ATG Capítulo 748

00:23

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 748 – Noche Eterna Sin Luz, Cenizas del Reino de la Muerte
Bajo el océano azul, Yun Che podía sentir que Fen Juechen había dejado de hundirse. A pesar de que estaba seriamente herido, su aura seguía expandiéndose con sorprendente velocidad... En un abrir y cerrar de ojos, había superado en realidad el pico de la profunda fuerza que tenía antes, y continuaba aumentando con extrema velocidad.
Al mismo tiempo, un aura sumamente sombría y suprimida se extendió silenciosamente por el cielo y la tierra, como si una temible tormenta que pudiera acabar con el mundo estuviera silenciosamente elaborándose.
Las cejas de Yun Che también se apretaron cada vez más. De los dos ataques que golpearon a Fen Juechen antes, el primer ataque rompió todos los huesos en su pecho, y la fuerza de su segundo ataque destruyó todo su cuerpo. Si fuera alguien más, esa persona habría muerto al instante. A pesar que Fen Juechen resultó gravemente herido, no fue suficiente para matarlo. Sin embargo, cuando fue golpeado en el océano, su vitalidad y su aura de profunda energía se hicieron increíblemente débiles... Pero fue en este momento, que una inusual explosión de poder apareció.
Podría ser que... ¿Bajo su falta de voluntad, provocó algún tipo de poder prohibido?
Cuando Yun Che fue sorprendido por ello, la región oceánica debajo de él repentinamente se convirtió de color negro... Este cambio severo no ocurrió gradualmente, en cambio, sucedió en un instante. Por lo que los ojos podían ver, la enorme región azul del océano se había vuelto negra, un negro espeso semejante a la tinta. Antes de que Yun Che pudiera reaccionar, el mundo ante sus ojos también se convirtió en negro de repente, y ya no podía ver ningún rastro de luz.
A cientos de kilómetros de distancia, Feng Xue’er llevaba a Xiao Lingxi y voló hasta el borde de la región oceánica. Justo cuando sus cuerpos pasaban por el borde de la costa del océano, un mundo negro azabache apareció ante ellas.
“¡¡Ah!!” Feng Xue’er y Xiao Lingxi exclamaron al mismo tiempo.
Este mundo negro azabache estaba a unos cientos de kilómetros de distancia, pero era como si estuviera justo ante sus ojos. La región que estaba cubierta por la noche oscura era como un agujero negro que fue tallado en el mundo. Las cosas dentro fueron completamente tragadas, desaparecidas y convertidas en nada.
Una emoción sombría e irritante envolvió la mente y el alma de Feng Xue’er. Ella inmediatamente se puso alerta y utilizó la profunda energía de Fénix para proteger su corazón. Al mismo tiempo, transfirió una gran cantidad de energía para proteger a Xiao Lingxi. Este color negro azabache rebosaba de poder que poseía un aura más aterradora que cualquier cosa que Feng Xue’er hubiera visto alguna vez. El sentimiento inquietante que sentía aumentó más de diez veces. Ella sostuvo a Xiao Lingxi apretadamente con sus brazos y dijo apresuradamente: “Apurémonos.”
Antes de que su ansiosa voz se desvaneciera, todo el cuerpo de Feng Xue’er ardió con llamas de Fénix, su velocidad de vuelo aumentó repentinamente a medida que se precipitaban hacia las regiones negro azabache como un Fénix resucitado en llamas.
Los alrededores de Yun Che se habían convertido en un campo de oscuridad. Por otra parte, no era sólo la oscuridad normal debido a la ausencia de luz como en la oscuridad, Yun Che sentía como si hubiera caído en un pantano negro a medida que el aire que lo rodeaba se tornó viscoso y grueso. Incluso simplemente mover un dedo tomó muchas veces más fuerza de lo normal. Innumerables auras opresivas, espantosas y heladas venían de todas las direcciones y se le clavaban en la mente, erosionándola. Esta clase de erosión de la mente era extremadamente aterradora. Si estas auras hubieran entrado en las mentes de los demás, ya habrían corroído a esas mentes con emociones negativas, y tal vez incluso volverían locas a esas personas. Sin embargo, debido al Alma del Dios Dragón, Yun Che no necesitaba temerles a estas auras por ahora.
“¡Esta ‘Noche Eterna Sin Luz’, es uno de los Dominios de alto nivel dentro del ‘Tomo Diabólico Ilusorio de la Noche Eterna’!” Jazmín dijo en tono serio: “Con la habilidad actual de Fen Juechen, apenas puede activarlo. Incluso podría tener que pagar un precio enorme.”
“¿Noche Eterna Sin Luz?” Yun Che empezó a sentir un sinfín de auras espeluznantes y perforantes apresurándose locamente hacia él. Lentamente, sintió como si estuviera siendo tragado en el estómago de un monstruo gigante, y sería digerido a la nada en cualquier momento.
“Todo lo que este Dominio cubra, será tragado una vez que estén cubiertos por este Dominio.” Jazmín dijo en voz baja, “Ahora que este dominio ha cubierto un total de setenta y cinco kilómetros, incluso si usaras toda tu fuerza, todavía serías incapaz de escapar de ello forzosamente antes de que te devore por completo... Lo único que puedes hacer ahora mismo es abrirla al rasgarla forzosamente.”
Incluso con su percepción espiritual, Yun Che era completamente incapaz de percibir los bordes de este Dominio negro azabache, como si fuera infinito. A medida que su entorno se hacía cada vez más oscuro y viscoso, el alcance del sentido espiritual de Yun Che siguió disminuyendo, y la cantidad de esfuerzo por cada respiración se duplicó. Llegó a un punto en el que Yun Che comenzó a sentir un rastro de desesperación de estar atrapado dentro de este agujero negro interminable.
“Yun... ¡Che!” El sonido de una voz diabólica lamentándose resonó hacia él de las profundidades del Dominio negro azabache. No era otro que Fen Juechen, que se había vuelto completamente retorcido debido a su inmenso odio y enemistad, “Desaparece... ¡¡¡Para siempre!!!”
Él podía oír la voz de Fen Juechen, pero no era capaz de detectar de dónde provenía, debido a que esa voz procedía de todos los rincones del Dominio Oscuro. En este momento, Yun Che estaba casi sofocado y ni siquiera podía respirar. La energía devoradora envolvió todo su cuerpo y al mundo entero, y su profunda energía protectora fue casi empujada a su límite defensivo.
A medida que el tiempo de la aterradora crisis se hizo crecientemente cercano, el rostro de Yun Che permaneció extremadamente rígido, pero el brillo en sus ojos se hizo cada vez más frío y sereno. En ese momento, un rastro de luz apareció repentinamente bajo la esquina de su ojo.
Una luz que no debería haber sido capaz de aparecer dentro de este Dominio oscuro.
La visión de Yun Che fue rápidamente redirigida a medida que se concentraba debajo de él... La luz no era una alucinación ni una ilusión. A pesar que era débil, era real. ¡Además, parecía contener un color bermellón único!
Yun Che estaba increíblemente familiarizado con esta mancha de bermellón... ¡Era el color que pertenecía a la Espada Opresora del Cielo!
Conforme la mente de Yun Che lo deseó, en un abrir y cerrar de ojos, la profunda energía de todo su cuerpo se condensó sobre la Espada Opresora del Cielo. En el momento siguiente, la Espada Opresora del Cielo se envolvió en llamas. Usando la Espada Opresora del Cielo como catalizadora, las llamas del Cuervo Dorado comenzaron a brillar ferozmente. Un resplandor de fuego extremadamente intenso surgió en medio de la oscuridad dentro de este Dominio oscuro que había devorado toda luz.
Las llamas del Cuervo Dorado ardían encima de la Espada Opresora del Cielo, iluminando su hoja junto con el rostro y la figura de Yun Che. Ello también dispersó completamente la oscuridad a su alrededor dentro de un diámetro de tres metros. Dentro de este Dominio oscuro aparentemente interminable, él fácilmente había quemado un área de luz.
Después de quemar un agujero en esta área, una extraña luz brilló a través de los ojos de Yun Che a medida que se enfocaron y cortó frente a él con su espada.
¡¡BOOM!!
Un sombrío rugido siguió la trayectoria del corte de la Espada Opresora del Cielo conforme el espacio oscuro delante de Yun Che fue viciosamente destrozado. Una trinchera de varios metros de longitud de llamas ardientes y cegadoras empezó a arder en medio de la oscuridad delante de él, desapareciendo después de un buen tiempo.
“Un aura extremadamente fuerte y un impulso igualmente aterrador. Sin embargo, parece que... No es tan especial después de todo.”
La presión que había estado pesando en su mente disminuyó repentinamente varias veces. El sentimiento percibido por el cuerpo y el sentido espiritual de Yun Che antes podría describirse como extremadamente aterrador. Había sido incapaz de liberarse de ella, y era aún más incapaz de rasgarla. En ese momento, incluso podía sentir claramente el aura de la muerte... Nunca había pensado que este escandaloso y poderoso Dominio oscuro sería realmente tan vulnerable contra las llamas del Cuervo Dorado. ¡Podría haber parecido aterrador en el exterior, pero en el interior, era sólo un tigre de papel que se rompió con el más ligero toque!
Jazmín, “…”
Si es así…
Las manos de Yun Che empuñaron la Espada Opresora del Cielo que estaba ardiendo con llamas. A medida que las llamas ardían, dos débiles llamas escarlatas llevando rastros dorados emergieron dentro de las pupilas de Yun Che. Detrás de él, la imagen de un Cuervo Dorado gigante poco a poco apareció y luego rápidamente surgió a medida que una ola de calor locamente se esparció a través de los alrededores.
“¡Dominio de destrucción de las llamas del Cuervo Dorado, Cenizas del Reino de la Muerte!”
BOOM BOOM BOOM BOOM BOOM BOOM
La silueta del Cuervo Dorado dio un largo grito hacia el cielo, haciendo que el aire temblara y la tierra se derrumbara. Las llamas que se originaron de un dios verdadero primordial eran extremadamente calientes y llevaban un poder incomparable de incineración a medida que violentamente rasgaron a través de capa tras capa del Dominio oscuro. Incluso con la profunda energía oscura como un medio, la oscuridad que había devorado toda la luz repentinamente se quemó y se tornó cegadoramente brillante debido a las llamas extremas.
Gritos profundos resonaron en el Dominio oscuro como lamentos fantasmales conforme la oscuridad que ocultaba el día atacó locamente las llamas del Cuervo Dorado con la esperanza de envolverlas y devorarlas. Al principio, la oscuridad todavía era apenas capaz de lidiar con las llamas del Cuervo Dorado a un punto muerto. Sin embargo, cuanto más y más el Dominio fue rasgado y hecho pedazos, las llamas del Cuervo Dorado rápidamente se convirtieron en una fuerza imparable conforme miles de rasgaduras y cientos de agujeros aparecieron en medio del mundo antes completamente oscuro.
“¡¡¡Ah!!!”
Ante el calor inminente, Feng Xue’er se detuvo repentinamente conforme dejaba escapar un sonido de shock. La brisa del océano, originalmente fresca, se calentó como una llama conforme varios cientos de metros de altas olas comenzaron a moverse locamente y a alzarse en el océano, obligando a Feng Xue’er a volar hasta una altitud de tres mil metros. A medida que miraba hacia adelante, vio que la gigantesca zona de oscuridad había sufrido enormes cambios conforme poco a poco las llamas perforaron la oscuridad. En un abrir y cerrar de ojos, el mundo de oscuridad ya se había mellado.
La oscuridad luchaba conforme las llamas la devoraban. En lo alto del océano, era como si dos bestias gigantes estuvieran luchando; Una bestia escarlata y una bestia negra desgarraban despiadadamente las gargantas de la otra.
Sin embargo, la oscuridad claramente no era un oponente para las llamas escarlatas que después emergieron. En poco tiempo, la exposición a las llamas escarlatas hizo que el área de oscuridad se desmoronara y se convirtiera en innumerables fragmentos dispersos. Incluso sin tocar las llamas incineradoras, estos fragmentos se disiparon rápidamente por sí solos. A medida que las llamas continuaban ardiendo, ellas se volvieron cada vez más intensas. Desde hacía mucho tiempo habían teñido el oscuro cielo de un rojo intenso, y habían causado que emergiera desde el océano una capa de vapor extremadamente gruesa que tenía cientos de metros de largo y que esta permaneciera ahí.
Las ráfagas de vientos ya no estaban suprimidas, y se volvieron cada vez más violentas y calientes. Para proteger a Xiao Lingxi, Feng Xue’er invocó un gigantesco escudo rojo escarlata. Posteriormente, recibieron las violentas ráfagas, y las utilizaron para aumentar su velocidad conforme volaban hacia el Este.
Hermano Mayor Yun... Por favor, no dejes que te suceda nada...
En el cielo, dentro de un área de cinco kilómetros, sólo quedaban las llamas ardientes del Cuervo Dorado a medida que continuaron ardiendo hasta que el último rastro de oscuridad había sido exterminado.
Bajo las ‘Cenizas del Reino de la Muerte’ de Yun Che, la ‘Noche Eterna Sin Luz’ de Fen Juechen había sido completamente derrotada.
Al parecer, ni siquiera tenía el poder de poner resistencia.
El brazo que Yun Che había levantado cayó lentamente a medida que depositaba la Espada Opresora del Cielo dentro de la Perla de Veneno del Cielo. Una vez que la Espada Opresora del Cielo dejó su cuerpo, una fuerte sensación de colapso casi se sintió a través de cada centímetro de su cuerpo. A pesar que se podría decir que el proceso de destruir el Dominio Oscuro de Fen Juechen pasó sin problemas, no significaba que él podía relajarse. Las secuelas de liberar las ‘Cenizas del Reino de la Muerte’ que contenían todo su poder, dejó la profunda energía en su cuerpo en un déficit. La razón por la que había guardado la Espada Opresora del Cielo fue debido a que probablemente ni siquiera sería capaz de levantar la Espada Opresora del Cielo por diez respiraciones en su condición actual.
Pero al menos su condición era mucho mejor que la de Fen Juechen.
Las llamas llenando el cielo comenzaron a caer como bolas de fuego, dejando detrás una extensión de vapor de agua que se disparó en el cielo... Si el poder de las llamas del Cuervo Dorado que Yun Che lanzó fuera un poco superior, incluso el vapor de agua no se elevaría, debido a que en su lugar quemaría el agua a la nada.
Phew…
Yun Che soltó una lenta exhalación, luego extendió su mano. Conforme la palma de su mano hacía frente a la superficie hirviente del océano, lanzó rápidamente un rayo de profunda energía.
¡¡¡Bang!!!
La superficie del océano explotó a medida que una silueta humana negra voló en línea recta hacia Yun Che y fue agarrada firmemente por Yun Che.
A pesar que había estado empapado en el agua del océano durante mucho tiempo, las manchas de sangre de Fen Juechen aún no habían sido completamente lavadas de su cuerpo. Había por lo menos decenas de lesiones externas en su cuerpo que todavía rezumaban lentamente con sangre. La sangre adherida a su cuerpo y a sus heridas era de un anormal color negro escarlata.
La fuerza vital de Fen Juechen y el aura de su profunda fuerza ya eran incomparablemente débiles. Sólo la frase ‘colgando de un hilo’ podría usarse para describir su apariencia actual. Sus cuatro miembros colgaban conforme estaba siendo agarrado por la espalda por Yun Che. A pesar de que ya no era capaz de utilizar incluso un ápice de su fuerza, su conciencia no se había derrumbado todavía. Con una voz débil, ronca y dolorosamente baja, pronunció...
“Por qué... Sería... Esto así...”
“Cómo... Podría yo... Posiblemente... Haber perdido...”
“Cómo podría yo... Perder...”
Yun Che no dijo una sola palabra. Levantó el brazo izquierdo a la cabeza de Fen Juechen y, después de un resplandor, su Profunda Empuñadura se disparó desde su brazo, al instante entró en la frente de Fen Juechen, atacando su mente y su alma.
Él quería saber de dónde provenía el extraño poder de Fen Juechen. También quería saber qué era exactamente el ‘Tomo Diabólico Ilusorio de la Noche Eterna’ que Jazmín había mencionado.
Después de unas pocas respiraciones de tiempo, la complexión de Yun Che cambió ligeramente. Después de un breve estancamiento, la Profunda Empuñadura voló fuera del cuerpo de Fen Juechen, volviendo al brazo de Yun Che.
“¡Qué tenaz mente y qué fuerza de voluntad!” Yun Che murmuró asombrado, “De hecho, todavía puede resistirse a la Búsqueda de Alma de la Profunda Empuñadura en este estado.”
“No sólo ha aumentado su profunda fuerza explosivamente, su alma también ha cambiado cualitativamente. Añadiendo a su fuerte fuerza de voluntad original, incluso si él estuviera medio muerto, no serías capaz de tener éxito en la Búsqueda de Alma de la Profunda Empuñadura.” Jazmín majestuosamente indiferente, no estuvo sorprendida en absoluto sobre este resultado.
“...” Yun Che barrió sus ojos a través de la superficie del océano, se zambulló, y arrojó al casi muerto de Fen Juechen sobre un arrecife roto.
“¿No vas a matarlo?” Dijo Jazmín con frialdad. Ella no sentía ninguna intención asesina de Yun Che. Y su acción de ahora, era que estaba obviamente dejando ir a Fen Juechen, “Las consecuencias de cortar la hierba sin desenterrar las raíces están justo delante de tus ojos. ¿Quieres cometer el mismo error en la misma persona otra vez?”
“Realmente quiero matarlo,” Yun Che respiró hondo a medida que su rostro mostraba impotencia. Un problema aterrador fue creado todo debido a que él dejó ir a Fen Juechen en aquel entonces. Con la velocidad de crecimiento de Fen Juechen que desafía a los cielos, si lo dejara salir vivo, sería como plantar un desastre que sería quién sabe cuántas veces más grande que el de hoy.
Pero…
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios