ATG Capítulo 670

16:57

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo


Capítulo 670 - La Calamidad Golpea de Nuevo

Cuando Yun Che y Xiao Yun se cambiaron en un conjunto idéntico de ropa. Si uno no podía comparar sus rasgos faciales, tanto su parte delantera y trasera eran el noventa por ciento igual. Después de que Xiao Yun se cambió de ropa, dijo con ansiedad, “Hermano Mayor, ¿qué vas... a hacer?”

Yun Che lentamente contempló a Xiao Yun, evaluándolo, luego asintió ligeramente y respondió: “Bien, los dos tenemos una estructura de cuerpo muy similar. A menos que sea alguien que nos conozca bien, sería muy difícil diferenciarnos en base a nuestras figuras solamente.”

Mientras hablaba, Yun Che sacó una caja de madera de la Perla de Veneno del Cielo. “Siéntate, te ayudaré a que te pongas un disfraz para que te veas como yo.”

“¿Ah?” Xiao Yun estaba estupefacto. Su boca se abrió ampliamente. “Dis... ¿Disfrazarme?”

“¡Sí!” Yun Che asintió y frunció sus cejas fuertemente. “Siéntete aliviado, estoy usando un medicamento especial para el disfraz, no es un disfraz de profunda energía. A menos que sea un experto, sería imposible ver a través de ello.”

La persona más hábil en el arte del disfraz que Yun Che había conocido en el Continente Cielo Profundo era Hua Minghai. Pero incluso si era Hua Minghai, no podía compararse con el arte del disfraz de Yun Che. Con sólo una mirada, él podía ver a través del disfraz de Hua Minghai, pero en cuanto al suyo, Hua Minghai no podría ver a través de él en un corto período de tiempo.

“Pero, ¿por qué debo disfrazarme como hermano mayor?”, Preguntó Xiao Yun con una mirada de desconcierto.

“Debido a que después de que los miembros del Salón Divino Sol y Luna lleguen... Si no hay un accidente, habrá un corto período de tiempo que tendrás que usar mi identidad y enfrentarte a ellos,” Yun Che respondió con solemnidad.

“¿Ah?” Xiao Yun jadeó, “Yo...” 

“¿Estás asustado?” Yun Che sonrió débilmente.

Xiao Yun se tornó ausente de mente por un breve momento, apretó sus dientes, y fuertemente negó con la cabeza, “No... ¡No tengo miedo! Hermano Mayor, no te preocupes. Incluso si tengo que poner mi vida en riesgo, lo haría...

“Olvídate de poner tu vida en peligro,” Yun Che sonrió y lo interrumpió. “Ya le aseguré a Séptima Hermana que iba a llevarte de vuelta y que me aseguraría de que no perdieras ni una sola hebra de cabello. Si pierdes tu vida, tu Séptima Hermana me perseguiría con un cuchillo todos los días. No sería capaz de descansar en paz por el resto de mi vida si eso llegara a suceder.”

A medida que hablaba, el rostro Yun Che se tornó serio. “Sin embargo, este asunto todavía viene con un gran riesgo. ¡Debido a que Ye Xinghan me quiere muerto, sin duda traerá al menos tres Monarcas con él! Es posible que traiga a un Monarca de etapa intermedia... O incluso uno que sea mayor que un Monarca de etapa intermedia. Si fallamos, a pesar de que podemos usar la Profunda Arca Primordial para escapar, creo que puedes imaginar lo terrible que serían las consecuencias si eso llegara a suceder... Después de disfrazarte, te voy a decir lo que tienes que hacer en detalle. Después de un tiempo, tienes que recordar con firmeza cada palabra que te diga... Ya que esta cuestión también será un gran reto para ti.”

“Muy bien... Lo entiendo.” Xiao Yun tomó una bocanada de aire y asintió con seriedad.

Después de que Yun Che salió de la Profunda Arca Primordial, comprimió el arca a su estado más pequeño posible... Que era aproximadamente del tamaño de su palma. Entonces, después de llegar delante de las puertas principales de Nube Congelada Asgard, tomó la Profunda Arca Primordial y la colocó entre dos gruesos bloques de hielo. Para el conocimiento común, la forma en que uno entraba y salía de una profunda arca era, naturalmente, a través de la puerta del arca. En la Profunda Arca Primordial también se podía entrar por la puerta del arca, pero también tenía una manera especial adicional de entrar, que también era la que Yun Che siempre había utilizado desde el comienzo... ¡Esa era transferencia espacial!

Esta fue también una de las cosas en las que Yun Che se basaría al enfrentarse al Salón Divino Sol y Luna hoy... Por supuesto, el requisito previo para esto era que el oponente no descubriera la existencia de la Profunda Arca Primordial. Sin embargo, el medio de energía de la Profunda Arca Primordial era Hong’er y no su propio cuerpo, por lo que no liberaría las fluctuaciones de profunda energía cuando estuviera de pie. Además del hecho de que la Profunda Arca Primordial podría llegar a ser grande o pequeña, incluso si se trataba de un Monarca, todavía sería difícil de detectar su existencia. Incluso si la vieran, pensarían que se trataba de un modelo de una profunda arca.

Era tarde en la noche, y Nube Congelada Asgard estaba muy silenciosa. Todavía quedaban cuatro horas más hasta el amanecer... En cuatro horas, era casi tiempo para que el Salón Divino Sol y Luna llegara. Yun Che utilizó el Alma Celestial de Nube Congelada para emitir un Comando del Maestro de Asgard... Muy pronto, seis franjas de siluetas blancas como la nieve volaron hacia él y aterrizaron ante Yun Che. Sólo Xia Qingyue faltaba dentro de las Siete Hadas de Nube Congelada.

“Maestro de Asgard, ¿hay algún asunto de importancia?” Preguntó Murong Qianxue con el ceño fruncido. Debe haber algún asunto urgente para que él las llamara a estas alturas de la noche.

Yun Che bajó su voz y dijo con calma, “De hecho, es algo importante. La gente del Salón Divino Sol y Luna se dirige hacia nosotros... Ellos llegarán en unas cuatro horas. ¡El líder de uno de ellos es su Joven Maestro Ye Xinghan, y estará trayendo al menos a tres Monarcas!”

“¡¿Qué?!” Murong Qianxue palideció en estado de shock. El Joven Maestro del Salón Divino Sol y Luna… Monarcas… Para ellas, ¡todas estas palabras eran mil veces más aterradoras que sus propias pesadillas!

Sólo dos Overlords ya podían forzar a Nube Congelada Asgard a estar en un callejón sin salida. Si no fuera por la llegada oportuna de Yun Che, Nube Congelada Asgard ya habría dejado de existir... Al menos tres Monarcas, sólo estos tendrían prácticamente el poder suficiente para barrer a través de las siete naciones. ¡Querer destruir Nube Congelada Asgard sólo requeriría un gesto simple de sus manos!

“En cuanto a la razón, no hay tiempo para que se las explique. Ustedes informen inmediatamente a todas las discípulas de Nube Congelada Asgard. ¡Denles una hora para tomar sus pertenencias importantes y otra hora para reunirse aquí!”

“¿Maestro de Asgard encontró un lugar al cual nosotras escapemos?” Preguntó con nerviosismo Jun Lianqie.

“¡No, nunca he dicho que tenemos que escapar!” Yun Che dijo con calma, “Nuestros adversarios son el Salón Divino Sol y Luna. Ustedes deben saber muy bien que incluso si escapamos hoy, todavía pasaríamos nuestro futuro corriendo, siempre bajo la sombra del Salón Divino Sol y Luna. La razón de por qué todas las discípulas de Nube Congelada Asgard tienen que ser reunidas aquí es para hacer frente al Salón Divino Sol y Luna juntos.”

Las palabras de Yun Che les sorprendieron. Chu Yueli dejó escapar un suspiro y dijo con desánimo, “Estamos, después de todo, hablando del Salón Divino Sol y Luna. Es algo contra lo que simplemente no somos capaces de luchar. Si se quedaran, ellas solo morirían en vano... Simplemente deje que las seis de nosotras nos quedemos y enfrentemos al Salón Divino Sol y Luna. En cuanto a ellas... Todavía hay cuatro horas restantes, todavía puede haber tiempo para que puedan escapar. Cuanta más gente pueda escapar de las manos demoníacas del Salón Divino Sol y Luna, Nube Congelada Asgard aún tendrá algunas chispas de vida.”

“¡No! ¡Sólo he dicho que nos enfrentaríamos al Salón Divino Sol y Luna juntos! ¡Nunca he dicho que quiero que ustedes busquen la muerte!” Yun Che dijo con seriedad. “A pesar que el Joven Maestro del Salón Divino Sol y Luna vino esta vez, no quiere decir que estamos condenados a perecer. Si todas confían en mí... ¡No puedo garantizar que pueda proteger a Nube Congelada Asgard, pero sin duda puedo proteger la vida de todas! ¡Sin importar si se trata de Maestras Menores, Maestras Mayores, Hermanas Mayores o Hermanas Menores, puedo asegurar que ninguna de sus vidas se perderá!”

“Sin embargo, si todo va bien como está previsto, incluso Nube Congelada Asgard puede ser salvada...” Yun Che levantó ligeramente su mano, y su mirada barrio a través de sus rostros color nieve y sus ojos brillantes, “entonces nuestra Nube Congelada Asgard se someterá a un nirvánico renacimiento. Desde entonces, al menos durante un breve período de tiempo, nadie se atreverá a ofendernos... ¡Hasta que nos volvamos lo suficientemente fuertes como para oponernos a ellos!”

Bajo la noche, con la tranquila y nívea luna, Murong Qianxue, Jun Lianqie, Mu Lanyi, Chu Yueli, Feng Hanyue, y Feng Hanxue todas miraron estupefactas a Yun Che y permanecieron en silencio durante mucho tiempo... No eran capaces de imaginar en lo que estaba confiando cuando dijo esas palabras contra el ‘Joven Maestro del Salón Divino Sol y Luna’ y ‘al menos tres Monarcas’ que él había declarado personalmente.

A medida que progresaba más profundamente la noche, el color del cielo se volvió de un color blanco grisáceo a un gris más oscuro. Chu Yueli fue la primera en hablar. “Muy bien... Dado que eres nuestro Maestro de Asgard, naturalmente creemos tus palabras.”

“Vamos a ir a reunir a todas las discípulas ahora,” dijo Murong Qianxue conforme asentía. Mientras hablaba, perlas de hielo ya se habían formado en las puntas de su cabello... Matar a los dos Overlords del Salón Divino Sol y Luna había permitido a Nube Congelada Asgard escapar de su destrucción, pero todas sabían que no era el final de su calamidad. No era más que el principio... Sin embargo, ellas no esperaban que una calamidad aún mayor golpeara tan pronto.

“Además, estaré en el Salón Divino del Final Congelado y crearé una barrera de aislamiento. Antes de que yo salga por mi cuenta, a menos que el Salón Divino Sol y Luna llegue antes, no dejen que nadie vaya a ninguna parte cerca de ellos,” afirmó Yun Che repentinamente. Entonces, sin más explicaciones, flotó en el cielo y voló en dirección del Salón Divino del Final Congelado.

Quinientos kilómetros de desolación fría. El viento de la noche era helado. Antes de que cualquiera se diera cuenta, el cielo pasó de un gris oscuro a un blanco grisáceo a un blanco pálido... Y luego se hizo muy iluminado. Habían pasado cuatro horas en silencio justo así.

Todas las discípulas de Nube Congelada Asgard se habían reunido hace mucho tiempo en frente de la puerta principal. Un ambiente nervioso y aún determinado también había envuelto a toda Nube Congelada Asgard.

Murong Qianxue y las demás estaban flotando arriba en el cielo. Todos sus hermosos ojos miraron hacia el Sur y ocasionalmente girarían para mirar en dirección del Salón Divino del Final Congelado... Después de que Yun Che entró en el Salón Divino del Final Congelado, no hubo otros movimientos. Ahora se acercaba el lapso de tiempo de ‘las cuatro horas’ que Yun Che había mencionado. Sólo podían usar de forma continua las Artes Corazón Congelado para calmar sus mentes.

En este momento, desde un lugar distante, un sonido de rasgado que perforaba los oídos se pudo oír desde el cielo del Suroeste. También estaba rápidamente acercándose más y más... Luego, en la dirección del sonido de rasgado, un punto negro débil podía verse en el cielo pálido.

“¿Qué es eso?... ¡¡AH!!”

Siguiendo el grito de la mujer de Nube Congelada, en un instante... En sólo un breve momento, el punto débil de color negro que podía verse era cada vez más grande a una velocidad aterradora, apareciendo claramente como una silueta completa de una profunda arca plateada. Su velocidad aterradora superaba la mayor parte de la cognición de las damas de Nube Congelada y, entonces, la profunda arca plateada se detuvo de repente... Justo así, se detuvo a una distancia de alrededor de trescientos metros delante de ellas.

El viento frío se volvió caótico y el espacio estaba fluctuando ligeramente a medida que una enorme e indescriptible aura de profunda energía cubrió toda la Región de Nieve de Hielo Extremo. Esto incluso había dejado a Murong Qianxue, que era actualmente la más fuerte de Nube Congelada Asgard, completamente sin aliento. Este nivel de profunda fuerza sólo podía ser considerado como ‘incomprensible’... Era la gente del Salón Divino Sol y Luna... ¡¡¡Ellos realmente habían llegado!!!

“Esta profunda arca, se llama Arca Sagrada Sol y Luna. Es la profunda arca de más alta calidad en el Salón Divino Sol y Luna. Es muy rápida y ellos no la habrían activado ligeramente. Sin embargo, con el fin de pagarle una visita a Nube Congelada Asgard esta vez, la han activado.

Un ligero tono de burla se podía oír desde la voz calmada que se acercó. Todas ellas giraron rápidamente su cabeza hacia atrás y exclamaron con sorpresa a pesar de su miedo, “¡Maestro de Asgard!”

Yun Che llegó mientras pisaba el viento. En un abrir y cerrar de ojos, voló frente a Murong Qianxue. Nadie sabía lo que había estado haciendo en el Salón Divino del Final Congelado durante esas cuatro horas. Sin embargo, podía sentirse vagamente que el aura pesada que estaba en el cuerpo de Yun Che era más débil de lo que había sido anteriormente. En este punto, mientras enfrentaba la aproximación del Arca Sagrada Sol y Luna, sólo había calma en su aura y si cejas... Había incluso un poco de orgullo. ¡La única cosa que faltaba era miedo y ansiedad!

Yun Che se situó en la parte frontal con la mirada fija en la puerta del Arca Sagrada Sol y Luna, que aún tenía que abrirse. Parecía que había un poco de una sonrisa en su tranquilo rostro. “¡Todas las Maestras Mayores, Maestras Menores, Hermanas Mayores y Hermanas Menores, ante nosotros, está de hecho una calamidad que nunca hemos contrarrestado en nuestros miles de años de historia de Nube Congelada Asgard! Sin embargo, puesto que yo, Yun Che, soy el Maestro de Nube Congelada Asgard, estoy dispuesto a apostar por mi dignidad... ¡Que nunca permitiré que Nube Congelada Asgard caiga en manos del enemigo! Tampoco permitiré que nadie sufra un final trágico. ¡Lo que todas tienen que hacer después es que, sin importar lo que pase después, no entren en pánico! Quizás…”

Giró su cabeza y ligeramente rio hacia las jóvenes damas de Nube Congelada, “podrían descubrir que el Salón Divino Sol y Luna no es tan peligroso como ustedes piensan.”

Con la calamidad delante de ellas, cada una de ellas olía el olor de una desesperación asfixiante, fría como el hielo. Sin embargo, las palabras de Yun Che y su sonrisa, cuando enfrentaba tal poderoso adversario, era como una ráfaga de viento que apartó más de la mitad de su depresión y de su miedo. Las miradas temblorosas de todas las jóvenes damas de Nube Congelada cayeron sobre la figura trasera del que estaba delante de ellas con un tipo de dependencia y confianza. Una indescriptible y desconocida calidez creció en sus corazones y se expandió. Esta era una sensación que nunca habían sentido incluso por la última Maestra de Asgard Gong Yuxian.

Chu Yueli miraba silenciosamente la figura trasera de Yun Che a medida que sus bellos ojos se enturbiaban ensimismados por un tiempo... ¿Quién sabría que el joven que había sido despreciado y burlado por todo el mundo en Ciudad Nube Flotante, que había protegido sólo por la petición de Qingyue, en unos cuantos años, agitaría toda la Nación Viento Azul y agitaría todo el Continente Cielo Profundo?... Y ahora, se había convertido en la única cosa en la que Nube Congelada Asgard podía confiar contra su mayor calamidad.

Tras un sonido pesado, la puerta del Arca Sagrada Sol y Luna se abrió en ese momento. Cada figura que lentamente salía poseía una fluctuación de profunda energía ilimitada en sus cuerpos. Yun Che cruzó sus brazos a medida que sus ojos se extendían por todos los que habían caminado por el Arca Sagrada Sol y Luna. La comisura de su boca lentamente curvó en una mueca. “Ye Xinghan, finalmente has llegado. E incluso me había preguntado cuán impresionante seria la profunda arca del Salón Divino Sol y Luna, pero sólo fue así. ¡En realidad me has hecho esperar tanto tiempo!”

Cada persona que salió del Arca Sagrada Sol y Luna se detuvo a medida que sus expresiones cambiaban ligeramente.

En su ataque de ira, Ye Xinghan había traído cuatro Monarcas, quince Overlords, y condujo el Arca Sagrada Sol y Luna durante el menor tiempo posible para matar a Yun Che. Fue con el propósito de no permitir que Yun Che fuera capaz de reaccionar o tener alguna posibilidad de escapar. En el camino, todos habían previsto todo tipo de escenarios... Cuando el Salón Divino Sol y Luna llegó de forma inesperada, habían esperado que Yun Che estuviera asustado al punto de perder su cordura o tal vez huyera a medida que se encogía como una rata; Que dentro de su miedo, corriera desesperadamente por su vida... O tal vez, los habría detectado y habría escapado de Nube Congelada Asgard. Entonces, ellos serían capaces de destruir Nube Congelada Asgard y atacar Ciudad Imperial Viento Azul con el fin de ver el aspecto de Yun Che en desesperación.

Sin embargo, incluso en su imaginación más salvaje, no se habrían esperado ver tal escena cuando llegaron... Yun Che, que estaba tranquilo y sereno, parecía haber estado esperando su llegada. Era obvio que había sabido que iban a venir... Sin embargo, no sólo no escapó, no mostró signos de preocupación o miedo. A partir de su voz ensordecedora, no había señales de nerviosismo o miedo. ¡Por otra parte, los labios ligeramente curvados y sus ojos, que los examinaban con arrogancia y burla parecía como si estuviera viendo una presa que había sido capturada!

Como ‘cazadores’, cuando se enfrentaban a la mirada de Yun Che, instantáneamente se sentían como si se hubieran convertido en la presa.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios