ATG Capítulo 801

12:08

Traductor: Radak
Corrector: Radak


Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 801 - ¿¡Xiao Yun!?
Más de quinientos Monarcas y seis mil Overlords vertieron su poder completo al mismo tiempo. Esta escena era algo que nunca se había visto antes en el Continente Cielo Profundo. La profunda luz que explotó hacia fuera fue más que suficiente para cubrir los cincuenta kilómetros circundantes en blanco puro.
Cuando este poder que agitaba los cielos se vertió en ello, la Formación Universo Sin Límites parecía ser como una bestia feroz que acababa de despertar de su hibernación. Repentinamente, soltó una profunda luz que cubrió los cielos a medida que empezaba a rotar locamente.
“¡Qué poderosa profunda formación!”
Los ojos de Yun Che se habían visto obligados a cerrarse por la luz deslumbrante. Los poderes combinados de más de quinientos Monarcas y seis mil Overlords eran suficientes para volver desolados cientos de kilómetros de tierra. Originalmente se había preguntado si los Overlords y los Monarcas de bajo nivel se encontrarían con dificultades debido a esto, pero para su sorpresa, esta enorme cantidad de poder estaba siendo absorbida casi perfectamente por la Formación Universo Sin Límites. Incluso Yun Che, que estaba muy cerca de la acción, no sentía un impacto muy grande. La Arena del Dios del Mar debajo de ellos también continuó agitándose, no parecía que estuviera siendo destrozada ni fracturada.
“Los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados tuvieron que combinar su fuerza y prepararse durante seis meses antes de que esta profunda formación estuviera lista. Así, naturalmente no es algo ordinario. De lo contrario, el Soberano de los Mares no se sentiría a gusto al sostener la Conferencia de la Espada Diabólica en este lugar.” Xia Yuanba explicó en una voz solemne.
Sin embargo, estaba claro que no importaba lo poderosa que fuera esta Formación Universo Sin Límites, todavía había límites a la cantidad de poder que podía soportar. Todos  los participantes continuaron vertiendo su poder durante tres cortas respiraciones antes de que la luz de la Formación Universo Sin Límites finalmente alcanzara su apogeo y la Arena del Dios del Mar comenzara a retumbar de manera ominosa. En este momento, Xuanyuan Wentian dio un fuerte rugido. “¡Retírense! ¡Todo el mundo, retroceda!”
La profunda fuerza de Xuanyuan Wentian era extremadamente robusta y fuerte por lo que su voz sonó en el oído de todo el mundo como un trueno. Toda la energía fue retirada casi al mismo tiempo a medida que todos los participantes se dispersaron en todas las direcciones a la velocidad más rápida posible.
La Formación Universo Sin Límites rotaba a una velocidad extrema conforme la luz que liberaba atravesaba los cielos.
Al final, la energía dentro de la formación comenzó a concentrarse en la Espada Divina Pecado Celestial en el centro a medida que la profunda formación continuaba rotado a una rápida velocidad.
BOOOOOM--------
¡¡¡¡¡CLAAANG!!!!!
Un sonido enorme que podía volcar los cielos y la tierra sonó a medida que una luz blanca atravesó los cielos. Desde lejos parecía como si una gigantesca espada de luz hubiera atravesado el vacío sin límites arriba. En medio de todo esto, todos los presentes pudieron oír ruidos afilados que amenazaban con romper sus tímpanos.
La Formación Universo Sin Límites en la que los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados habían gastado mucha sangre, sudor y lágrimas se derrumbó en este instante. La Arena del Dios del Mar también estaba temblando tan locamente que había comenzado a fracturarse. A pesar de que no se derrumbó, sólo los últimos segundos de agitación intensa había causado que miles de grietas aparecieran en todos lados.
Incluso la Espada Divina Pecado Celestial, que había estado en el centro de la Arena del Dios del Mar, también había desaparecido.
Los Cuatro Maestros Sagrados se habían retirado a sus respectivas esquinas de la Arena del Dios del Mar. No prestaron atención a la dispersión de la profunda formación o al desmoronamiento de la Arena del Dios del Mar. Simplemente levantaron sus cabezas y miraron fijamente el cielo, con una expresión seria y fría.
Todos los que estaban presentes siguieron las miradas de los Cuatro Maestros Sagrados conforme miraban hacia los cielos también.
¡La Espada Divina Pecado Celestial en realidad se había disparado miles de metros en el aire por ese haz de profunda luz que había contenido todas sus energías! Después de la disipación de esa profunda luz en el cielo, la Espada Divina Pecado Celestial estaba finalmente cayendo a la tierra desde esa loca altura.
Todo el Supremo Palacio del Océano estaba en silencio. Todo el mundo tenía expresiones tensas y nerviosas en sus rostros conforme aguardaban el resultado final de sus esfuerzos.
A pesar de que el cielo permanecía oscuro, ya no era negro. En medio de la atmósfera sombría y apagada, sólo se oía a lo lejos un sonido agudo y estridente.
Fen Juechen, que se había quedado inmóvil como una estatua, finalmente cobró vida. Miró fijamente la Espada Divina Pecado Celestial, que se desplomaba desde arriba a medida que apretaba fuertemente sus puños y sus ojos que habían sido manchados con energía negra comenzaron a emitir una luz loca.
Yun Che notó inmediatamente sus movimientos y rápidamente le envió una transmisión de sonido. “Fen Juechen, ¿quieres morir?”
Las palabras de Yun Che hicieron que el cuerpo tenso de Fen Juechen se endureciera. Giró su rostro hacia Yun Che y le preguntó con una voz enojada: “¿Por qué te importa?”
“Tuviste que soportar tal tortura y dolor para obtener el poder que tienes ahora.... ¿Fue todo para que simplemente murieras una muerte sin sentido aquí?” Yun Che preguntó en un tono serio. “Ni siquiera discutamos el hecho de que hay tanta gente presente. ¡Incluso con solo un Xuanyuan Wentian, puedes olvidarte incluso de pensar en robar esa Espada Divina Pecado Celestial! ¡Esta acción sólo te expondrá por completo!”
“¡Cállate! ¡No tienes derecho a meterte en mis asuntos!” El pecho de Fen Juechen se elevó y cayó pesadamente a medida que zarcillos de energía negra comenzaron a salir del centro de sus puños cerrados. Sin embargo, y tal vez fue debido a que la advertencia de Yun Che le había llegado, comenzó a sentarse lentamente conforme apretaba sus dientes que casi se rompieron. Sólo su cuerpo seguía temblando continuamente conforme utilizaba su enorme fuerza de voluntad para contenerse.
¡¡Thunk!!
La Espada Divina Pecado Celestial silbó bruscamente a través del aire porque se desplomaba hacia abajo. Ello finalmente cayó al suelo, hundiendo la cuchilla primero en la Arena del Dios del Mar. Su posición era todavía la misma, en el centro de la Arena del Dios del Mar; No se había movido una fracción.
Por lo que parecía, no le habían causado nada a la espada. Todavía exudaba un aura pesada y sin vida y ninguna energía brotaba de ello.
Los héroes del Continente Cielo Profundo que se habían dispersado alrededor de la Arena del Dioses del Mar se miraron en consternación. Sin embargo, fue en este momento que los Cuatro Maestros Sagrados avanzaron al mismo tiempo, rodeando por completo a la Espada Divina Pecado Celestial.
En el cielo arriba, la cicatriz negra que había oscurecido toda la luz comenzó a retirarse lentamente cuando se les reveló un rincón del sol abrasador. El cielo comenzó a resplandecer cada vez más brillante, iluminando la tierra una vez más, disipando la pesada oscuridad,
“Parece que hemos tenido éxito.” Dijo Huangji Wuyu en una voz tranquila porque miraba la silenciosa e inmóvil Espada Divina Pecado Celestial.
“De hecho, el sello se ha roto.” El Soberano de los Mares Qu Fengyi dijo a medida que asentía.
Aunque sus voces eran suaves, todos los presentes pudieron oír claramente sus palabras. Pero no entendieron una cosa. Esta Conferencia de la Espada Diabólica, que sacudió todo el profundo mundo del Continente Cielo Profundo, tenía sólo un objetivo y ese era romper el sello de la Espada Divina Pecado Celestial. Pero ahora que se había roto el sello, no había alegría en los rostros de los Cuatro Maestros Sagrados, ni sus palabras contenían alegría.
“Parece que este evento ha sido en vano.” Xia Yuanba le susurró a Yun Che, llevaba una expresión alegre a medida que disfrutaba del mal ajeno. Si el Santo Emperador y el Soberano de los Mares hubieran dicho que el sello había sido roto, entonces el sello había sido definitivamente roto. Pero la Espada Divina Pecado Celestial permanecía inmóvil y sin vida, no parecía diferente de lo que era antes... Esto también significaba que era básicamente una espada muerta y no contenía los ‘Secretos del Camino Divino de lo Profundo’ como ellos habían hipotetizado.
“Hermano Huangji, ¿Por qué no inspeccionas la espada primero?” Dijo Xuanyuan Wentian  conforme levantaba su mano.
Huangji Wuyu respondió, “La Formación Universo Sin Límites no fue establecida solo por mi Santuario del Monarca Absoluto. Para asegurar la justicia absoluta y la imparcialidad, sugiero que en cambio los cuatro de nosotros llevemos a cabo esta tarea juntos.”
“¡Una excelente sugerencia!” Dijeron Ye Meixie y Qu Fengyi al unísono a medida que asentían.
Los Cuatro Maestros Sagrados avanzaron como uno. Extendieron sus manos y tocaron una parte diferente de la Espada Divina Pecado Celestial. Cuatro hilos de profunda energía que provenían de los individuos más fuertes en el Continente Cielo Profundo sufrieron dentro de la espada conforme exploraban cada rincón de ello.
Después de una fracción de segundo, los cuatro retiraron sus manos y suspiraron al unísono.
“Parece que todo ha sido por nada.” Dijo Huangji Wuyu a medida que doblaba sus manos detrás de su espalda, sin emociones mostrándose en su rostro.
“No importa. Había sospechado originalmente que este sería el caso. Sólo que me parece una lástima.” Qu Fengyi dijo indiferente.
“Pensar que un sello tan inusualmente fuerte sólo sellaba una espada muerta. Lo único que lamento es que desperdiciamos tanto esfuerzo y recursos para prepararnos para esto.” Ye Meixie no estaba tan tranquilo e indiferente como Huangji Wuyu y Qu Fengyi, conforme una furia hosca apareció brevemente en su rostro.
Él giró hacia Xuanyuan Wentian. “Maestro de Espada Xuanyuan, nos había hecho un voto solemne ese día, garantizando que la espada diabólica estaba escondiendo un gran secreto. Usted dijo que aunque no fuera el secreto detrás del Camino Divino de lo Profundo, aun obtendríamos una rica cosecha. ¡Pero hoy, la única cosa que tenemos que mostrar por nuestros esfuerzos es una chatarra inútil de metal! ¡¿No cree que debe darnos una explicación de esto a nosotros y a los profundos practicantes que se hicieron camino desde las lejanas Siete Naciones?!”
Después de que Ye Meixie hubiera dicho esas palabras, tanto Huangji Wuyu como Qu Fengyi miraron hacia Xuanyuan Wentian al mismo tiempo. A pesar de que sus expresiones y ojos permanecieron calmados y tranquilos, no intentaron aliviar la tensión causada por las  palabras de Ye Meixie. Era evidente que sus corazones también estaban llenos de furia... Si Xuanyuan Wentian no hubiera jurado solemnemente y hubiera hecho tal garantía, no estarían dispuestos a desperdiciar una cantidad tan grande de tiempo, esfuerzo y recursos para prepararse para esta Conferencia de la Espada Diabólica.
A pesar de que habían pagado un precio enorme, todavía podrían aceptarlo si no descubrieran los Secretos del Camino Divino de lo Profundo después de que el sello se hubiera roto. Pero si todo este esfuerzo no equivalía a absolutamente nada y lo único que sacaron del sello era una espada muerta, era como si hubieran apostado todo su esfuerzo en un tiro perdido en la oscuridad... Incluso si fueran los maestros de un Terreno Sagrado. Todavía serían incapaces de aceptarlo simplemente en eso.
No habían contenido sus voces en absoluto, así que todos los presentes habían oído cada palabra. También ahora sabían que esta reunión que había sacudido el Continente Cielo Profundo, movilizando a todos los expertos de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados y reunido a todos los profundos practicantes más poderosos del continente, al final, no significaba absolutamente nada...
¡En otras palabras, era simplemente una broma enorme en este punto!
Xuanyuan Wentian levantó su cabeza hacia el cielo y cerró sus ojos a medida que soltaba un largo suspiro, “Este resultado fue el que menos esperaba y me deja lleno de una vergüenza inmensurable. Los tres de ustedes también habían presenciado personalmente la extraña transformación que se había producido en el Rey Noche Eterna Ye Mufeng. Así que después de obtener la Espada Divina Pecado Celestial, estaba absolutamente seguro de que estaba ocultando un secreto increíble. Pero parece que, fui demasiado ingenuo.”
“Tal vez el cambio que había ocurrido en Ye Mufeng no había sido forjado por la Espada Divina Pecado Celestial. O tal vez el secreto contenido en la Espada Divina Pecado Celestial ya había sido destruido por el sello de hace mil años... Después de todo, ustedes tres han sido testigos de lo temible que es este sello.”
Xuanyuan Wentian suspiró una vez más antes de abrir los ojos y continuó con la expresión más seria y sincera en su rostro. “Ah, no importa la razón, lo que pasó hoy resultó de mi propio error de juicio, así que sin duda tendré que rendir cuentas a ustedes tres… ¿Qué tal esto? Dentro de treinta días, yo, Xuanyuan Wentian, visitaré personalmente las puertas del Santuario del Monarca Absoluto, el Supremo Palacio del Océano y el Salón Divino Luna Sol para entregar cinco kilogramos de Cristales Divinos de Vena Púrpura como recompensa por los eventos de hoy.”
 Sssss…
Las palabras ‘cinco kilogramos de Cristales Divinos de Vena Púrpura’ hicieron que todos los poderes de las Siete Naciones se quedaran mirando con la boca abierta. Ellos silenciosamente inhalaron respiraciones frías y hasta los miembros de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados fueron sorprendidos silenciosamente por este grandioso gesto.
“Lord Maestro de Espada, esto...” Varios dignatarios de la Región Poderosa Espada Celestial se pusieron pálidos a medida que querían dar un paso adelante para proporcionar su consejo. Si le dieran a cada Terreno Sagrado cinco kilogramos de Cristales Divinos de Vena Púrpura, sumarían hasta quince kilogramos en total.... Incluso si esta era una recompensa, todavía era un precio demasiado pesado.
Xuanyuan Wendao rápidamente voló hacia adelante para contenerlos conforme sacudía su cabeza y dijo en voz baja, “Todo el mundo desperdició una cantidad tan grande de recursos, pero terminó siendo para nada. Padre está muy decepcionado y también debe sentirse extremadamente culpable por lo que pasó hoy. Así que actuemos de acuerdo con los deseos de padre, si quieren decir algo, háganlo cuando hayamos regresado a la Región Poderosa Espada Celestial.”
“Dado que el Maestro de Espada Xuanyuan ha mostrado tanta sinceridad, entonces dejaremos que el pasado sea pasado. Tratémoslo como un gran evento que reunió a los poderes del profundo mundo del Continente Cielo Profundo. Esto en sí mismo es un acontecimiento extremadamente raro.” Ye Meixie soltó una sonrisa plácida, como si estuviera extremadamente satisfecho con este resultado.
El resultado de esta Conferencia de la Espada Diabólica fue la espada diabólica inmóvil y sin vida, esto se había demostrado por su aparición y las palabras de los Cuatro Maestros Sagrados. Todos se miraron con consternación. Algunos estaban susurrando entre sí, algunos parecían decepcionados y el resto parecía indiferente al resultado... Sólo la expresión de Yun Che se volvió cada vez más oscura y pesada.
¡Algo andaba mal!
La decepción mostrada por Huangji Wuyu, Qu Fengyi y Ye Meixie fue genuina.
¡Pero la decepción de Xuanyuan Wentian fue claramente una fachada!
Debido a que en ese instante... ¡¡Sus ojos brillaron claramente con satisfacción!!
¿Qué estaba pasando? ¿Qué estaba planeando? ¿Cuál fue el verdadero motivo de organizar esta Conferencia de la Espada Diabólica?
Una mirada triunfal había brillado claramente a través de sus ojos en ese instante... Pero, ¿dónde estaba exactamente ese triunfo?
Yun Che frunció el ceño a medida que apretaba los dientes... Si Jazmín estuviera aquí, definitivamente podría darle una respuesta, pero sólo tenía que ser...
Xuanyuan Wentian giró y habló con todos los profundos practicantes alrededor, “Mis amigos de los Terrenos Sagrados y de las Siete Naciones. Esta Conferencia de la Espada Diabólica fue originalmente por el bien de obtener el secreto de la espada diabólica, él cuál iba a ser compartido con todos ustedes con el fin de bendecir al profundo mundo de nuestro Continente Cielo Profundo. ¿Quién hubiera pensado que no conseguiríamos absolutamente nada después de que se hubiera roto el sello de la espada diabólica? Yo, Xuanyuan Wentian, verdaderamente les he fallado a todos ustedes que se han reunido aquí desde lejos.”
Era natural que nadie se atreviera a hablar cuando el Maestro de Espada Xuanyuan hablaba. Todos los que estaban presentes, especialmente los profundos practicantes de las Siete Naciones del Profundo Cielo, estaban extremadamente aturdidos... El exaltado e inigualable Maestro de Espada de la Región Poderosa Espada Celestial era en realidad una persona humilde y sin pretensiones, que no tenía aires sobre él. ¡Pensar que en realidad se disculparía con ellos con una expresión llena de culpa y vergüenza!
“...” Yun Che succionó suavemente en un soplo de aire, su corazón incómodo.
“Sin embargo.” El tono de Xuanyuan Wentian cambió repentinamente a medida que una enigmática sonrisa apareció en su rostro, “Yo, Xuanyuan Wentian, soy al final el maestro de un Terreno Sagrado, así que ¿cómo puedo dejar a todos irse con las manos vacías? Ya que la Conferencia de la Espada Diabólica no llegó a nada al final, entonces déjenme hacer un espectáculo muy maravilloso para el resto de ustedes, para que pueda apaciguar la ira en su corazón de alguna manera o forma.”
“¿Un espectáculo?” Huangji Wuyu, Qu Fengyi y Ye Meixie dispararon a Xuanyuan Wentian una mirada extraña. Todos los profundos practicantes que lo rodeaban también lo miraron con curiosidad.
Xuanyuan Wentian levantó lentamente las manos y dio un fuerte aplauso. El sonido apagado de sus palmas y el sonido de su voz resonaron en la distancia, “Que los hombres lo traigan aquí.”
Mientras la voz de Xuanyuan Wentian resonaba, una profunda aura se precipitó desde abajo a una velocidad extremadamente rápida. Estaba claro que esta persona había estado esperando abajo en un cierto lugar durante todo este tiempo.
Esta profunda aura era anormalmente fuerte y robusta y viajaba tan rápido como un rayo. Asombro floreció entre los rostros de todos los expertos de los Terrenos Sagrados. ¡Debido a que esta profunda energía era clara y sorprendentemente... ¡La de una persona que había alcanzado el noveno nivel del Profundo Reino Soberano!
Dentro de la Región Poderosa Espada Celestial, además del Maestro de Espada Xuanyuan, había otras tres personas que habían alcanzado el décimo nivel del Profundo Reino Soberano, y eran el Asistente de Espada Heartless, Asistente de Espada Merciless y Asistente de Espada Emotionless. También había dos personas que estaban en el noveno nivel del Profundo Reino Soberano. Eran el Gran Dignatario Xuanyuan Guxing y el Segundo Dignatario Xuanyuan Guyun.
Durante la Conferencia de la Espada Diabólica, la mayoría de los expertos de la Región Poderosa Espada Celestial habían participado, los Tres Asistentes de Espada y su segundo dignatarios estaban todos presentes. Pero el Gran Dignatario Xuanyuan Guxing no había hecho una aparición.
¡Así que era obvio quién era esa persona!
¡Whoosh!
Una luz destelló a medida que tres figuras humanas aparecieron de repente al lado de Xuanyuan Wentian. La persona al frente estaba vestida en una túnica verde, su rostro era antiguo y sus ojos brillaban como las estrellas en el cielo. Este era el Gran Dignatario de la Región Poderosa Espada Celestial, Xuanyuan Guxing. En el momento en que apareció, bajó la cabeza hacia Xuanyuan Wentian. “Lord Maestro de Espada.”
Xuanyuan Guxing estaba sosteniendo a dos personas, una en cada una de sus manos. A su izquierda, sostenía a una figura extremadamente pequeña y retorcida que sólo medía un metro de altura. El cuerpo de esa persona estaba completamente cubierto por una túnica negra arrugada y todo su rostro estaba oculto. Sólo la mitad de una mano se asomaba entre esas túnicas negras arrugadas, estaba tan delgada y marchita como una rama negra e irradiaba un aura que hacía que todos se sintieran incómodos.
“¡Inmortal de la Toxina!” Los profundos practicantes de la Nación Demonio Negro no pudieron evitar de gritar, sus voces expresaban su conmoción y miedo.
Pero una vez que pudieron ver quién estaba sosteniendo Xuanyuan Guxing en su mano derecha, tanto Yun Che como Xia Yuanba se pusieron de pie...
“¡¡Xiao Yun!!”
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios