pequeño Hui, es todo gracias a ti por ser de ingenio rápido esta vez, de lo contrario, ¿quien sabe cuánto tiempo más sería engañado por esta mujer? Eso sería realmente decepcionar a los ancestros de mi Familia Yu.”

“No estoy seguro qué es esta tan llamada Familia Yu, pero no creo que sea algo digno de mi interés.” Yang Chen sacudió su cabeza y dijo.

“¡Nuestra Familia Yu no es una cosa!” Yu Guang solemnemente lo corrigió.

Yang Chen sonrió: “Eso es para ti, si dices que no es una cosa, bien. Sin embargo, tengo que decirte algo, yo en efecto tengo un amorío con tu esposa.”

Cuando estas palabras fueron habladas, no fue sólo Yu Guang quien estaba aturdido, todos los empleados que estaban hablando por Zhao Hongyan estaban también aturdidos. Yu Hui quien sabía la verdad reveló una expresión incrédula, ¡mientras la más conmocionada era la mismísima Zhao Hongyan!

“Yang… Yang Chen, tú… ¡Qué tonterías estás diciendo!” Sorprendida, las mejillas de Zhao Hongyan se enrojecieron conforme jalaba la manga de Yang Chen.

Sin esperar que Zhao Hongyan diga alguna cosa más, Yang Chen de repente estiró su brazo, jaló el suave cuerpo de Zhao Hongyan en su abrazo, y hábilmente sujetó las caderas de la mujer con un brazo. ¡Ellos estaban tan cerca como podían estar![2]


[1] Radak: Revista Virtuosa… Muy irónico.
[2] Trafalgar: Esto no ocurre, pero supongo que la intención de Yu Hui era que se divorcien así él podría tenerla para él ya sea amenazándola/chantajeándola o X cosa y tenerla como una esclava.

También te puede gustar...

0 comentarios