ATG Capítulo 797

17:56

Traductor: Radak
Corrector: Radak


Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 797 – Conferencia de la Espada Diabólica (1)
Había quinientas personas del Santuario del Monarca Absoluto que estaban sentadas con él. Yun Che usó su percepción espiritual para barrer rápidamente las inmediaciones y a pesar que ya estaba preparado para el resultado, todavía sintió una sacudida de shock dispararse a través de su cuerpo. ¡Si no contaba a Xia Yuanba, dentro de estas quinientas personas, aún quedaban ciento sesenta y tres Monarcas entre ellas!
¡Las otras cuatrocientas personas eran Overlords que estaban en el séptimo nivel o por encima de ello!
¡¡Este era el Santuario del Monarca Absoluto que no sólo era la cabeza de los Cuatro Terrenos Sagrados, sino que también tenía un legado que duró por mil años!!
Requeriría por lo menos a seis o siete Familias Guardianas del Reino Demoníaco Ilusorio luchar contra un solo Santuario del Monarca Absoluto.
Después de que e Maestro Espiritual Gu Cang hubiera tomado su asiento, ¡la primera fila estaba llena de sólo doce personas!
Cada una de estas doce personas estaba vestida de manera similar, todas tenían cabello blanco y barbas blancas, todas sostenían un batidor de cola de caballo en una mano. Todos exudaban auras extremadamente robustas y poderosas, especialmente las tres personas que estaban sentadas en el centro de la primera fila. Cuando la percepción espiritual de Yun Che entró en contacto con las auras de estas tres personas, se sentía como si hubiera sido arrastrado a un océano ilimitado, una vasta extensión cuyos límites no podía ver.
Estas tres personas...
“Las doce personas que están sentadas al frente son los Doce Maestros Espirituales de nuestro Santuario del Monarca Absoluto.” Después de que Xia Yuanba notó la dirección de la mirada de Yun Che, se inclinó y le susurró al oído, “Las tres personas sentadas en el centro son los que he mencionado antes. Maestro Espiritual Ku Tong, Maestro Espiritual Jiu Tan y Maestro Espiritual Xue Jin. ¡Los otros tres Monarcas de nivel diez que existen dentro del Santuario del Monarca Absoluto, aparte de Lord Santo Emperador!”
Yun Che asintió ligeramente y dijo, “Los expertos que están en este nivel tienen una profunda energía que es tan feroz como un rayo y tan fuerte como las montañas. Pero parece que las potencias que pertenecen al Santuario del Monarca Absoluto son una raza diferente de las demás.”
“Eso es debido a que el núcleo de nuestro profundo arte del Santuario del Monarca Absoluto es algo llamado el ‘Corazón Sagrado’. Cuanto más poderosa sea tu profunda fuerza y más comprendas ese profundo arte, menos deseos y pasiones terrenales tendrás.” Xia Yuanba respondió antes de susurrar algo más, “En realidad dentro del Santuario del Monarca Absoluto, yo soy considerado un completo monstruo también.”
“¿Purgar tus deseos mundanos y despejar tu corazón?” En ese momento, Yun Che recordó que el Santuario del Monarca Absoluto también había estado entre las potencias que habían invadido el Reino Demoníaco Ilusorio. Después de lo cual él sonrió débilmente, “Tal vez la mayoría de sus deseos y pasiones mundanas pueden desvanecerse, pero su lujuria por la profunda fuerza no se amortiguó en lo más mínimo. De otra manera no habrían venido para participar en esta Conferencia de la Espada Diabólica.”
Cuando había observado a los Doce Maestros Espirituales del Santuario del Monarca Absoluto, unos cuantos centenares de hilos de profunda energía que provenían de los miembros del Santuario del Monarca Absoluto también habían barrido su cuerpo. Sin embargo, nadie se acercó para hablar con él y ninguno de los Doce Maestros Espirituales ni los dignatarios del Santuario del Monarca Absoluto que estaban sentados en frente giraron para mirarlo. Toda su atención se centró en la Conferencia de la Espada Diabólica que debía celebrarse abajo de ellos.
“Cuñado, hay algo que no entiendo.” Xia Yuanba susurró a Yun Che, “¿Por qué le pediste a Hermana Menor Xue’er que se separara de nosotros?”
Naturalmente, él no creía que Yun Che hubiera hecho todo esto por Fénix Divino y la dignidad de esta secta.
Yun Che inhaló profundamente antes de cerrar ligeramente sus ojos y envió a Xia Yuanba una transmisión de sonido. “Xiao Yun ha estado desaparecido durante los últimos tres días.”
“¡Qué!” Xia Yuanba estaba extremadamente sorprendido y casi se puso en pie de un salto, pero mantuvo su postura y rápidamente envió una transmisión de sonido, “¿Qué sucedió exactamente? ¿Quién lo hizo?”
“Dada la capacidad de Xiao Yun, su esposa y Número Uno Bajo el Cielo quien estaba cuidándolos, no hay muchas personas en el Continente Cielo Profundo que pudieran secuestrar a Xiao Yun sin hacer ruido y sin dejar rastro.”
Las cejas de Xia Yuanba se hundieron, “¡Los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados! ¿Podría ser la Región Poderosa Espada Celestial?”
Finalmente comenzó a entender por qué Yun Che había sido tan duro y frío hacia Xuanyuan Wendao.
“Con toda probabilidad.” Yun Che suspiró débilmente. “Cuando nos encontramos con Xuanyuan Wentian en el camino hacia el Nido del Demonio Masacre Lunar, la mirada que me dio y las palabras que dijo me hizo sentir que algo raro estaba pasando.”
“¡Ridículo!” Xia Yuanba cerró sus puños en ira, las venas verdes en su frente sobresalieron. “Al final, la Región Poderosa Espada Celestial sigue siendo uno de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados. Pensar que harían tal cosa, ¿eh? No, eso no está bien. ¿Por qué incluso secuestrarían a Xiao Yun en primer lugar? ¿Qué razón tendrían?”
“Es muy probable que mi estatus como hijo de la Familia Yun del Reino Demoníaco Ilusorio haya sido descubierto. Por lo tanto, también son conscientes de la situación de Xiao Yun. Aparte de eso, no hay otra razón que pueda pensar en este momento.” Yun Che dijo en voz baja.
Estas palabras hicieron que Xia Yuanba se diera cuenta de lo grave que era la situación actual. Definitivamente no era una situación normal en este momento. Agarró los hombros de Yun Che a medida que susurraba con voz ansiosa, “¡Puesto que es muy probable que tu identidad haya sido expuesta, no puedes quedarte aquí más tiempo! Debes saber que el Reino Demoníaco Ilusorio es un lugar que ha sido demonizado en el Continente Cielo Profundo. Además, todos los héroes del reino se han reunido aquí hoy. Si este asunto se expone públicamente, serás atacado por todos lados.”
“Lo sé, pero no puedo abandonar a Xiao Yun.”
Estas palabras hicieron que el corazón de Xia Yuanba se enfriara. Inmediatamente comprendió que mientras esta razón permaneciera, no habría nada que él pudiera decir que convenciera a Yun Che de irse.
“Yuanba, no encestas estar muy preocupado.” Yun Che dijo en una manera calmada, “La situación no puede ser tan mala como se ve. Aun tengo la Profunda Arca Primordial conmigo. Siempre que su existencia no sea también expuesta, seré capaz de usarla para hacer una retirada completa, sin importar que pase. Así que solo tranquilamente observemos la situación por ahora.”
“¡Sin embargo, si el peor escenario sucede, debes recordar mantener tu distancia de mí, Yuanba! No olvides que los otros tres Terrenos Sagrados están odiosamente celosos que el Santuario del Monarca Absoluto haya puesto sus manos sobre un discípulo que posee las Venas Divinas del Emperador Tiránico. Incluso dentro del Santuario del Monarca Absoluto, los hijos adoptivos del Santo Emperador y sus partidarios definitivamente te ven como una espina en su costado. Si mi identidad es realmente expuesta al mundo e intentas protegerme, ellos también podrán etiquetarte como un ‘demonio’. Así que en ese momento, definitivamente no debes...”
En ese momento, las cejas de Yun Che se fruncieron repentinamente y sus ojos se enfriaron instantáneamente. Esto fue debido a que sentía una helada intención asesina en su cuerpo.
“¡Yun Che, pequeño bribón! ¡¡Entrega tu vida!!”
El repentino estallido sacudió a todas las potencias presentes. Un anciano de túnica verde había volado desde los asientos que estaban a la derecha del Santuario del Monarca Absoluto y se dirigía hacia Yun Che como una gran águila.
Además, Yun Che nunca había visto a esta persona antes.
Este asunto había ocurrido muy abruptamente. Por otra parte, nadie había esperado que alguien se atreviera a causar problemas en la sede de la Conferencia de la Espada Diabólica. Dado que el Santuario del Monarca Absoluto estaba sentado justo al lado de los asientos de donde había salido el intruso, el anciano con túnica verde estaba prácticamente frente a Yun Che segundos después de que su furioso grito hubiera perforado el aire. Su profunda energía se convirtió en una espada a medida que se preparaba para dar un golpe fatal a Yun Che. Incluso si otras personas quisieran detenerlo, no tendrían la oportunidad de hacerlo.
Antes de que Yun Che se hubiera movido, Xia Yuanba había explotado en una ráfaga de violencia. Dejó escapar un grito furioso a medida que su puño explotó hacia fuera.
¡¡Boom!!
Un anillo de energía pulsó hacia fuera desde el punto de impacto conforme rasgó las nubes de arriba. Los poderes de dos Monarcas se estrellaron unos contra otros, pero el estancamiento no duraría mucho tiempo. El rostro de Xia Yuanba estaba oscuro y nublado, a medida que alarma había aparecido en el rostro del anciano de túnica verde. Era como si apenas pudiera creer que su poder hubiera sido bloqueado tan fácilmente por un joven como Xia Yuanba.
“¡¡Piérdete!!”
Xia Yuanba lanzó otro furioso grito conforme sus ya gruesos y musculosos brazos se hacían incluso más gruesos. El poder que explotó fuera de su puño instantáneamente se transformó de una tormenta de viento en un huracán.
¡¡Boom!!
El haz de espada que el anciano de túnica verde había creado a partir de una profunda energía se rompió instantáneamente. Era como si todo su cuerpo hubiera sido aplastado por un gigantesco martillo a medida que fue lanzado hacia atrás decenas de metros antes de que pudiera detener su cuerpo. El rostro del anciano de túnica verde se había vuelto blanco como una hoja de papel después de haber recibido ese golpe.
Además, Xia Yuanba sólo había retrocedido un poco. Él avanzó a medida que las energías explosivas que se arremolinaban alrededor de su cuerpo hicieron que un sinnúmero de profundos practicantes contuvieran su respiración por el asombro. Había también muchos de ellos que se habían puesto pálidos con shock, reflejando la reacción del anciano con túnica verde.
A pesar de que Yun Che no reconoció a este anciano de túnica verde, su nombre era conocido a lo largo de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados.
¡Este era un dignatario de la Región Poderosa Espada Celestial! ¡Además, estaba clasificado entre los diez dignatarios de la Región Poderosa Espada Celestial!
¡Su cultivación de profunda fuerza estaba en el séptimo nivel del Profundo Reino Soberano!
¡Sin embargo, había sido enviado a volar por un solo golpe de Xia Yuanba, cediéndole la ventaja!
Innumerables miradas profundamente conmocionadas aterrizaron en el cuerpo de Xia Yuanba, a medida que más de unas pocas personas inhalaron una bocanada de aire frío. Sólo los más fuertes dentro del Continente Cielo Profundo tuvieron el privilegio de entrar en la Arena del Dios del Mar. Así que todos, naturalmente, habían oído la noticia de que un discípulo que poseía las Venas Divinas del Emperador Tiránico había aparecido en el Santuario del Monarca Absoluto. Además, ese discípulo se había convertido en un Monarca cuando apenas tenía veinte años de edad.
Sin embargo, todo esto fueron sólo rumores, y muchas personas estaban presenciando la realidad de Xia Yuanba por primera vez.
¿¡Qué querían decir con que acababa de convertirse en un Monarca!? ¡Él fue capaz de forzar a un Monarca de nivel siete a retroceder con un golpe de su puño, por lo que su fuerza estaba claramente en las últimas etapas del Profundo Reino Soberano!
¡Incluso dentro de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados, ese era el dominio de la fuerza absoluta!
¡Ya era tan aterrador a la joven edad de veinte años, así que nadie era capaz de imaginarse qué clase de monstruo sería cien años más tarde! ¡Entre los discípulos de edad similar en los otros tres Terrenos Sagrados, no serían capaces de encontrar una sola persona que estuviera en condiciones de incluso llevar sus zapatos, mucho menos ser comparado con él!
Todos los doce Maestros Espirituales del Santuario del Monarca Absoluto giraron sus cabezas y silenciosamente asintieron. Sus expresiones estaban desprovistas de sorpresa y sólo se veían sonrisas débiles en sus rostros y una vívida apreciación y admiración. Todos estaban complacidos de que la profunda fuerza de Xia Yuanba se hubiera mejorado a pasos agigantados una vez más dentro de este corto período de tiempo.
Maestro Espiritual Gu Cang se levantó lentamente y habló de una manera tranquila y sin prisa, “Xuanyuan Jue, como dignatario de la Región Poderosa Espada Celestial, ¿qué razón te provocaría levantar repentinamente tu mano contra un joven?”
El nombre Xuanyuan Jue hizo que las cejas de Yun Che se contrajeran, ¡era él después de todo!
¡El Noveno Dignatario de la Región Poderosa Espada Celestial, Xuanyuan Jue! ¡El padre de Xuanyuan Yufeng, el abuelo de Ling Jie y Ling Yun!
“¡Hmph!” Después de ser golpeado de nuevo por el puño de Xia Yuanba, el shock en el corazón de Xuanyuan Jue había superado hace mucho tiempo su ira pero si se retiraba así, definitivamente perdería toda su dignidad. Él miró a Yun Che antes de rugir en ira. “Este pequeño bribón Yun Che no sólo dañó a dos dignatarios de nuestra Región Poderosa Espada Celestial, sino que incluso hizo un movimiento para matar a mi querida hija anteriormente. Si hoy no lo despedazo, ¿cómo puedo seguir llamándome un padre?”
Yun Che todavía permanecía sentado a medida que una fría sonrisa se extendía por su rostro, “¡El corazón de Xuanyuan Yufeng era venenoso y perverso mientras sus métodos eran siniestros y despreciables! ¡Si no fuera por el hecho de que ella era la madre de Ling Jie, matarla incluso diez veces no me permitiría desahogar completamente mi odio hacia ella! Al final, le perdoné la vida, pero si no me estás agradecido, está bien. ¡Pero pensar que en realidad tenías la cara para ladrar salvajemente delante de mí ahora mismo!”
“¡Estás cortejando la muerte, joven bribón!” Las palabras de Yun Che habían añadido indudablemente combustible al fuego, haciendo que Xuanyuan Jue se enfureciera aún más.
“Preferiría que los dos caballeros de aquí cedieran a su ira.”
Una voz tranquila y lánguida resonó desde donde estaba sentado el Supremo Palacio del Océano. Zi Ji se levantó lentamente para mirarlo, una suave sonrisa en su rostro, “Los agravios que ustedes dos tienen entre sí no son algo en lo que un forastero debería involucrarse. Todos los héroes del reino se han reunido aquí hoy solo por una cosa. Y esa es la Conferencia de la Espada Diabólica. Así que este asunto no necesita retrasarse. Además, a pesar que no fuera por el bien de la Conferencia de la Espada Diabólica, como todos ustedes son invitados de honor del Supremo Palacio del Océano, naturalmente no estamos dispuestos a ver a uno de nuestros invitados de honor enfrentarse a ninguna angustia. Así que tendré que pedirles que le muestren a este anciano respeto. A pesar que tienen un gran agravio entre ustedes, les pediría que lo resolvieran después de que ambos salieran del Supremo Palacio del Océano.”
Después de ser mandado a volar por el puño de Xia Yuanba, la dignidad de Xuanyuan Jue ya había bajado por el desagüe. Era difícil salir de la espalda de un tigre, pero las palabras de Zi Ji, indudablemente, le habían dado un pretexto para retroceder con gracia. Xuanyuan Jue sacudió fuera la manga de su túnica a medida que lanzaba un furioso bufido, “¡Bien! Por el bien de Zi Ji, dejaré que este joven bribón viva por unos días más. ¡Yun Che, tú, joven bribón! He oído que tu maestro es el Anciano Duotian que debería haberse vuelto polvo hace muchos años y que tiene la capacidad de recorrer los cielos y dividir la tierra... Jajajaja. ¡Incluso si fuera el Rey Celestial en persona, no estaría asustado de él, y mucho menos un algún Anciano Duotian! ¡Pero quiero ver cómo él te mantendrá a salvo de mí cuando llegue el momento!”
Yun Che, “...”
“¡Ridículo!” Xia Yuanba dijo con una voz despectiva, “¡Si quieres tocar un cabello de la cabeza de mi cuñado, tendrás que pasar primero a través de mí! Es una lástima que ni siquiera puedes derrotar a un joven como yo. ¡Pensar que tu sentido de vergüenza sería tan carente que incluso te atreverías a desafiar al maestro de mi cuñado! ¿No tienes miedo de que te conviertas en la risa de todo el profundo mundo?”

“¡Tú!” Xuanyuan Jue miró fijamente a Xia Yuanba conforme casi escupió una bocanada de sangre. “Yuanba, no seas irrespetuoso.” Maestro Espiritual Gu Cang lo reprendió con una voz plácida.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios