ATG Capítulo 1088

00:11

Traductor: Trafalgar
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo
Capítulo 1088 - Palabras Tan Filosas Como un Cuchillo
El bote de hielo voló a través del cielo, conforme dejaba los límites de la Cordillera Alma Negra, antes de aterrizar en un área segura a siete u ocho kilómetros de distancia.
“Está bien, se ve muy seguro aquí.” Yun Che derritió el bote de hielo y soltó su largo suspiro de alivio.
“Cuñado, ¿a dónde iremos a jugar después?” Pequeña Jazmín alzó su cabeza para mirarlo. Su delicada y suave apariencia, así como también la expresión en sus ojos, despedían la impresión de que estaba mirando a su verdadero cuñado.
“Oh.” Yun Che la apuntó con su dedo, “Puedes ir ahí o allá o incluso más allá. Siempre que no entres en la montaña Alma Negra de nuevo, puedes jugar dondequiera que quieras. O puedes volver por el mismo camino que viniste. Me iré ahora.”
“¡Aaaaaaa! ¡No tienes permitido irte!”
Incluso antes de que Yun Che pudiera girar, la pequeña mano de la chica había agarrado firmemente la esquina de su túnica. Ella dijo furiosamente. “¿Vas a abandonarme de nuevo? ¿No me digas que te olvidaste sobre ser mi cuñado? Un cuñado debe proteger a su cuñada… No, ¡debe ser hecho! Así que debes seguir de cerca detrás de mí en todo momento. ¡Absolutamente no puedes huir por tu cuenta! De lo contrario… ¡Serás la persona más imperdonable en el mundo!”
Yun Che reunió suficiente paciencia, antes de decir con seriedad, “Pequeña señorita, me repetiré. ¡No soy tu cuñado, así que no me etiquetes comoquiera que quieres!”
“¡Pero, pero!” Pequeña Jazmín extendió su mano, con sus dedos extendidos ella comenzó otra vez a demostrarle el místico proceso de cálculo, “Jazmín es tu esposa y Jazmín es mi hermana mayor. En ese caso, eres mi cuñado y soy tu cuñada… ¡Hmm! Así es cómo es, ¡perfectamente correcto!”
“… La cosa es, ¡tú y Jazmín no son hermanas en primer lugar!” Yun Che gritó en voz alta.
“Ella es Jazmín y yo soy Pequeña Jazmín, además, ambas somos chicas. ¡Así que Jazmín naturalmente es la hermana mayor de Pequeña Jazmín y Pequeña Jazmín es naturalmente la hermana menor de Jazmín! ¡La cuestión es tan clara pero tú todavía quieres contradecirme! ¿Oye? ¿No me digas que tu esposa en un chico?”
“… ¡No es un problema de género!” Yun Che acababa de calmar sus emociones pero se agitaron abruptamente otra vez debido a sus palabras pronunciadas de manera despreocupada. “Pequeña señorita, ¿recuerdas que soy tu salvador? No debes estar actuando tan maliciosamente y tercamente, ¿lo entiendes?”
“¿Oooh? ¿Cuñado está elogiando mi lindura? Tan molesto. Como la chica más linda en el mundo, no sentiré ninguna felicidad incluso si cuñado me elogia, jejeje.” Pequeña Jazmín cubrió su rostro con sus manos, conforme decía con algo de timidez.
“—!@##%...” Yun Che sintió una bocanada de sangre saliendo de su garganta. La cual tragó de vuelta con fuerza… Cálmate, clámate, ¡¡cálmate! Soy un ser súper todopoderoso que posee una habilidad similar a la boca de un cañón de nivel MÁXIMO. El Duque Huai y todos sus guardias y miembros de su familia en la residencia del duque fueron tan abatidos y avergonzados por mis maldiciones en aquel entonces que ellos incluso quisieron cometer suicidio. ¿¡Cómo podría ser difícil tratar con una pequeñita!?
Su rostro rápidamente volvió a la normalidad, a medida que de repente se inclinó y miró fijamente a Pequeña Jazmín. Su rostro casi entraba en contacto con su rostro suave y tierno y sus ojos ligeramente entrecerrados irradiaron rayos muy peligrosos, “Muy bien. Cuñada, ¿cierto? Ya que estás tan segura que soy tu cuñado, ¿entonces has oído sobre ello…? La mitad de las nalgas de una cuñada le pertenece a su cuñado, sabes.”
“…” Pequeña Jazmín parpadeó con sus ojos estrellados. Luego, se ampliaron de repente, a medida que soltaba un grito en una voz aterradoramente alta.
“¡¡Ah!! Tú, tú, tú… ¡Rufián! ¡Pervertido! ¡Lujurioso! ¡Alguien venga rapído! ¡Hay un enorme pervertido aquí que quiere aprovecharse de su cuñada! Sálvenme — Wuuuu….”
Yun Che se movió hacia delante como un rayo a medida que ponía su palma en sus labios, causando que la última parte de su grito se vuelva un quejido. A pesar que no pudo ver a nadie alrededor, el grito de la pequeñita era simplemente muy sorprendentemente alto, lo cual fácilmente podía llegar tan lejos como decenas de metros de distancia. Si alguien fuera a oírlo, incluso saltando en el Río Amarrillo no quitaría la suciedad en él.
Ja… ¿Espera un momento? ¿Cuál río es llamado Río Amarillo? ¿Por qué me sentí como decir este nombre?
Además, ¿por qué sus malas palabras… ¿Sonaron tan similares a las de Jazmín?
“¡No grites! Solo estaba bromeando contigo… Bien, está bien, estuve mal. Me disculpo contigo, ¿okay?”
Viendo a Yun Che admitir su error y aterrorizado, la pequeñita finalmente dejó de forcejear tanto pero todavía siguió mirándolo con enfado, con sus ojos bien abiertos.
El instante en el que Yun Che quitó su mano, Pequeña Jazmín enseguida dio dos pasos atrás vigilantemente. Su rostro se había vuelto un poco rojo conforme decía echando humo con enojo, “¿Tú realmente admites tu error?”
“Sí, sí, sí, estuve mal.” Yun Che estiró su mano y la colocó sobre su cabeza… ¿Qué tipo de pecado cometí para sufrir de esta manera?
“¡Hmph!” Pequeña Jazmín frunció sus labios y alzó la punta de su nariz, “Considerando que eres mi cuñado, seré magnánima y te perdonaré esta vez… ¡Pero no esperes que lo haga otra vez! te advierto, aun cuando solo tengo diecisiete años… Ah no, quiero decir, aun cuando soy una loli de trece años, no es en absoluto fácil de intimidarme cada vez que quieras, ¡hmph!”
“…” Yun Che alzó su cabeza, “Tienes… ¿¡Dieci… siete… años!?”
“¡¿De qué estás hablando?!” Las cejas de Pequeña Jazmín se inclinaron hacia abajo, “Claramente soy una linda y pequeña loli de trece años. ¿Cómo es posible para mí ser tan grande? ¿Los oídos de cuñado se han echado a perder?”
“… Lo dejaste salir tú misma.” Yun Che dijo.
Pequeña Jazmín puso su mano sobre su oreja, “Cuñado, ¿qué dijiste? ¡El viento estaba era fuerte, así que no oí tus palabras!”
“… No importa cuán grande eres, ¡no tengo el tiempo para jugar contigo!” Yun Che estaba al borde de hacer erupción. Él dijo ferozmente. “Pequeña loli, ¿sabes por qué vine a este lugar? Es para matar gente. ¡¿Tú realmente quieres ir conmigo?!”
Él pensó que ella absolutamente estaría aterrada. Pero, en el momento en el que ella lo escuchó, los ojos de Pequeña Jazmín comenzaron a brillar con emoción, “¿Matar gente? Genial, ¡eso es realmente genial, quiero ir, quiero ir!”
“… No estaré matando gente normal.” Yun Che apuntó su dedo al frente, “¡La Secta Divina Alma Negra está justo más allá de esta Montaña Alma Negra! Conoces la Secta Divina Alma Negra, ¿cierto?”
“¿Pirámide de bolas de masa negra…?” La pequeñita inclinó su cabeza. Ella preguntó con duda, “¿Es una bola de masa sabrosa?”
Pftt… Yun Che casi vomitó sangre. Él rugió, “¡Estoy hablando de la Secta Divina Alma Negra! La secta más poderosa, más cruel, y más temible en el Reino Darkya! ¡La gente de ahí son decenas de veces más aterradoras que esos tipos malos y profundas bestias que te topaste antes! especialmente, cuando ven a pequeñitas como tú. Ellos de inmediato te desnudarán y después…. Eh, te comerán, ¿Entiendes?”
“¡Ah! ¿Gente mala como esa existe? ¡Tan detestable!” Pequeña Jazmín inmediatamente se llenó con indignación cuando escuchó las palabras de Yun Che. Ella apretó sus puños pequeños conforme decía, “Cuñado, definitivamente iré contigo y te veré derrotar a esas malas personas. ¡También haré mi mejor esfuerzo para animar a cuñado!”
“—!@##%....” Yun Che de repente sintió el impulso de golpearse a sí mismo con una bofetada, “No… ¿¡No tienes miedo de ser atrapada y luego ser comida por ellos después que estés desnuda!?”
“¡Por supuesto que no!” Aún menos sintiéndose asustada. Pequeña Jazmín dijo con su delicado rostro brillando con una sonrisa, “Debido a que cuñado me protegerá.”
“Jajaja.” Yun Che rio secamente, “La Secta Divina Alma Negra es el lugar más peligroso en el Reino Darkya. Toda esa secta está llena con gente todavía más poderosa que yo. En el momento que entre ahí, no seré capaz de asegurar mi propia seguridad, y no sabré si lograré salir con vida o no. ¡Así que, naturalmente no habrá tiempo de sobra para protegerte! Si insistes en seguirme, entonces estate preparada para morir ahí.”
Pequeña Jazmín ligeramente abrió sus labios, aparentemente asustada por lo que escuchó. Pero pronto después, ella frunció el ceño de repente y dijo furiosamente, “¡¿Qué está mal contigo?! Como el cuñado, ¿ni siquiera puedes proteger a tu cuñada? Tú, tú… ¿¡Cómo puedes ser tan inútil!?”
Yun Che, “…”
Ella movió sus ojos muy oscuros en un movimiento circular y de repente pensó en un asunto ‘critico’. Ella preguntó de inmediato, “Ya que estás haciendo cosas peligrosas, ¿por qué Hermana Mayor Jazmín no está contigo? Puedo ser joven pero incluso yo sé que un esposo y una esposa deben trabajar juntos el uno con el otro y compartir las felicidades y las tristezas. ¿Por qué estás aquí sin Hermana Mayor Jazmín?”
“¡Ah! ¡Lo entiendo! Es definitivamente debido a que eres muy inútil e incapaz de proteger a Hermana Mayor Jazmín que ella no está junto a ti.”
¡PFTT!
Las palabras dichas por Pequeña Jazmín ‘inconscientemente’, perforaron el corazón de Yun Che como un cuchillo.
“Cuando crezca y busque un hombre, al menos querré que él sea capaz de protegerme. No me dejará ser intimidada por nadie, yo absolutamente, absolutamente no quiero encontrar a una persona inútil como cuñado. Si yo fuera Hermana Mayor Jazmín, te dejaría muy, muy lejos, para jamás ver tu cara de nuevo, hmph, ¡hmph!”
¡¡PFTT!!
El segundo cuchillo perforó a través de su corazón.
Mirando la rígida y fea expresión en el rostro de Yun Che, los ojos de Pequeña Jazmín brillaron con más y más emoción, “¿Oye? ¿Podría ser que supuse bien? ¡Wow! De verdad soy tan sabia… Sin embargo, si ese realmente es el caso, Hermana Mayor Jazmín es muy lamentable. Cuñado no solo es inútil, incluso quiere abandonar a su cuñada. ¡Qué persona irresponsable! Si Hermana Mayor Jazmín se encuentra peligros o es intimidada, a cuñado seguramente no le importará y ayudarla está fuera de la cuestión. Ella solamente puede soportarlo en silencio e incluso puede ser intimidada constantemente hasta la muerte… Uuu, Hermana Mayor Jazmín es muy lamentable.”
¡¡¡¡PFTT!!!!!
El tercer cuchillo…
Sus palabras eran tan filosas como un cuchillo, golpeando justo donde dolía.
Yun Che estiró su mano conforme la ponía sobre su pecho que estaba goteando con sangre. Él dijo en una voz temblorosa, “Yo… Tengo algo que hacer, así que me adelantaré… Tú juega por tu cuenta…”
Con eso, él no se atrevió a esperar la respuesta de Pequeña Jazmín y voló directo arriba en el cielo. Él huyó en tal manera como si estuviera huyendo por su vida.
“¡Waaaah! ¡Vuelve! ¡¡No puedes irte!!”
“No puedes abandonarme… Tú en realidad te atreviste a abandonar a tu cuñada sin importarte nada… Se lo diré a la Hermana Mayor Jazmín… De verdad le diré a Hermana Mayor Jazmín sobre esto…”
………
………
 Los gritos de Pequeña Jazmín se hicieron más y más distantes. Después…. Finalmente se volvieron tranquilos.
“Ufff—” Yun Che soltó un aliento incomparablemente largo, antes de presionar su palma contra su rostro.
Yo en realidad fui empujado al borde de explotar por una pequeñita… ¡¡Es la vergüenza de una vida!!
¿¡Fue esa pequeñita enviada por el cielo para torturarme intencionalmente!?
………
Regresando a la Cordillera Alma Negra, Yun Che viajó a una velocidad más rápida esta vez. Sin embargo, no se olvidó de observar y recordar el terreno de la montaña debajo. Muy pronto, había cubierto quinientos kilómetros y la región privada de la montaña que le pertenecía a la Secta Divina Alma negra apareció justo delante de él.
Yun Che redujo su ritmo, conforme descendía del cielo y caminaba hacia delante sin prisa. La hierba marchita debajo de sus pies no hizo un sonido, a pesar de él caminando encima.
Cuando entró en la región de la montaña oriental, su figura rápidamente se desvaneció, hasta que despareció por completo.
En su mano estaba un pequeña y exquisita espada corta con forma de mariposa.
¡La Espada Sonido de Mariposa!
“Secta Alma… ¡Es tiempo de que pagues la deuda!” Él murmuró conforme su mirada se tornaba sombría y fría. La expresión reflectante en sus ojos no era menos escalofriante que el destello frío que perforaba los huesos de la Espada Sonido de Mariposa.
El enemigo más temible en el mundo era el que no podía ser visto.

¡El primer gran regalo que quería enviarle a la Secta Divina Alma negra era un temor silencioso!
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios