ATG Capítulo 746

19:05

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 746 – Batalla Inesperada
“¿Quieres enfrentarlo de frente?” Jazmín preguntó suavemente. “A pesar de que ya ha agotado más de la mitad de su profunda energía, probablemente no ha caído al nivel de tus expectativas. Si el presente tú quiere forzarlo a un combate directo, todavía es mucho pedir.”
“No importa,” dijo Yun Che de una manera segura. “A pesar que su profunda fuerza es absurdamente poderosa, todavía no ha sido capaz de obtener el dominio completo de este nuevo poder. Además, la velocidad a la que está agotando su profunda energía es claramente mucho mayor de lo normal. Antes de esto, sólo estuve defendiéndome sin atacar, pero prácticamente fue herido por la reacción de sus ataques unas cuantas veces... Parece que su odio ha ahogado su racionalidad. Estaba muy ansioso por el éxito y se enfocó sólo en fortalecerse, descuidando tomar tiempo para estabilizarse.”
El explosivo aumento de la profunda energía de Fen Juechen fue debido a que absorbió y se fusionó con lo que Jazmín llamó el ‘raíz diabólica’ y no era algo que había ganado a través de su propia cultivación. Por otra parte, sólo había tenido un corto período de tiempo para aumentar su poder, por lo que estaba claro que su cuerpo no se había fusionado completamente con la ‘raíz diabólica’ todavía. Como resultado, aún tenía que obtener dominio completo sobre su nuevo poder.
“Oh, así que ya has notado esto...” Jazmín dijo suavemente.
“Junto con la superioridad de mi arma y la debilidad de su personalidad... Incluso si todavía tiene casi el cuarenta porciento de su poder, aún existe la posibilidad de que yo pueda derrotarlo en un combate directo.”
Sosteniendo la empuñadura de la Espada Opresora del Cielo con las dos manos, Yun Che hizo un arco normal a través del aire con su espada. En una fracción de segundo, el océano bajo los pies de Yun Che se agitó a medida que las olas explotaron y un aura extremadamente pesada y abrumadoramente tiránica se disparó sobre un área que tenía cientos de kilómetros de ancho. Todas las formas de vida del océano en la zona se enroscaron en terror. Era como si hubieran sido fijadas en su lugar, debido a que no se atrevían a moverse un centímetro.
En ese instante, parecía como si un antiguo dios demonio hubiera descendido repentinamente desde arriba, envolviendo la tierra en su terrible majestuosidad.
Las pupilas de Feng Juechen se contrajeron repentinamente, su fría mirada forzosamente atraída luego se fijó en la espada pesada bermellón en las manos de Yun Che. El aura de Yun Che no le creó un poco de presión, pero en el momento en que apareció la espada pesada bermellón en las manos de Yun Che, pudo sentir claramente una sensación opresiva y sofocante.
Además, a medida que concentraba su mirada en esa espada, su energía fue repentinamente lanzada a un tumulto a medida que una sensación horriblemente desagradable llenó todo su cuerpo. Esta sensación no se desvaneció a medida que circulaba su profunda energía, en cambio pareció intensificarse por alguna razón. Llegó al punto en que era tan insoportable que era como si algo estuviera destrozando viciosamente sus órganos y su alma.
El rostro de Fen Juechen se retorció violentamente y apartó abruptamente su mirada. Inmediatamente, la sensación insoportable comenzó a disminuir; Sin embargo, su molestia todavía permaneció.
La diferencia entre el momento cuando la había conocido por primera vez en la Profunda Arca Primordial y la Hong’er actual que había salido fuera recientemente era simplemente incomparable. El poder de la Espada Opresora del Cielo era completamente diferente también. Incluso había comenzado a irradiar una débil aura de majestuosidad y un poder capaz de ‘sacudir los cielos y la tierra’.
Sin embargo, este cambio no fue del todo bueno para Yun Che, ya que la tasa de crecimiento de la Espada Opresora del Cielo ya había superado ampliamente su propia tasa de crecimiento. Por otra parte, él había estado gastando recientemente todo su tiempo y esfuerzo en aumentar la profunda fuerza de las damas de Nube Congelada Asgard y no había tocado la Espada Opresora del Cielo en casi tres meses. Así que ahora que tenía en sus manos la Espada Opresora del Cielo, sentía una gran tensión... Incluso sentía como si pudiera perder su control sobre ella.
¡¿Cuántas cosas había robado Hong’er para comer durante estos tres meses?!
Podría ser que... ¡¿Ella había comido una de las espadas Overlord?!
Y a pesar que uno no tomara en cuenta el poder de la incomparable Espada Opresora del Cielo, la espada impartió la sensación de que era tan pesada como una montaña. ¡La estimación de Yun Che era que la Espada Opresora del Cielo pesaba por lo menos quinientos mil kilogramos!
La expresión de Yun Che permaneció completamente tranquila, y su postura era la de alguien confiado en su victoria. Él había tomado nota de la bizarra reacción de Fen Juechen cuando apareció la Espada Opresora del Cielo. Él tenía algunas sospechas con respecto a esa reacción, sin embargo, no puso tanta atención. “¡El nombre completo de esta espada es la ‘Espada Asesina de Diablos Opresora del Cielo’, así que permíteme dar testimonio de cuánto tiempo puedes soportar su presencia!”
E inmediatamente después de que Yun Che hablara, soltó un rugido bajo. Abrió la puerta del ‘Purgatorio’ y toda la profunda energía de su cuerpo se elevó violentamente. Las llamas ardían en el cielo a medida que la Espada Opresora del Cielo golpeó hacia abajo... Dado que su profunda energía estaba lejos de la profundidad y el grosor de la de Fen Juechen y que la enorme cantidad de energía agotada por sostener la actual Espada Opresora del Cielo, no podía permitirse el lujo de perder más tiempo.
Fue un ataque directo sin ser llamativo o utilizar alguna profunda habilidad, pero mantenía todo el poder en el cuerpo de Yun Che. El poder opresivo del ataque era tan grande que parecía que había una montaña estrellándose hacia abajo desde el cielo.
La mirada de Fen Juechen se tornó fría y concentrada a medida que liberó una luz negra que era incluso más sombría que la más oscura de las noches desde cada orificio de su cuerpo. La espada en su mano también estaba completamente envuelta en una luz negra. Una profunda energía oscura, salvaje y violenta, surgió furiosamente de la espada, soltando un chillido espantoso a medida que desgarraba a través del espacio para encontrarse con la Espada Opresora del Cielo acercándose.
Colisionar directamente con una espada pesada definitivamente no era un movimiento inteligente... De hecho, incluso podría llamarse un movimiento extremadamente estúpido.
Pero, incluso si Fen Juechen hubiera sido consciente de esto, todavía habría tomado la misma decisión de cualquier manera.
¡Todo por su fuerte orgullo y ego!
Y esto era precisamente la ‘debilidad de su personalidad’ de la que Yun Che había hablado.
¡¡¡¡Clang!!!!
Ambas espadas colisionaron y el sonido del metal contra el metal rasgó a través de las nubes a medida que sacudía el cielo y el océano. Las aguas de abajo se transformaron instantáneamente en una zona de desastre infernal que hizo que los huracanes ordinarios parezcan dóciles. Cientos de gigantescas olas cobraron vida y se elevaron hacia el cielo.
En medio de las gigantescas olas agitadas, la colisión entre el rojo escarlata y la luz negra era extremadamente evidente y obvia. Al punto en que las luces se intersecaban, las dos espadas seguían fijas en una lucha mortal. La Espada Opresora del Cielo en llamas seguía irradiando su poder divino mientras la espada negra en las manos de Fen Juechen, a pesar de estar ya doblada como una luna creciente, se rehusaba a romperse al soportar el ataque de la Espada Opresora del Cielo.
Las miradas de ambas partes pasaron por sus espadas a medida que se miraban maliciosamente el uno al otro, sus rostros no estaban a más de un metro de distancia uno del otro. El rostro de uno estaba tranquilo, mientras que el del otro estaba frío... Sin embargo, en sus corazones, estaban llenos de sorpresa y alarma.
Yun Che estaba asombrado de que Fen Juechen, que ya había agotado la mayor parte de su profunda energía y sólo tenía una espada negra Profundo Reino Emperador, había sido capaz de en realidad bloquear un ataque que había liberado con toda su fuerza la Espada Opresora del Cielo. Además, con el apoyo de su incomparablemente poderosa profunda fuerza, la espada ni siquiera se había roto.
¡Mientras tanto, Fen Juechen estaba incluso más sorprendido de que Yun Che, que sólo tenía el aura de un practicante en el Profundo Reino Emperador, pudiera realmente recibir un ataque de su espada con toda su fuerza también!
La espada negra en la mano de Fen Juechen era originalmente una espada Profundo Tierra. Sin embargo, en los años en que la fuerza de Fen Juechen había crecido a pasos agigantados, esta espada Profundo Tierra había sufrido un cambio fundamental bajo la influencia de la profunda energía oscura que había estado liberando. Y en el corto lapso de unos pocos años, había absorbido una gran cantidad de profunda energía oscura, lo que resultó en su crecimiento a una Espada Profundo Emperador de bajo grado.
Mientras que una Espada Profundo Reino Emperador podría ser considerada un monarca de espadas dentro de la Nación Viento Azul y que aún sería considerada un tesoro exquisito entre las espadas del Continente Cielo Profundo, si fuera a ir contra la Espada Opresora del Cielo de Yun Che... ¡Sin una sombra de duda, Yun Che tenía la ventaja absoluta cuando se trataba de armas!
Y a pesar de este hecho, Fen Juechen todavía era capaz de bloquear completamente el ataque de Yun Che. Así que estaba claro que a pesar que su profunda energía se había agotado en gran medida, definitivamente todavía superaba a Yun Che en términos de fuerza.
Los ojos de Fen Juechen se volvieron tan siniestros que parecían los ojos de un lobo salvaje y sanguinario. La luz negra que rodeaba su cuerpo volvió a aumentar una vez más... Fue en este momento, sin embargo, que sintió repentinamente la profunda energía oscura de su cuerpo amotinarse, como si hubiera recibido algún tipo de trauma. No sólo la luz negra rodeando su espada falló en llamear, incluso comenzó a doblarse abruptamente y deformarse en el aire. A medida que se retorcía y se torcía, partes de la luz negra comenzaron a desaparecer como si fueran tragadas silenciosamente por un agujero negro invisible.
La presión de Fen Juechen se debilitó repentinamente. Los ojos de Yun Che se enfocaron a medida que las llamas del Cuervo Dorado en su cuerpo surgieron explosivamente mientras barría la Espada Opresora del Cielo hacia delante una vez más. Fen Juechen dejó escapar un gemido sordo a medida que una enorme fuerza se abalanzó sobre su pecho, arrojando despiadadamente a un lado su brazo agarrando la espada. Su cuerpo se sacudió en el viento como una hoja a medida que fue arrojado lejos por la explosión.
“¿Oh?”
Yun Che había estado concentrando su corazón y su mente, así que no había notado los cambios en la profunda energía de Fen Juechen. Pero Jazmín había presenciado todo el acontecimiento y una luz extraña destelló inmediatamente en las profundidades de sus ojos.
El punto muerto entre los dos oponentes muy parejos había durado sólo un corto período de tiempo y se rompió cuando Fen Juechen ya no pudo mantener la presión. Esta fue la primera vez que ambas partes se enfrentaron oficialmente, pero Fen Juechen, que tenía la ventaja absoluta en la profunda fuerza, fue mandado a volar por Yun Che, que ahora tenía la ventaja absoluta en armamento.
Yun Che también se sintió muy impresionado de haber podido ganar la ventaja tan fácilmente. Él dio una risa fría y levantó la Espada Opresora del Cielo a medida que se precipitaba hacia adelante como un torbellino. “Fen Juechen, parece que en realidad no eres mucho después de todo... ¡¡Veamos cuántos golpes puedes recibir!!”
Fen Juechen dio un salto mortal hacia atrás en el aire muchas veces antes de que finalmente lograra estabilizarse en el aire. La fuerte tormenta de espadas que Yun Che había golpeado no era algo pequeño. A pesar que Fen Juechen sólo había sido golpeado por el viento de la espada, había causado que toda la sangre y la energía de su cuerpo se agitaran, prácticamente haciendo que sus órganos internos se volcaran... Normalmente esto sólo habría sido una lesión trivial. Incluso si recibiera una lesión que fuera diez veces peor, ni siquiera levantaría una ceja. Pero esta vez, por alguna razón insondable, esa sensación extraña y desagradable volvió a surgir, lo que le hizo sentir mareos y náuseas.
Yun Che rugió a medida que se acercó y estrelló hacia abajo la Espada Opresora del Cielo, llevando consigo el aura de una montaña, una vez más. Las pupilas de Fen Juechen soltaron una luz roja conforme toda la profunda energía oscura de su cuerpo explotó locamente...
¡¡¡¡Clang!!!!
La inmensa tormenta de energía se extendió en todas direcciones y una ondulación espacial de treinta metros de ancho se extendió desde el epicentro de la colisión. La Espada Opresora del Cielo una vez más colisionó con la espada negra. Esta vez la espada negra fue casi doblada a una luna llena negra. La cuchilla de la espada tembló a medida que soltaba un chillido parecido a fantasmas lamentándose.
La colisión entre ambas espadas, una vez más, no persistió. Después de una fracción de segundo, el poder de la espada negra retrocedió rápidamente una vez más.
¡¡Boom!!
Las llamas y la luz negra explotaron simultáneamente, ambas personas fueron disparadas en direcciones opuestas. Yun Che simplemente giró en el aire antes de recuperar el control sobre su equilibrio, pero Fen Juechen todavía voló lejos en la distancia. La espada negra en su mano ya estaba doblada en un ángulo alarmante y casi había sido rota.
Yun Che, que ya había recuperado el equilibrio, no le dio a Fen Juechen la oportunidad de recuperar el aliento. Activó el Extremo Espejismo de Rayo y su cuerpo se transformó en un relámpago negro a medida que la Espada Opresora del Cielo se estrelló ferozmente una vez más, llevando consigo el aullido del trueno.
¡¡Clank!!
¡¡Boom!!
¡¡Boom!!
Era como si el martillo de los cielos se hubiera desplomado ferozmente hacia abajo a medida que espeluznantes ondas de sonido rebotaron junto a las olas del océano, sacudiendo el cielo.
Cada golpe de espada de Yun Che hizo que Fen Juechen retrocediera rápidamente. La espada negra en su mano estaba cada vez más desgastada con cada golpe, y aún nunca se rompió. A medida que la espada se arqueaba más con cada golpe, el rostro de Fen Juechen pasaba a través de una gama de expresiones, como su rostro retorciéndose, deformándose por el dolor, mostrando descontento extremo, malevolencia…
¡Boom! ¡Boom! ¡Boom!
En medio de los enormes ruidos que seguían sacudiendo el cielo, Fen Juechen había sido golpeado cinco kilómetros atrás. Toda la sangre y la energía de su cuerpo estaban agitándose y sangre negra carmesí seguía saliendo de su boca. Desde el momento en que Yun Che había desvelado la Espada Opresora del Cielo, Fen Juechen había estado en una completa desventaja desde el primer golpe. Y, básicamente, sólo tenía el poder para defenderse de los golpes de Yun Che... Y ahora incluso defenderse de esos golpes era cada vez más difícil.
“¡Corte Fénix del Lobo del Cielo!!”
¡¡Boom!!
El aullido del Lobo del Cielo se entrelazó junto con el grito del Fénix a medida que el ataque rasgó a través del cielo. Fen Juechen se disparó como una estrella fugaz a medida que se estrellaba ferozmente contra un pequeño arrecife que estaba a varios kilómetros de distancia, haciendo que el arrecife fuera completamente borrado. Detrás de él, una fosa extremadamente profunda había sido excavada a través de la superficie del océano, y no desapareció por mucho tiempo... Era como si esta gran fosa en el océano hubiera sido directamente cortada por la mitad.
*Tos*… *Tos, tos*…”
Fen Juechen se puso de pie en la superficie del mar a medida que se tambaleaba y seguía tosiendo sangre que era claramente más oscura que la de una persona normal.
‘¿Qué está pasando…? ¿Qué hay de malo en mi poder...? ¿Por qué de repente se saldría de control...? ¿Por qué de repente desaparecería...?
¿Qué está pasando exactamente...?’
Detrás de él, un vendaval salvaje se acercó rápidamente. Fen Juechen obstinada y apresuradamente escupió una bocanada de sangre. A medida que giró, exudó un aura feroz que se precipitó hacia el cielo. La primera cosa que miró no fue a Yun Che, sino a la gigantesca espada pesada color bermellón que era casi tan grande como el cuerpo de Yun Che. Inmediatamente, toda la sangre y la energía de su cuerpo comenzaron a agitarse frenéticamente una vez más, y la insoportable sensación de su alma siendo apuñalada una vez más lo asaltó.
En ese instante, finalmente notó algo...
¡Era la espada de Yun Che!
¡Aquella extraña sensación desagradable que siempre había sentido cuando su mirada o poder había entrado en contacto con esa espada!
¡Fue precisamente cuando su propia espada había entrado en contacto con la espada de Yun Che que su profunda energía repentinamente se salió de control y desapareció como si hubiera sido devorada!

Esa espada... ¿¡Es realmente capaz de restringir mi poder!?
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios