CEO Capítulo 146

01:33

Traductor: Trafalgar
Corrector:  Radak

[Capítulo Anterior] [Lista de Contenido] [Siguiente Capítulo]


Capítulo 146: Aeromoza

Después de que un día había pasado, fue finalmente miércoles. Yang Chen de mala gana recibió el día del viaje de negocios.

Mientras desayunaba en la mañana, en un raro evento, Lin Ruoxi habló algunas palabras. Sin embargo, ella simplemente estaba instruyéndole sobre los planes de trabajo que tenía que hacer cuando llegara allí. En cuanto a palabras como ‘ten un viaje seguro’ o ‘te deseo todo lo mejor’, esta mujer todavía no diría tales cosas.

La secretaria de Lin Ruoxi, Wu Yue ya había arreglado todo. Era un vuelo a las 9 am., ellos llegarían a Hong Kong alrededor de la hora del almuerzo, y serían recibidos por la Corporación Wuyun de Hong Kong.

En cuanto a Zeng Xinlin, tras descubrir que Lin Ruoxi no estaba personalmente haciendo el viaje, envió al Vicepresidente de Changlin Media, Lu Tao, en cambio para el viaje. Zeng Xinlin estaría supervisando su viaje desde Zhonghai. Como Lin Ruoxi, él estaría esperando por las conversaciones de observación hasta el final antes de que la Corporación Muyun viniera a Zhonghai a firmar el contrato. Él incluso lo expresó muy bien, diciendo que esto significa ‘confianza incondicional’ en ellos.

Este cambió hizo enojar a Yang Chen hasta el punto que sus diente estaban picando. ‘Este ‘superior’ claramente está yendo contra mí él está yendo dondequiera que Lin Ruoxi va, ¡A qué está jugando! ¿¡¿Él está intentando pegarse a ella como un chicle!?’

Sin embargo, Yang Che no era el CEO, así que no tenía las agallas para decirle a Lin Ruoxi que había decidido no ir en el último minuto. De lo contrario, ella le dispararía esa glacial mirada escalofriante, y ella realmente podría congelar a alguien hasta la muerte con esa mirada. Así que, él solo podía apoyarse a sí mismo para ir a la batalla.

Alguien una vez había dicho que no había hombre que estuviera asustado de su esposa en este mundo, solo habían hombres que amaban a sus esposas. Yang Chen sintió que estos eran definitivamente palabras auto-consoladoras de un hombre que estaba asustado de su esposa… Después de que él estacionó su auto en el estacionamiento del aeropuerto, Yang Chen empujó una pequeña maleta de cuero y llegó a la sala de salida nacional.

La iluminación natural era buena dentro de la majestuosa sala del aeropuerto, y Yang Chen fácilmente logró encontrar a Mo Qianni quien llegó antes.

Ella estaba vistiendo una camisa rosa, una chaqueta blanca, y un falda de muselina bordada azul y blanco, con sandalias rojas que enseñaban los dedos para sus bellas piernas delgadas. Su cabello originalmente largo hasta la cintura había sido cortado mucho más corto, y ella tenía un par de grandes, lentes de sol de color claro puestos.

Aun cuando una parte del bonito rostro estaba cubierto, ella todavía lograba provocar las miradas de un gran número de hombres en el área de descanso. Para algunas mujeres, solo es necesario mirar su temperamento para identificar su belleza, esto era también la razón por qué Yang Che logró reconocerla sólo de un vistazo.

“Jefa de Departamento Mo, ¿ha comido?” Yang Chen con toda tranquilidad le dio un saludo mediocre, y caminó hacia Mo Qianni.

Mo Qianni le disparó una mirada, pero la expresión en sus ojos no pudo ser vista debido a las sombras. Ella tranquilamente asintió, y no dijo una palabra.

Yang Che exhaló un suspiro de alivio. Parecía como que Mo Qianni solo estaba tratándolo un poco más frío que antes, pero no estaba intentando ser indiferente con él. Tras pensarlo un poco, ellos estaban yendo a Hong Kong por un viaje de negocios, y no era el estilo de Mo Qianni dejar que sus asuntos personales interfieran con los negocios.

En este punto, un hombre de mediana edad ligeramente de baja estatura y gordo se acercó desde una esquina poco notoria, sonriendo como Maitreya. Él vestía un traje gris opaco y corbata roja, y estiró una mano hacia Yang Chen: “Usted debe ser el Sr. Yang, soy Lu Tao de Changlin Media, y he estado esperándolo.”

Yang Chen dio un apretón de manos simplemente: “No soy un avión, ¿por qué está esperando por mí?”

Lu Tao había querido decir unas pocas palabras corteses más, pero no se enojó incluso tras ser acorralado por Yang Chen: “Dado que el Sr. Yang es un hombre directo, voy a prescindir de las cortesías, espero que podamos cooperar felizmente en este viaje a Hong Kong.”

Mo Qianni vio esto, ella arrugó sus cejas pero permaneció callada.

Lu Tao también trajo una joven asistente, su apariencia era promedio, pero ella tenía una cintura delgada y nalgas redondas. Ya que todavía había tiempo antes de abordar, los dos saludaron a Yang Chen y luego se fueron a alguna parte más, en cuanto a lo que estaban yendo a hacer, solo ellos sabían.

Tras esperar que ellos dos se vayan, Mo Qianni de repente le dijo a Yang Chen en un tono indiferente: “No debes hablarle a Lu Tao de esa forma. Esta vez, Changlin Media es nuestro socio en esta colaboración. Incluso si no te gusta la gente de Zeng Xinlin debido a algunas razones personales, tienes que mantener una fachada cordial en la superficie.”

Yang Chen tomó asiento en una silla suave, él sonrió y dijo: “¿Justo como tú me tratas?”

“¿No entiendo lo que estás diciendo?” Mo Qianni rápidamente apartó su mirada.

“Déjame ponerlo de esta forma, si colaboramos o no, no me importa en absoluto, es mejor si ese tipo con el apellido Zeng se pierde.”

“¡Pero a otra gente le importa! ¡La colaboración de esta vez afecta el estatus de nosotros Yu Lei, Changlin, y la Corporación Muyun de Hong Kong en el país, e incluso el mundo!” Mo Qianni en descontento dijo.

Yang Che asintió: “Eso es cierto, sabes eso, y sé eso también. Zeng Xinlin debería saber eso incluso mejor. Así que, incluso si estamos en contra de la cooperación con el otro debido a nuestros resquemores personales, el plan general ha sido establecido para nosotros. Ello no cambiará por nuestros sentimientos. De todos modos, ya he ido contra ese tipo Zeng, ¿por qué actuar como si nada importara? Si fuera a tratar con esta gente cordialmente, ellos solo pensarían que voy a intentar algo solapado. ¿No es eso cierto, Señorita Mo?”

Mo Qianni no siguió hablando, ella consideró la perspectiva de Yang Chen y parecía tener sentido. Sin embargo, naturalmente se negó a decir eso en voz alta, así que sólo se mofó e ignoró a Yang Chen.

15 minutos después, Lu Tao y su asistente lentamente volvieron. El rostro joven y lleno de espinillas de la asistente llevaba un rubor. Parecía como que acababa de rociarse un montón de perfume en su cuerpo, ya que el olor era bastante fuerte.

Mo Qianni estaba acostumbrada a ver tales casos, ella no se preocupó mucho por esto, y sólo se posicionó un poco más lejos.

Yang Chen se acercó más a Lu Tao. Sonriendo, él dijo: “Presidente Lu, ¿no eso fue demasiado rápido? ¡Si usted no toma en consideración el tiempo para prepararse y limpiarse, parece que usted dispara a la misma velocidad de una ametralladora!”

Lu Tao había sido golpeado en su punto débil. Infelicidad destelló a través de su rostro, pero años de trabajo en el comercio ya habían entrenado su fachada. Zeng Xinlin también le había dicho no rebajarse al nivel de este hombre llamado Yang Chen antes de que él hubiera salido en el viaje, así que él inmediatamente rio y dijo: “¿Cómo podría yo ser tan vigoroso como un hombre joven como el Sr. Yang? Soy viejo, no puedo hacerlo más.”

Ellos conversaron durante un rato antes de que oyeran el anuncio. Entonces pasaron a través del control de seguridad y entraron en la sala de espera.

Tras esperar por media ahora, los cuatro comenzaron a abordar el avión. Yang Chen especialmente miró el número de asiento de Mo Qianni. Como esperaba, era justo al lado del suyo. Así, él le disparó una sonrisa complacida a la mujer. Mo Qianni lo vio, pero solo mordió su labio y no dijo nada.

Ya que era el viaje de negocios de una gran empresa, sus boletos estaban en la clase de negocios. Así, ellos ni siquiera necesitaban hacer cola y simplemente caminaron a través del pasillo de clase de negocios al avión.

Justo como ellos estaban a punto de llegar a la entrada del avión, una aeromoza esbelta pero de gran busto vistiendo un uniforme azur con rayas blancas ya había empezado a inclinarse y darles la bienvenida desde lejos.

Al oír su voz, Yang Chen la encontró un poco familiar. Mirando con cuidado tras acercarse, él detuvo sus pasos con una expresión de incredulidad.

La hermosa aeromoza, quien justo había estado luciendo una sonrisa cordial, también se congeló en shock. Incredulidad destelló a través de sus bonitos ojos, luego varias partes de agradable sorpresa y timidez. Abriendo sus tiernos labios rosados, su bello rostro estaba teñido con un rubor.

“Mi amada pequeña Princesa An Xin, ¿estás haciendo cosplay?” Yang Che no sabía si reír o llorar, esta aeromoza delante de él era en realidad An Xin quien tuvo una noche de enredo íntimo con él, y también lo llevó a un viaje a la estación de policía. Después de que se separaron ese día, ella nunca lo había contactado de nuevo. Él inicialmente había pensado que nunca se encontraría con ella de nuevo como las otras mujeres que tuvo en su vida, ¡pero era inesperado que esta hija de un hombre rico se hubiera convertido en una aeromoza!

An Xin recuperó sus sentidos. Al ver el hombre que se había llevado la más importante primera vez en su vida, ella tuvo un extraño sentimiento. Antes de que se hubiera separado de él, ella había pensado que podría olvidarse de él con facilidad. Sin embargo, ahora mismo, viéndolo en persona, An Xin de repente tuvo el impulso de correr y abrazarlo. Sin embargo, tomando las circunstancias en consideración, ella simplemente sonrió con toda tranquilidad: “Sr. Caballero[1], usted debería entrar primero.”

Cuando Mo Qianni, quien estaba siguiendo detrás de Yang Chen, vio esta escena, claramente podía sentir la ambigua relación entre los dos. Viendo a Yang Chen actuando anormalmente cercano con otra hermosa chica, una ola de disgusto surgió en su corazón. Con una burla fría, ella rápidamente entró en la cabina primero, yendo por el principio de mantener sus ojos limpios.

Lu Tao y su pequeña secretaria no pensaron demasiado sobre esto. Quizás en su vista, todo tipo de relaciones entre hombres y mujeres eran posibles.

An Xin notó la excentricidad de Mo Qianni, y no pudo  evitar sino carcajear hacia Yang Chen: “Sr. Caballero, usted parece tener muchas princesas.”

“¿Ella?” Yang Chen amargamente rio: “Ella es de hecho una princesa, pero calculo que es una del país enemigo.”

Habían menos personas en la clase de negocios de lo esperado, de más de una docena de asientos, solo habían dos pasajeros más excluyendo al grupo de cuatro de Yang Che. La razón era que había muchos vuelos hacia Hong Kong, ya que no era temporada de vacaciones había pocas personas, así que no era en absoluto sorprendente.

Lo que hizo a Yang Chen bastante sorprendido era, An Xin en realidad era la jefa de aeromozas. Durante la transmisión de seguridad pre-vuelo, ella fue la programadora para ambos mandarín e inglés, lo cual también quería decir que ella no era una amateur trabajando por diversión, ella era una aeromoza profesional.

Después de una aburrida media hora de espera, el avión finalmente despegó y subió a los cielos.

Tras descubrir que la cabina de la clase de negocios ni siquiera estaba medio llena, Mo Qianni ágilmente cambió su asiento a la esquina más alejada de Yang Chen, claramente mostrando su indisposición para tratar con él. Lu Tao y su pequeña secretaria se sentaron juntos en una esquina más cubierta. Los dos estaban actuando íntimamente entre sí. En ocasiones habría algunos movimientos de las manos de Lu Tao allí abajo, causando que el rostro de la pequeña asistente se sonroje, como que estuviera realmente enamorada.

Después de algún tiempo, An Xin empujó un carrito fuera del área de descanso, ella lucía una sonrisa profesional a medida que daba bebidas a los dos pasajeros del frente.

Cuando fue a Mo Qianni, Mo Qianni fríamente ordenó un vaso de agua, luego cerró sus ojos y se durmió. Lu Tao, por otro lado agitó su mano, él no quiso nada, y siguió conversando con su pequeña querida.

An Xin se acercó a Yang Chen, y mantuvo un tono como de negociación conforme le preguntaba a Yang Che qué quería.

Yang Chen no dijo nada, sino se mantuvo mirando la exquisita línea del cuerpo envuelto en ese uniforme de aeromoza de An Xin. Esa noche que habían estado juntos en ese hotel seguía surgiendo en su mente, causándole tener un impulso abrasador. Esto probaba que los uniformes tenían poderes extremadamente fuetes de atracción.

“Lujurioso, no sigas mirándome así, todavía tengo que trabajar.” An Xin se sonrojó, y habló en un tono suave y disgustado.

Yang Chen estiró su mano para jalar la suave y bella mano de An Xin: “¿No es tu trabajo darle servicio a los pasajeros? Ahora mismo, no necesito bebidas, te necesito, qué debería hacer…”

Siendo agarrada por esa gran mano caliente, An Xin sintió que había un venado corriendo alrededor en su corazón. Después de esa noche de desenfreno, la sensible ella quien probó ese eufórica sensación había estado suprimiendo sus llameantes emociones por dentro. Aunque era capaz de controlarse a sí misma, la repentina aparición de Yang Chen hizo su corazón inestable de nuevo.

Ondulaciones surgieron en ese par de ojos húmedos. An Xin se agachó y susurró unas palabras en el oído de Yang Chen con su aliento similar a las orquídeas. Ella inmediatamente se llevó su carrito con un rubor y  se ocultó de nuevo en el compartimiento de trabajo.

Yang Che respiró un aliento frío. Aun cuando su cuerpo había pasado a través de cientos de batallas, al oír lo que la pequeña demonia había dicho, no pudo evitar tragar su saliva debido a que se sentía excitado.


[1] Radak: Solo recuerden sus diálogos después de salir de la estación de policía.

También te puede gustar...

0 comentarios