ATG Capítulo 1084

23:41

Traductor: Trafalgar
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 1084 - El Partidario de la Secta Alma
El rostro de Ji Ruyan se tensó, siguiendo lo cual ella bajó su hermoso cuello, “Así que usted… De verdad sabe sobre ello. Pero…. Pero no hay forma que una existencia superior tal y como el Reino Marcial Divino realmente pondría importancia a una secta de un mero reino estrella inferior. El Reino Dios de la Llama es una existencia de alto nivel incluso entre los reinos estrella medianos, así que es ciertamente improbable que el Reino Marcial Divino ofendería al Reino Dios de la Llama por el bien de la Secta Divina Alma Negra.”
“Je.” Yun Che se burló, “Ya que un reino estrella superior no estaría dispuesto ofender a un reino estrella medio por una secta del reino estrella inferior, ¿por qué un reino estrella medio ofendería a un reino estrella superior por esta secta de un reino estrella inferior…? ¡Además, el Reino Dios de la Llama no tiene resquemores personales con estas partes! ¿¡No pensaste que es extremadamente ridículo pedir semejante cosa!?”
“Además, si el Reino Marcial Divino verdaderamente menospreciara y repudiara a la Secta Divina Alma Negra como dices, entonces, ¿¡por qué fue el Gremio Mercante Pluma Negra incapaz de reunir suficiente poder para intentar luchar para liberarse durante este periodo de mil años!?”
“Yo…” Ji Ruyan mordió duro su labio, sin nada para decir en respuesta.
“Por tu propia seguridad, estás soñando en tener al Reino Dios de la Llama tomando el gran riesgo de estar en conflicto y ofender a un reino estrella superior para ayudarte… ¿Por qué incluso esperarías eso? ¿¡Cómo es posible que las cosas tan convenientemente procedan de acuerdo a tus deseos!? ¡Hmph! ¡Debo decir que eres bastante patética, lamentable, así como ridícula!” Yun Che dijo sin mostrar misericordia.
No era que él dudara de las palabras de Ji Ruyan. Si el Gremio Mercante Pluma Negra estuviera siendo coaccionado todo este tiempo, ello explicaría las muchas sospechas que había tenido en su corazón antes. Pero después de su experiencia de estos dos días, todavía se sentía algo disgustado hacia el Gremio Mercante Pluma Negra incluso en este momento.
“¡Debido a que Ruyan realmente está al final de su ingenio, y no hay otra forma para salvarnos nosotros mismos!” Ji Ruyan dijo en un tono suplicante, “Hace mil años, Wu Sanzu, el Rey del Gran Reino del Reino Marcial Divino, pasó a venir al Reino Darkya. Él tomó capricho por una mujer llamada Lei Qianyu y la tomó de vuelta con él al Reino Marcial Divino como su concubina… Esta Lei Qianyu es ninguna otra que la joven hermana de sangre del maestro de secta de la Secta Divina Alma Negra, Lei Qianfeng. Usando esta conexión, la Secta Divina Alma Negra hizo completo uso del nombre del Reino Marcial Divino.”
“El Rey del Gran Reino del Reino Marcial Divino tiene incontables concubinas. Como alguien de un reino inferior, Lei Qianyu básicamente no tiene posición ahí. Pero hace un poco más de treinta años, ella dio a luz al hijo de Wu Sanzu, quien fue llamado Wu Guike.”
Yun Che, Wu Guike…
¿¡Caparazón de tortuga!?
¿¡Es él el padrastro del niño o qué para darle tal nombre de mierda!?
“Ya que fue dado a luz por una concubina, él tuvo una posición baja entre todos los hijos de Wu Sanzu. Pero cuando creció, Wu Guike mostró un talento incomparablemente asombroso y de esa manera, consiguió la atención y amor de Wu Sanzu. Su reputación poco a poco aumentó en la Secta Marcial Divino e incluso en todo el Reino Marcial Divino. Confiando en la noble posición de su hijo, la posición de Lei Qinayu también experimentó un rápido aumento en la Secta Marcial Divino, alcanzando tales alturas que eran completamente diferentes del pasado. La Secta Divina Alma Negra de dónde origina, también obtuvo todavía más poder debido a eso… Y consecuentemente, se volvió más desenfrenada. Si el Gremio Mercante Pluma Negra no escapa de su control pronto, definitivamente caeremos en el abismo para siempre en el futuro cercano.”
Como dicen, cuando un hombre alcanza la cima, todos sus amigos y parientes llegarán ahí con él… El ascenso de un caparazón de tortuga… Oh no, el ascenso de Wu Guike, ayudó a que la Secta Divina Alma Negra cambie inmediatamente su situación de apenas estar usando el nombre del Reino Marcial Divino como su respaldo a una secta con una incomparable relación solida con un reino estrella superior. Después de todo, la Secta Divina Alma Negra es la casa de la madre de Wu Guike y Lei Qianfeng, el maestro de la Secta Divina Alma Negra, es cómo su propio tío materno.
Era ya inimaginable para una secta reino estrella inferior tener un reino estrella superior como su respaldo — Sin decir nada de la Secta Divina Alma Negra misma siendo la secta gobernante en el Reino Darkya.
Con razón el Gremio Mercante Pluma Negra estaba tan ansioso que estaba buscando cada forma posible para escapar de su predicamento.
“Señor, si está dispuesto a ayudar el Gremio Mercante Pluma Negra a salir del control de la Secta Divina Alma Negra, aceptaremos cualquier cosa que usted quiera, sin importar las condiciones o precio. Una vez que logremos nuestro deseo, siempre que no estemos hechos para hacer cosas sucias de nuevo, el Gremio Mercante Pluma Negra estará dispuesto a trabajar para usted o el Reino Dios de la Llama por cien… ¡O incluso mil años!”
Ji Ruyan dijo en una voz triste y cada palabra suya transmitía una sensación de súplica. Cualquiera sentiría lástima en su corazón de ver un enorme gremio con una historia de cincuenta mil años forzada a tal extremo. La mirada de Yun Che se movió hacia abajo del rostro de Ji Ruyan y lentamente entrecerró sus ojos, “¿Tú realmente aceptarás cualquier condición?”
Todo el cuerpo de Ji Ruyan se tornó débil y su rostro se tornó un poco pálido a medida que sentía la mirada descaradamente invasora de Yun Che sobre ella. Ella mordió duro su labio y de alguna forma forzó una respuesta en voz temblorosa, “Siempre que el Gremio Mercante Pluma Negra sea salvado, incluso si Ruyan tiene que convertirse en… Una esclava o una concubina…”
“… Eso de hecho suena bueno pero solamente puedo sentir lástima.” Yun Che sacudió su cabeza con una mirada de pesar en su rostro, “Es una lástima que te has equivocado en muchas cosas. Por ejemplo, yo no soy del Reino Dios de la Llama, ni de un reino estrella superior a ese. En cuanto a mi relación con el Maestro de Secta Huo, solo lo he visto unas pocas veces. La razón por la que me dio la piedra pluma negra fue sólo para devolverme un favor. Desde entonces, no existe más resquemor o favor entre nosotros dos.”
“…” Ji Ruyan alzó su cabeza, no sabiendo qué hacer.
“Estarías enormemente decepcionada si te fuera a decir sobre mi origen. No solo no soy de un reino estrella medio, tampoco pertenezco a un reino estrella inferior. Vengo de un simple planeta pequeño del nivel más bajo que está ubicado en el reino inferior debajo del Reino Divino. Aún menos tener un poder detrás de mí, ni siquiera tengo un acompañante.”
“No mostré duda en gastar tantas profundas piedras debido a que fueron robadas por mí de algún lugar y por lo tanto, no me dolió gastarlas como quiero. En cuanto a esa persona que fue gravemente herida por mí ayer en la noche, primero que nada, no sabía sobre él en absoluto, en segundo lugar, ya que estoy solo en el mundo, no tengo preocupaciones sobre futuros problemas! Haré las cosas difíciles para cualquiera que se atreva a provocarme, independientemente de su identidad. ¡Simple como eso!”
“…” Ji Ruyan ligeramente abrió sus labios pero no dijo nada por un buen tiempo.
“¡Por lo tanto, no fue nada diferente de una enorme broma para ti venir a pedirme ayuda!” Yun Che se alejó, “Esta es la realidad y depende en ti creerlo o no. Considerando que tu Gremio Mercante Pluma Negra es una victima también y también tomó el riesgo de ocultar mi verdadera información de la Secta Divina Alma Negra, te perdonaré y a la gente del Gremio Mercante Pluma Negra. Pero en cuanto a la Secta Divina Alma Negra… ¡¡Seguramente les haré pagar un doloroso precio!!”
Con eso, Yun Che voló en el aire, preparándose para dejar el lugar.
“¡¡Espere un momento!!” Ji Ruyan rápidamente se levantó. Su figura destelló a medida que llegó justo ante Yun Che, “Señor, no… ¿No me diga que quiere ir a la Secta Divina Alma Negra?”
“Correcto.” Yun Che dijo en una voz fría, “¡No dejé el Reino Darkya con el fin de tratar con la Secta Divina Alma Negra!”
“¡No lo haga!” Ji ruyan sacudió su cabeza, “Señor Ling Yun, aunque su fuerza es extraordinaria, si está realmente planeando ir ahí solo… ¡Le pido desistir por completo con la idea de hacerlo! La Secta Divina Alma Negra es la secta gobernante en el Reino Darkya y una existencia incomparablemente temida. Tiene ocho millones de discípulos en total y si también incluimos el número de discípulos en sus ramas mayores que están ubicadas a lo largo del Reino Darkya, ¡totalizarían diez millones! El Maestro de Secta Lei Qianfeng es un Rey Divino incomparable y poderoso y los sesenta y cuatro Maestros de Salón todos son personas temibles que están en la última etapa del Reino Tribulación Divina… Usted, señor, es una persona muy apasionada y justa que Ruyan admira inmensamente pero usted absolutamente no puede dirigirse solo al abismo y desechar su vida por un momento de ira.”
“¡Hmph!” Yun Che ligeramente rechinó sus dientes, “Es naturalmente imposible para una persona insignificante como yo poder sacudir tal enorme secta gobernante. ¡Pero incluso si tengo que poner mi vida en riesgo, me aseguraré de teñir la Secta Divina Alma Negra con sangre!”
“¡Es por la deuda que deben!”
“¡Es también por la deuda que debo!”
“¡La deuda de sangre debe ser pagada con sangre!”
“…” Ji Ruyan inexpresivamente miró a Yun Che. Un profundo prácticamente del Reino Alma Divina, sin ningún respaldo o incluso alguien a quien podría llamar su acompañante, ¡en realidad quería ‘castigar’ activamente a una enorme secta que gobernaba un reino estrella!
Debería sentirse absurdo, ridículo y estúpido para ella pero el aura hirviendo sobre el cuerpo de Yun Che le causó sentir profunda sofocación. Para su sorpresa, ella claramente sintió que él no estaba hablando tonterías o siendo impulsivo.
Como la joven jefa del Gremio Mercante Pluma Negra, ella entraba en contacto con muchas más personas que una persona ordinaria. A pesar de eso, fue su primera vez sintiéndose tan asustada por al aura dominante de un joven.
“Señor Ling Yun.” Ji Ruyan dijo con sinceridad, “Tengo una forma de sacarlo con seguridad del Reino Darkya. Puedo garantizar que no sería descubierto por la…”
“¡No es necesario!” Yun Che decisivamente la rechazó y otra vez se preparó para irse.
“¡Señor!” Ji Ruyan rápidamente se puso delante de él, “Si está decidido a ir a la Secta Divina Alma Negra… Ruyan está dispuesta a ayudarlo.”
“¿Hmm?” Yun Che reveló sorpresa, “¿Quieres ayudarme?”
Ji Ruyan soltó su débil suspiro, “Ya que es su primera vez en el Reino Darkya y usted no sabía nada de la Secta Divina Alma Negra hasta ayer, deben haber muy pocas cosas que entienda sobre la Secta Divina Alma Negra ahora. Usted podría ni siquiera saber la ubicación de la secta.”
Yun Che, “…”
“En la opinión de Ruyan, su intención de confrontar la Secta Divina Alma Negra por usted mismo no es diferente de ir a encontrarse con la propia muerte. Ruyan no puede dar mucha ayuda pero al menos en el Reino Darkya, yo soy una de las personas más conocedoras sobre la Secta Divina Alma Negra. Más tarde en la noche, enviaré la información relacionada a la Secta Divina Alma Negra a su Jade de Transmisión de Sonido… Espero que después de saber más sobre la secta, usted considere la decisión de enfrentarlo solo.”
“Responde una pregunta primero.” Yun Che dijo de repente. “En el intercambio de anoche, por qué esa persona de la Secta Divina Alma Negra de repente causó problemas e intentó arrebatar… ¿El espíritu de madera?”
“Eso es por… El Reino Marcial Divino.”
Mencionando al distante, temible y superior Reino Marcial Divino, Ji Ruyan encontró difícil mantener la tranquilidad en sus ojos.
 “Continúa.” Yun che dijo.
“Yo misma llegué a saber la razón hace algún tiempo. Originalmente, cuando la gente de la Secta Divina Alma Negra determinó que el pequeño espíritu de madera que habían capturado era el legendario real espíritu de madera, que ya se había vuelto extinto, ellos de inmediato le informaron a Lei Qianfeng sobre él con la transmisión de sonido. Lei Qianfeng estuvo primero feliz al oír buenas noticias pero pronto el temor tomó raíz en su corazón. Él no se atrevió a usarlo para él mismo o incluso ofrecerlo al Reino Marcial Divino. Por supuesto, él no se atrevió a guardarlo por más tiempo y quiso tratar de inmediato con él vía el Gremio Mercante Pluma Negra. Pero quién habría pensado que la primera mitad de la transmisión de sonido fui escuchada por la esposa de Lei Qianfeng desde lejos. Ella no sabía sobre el valor de un ‘espíritu de madera de la tribu real’, y todavía más desgraciadamente, fue precisamente el cumpleaños de Lei Qianyu. Cuando la esposa de Lei Qianfeng envió la transmisión de sonido a Lei Qianyu en el distante Reino Marcial Divino, ella casualmente mencionó este asunto.”
“Eso es apenas cómo la situación se desenvolvió. Es fácil imaginar la reacción del Reino Marcial Divino cuando se enteraron que la Secta Divina Alma Negra había capturado un real espíritu de madera. Pero inesperadamente, en el tiempo que el Reino Marcial Divino supo del asunto, el real espíritu de madera fue llevado por Señor Yun… En ese momento, la tarea de recuperar ese real espíritu de madera está siendo tratada como un asunto de primera importancia por la Secta Divina Alma Negra. Si la Secta Divina Alma Negra falla en tener éxito al final, no hay duda que la Secta Marcial Divino estará furiosa. Ellos incluso pueden enviar a alguien para venir personalmente al Reino Darkya.”

“Ellos pueden olvidarse de encontrarlo, ahora o nunca.” Yun Che lentamente apretó sus manos, “Como si me importara un carajo el Reino Marcial Divino. Incluso si estuvieran protegidos por el mismo Rey Celestial, todavía pintaré a toda la Secta Divina Alma Negra con sangre.”
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios