CEO Capítulo 242

01:47

Traductor: Trafalgar
Corrector: ??



Capítulo 242: Casualmente

El día siguiente, Yang Chen fue a Yu Lei International para trabajar como siempre. Después de una mañana relax, él almorzó junto con Zhao Hongyan y Zhang Cai en el comedor de la empresa. Siendo promovida a una jefa de departamento, Liu Mingyu tenía que seguir a otros gerentes superiores para comer en un área especial. Aunque ella no quería, sólo estaba siguiendo lo que otros miembros estaban haciendo. 

Después que Zhao Hongyan quedó soltera de nuevo, sus problemas familiares se resolvieron. Ella había estado teniendo un buen humor últimamente. Aunque su salario era la mitad, ella no estaba significantemente afectada ya que era bastante ahorradora. Ella bromeó todo el día con Zhang Cai, haciendo su hora de almuerzo bastante largo. 

Yang chen estaba enfocado en comer su comida. Habiendo devorado la mitad de su comida, notó que las dos damas solo comieron un poco. Sonriendo amargamente, dijo: “Ustedes pueden hablar en la oficina más tarde. Si siguen comiendo a este ritmo, retrasarán mi hora de la siesta cuando vuelva.” 

“¡Hmph! Eres el único que duerme en la oficina. Estamos aquí para trabajar.” Zhang Cai dijo, disgustada. 

Usando palillos, Zhao Hongyan pellizcó un muslo de pollo de su plato y se lo pasó a Yang Chen: “¡Cierra la boca y sigue comiendo!” Ella dijo. 

“He comido bastante cómelo tú misma.” Yang Chen respondió. 

“¿No esperas que lo tomé de nuevo de tu plato, verdad? Sólo cómelo cuando te lo pido.” Zhao Hongyan dijo antes de rodar sus ojos y hablar con Zhang Cai. 

Yang Chen disfrutaba de este rastro de afecto en su vida cotidiana. Ignorando a las dos mujeres jóvenes, él se metió en sus propios negocios y siguió comiendo su comida. 

Tras regresando a la oficina, Yang Chen notó que Yuan Ye lo contactó en MSN. 

‘Este chico se ha estado recuperando bastante rápido,’ Yang Chen pensó antes de abrir la ventana de chat. 

“¿Por fin puedes estar online?” Yang Chen preguntó. 

Yuan Ye envió un emoji sonriendo, diciendo: “Todavía estoy en el hospital, pero la conexión inalámbrica es bastante rápida. Me siento aburrido así que te estoy preguntando jugar Warcraff juntos.” 

“Hay una herida de disparo en tu pecho. ¿El doctor dice que podías jugar juegos ya?” Yang Chen preguntó ya que le preocupaba que su herida se abra. 

“No te preocupes, el doctor dice que estaría bien siempre y cuando no haga ninguna actividad intensa. No sé por qué pero mi herida se cura significantemente más rápido que el de las personas normales después que la bala fue removida. El doctor dice que mi velocidad de recuperación fue aterradora. Puedo recuperarme complemente en casi un mes.” Yuan Ye dijo alegremente. 

Yang Chen sonrió conforme pensaba, ‘Parece que el aura de la Escritura Restauración de la Determinación Interminable que dejé en su cuerpo es bastante efectivo,’ Debido a su extraordinario tipo de cuerpo, él todavía no puede sentir cuánto efecto le traería la escritura a una persona normal. Juzgando la situación ahora, la escritura podía otorgar pronto recuperación para las heridas de una persona normal. 

Ya que Yuan Ye podía jugar, Yang Chen decidió jugar unas rondas con él, no es como que tuviera algo mejor que hacer de todos modos. 

Después de dos horas, Yuan Ye dijo: “Todavía estoy empezando a recuperarme, así que estoy bastante cansado ya. Vamos a parar de jugar aquí. Necesito ocuparme de algo en el club.” 

“Está bien, cuidado. Tomaré mi siesta de la tarde ahora.” 

Tras desconectarse, Yuan Ye de repente le envió un mensaje de texto: “Espera, mi mamá está a mi lado. Ella quiere hablar contigo.” 

“¿Tu mamá?” Yang Chen estaba asombrado. La madre de Yuan Ye era naturalmente Yang Jieyu, la mujer sobre la que no esperaría pensar mucho. 

“Mi mamá quiere invitarte a un café y hacerte algunas preguntas. ¿Está bien? Está bien si no quieres hacerlo. Ella sólo se siente bastante curiosa hacia ti. Tú también sabes que no tengo muchos amigos. Ella no te ha agradecido por salvarme antes.” Yuan Ye dijo. 

Yang Chen pensó por un momento, y sintió que no tenía razón para rechazar la oferta: “Está bien, ¿dónde y cuándo nos reunimos?” Él preguntó. 

“Encuéntrala en Blue Dream Café cerca del edificio de Yu Lei International en una hora. Debes saber dónde es.” 

Yang Chen ciertamente sabe cuál café era. Debido a sus altos costos, normalmente no había muchos clientes allí a pesar de su ubicación estratégica. 

Tras aceptando la invitación de Yang Jieyu, Yang Chen se sintió bastante interesado. Él tenía miedo y expectación hacia lo que ella le diría, haciendo su humor bastante complicado. 

Tras permaneciendo en la oficina por media hora, Yang Chen procedió al Blue Dream Café. 

Como estaba en un distrito urbano, hallando un estacionamiento sería un desafío. Yang Chen no planeó conducir allí él mismo, sino quiso tomar un bus en la parada de autobús en frente de Yu Lei International. Él llegaría al destino directamente dentro de 10 minutos. 

Tras esperando por cinco minutos, un autobús rojo con incontables anuncios se detuvo allí. Ya que era después de la hora del almuerzo al medio día, muchos oficinistas estaban tomando el bus para volver a sus empresas después de comer. Adentro del bus, no había asiento disponible. Todos tenían que estar parados y apretándose entre si. 

A Yang Chen no le importo la inconveniencia en absoluto. Tras regresando al país por mucho tiempo, él había aprendido lo que un trabajador de oficina tenía que experimentar diario. 

Subiendo al bus, él sacó una faja de billetes de su bolsillo. Él entonces sacó dos billetes para meterlo en la maquina antes de caminar atrás para pararse con los otros pasajeros. 

Ya que tenía que salir del bus después de dos estaciones, Yang Chen caminó en la parte posterior, cerca de la puerta trasera donde saldría después. 

Yang Chen sujeto una barra. Él frunció el ceño mientras se sentía sofocado antes de sentir un rastro de lamento, ‘Debí haber caminado en cambio. No hay demasiado calor afuera, no sudaría en hacerlo’, Él pensó. 

Justo cuando Yang Chen se estaba sintiendo incomodo, una voz crujiente resonó desde atrás: “Hermano Mayor, ¿te estás sintiendo incomodo estando apretado?” 

Yang Chen se dio la vuelta para echar un vistazo. Era una jovencita baja quien se veía como que tenía alrededor de 15 años. Ella tenía piel blanca y brillante, un rostro en forma de V con elegantes rasgos faciales, especialmente ojos grandes y abultados mientras sus cejas eran delicadas. En este momento, ella estaba mirando a Yang Chen apologéticamente, haciéndole sentirse lamentable por ella[1]

La niña estaba usando un viejo saco café con jeans apretados negros. Había un enorme barril de plástico delante de ella, conteniendo líquido que parecía como aceite vegetal. 

Aunque su rostro ejercía elegancia, cómo estaba vestida hacía evidente que ella era una trabajadora extranjera. Ella traía el olor de varias comidas. La mayoría de las personas elegirían quedarse alejados de ella desde primera vista. 

Yang Chen sacudió su cabeza con una sonrisa. Él dijo: “No, sólo me siento bastante sofocado. Pero no tiene nada que ver contigo.” 

Sintiéndose avergonzada, la niña asintió ligeramente: “Oh, alejaré el barril de aceite.” 

La niña todavía sintió que Yang Chen estaba sufriendo a causa de su barril de aceite, así que lo alejó un poco al lado. 

“¡Oye! ¡Mi pantalón!” Una trabajadora de oficina con grueso maquillaje exclamó. Ella estaba de pie justo a un lado de la niña cuyo barril de aceite frotó su pantalón amarillo claro. Ella se alteró aunque su pantalón no se manchó. Su expresión cambió drásticamente. Ella gritó: “¡Niña estúpida! ¿De dónde vino esta niña salvaje? ¡¿Está el bus para que pongas tus cosas como te guste?! Una vez que mi pantalón se ensucie, ¡¿puedes pagármelo?! Estúpida perra… ¡Tengo mala suerte hoy!” 

“Perdón, perdón…” La niña dijo repetidamente conforme temblaba en temor y se inclinó hacia la mujer. De repente, el conductor del bus frenó duro, causando que la niña se lancé hacia delante y golpeó una barra cercana. 

“Ouch…” Los ojos de la niña se enrojecieron. Ella parecía que lloraría en cualquier momento.” 

“¡Karma! ¡Todo es porque tu cosa sucia tocó mi pantalón! Cuesta unos mil dólares. ¡¿Son algo que una niña estúpida como tú pueda permitirse?!” La dama oficinista dijo. Ella estaba en un humor muy malo. 

“Suspiro*.” Yang Chen en silencio jaló el brazo de la pequeñita, diciendo: “Ven cerca de mi, párate atrás de mí.” 

La niña apresuradamente sacudió sus manos: “No hay necesidad, Hermano Mayor. Ya te sientes sofocado. Está bien para mi pararme aquí.” 

“Si tocas su pantalón otra vez te apuñalará con un cuchillo hasta que estés muerta. Ven aquí.” Yang Chen dijo antes de jalar a la niña a su lado. Él entonces se inclinó hacia delante para jalar el barril de aceite también. 

La niña miró a Yang Chen con agradecimiento: “Gracias, gracias.” Ella dijo. 

Yang Chen reveló una sonrisa cálida: “¿Por qué tienes tanto aceite contigo? ¿Es usado para cocinar?” 

La niña se ruborizó mientras dice suavemente: “Es usado para un pequeño negocio. La tienda de aceite allí está vendiendo aceite a un precio muy bajo. Así que usé el transporte publico para llegar allí.” 

“Oh… debe ser duro para ti manejar un negocio tan joven.” Yang Chen dijo. 

“Si…” Ella dijo ligeramente. Ella entonces se calló, viéndose sombría. 

Yang Chen se dio la vuelta para mirarla antes de revelar una sonrisa impotente en la esquina de sus labios. 

Después de cinco minutos, el bus llegó a una estación. La niña se agachó para levantar el barril de aceite antes de despedirse de Yang Chen: “Hermano Mayor, gracias otra vez, bajaré ahora.” Ella dijo. 

“¿Oh? Bajarás también.” Yang Chen dijo antes de dejar el bus con la niña. 

El bus entonces lentamente se alejó. No había nadie más en la parada de bus excepto Yang che y la niña. 

Cuando la niña vio a Yang Chen bajándose con ella, su expresión se volvió un poco anormal. Ella dijo: “Hermano Mayor, ¿estás viniendo a esta estación también? ¿A dónde estás yendo? 

“Es eso después de decirte, ¿caminarás en la dirección opuesta?” Yang Chen preguntó con una sonrisa. 

La niña de repente se volvió pálida. Su sonrisa ingenua y tímida despareció de inmediato. Ella entonces se veía fría e impotente… 

“Tío eres realmente impresionantes ¿lo eres verdad?” La niña preguntó. Ella parecía que cambió a una persona completamente diferente. 

Yang Chen suavemente tocó los bolsillos de su pantalón. Había agujeros en cada lado. 

“Pequeñita, devuélveme mi dinero y mi teléfono. Tengo prisa ahora. No te buscaré problemas hoy,” Yang Chen dijo mientras sonreía débilmente. 

La niña casualmente extendió su saco y sacó la billetera y el teléfono de Yang Chen antes de dárselos a Yang Chen. 

“Oh, ¿tan directa?” Yang Chen preguntó en sorpresa. 

“¡Hmph!” La niña dijo: “Sabías la verdad desde el principio. Ya que no me llevaste con la policía, esto es lo que te debo. Te daré tus cosas, y estamos a mano.” 

“Wow, wow, Pequeñita, eres bastante linda ¿no lo eres?” Yang Chen pensó que la jovencita era bastante interesante. 

Cuando estaban todavía en el bus, la niña intencionalmente consiguió un regaño de una extraña tras probando la amabilidad de Yang Chen, para hacerlo jalarla con él. Ella entonces logró hacer agujeros en los bolsillos de Yang Chen para robar su dinero y teléfono en un tiempo muy corto. Era aparente que era altamente habilidosa. Todo estaba perfectamente planeado. Sin embargo, fue desafortunado que los sentidos de Yang Chen fueran mucho más sensibles que aquellos de la gente normal. Él fácilmente podía adivinar lo que estaba pensando la niña. 

“Deja de llamare Pequeñita. Tengo 20 años ya, legal para casarme de acuerdo a la ley. Déjame preguntarte, ¿sabías que era una carterista desde el principio?” La niña preguntó. Era obvio que ella no pudo entender por qué falló. 

Yang Chen encogió los hombros y le guiño el ojo: “Es un secreto.” 

“¡Tchh! Lo que sea. ¡Tío, nos encontraremos de nuevo!” La niña dijo antes de darse la vuelta e irse con su barril de aceite. Ella era extraordinariamente fuerte. Alzando el enorme barril era una tarea fácil para ella. Obviamente, el show que hizo en el autobús fue todo falso. 

Mirando la espalda de la niña, Yang Chen sonrió, ‘Es exactamente por esos tipos diferentes de personas que este mundo es interesante. Entre más explores el mundo, más cosas interesantes te encontrarás,’ Él pensó. 

Él tenía cinco minutos para la reunión con Yang Jieyu. Su plan no fue atrasado por este espontaneo incidente. Rápidamente, él comenzó a caminar hacia el Blue Dream Café. 

Cuando le quedaban dos minutos, Yang Chen entró al café y le preguntó a un mesero. Como esperaba, Yang Jieyu reservó un lugar ya. Yang Chen caminó hacia el sur del restaurante bien-decorado, hacia una mesa junto a la ventana. Vestida en un traje occidental rojo-oscuro, usando un suéter blanco adentro, la elegante y de joven apariencia Yang Jieyu estaba ya sentada, disfrutando su café fuerte con gracia.


[1] Trafalgar: Siiiiii! Apareció otra waifu, bueno por ahora lo será sino hasta después, y la verdad la prefiero a ella más que a Hui Lin.
....

También te puede gustar...

0 comentarios