ATG Capítulo 793

11:26

Traductor: Radak
Corrector: Radak


Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 793 – Llama de Hielo Gigantesca
Yun Che llegó al lugar que estaba justo en frente de la salida del Nido del Demonio Masacre Lunar. Se puso de pie frente a la barrera a medida que dos corrientes de profunda energía emergieron simultáneamente de ambos de sus brazos. Las llamas se encendieron alrededor de su mano izquierda mientras cristales de hielo se reunían en su mano derecha.
Profunda luz escarlata y profunda luz azul hielo se agolparon rápidamente entre sus brazos a medida que se expandían hacia fuera. Después de que cerró sus ojos y enfocó su mente, su profunda energía del Dios Maligno circuló a medida que él fundía lentamente estas dos fuerzas mutuamente repulsivas.
Hace tres días, se había quedado deliberadamente en el Nido del Demonio Masacre Lunar que estaba rodeado por una barrera de aislamiento extremadamente fuerte. A pesar de que esta barrera era conocida como la barrera más fuerte en el Continente Cielo Profundo e incluso el poder combinado de los cuatro Maestros Sagrados no podría abrirla, sus llamas de hielo eran algo que violaba las leyes y principios de este mundo. ¡De hecho, era algo que incluso podría llamarse una existencia que desafiaba los cielos! Cuando aún estaba en el Profundo Reino Cielo, pudo usar estas llamas de hielo para derretir las paredes de la Profunda Arca Primordial, y cuando llegó a las primeras etapas del Profundo Reino Emperador, estas llamas de hielo fueron capaces de borrar completamente al Dignatario Ye Shi del Salón Divino Sol y Luna simplemente al tocarlo.
“Jazmín, esta barrera puede ser llamada la barrera más fuerte en el Continente Cielo Profundo, pero no debería ser más sólida y resistente que la Profunda Arca Primordial, ¿¡cierto!? Las llamas de hielo fueron incluso capaces de dañar la Profunda Arca Primordial, así que definitivamente deberían ser capaces de romper esta barrera.” Yun Che dijo con un aire de confianza.
Cuando había formado la llama de hielo, necesitaba estar completamente enfocado y sus venas profundas y su cuerpo también experimentarían una pesada carga. Si simplemente se relajaba un instante, era posible que perdiera el control de la llama del hielo y se dañara a sí mismo. Pero ahora, prácticamente podía crearlas a voluntad.
“La Profunda Arca Primordial es algo de la Era Primordial, así que ¿cómo se puede comparar esta barrera de sellado con ello?” Jazmín dijo con desdén, “Pero no olvides que necesitaste seis meses completos para crear una brecha en las paredes de la Profunda Arca Primordial que usaste para salir, y creaste casi mil llamas de hielo en el proceso.”
“Además, las paredes de la Profunda Arca Primordial no tenían la capacidad de repararse. ¡Así que, a pesar que esta barrera de sellado es mucho más débil que la Profunda Arca Primordial, en el momento en que reciba algún daño, se reparará rápidamente! ¡Así que si quieres salir, necesitarás abrir un agujero bastante grande!”
“Eso es algo que sé.” Yun Che dijo a medida que asentía, “¿Pero crees que puedo tener éxito?”
“No lo sé.” Dijo Jazmín sin pensarlo, pero después se volvió hacia sus palabras, “¡La llamada llama de hielo que tienes en tus manos es algo que básicamente viola todos los principios y leyes del mundo! Nunca había oído hablar de semejante cosa antes de esto. Además, siempre fui incapaz de percibir qué clase de principios de poder operaba, y su fuerza también es algo que no puedo comprender... O tal vez ni siquiera tiene algo que pueda ser conceptualizado como ‘poder’. No es posible usar el conocimiento convencional o el sentido común para predecir lo que puede hacer.”
“En la Nube Congelada Asgard hace medio año, ese dignatario del Salón Divino Sol y Luna simplemente tocó la llama de hielo, pero ni siquiera pudo oponer resistencia, ya que fue incinerado hasta el punto en que incluso sus huesos se derritieron. Ese resultado fue algo que superó por completo mis expectativas. Hoy, naturalmente soy completamente incapaz de decir nada concluyente, sólo tendrás que averiguarlo dándole un intento.”
“¡Bien, vamos a darle un intento entonces!” Los brazos de Yun Che retrocedieron antes de que él los empujara suavemente hacia delante. Esto también empujó la llama de hielo contra la barrera de aislamiento.
El poder destructivo de las llamas de hielo era indudablemente aterrador y Yun Che estaba convencido de que incluso serían capaces de lesionar gravemente a uno de los Cuatro Maestros Sagrados si entraban en contacto con ellos. Pero la creación de la llama de hielo no sólo le exigía que estuviera enfocado, sino que también requería mucho tiempo. También tenía que ser extremadamente cuidadoso al manejarlas. Ni siquiera se atrevía a usar demasiada fuerza cuando la lanzaba. Por lo tanto, a pesar que era útil en asesinatos, era inutilizable en combate real.
De lo contrario, si la llama de hielo pudiera conjurarse con tanta facilidad como todas sus otras llamas y arrojarlas con todas sus fuerzas, definitivamente podría pisotear a todos los Terrenos Sagrados y vagar por el Continente Cielo Profundo sin importarle nada en el mundo.
La llama de hielo comenzó a encenderse silenciosamente en el momento en que entró en contacto con la barrera.
La combustión de la llama de hielo siempre había sido completamente silenciosa. Esta vez no fue la excepción. Bajo la luz restante, Yun Che fue testigo de la llama de hielo quemando instantáneamente un agujero redondo en esa barrera de aislamiento increíblemente resistente que había existido durante un total de diez mil años...
Era como si un agujero hubiera sido quemado en un paño de seda.
Este agujero era sólo del tamaño de su palma, pero a medida que la llama del hielo seguía consumiendo la barrera, ese agujero se hizo más y más profundo. En el momento en que la llama de hielo se había disipado por completo, ese agujero tenía medio pie de profundidad... Pero aún no era lo suficientemente profundo para perforar la barrera.
¡¡Ssss!!

El sonido de relámpagos chisporroteantes resonó continuamente en el aire a medida que la luz azul alrededor de la barrera dañada comenzó a parpadear. Energía surgió de todas las direcciones a medida que la barrera empezó a ondularse como el agua.
Una respiración más tarde, las ondulaciones habían disminuido y el agujero que había sido desgarrado por la llama de hielo había desaparecido por completo. Ni siquiera podía ver un solo rastro del daño que había hecho anteriormente.
Yun Che, “...”
Fuera de la barrera.
“Xue’er, por qué no regresas con real padre primero... Real padre definitivamente asignará a gente para que vigile este lugar veinticuatro horas al día. En el momento en que haya algún movimiento, te alertaré inmediatamente. ¿Eso está bien?”
Feng Hengkong miró a su hija con dolor en sus ojos a medida que trataba de razonar con ella. Durante los últimos tres días, él había venido una vez al día. Él podía ver que Feng Xue’er estaba volviéndose más pálida y delgada con cada día que pasaba. Sólo que Feng Xue’er se negó a moverse, sin importar lo que dijera.
Dada su comprensión de su propia hija, ella no era una persona obstinada y terca. Por el contrario, siempre había sido obediente a él y al Dios Fénix. Siempre había escuchado lo que tenían que decir.
Pero una vez que se trataba de algo concerniente a Yun Che, realmente se convertiría así de obstinada... O incluso se podría llamar resoluta y determinada.
Antes de esto, Yun Che había sido la persona que más odiaba en este mundo y apenas podía contener su deseo de terminar personal y cruelmente su vida... Pero ahora mismo, estaba fervientemente orando con todas sus fuerzas de que Yun Che todavía estuviera vivo e incluso oraba para que estuviera completamente ileso en este momento.
Debido a que tenía miedo de que la sonrisa de su hija se quitara para siempre si algo le pasaba a Yun Che.
“Real padre, no tienes que preocuparte por mí. Hermano Mayor Yun definitivamente estará bien. Por otra parte, él se preocupa por mí tanto que definitivamente no estaría dispuesto a hacerme esperar por mucho tiempo.” Feng Xue’er cerró sus ojos a medida que hablaba suavemente, ambas manos todavía colocadas sobre su pecho.
“Maestro de la Secta Fénix Divino, deje de tratar de convencerla. Mañana es el día de la Conferencia de la Espada Diabólica, por lo que definitivamente debe estar ocupado preparando muchas cosas. No tiene que preocuparse por Pequeña Hermana Xue’er, déjemela a mí.” Xia Yuanba eligió este momento para hablar.
El cielo se había oscurecido y estaba salpicado de estrellas. La cortina de la noche ya había comenzado a caer sobre el cielo azul y el océano. En el momento en que esta cortina de la noche fuera perforada por la luz del sol una vez más, señalaría el comienzo de la Conferencia de la Espada Diabólica. En total, sólo pasaría de diez a doce horas antes de que comenzara.
En esta ocasión extremadamente rara, casi todos los principales practicantes del Continente Cielo Profundo se reunirían en un solo lugar. El encuentro que supuestamente era para comprender ‘los misterios del Camino Divino de lo Profundo’ era un evento que muchos de sus asistentes esperaban con mucha anticipación.
“Ja~...” Los labios de Feng Hengkong se movieron, pero al final, solo pudo suspirar. El hecho de que Yun Che hubiera sido sellado dentro del Nido del Demonio Masacre Lunar se había extendido hace tiempo por el Supremo Palacio del Océano, así que todas las personas que vinieron a asistir a la Conferencia de la Espada Diabólica eran muy conscientes de este hecho. Inicialmente, la gente seguía viniendo a este lugar para ver si Yun Che era realmente capaz de escapar de este lugar. Pero a partir del segundo día, muy pocas personas vinieron a investigar.
Desde el tercer día, todos pensaban que Yun Che estaba indudablemente muerto.
¡Debido a que este era el Nido del Demonio Masacre Lunar!
Incluso los Cuatro Maestros Sagrados no podrían durar un día adentro.
“Xue’er, si realmente crees que Yun Che definitivamente regresará vivo, entonces tu real padre también creerá eso... Así que tu real padre también vendrá a visitar este lugar todos los días.”
Antes de irse, Feng Hengkong palmeó ligeramente el hombro de Feng Xue’er a medida que suspiraba silenciosamente y suprimía toda la emoción de su corazón.
Él estaba comenzando a sentir más y más que la Secta Fénix Divino enredándose con este Yun Che... ¡Fue la mayor calamidad que los golpeó en los últimos cinco mil años!
En comparación con Feng Xue’er, Xia Yuanba estaba mucho menos preocupado por la situación actual. Una vez que sus Venas Divinas del Emperador Tiránico despertaron, su temperamento, su estado mental y su voluntad se habían visto afectados por ellas. Era mucho más fresco y sereno de lo que era antes. Esto, junto con el hecho de que tenía absoluta confianza en Yun Che, significaba que a pesar de haber pasado tres días, todavía creía firmemente que Yun Che definitivamente tenía suficiente confianza para poder escapar, ya que estuvo dispuesto a quedarse atrás en el Nido del Demonio Masacre Lunar.
“¿Qué método podemos utilizar para hacer un agujero en esta barrera?” Xia Yuanba miró fijamente la barrera con las cejas fruncidas, su mente daba vueltas y vueltas a medida que buscaba en su mente una respuesta a esta pregunta.
En este momento, el delicado cuerpo de Feng Xue’er repentinamente se estremeció ferozmente conforme sus ojos de Fénix se abrieron y ella preguntó con una voz agitada. “Voluminoso Hermano Mayor, ¿acabas de oír un sonido justo ahora?”
“¿Un sonido? ¿Qué sonido?” Preguntó Xia Yuanba con voz aturdida, había estado sumido en sus pensamientos así que no había escuchado nada.
“¡Vino desde la barrera!” El cuerpo de Feng Xue’er descendió conforme gritaba en una voz extremadamente emotiva. “Hermano Mayor Yun, es que tú... Hermano Mayor Yun, definitivamente eres tú, ¿¡cierto!?”
Dentro del Nido del Demonio Masacre Lunar.
“A pesar que esta barrera es un poco más fuerte de lo que esperaba, al final, todavía es posible destruirla con la llama de hielo.”
A pesar que su primer intento había terminado en fracaso, no había ninguna señal de decepción en el rostro de Yun Che. Dio dos pasos hacia atrás y extendió ambos brazos una vez más. Su mano izquierda ardía en llamas mientras la energía helada se congelaba en su mano derecha... Sin embargo, esta vez no le importaba ninguna lesión que pudiera recibir, circuló su profunda energía al punto más fuerte. Las llamas a su izquierda comenzaron a arder incluso más intensamente mientras la energía helada empezaba a congregarse locamente a su derecha... Incluso después de haber reunido esas energías por más de diez respiraciones, todavía no se había detenido.
“¿Quieres conjurar una enorme llama de hielo?” Jazmín, que había notado la intención que tenía, habló en un tono serio. “¡Estás tomando un riesgo completamente innecesario ahora mismo! ¡No necesitaré más de uno o dos días para reconstituir mi cuerpo! ¿¡No puedes esperar este corto periodo de tiempo!? Para una vez más ir a tal extremo... ¡Tus heridas ni siquiera están completamente curadas aún, tus venas profundas siguen estando muy agotadas! ¡Así que para intentar crear de forma forzada una gigantesca llama de hielo en este momento, básicamente es estar jugando con tu vida!”
“¡No!” Yun Che sacudió la cabeza con una expresión de confianza en su rostro. “Si era antes, estaría realmente jugando con mi vida. Pero ahora mismo, estoy casi cien porciento seguro de que puedo hacerlo.”
“¿Cien porciento seguro? ¿De dónde viene esta confianza?” Jazmín preguntó con sospecha, “¡En el pasado, nunca habías intentado conjurar una llama de hielo tan grande! ¡Y mucho menos tratar de hacerla en tu estado actual!”
“Cuando me desperté justo ahora, descubrí que no sólo mi mente no estaba agotada, sino que estaba muy clara. Incluso siento que mi fuerza mental ha mejorado repentinamente a pasos agigantados. Cuando conjuré esa primera llama de hielo justo ahora, descubrí que no me había equivocado. A pesar de las graves lesiones que sufrí y la desventaja actual de mi profunda fuerza, ¿no te has dado cuenta de que el tiempo que me tomó crear esa llama de hielo fue incluso más rápido que de costumbre?”
“... También sentí que era extraño que tu cabeza no se sintiera un poco pesada después de despertarte.” Jazmín dijo a medida que se quedaba pensando por un momento. Después de eso, murmuró para sí misma con una voz suave. “Podría ser que después de que soportó ese extremadamente tortuoso poder roba almas... ¿Su alma en realidad se elevó a un nuevo nivel? O es que... ¿El Alma del Dios Dragón, el Alma del Fénix y el Alma del Cuervo Dorado estaban ahora incluso más estrechamente unidas a su alma?”
O podría ser que... ¿¡Ambas cosas habían ocurrido!?
“Siempre que trataba de crear una llama de hielo un poco más grande en el pasado, la duda se manifestaría inconscientemente en mi corazón conforme sonaban alarmas en mi cabeza. Esto me hizo sentir que no tenía ninguna posibilidad de tener éxito y que si trataba de forzar mi camino sólo tendría consecuencias desastrosas para mí. Pero esta vez, a pesar que estoy claramente todavía herido, no estoy sintiendo ningún sentido de peligro o alguna duda. Por el contrario, mi corazón está fresco y sereno.”
Yun Che inhaló una profunda respiración antes de retirar ambas de su mano conforme lentamente empezaba a fusionar las intensas y poderosas fuerzas del fuego y el hielo...
Quince minutos pasaron...
Media hora pasó…
Este proceso sólo había terminado una vez que habían transcurrido cuarenta y cinco minutos. ¡Yun Che abrió los ojos y una llama azul helada de un pie y medio de altura ardía silenciosamente en el centro de su palma!
“Pensar que...” Jazmín inhaló un pequeño aliento. “No sólo la Flor Udumbara del Inframundo no causó ningún daño permanente a tu alma, al final, en realidad dio un enorme impulso de poder. Realmente eres un fenómeno.”
El pecho de Yun Che subía y bajaba rápidamente. Su frente estaba cubierta de sudor frío, pero su expresión era de intensa emoción.
Una llama de sólo un metro y medio de altura era completamente insignificante y patética si se trataba de una profunda llama normal de la que hablábamos. Pero cuando se trataba de las llamas de hielo, esto era una noción terriblemente aterradora. A pesar que estaba ardiendo silenciosamente en el centro de las palmas de Yun Che, sólo Yun Che sabía que, a pesar que acababa de crear esta llama, ya estaba empezando a perder el control sobre ella.
“¡Esta vez, definitivamente seré capaz de hacer estallar esta barrera!” Yun Che murmuró para sí mismo a medida que cautelosamente empujaba sus manos hacia adelante.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios