Last Embryo V1 Capítulo 1

15:58

Traductor: Trafalgar
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                                                                                  Siguiente Capítulo
VOLUMEN 1

¡EL REGRESO DE LOS CHICOS PROBLEMÁTICOS!

CAPÍTULO 1
PARTE 1

Era un día bueno durante la temporada lluviosa…

El aroma de la primavera desaparecía de la ciudad junto con los pétalos de Sakura, justo la temporada donde los brotes crecerían de la tierra.

La luz del sol que acababa de dispararse a través de la ventana estaba llena con calidez, seguramente un buen día para una siesta.

Dentro de la sala de recepción del orfanato que estaba bajo tal calentamiento del brillo del sol, él― Saigō Homura, teniendo sombras bajo sus ojos, apretó sus puños con fuerza.

“Yo… Yo… ¡Lo hice! ¡¡¡Finalmente lo hice, Suzuka…!!!”

“Gracias por el trabajo duro, Homura. Parece como que seremos capaces de pasar una agradable Golden Week.”

Golpeando suavemente y poniendo los documentos sobre el escritorio alegremente estaba una chica– Ayato Suzuka, quien también regresó un asentir emocional. Mientras ambos tienen quince años, que podrían llamarse jovencitos, la expresión facial de Homura era esa de alguien que trabajó toda la noche.

Saigō Homura entonces se quitó su auricular de nekomimi auto-hecho de su cuello y soltó dos botones de su ropa ligeramente demasiado grande. La razón de por qué es grande podría ser debido a poner en consideración cuánto crecería antes de comprarlo. Por desgracia, al final él no creció tanto como pensó.

Por otro lado, Ayazato Suzuka estaba vestida ligeramente más a la moda de lo usual.

Su cabello estaba adornado con un clip de cabello de flor que apenas había sido pegado, y ella estaba usando un par de pantalones cortos que enfatizaba el fácil movimiento. Aunque la chaqueta casual que vestía le hacía falta el brillo, todavía reflejaba su propia vitalidad y fuerte voluntad y así mostrando su encanto. Para las mujeres que están luchando con su selección de ropa a vestir, ellas deben estar envidiosas de ella.

Satisfecho con su trabajo, una sonrisa apareció en el rostro de Saigō Homura.

“No es que esté intentando fanfarronear, pero esta tesis está realmente hecha con mi máximo esfuerzo. Con sólo estos resultados de investigación presentados, la Everything Company no debe tener ninguna queja sobre ello.”

“Nihaha, tienes razón. La prueba clínica ya ha pasado su verificación, ¿no?”

“Ah, sí. La segunda prueba también ha pasado en una velocidad excepcional. Aunque parece que la tercera prueba requerirá alguna clase de métodos solapados para que pase.”

Tras hacer algunos pequeños ejercicios, los dos de forma descuidada se acostaron en el sofá.

No pudo ser evitado.

Las cortinas eran agitadas por la suave briza, la iluminación no era mala también. Para la gente que ha trabajado durante toda la noche, este es verdaderamente un tiempo brutal. Adicionalmente, con la protección de la casa, ni dolor y sin desastre. Prohibiéndole a alguien tomar una siesta en tal tiempo será lo que llamarían ‘cruel’.

Sin embargo, aun cuando era ya mediodía, había un sorprendente silencio dentro del orfanato.

Considerando su tiempo en un día festivo, debería ser un tiempo adecuado para ello estar abarrotado con niños y niñas corriendo alrededor del pequeño espacio que tienen. En la sala de estar de esta vez, también debería haber niños que estarán peleándose para ver la TV de 55” que fue comprada en un arranque. A pesar de eso, sólo por hoy, el silencio era suficiente para hacer que el orfanato se sienta como si estuviera abandonado.

En otras palabras, decir que estaba desierto no era una exageración.

Es posible que algo hubiera sucedido, una alarma sonó dentro de su mente vaga. No obstante ya que estaba tan somnoliento, él en cambio decidió poner su siesta como su prioridad.

Conforme Saigō Homura rascaba su cabello desordenado, él miró hacia Suzuka y proyectó una repentina y sorprendida voz.

“Hablando de lo cual, la Suzuka de hoy… Está vestida bastante inusual. ¿Vas a salir?”

“Eso es correcto. Estoy planeando ir a Shinjuku junto con Aya-chan. ¿Homura quiere unirse también?”

“No voy. Tú y Ayato deben ir y disfrutar ustedes mismas.”

Homura rechazó la oferta con un agitar de su mano.

Él acababa de quemar el aceite de medianoche sólo para terminar la tesis para su Patrón después de todo. Dormir al mediodía o algo como eso era totalmente diferente de la rutina de un estudiante normal. Él deseaba pasar el primer día de la Golden Week en paz al menos.

Y, como si intentando aplastar su humilde deseo la voz de su guardián– Mikado Tokuteru vino desde el recibidor.

“¡¡¡Homuraaaaaaaaaa!!! El informe de gestión del laboratorio, ¿¡¡dónde lo has dejaddoooooo!!?”

 “… Ah.”

“… ¿Eh?”

¡Oh no! – Homura quedó sin habla.

La voz de Suzuka sonó como si se volviera loca.

“… Oye, hermano. ¿Qué está pasando? No me enojaré. Rápido confiesa todo.”

“Lo siento, Hermana. Si no escribo el reporte de gestión, la sobrevivencia del orfanato podría estar en riesgo.”

No era solo la tesis de investigación que tenía que ser reportada al patrocinador del laboratorio de investigación. Además para los gastos de equipo del 3er Centro de Investigación, los gastos de gestión del Orfanato “Hogar Familiar Canaria” tienen que ser sumados y reportados. Aparte del Microscopio de Cryo-Electrón que fue solicitado para la expansión del equipo de la instalación, para ocultar el hecho que él secretamente compró una TV de 55”, la intervención de Homura era necesaria como el representante.

Una descripción exagerada en la tesis, y para aumentar su presupuesto.

Francamente hablando, era falsificación de información, pero entonces de nuevo, la investigación misma ya requería una enorme cantidad de fondos. Lo que queda es cómo engañarse el uno al otro, siempre y cuando pudieran ganar beneficios al final.

Debido a tal conspiración en lugar, en otras palabras, el informe de gestión no ha sido escrito aún.

El rostro de Suzuka se tornó pálido a medida que su cabello se ponía de puntas.

“Q… ¡Qué debemos hacer Homura! ¿¡Cuándo es la fecha límite de entrega!?”

“Debe ser entregado a las trece horas junto con la tesis.”

“Uwaa, ¿no eso significa que solamente te queda 1 hora? ¡¿Cómo vas a explicarle esto a Aya-chan?!”

Suzuka dejó salir un grito preocupado conforme sujetaba su cabeza.

La joven dama del patrocinador deseaba que sea entregado para el mediodía de hoy. ‘¿Lo haré a tiempo si empiezo ahora? No, es ciertamente demasiado tarde. Si no puedo pensar en ninguna otra opción, la sobrevivencia de ambos el orfanato y la investigación estarán en peligro.’

Siguiendo al apuro de Suzuka, Saigō Homura estaba intentando idear algunas soluciones.

Mirándolo, Suzuka recuperó su calma un poco y peguntó.

“Así… ¿Hay otra forma, Hermano?”

“No, es game over, Hermana.”

“¡Tan rápido! ¡Te estás rindiendo tan rápido! ¿De verdad no hay otras formas?”

“Namo Amitabha.”

“¿¡Orándole a Dios por ayuda!? ¿¡Te rindes y es el final del juego!? ¡Si comenzamos de inmediato, podemos hacerlo!”

Ayato Suzuka corrió y sacó algunos documentos. Aunque sus palabras y acciones eran nerviosas, parecía como que ella había hecho adecuadamente los arreglos.

Mientras se remangaba las mangas, Homura, con un suspiro, cogió su bolígrafo.

“Aunque, Ayato-ojōsama a Shinjuku… Creo que Roppongi o Ginza le sentaría mejor.”

“Eso no es. Incluso Aya-chan va a lugares como los cines y la librería Kanokuniya con nosotras… ¡No, este no es el momento para hablar sobre cosas como estas! ¡Bien, bien, escribe rápido escribe rápido! ¡Homura siempre y cuando tengas la voluntad, podrías terminarlo en una hora!”

Sí sí, Homura respondió sin energía y cogió los documentos. De cualquier manera, él tenía que terminar algo. Ayato era una activista después de todo, una vez que ella sepa que el informe sería entregado tarde, ella ciertamente llegaría de inmediato. Así que, tenemos que pensar de una buena excusa antes de que se desarrolle en esa situación.[1]

Luego, mientras pensaba qué tipo de falsificación debería sugerir, en ese momento – PiPiPi – un ringtone simple de teléfono móvil se oyó.

Viendo el nombre mostrado en la pantalla LCD, Homura frunció el ceño.

“… ¡Rayos! ¡Es Ojō-sama!”

“Woahh, ¿estás seguro?”

A medida que ambos estaban enormemente perplejos, Homura respondió el teléfono temerosamente.

Posteriormente, una suave y tranquila voz se proyectó desde el teléfono.

“―Gracias por su duro trabajo, Homura-senpai. ¿Puedo tomar un poco de su tiempo?”

“Por qué, claro que sí, Ojō-sama. Sobre el asunto de la contabilidad del informe de gestión, no hay problema. Estará terminado y será entregado en exactamente una hora a partir de ahora justo como se plan—

“Esto es mucho más importante que eso, Homura-senpai. Hay un par de cosas que me gustaría preguntarle.”

Ayato interrumpió las palabras de Homura. Homura estaba un poco sorprendido por la voz y alzó una ceja. Desde que se reunieron, nunca ha habido un tema más importante que la recaudación de fondos. Después de todo, ella – El identidad de Kudō Ayato, era patrocinadora de ‘Hogar Familiar Canaria’ donde Homura y Suzuka viven. Ahora, en el Hogar Familiar Canaria, hay 78 niños y niñas, sin mencionar la comida y otras necesidades de vida, incluso los gastos de la escuela y varios todos son dados por la casa de ella.

Por lo tanto, los gastos y cosas relacionadas siempre estaban en máxima prioridad en la que ambos acordaban. Pero esta vez, ella en realidad dio prioridad superior a algo más, era ya entendible que la situación no puede ser retrasada.

Homura también puso una expresión seria y preguntó mientras está desconcertado.

“… Ayato. ¿Algo pasó?”

“Uh, bien. Si tuviera que explicarlo, entonces diría que algo realmente pasó, pero no es como que entienda completamente la situación, o debería decir que lo que debería haber sido imposible en realidad se hizo posible…”

Ayato tenía una vaga idea y su voz parecía dudosa como que no sabía qué decir después. Tal conducta era rara de ella. Como la persona que siempre era prudente, esta era la primera que ella había puesto tal exhibición vergonzosa.

La persona misma estaba aturdida, ella tosió para romper la atmósfera incómoda y continuó hablando.
“En otras palabras…. ¿Sucedió algo extraño alrededor de Senpai?”

 “… Eh,”
¿Eh? Homura quedó perplejo otra vez y ladeó su cuello. Pero no era de extrañar.

Para en realidad pronunciar tales palabras tras ser fastidiado por un corto periodo de tiempo, él solo podía hacer esa respuesta.

“Por extraño, ¿qué quieres decir? Específicamente, ¿sobre qué clase de cosa estás hablando?”

“Bien… Por ejemplo, ¿has recibido alguna carta en un modo extraño?”

“¿Carta? Err, ¿quieres decir algo como una carta escrita envuelta en un sobre?”

“Sí. Si fuera a dar ejemplo…  Sería algo como una carta cayendo del cielo, o en una situación donde fuera una habitación completamente cerrada, más que un asesino en una habitación cerrada, fuera una cosa similar al correo en una habitación cerrada… O tal vez, un gato calicó llevando una carta para ti…”

“……..”

Ha comenzado a volverse más y más confuso.

Ya que su voz poco a poco se hacía pequeña, ella probablemente estaba avergonzada de lo que había dicho.

Sintiendo ese tipo de atmósfera que había en el otro lado del teléfono, Homura se reprimió a sí mismo de responder ¿Qué demonios estás diciendo? por gentileza, y respondió un poco inquieto mientras se tragaba esas palabras.

“Ayato. Podría posiblemente ser…. ¿Un nuevo juego de castigo?”

“No, es bueno que nada pasó. Por favor olvida lo que dije antes.”

“Mm. OK. Después de todo, pareces ocupada. Hablando de lo cual, ¿no estaban tú y Suzuka planeando salir y divertirse?”

“Sí, eso es lo que estoy planeando hacer. Suzuka es una lectora insaciable, sin embargo no estoy muy familiarizada con muchos libros. Iré a la casa de Senpai hoy–”

Ella de repente dejó de hablar. Desde la repentina pérdida de palabras, Homura torció su cabeza un poco con reserva.

El silencio continuó por un rato.

Luego de repente, una voz tan filosa como una cuchilla resonó.

“… Espera un segundo. Senpai, hace un rato, ¿qué estaba diciendo?”

“¿Eh?”

“Creo que escuché alguna charla incoherente con relación al informe de gestión… Podría ser, ¿todavía no está terminado?”

“… Geh.”

“Geh, ¿¡qué quiere decir por ‘Geh’!? Con lo que estamos tratando esta vez no es la fecha, ¿¡no es senpai quien quiso que me espere debido a que quería escribirlo a mano!?”

“Namo Amitabha.”

“¡Suplicarle a Dios no te dejará terminar el informe!”

La voz de Ayato era inusualmente más áspera debido a cuán mala la situación era esta vez.

Homura chasqueó su lengua por su metida de pata mientras miraba el reloj. Eran casias doce horas ahora. Apurándose, él debería ser capaz de hacerlo en la hora límite.

Pero en otras palabras, él estaría en problemas si ella viene a tomarlo antes de eso. Ya que él no ha hecho preparativos para falsificar los gastos no incluidos aún. Hay una necesidad de ganar algo de tiempo de algún modo.

No obstante, ella ignoró la respuesta de Homura y dijo de plano:

“… ¡¡Fui una tonta en creer en Senpai!! Senpai, estás en casa ahora, ¿verdad?”

“Err… Bien, sí… ¿Y qué?”

“Entiendo. Llegaré allí pronto, y entonces vamos a tener una charla concerniente al futuro…. Aah, eso es cierto. ¡También me encantaría oír la explicación sobre los artículos lujosos recientemente comprados!”

Por favor estate preparado – La llamada se cortó con esas peligrosas palabras. Al mismo tiempo, el sonido de un auto deteniéndose afuera del orfanato se oyó.

En efecto, realmente una manera rápida para entrar en acción. Él hace tiempo ha estado preparado.

Homura frunció el ceño, y chasqueó su lengua por segunda vez.

“…. ¿En serio? Esto es malo, ¡Ayato-ojōsama está viniendo!”

“Gah, ¿¡qué debemos hacer!?”

“¡Nunca podríamos sólo rendirnos así! ¡Estaré escapando con los documentos, Suzuka, ayúdame a ganar algo de tiempo! ¡¡¡En una hora, te veo en el mismo viejo lugar dentro de la tienda!!!”

“Entiendo. ¡Te deseo suerte!”

Homura suscitó una extraña voz y rápidamente se levantó. Era una situación donde cada segundo contaba. Él tomó los documentos en una mano, saltó fuera de la ventana y se precipitó al patio mientras usaba pantuflas.

Dada la situación, escapar por la entrada principal era imposible. Él planeaba escapar a través de la puerta trasera.

Anticipando esa acción, Tokuteru Mikado condujo su auto favorito hasta la puerta trasera, y comenzó a gritar desde adentro.

“En serio, una y otra vez, ¡tú nunca aprendes tu lección, verdad!”

“¡Cállate! ¡Pero buena sincronización, anciano Mikado!”

“¡Deja de llamarme anciano! ¡Date prisa y entra Homura!”

Homura rápidamente saltó al asiento trasero. Al mismo tiempo. Tokuteru inmediatamente pisó el pedal.

Con tal aceleración inesperada, Homura golpeó su cabeza y se puso un poco enojado. Pero era innegable que él apareció justo en el momento adecuado para darle una mano de ayuda. Él sujetó su cabeza mientras le agradecía rápidamente y cogió el informe de gestión.

Mientras Tokuteru estaba conduciendo ligeramente más rápido que el límite de velocidad permitido, le preguntó a Homura.

“Geez, esto en serio se ha convertido en un evento usual. Dentro de poco, podrías perder el afecto de Ojō-sama.”

“No digas eso. ¿No los cigarros que amas tanto son comprados de los gastos? Sé sobre ello, usas el nombre del laboratorio para comprar decenas de esos cigarros Mild Seven.” Recuerden que es una marca de cigarros.

“Qué estás diciendo, eso es sólo una propina, una propina. ¿Hay incluso clientes que pagan a los mercenarios contratados con solo dinero?”

Tokuteru rio en voz alta sin ninguna vergüenza.

Este hombre llamado Tokuteru era el gerente del orfanato en nombre, pero en realidad él era el agente libre que viajaba alrededor del mundo. Aunque el título sonaba cuestionable, él era un hombre que encontró inversores para el orfanato, parece como que tenía conexiones bastante grandes.

Cuando se acercaron a la luz roja, Homura giró su mirada hacia el exterior.

Ya que era el primer día de la Golden Week, las calles estaban abarrotadas con estudiantes.

El patrón de la gente vistiendo su ropa privada se podía ver en cualquier parte.

“… Eso es cierto. Cinco años ya han pasado, ¿huh?”

“¿Qué?”

“No es nada. Por el momento, vamos a la cafetería de siempre. Terminaré rápido el informe para entonces.”

“Lo tengo. –A propósito, Homura,”

Tokuteru miró a Homura a través del espejo del auto y habló con un tono ligeramente extraño.

Después de un poco de vacilación, él preguntó con la voz usual.

“Recientemente, ¿ocurrió algo extraño a tu alrededor?”

“―¿Huh?”

¿Qué? Él preguntó en una voz sorprendida y detuvo sus manos.

“… Err, ¿extraño en qué forma?”

“Vamos a ver. Si fuera a dar algún ejemplo… ¿Recibiste una carta en un modo extraño? Como una carta cayendo del cielo, o tal vez encontrándola en una habitación cerrada que nadie puede entrar, más que un asesino en una habitación cerrada, fuera una cosa similar al correo en una habitación cerrada… O un gato calicó llevando una carta en su boca, esos tipos…”

“¿Sobre qué diablos estás hablando?”

Homura respondió inmediatamente y comenzó a dudar de la cabeza de Tokuteru.[2]

Cuando una chica de 14 años como Ayato lo dijo, podría ser pasado como una linda y tonta broma. Pero cuando un tipo viejo, en la segunda parte de sus 30 años lo dijo, no sería divertido en absoluto. Homura estaba apunto de preguntar sí esa broma fue discutida con Ayato, pero Tokuteru interrumpió.

“Nada, nada. Si nada sucedió, sólo olvida sobre ello. Estoy planeando quedarme en el orfanato por una semana ya que quise ver las circunstancias de ello, así que apreciaría si pudieras ayudarme a arreglar la habitación.”

“…………”

Él continuó con un tono serio.

Parece como que él en serio estaba preocupado sobre si esa “cosa extraña” había aparecido.

Bien, de una forma u otra, él es un guardián después de todo. No importa cuán extraño sonaba, sería de buenos modales darle un pensamiento.

Conforme Homura ponía a un lado los documentos, él encendió una laptop. Tras abrir la pagina de una sitio web de información detallada, él anunció después de un rato.

“Anciano Mikado.”

“Te dije que dejes de llamarme anciano. Solo tengo 36 años.”

“Sí, sí, Mikado-san. El misterioso asunto que acabas de mencionar, o quizás esto no es lo que estás intentando decir… Actualmente en este mundo, un fenómeno natural que no debería existir ha ocurrido, deberías haber sabido esto, ¿verdad?”

“¿Cómo?”

“Fue a menudo reportado en las noticias, ¿no? Ocurriendo en Sudamérica, se produjo la expansión de un gigantesco tifón.”

“¿Gigantesco tifón? Aah, ¿el que pegará Tokio pronto? ¿Ese tifón?”

“Sí ese. En realidad, ese tifón extra-grande está lleno de imposibilidades científicas. –Mira, está en los reportajes destacados de este sitio.”

Conforme Homura decía eso, él comenzó a leer los contenidos de las noticias del sitio en voz alta.

― El vigésimo cuarto Tifón que escapó a las aguas costeras de Sudamérica, tras ir al Norte, cruzando el Ecuador y dañando pesadamente alguna parte de Europa, ahora se está dirigiendo al Este a través del Sudeste de Asia sin mostrar señales de debilitamiento. El número de hogares afectados por el daño se espera ser más de 2 millones.

El tifón numerado 24, se conoce como “Cimarrón”, pero debido a su ruta anormal y amenaza internacional, fue pronto renombrado a “Tauro”.

Se estima que golpeará Tokio en la primera mitad de la Golden Week. La Agencia Meteorológica se dirigió a las personas para abstenerlas de salir a lugares distantes tanto como sea posible. – Homura pausó allí.

“Esta es la noticia misteriosa más caliente que está sucediendo ahora. ¿Cómo es? ¿Sirve como una referencia, Mikado-san?”

“… No, pero tiene un gran valor de referencia por otro lado. Pero, ¿qué es tan misterioso sobre ese tifón? ¿Su ruta es imposible?”

“Oye, oye, ¿qué estás preguntando? Las aguas costeras de Sudamérica están en el Hemisferio del Sur. Europa está en el Hemisferio del Norte. En otras palabras, el tifón cruzó el Ecuador lo cual no se suponía suceder. Normalmente, un tifón que rompe en ese lugar no debería ser capaz de cruzar sobre el Ecuador, ¿no?”

“¿Es así? ¿De verdad?”

“De verdad.”

Una respuesta inmediata vino junto con un fuerte asentir de cabeza. Tokuteru todavía levantó una ceja y parecía un poco dudoso.

“Lo siento, realmente no entiendo mucho la ciencia. ¿Puede explicármelo un poco, Dr. Saigō?”

“Está bien, lo explicaré brevemente. Esto estará en el examen, así que presta atención.”
Tras aclarar su garganta, Homura comenzó una breve explicación del misterioso fenómeno ocurriendo actualmente.

“En términos simples, el poder de rotación natural o la tan llamada Fuerza Coriolis– Es la fuerza que mueve el vórtice. Eso funciona en los Hemisferios del Sur y del Norte en una dirección opuesta completa, cosas como un tifón generado del mar siempre tiene una dirección de rotación fijada. Como resultado, el tifón no ocurre en el Ecuador donde no hay fuerza Coriolis en primer lugar, y para un tifón pasar a través de ello es sumamente imposible.”

“… ¿Hoo? Así que en otras palabras, la fuente natural es algo más que natural, ¿huh?”

“Aun cuando suena inimaginable, no es imposible… Para empezar, desde la declaración, este tifón ha estado lleno de misterios. Los tifones del Hemisferio del Sur siempre tienen una dirección de rotación recta. Pero la declaración que estamos enfrentando, el Tifón número 24 “Tauro” está rotando a la izquierda. Se sospecha que su origen es realmente un poder completamente diferente de la naturaleza.”

Mientras estaba en profundo pensamiento, Tokuteru puso su mano en su barbilla y las pupilas de sus ojos se agudizaron.

“… El desarrollo de armas climáticas está internacionalmente prohibido. ¿Alguien lo divulgó?”

“Es posible. En el internet, la gente está diciendo que cierto país estaba experimentando con arma climáticas… Personalmente, pienso que la idea era buena. La extensión de su durabilidad y el daño que causó, también el poder que excede las leyes del mundo natural de algún modo se siente como que tiene una voluntad por sí mismo. Parece hecho por el hombre, o tal vez… Alguna clase de existencia sobrenatural está involucrada.”

“¿El poder de Dios y semejantes? Haa… Esas no son las palabras que un investigador novato diría.”

A medida que Tokuteru se burlaba de él, Homura sonrió y sacudió su cabeza.

“No hay tal cosa. Parece que aquellos reconocidos investigadores y estudiosos poseen fe como parte de la piedra angular en sus corazones. No puedo negar rotundamente las existencias supernaturales como Dios. Además–

Por un instante, los ojos de Homura tuvieron una mirada distante.

Mientras miraba las hojas brotando, Homura murmuró unas pocas palabras.

“Además, nosotros, los niños del hogar Canaria… No somos ordinarios. Si hablamos sobre la existencia de cosas inexplicables, nuestra existencia misma es como un gran pedazo de misterio.”

“… Sí. Es en efecto.”

 Por un corto tiempo, solamente hubo silencio entre ellos.

Ambos se quedaron en silencio, pero a medida que la luz de tránsito de tornó verde, Homura rio mientras sacudía su cabeza.

“Nos desviamos del tema, sin embargo esa es la única cosa tan misteriosa en este caso. ¿Eso sirve como una referencia Mikado-san?”

“Sí. Sirvió como la referencia en cada forma… Sin embargo, ahora entiendo lo que quieres decir. En una situación si no paso a través de una puerta regular, ese tipo de bestia celestial puede manifestarse como eso.”

“¿Qué?”

“Olvídalo, sólo me hablo a mí mismo. Pero, pensar que ese tipo de cosa estaba sucediendo en el mundo. Escuché sobre el tifón gigante aproximándose, pero no pensé que era un tifón con tal extraña trayectoria… Pero, ¿por qué yo no estaba consiente de tal cosa? ¿No fue el lugar de la fuga del tifón comprobada expresamente?”

“Bien, eso. A decir verdad, este tifón tiene un hecho más extraño. El que fortalece el rumor sobre las armas climáticas… ¿No has oído nada sobre tal cosa?”

“¿Jojo? Eso es algo nuevo. ¿Puedo solicitar otra clase?”

“Eres diligente así que está bien. Para decirte la verdad, hablando confidencialmente, en las regiones donde el tifón pasó, un nuevo tipo de virus se propagó sin excepción.”

Tokuteru otra vez fue sorprendido y miró a Homura a través del espejo retrovisor.

El título de Tokuteru Mikado no es sólo para mostrar. Dependiendo en la situación, ello puede estar  relacionado a su negocio actual.

“La propagación de un nuevo virus no es un asunto serio, ¿no? ¿Ya se encontró la cura?”

“La existencia de tal cura aún no ha sido encontrada aún. Lo que es más, este virus no solo infecta humanos, sino infecta plantas también. No habrá duda que los precios del trigo y maíz se dispararán este año.”

Estas palabras fueron habladas con un tono similar al de broma, pero sinceramente esto era un incidente atrozmente mayor. Empezando desde la costa de Europa hasta el Sudeste Asiático, la escala del daño a los cultivos alcanzará niveles inauditos, es esperado que haya hambruna severa.

“… Me rindo. Si es eso verdad, entonces la extinción de la humanidad es solo una cuestión de tiempo, Dr. Saigō. ¿De modo que no hay salvación para nosotros?”

“Claro que sí, estoy tranquilo así debido a que hay una manera. Así que aquí está el punto principal: Para el virus que no tiene cura, la única solución es quizás la cosas que estamos investigando, en otras palabras, nano-máquinas.”

¿Oh? – El interés de Tokuteru aumentó nuevamente.

“En otras palabras, ¿se comenzará el uso práctico? ¿No hay todavía pruebas?”

“Todas están autorizadas. Este virus está cerca a la viruela pero la toxicidad es fuerte, y encima de eso es este alto ritmo de proliferación, las áreas de desastre también la necesitan con urgencia. Gracias a que pasó la segunda fase de la examinación con velocidad impensable… Bueno, Everything Company probablemente intentará cada medio detrás de la escena.”

Homura tenía una sonrisa amplia en su rostro.

― “Everything Company”, era el nombre de una compañía que apareció después de la segunda Guerra Mundial y está contada en el top 5 de las Compañías comerciales del mundo.

Involucrando electroncitos así como también asistencia médica, tratamientos y negocios con grandes cantidades de desarrollo energético. Pero, ¿por qué tal gran compañía de fama mundial invirtió en el ‘Hogar Familiar Canaria’? Aquí está la respuesta a esa pregunta:

Para estudiar la tecnología que el padre de Homura creó y conseguir el modelo completado, con estas condiciones Everything Company se estableció como financiador del orfanato.

“Ya veo… Bien, hay un poco de un lado positivo en todo esto. Con esto, la investigación de tu padre finalmente verá la luz. Recuerdo que era el modelo más nuevo del dispositivo de partícula… Cuerpo de partículas de la Estrella de 3er tipo (Unidad Nano-Máquina 3s). Las nano-máquinas que tu padre creó, ¿no?”

“Eso es correcto, pero aún soy incapaz de reproducir el modelo completo. Al final, solo logré reproducir una parte de su potencial. El progreso actual debe estar alrededor del 10%”

“¿Jo? Entonces, ¿es ese 10% adecuado para repeler este nuevo tipo de virus?”

“No sólo eso. No puedo decirlo claramente pero… Pero probablemente cualquier virus existente, incluso intra-cerebral debe estar en su rango. Con un poco más de progreso, creo que incluso puede eliminar las células cancerosas.”

Mirando a Homura quien estaba diciendo que aún no es suficiente, Tokuteru ensanchó sus ojos en admiración.

“…. ¿En serio? Eso es demasiado grande para una revolución médica.”

“Lo pienso así también. Pero, la eliminación de las células cancerosas con nano-máquinas es un campo que está siendo estudiado desde hace un largo tiempo. Aun cuando me siento mal por decir esto, pero estamos un paso adelante… Habiendo dicho eso, eso no es realmente algo para ser exagerado.”

“Por qué es eso, eso es una cosa bastante asombrosa.”

Hacia la admiración de Tokuteru, Homura sacudió su cabeza en negativa.

“No olvides, nuestro propósito no es una revolución médica. Es revolución energética. Aun así, el modelo completo de la nano-máquina todavía tiene muchas partes desconocidas. Además –“

De repente, Homura mostró una sonrisa auto-deprecativa.

“… Además, aun cuando reproduje ese modelo, sinceramente no entiendo la estructura. La única cosa que puedo captar es la parte del resultado de su capacidad y funciones. Actualmente, sólo estoy dibujando el diseño aproximado. Si tuviéramos la tesis de mi difunto padre, habría habido aún más progreso.”

Hacia ese auto-desprecio, Tokuteru devolvió una sonrisa amarga. Estas palabras tenían un significado muy profundo. Si alguien las escuchara, ellos no podrían evitar sino indicar la contradicción.

Sin embargo, Tokuteru sacudió su cabeza y actuó como si no hubiera oído nada.

“Bien, esta no es una historia feliz. Yendo con procedimientos esenciales, comenzando desde el paso de la prueba clínica, tomaría una década o dos…”

“Exactamente. También, como el negocio va, si este logro fuera a ser reconocido, voy a tener una charla sobre prestar ese modelo más nuevo del microscopio de electrón que siempre he querido. – ¿Puedes creerlo? ¿Qué un solo microscopio cueste 2.5 millones de yen?”

Los ojos de Tokuteru se ensancharon al máximo en asombro cuando escuchó a Homura decir la cantidad de dinero.

“¿¡¡D-Dos millones y medio!!? Oye, oye, un microscopio que cuesta 2.5 millones… ¿Tiene lentes de diamantes o qué?”

“Je~. La sabiduría de la humanidad excede el valor de los diamantes. Incluso si fuera sólo aparatos, el precio no será barato – ¡Ah! ¡Cuidado Tokuteru!”

Homura de repente gritó.

El momento que el auto giró a la derecha hacia el callejón, como si bloqueara su camino, un lujoso auto negro bloqueaba el camino delante. Desde el evento que estuvo justo un paso lejos de convertirse en un accidente de tráfico, ambos chasquearon la lengua.
En el momento que entendieron cual auto era, ellos miraron arriba al cielo… Eso es para decir, la gente que conduce ese tipo de auto en estos vecindarios, sin duda, solo había una persona.

“… Oye Bakateru. Nos atraparon, ¿huh?

“Lo siento. Olvidé que Prith ha sido contratada como la chofer.”

Sintiéndose abatido, Tokuteru ventiló su ira sobre el volante.

Desde el asiento del conductor del auto de lujo, una mujer de cabello blanco con piel oscura vestida en un traje salió y fue a abrir la puerta trasera.

Luego una suave voz clara también se oyó.

“…. Hoy hay tal buen tiempo verdad, Senpai. Tokuteru-san. ¿Quién no querría viajar en auto en tal tiempo perfecto?”

“―”

La voz de la chica era tan fría y tranquila como campanas de viento.

No hubo entonación en su voz, pero sonó agradable ya que contenía su intimidad única. Una sonrisa pacífica surgió sobre su rostro que enfatizaba mucho sus encantadores labios.

―Pero, sus ojos no estaban sonriendo.

Las pupilas verde esmeralda miraban tranquilamente a Homura.

No hay un hombre que no se desmayaría en frente de su silencioso pero poderoso resplandor. Mientras simplemente de pie y mirando tranquilamente de esta manera, era honestamente increíble que tal chica de 14 años estuviera liberando tal presión. Si la ira visible pudiera ser medida, seguramente la furia volaría hasta la cima.

―Kudō Ayato. Ella quien es la hija del presidente de Everything Company, también su menor en la escuela y finalmente, el empleador de Saigō Homura.

Esa chica estaba tan enojada que parecía que se abalanzaría sobre Homura en cualquier momento.

En frente de su todo-poderosa jefa, Homura salió del auto preparado para lo peor.

“… Saludos, Ayato-ojōsama. Una hora aún no ha pasado.”

“No creo que el informe que no está completado ahora sería completado una hora después. Debe haber alguna clase de razón…. ¿Podrías dar una explicación?”


Su mirada glacial estaba llena con presión. La situación estaba ya fuera de las manos. Era imposible engañarla no importa qué razón diera.

Entonces, era tiempo para estar desesperado. Mejor luchar a lo amargo y morir honorablemente.

Homura miró arriba al cielo, luego golpeó su frente y se inclinó.

“Me disculpo profundamente, Ayato-ojōsama. Todavía no he calculado los fondos que fueron secretamente usados para comprar equipo para el orfanato. Para ser más especifico, eso es la gran TV en la sala de estar.”

“… ¿Y?”

“Esta persona inmoral quiso que todos se sientan a gusto en la sala de estar. Por el bien de los rostros sonrientes de los jóvenes, no pude evitar sino caer en el camino del mal. ¿Puede la misericordiosa Ojō-sama cerrar un ojo en esto por compasión? Si puede cerrar un ojo en esto, cuéntelo como que le deberé dos, no – ¡Tres favores! Por favor, ¡haré lo que sea que quiera!”

Juntando sus manos[3], Homura estaba encarecidamente pidiéndolo. Esta clase de desesperación era inusual para él.

Después de todo, el Hogar Familiar Canaria estaba careciendo de equipos de entretenimiento. Después de que la vida útil de su gran TV de 32” usada expiró, la risa en el orfanato se redujo significativamente. Incapaz de ver eso, Homura inevitablemente compró el modelo más nuevo de la TV de 55”.

Consciente de esas circunstancias, Ayato suspiró un poco.

“Tres favores, ¿cierto? Pero trucos baratos no serán suficientes para engañar al departamento de contabilidad de nuestra compañía,”

“… ¿No sirve de nada?”

“O más bien, el departamento de contabilidad no vacilará no importa la cantidad que debas. Es el departamento más duro después de todo… Así que, yo pagaré ese préstamo con mi propio dinero.”

¿Qué dijiste? Homura levantó su rostro.

Ayato le sonrió maliciosamente a Homura, luego puso su mano hasta la cintura y se dio la vuelta hacia la chofer de piel oscura.

“Prit. Sobre el equipo del Hogar Familiar Canaria, piensa de ello como un regalo personal mío. Aunque el precio no es bajo, comparado a los tres favores que Senpai me debe, sería considerado barato.”

“Oye, espera,”

“Como desee, Ojō-sama.”

La mujer de piel oscura llamada Prit, rápidamente arrebató el informe de gestión de Homura y lo puso dentro de la cajuela del auto.

“Bien entonces, ven conmigo. Para el intercambio de un favor, estarás acompañándome a mí y Suzuka hoy. ¿Está eso bien, Senpai?”

Ayato palmeó el asiento. Una desgracia tras otra. Ganar un favor por el dinero prestado, como uno esperaría de la hija de la mundialmente famosa Everything Company. Una espléndida usura. La acción ilegal o la práctica de prestar dinero a altas tazas irrazonables de interés.

No puede ser evitado dada la situación.

Homura miró arriba por tercera vez y una sonrisa amarga flotó en su rostro.

“… Recibido. Haciendo eso a cambio sería un precio barato a pagar.”

“En efecto… También, mientras me siento un poco afligida por Senpai, he decidido vivir en el orfanato por un rato empezando desde hoy. Estaré agradecida si pudiera arreglar una habitación para mí.”

¡¿Ja?! Homura miró a Ayato, luego a Tokuteru.

Él acababa de decir la misma cosa también, ¿tal vez ello se volverá popular?

“No me importa, pero empezando desde hoy Tokuteru también está planeando quedarse, y a causa de eso no hay habitaciones disponibles.”

“¿? Recuerdo que hay una habitación que no es usada ¿verdad? ¿Esa habitación no está disponible también?”

“Aah, no, pero esa habitación es…  Bueno, olvídalo.”

Homura estuvo de acuerdo mientras rascaba su cabeza vergonzosamente.

 Después de que Homura entró al auto, la luz del sol de repente se debilitó.

“… ¿Huh? Esa llegada fue demasiado rápida”

Tifón #24 se predijo llegar a Tokio por la noche. No importa cómo pensaras sobre ello, es todavía demasiado temprano, aunque eso era lo que Homura pensó, pero era común para las predicciones de la agencia meteorológica estar fuera de la marca por medio día.

Pero Tokuteru Mikado, estaba mirando al tiempo con ojos llenos de inquietud.

“… Esto es inusual.”

“El tiempo se pondrá malo, ¿verdad?”

“Ah, va a ser terrible. Así que después de que vuelvan a casa, no salgan esta noche.”

Diciendo sólo eso, Tokuteru condujo su amado auto y se precipitó a alguna parte.

Homura también recordó volver a casa tan pronto como sea posible, e ir a acompañar a Kudō Ayato y Ayazato Suzuka en sus compras más tarde.


[1] El autor metiéndose en la historia XD
[2] Trafalgar: Como diciendo este wey está loco XD.
[3] Trafalgar: La acción de rezar.
Capítulo Anterior                                                                                  Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios