ATG Capítulo 845

12:08

Traductor: Trafalgar
Corrector: Radak


Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 845 - Llamas Caóticas Meciéndose 
Xiao Yun y todas las damas de Nube Congelada Asgard rápidamente se retiraron bajo la protección de las llamas del Fénix de Feng Xue’er junto con el resto de sus compañeros. En medio de un agudo grito que amenazaba con desgarrar el cielo, una Pequeña Emperatriz Demonio extremadamente enfurecida continuamente disparaba cientos de haces de violentas llamas del Cuervo Dorado, forzando a Xuanyuan Wentian a retirarse decenas de kilómetros. Una gran franja de este paisaje nevado el cual había resistido por diez mil años era despiadadamente incinerado a medida que el cielo azul era quemado a dorado.
“Jajajajajaj….” Xuanyuan Wentian dejó salir una salvaje e insolente risa conforme estaba de pie en medio del mar de llamas del Cuervo Dorado. La energía negra se acurrucaba alrededor de su cuerpo y las llamas del Cuervo Dorado, las cuales lo rodeaban quemaban todo a la nada, ellas eran incapaces de penetrar la niebla negra alrededor de él, “¡¿Ves esto?! ¡Esta es la fuerza que este Soberano ahora posee! Estas son las legendarias llamas divinas del Cuervo Dorado y Huangji Wuyu y las otras dos basuras fueron quemados y amenazados hasta que fueron reducidos a un grupo de perros derrotados, ¡pero ni siquiera pueden arañar a este Soberano!”
“¡¡Esto es de hecho una fuerza que pertenece a los dioses diablo!!”
“¡Xuanyuan Wentian!” Las pupilas doradas de los ojos de la Pequeña Emperatriz Demonio brillaron con un odio que cortaba hasta los huesos, “Mi Familia Real Demoníaca Ilusoria no tuvo agravios u odio contra ti pero por el bien de tus propios deseos egoístas, causaste la muerte del real padre de esta emperatriz y causaste la muerte del real hermano de esta emperatriz… ¡¡Causando que el Reino Demoníaco Ilusorio sea golpeado por una calamidad que casi lo derrumba!!”
“Ya he lisiado completamente a ese villano Duque Ming y ahora mismo, él esta sufriendo el dolor más exquisito cada día, dónde no puede esperar vivir o morir. Pero todavía no es suficiente para limpiar el odio en el corazón de esta emperatriz. Pero tú… ¡¡Incluso si esta emperatriz desciende al Reino de la Muerte hoy, arrastraré tu cadáver abajo conmigo!!”
“Jajajaja, ¿de qué es digno ese Duque Ming? ¿Crees que él es digno de ser comparado a este Soberano?” Xuanyuan Wentian dijo conforme una risa salvaje y arrogante se arrancaba de su garganta, “Incluso si el Fénix Divino de la Secta Fénix Divino todavía estuviera con vida hoy, la única cosa que sería capaz de hacer es bajar su cabeza en sumisión ante este Soberano. Quieres matar este Soberano… ¡¡Eso es simplemente el habla tonta de un tonto soñador!!”
La energía negra alrededor de Xuanyuan Wentian surgió conforme se abultaba en un diablo oscuro de sombras que era tan gigantesco que casi cubría el cielo. En un instante, todo el cielo se volvió oscuro y parecía como que toda la luz en la tierra había sido tragada a medida que las nubes oscuras que parecían venir del reino de los diablos se desplazaban en el cielo. Si uno echaba un vistazo al escenario actual, parecería como algo salido de un apocalipsis.
“Este Soberano ya posee el poder más poderoso del dios diablo en este mundo, incluso si son las llamas divinas del Cuervo Dorado, ¡son solo adecuados para temblar ante este Soberano! Jajajaja…”
El sonido de la risa de Xuanyuan Wentian sacudió los cielos. Conforme él estaba riendo a carcajadas salvajemente, todas las nubes oscuras y niebla negra se extendieron hacia arriba, como si un huracán las estuviera jalando. Ellas explotaron hacia la Pequeña Emperatriz Demonio a medida que el rayo y el trueno se enturbiaban dentro. Desde una distancia, parecía como si un brillante sol negro había descendido a la tierra conforme intentaba devorar a la Pequeña Emperatriz Demonio quien se veía tan pequeña como una hormiga.
La expresión de la Pequeña Emperatriz Demonio se había vuelto aterradoramente seria y solemne. La feroz imagen del Cuervo Dorado apareció detrás de su espalda antes de elevarse a los cielos, un gran mar de fuego dorado se había encendido en el aire, causando que el cielo oscurecido brille otra vez con una deslumbrante luz dorada.
La feroz imagen del Cuervo Dorado dio un largo grito a medida que de repente volaba aún más rápido. Como un cuchillo de color dorado, perforó dentro de la niebla negra, desgarrando violentamente las nubes oscuras agitándose. Las violentas llamas del Cuervo Dorado que se arrastraban en su estela también se precipitaron en medio de las nubes negras, incinerándolas desenfrenadamente desde dentro.
Boom, boom, boom, boom…
La energía oscura y siniestra traída por las nubes negras fue devorada por esas llamas mientras las llamas eran también teñidas de negro. El color del cielo y la tierra había cambiado completamente y toda la Región de Nieve de Hielo Extremo estaba temblando. El espacio estaba siendo taladrado a través por las llamas como si estuviera compuesto de cristales de hielo débil, volviéndose acribillado con agujeros.
“¿Oh? ¿Tú en realidad eras capaz de bloquear el poder del dios diabólico de este Soberano?” El asombro brevemente destelló a través de los ojos de Xuanyuan Wentian pero él inmediatamente comenzó a reír salvajemente de nuevo, “Jajajajaj…. No está mal, en efecto has logrado apenas forzar tu camino en los caminos de lo divino. Pero, ¿¡¡Cómo puede una mera mortal como tú incluso compararse a este Soberado que ya se ha convertido en un dios diabólico!!?”
Xuanyuan Wentian movió sus manos, ambos brazos empujando hacia delante repetidamente. En un abrir y cerrar de ojos, él había formado cien mil profundos sellos negros en el aire, todos ellos explotando hacia la neblina negra. La neblina negra la cual cubría los cielos inmediatamente se distorsionó antes de dejar salir un sonido el cual sonaba como el aullido de un espíritu vicioso y ferozmente presionó hacia el mar de llamas del Cuervo Divino.
Los cielos inmediatamente se hicieron más oscuros de nuevo a medida que las llamas del Cuervo Dorado eran violentamente suprimidas.
La presión sobre el cuerpo de la Pequeña Emperatriz Demonio aumentó bruscamente. Su cabello largo estaba agitándose en el aire que estaba quemando con fuego dorado, el fuego quemando alrededor de ella también había ocultado completamente el color de su falda color arcoíris. La Pequeña Emperatriz Demonio, quien estaba siendo bautizada por las llamas doradas, era indescriptible y fantásticamente hermosa, su apariencia transmitía una santidad que no podía ser profanada.[1]
Sus ojos suavemente se cerraron antes de abrirse de golpe de nuevo. En ese instante, un largo grito tragó todos los otros sonidos en el mundo y largas alas de color dorado lentamente se desplegaron desde su espalda… Era como si un Cuervo Dorado real de repente hubiera despertado dentro de su cuerpo.
“Loto… del Purgatorio… Rojo…”
Después de ese suave canto, un grupo de llamas color escarlata orgullosamente comenzaron a florecer en el cielo oscuro.
“AUUHHOOOOO ––––“
La neblina oscura enloquecida fue inmediatamente detenida en su trayectoria por el Loto del Purgatorio Rojo. Después de eso, fue despiadadamente perforada por innumerables haces de fuego a medida que aullidos de dolor llenaban el cielo, era como si una bestia diabólica enloquecida hubiera sido disparada a través del corazón por incontables flechas.
“WAAAAAAAAAHHHHHH….”
En la distancia, casi todas las chicas de Nube Congelada Asgard dejaron salir gritos de shock y terror. Ellas vieron los glaciares y bloques de hielo derretirse a un ritmo alocado, causando que el suelo se hunda a un ritmo constante. Aun cuando ellas claramente se habían distanciado muy lejos de Nube Congelada Asgard, todavía podían sentir ese calor abrasador que lavaba sus cuerpos.
“¡No entren en pánico, activen inmediatamente las Artes Nube Congelada a la máxima capacidad para proteger sus cuerpos!” Murong Qianxue enérgicamente calmó su voz antes de gritar. Ella giró para mirar y su rostro inmediatamente se tornó pálido como una hoja.
Nubes oscuras se arremolinaban y un mar de fuego ardía furiosamente en los cielos del Norte… Era una escena de ensueño que ella no pudo conjurar siquiera en sus fantasías más salvajes y a pesar del hecho de que se estaba desenvolviendo justo antes sus ojos, ella era incapaz de creer que esta escena era algo que podía ser creado por el poder de los mortales. Pero lo que causó que su corazón realmente temblara era que…
Nube Congelada Asgard… Había desaparecido…
Fue como si su alma se hubiera arrancado de su cuerpo en ese momento conforme ella se detenía y miraba aturdidamente hacia el Norte….
“¡Hermana Mayor! Tú… ¡Ah!” Mu Lanyi, quien había descubierto que Murong Qianxue se había detenido de pronto, ansiosamente vino para arrastrarla consigo pero después de que gritó estas tres palabras, el resto de sus palabras fueron firmemente atoradas en su garganta conforme se quedaba de pie ahí petrificada junto con Murong Qianxue.
Las damas de Nube Congelada Asgard se detuvieron una tras otra hasta que todas estuvieron petrificadas en sus lugares. Ellas miraron inexpresivamente a dónde Nube Congelada Asgard acostumbraba estar y en un instante, sus lágrimas llenaron sus ojos a medida que esas lágrimas de cristal comenzaron a rodar tristemente bajo la piel nívea de sus rostros.
“Nuestra… Nube Congelada Asgard… Desapareció…” Murong Qianxue susurró, el dolor estaba formando un arco a través de ella como un cuchillo filoso.
Dado el calamitoso poder que la Pequeña Emperatriz Demonio y Xuanyuan Wentian estaban arrojándose entre sí conforme luchaban, incluso si había cientos de Nubes Congeladas Asgard, ellas habrían sido reducidos a cenizas volando en un abrir y cerrar de ojos, mucho menos sólo una.
Lágrimas flotaban en los ojos de Feng Xue’er a medida que sentía su dolor e impotencia…. Debido a que ese era su casa, el lugar en el que habían vivido la mayoría de sus vidas. Pero había desaparecido para siempre así sin más, para nunca volver nuevo.
Feng Xue’er mordió sus labios bajos conforme luchaba para contener las lágrimas que amenazaban con caer de sus ojos en cualquier momento antes de hablar en una voz suave, “Mis compañeras Maestras Superioras, Maestras Menores, Hermanas Mayores y Hermanas Menores, Nube Congelada Asrgard no ha desaparecido. Lo que ha desparecido es solo el caparazón… Siempre que sobrevivamos, no importa a dónde vayamos, siempre podemos construir una nueva Nube Congelada Asrgard. Además… Además, los ancestros de Nube Congelada Asgard están enterrados en un lugar secreto a más de diez mil kilómetros debajo de la tierra, así que su lugar de descanso sin duda está completo e indemne. Incluso cuando ellas duermen, ellas todavía nos cuidarán y protegerán a medida que construimos Nube Congelada Asgard y será una Nube Congelada Asgard que es aún más mejor que la anterior.”
Murong Qianxue giró y limpió los rastros de lágrimas  de su rostro antes de agradecer a Feng Xue’er con una débil sonrisa, “Princesa de Nieve, gracias por sus amables palabras. Usted no necesita preocuparse, fuimos capaces de superar una lucha de vida y muerte tras otra, así que, ¿por qué colapsar en este punto? Está absolutamente en lo cierto, lo que hemos perdido es simplemente un caparazón del pasado. Ahora mismo, lo que necesitamos hacer es proteger adecuadamente a Maestro de Asgard y a nosotras mismas también… Siempre que estemos todavía con vida, Nube Congelada Asgard nunca desaparecerá.”
“Lanyi, Lanqie, protejan a Maestro de Asgard. Yueli, Hanyue y Hanxue, entreguen su energía para proteger a las discípulas que tienen baja cultivación… Nadie tiene permitido volver. ¡¡Ahora avancen rápido!!”
La única cosa que ellas podían hacer ahora era huir y era la única cosa que tenían que hacer.
Aun cuando habían huido a una distancia sumamente lejana, las ondas de energía que irradiaban desde atrás de ellas eran todavía incomparablemente aterradoras. Xiao Yun, Número Uno Bajo el Cielo y Número Siete Bajo el Cielo entregaron toda su energía para proteger a Xiao Lie, Cang Yue y Xiao Lingxi. Murong Qianxue cargó a Yun Che en sus brazos, Jun Lianqie y Mu Lanyi estaban a su lado en todo momento para asegurarse que él estuviera completamente protegido… Debido a que en la condición actual de Yun Che, él no podía permitirse sufrir la más mínima pizca de daño.
Feng Xue’er tomó el rol de guardián y si cualquier onda de energía que fuera demasiado feroz se dirigía a su camino, ella las bloquearía totalmente.
 “Qu… Q… ¿¡Por qué!? ¡¡Esto no es posible!!”
A medida que presenciaba su poder siendo suprimido por las llamas del Cuervo Dorado, la expresión en el rostro de Xuanyuan Wentian finalmente cambió por primera vez. Originalmente había creído que su profunda energía de oscuridad tragaría fácilmente las llamas del Cuervo Dorado pero ahora mismo, él estaba presenciado que la profunda energía de oscuridad estaba siendo incinerada y perforada implacablemente por esas llamas. Este era el poder del dios diabólico que él había obtenido tras soportar innumerables pruebas y tribulaciones, el poder del dios diabólico que había obtenido solo tras abandonar su cuerpo original, así que ¿¡cómo podría ser suprimido de esta manera!?
Hace diez días, el alma diabólica dentro de la espada se aprovechó del hecho de que Fen Juechen se había debilitado para incitar exitosamente la sangre diabólica dentro de su cuerpo para activar la ‘Rueda del Sacrificio de la Sangre diabólica’, la técnica que devoró el cuerpo de Xuanyuan Wentian y todo su poder junto con su alma.
A pesar que extinguir el alma de Fen Juechen tomó mucho más esfuerzo y energía de lo que había anticipado al final, el resultado final fue justo como había esperado. Él había tomado el control del cuerpo de Fen Juechen después de que ‘él’ lo hubiera devorado y después de eso, él había pasado algunos días fusionando las fuerzas de Fen Juechen y Xuanyuan Wentian.
¡No, para ser exacto, era la mezcla de los poderes de Xuanyuan Wentian, Feng Juechen y Ye Mufeng!
Debido a que Fen Juechen inicialmente había devorado el alma diabólica de Ye Mufeng. El poder que había obtenido antes de que su sangre diabólica hubiera despertado todo había venido de Ye Mufeng pero incluso cuando él había luchado con Xuanyuan Wentian, todavía no había sido capaz de absorber completamente el poder de Ye Mufeng.
La propia fuerza de Xuanyuan Wentian ya había alcanzado el pináculo pero ahora que también había obtenido el poder de Feng Juechen y Ye Mufeng, la sangre diabólica el cual no había despertado completamente estaba fluyendo en su cuerpo y un alma diabólica la cual podía maximizar el poder de dicha sangre diabólica habitaba en su espada. Así que en los últimos días después de eso, él podía sentir su propio poder aumentando de forma explosiva a un ritmo incomparablemente alocada cada día.
Ello aumentó explosivamente hasta el punto donde incluso él, quien había sido un Maestro Sagrado por mil años, no se había atrevido imaginar.
Aun cuando habían pasado unos diez días, sus poderes tenían que ser completamente fusionados y la sangre diabólica en su cuerpo estaba muy lejos de despertar completamente pero el poder inconcebiblemente fuerte que había vertido en su cuerpo le dio una creencia resoluta que el actual él se había vuelto tan fuerte que nadie sería capaz de rivalizar con él… Incluso si era la Pequeña Emperatriz Demonio del Reino Demoníaco Ilusorio, cuyo propio poder había crecido a saltos y brincos y quien también parecía haber tocado finalmente el camino de lo divino.
Así que después que descubrió que la Pequeña Emperatriz Demonio y Feng Xue’er ambas estaban en la Región de Nieve de Hielo Extremo, él decidió darles una visita personalmente.
Dado el temperamento original de Xuanyuan Wentian, él definitivamente no haría ningún movimiento casual a menos que tuviera confianza absoluta. Esto claramente se podía ver desde el hecho que no dudó en esperar mil años sólo así pudiera elegir sin duda el día de la Alineación de las Trece Estrellas sólo así él pudiera obtener la Espada Divina Pecado Celestial.
Si fuera el original Xuanyuan Wentian, él definitivamente elegiría terminar consolidar y fusionar sus poderes  y despertar completamente su sangre diabólica antes de moverse para realizar sus ambiciones. Pero bajo la influencia que la profunda energía de oscuridad había labrado sobre su personalidad, él no pudo esperar para moverse aun cuando solo habían pasado diez días después de que había obtenido el poder del dios diabólico.
Xuanyuan Wentian de hecho claramente había notado la influencia en su propia naturaleza pero él no intentó controlarla. En cambio, a él le divertía este cambio.
Sin embargo, aun cuando tenía alta estimación de la fuerza de la Pequeña Emperatriz Demonio, resultó que él todavía la había subestimado mucho.
“Este Soberano ya se ha convertido un dios diabólico… ¿¡¡¡Cómo puedo perder ante una mera mortal!!!?”
El rostro de Xuanyuan Wentian se volvió siniestro a medida que la luz negra alrededor de su cuerpo empezaba a crecer a medida que decenas de haces de espada muy negros silenciosamente aparecieron en el aire detrás de él… Bajo la influencia de la profunda energía de oscuridad, sus haces de espada originalmente sin color se habían vuelto negros.
Un filo siniestro inmediatamente perforó la percepción espiritual de la Pequeña Emperatriz Demonio. Sus ojos destellaron y el mar de fuego el cual llenaba los cielos fue abrupta y rápidamente presionado desde arriba. La luz oscura la cual había estado enredada con llamas por un largo periodo de tiempo fue inmediatamente desgarrado como una cortina de color negro conforme el mar de llamas desbordándose se arrojaba violentamente hacia la cabeza de Xuanyuan Wentian.
“Q… ¿¡Qué!?”
Aun cuando él estaba siendo suprimido, Xuanyuan Wentian definitivamente nunca había soñado que su poder sería tan abruptamente desgarrado. Los haces de espada los cuales todavía se cernían en el lugar fueron inmediatamente tragados por el mar de fuego a medida que su persona entera era jalada dentro del mar de las llamas del Cuervo Dorado.
“¡¡AAAHHHHHH!!”
Xuanyuan Wentian dio un feroz aullido a medida que una enorme barrera de color negro se abría alrededor de su cuerpo, empujando las llamas del Cuervo Dorado fuera de sus límites. Pero en el siguiente instante, él oyó un grito largo que causó que su misma alma se estremezca ferozmente a medida que una figura ardiente del Cuervo Dorado la cual dejaba un largo rastro de fuego en su estela se zambullía fuera del voluminoso mar de llamas para explotar contra su barrera oscura.
¡¡BOOOM!!
Un haz de fuego se disparó hacia el cielo. La barrera oscura había bloqueado con éxito esa abrasadora figura de color dorado pero rápidamente se había vuelto delgada. Xuanyuan Wentian apenas podía creer en sus propios ojos y una vez que sus ojos se ensancharon a su máxima capacidad, su barrera oscura fue enérgicamente derretida y la figura de color dorado alocadamente se precipitaba hacia él. Las llamas circundantes zumbaban sobre él también, causando que sea completamente tragado en el mar de fuego.
“¡¡AAAHHHH!!”
¡Xuanyuan Wentian dio un grito miserable a medida que su cuerpo entero era tragado por las llamas del Cuervo Dorado y se convertía en una antorcha humana la cual fue ferozmente arrojada a través del aire!
¡¡Rrrmn!!
Xuanyuan Wentian voló más de cinco kilómetros, el espantoso impacto causando que decenas de kilómetros de glaciares inmediata y totalmente se derrumben. La figura de la Pequeña Emperatriz Demonio destelló hacia él, dos delicadas manos como el jade de hielo ligeramente danzaron en el aire a medida que un loto de fuego del Cuervo Dorado tras otro se arrojaban violentamente hacia él como meteoros, bombardeando despiadadamente el cráter profundo en el cual Xuanyuan Wentian yacía.
Boom, boom, boom, boom, boom, boom…


[1] Trafalgar: Jaja es lo que aparenta pero ella es casi una ninfómana XD. 
     Radak: No hay cómo refutar eso XD
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios