ATG Capítulo 765

12:33

Traductor: Radak
Corrector: Radak


Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 765 – El Peculiar Arte Divino Del Final Congelado
“El Arte Divino del Final Congelado hizo una aparición repentina hace mil años debido al Ancestro de la Nube Congelada, Mu Bingyun. Antes de eso no había registros anteriores de ello. ¿No encontraste algo sospechoso en eso? Este profundo arte no es tan simple como crees que es... Y si quieres cultivarlo, necesitarás la sangre o el alma de una cierta bestia divina. Si no, incluso si tu comprensión es de primera categoría y eres capaz de entenderlo, nunca serás capaz de liberar incluso lo más pequeño de su poder.”
“¡Así como alguien que no tiene el linaje del Fénix nunca será capaz de cultivar realmente la ‘Oda Mundial del Fénix’!”
“¿Qué?” Esta vez Yun Che no sólo se sorprendió, estaba realmente conmocionado. “¿Estás diciendo que el Arte Divino del Final Congelado es realmente un arte divino primordial que fue dejado detrás por una bestia divina?”
“¡Espera, espera, eso no está bien!” Yun Che repentinamente recordó algo a medida que soltaba una respuesta, “Si ese es el caso, ¿cómo puedo cultivarlo? ¿Y cómo rayos lo cultivó Qingyue también?”
“¡Hmph, eso es debido a que Xia Qingyue tiene el Noveno Profundo Cuerpo Exquisito, por lo que puede romper a través de los límites de la mayoría de las leyes naturales! En cuanto a ti, tienes las Venas Profundas del Dios Maligno, por lo que puedes ignorar tanto el orden natural como las leyes de la naturaleza. Todos esos años atrás, lograste saltar vigorosamente cuatro niveles de la Oda Mundial del Fénix y comprender el quinto y sexto nivel de ello, así que cultivar vigorosamente el Arte Divino del Final Congelado fue una hazaña mucho más fácil por mucho.” Jazmín explicó en una voz suave. Sin embargo, ella no había mencionado nada de esto antes de que Yun Che regresara al Continente Cielo Profundo, sólo sentía que el Arte Divino del Final Congelado le parecía un tanto familiar.
“Sin embargo, así seas tú o Xia Qingyue, a pesar de que el Arte Divino del Final Congelado que los dos usan supera por mucho a cualquier profundo arte normal basado en hielo, es simplemente una mera sombra del verdadero Arte Divino del Final Congelado... ¡Pero si piensas en ello, el verdadero Arte Divino del Final Congelado es un arte divino primordial que está en el mismo nivel que la Oda Mundial del Fénix!”
“En el mismo nivel que la... ¿Oda Mundial del Fénix?” Yun Che exclamó en estado de shock. Él raramente había usado el Arte Divino del Final Congelado después de haberlo aprendido, debido a que a pesar que podía producir varios efectos peculiares en ciertas situaciones, en términos de fuerza bruta era mucho más débil que la Oda Mundial del Fénix o el Registro del Mundo Abrasador del Cuervo Dorado. Si su fuerza se suponía que estuviera en el mismo nivel... ¿Entonces también significaba que la bestia divina primordial que la transmitió era una existencia que estaba en el mismo nivel que el Fénix?
“Durante la Era Primordial de los Dioses, el Ave Bermellón, el Fénix y el Cuervo Dorado fueron los tres animales supremos del atributo fuego. ¡El elemento del agua también tenía tres gobernantes supremos, que fueron el Dragón Azur, el Fénix de Hielo y el Qilin de Hielo! El hielo era la forma de agua que poseía el mayor poder, por lo que el poder del Fénix de Hielo y del Qilin de Hielo fuer gobernado por el hielo. Sólo el poder del Dragón Azur estaba gobernado por el agua, por lo que el poder de su hielo era inferior al del Fénix de Hielo y al Qilin de Hielo.”
“¡Además, este Arte Divino del Final Congelado es realmente el arte divino primordial que fue transmitido por el Fénix de Hielo!”
“Fénix… ¿de Hielo?” Esta era la primera vez que Yun Che había escuchado ese nombre, él respondió en voz baja, “Fénix... Fénix de Hielo... ¿Podría ser una bestia divina primordial que estaba relacionada con el Fénix, pero en cambio poseía un elemento opuesto? Puesto que esto era algo que fue transmitido por el ancestro de la Nube Congelada, Mu Bingyun, entonces significa que ella podría cultivarlo, lo que a su vez significa... ¿Que ella recibió la herencia de la Bestia Divina Fénix de Hielo?
“¿Así que esto significa que además de los legados del Dios Dragón y el Fénix, también hay un lugar en el Continente Cielo Profundo que contiene el legado del Fénix de Hielo?” Preguntó Yun Che. Si eso era verdaderamente el caso, entonces si él era capaz de descubrir donde el legado de la Bestia Divina Fénix de Hielo estaba oculto y obtuviera la sangre o el alma del Fénix de Hielo, su propio Arte Divino del Final Congelado definitivamente recibiría un enorme impulso en su poder. La Nube Congelada Asgard también podría ascender a alturas aún mayores.
“Je...” Jazmín naturalmente sabía exactamente en qué estaba pensando Yun Che y ella respondió con una voz desinteresada, “¿Y cómo sabes que obtuvo el legado del Fénix de Hielo en el Continente Cielo Profundo?”
“Definitivamente puedo confirmar una cosa para ti, este mundo definitivamente no contiene el legado del Fénix de Hielo. Si mis conjeturas son exactas, Mu Bingyun perdió todos sus recuerdos todos esos años atrás, y después de eso, conforme se recuperaba lentamente, estableció la Nube Congelada Asgard y dejó atrás el Arte Divino del Final Congelado. Sin embargo, nadie podía cultivarlo. Después de eso, cuando recuperó sus recuerdos, también recordó que el Arte Divino del Final Congelado no podía ser aprendido por la gente común, por lo que creó el muy inferior ‘Arte Nube Congelada’, que podría ser cultivado por personas normales.”
Yun Che, “...”
“Pero ten en cuenta que todo lo que estoy diciendo es simplemente una conjetura. La verdad real es algo que probablemente nadie sabe, y no hay necesidad de cavar más profundo tampoco. Todo lo que necesitas saber... Es que pedirles que aprendan el Arte Divino del Final Congelado es simplemente una pérdida de tiempo.”
Después de que Jazmín había dicho lo suyo, no se molestó más con él.
Yun Che permaneció allí, mirando fijamente al espacio por un buen rato. Las palabras de Jazmín habían indicado claramente que el Ancestro de la Nube Congelada, Mu Bingyun, no era una persona que pertenecía al Continente Cielo Profundo.
No, Jazmín había dicho ‘en este mundo’, así que ella no sólo se refería al Continente Cielo Profundo.
¿Podría ser que la persona que había creado la Nube Congelada Asgard era en realidad alguien de otro mundo?
También estaba claro que Jazmín sabía algo al respecto, pero no tenía la intención de aclarárselo en lo más mínimo.
“Maestro de Asgard, seguiremos intentando por un poco más de tiempo. Pero si no logramos nada dentro de un año, entonces la única opción que tenemos es dejarlo.” Dijo Jun Lianqie.
“Si es el Arte Divino del Final Congelado...” Yun Che buscó las palabras correctas antes de que abriera su boca para hablar. “Hay algunas cosas que son bastante únicas, y hay algunos obstáculos que no pueden ser superados por el trabajo duro o comprensión. No es culpa suya que todas ustedes sean incapaces de cultivarlo. Así, dejemos de lado la cuestión de cultivar el Arte Divino del Final Congelado por ahora. Cultiven el Arte Nube Congelada a su nivel más alto, su poder no debe ser más débil que el Arte Divino del Final Congelado.”
“Sí, haremos lo que Maestro de Asgard ordena.” En la actualidad, toda la Nube Congelada Asgard había empezado a considerar a Yun Che como una deidad, y así su palabra se había convertido en ley.
“Mañana por la mañana, viajaré al Supremo Palacio del Océano con Xue’er, para que podamos asistir a la Conferencia de la Espada Diabólica. Será aproximadamente seis o siete días antes de que podamos regresar. Durante este período de tiempo, tendré que molestar a las Maestras Mayores y Menores para guiar y supervisar a todas las demás discípulas en la edificación de sus cimientos. Sería mejor si no intentaran apresuradamente cultivar el Arte Nube Congelada durante los próximos dos o tres meses.” Yun Che les recordó, “Aparte de eso, si ocurren accidentes durante este período de tiempo, háganmelo saber, inmediatamente regresaré tan pronto como pueda.”
“¿Se irá mañana?” Las seis se amontonaron más cerca y Murong Qianxue miró a Feng Xue’er antes de decir, “He oído que la Conferencia de la Espada Diabólica será una reunión de todos los héroes del reino, y los máximos expertos de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados también estarán presentes... Cuando el Maestro de Asgard llegue a ese lugar, definitivamente debe ser cauteloso.”
“Xue’er, tendremos que molestarte para proteger a nuestro Maestro de Asgard.” Había una capa de preocupación que estaba oculta justo debajo del exterior tranquilo de Murong Qianxue... Después de todo, era una reunión que estaba en el nivel de un Terreno Sagrado. A pesar de que Yun Che era fuerte, una vez que llegara a ese lugar, habría demasiadas personas que serían más fuertes que él.
Especialmente el Salón Divino Sol y Luna, que tenía un resentimiento contra él...
Después de todo, ellas eran dolorosamente conscientes de que el ‘maestro’ de Yun Che no existía. En el momento en que esta frágil pretensión fuera descubierta, las consecuencias serían inimaginables.
“Mn, protegeré a Hermano Mayor Yun. Además, no vamos a la Conferencia de la Espada Diabólica para batallar, así que no debería haber mucho peligro involucrado.” Dijo Feng Xue’er con una dulce risa.
“... Maestro de Asgard.” Chu Yueli dudó un momento antes de dar un paso adelante. “Qingyue no nos ha enviado una transmisión de sonido durante todo este tiempo. Ya que la Conferencia de la Espada Diabólica va a ser una reunión de todos los héroes del reino, ¿tal vez podríamos encontrar noticias de ella allí?”
“Mn, entiendo.” Yun Che dijo conforme asentía, pero en su corazón, él era consciente de que era muy probable que Xia Qingyue ya no estuviera en el Continente Cielo Profundo. O bien, hace mucho tiempo habría intentado hacer contacto con la Nube Congelada Asgard.
Y en cuanto a dónde terminó exactamente... Su deseo de descubrirlo era más fuerte que el de cualquier otra persona.
………
Al mismo tiempo. Reino Demoníaco Ilusorio, Región Sudeste.
La cordillera normalmente tranquila y pacífica se había transformado en un mar de fuego. Explosiones sorprendentes arrasaron el aire; Eran tan fuertes que podían oírse claramente dentro de un radio de cincuenta kilómetros. Las cercanas montañas temblaban violentamente y parecían estar al borde del colapso a medida que las rocas caían por el aire.
“¡¡Duque Ming, desgraciado traidor, deja de resistir y acepta tu destino!!”
Mu Feiyan, Mu Yubai, Su Xiangnan y Lin Guiyan ejercieron toda su fuerza, la profunda luz explotando desde sus cuerpos y sus rostros rojos por el esfuerzo, a medida que intentaban su mejor esfuerzo para rodear a un hombre... Además de los cuatro, había otras ocho personas merodeando en el fondo, esperando y preparándose para el momento en que su presa tratara de escapar del encierro. Cada una de estas ocho personas estaba en el mismo nivel que un Gran Dignatario de una Familia Guardiana.
Cualquiera de estas doce personas podría ser contada entre los practicantes más poderosos dentro del Reino Demoníaco Ilusorio. Tal asombrosa formación de fuerza había sido reunida, todo por el bien de una sola persona...
¡Debido a que esa persona era el Duque Ming!
“Jajaja, ¿¡alimañas, piensan que son lo suficientemente dignos para obligar a este duque a someterse!?”
¡Boom! ¡Boom! ¡Boom! ¡¡Boom!!
Cuando se trataba de batallas desesperadas a nivel del Profundo Reino Soberano, cada explosión de profunda energía contendría un poder trascendental. A medida que avanzaba la batalla, la tierra en un radio de cien kilómetros de la lucha había sido completamente devastada, innumerables profundas bestias fueron enterradas antes de que pudieran incluso reaccionar a su deceso.
El Duque Ming había usado el escape de sangre para huir de Ciudad Demoníaca Imperial en ese entonces, pero eso también le hizo perder una gran parte de su esencia de sangre, dañando su vitalidad. Después de eso, él estaba constantemente huyendo por su vida, y apenas podía encontrar un momento para recuperar el aliento. Dado el poder que el Duque Ming había tenido anteriormente, incluso si Mu Feiyan y los demás combinaran su fuerza, los cuatro aún habrían probado una amarga derrota en sus manos. Pero en este momento, ellos en realidad podían suprimir al Duque Ming y evitar que huyera.
“¡Duque Ming, viejo villano! ¡Este anciano estaba verdaderamente confundido y perdido todos esos años atrás! Pensar que te creí en lugar de al Rey Demonio, sosteniendo tus palabras como verdad y sus palabras como falsas... Hoy, ¡¡este anciano necesita enterrarte personalmente!!” Mu Feiyan rugió en furia a medida que él y Mu Yubai forjaban un enorme Dominio gélido; El Duque Ming estaba siendo asaltado por interminables fragmentos de hielo cada segundo, y muchas heridas sangrientas habían sido rasgadas en su cuerpo.
“¿¡Quieres enterrar a este duque!? Jajajajaja... ¡¡Yo te enterraré primero!!”
La expresión del Duque Ming se volvió siniestra a medida que una risa salvaje se arrancó de su garganta. Su cuerpo entero brilló repentinamente con una luz ensangrentada, y dos enormes cráneos de llamas negras carmesí se unieron de repente en el aire sobre ellos antes de descender ferozmente desde arriba.
“¡¡Patriarca Mu, cuidado!!”
Estos eran demonios de llamas conjurados por el Duque Ming, así que poseían una fuerza incomparablemente aterradora. El corazón de Su Xiangnan fue sacudido por el shock y rápidamente cambió su ángulo de ataque, cientos de miles de sombras de espada instantáneamente se congelaron en una espada a medida que empujaba hacia los demonios de llamas, salvajes vendavales aullaban en su estela.
“¡¡Divina Espada de Viento!!”
Pero a medida que descendían los dos demonios, cambiaron su trayectoria en el aire. Ya no dirigiéndose a Mu Feiyan, sino en cambio se apresuraron hacia Lin Guiyan.
¡¡Boom!!
Sería muy difícil para Lin Guiyan incluso defenderse de esas llamas, mucho menos de dos de esas técnicas. El rostro de Lin Guiyan palideció a medida que trataba de soportar toda la fuerza del asalto, pero después de un solo suspiro, dejó escapar un grito miserable conforme fue envuelto por las llamas negras carmesíes. En el instante siguiente, el ataque lo había lanzado a volar, con sangre esparciéndose por el aire a medida que él avanzaba.
¡¡Riip!!
La Divina Espada de Viento de Su Xiangnan había abierto un agujero en el hombro del Duque Ming, una herida abierta y sangrienta por la que uno podía ver a través. Pero el encierro de cuatro hombres había sido abierto roto. El Duque Ming tuvo que comerse este ataque, pero dejó escapar una risa salvaje a medida que aprovechaba su oportunidad para huir rápidamente.
“Maldita sea... ¡¡Apúrense a contenerlo!!” Mu Yubai rugió.
En el momento en que gritó Mu Yubai, los ocho grandes dignatarios que habían estado al acecho en las sombras simultáneamente se precipitaron hacia el Duque Ming. Pero el Duque Ming hace mucho había estado preparado para este momento, incluso antes de que él hubiera salido de su encierro. Antes de que los dos Grandes Dignatarios más cercanos se aproximaran a él, dos racimos de llamas negras carmesí repentinamente explotaron de sus palmas, su terrible poder instantáneamente rompió el espacio circundante en fragmentos.
Después de todo, un tigre herido seguía siendo un tigre. El Duque Ming había sido la persona más fuerte en todo el Reino Demoníaco Ilusorio en un punto, así que a pesar de que había perdido una gran cantidad de esencia de sangre, causando que su profunda fuerza se desplomara dramáticamente, para un Gran Dignatario de una Familia Guardiana todavía sería muy difícil contenerlo.
En medio de las enormes explosiones, los Grandes Dignatarios de la Familia Mu fueron arrojados a un lado como muñecos de trapo. En el momento en que habían logrado recuperar el control de sus cuerpos, la risa salvaje del Duque Ming ya resonaba desde varios cientos de metros de distancia.
“Mierda... ¡Persíganlo! ¡Rápido! ¡Fue muy difícil encontrar su ubicación en primer lugar, por lo que esta vez, no podemos dejarlo escapar no importa qué!” Gritó Mu Feiyan. La Pequeña Emperatriz Demonio les había dado un límite de tiempo hace tres meses, y si no pudieran capturar al Duque Ming dentro de tres meses, todos tendrían que cortarse un dedo en disculpa.
¡Boom!
Una explosión sombría y pesada repentinamente resonó en la distancia a medida que una luz dorada iluminaba el cielo y la tierra. La risa salvaje del Duque Ming se detuvo abruptamente, y lo que la reemplazó fue un grito miserable de dolor.
¡¡Bang!!
El Duque Ming se estrelló ferozmente desde el aire hasta el suelo, un racimo de llamas doradas ardían lentamente en su pecho. Él rodó sobre el suelo de dolor a medida que todas las llamas negras carmesíes en su cuerpo surgían desesperadamente. Tomó varios segundos antes de que finalmente pudieran suprimir y extinguir aquellas llamas doradas. Alzó su cabeza hacia el cielo y sus ojos mostraron un miedo que raramente había mostrado en su vida.
Una figura vestida con colores del arco iris descendía lentamente desde arriba en el aire. Su figura era pequeña y delicada, sus rasgos exquisitos eran tan hermosos que harían que el sol y la luna perdieran su brillo, pero esas cejas delicadas e inclinadas tenían una dignidad y una majestuosidad incomparables que lo hacían temblar ante ella.
Su aspecto parecía hacer que el mundo entero se detuviera en su lugar, e incluso el sonido de las llamas rugientes había desaparecido completamente.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios