ATG Capítulo 685

17:17

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 685 - ¡Entonces Eso Es Simplemente Muy Maravilloso!
En mitad del campamento del Ejército Fénix Divino había una gran carpa carmesí que tenía la forma de una llama; Ello era especialmente llamativo.
Como el comandante designado del Imperio Fénix Divino estacionado en Ciudad Nube Flotante, Feng Huwei había estado de buen humor durante todo este tiempo debido a que sabía la importancia de esta ‘misión’ que estaba supervisando. El ser confiado con una responsabilidad tan pesada demostró claramente la confianza y cuán altamente el líder de la secta y los dignatarios lo miraban. Una vez que esta misión terminara, probablemente que su posición en la Secta Fénix Divino se elevaría.
Sin embargo, durante los últimos dos días, el ejército que había lanzado el asalto a Ciudad Imperial Viento Azul había cesado repentinamente toda comunicación, por lo que se sentía un poco incómodo.
“¿Todavía no hay noticias del ejército principal?”
Sólo había dos personas en la gran tienda. Feng Huwei estaba vestido con ropa ligera, y sentado sobre una silla de madera con una taza de licor fuerte en la mano, a medida que escuchaba el informe de su vice-comandante.
“No es sólo el ejército principal, el comandante del ejército del Oeste Han Xingzhao personalmente fue con el Vigésimo Quinto Dignatario para investigar la situación en Ciudad Imperial Viento Azul y también hemos perdido el contacto con ellos. Incluso llevaron alrededor de cincuenta mil soldados y miles de Caballos de Guerra de Fuego y profundas bestias aéreas, por lo que no debería haber sido ningún problema avanzar y retirarse según sea necesario, pero...” El general adjunto número uno de Feng Huwei, Tian Yi, dijo a medida que una expresión de profundo temor presionaba sobre su rostro. Habían galopado de un campo de batalla a otro durante más de cien años, pero nunca antes habían encontrado tal situación aterradora. Aquellas decenas de miles de soldados parecían haberse evaporado simplemente de la faz del continente en el lapso de un minuto.
Feng Huwei frunció sus cejas a medida que se hundía en un silencio contemplativo. Al cabo de un rato, lentamente empezó a hablar, “Para hacer que decenas de miles de soldados y tres Dignatarios de la Secta Fénix Divino desaparecieran en tan corto espacio de tiempo que ni siquiera tuvieron la oportunidad de enviar una transmisión de sonido, para poder hacer esto... ¡La única posibilidad es que un guardián que está en el Profundo Reino Soberano ha aparecido en la Ciudad Imperial Viento Azul!”
“Profundo Reino Soberano... ¿Un Monarca?” La cabeza del Vice-Comandante Tian Yi se sacudió a medida que gritó con alarma, “¿Cómo es posible? El Profundo Reino Emperador siempre ha sido el límite dentro de la Nación Viento Azul, y en sus mil años de historia, ni siquiera un solo Overlord ha surgido de ahí. Entonces, ¿cómo podría de repente haber un Monarca? Por otra parte, los profundos practicantes que han alcanzado el poder del Profundo Reino Soberano son existencias que son similares a los emperadores absolutos dentro de este continente, así que ¿por qué se molestarían en levantar una mano para ayudar a una nación humilde como Nación Viento Azul?”
“Además de esto, no puede haber otra explicación. También creo que el Maestro de la Secta y todos los otros Dignatarios sin duda han llegado a la misma conclusión.” Feng Huwei dijo sin la menor duda, “Si alguien dijera que la Nación Viento Azul no tiene Monarcas... Entonces, ¿cómo explicas a ese aterrador hombre de túnica negra en Ciudad Nube Flotante?”
Las palabras de Tian Yi murieron en su garganta. Conforme recordaba la horrible escena que había presenciado hace medio año y aquella aura que parecía provenir de las profundidades del infierno, su corazón seguía apretándose violentamente en su pecho.
“Por lo tanto, creo que el Maestro de la Secta y todos los Dignatarios también han llegado a la misma conclusión.” Feng Huwei arrojó el ahora vacío vaso de licor a medida que continuó hablando calmadamente, “Sin embargo, incluso si hay un Monarca protegiendo a la Nación Viento Azul, solo puede hacerlo durante poco tiempo. ¡¡Nuestra Secta Fénix Divino tiene doce Monarcas de este tipo! ¡Así que esa persona es realmente ingenua si piensa que puede desafiar a nuestro Imperio Fénix Divino sólo debido a que es un Monarca también!!”
“Las palabras de mi general tienen toda la razón. ¡Quienquiera que se atreva a desafiar a nuestro Imperio Fénix Divino, incluso si son Monarcas, sólo están cortejando sus propias muertes al final!” Tian Yi declaró asintiendo con la cabeza, “¡La pérdida de setecientos mil soldados y la deuda de sangre que debe ser pagada por las muertes de tres de los Dignatarios de Fénix Divino, creo que nuestro emperador le hará pagar diez veces el precio!” Se detuvo por un momento y luego puso su mano encima de la otra respetuosamente antes de continuar, “Este comandante también tiene un asunto importante sobre el cual el general necesita tomar una decisión.”
“¡Habla!”
“¡Sí!” Tian Yi caminó dos pasos hacia delante y habló con voz baja y suprimida: “Sólo esta tarde, once soldados han sido asesinados, y sus cuerpos fueron encontrados a varios kilómetros del campamento...”
“Eh.” Feng Huwei ni siquiera estuvo sorprendido, por lo que, naturalmente, no se enfadó. Eso fue debido a que demasiados sucesos similares habían ocurrido dentro de este medio año. Después de un período de tiempo, los soldados desaparecían repentinamente, y cuando sus cadáveres eran encontrados, llevaban las huellas de una terrible tortura, así que estaba claro que habían sido interrogados. Dio una risa fría y desdeñosa, “No te preocupes por eso. Independientemente de los métodos que usen, no podrán obtener información útil de ellos.”
“No, esta vez la situación es bastante diferente.” Tian Yi respondió de inmediato, “Esta vez, ninguno de los cuerpos que encontramos tenían heridas externas, pero cada uno de los soldados tenían expresiones rígidas y sin brillo en sus rostros. Por lo tanto, es muy probable que alguien... ¡Invadiera sus almas!”
“¿Búsqueda de alma?” Feng Huwei preguntó a medida que sus cejas se fruncían, pero siguió con un resoplido frío, “Para tener la capacidad de utilizar una técnica de búsqueda de alma... Parece que después de haber pasado mucho tiempo buscando a tientas en la oscuridad, finalmente decidieron enviar a algunos expertos.”
“Este comandante cree que el general debe prestar aún más atención a su propia seguridad a partir de ahora,” sugirió Tian Yi.
“No hay necesidad de preocuparse,” dijo Feng Huwei con un gesto desdeñoso de su mano, y siguió hablando en un tono despreocupado, “¿Y qué si son de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados? Nuestra Secta Fénix Divino tiene la protección del gran Dios Fénix, así que incluso si tienen las agallas para matar a nuestras tropas, no tendrán las agallas para hacer un movimiento contra este general. ¡Este general tiene el linaje del Fénix, así que estoy bajo la protección del mismo Lord Dios Fénix!”
“Entonces este comandante se ha preocupado mucho por esto,” Dijo Tian Yi respetuosamente. Mirando el comportamiento confiado de Feng Huwei, dudó un momento antes de finalmente reunir su coraje y decir, “General, además de estacionar a nuestras tropas y mantenerlas listas, ¿por qué exactamente estamos entrenando a nuestras tropas todos los días? Este comandante no se atreve a hacer suposiciones o conjeturas, pero en los últimos meses todos nuestros soldados y oficiales también...” Cuando habló de este asunto, repentinamente sintió que la mirada de Feng Huwei se tornó helada y densa. Todo su cuerpo se endureció y no se atrevió a seguir hablando sobre este tema. En cambio, dijo apresuradamente, “Este comandante ha hablado de más, le suplico al general su perdón.”
“¡Mientras sepas que has hablado de más, entonces está bien!” Dijo Feng Huwei con un fuerte hmph. Él apartó la vista de Tian Yi antes de seguir hablando con calma, “¡Nunca vuelvas a hacer esta pregunta! ¡Todo lo que necesitas saber es que esto fue algo personalmente ordenado por el propio Maestro de la Secta! ¡Si cumplimos nuestra misión, todos volveremos al país cubiertos de gloria! Si estropeamos esto, entonces este general no será capaz de soportar las consecuencias de nuestro fracaso. ¡Así que cuando se trata de preguntas que no se deben preguntar, sólo debes ser un buen chico y mantener la boca cerrada! ¡Cuando necesites saber lo que está sucediendo, te será revelado naturalmente!”
“¡Entendido!” Tian Yi respondió a toda prisa y no se atrevió a hablar después de eso.
“Oh, ¿entonces es así? Entonces es una lástima que todos ustedes muy probablemente no tendrán la oportunidad de hacer su regreso triunfal después de todo.”
Una voz altiva y burlona de repente sonó a través del aire y pareció salir de la nada. Tian Yi saltó vigorosamente del suelo con su espada larga saliendo instantáneamente de su vaina. “¡¡¿Quién es?!!”
Este era la carpa principal del gran general, y estaba fuertemente protegida por capas de defensas. Y aparte de todo esto, el propio Feng Huwei era un poderoso Overlord de la etapa temprana mientras que Tian Yi era también un Trono de la tercera etapa. Pero esta voz todavía resonaba como si esa persona estuviera justo al lado de ellos y ni siquiera se habían dado cuenta de la presencia de aluna persona antes de esto. Así que a pesar de que sus reacciones eran extremadamente rápidas, los vellos de sus cuerpos instantáneamente se erizaron debido a esta gran conmoción.
Tian Yi agarró con fuerza su espada larga a medida que examinaba rápidamente su entorno, pero ni siquiera captó la sombra de quien hablaba. Giró y se preparó para tomar su lugar junto a Feng Huwei. Pero para su conmoción, vio a un joven vestido con ropas doradas silenciosamente de pie ni siquiera a un pie de distancia de la espalda de Feng Huwei. Esa persona llevaba una sonrisa extremadamente fría en su rostro, y sus ojos eran tan negros como los estanques del inframundo. Feng Huwei, que tenía la fuerza de un Overlord, estaba emitiendo una profunda energía de cada poro de su piel a medida que miraba fija y furiosamente... ¡Sin embargo no notó al joven que estaba justo detrás de él!
La espada larga en la mano de Tian Yi se estremeció ferozmente a medida que gritó con alarma, “General, está... ¡Detrás de usted!”
Feng Huwei giró automáticamente su cabeza, y su rostro quedó a pocos centímetros de tocar el rostro de la otra persona. Al instante, sus pupilas se encogieron al tamaño de agujas a medida que saltaba hacia atrás. Cuando se había enderezado, todo su cuerpo estaba cubierto de un sudor frío. Extendió un dedo hacia el joven, y justo cuando estaba a punto de decir algo, se dio cuenta de que el rostro de aquel invitado sin invitación le parecía vagamente familiar. Pero después de que ese momento de desconcierto había pasado, su expresión de repente cambió y gruñó las palabras, “Tú... ¡Eres Yun Che!”
“¿Oh?” Yun Che cruzó ambas manos sobre su pecho y sonrió fríamente a medida que lo miraba en ligera sorpresa, “El famoso y brillante Gran General Feng Huwei del Imperio Fénix Divino en realidad me reconoce. Ah, este es un gran honor.”
“Yun... ¿Yun Che?” Tian Yi giró su cabeza para mirar a Feng Huwei. “¿Yun Che? Acaso... ¿No murió hace tres años?”
Como miembro de la Secta Fénix Divino, no sólo tenía la condición de un gran general, su profunda fuerza también había llegado al Profundo Reino Tirano, por lo que, naturalmente, no tenía las calificaciones para competir en el Torneo de Clasificación de las Siete Naciones. Así que este rostro que pertenecía a la persona que había pisoteado la dignidad de su Secta Fénix Divino, ¿cómo podría olvidarla?
“¡En realidad todavía estás vivo!” Dijo Feng Huwei con voz profunda. Si fuera el Yun Che de hace tres años, Feng Huwei definitivamente no tendría miedo. Pero justo ahora, Yun Che estaba de pie ni siquiera a una pulgada detrás de él, pero no notó una sola cosa. Incluso si fuera un tonto, reconocería el nivel de poder requerido para realizar tal hazaña. Por otra parte, a pesar que ni una sola ondulación de profunda energía emanaba del cuerpo de Yun Che, su simple mirada hizo que el corazón de Feng Huwei comenzara a golpear rápidamente en su pecho. Todas estas cosas juntas demostraron que el Yun Che de pie delante de él, que debería haber muerto hace mucho tiempo, tenía una fuerza mucho más aterradora de lo que era hace tres años.
“Y tú... Estás a punto de morir en este momento,” dijo Yun Che con una risa baja y fría a medida que una corriente de intención asesina fría como el hielo se fijó directamente en Feng Huwei.
“¡¡Ni siquiera pienses en dañar a mi general!!” Tian Yi dio un grito feroz a medida que agitaba su espada para proteger a Feng Huwei. Después de eso, apretó sus dientes y empujó la espada hacia el pecho de Yun Che. Pero, al mismo tiempo, se estaba poniendo cada vez más nervioso debido a que una conmoción tan grande estaba ocurriendo aquí, sin embargo, no había reacción de ninguno de los guardias afuera... ¿Podría ser que todos los guardias ya habían sido asesinados por él? ¡Pero claramente no habían sentido ningún movimiento fuera en absoluto!
Al mismo tiempo, todos los guardias estaba de pie en atención fuera de la gran tienda, con sus expresiones frías y graves... Mientras un ‘Espejo Ilusorio del Final Congelado’ sin forma y color había engullido toda la tienda, y en este espacio que Yun Che controlaba, ningún sonido o aura podría escapar de adentro.
En la punta de la espada de Tian Yi apareció un vórtice sorprendente, y a pesar que este golpe de espada parecía simple, era un ataque en el que usó todo su poder. Pero Yun Che ni siquiera se movió una pulgada a medida que esperaba a que la espada de Tian Yi le perforara el pecho.
Al ver que Yun Che no tenía ninguna intención de esquivar, un débil rayo de alegría apareció en los ojos de Tian Yi conforme toda la profunda energía en su cuerpo surgió y se concentró en la punta de la espada que fue fuertemente empujada hacia el corazón de Yun Che...
Un golpe de espada que contenía todo el poder de un Trono fácilmente podría cortar el acero fino, y aún cuando esta espada entró sólidamente en contacto con el pecho de Yun Che, ni un solo sonido se escuchó. Tian Yi sintió como si su espada se hubiera deslizado de repente dentro de un vacío y toda la profunda energía que había liberado había explotado dentro de este ‘vacío’, a medida que desapareció sin un solo rastro...
La larga espada de Tian Yi presionó contra el pecho de Yun Che conforme él permanecía ahí, completamente petrificado y en una pérdida por palabras. En el instante siguiente, la espada larga en su mano se estremeció, y el cuerpo de la espada se dispersó en una nube de pequeñas partículas de polvo que se deslizaron hacia el suelo. Lo que quedaba era sólo la empuñadura de la espada que todavía estaba sujetando.
Tian Yi tenía una expresión aturdida en su rostro; Sus ojos no estaban enfocados en absoluto y todo su cuerpo estaba de pie ahí, inmóvil. Después de la destrucción de su espada, él también se derrumbó como un bloque de madera en el suelo. Tenía los ojos muy abiertos, pero no había movimiento en ellos... Ni una sola herida podía verse en su cuerpo, ni tampoco había vida en él.
“¡Tian Yi!” Feng Huwei dio un paso hacia delante antes de saltar de inmediato hacia atrás. Miró a Yun Che y su expresión era incomparablemente más oscura y pesada... Él ni siquiera había sido capaz de ver el método que Yun Che había utilizado para matar a Tian Yi.
“Gran General Huwei.” Yun Che dio una risa fría a medida que miraba a Feng Huwei, y su intención asesina era tan fuerte que causó que el cuerpo de Feng Huwei diera espasmos; Parecía que ni siquiera se atrevía a mover un músculo. Yun Che continuó, “He oído que hace unos meses, cuando condujiste a tus tropas a Ciudad Nube Flotante, ordenaste capturar a mi Pequeña Tía.”
La voz de Yun Che abruptamente se hizo oscura y fría, “¡¡Tienes gran valor, de hecho!!”
Las palabras de Yun Che causaron que los párpados de Feng Huwei se crisparan ferozmente. Él tenía extremadamente claro de quién Yun Che estaba hablando. Debido a que cuando se había encontrado con Xiao Lingxi en Ciudad Nube Flotante, los dos lords de la ciudad cortésmente la presentaron como la Pequeña Yía de Yun Che, y le eso le había causado una gran expectación en ese momento. De inmediato supo por qué este Yun Che ‘había vuelto de entre los muertos’ de repente venía a hacerle una visita y por qué Yun Che tenía un deseo tan fuerte de matarlo... ¡Había oído más de una vez que una de las sectas más fuertes de la Nación Viento Azul, una enorme secta que había sobrevivido durante un milenio, había sido brutalmente borrada de la faz del continente por el delito del secuestro de su Pequeña Tía, sin dejar incluso ningún rastro de ella detrás!
Huwei mantuvo la calma y suprimió el temor que crecía dentro de él. Una fría sonrisa apareció en su rostro en cambio cuando dijo, “¿Quieres matarme? Eso dependerá de si tienes las agallas o no.”
“¿Oh?” La esquina de los ojos de Yun Che se crispó.
“De hecho, puedes tener el poder de matarme en este momento, pero...” Feng Huwei extendió una mano y apuntó hacia su propia sien, “¡Pero existe una marca de alma depositada por el mismo Maestro de la Secta en mi alma ahora! ¡Si te atreves a matarme, entonces los últimos treinta segundos de mis recuerdos antes de mi muerte serán transmitidos instantáneamente al Maestro de la Secta! ¡Si te atreves a matar a un miembro de la Secta Fénix Divino, tu muerte será aún más miserable, y todas las personas relacionadas contigo también morirán miserablemente! Así que si tienes las agallas, ¡ven a matarme!”

“Oh, ¡¿realmente?!” Su expresión no cambió de acuerdo a lo esperado por Feng Huwei; Más bien, su mirada jovial creció y dio una risa fría, que llevaba el desprecio que era aún más profundo, “Entonces eso es... ¡¡Simplemente muy maravilloso!!”
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios