ATG Capítulo 1096

01:21

Traductor: Trafalgar
Corrector: ??


Capítulo 1096: Mariposa Roja en la Oscuridad de la Noche

Secta Alma. La noche estaba oscura y los vientos nunca terminaban.

En esta noche, la intención asesina permeaba en cada esquina de la secta. Aunque estaba en la noche, toda la secta Alma permanecía brillantemente iluminada. Cada discípulo de la secta era incapaz de dormirse. Ellos estaban en vilo, como si estuvieran enfrentando a un poderoso enemigo.

Después de toda la conmoción y los rugidos de Lei Qianfeng que habían llenado la secta, todos ahora sabían que encima de los miles de discípulos, incluso el hijo favorito del maestro de secta había muerto por las manos de Ling Yun. Ellos incluso sabían que Ling Yun pudo haberlo matado de inmediato, pero él eligió envenenar a Guangmo, haciéndole morir una muerte dolorosa ante los ojos de Lei Qianfeng. Justo como Ling Yun había pretendido, Lei Qianfeng estaba experimentando tal dolor e ira que se estaba volviendo loco.

La Secta alma estableció trampas y escuadreos de emboscada alrededor. Todos los sesenta y cuatro salones habían sido movilizados. Esto era sin una duda, terriblemente excesivo, pero el maestro de secta estaba alborotado y nadie se atrevía a desafiar sus órdenes.

En las afueras de la secta, había cuatro discípulos resguardando su posición designada. Ellos no se atrevían flojear. De repente, un extraño resplandor rojo se podía hallar en sus pupilas. Sus cuerpos se congelaron, sin moverse un poco, como si se hubieran vuelto en piedra.

Junto a ellos, Yun che lentamente apareció.

En este periodo de tiempo, combinando el estado invisible junto con la Mariposa Roja que quema el alma era fácil para Yun Che. Él estaba ejecutándolo mientras se mueve alrededor del área de la Secta Alma. Al principio cuando dejó el Reino Canción de la Nieve, él había tomado extra cuidado cuando ejecuta Cascada División de la Luna. Su juego de pies a veces revelaría los orígenes de su técnica pero ahorita más o menos había dominado la técnica y podía moverse con libertad y confianza.

Lo que era bueno sobre el Domino de la Mariposa Roja era que no había fuga de la profunda energía en absoluto y ello podía matar sin ningún sonido o movimiento. Su capacidad más aterradora era aniquilar las almas de sus victimas y a pesar de esto, sus aura de vida no desaparecerían, ni había ningún cambio obvio. Incluso si alguien fuese a monitorear constantemente el área con su percepción espiritual, no serían capaces de sentir que las victimas habían muerto.

Las consciencias de todos los cuatro discípulos de la secta alma fueron aniquiladas por completo a medida que sus mentes se sumergían en el Dominio de la Mariposa Roja. Sus conciencias fueron cubiertas e incapaces de resistir la miríada de mariposas como llamas. Ellos o pueden escapar ni luchar. Todo lo que tomaría era un pensamiento de Yun Che y sus conciencias serían completamente devoradas por las mariposas como llamas.

Pero Yun Che no lo hizo, su objetivo principal después de todo no era matarlos. Su mirada barrió el área y escogió a un hombre al azar. Su brazo izquierdo se estiró y liberó su profunda empuñadura dentro de la consciencia de ese hombre.

El oponente estaba ya atrapado dentro el Dominio de la Mariposa Roja y no tenía ninguna capacidad de resistencia. Cuando la Profunda Empuñadura entró, varios de sus memorias entraron en la mente de Yun che.

Los ojos de Yun Che de inmediato brillaron… leyendo las memorias del discípulo de la Secta Alma no era sólo entender sus funciones interiores de la Secta alma, más importantemente, él quería saber dónde estaban los otros hijos de Lei Qianfeng. Él estaba preparado para purgar a varios individuos pero quién habría pensado que sólo éste discípulo era capaz de darle toda la información que necesitaba.

“Muy bueno.” Yun Che murmuró para si mismo. Él retiró su brazo y todo rastro de él desaparecieron.

Unos alientos después, todos los discípulos de la Secta alma recuperaron la conciencia.

“…Parecí haberme ido por un momento…” Todos los cuatro discípulos pensaron la misma cosa exacta para ellos mismos al momento. Ellos todavía estaban de pie y tan rígidos como palos, con seriedad en guardia, claramente no dándose cuenta de lo que había sucedido.

Todavía más así, ellos no se dieron cuenta que había una figura humana pasándolos.

Aunque no se comparaba a la Secta Fénix de Hielo Divino en el Reino Fénix de Hielo, la rama principal de la Secta Alma era todavía suficiente para ser considerado enorme. Midiendo de norte a sur, era unos cientos de kilómetros. Si no hubiera leído la mente y buscado el alma como hizo antes, habría sido comparable a buscando una aguja en un pajar.

La atmósfera esta noche en la Secta Alma era completamente normal. El hijo del maestro de secta había muerto, toda la Secta Alma había enviado a todos discípulos de los sesenta y cuatro salones bajo la ira de Lei Qianfeng. La secta de arriba a abajo estaba mucho más tranquilo que de costumbre.

De repente Yun Che oyó un rugido ensordecedor romper el silencio.

“…Más de cinco mil discípulos murieron y el propio hijo de este rey también murió en las manos de Ling Yun… ¿Somos la Secta Alma y en realidad hemos sido llevados por la nariz y jugados hasta tal punto por alguien que está en el Reino Alma Divina? Hasta esta fecha todos ustedes han sido incompetentes… ¿¡Todos los subordinados de este rey son holgazanes inútiles!?”

“No me importa qué métodos usen todos ustedes… Cinco días. Este rey les da cinco días. Incluso si tienen que volcar a todo el Reino Darkya, será mejor que me den a Ling Yun… Vivo. ¡Quiero torturarlo personalmente! ¡¡Yo personalmente me aseguraré que todos los restos de sus huesos sean cenizas!!”

“Todavía no hay noticias del Reino Luna Pura… Un montón de basuras… Todavía no hay noticias del paradero de Ling Yun. ¡¡Esas basuras ya no necesitan volver!!”

“…”

Esta era… ¿¡La voz de Lei Qianfeng!?

Siendo capaz de enojarse y gritar así en la Secta Alma… No podría haber otro candidato.

Parece que él realmente tiene un mal temperamento.

Su voz era muy ronca y cargaba una sorprendente malevolencia. Incluso Yun che podía oírlo desde su posición, la cual estaba bastante lejos. Yun Che podía sentir un aura poderosa viniendo de la dirección de la voz. Sólo sintiendo esta aura era bastante sofocante para causar una pesada presión en su pecho.

Lei Qianfenf… El Maestro de Secta de la Secta Alma Divina, el Rey del Reino del Reino Darkya… ¡¡El único en el Reino Darkya y el único en el Reino Rey Divino!!

Las otras auras junto a él eran sin una duda extremadamente fuertes también. eran auras con las que él no puede igualarse.

Auras de aquellos en el Reino Espíritu Divino.

Ji Ruyan había mencionado antes que la Secta Alma tenía varios expertos del Reino Espíritu Divino. Ellos incluían a varios dignatarios, los maestros de los sesenta y cuatro salones y un número limitado de maestros de sectas ramas.

Bastante obviamente, el Lei Qianfeng actualmente enojado había reunido a los más fuertes de la secta en una reunión… y la razón era por él.

Después de un momento de vacilación, Yun Che lentamente retrocedió, cambiando su curso. Él evitó la dirección en la cual podía sentir el aura de Lei Qianfeng. Esto estaba dentro de la Secta Alma. Una vez que fuese descubierto, sería como un pez sobre una tabla para cortar, condenado a morir. No había tal cosa como la suerte ahora. Aunque estaba confiado en su Cascada División de la Luna, él todavía tenía que permanecer vigilante y cauteloso.

Aunque era cauteloso, su velocidad no era lenta. Uno por uno, grupos y grupos de discípulos de la Secta Alma lo pasaron. Ninguno de ellos podría haberse imaginado nunca que el Ling Yun que quieran capturar en realidad estaba contoneándose perezosamente en los terrenos de su secta principal.

Los líderes de la secta estaban ahora en una reunión. Todos los maestros de los sesenta y cuatro salones salieron. Todo lo que Yun Che podía ver a su alrededor sobre su camino eran discípulos de rango bajo. Tras leyendo varios de sus memorias, él había llegado a la ubicación de su primer objetivo.

Este era un patio lujoso. Si una persona ordinaria entraba, ellos habrían pensando que habían entrado en el palacio de un emperador. Los guardias aquí no era muchos, pero las doncellas con maquillaje numeraban más que los guardias. Ellas esperaban servilmente afuera de las puertas del magnifico palacio.

Las puertas lentamente se abrieron a la mitad y Yun Che entró sin un sonido.

“Qian´er, Mo´er ya se ha ido. Madre sólo te tiene a ti, mi hijo. No vayas a ninguna parte durante estos días. Incluso si hay un asunto que sacude el cielo, no pongas ningún pie afuera de la secta. Si eres asesinado, madre ya no tendrá para para vivir.”

Adentro de la habitación, los ojos de una dama joven vestida de verde se llenaron con lágrimas. En frente de ella estaba un joven fuerte y robusto quien tenía una barba negra larga en su rostro.

Él era el hijo más grande de Lei Qianfeng, el joven maestro de la Secta Alma. Él era el hermano de sangre del recientemente difunto Lei Gungmo. ¡Ambos habían venido de la misma madre!

“Madre… No se desespere más. Padre real definitivamente atrapará a Ling Yun y se vengará por séptimo hermano.” Lei Guangqian respondió.

“Aah… Este desastre fue traído sobre nosotros por tu padre real, ¿por qué la retribución cayó sobre Mo´er? Madre no pone ninguna esperanza en tu padre real de poder atrapar a Ling Yun… Quién sabe a dónde corrió… Él puede ser difícil de alcanzar para siempre. Siempre y cuando estés a salvo… eso es lo que es más importante.” La dama se lamentaba.

¿Madre? Yun Che alzó sus cejas… Así que esta dama de verde era la esposa oficial de Lei Qianfeng. Si no recuerdo mal… ¿Su nombre es Xiao Qingtong?

En la superficie, ella incluso se veía una generación más joven que éste Lei Guangqian.

“¿Es ese Ling Yun realmente tan aterrador? ¿Por qué tiene tal profundo resquemor con nuestra Secta Alma? ¿Los rumores son verdad? ¿Lo que he oído fue que esto es un resultado de padre real enviando constantemente hombres a cazar a la Raza Espíritu de Madera?”

“..” Xiao Qingtong no dijo una palabra y asintió en silencio.

“¡Bah! ¡Este Ling Yun debe estar loco!” Lei Guanqian golpeó la mesa con su palma, apretando sus dientes: “Los espíritus de madera nacieron para vivir vidas miserables. Si no los matamos, otros todavía los matarás. Sólo por unos pocos espíritus de madera, ¿él desea actuar constantemente en contra de nuestra Secta Alma e incluso mató a mi séptimo hermano? Ahora que padre real ha sido completamente enfurecido, incluso si este Ling Yun es diez veces más fuerte que lo que es ahora, él no será capaz de evitarnos por unos días más. Sólo déjenlo, él acompañará a esos espíritus de madera en la muerte.”

“Qian´er… Nunca debes decir esto… Todavía más así, jamás debes mencionar nada de esto a nadie afuera.” Xiao Qingtong sacudió su cabeza: “La caza de la Raza Espíritu de Madera está prohibida en todo el Reino Divino. Le he advertido a tu padre varias veces. Con nuestro partidario actual, en realidad no necesitamos tales métodos turbios pero él nuca me hizo caso… Ahora… Qian´er, cuando lo sucedas como Maestro de Secta, por favor no olvides cómo murió tu séptimo hermano. Jamás debes seguir la tradición de cazar espíritus de madera.”

Yun Che entrecerró los ojos… Hmm… Al menos todavía tienes un corazón. Te dejaré afuera…. Aunque nunca intenté matarte.

“Si madre, este niño entiende.” Aunque Lei Guangqian acordó con sus pupilas pero la mirada en su rostro claramente mostraba lo contrario.

Xiao Qingtong y Lei Guangqian jamás en sus sueños se habrían imaginado que un par de ojos estaban mirándolos fríamente a casi diez metros de distancia.

“Qian´er toma un buen descanso esta noche. Mañana, tu padre real dirá unas palabras a todos ustedes.”

“Recuerda, no salgas de la secta.” Xiao Qingtong le recordó una vez más conforme salía.

“Todos ustedes pueden irse, el joven maestro se secta va a descansar.” Xiao Qingtong cerró las puertas a medida que el resto de las criadas se iban con prisa.

El instante que cerró la puerta, Yun che tranquilamente caminó hacia Lei Guangqian. Sin ninguna vacilación él liberó el dominio de la Mariposa roja son un sonido.

La profunda fuerza de Lei Guangqian estaba en las últimas etapas del Reino Alma Diván así que arrojando el Domino de la Mariposa Roja sobre él puede no funcionar un cien porciento. Sin embargo, él estaba en su propia secta y su propio patio; él no tendría su alma en guardia. Justo cuando se sintió un poco extraño, su alma había sido completamente atrapada dentro del Dominio de la Mariposa Roja. Él se quedó parado, con los ojos sin vida, y la baba saliendo de su boca.

Si hubiera intentado escapar cuando Yun Che liberó el dominio al principio, muy probablemente habría sido capaz de escapar. Ahora que había caído completamente bajo sus efectos por otra parte, era completamente incapaz de escapar.

La consciencia de lei Guangqian entró en el Dominio de la Mariposa Roja. Siempre y cuando Yun Che quisiera, él podría aniquilar instantáneamente su alma y volverlo en el “muerto viviente”.

Pero Yun che no iba a hacerlo. Él levantó la Espada Sonido de la Mariposa y usó la punta donde había untado el veneno del dragón con cuernos antiguo y suavemente lo cortó en la parte posterior de su cuello. Yun Che entonces se dio la vuelta y salió hacia su próximo objetivo.

Yun Che no disipó al instante el dominio. Él quería que Lei Guangqian saliera eventualmente, y eso tomaría alrededor de una a dos horas.

Y después de esa duración, Yun Che ya estaría a salvo y muy lejos de la secta Alma.

Tras dejando el patio, Yun Che aceleró haci su siguiente objetivo, el segundo hijo de Lei Qianfeng, Lei Yuanze.

Bajo la cubierta de la noche, dentro otros treinta minutos de tiempo, el mismo procedimiento se repitió. Sin vista o sonido, utilizando la Cascada División de la Luna y emparejándolo perfectamente con el Dominio de la Mariposa Roja, todos los seis hijos de Lei Qianfeng fueron atrapados dentro del dominio y envenenados.

¡Todos ellos tenían el veneno el dragón con cuernos antiguo dentro de sus cuerpos!

Incuso cuando Yun che salió de las puertas principales de la Secta Alma, nadie se dio cuenta de nada.

Saliendo de la Secta Alma, Yun Che parpadeó y dio una risa fría auto-satisfecho: “¡Lei Qianfeng, disfruta este gran presente mío! Sólo no te emociones demasiado… ¡El más grande está por venir!”

También te puede gustar...

0 comentarios