ATG Capítulo 692

13:38

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 692 - Pérdida de Control
Pensando en Feng Xue’er, Yun Che inmediatamente se tornó silencioso. No era que ella no los detuvo, sino fue debido a que estaba en coma y no podía detenerlos... Esto alivió una cierta parte de su corazón. Pero cuando se enfrentara a la Secta Fénix Divino, ¿cómo debería enfrentar a Feng Xue’er que acababa de despertar?
Zi Ji tampoco habló. Sonrió, observó a Yun Che, y la luz en sus ojos era tan condensada y sólida que parecía atravesar el corazón y el alma de Yun Che. En este momento, Yun Che levantó su cabeza; La expresión en su rostro y sus ojos se había calmado. “Superior Zi, este joven está visitando a su noble gremio mercantil una vez más debido a varios asuntos. ¿Superior Zi todavía recuerda ‘La Flor Udumbara del Inframundo’ de la cual este joven le preguntó hace tres años?”
“¿Oh? ¿Todavía estás buscando ese artículo?” Zi Ji sacudió su cabeza lentamente. “Durante estos años, este viejo ha investigado ocasionalmente si la Flor Udumbara del Inframundo todavía existía en este mundo o no. Pero desafortunadamente, ya hay muy pocos que conocen de esta flor, por no hablar de los que la han visto. Estos años, seguido al aumento de humanos en el Continente Cielo Profundo, la energía Yang en el continente ha superado la energía Yin. La Flor de Udumbara del Inframundo es un artículo extremadamente Yin, demoníaco y maligno. Debería haberse extinguido por completo en el Continente Cielo Profundo hace miles de años. Además, con el tiempo avanzando, a menos que una calamidad que destruya el mundo aparezca de la nada, la energía Yang en el Continente Cielo Profundo sólo se hará más y más fuerte. En otras palabras, la ya extinguida Flor Udumbara del Inframundo nunca aparecerá de nuevo.”
“Al menos así es como es en el Continente Cielo Profundo.”
La última vez, la respuesta de Zi Ji fue que la Flor Udumbara del Inframundo se había extinguido y que no debería aparecer de nuevo. Esta vez, la respuesta fue la misma... Y él estaba incluso más seguro de ello. Yun Che mostró decepción en su rostro, pero luego preguntó de inmediato, “Recuerdo que Superior Zi dijo la última vez que la última información de que la Flor Udumbara del Inframundo fue vista en el Continente Cielo Profundo fue hace mil trescientos años. Entonces... ¿Puede Superior Zi decirme, dónde se encontró la última Flor Udumbara del Inframundo en ese entonces?”
La razón por la que Yun Che hizo esta pregunta fue, obviamente, debido a que quería ir a ver el lugar donde se encontró la última Flor Udumbara del Inframundo registrada. Desde que la Flor Udumbara del Inframundo pudo crecer ahí, eso significaba que el lugar debe ser extremadamente yin y maligno. A pesar de haber pasado más de mil años, existía una posibilidad de que el ambiente no hubiera cambiado mucho.
Por supuesto, la posibilidad de esto era casi nula. Después de todo, con mil trescientos años, este curso de la historia no fue corto. Incluso la Familia Imperial Viento Azul sólo tenía mil años de historia. La razón por la que preguntaría era debido a que no quería renunciar a la más remota esperanza. Pero, lo que le sorprendió fue que después de terminar esta frase, vio claramente que la expresión facial de Zi Ji se tornó rígida por un segundo, incluso la sonrisa casual en su rostro desapareció.
“... No puedo decírtela,” Zi Ji negó ligeramente con su cabeza y dijo lentamente.
La reacción de Zi Ji hizo que las cejas de Yun Che se contrajeran. Colocó su mano sobre la mesa de piedra y dijo, “¡Muy bien! ¡Entonces voy a comprar esta información de Superior Zi! ¡Superior Zi sólo tiene que decirme el nombre de ese lugar y donde se encuentra! Diga cualquier precio... ¡Siempre que pueda pagarlo!”
“¡No!” Zi Ji todavía sacudió su cabeza. “Sobre este asunto, no puedo decirte la respuesta, y no puedo vendértela como información.”
“¿Por qué? Podría ese lugar... ¿Tener algún secreto oculto excepcional?” Preguntó Yun Che agresivamente.
Zi Ji cerró sus ojos ligeramente y dijo, “Debido a que ese lugar es un Terreno Secreto. Ya que es un ‘terreno secreto’, sin mencionar entrar, incluso las personas que lo conocen, en este mundo, son tan raras como las Plumas de Fénix o los Cuernos de Qilin... Al menos en las Siete Naciones del Cielo Profundo, incluyendo la Secta Fénix Divino, nadie la sabe. Además, en ese Terreno Secreto ahora, ya no hay ninguna Flor Udumbara del Inframundo.”
Incluso la Secta Fénix Divino no sabía nada acerca del terreno secreto al que se refería Zi Ji, por lo que naturalmente era una existencia absolutamente inusual. Yun Che no pensó que la Flor Udumbara del Inframundo que él preguntó con una pequeña esperanza le haría encontrar un increíblemente misterioso... E incluso un tanto extraño ‘terreno secreto’.
Al ver la actitud de Zi Ji, Yun Che sabía que no importaba cómo lo preguntara, no podría encontrar la respuesta. Arrugó sus cejas apretadamente, dejó de perder el aliento y asintió de una manera especialmente tranquila. “Ya veo... Puesto que es un ‘terreno secreto’, entonces este joven no debería buscarlo.” Pero mantuvo lo que Zi Ji dijo antes en su mente.
“Entonces, hace tres años, este joven pidió ayuda para encontrar a Chu Yuechan... ¿Superior Zi tiene alguna información al respecto?”
Yun Che habló de una manera muy tranquila, pero cuando estuvo hablando, sus dedos se apretaron incontrolablemente, revelando que su mente definitivamente no estaba tan tranquila como se veía en la superficie. Tres años de tiempo, buscar a Chu Yuechan, que tenía rasgos muy distinguibles... Creía que con la red de información del Gremio Mercante Luna Negra que envolvía el Cielo Profundo, sin importar qué, debería haber alguna noticia. Incluso si era sólo huellas de ella.”
*Suspiro*...” Pero justo cuando Yun Che terminó de hablar, oyó a Zi Ji suspirar suavemente, y su corazón se hundió inmediatamente.
“Hace tres años, poco después de que le pidieras a mi Luna Negra que buscara a Chu Yuechan, moriste en la Profunda Arca Primordial. En ese momento, todo el mundo pensaba que no tenías ninguna posibilidad de sobrevivir, así que Luna Negra no siguió buscando a Chu Yuechan. Medio año después, el Maestro Espiritual Gu Cang, del Santuario del Monarca Absoluto, repentinamente vino y me pidió que buscara a Chu Yuechan... La búsqueda de Chu Yuechan era secundaria, pero existía una posibilidad extrema de que tu descendiente estuviera a su lado. El corazón de su discípulo, Xia Yuanba, estaba lleno de ira y odio a causa de tu muerte, y ello era duradero. Cultivar bajo esta mentalidad le haría fácilmente tener un rebote diabólico. Después de que Gu Cang entendiera todo acerca de su pasado, esperaba que yo pudiera encontrar a tu descendiente para resolver el odio en el corazón de Xia Yuanba. Debido a esto, personalmente usé la red de información de Luna Negra para averiguar el paradero de Chu Yuechan, y la búsqueda cubrió directamente a las Siete Naciones del Profundo Cielo.”
“¿Y? ¿La encontró?” Yun Che contuvo el aliento y preguntó.
Zi Ji le dirigió una profunda mirada y dijo, “El Maestro Espiritual Gu Cang y yo hemos sido amigos durante unos cientos de años, y recibí su ayuda varias veces. Esta fue la primera vez que personalmente me pidió algo, así que por supuesto hice todo lo que pude. Pero, usando todo el poder de recopilación de información de Luna Negra que cubre a todas las Siete Naciones del Cielo Profundo, incluyendo a Fénix Divino, durante un total de diez meses, todavía no encontramos nada. Por lo tanto, la posibilidad más probable... Es que ella ya está muerta. “
“¡¡¿Qué dijo?!!” Yun Che se levantó repentinamente, y siguiendo con un gran sonido de explosión, una grieta que tenía más de un metro de largo apareció en la mesa de piedra bajo su palma. Su rostro tranquilo se tornó feroz, y sus ojos estaban rojo sangre. “Está diciendo que ella... ¡¿Está muerta?!”
“Sé mejor que tú lo fuerte que es la capacidad de recopilación de información del Gremio Mercante Luna Negra. Chu Yuechan debería haber sido muy fácilmente encontrada, pero sin importar lo que hicimos, no pudimos encontrar ningún rastro de ella... *Suspiro*, esto es de hecho lo peor, pero también lo más probable, o incluso la única posible conclusión,” Zi Ji suspiró y dijo.
“¡¡Estás mintiendo!!” Las pupilas de Yun Che se dilataron, él extendió su mano de repente, agarró ásperamente el cuello de Zi Ji y lo levantó de su silla de piedra, “¿Dices que está muerta? ¿Qué evidencia tienes para decir que está muerta? ¿Sabes quién es Chu Yuechan? ¡Ella es mi mujer, la líder de las Siete Hadas de Nube Congelada, el hada más hermosa de la Nación Viento Azul! ¡Cualquiera que la viera no podría olvidarla por el resto de sus vidas! A pesar de que abandonó sus profundas artes, su profunda fuerza todavía existe. ¡En la Nación Viento Azul, no hay nadie que pueda matarla! ¿Qué quieres decir con que está muerta?”
“Señor... ¡Señor Maestro Yun!” La acción de Yun Che sorprendió a las tres jóvenes chicas con ropa colorida. La posición de Zi Ji era tan alta que incluso cuando Feng Hengkong lo veía, se inclinaba ante él de inmediato. Que alguien se atreva a agarrar su cuello tan grosera y violentamente... E incluso en territorio del Gremio Mercante Luna Negra.
Zi Ji había vivido cerca de mil años, pero no había mucha gente que le hablara en voz alta, y nadie se había atrevido jamás a tratarlo así. Sin embargo, su expresión seguía siendo tranquila, y no expresó enojo en absoluto. Por el contrario, después de un momento de sorpresa, se sintió impresionado en el fondo... Una vez que un profundo practicante hubiera alcanzado un nivel alto, serían arrogantes y fríos hacia las emociones, especialmente hacia las mujeres. Sin mencionar a Overlords y Monarcas que menospreciaban al mundo, incluso los Tronos que dominan un territorio las verían como juguetes que pueden tener tanto como quieran. Incluso si valoraban especialmente a una mujer determinada, ellas no podían compararse con la cultivación del camino de lo profundo pero el joven frente a él que era difícil de leer y tenía ojos profundos de los cuales ni siquiera podía ver a través ellos perdió el control de sus emociones tras la noticia de la muerte de la mujer.
“Con la profunda fuerza de Chu Yuechan, es realmente difícil para ella encontrar un rital en la Nación Viento Azul. Pero, cuando Luna Negra empezó a buscar a Chu Yuechan, la invasión de Fénix Divino en Viento Azul ya había estado en marcha durante unos meses. La Nación Viento Azul ya se encontraba en un lío de desastres en todas partes, y había innumerables muertos. Cada Ejército Fénix Divino tenía al menos a un Trono de alto nivel o incluso a un Overlord, por lo que Chu Yuechan no sería rival para ellos. Si se encontró con el Ejército Fénix Divino, le sería difícil escapar. Esta es la única posibilidad que la rama principal de Luna Negra pudo pensar tras haber buscado durante este largo periodo y al ser incapaz de encontrar nada durante esos meses...”
“¡¡Cállate!!”
¡¡BOOM!!
La mesa de piedra explotó, y Zi Ji fue empujado hacia atrás varios pasos. Yun Che sujetó con fuerza su puño a medida que todo su cuerpo temblaba, sus ojos eran rojos como un lobo sanguinario y sediento de sangre. Señaló a Zi Ji y rugió, “¡Qué Gremio Mercante Luna Negra! La razón por la que no pudiste encontrar a mi pequeña hada es por tu propia incapacidad. Hiciste promesas vacías e incluso maldeciste que ya estaba muerta... ¡Te diré, incluso si toda la gente del Gremio Mercante Luna Negra está muerta, a ella ni siquiera le faltaría una hebra de cabello!”
“Huu...” Yun Che respiró hondo, y su voz bajó repentinamente, “¿Qué clase de mierdero Gremio Mercante Luna Negra es este? Son un montón de gente incapaz. Te atreves a decir que tienes una herencia que se extiende por miles de años, y aún ni siquiera puedes encontrar a una sola persona... ¡¡Esto es absolutamente una pérdida de mi tiempo y amistad!!”
Yun Che balanceó su mano mientras maldecía y giró para irse.
Desde que el nombre del Gremio Mercante Luna Negra se hizo conocido en el Cielo Profundo hasta ahora, habían sido miles de años. En estos miles de años, nadie se había atrevido a comportarse groseramente en el territorio del Gremio Mercante Luna Negra. Nadie incluso se había atrevido a ser irrespetuoso con la gente del Gremio Mercante Luna Negra. Por el contrario, cuanto más alto fuera el nivel de la persona, más respetarían y temerían al Gremio Mercante Luna Negra.
Que Yun Che actúe así en el Gremio Mercante Luna Negra... Su cuartel general en eso... Y en el séptimo piso de su cuartel general, era definitivamente el primero en la historia en gritarle a Zi Ji así.
Las cejas de Zi Ji se movieron, ligeramente apretadas, y luego se relajaron. Él todavía no estaba enojado; Por el contrario, rio amargamente y luego dijo a las tres jóvenes chicas que ya estaban asustadas en no saber qué hacer, “*Suspiro*, vayan a traerlo de vuelta.”
Las tres jóvenes chicas fueron aturdidas de repente, y luego volaron una tras otra al lado de Yun Che como tres mariposas. Una persona bloqueó el camino de Yun Che, y las otras dos cogieron el brazo de Yun Che. “Señor Yun, por favor cálmese. Superior Zi sólo estaba informando el resultado de la investigación, definitivamente no tenía la intención de que fuera una maldición... Tal vez, fue de hecho un error de la red de información. Nosotras, las hermanas, nos disculpamos con Señor Yun por el Gremio Mercante Luna Negra, sólo pedimos a Señor Yun que calme su ira.”
Un paso más y Yun Che podría colapsar directamente sobre el pecho de la joven chica en verde. Él se detuvo, levantó su cabeza, cerró sus ojos y su pecho se elevó y cayó severamente. Fue entonces cuando finalmente empezó a calmarse lentamente... Se enfureció en el Gremio Mercante Luna Negra, y sus palabras estaban llenas de insultos. Si fuera alguien más, sólo humillar al Gremio Mercante Luna Negra, incluso si la persona tuviera diez vidas, la persona moriría aquí. Pero él obtuvo tal ‘trato especial’, y sabía que la razón principal era su ‘misterioso maestro’ que en realidad no existía.
Él giró, miró a Zi Ji, y su expresión era calmada otra vez. “Superior Zi, este menor no fue capaz de controlar sus emociones por un momento, por favor, perdone mis palabras y acciones groseras.”

“No es necesario que lo tomes en serio.” Zi Ji sacudió su cabeza y sonrió. Levantó su brazo y la mesa de piedra destrozada que Yun Che rompió frente a él desapareció y fue reemplazada por una mesa de piedra idéntica y completa. “Si no te importa, bebe un poco más con este viejo.”
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios