ATG Capítulo 717

13:07

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 717 – Represalia Demente
“¿Qué? ¿Yun Che mató a Feng Tianyu y a Feng Tianqing?”
Cuando Zi Ji recibió esta noticia, estaba absolutamente en shock.
Le sorprendió que la fuerza de Yun Che fuera tan abrumadora; Superó ampliamente sus expectativas una vez más. Más que eso, fue sorprendido de que Yun Che haría algo como matar Monarcas... ¡A dos de ellos de hecho!
Sin importar qué Terreno Sagrado fuera, la caída de un Monarca era una gran noticia que incluso alertaría a los otros Terrenos Sagrados. Para la Secta Fénix Divino, cuyo número de Monarcas se consideraba escaso comparado con los Terrenos Sagrados, este era un enorme asunto que sacudiría el mundo.
¡Además, era el fallecimiento de dos Monarcas!
¡Era como si los cimientos de la Secta Fénix Divino hubieran sido desarraigados!
“Verdaderamente un loco que es capaz de hacer cualquier cosa.” Zi Ji pronunció esta línea que definitivamente no se comparaba con su temperamento tranquilo, “Exterminar a dos Soberanos de la Secta Fénix Divino. Esto hará que Feng Tianwei... Y todos los Soberanos de Fénix Divino en reclusión actúen. Lo peor es que esto podría traer incluso la ira del Ancestral Dios Fénix, haciendo que actué personalmente.”
“¿Tenemos que recordarle a Yun Che?” Preguntó la persona que estaba junto a Zi Ji.
“No,” Zi Ji sacudió su cabeza lentamente, “El desarrollo de este asunto ya no puede ser controlado. La Secta Fénix Divino probablemente atacará con toda su fuerza. Incluso si somos nosotros, ya no podemos interferir en este asunto.”
“A juzgar por el desarrollo de este asunto, es probablemente tiempo de que el respaldo de Yun Che, el Anciano Duotian, aparezca. De lo contrario, cuando la enfurecida Secta Fénix Divino envié a todos sus Monarcas, incluso si Yun Che tuviera cien vidas, todavía no sería suficiente.”
“Si el Anciano Duotian fuera a enfrentarse al Espíritu Fénix de la Secta Fénix Divino, ¿quién ganaría?” El hombre de túnica verde de pie junto a Zi Ji no pudo evitar preguntar.
Zi Ji pensó silenciosamente por un momento antes de decir, “Si la descripción de la fuerza del Anciano Duotian que el Salón Divino Sol y Luna proporcionó no fuera exageración, el Anciano Duotian probablemente ganaría... Incluso derrotaría al Ancestral Dios Fénix de la Secta Fénix Divino de una manera aplastante. Esta es probablemente también la mayor razón por la que Yun Che se atrevió a matar a dos Monarcas de la Secta Fénix Divino.”
“Tener fuerza absoluta, potencial ilimitado y un respaldo que es dominante. Su personalidad es incluso cruel y determinada...” Zi Ji soltó un largo suspiro a medida que pronunciaba, “Este tipo de persona, a menos que estemos seguros de que podemos matarlo, no debemos ofenderlo.”
“Y si tenemos absoluta confianza en matarlo... ¡No debemos perder un momento en matarlo! Cuanto antes muera, mejor. ¡No podemos tener ningún tipo de simpatía hacia él!”
“¿Qué hará ahora este subordinado? Feng Tianwei ya ha aparecido, y todos los otros Monarcas de Fénix Divino probablemente abandonaran el Reino Divino de Fuego de Fénix. Este subordinado teme que ya sea difícil mezclarse entre ellos.”
“Ya hay mucha conmoción, así que ya no necesitamos observar de cerca. Rápidamente informa al Santuario del Monarca Absoluto, al Salón Divino Sol y Luna y a la Región Poderosa Espada Celestial que Yun Che ha matado a Feng Tianyu y a Feng Tianqing. Dos Monarcas cayendo en manos de un joven de veintidós años; Esto ya no es una simple cuestión de rencor entre Yun Che y la Secta Fénix Divino.”
“¡Entendido!”
………
El viento aulló a medida que Yun Che voló fuera de los límites de Ciudad Fénix Divino hacia el Sur. Detrás de él, una enorme figura roja lo perseguía. Esta figura parecía acercarse lentamente a él a medida que pasaba el tiempo.
“¿Qué planeas hacer?” Preguntó Jazmín, percibiendo la ola caótica de emoción de Yun Che. “Lo que estás considerando ahora no parece ser cómo quitarte de encima al anciano que está detrás de ti.”
Yun Che no respondió en absoluto; Sólo sus ojos se movían constantemente. Nadie parecía saber lo que estaba pensando.
“En quince minutos a lo mucho, será capaz de alcanzarte. Sin embargo, si activas tu puerta del Purgatorio ahora, sería sólo te tomaría quince minutos quitártelo de encima completamente también,” Jazmín dijo en voz baja.
“... Jazmín, ¿cuáles podrían ser las consecuencias si destruyera Ciudad Fénix?” Yun Che colocó su mano derecha sobre su pecho a medida que tomaba la esencia del cielo y de la tierra para recuperar rápidamente sus heridas. Su voz era excepcionalmente tranquila, sin siquiera un rastro de nerviosismo por ser perseguido por un Monarca de nivel seis.
“Hmph, seguro que se adapta a tu personalidad.” Jazmín no le dio una respuesta directa, sino en cambio rio fríamente, “Has matado a cuatro Príncipes Fénix Divino, a muchos Dignatarios, a dos Monarcas e incluso enviaste a toda su secta a un mar de caos. Lo único que te falta es cavar las tumbas de sus ancestros. Sólo has sufrido algunas lesiones moderadas en la actualidad, y aún tienes tanto odio e intención asesina hacia ellos.”
“Todo eso se lo merecían. Ya he sido lo suficientemente magnánimo con ellos.” Yun Che contestó suavemente. Sin embargo, siguió acelerando. A su velocidad actual, podría evitar ser atrapado por Feng Tianwei en un corto período de tiempo, mientras que al mismo tiempo, también podría estabilizar sus lesiones a un ritmo relativamente rápido.
“Nunca quise actuar tan cruelmente al principio, pero como incluso Feng Tianwei ha aparecido, y él es mucho más fuerte de lo esperado, no tengo más opción que entregarle el último gran regalo antes.”
Jazmín, “...”
Sin saberlo, ya habían viajado cientos de kilómetros, y Feng Tianwei, quien estaba originalmente a kilómetros detrás Yun Che, ahora estaba a menos de seiscientos metros de distancia de él.
Ciudad Fénix Divino también había desaparecido de su vista.
Contrario al compuesto Yun Che, Feng Tianwei, la parte perseguidora que también poseía una fuerza abrumadora, en cambio era en realidad quien estaba completamente sorprendido. Ya había usado toda su fuerza y empujado su velocidad hasta los límites, pero en los pocos cientos de kilómetros de persecución, sin mencionar capturar a Yun Che, sólo había cerrado la distancia entre ellos de aproximadamente un kilómetro y medio…
Anteriormente en Ciudad Fénix, después de que había herido a Yun Che, no lo persiguió inmediatamente. En cambio, examinó primero la condición de Ciudad Fénix. Como un Monarca de nivel seis, Feng Tianwei sentía que perseguir a Yun Che, quien estaba gravemente herido y cuya fuerza estaba muy por debajo de la suya, indudablemente sería una tarea fácil.
Sin embargo, actualmente, estaba siendo constantemente sorprendido a lo largo de la persecución.
Las fluctuaciones de profunda energía que emitía Yun Che al escapar estaban, efectivamente, sólo en el tercer nivel del Profundo Reino Emperador. Sin embargo, su velocidad mientras estaba herido palidecía ligeramente en comparación. Además, cuando Yun Che estaba volando, su aura era extremadamente estable; No tuvo ninguna interrupción en lo más mínimo. Obviamente, las heridas que recibió Yun Che no fueron tan graves como él pensaba originalmente.
¡Alguien en el Profundo Reino Emperador en realidad poseía tal velocidad!
Cuando apareció, su ira lo llevó a usar por lo menos el setenta porciento de su profunda fuerza... Sin embargo, ¡¿esto sólo causó que Yun Che recibiera heridas que eran insuficientes para desorganizar su respiración?!
Feng Tianwei estaba ambos sorprendido y dudoso al mismo tiempo. Al igual que Feng Tianyu antes, la intención asesina en su corazón creció diez veces más de lo que tenía anteriormente.
Esta persona... ¡¡¡Absolutamente no puede seguir viviendo!!!
En la actualidad, Yun Che ya no tenía donde escapar. A pesar que la velocidad de Yun Che era extremadamente anormal, Feng Tianwei finalmente lo había alcanzado dentro de seiscientos metros. Si Feng Tianwei pudiera acercarse un poco más, podría atacar directamente a Yun Che y derribarlo del cielo.
¡Y esta vez, iba a utilizar toda su fuerza para asegurar la muerte de Che Yun en el menor tiempo posible!
Los ojos escarlatas de Feng Tianwei tenían una mirada escalofriante. Como el Gran Maestro de Fénix Divino, originalmente no podía ser molestado en perseguir personalmente a un menor. Sin embargo, este joven le había hecho sentir un extremo peligro... ¡A pesar que Yun Che había salvado a Feng Xue’er, la persona más importante dentro de la Secta Fénix Divino, sin tener en cuenta su vida hace tres años, ahora que se había convertido en una amenaza masiva y en un enemigo mortal de su secta, definitivamente tenía que morir!
A medida que un resplandor frío destelló, ambos brazos de Feng Tianwei se encendieron con llamas de Fénix. Empezó a concentrar su profunda energía, esperando hasta que se acercara lo suficiente antes de atacar sin piedad. En este momento, se dio cuenta de que Yun Che repentinamente ralentizó, reduciendo masivamente la brecha entre ellos.
“¡Finalmente te quedaste sin energía!” Murmuró Feng Tianwei a medida que levantaba sus brazos que estaban concentrados con energía de fénix... Justo en el momento en el que estaba a punto de atacar, Yun Che, que había estado ahí de pie, había desaparecido repentinamente de su vista.
Feng Tianwei frunció sus cejas con fuerza a medida que avanzaba rápidamente hacia el lugar donde estaba Yun Che y examinaba el área circundante... La figura de Yun Che había desaparecido, pero lo que verdaderamente sorprendió a Feng Tianwei fue que incluso su aura había desaparecido por completo también.
Las profundas técnicas de ocultación no eran nada nuevo, pero para los Monarcas, las profundas técnicas de ocultación no eran más que una broma. Debido a que no importaba cuán perfectamente el cuerpo estuviera oculto, era todavía imposible ocultar la profunda aura de los sentidos todopoderosos de un Monarca.
Por lo tanto, cuando Feng Tianwei vio que Yun Che había desaparecido, sus cejas ligeramente cambiaron... Y en el instante siguiente, su expresión cambió drásticamente.
No sólo el cuerpo de Yun Che había desaparecido, sino que su aura también había desaparecido por completo... Por otra parte, Yun Che había desaparecido por completo, mientras que Feng Tianwei lo estaba observando y sus sentidos fijados en él.
En sus cientos de años de vida, nunca había encontrado ni oído hablar de semejante cosa.
Él liberó su profunda aura hasta sus límites, y en un radio de varias decenas de kilómetros, sin hablar de los seres vivientes, ni siquiera el movimiento de una hoja de hierba podía escapar de sus sentidos. Sin embargo, a pesar que después de buscar con toda su fuerza durante algún tiempo, en el radio de sus sentidos, no pudo detectar ningún rastro de Yun Che.
“¡¡Yun Che, muéstrate!!!” Feng Tianwei escaneó el área a medida que gritaba con una voz estruendosa. ¡Debido a su intensa ira, las llamas de Fénix dentro de su cuerpo surgieron y explotaron viciosamente!
¡BOOM! Varias decenas de kilómetros se habían convertido instantáneamente en un mar de llamas...
¡¡Riiip!!
Después de los chillidos del espacio, Yun Che reapareció en los cielos por encima de Ciudad Fénix y flotó a una altitud de diez kilómetros sobre el suelo. En su cuerpo, una llama escarlata ardía, liberando un resplandor que no era muy fuerte... Esta vez, él no estaba usando las llamas de Fénix, en cambio las llamas del Cuervo Dorado que eran mucho más calientes, violentas y despiadadas.
En sus manos, mantuvo la Profunda Arca Primordial del tamaño de su palma. Poco a poco, abrió sus brazos, haciendo que las llamas en la superficie de su cuerpo se volvieran más densas. Pero a pesar que el resplandor no era muy llamativo, el cielo espeluznantemente se tornó cada vez más rojo.
Antes de mucho, el cielo sobre Yun Che se había convertido en un feroz color escarlata dorado. El área escarlata dorado estaba constantemente moviéndose, como si fuera lava. El cuerpo de Yun Che también descendió gradualmente, y cada vez que descendía, el área escarlata dorado se extendía. Al mismo tiempo, un terrible calor ardiente empezó a envolver el suelo.
“Dominio de Destrucción... Cenizas del Reino de la Muerte...” Todo el cuerpo de Yun Che brillaba ahora en un color dorado escarlata. Especialmente sus ojos, que eran tan llamativos que parecían arder, y su boca, que parecía estar pronunciando las maldiciones de un demonio.
Los ataques previos de Yun Che habían matado al Gran Dignatario de Fénix Divino, habían herido severamente a otros cinco Dignatarios y habían quitado la vida a cientos de discípulos. Los cinco Dignatarios Fénix gravemente heridos habían sido enviados al Salón Medicinal, mientras que un grupo de Discípulos de la Secta Fénix Divino se quedaron atrás para limpiar el desorden. A pesar que el Gran Maestro de Secta, Feng Tianwei había salido personalmente de reclusión y este desastre también podría llegar a su fin, ya que Yun Che no podía escapar de las garras de Feng Tianwei, no importaba cuan miserablemente muriera Yun Che en manos de Feng Tianwei, no había forma de recuperar las pérdidas de la Secta Fénix Divino.
Especialmente la muerte de dos Monarcas.
Esa fue la razón por la que Ciudad Fénix estaba en un estado tan sombrío, al punto donde ni siquiera una sola persona podía reír.
Feng Hengkong, junto con los otros Dignatarios Fénix, también había ido al Salón Medicinal para ayudar a estabilizar las lesiones de los cinco Dignatarios gravemente heridos.
“Real Padre, ya he enviado al personal de la ciudad para buscar los restos de los dos Altos Dignatarios.” Viendo la expresión oscura de Feng Hengkong, Feng Ximing tocó sus labios y dejó de hablar.
“Ja~.” Feng Hengkong soltó un largo suspiro. Con una expresión de dolor, dijo con pesar, “Si sólo ayer, nosotros... Hubiéramos pedido a Real Padre que tomara acción directamente...”
“Esto no es culpa de Maestro de Secta.” El Cuarto Dignatario sacudió su cabeza y continuó, “Nadie podría haber esperado que la fuerza de Yun Che estuviera a tal nivel. En los primeros días, Yun Che siempre trataba de escapar después de matar a alguien. Debe haber intentado esconder su verdadera fuerza para hacernos descuidados.”
Dos Monarcas, cuatro príncipes, seis dignatarios... Tal daño severo nunca había ocurrido en la historia de la Secta Fénix Divino.
Este era un desastre y la vergüenza que la secta nunca podría olvidar.
Feng Hengkong cerró sus ojos y dijo en miseria, “Todo ya se ha perdido. Ahora sólo puedo esperar que Xue’er no haya sido alertada...” Pensando en el rompimiento de la Barrera de Fuego de Fénix, él sólo podía sacudir su cabeza en aflicción, “Temo que esto ya no puede seguir escondido de Xue’er...”
Pero antes de que pudiera terminar de hablar, la expresión de Feng Hengkong repentinamente se oscureció. Al mismo tiempo, los diversos dignatarios que estaban tratando a los cinco dignatarios heridos gravemente, levantaron su vista a medida que sus expresiones se oscurecieron también.
Debido a que, la temperatura del aire se elevó repentinamente a una velocidad aterradora. Una presión espantosa, que no era muy fuerte, pero todavía se sentía como si un demonio acabara de bajar del cielo, estaba creciendo y acercándose a un ritmo significativo.
¡¡¡BOOM!!!
Feng Hengkong atravesó el techo y voló hacia arriba. Al levantar su vista, pudo ver en el cielo una zona circular dorado escarlata, que hizo que el cielo circundante se volviera rojo por su brillo. Debajo del resplandor dorado escarlata, había una figura que nunca debería haber estado ahí.
“Yun... ¡¡¿Che?!!”

Los ojos de Feng Hengkong parecían como si hubieran sido apuñalados por un millón de agujas y reducidos a lo más pequeño que habían sido en toda su vida.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios