ATG Capítulo 774

00:48

Traductor: Radak
Corrector: Radak


Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 774 – Udumbara A Medio Florecer (2)
Yun Che giró en un destello. Para su sorpresa, encontró que Zi Ji, Xia Yuanba y Feng Xue’er se encontraban allí con expresiones nulas en sus rostros. Sus ojos estaban completamente vacíos y sus pupilas dilatadas y contraídas intermitentemente. Era como si sus almas hubieran dejado sus cuerpos.
El corazón de Yun Che se llenó de alarma a medida que se apresuraba y agarraba rápidamente a Feng Xue’er con la mano derecha, abrazándola. Al mismo tiempo, su mano izquierda se disparó, liberando una ola de energía que empujó a Xia Yuanba y Zi Ji lejos. Él rugió ruidosa y frenéticamente. “¡Retrocedan! ¡No miren la luz púrpura!”
Los tres se estremecieron simultáneamente, como si estuvieran despertando de un sueño. Feng Xue’er inmediatamente abrazó a Yun Che con fuerza a medida que se encorvaba contra su pecho, sin atreverse a levantar su cabeza otra vez. Yun Che podía sentir claramente que el corazón de Feng Xue’er latía sin control. Zi Ji y Xia Yuanba prácticamente se cayeron sobre sí mismos a medida que se estrellaban hacia atrás, y sus expresiones eran de terror.
“Esta Flor Udumbara del Inframundo hace honor a su reputación... ¡No! ¡Es mucho más aterradora de lo que las leyendas la describen!” Dijo Zi Ji conforme su corazón martillaba contra su pecho. SU rostro estaba verde y no podía componerse en ese momento. Esa luz púrpura irradiaba al menos cien metros hacia el exterior y a pesar de esa distancia, lo había atraído tan fácilmente a esa pesadilla.
“Pensar que una cosa tan aterradora... ¡En realidad existe en este mundo!” Xia Yuanba dijo con una voz bastante traumatizada. “¿Verdaderamente es sólo una flor?”
“¿Qué experimentaron todos ustedes en estos momentos? ¿Qué pasó exactamente?” Preguntó Yun Che a medida que sus cejas se fruncían. Cuando Yun Che había mirado fijamente la luz púrpura, sólo se había sentido deslumbrado por un momento. No había experimentado ninguna anormalidad.
“¡No hablemos de estas cosas ahora mismo!” Dijo Zi Ji sombríamente. Se apoyó contra una pared, sin atreverse a mirar nuevamente a la Flor Udumbara del Inframundo. Incluso entonces, todavía tenía una vaga sensación de que un par de ojos demoníacos lo miraban desde algún lugar y su corazón latía tan rápido que parecía que iba a explotar en cualquier momento. “¡Yun Che! ¡Sólo tenemos un centenar de respiraciones! ¡En este momento, más de la mitad de ese tiempo ha pasado! Tu suerte es muy buena. Pensar que fuiste en realidad capaz de encontrar esta espantosa Flor Udumbara del Inframundo. Por otra parte, está a medio florecer también... ¡Aprovecha rápidamente esta oportunidad y recupérala con la velocidad más rápida posible! ¡Si no somos capaces de salir dentro del límite de tiempo designado, todos estaremos atrapados aquí y moriremos! ¡No habrá posibilidad de supervivencia!”
“¡Entiendo!” Yun Che asintió, y una vez que dejó a Feng Xue’er junto a la pared, gritó en advertencia, “¡Xue’er, Yuanba, apóyense contra la pared! Definitivamente no deben volver atrás. ¡Recogeré la Flor Udumbara del Inframundo en un momento!”
“Hermano Mayor Yun... ¡Definitivamente debes tener cuidado!” Dijo Feng Xue’er con una voz extremadamente preocupada. Yun Che le había hablado de muchas de las leyendas asociadas a la Flor Udumbara del Inframundo. Pero en ese breve y horrible instante, ahora sabía que el horror de la Flor Udumbara del Inframundo había superado por mucho su imaginación más salvaje.
“¡No te preocupes! ¡Puesto que me atreví a venir aquí, definitivamente tengo un plan infalible también!”
Yun Che dijo esto a medida que giraba la esquina, dando más de diez pasos hacia la Flor Udumbara del Inframundo. Después de eso, se detuvo y justo cuando estaba a punto de llamar a Jazmín para que fuera a cosechar la Flor Udumbara del Inframundo, oyó que Jazmín gritaba con severidad, “¿No escuchaste lo que acabo de decir? ¡Deja este lugar inmediatamente! ¡No te molestes con la Flor Udumbara del Inframundo!”
Yun Che estuvo sorprendido, “Pero...”
“¡Nada de peros!” Jazmín dijo con un tono extremadamente sombrío, “No te has dado cuenta de que aunque esta Flor Udumbara del Inframundo ya ha empezado a florecer, ¡está solo a mitad de su florecimiento!”
Yun Che se quedó atónito con esas palabras y levantó su cabeza para mirar esa luz púrpura que se balanceaba suavemente.
Dentro de la profunda oscuridad, la apariencia de la Flor Udumbara del Inframundo todavía estaba clara para que todos la vieran, como si estuviera justo delante de Yun Che. Tenía un poco más de tres metros de altura, su tallo y sus hojas eran de color negro verdoso. En medio de esa fantástica luz brillante y púrpura, una flor fascinante podía ser vista. Cada pétalo parecía estar hecho de jade púrpura radiante, pero el capullo de la flor todavía estaba ligeramente acurrucado y los pétalos no se habían desplegado completamente. A pesar de que tenía una apariencia muy fascinante y encantadora, todavía no había florecido.
El Nido del Demonio Masacre Lunar era un lugar desolado, y el aire era rancio y estancado. Sin embargo, la Flor Udumbara del Inframundo que estaba a medio florecer, flotaba suavemente a medida que liberaba una niebla púrpura que parecía venir del inframundo mismo. Y ocasionalmente, emitía ese sonido de pesadilla que parecía ser una mezcla de lamentos y risas. Era tan siniestro que causaría que las almas que lo escucharan temblaran.
¡Y tal como Jazmín había dicho, no había florecido todavía!
Dado el conocimiento de Yun Che acerca de las plantas y hierbas, a pesar de que esta Flor Udumbara del Inframundo no había florecido completamente, parecía que no iba a pasar mucho antes de que alcanzara plena floración. ¡Tal vez le tomaría unos cuantos días más, o incluso un par de horas más, para que florezca!
En este momento, la luz púrpura repentinamente destelló, y la escena delante de Yun Che se volvió borrosa antes de inundarse en un mar de color púrpura.
Un mundo púrpura ilimitado. Era como si hubiera entrado en algún fantástico país de las maravillas, y causó que su corazón se embriagara y desconcertara. Todo el nerviosismo, la aprensión y la cautela en su corazón... Parecieron derretirse completamente junto con el resto de las emociones en su corazón. Se relajó completamente y sintió que su cuerpo se había vuelto tan ligero como una pluma. Él no pudo evitar desear flotar en el aire para poder volar incluso más profundamente en este mundo color púrpura, hasta el punto de poder convertirse en uno con este fantástico mundo...
Después de perderse en delirio por ese breve instante, Yun Che se sacudió y despertó. El mundo color púrpura instantáneamente se hizo añicos ante sus ojos a medida que se transformaba en un mundo negro que parpadeaba con una fascinante luz púrpura.
Qué aterradora habilidad para invadir el alma... Yun Che pensó a medida que su frente estaba empapada en sudor frío y su corazón latía salvajemente en su pecho. Una Flor Udumbara del Inframundo que no había florecido completamente y estaba a casi cien metros de distancia de él había sido capaz de hipnotizarlo a él, alguien que poseía el Alma del Dios Dragón, por un breve período de tiempo.
¡Si se hubiera acercado a ella, las consecuencias hubieran sido inimaginables!
Jazmín le había dicho que si se encontraba a menos de treinta metros de la flor, estaría envuelto por un dolor indescriptible y si estuviera a quince metros de la flor, prácticamente estaría cometiendo suicidio... En este momento, Yun Che estaba completamente convencido de que estas no eran palabras que sólo estaban destinadas a asustarlo.
“¡A pesar de que no ha florecido completamente, está entre un setenta a un ochenta por ciento terminado! ¿Será la diferencia tan drástica si usas esta en lugar de una completamente florecida?” Yun Che preguntó en voz baja a medida que miraba a un lado.
“¡Es la diferencia entre la tierra y el cielo!” Dijo Jazmín con severidad. “Sólo una Flor Udumbara del Inframundo en pleno florecimiento puede fusionar perfectamente mi alma con mi cuerpo reconstituido. El nivel de poder de una Flor Udumbara del Inframundo que no ha florecido completamente está lejos de ser suficiente e incluso si arrancaras diez mil de ellas, ellas no podrían fusionar perfectamente mi cuerpo y mi alma. Si tratamos de forzar una fusión, acabaré convirtiéndome en el actual Fen Juechen. Mi cuerpo se verá afectado por el dolor intenso debido al rechazo de mi alma y dentro de unos cuantos años, mi cuerpo físico morirá una vez más y mi alma será destruida.”
Yun Che, “...”
“No...” Yun Che apretó fuertemente sus puños a medida que hablaba con los dientes apretados, su expresión pintada con descontento. “Fue tan difícil para nosotros encontrar una pista sobre la Flor Udumbara del Inframundo... Y ahora está justo enfrente de nosotros. Está tan cerca de estar en pleno florecimiento también...”
“Si perdemos esta oportunidad, la próxima vez que florecerá será en veinticuatro años más... Además, sólo podremos entrar en este Nido del Demonio Masacre Lunar quinientos años después...”
¿Cómo podría él dejar ir esta Flor Udumbara del Inframundo que habían pasado siete años enteros para encontrarla?
“¡Yun Che, es mejor que escuches y escuches bien!” Jazmín dijo gravemente. “¡Deseo obtener una Flor Udumbara del Inframundo completamente florecida, más que nadie! ¡Pero ahora mismo, incluso si hubiera una Flor Udumbara del Inframundo completamente florecida ante nuestros ojos, y mucho menos esta que está a medio florecer, todavía no podríamos obtenerla! ¡En este momento, lo que tienes que hacer es dejar este lugar rápidamente!”
“... ¿Por qué?” Yun Che no entendía y no hizo ningún movimiento para retirarse tampoco... ¡Él podía oír el descontento en la voz de Jazmín y él estaba tan descontento también!
“¡Este lugar es aterrador más allá de los límites de lo que te puedes imaginar! A pesar de que la intensidad de la energía de oscuridad en este lugar es extremadamente débil, su nivel de energía de oscuridad es tan alta que incluso nunca lo he visto antes. ¡Si mi cuerpo y alma estuvieran juntos, la energía de la oscuridad en este lugar no sería capaz de afectarme en lo más mínimo, pero en este momento, lo único que tengo es un cuerpo espiritual, no tengo un cuerpo físico al cual anclarme así que no tengo manera de mantener la energía de la oscuridad de este nivel lejos para evitar que devore mi cuerpo! Si tuviera que materializar mi cuerpo espiritual en este lugar, ¡sufriría lesiones muy graves en cuestión de minutos y hasta mi origen de alma recibiría un daño extremo!”
Yun Che, “...”
“Mi cuerpo espiritual fue erosionado por ese veneno diabólico durante muchos años y es sólo ahora que he escapado por completo de sus garras. ¡Pero todavía estoy muchas veces más débil de lo que estaría en mi estado completo! Recuperaré lentamente mi verdadera fuerza después de que mi cuerpo haya sido reconstituido. Pero si mi cuerpo espiritual actual es erosionado por la energía de oscuridad de nuevo... ¡La consecuencia es que no podré jamás recuperarme completamente! ¡Y mi espíritu puede incluso terminar disipándose para siempre!”
Cada palabra que salía de la boca de Jazmín era extremadamente pesada y arraigaron a Yun Che en su lugar.
“Así que, incluso si esa fuera una Flor Udumbara del Inframundo en pleno florecimiento, tampoco sería capaz de materializarme y cosecharla. Es incluso más imposible que lo hagas tú.” El tono de Jazmín se volvió serio por un segundo. “¡No exagero nada en lo más mínimo! ¡Para que la energía de oscuridad de este nivel sea liberada continuamente por los últimos diez mil años, debe haber algo que es mucho más aterrador que cualquier cosa que podrías pensar escondiéndose en este Nido del Demonio Masacre Lunar! A pesar de que estoy en la Perla de Veneno del Cielo ahora, todavía puedo sentir el hormigueo en mi columna en una forma que nunca antes he sentido. Incluso mi percepción espiritual ha sido suprimida hasta cierto punto...”
Jazmín repentinamente dejó de hablar, haciendo que el corazón de Yun Che se saltara un latido. Luego empezó a gritar severamente, “¡Apresúrate y sal! Hay una criatura viviente escondiéndose en algún lugar encima de la Flor Udumbara del Inframundo... ¡Y te está mirando ahora mismo! ¡Huye inmediatamente!”
“¿Qué?” Una sacudida de conmoción corrió a través del corazón de Yun Che y sin saberlo levantó su cabeza para mirar por encima de la Flor Udumbara del Inframundo, pero todo lo que podía ver era una interminable oscuridad.
En este momento, Zi Ji aulló por detrás. “¡Yun Che! ¿¡Qué estás haciendo!? ¡Sólo tienes treinta respiraciones, si no te apuras, no podrás hacerlo!”
Yun Che no tuvo tiempo más tiempo para dudar, rápidamente giró y gritó. “¡Vámonos de aquí!”
“Pero esa Flor Udumbara del Inframundo...” Dijo Xia Yuanba a medida que titubeaba por un momento. Debido a que la luz púrpura todavía estaba brillando y eso significaba que Yun Che no había sido capaz de obtener con éxito la flor.
“¡No te preocupes por eso, vámonos de prisa y salgamos!” Yun Che empujó a Yuanba un largo camino hacia la salida con su palma. Agarró la mano de Feng Xue’er con fuerza y usó la luz de las llamas de Fénix para guiarlo a medida que se apresuraba hacia la salida a la velocidad más rápida posible.
“¿Ese monstruo nos está siguiendo?” Yun Che preguntó ansiosamente. Debido a que acababan de recorrer su camino para llegar a la parte más profunda del Nido del Demonio Masacre Lunar, estaban familiarizados con ello, así que huyeron a una velocidad mucho mayor que cuando habían llegado.
“No, no lo está.” Jazmín respondió.
“...” Yun Che soltó un pequeño suspiro de alivio conforme un pensamiento pasaba por su mente, Una criatura viviente escondiéndose dentro del Nido del Demonio Masacre Lunar. ¿Podría ser el legendario Soberano Demonio Masacre Lunar?
El Soberano Demonio Matanza Luna debería haber muerto hace más de seis mil años. ¡No era posible que una Bestia Profundo Tirano sobreviviera durante diez mil años!
Además, la urgencia en la voz de Jazmín le dijo que el monstruo escondido en la oscuridad era una criatura que era demasiado fuerte para luchar... Así que definitivamente no sería el Soberano Demonio Masacre Lunar que sólo estaba en el Reino Profundo Tirano.
¿¡Qué era exactamente!?
“¿Qué clase de monstruo es? ¿Tienes alguna idea de cuál es su nivel de poder?” Preguntó Yun Che.
“Es mucho más grande que un humano normal. Y en cuanto a su fuerza... ¡Debería estar aproximadamente en el sexto nivel del Profundo Reino Soberano! ¡La advertencia es que mi percepción espiritual que fue suprimida podría no haber capturado su nivel de poder correctamente!” Dijo Jazmín con una voz dudosa.
El sexto nivel del Profundo Reino Soberano... Yun Che aumentó su velocidad una vez más a medida que una luz complicada destellaba a través de sus ojos.
“Aún nos quedan diez respiraciones de tiempo. No se preocupen, lo haremos.” Dijo Zi Ji a medida que su voz se sentía más aliviada pero su corazón seguía temblando con adrenalina y miedo... Cuando había hablado con el Soberano de los Mares, le había dicho que haría que Yun Che saliera a la fuerza del Nido del Demonio Masacre Lunar una vez que cincuenta respiraciones hubieran pasado. Nunca habría pensado que estarían en esta situación desesperada. Si no fueran capaces de salir de este lugar en un centenar de respiraciones, los cuatro morirían en este lugar.
“Es solo que cuñado no fue capaz de obtener la Flor Udumbara del Inframundo.” Dijo Xia Yuanba con una voz algo desconsolada.
“Eso era de esperarse. Dado lo aterradora que es la Flor Udumbara del Inframundo, incluso si los Cuatro Maestros Santos se unieran para obtener una, definitivamente no podrían sobrevivir al intento.” Zi Ji dijo a medida que suspiraba. Aun cuando el objetivo de Yun Che no se había cumplido, el Supremo Palacio del Océano había cumplido con su objetivo.
Apenas unos cuantos suspiros antes de que la abertura de la barrera se cerrara, los cuatro compañeros finalmente vieron un tenue brillo de luz aparecer delante de ellos.
“¡Estamos en la salida, apurémonos para salir de aquí!” Zi Ji, que era el que se encontraba más adelante, gritó a medida que su figura se volvía borrosa y se precipitaba hacia la salida.
“¡Cuñado, date prisa!” Gritó Xia Yuanba, él estaba justo detrás de Zi Ji y en el momento en que salió de la barrera, giró, temiendo que Yun Che se quedara atrás.
La salida estaba justo en frente de ellos y una vez que salieran, Yun Che sólo sería capaz de entrar en este lugar de nuevo quinientos años desde ahora a lo mínimo.
Incluso si se las arreglará para entrar quinientos años más tarde, no había garantías de que sería capaz de encontrar una Flor Udumbara del Inframundo como hoy.
Yun Che comenzó a disminuir su velocidad. Usó sus dos manos para dar un fuerte empujón al hombro de Feng Xue’er, arrojándola lejos de la abertura de la barrera. Luego, se detuvo justo en la abertura.
“¡Yun Che! ¿Qué estás haciendo...? ¡Apúrate y sal!” Jazmín había supuesto sus intenciones en un segundo y su pequeño rostro inmediatamente se tornó pálido.
“¡¡Cuñado!!”
“¡Hermano Mayor Yun!”
Una respiración más tarde, Yun Che todavía no había salido de la abertura hecha en la barrera. Xia Yuanba y Feng Xue’er se dieron cuenta de que algo estaba mal al mismo tiempo. La expresión de Xia Yuanba cambió dramáticamente a medida que el bello rostro de Feng Xue’er perdió todo su color conforme ambos corrieron hacia la abertura al mismo tiempo.
“¡No se preocupen por mí!” Yun Che rugió a medida que empujaba sus dos brazos con toda su fuerza hacia la abertura. Enviando a volar a los cercanos Xia Yuanba y Feng Xue’er, ninguno de los cuales pudo reaccionar con la suficiente rapidez como para defenderse, al menos a trescientos metros de distancia.
“Voy a esperar a que la Flor Udumbara del Inframundo llegue a su completo florecimiento, así que voy a tener que quedarme aquí por unos días... ¡No se preocupen por mí, no olviden que tengo esa ‘profunda arca’!”
“Hermano Mayor Yun... ¡¡¡NO!!!” El grito con lágrimas de Feng Xue’er podía ser oído desde fuera de la barrera.
“¡¡¡Date prisa y sal!!!” Jazmín gritó con tanta ansiedad y furia que causó que el corazón y el alma de Yun Che temblaran, “Las leyes del espacio en esta área han sido distorsionadas hace mucho tiempo por la energía de oscuridad, incluso la Profunda Arca Primordial...”
¡¡¡Ssssss!!!
Con una pequeña explosión que sonó como la descarga de un rayo, la apertura en la barrera que había durado por cien respiraciones instantáneamente se cerró de golpe. Toda la barrera brillaba con una luz azul fluida que se mezclaba con la barrera. Ni siquiera un pequeño arañazo se podía ver en ella en la actualidad, y mucho menos una apertura, ya estaba completa y perfectamente separando lo que estaba dentro de la barrera del mundo exterior.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios