ATG Capítulo 775

01:37

Traductor: Radak
Corrector: Radak


Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 775 – Soberano Demonio Masacre Lunar (1)
¡Boom! ¡Boom! ¡¡Boom!!
En medio de las devastadoras explosiones, llamas de Fénix continuamente explotando habían teñido una gran franja del cielo y el mar de un conmocionante carmesí. A medida que esas frenéticas llamas cayeron del cielo, las pequeñas islas que entraron en contacto con ellas inmediatamente se convirtieron en magma.
Los terribles sonidos y el poder que se mostraba había alertado hace mucho tiempo al Supremo Palacio del Océano, pero las llamas de Fénix siguieron causando estragos sin señales de detenerse y cada vez se volvían más ardientes y salvajes con cada minuto que pasaba.
“¡Princesa de Nieve, por favor, deténgase! ¡Esta barrera no se puede abrir forzosamente! ¡¡Incluso si los Cuatro Maestros Sagrados se unieran, tampoco serían capaces de hacerlo!!”
Zi Ji también estaba en el octavo nivel del Profundo Reino Soberano. Pero cuando estaba frente a estas terribles y poderosas llamas divinas, no tuvo más opción que mantener la distancia, incluso tuvo que seguir retrocediendo.
“Hermano Mayor Yun... ¡¡¡HERMANO MAYOR YUN!!!” En frente de la barrera sellando el Nido del Demonio Masacre Lunar, Feng Xue’er gritó a medida que liberaba locamente fuego de fénix. Pero sin importar cómo las llamas de Fénix atacaran la barrera, no se formó un rasguño en ella. Ni siquiera temblaba en lo más mínimo, y sólo daba hilos de luz ondulante de vez en cuando.
“¡Pequeña Hermana Xue’er, tienes que detenerte de inmediato!”
Xia Yuanba también se había visto obligado a mantener su distancia. Había querido acercarse a Xue’er muchas veces, pero sus llamas de Fénix eran simplemente demasiado terribles. En un abrir y cerrar de ojos, ya había sido mandado a volar medio kilómetro por esas llamas de Fénix. Él sólo podía aullar con impotencia y ansiedad, pero no importaba cómo él y Zi Ji trataran de consolar a Feng Xue’er, simplemente no podían llegar hasta ella.
En este momento, las llamas de Fénix repentinamente se detuvieron y la luz del fuego que había envuelto toda la isla comenzó a decaer. Xia Yuanba pensó que Feng Xue’er había comenzado a recuperarse, pero justo cuando estaba a punto de avanzar... Un enorme y extremadamente deslumbrante loto de fuego floreció magníficamente alrededor de Feng Xue’er.
¡¡¡¡Boom!!!!
Una ola de calor que abarcaba todo asaltó a Zi Ji y a Xia Yuanba. Ambos sintieran una presión en sus pechos, como si hubieran sido aplastados por un martillo gigante que había venido de las profundidades de un purgatorio ardiente. Ellos ferozmente se dispararon hacia atrás y sus ropas y cabello empezaron a arder.
¡Este era un Loto Demoníaco de la Estrella Abrasadora realizado con todo el poder de Feng Xue’er y también era el ataque más fuerte que las llamas Fénix de podría mostrar en este mundo! Era más de diez veces más fuerte que las mejores llamas de Fénix que Yun Che podía producir.
“Pequeña Hermana Xue’er... Apúrate... ¡¡Y detente!!”
Los gritos de Xia Yuanba ahora estaban teñidos de dolor. Él retrocedió a toda velocidad. Su cuerpo se sentía como si estuviera envuelto en las llamas del purgatorio a medida que que cada centímetro de su piel estaba siendo quemada hasta el punto en que el dolor era insoportable. Pasó mucho tiempo antes de que la sensación de ardor finalmente cediera a un nivel que pudiera soportar. Extinguió ansiosamente las llamas que ardían en su cuerpo conforme empezó a jadear ruidosamente por aire. Cada respiración que expulsaba de su pecho estaba hirviendo.
Las llamas de Fénix que habían estado furiosas durante mucho tiempo finalmente comenzaron a desaparecer a medida que su luz retrocedía rápidamente. Xia Yuanba jadeaba irregularmente conforme intentaba desesperadamente recuperar su compostura. Fue entonces cuando descubrió que había sido mandando a volar a cinco kilómetros de la isla en la que se encontraba el Nido del Demonio Masacre Lunar.
A pesar que había visto a Yun Che usar sus llamas de Fénix antes, nunca había visto a Feng Xue’er en acción.
¡Fue sólo ahora que llegó a la sorprendente conclusión de que esta chica, que era tan hermosa como un hada y quien tierna y suavemente lo llamaba ‘Voluminoso Hermano Mayor’ era en realidad muy aterradora!
Por otro lado, a pesar de que Zi Ji no había sido empujado tan lejos como Xia Yuanba, el temblor de sus pupilas no era menos intenso que el de Xia Yuanba... Su profunda fuerza era la misma que la de Feng Xue’er, ambas estaban en el octavo nivel del Profundo Reino Soberano. Y cuando se trataba de ello, seguía siendo ligeramente más fuerte que ella. ¡Pero ahora mismo, estaba totalmente convencido de que, si se enfrentara a Feng Xue’er en batalla, definitivamente comería una derrota!
El octavo nivel del Profundo Reino Soberano, unido a la más pura sangre de Fénix y a las llamas de Fénix; Era un poder que definitivamente sería capaz de igualar a los profundos practicantes de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados que estaban en el noveno nivel del Profundo Reino Soberano.
La luz de las llamas se había disipado por completo, pero la brisa del mar seguía hirviendo. Era sólo que la isla original había desaparecido por completo y lo único que quedaba era una enorme barrera azul océano resplandeciendo sobre el mar a medida que sellaba el Nido del Demonio Masacre Lunar del resto del mundo. La isla que había existido fuera de la barrera había sido completamente borrada por el Loto Demoniaco de la Estrella Abrasadora de Feng Xue’er.
“Por qué resultó así... Hermano Mayor Yun... Hermano Mayor Yun...”
Feng Xue’er flotaba por encima de la barrera sola, sus hombros débilmente estremeciéndose. Ella miró fijamente la barrera azul ilesa, con los ojos llenos de miseria y palabras desconsoladas vertiéndose de sus labios.
“Pequeña Hermana Xue’er, no te preocupes demasiado.” Dijo Xia Yuanba a medida que volaba rápidamente a su lado. Su aspecto era bastante patético, su rostro y todo su cuerpo había sido quemado a negro, su ropa estaba llena de innumerables agujeros debido a las llamas, y hasta la mitad de sus cejas habían sido quemadas. Sin embargo, no tenía ningún resentimiento hacia Feng Xue’er. En cambio, ahora le agradaba incluso más... Debido a que ella se había desmoronado en nombre de Yun Che.
“Cuñado es una persona muy inteligente... Puesto que eligió permanecer en ese lugar, definitivamente tiene un objetivo que necesita cumplir y también un método de escape.” Dijo Xia Yuanba a medida que trataba de consolar a Feng Xue’er. Pero sus propias palmas estaban empapadas de sudor frío y estaba tan ansioso que se sentía como si su corazón estuviera a punto de quemarse a cenizas.
“Pero... Ese lugar es tan peligroso. Superior Zi también dijo que si alguien estuviera atrapado allí, esa persona... Esa persona...” Feng Xue’er sollozó, su voz estremeciéndose mientras apenas podía contener su sollozos.
“No te preocupes, estará bien.” Xia Yuanba hizo todo lo posible para mantener la calma y consolar a Xue’er, “Cuñado fue quien tomó la decisión de permanecer en ese lugar, no fue forzado a quedarse encerrado dentro. Así que definitivamente debe estar seguro de que puede salir. ¡Entre cuñado y Zi Ji, en el que debes confiar es definitivamente en cuñado! Justo ahora, cuñado mismo dijo que estaría fuera en unos días. Además…”
Xia Yuanba comprobó en silencio dónde estaba Zi Ji antes de concentrar su profunda energía y enviar una transmisión de sonido a Xue’er, “No lo olvides, cuñado todavía tiene la Profunda Arca Primordial y puede teletransportarse decenas de miles de kilómetros en un parpadeo. Así que debería ser un asunto sencillo... Que él pueda escapar de ese lugar.”
Las tres palabras ‘Profunda Arca Primordial’ provocaron que los ojos llorosos de Feng Xue’er brillaran hermosamente. Las palabras de Xia Yuanba no eran un consuelo vacío y ayudó a que su corazón confuso y asustado recuperara una apariencia de calma.
“También creo que no hay necesidad de preocuparse demasiado.” Zi Ji voló ahí desde lejos. A pesar de que su cuerpo estaba quemado por todas partes, su actitud tranquila y serena permaneció, “A pesar que estoy convencido de que absolutamente nadie en esta tierra puede romper esta barrera, no olvides que el maestro de Yun Che es un experto que ha trascendido este mundo. Él fue capaz de traer a Yun Che de regreso de la Profunda Arca Primordial todos esos años atrás, así que salir del Nido del Demonio Masacre Lunar debería ser tan fácil como agitar su mano.”
“Sí, sí, sí, ese es definitivamente el caso.” Xia Yuanba rápidamente fue junto a Zi Ji a medida que asentía vigorosamente. Pero su ansiedad no fue aliviada en lo más mínimo... Debido a que tenía muy claro que el supuesto ‘maestro’ de Yun Che era falso.
“¿¡Qué acaba de pasar!?”
Una voz severa resonó desde el lejano Norte y al mismo tiempo, pudieron sentir una ola de energía presionándolos desde lejos. Ambos el tono y las acciones de la persona que se acercaba estaban llenos de ansiedad.
Xia Yuanba giró y vio a un hombre de túnica azul volando hacia ellos a una velocidad asombrosa. Detrás de él, unas olas de treinta metros de altura rugían en su estela a medida que el mar se agitaba por la profunda energía que estaba liberando. Y muy por detrás de aquel hombre de túnica azul venían cuatro personas que estaban todas vestidas de rojo.
“¡Gran Dignatario del Supremo Palacio del Océano, Mo Chenfeng!” Exclamó Xia Yuanba sorprendido.
Las cuatro personas vestidas de rojo detrás de él arraigaron a Feng Xue’er en su lugar por un tiempo. Pero después de eso ella emocionadamente tomó vuelo a medida que iba a su encuentro. “Real padre, Abuelo, Príncipe Heredero y... ¿¡Bisabuelo!?”
Al ver que Xue’er venía a darles la bienvenida, los cuatro hombres vestidos de rojo también se detuvieron, sus rostros mostraban su gran emoción al verla de nuevo. Feng Hengkong gritó emocionalmente. “Es Xue’er... ¡Es realmente Xue’er!”
Feng Xue’er acababa de usar toda la potencia de sus llamas de Fénix para atacar la barrera y, al hacerlo, había irradiado un aura de Fénix excesivamente fuerte que se extendió por más de cincuenta kilómetros. Esto había asustado a los miembros de la Secta Fénix Divino que se encontraban actualmente en el Supremo Palacio del Océano. La única persona en este mundo que era capaz de liberar un aura refinada y pura de Fénix era Feng Xue’er!
En ese punto, los cuatro dejaron todo lo que estaba haciendo y volaron hacia el Sur a toda velocidad. Ahora habían vuelto a reunirse con Feng Xue’er, quien había dejado la Secta Fénix Divino durante varios meses.
“¿Bisabuelo?” Después de escuchar el grito de sorpresa de Feng Xue’er, la mirada de Xia Yuanba cayó de inmediato sobre el hombre vestido de rojo que estaba al final a la derecha. Tenía la cabeza llena de cabello blanco y su rostro estaba tan ruborizado como las llamas escarlatas. Pero sus ojos parecían ser dos llamas ardientes y sólo por encontrarse con ellos causó que los ojos de Xia Yuanba sintieran una sensación ardiente.
El bisabuelo de Pequeña Hermano Xue’er... ¡Oh, eso era correcto! Ese era el hombre al que maestro llamaba la persona número uno en toda la Secta Fénix Divino... ¡¡Feng Zukui!!
Xia Yuanba había oído a Maestro Espiritual Gu Cang mencionar personalmente a esta persona antes.
¡Había dicho que la profunda fuerza de Feng Zukui ya estaba en el noveno nivel del Profundo Reino Soberano hace cien años y debido a su intimidad con la llama de Fénix, su fuerza total era incluso más alta que la de Maestro Espiritual Gu Cang!
¡Fuera de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados, él era también el número uno indiscutible en el Continente Cielo Profundo!
Feng Zukui muy raramente aparecía e incluso entre los discípulos de Fénix Divino, muy pocos de ellos lo habían visto personalmente antes. Pero no era sorprendente que asistiera a la Conferencia de la Espada Diabólica.
“Señor Zi, ¿qué pasó aquí?”
Sólo había aquella barrera azul abajo la cual todavía brillaba sobre la superficie del mar, todos las demás islas y la isla misma habían desaparecido sin dejar rastro. Mo Chenfeng frunció sus cejas violentamente a medida que su rostro se pintada de conmoción.
Zi Ji hizo un pequeño gesto antes de decir, “No encontramos a ningún gran enemigo. Es sólo que Yun Che todavía está atrapado dentro del Nido del Demonio Masacre Lunar.”
“¿¡Qué!?” Mo Chenfeng jadeó de asombro.
“Sin embargo, no fue debido a que no pudo hacerlo a tiempo. Más bien, él decidió permanecer dentro.” Zi Ji dijo, “Y después de escuchar lo que dijo, parece que no podía cosechar la Flor Udumbara del Inframundo debido a que aún no había alcanzado su completo florecimiento. Él decidió permanecer dentro para poder esperar a que floreciera completamente.”
“Esto...” El rostro de Mo Chenfeng se crispó antes de decir con voz profunda, “Es el Nido del Demonio Masacre Lunar del que estamos hablando. ¡Si uno está sellado en el interior, lo único que le espera a esa persona es la muerte! ¡El Soberano de los Mares ha dicho personalmente que incluso ella no sería capaz de durar en ese lugar por más de seis horas! Que él decidiera quedarse allí... ¡No es diferente de cavar su propia tumba!”
Zi Ji sacudió su cabeza en desacuerdo, “Si fuera otra persona, seguramente sería el caso. Pero Yun Che pudo regresar vivo de la Profunda Arca Primordial. Además, a pesar que es un hombre altanero, no es tan arrogante como para apostar su propia vida subestimando el Nido del Demonio Masacre Lunar.”
Él giró y observó la barrera rodeando al Nido del Demonio Masacre Lunar antes de continuar tranquilamente, “Ahora mismo, estoy realmente curioso de ver si realmente será capaz de sobrevivir durante mucho tiempo dentro del Nido del Demonio Masacre Lunar. Y si será capaz de escapar de esta barrera de aislamiento... ¡También si será capaz de obtener con éxito la Flor Udumbara del Inframundo a la que nadie se ha acercado y vivido!”
Mo Chenfeng se quedó en silencio.
“Sin embargo, mi anticipación sólo continuará hasta esta hora de mañana.” Zi Ji dijo, “El maestro de Yun Che puede tener la habilidad de trascender los cielos, pero la fuerza de Yun Che cae ligeramente por debajo de las etapas intermedias del Profundo Reino Soberano y su vitalidad está muy por debajo incluso de eso. En un lugar donde incluso el Soberano de los Mares no puede sobrevivir por seis horas... Si no es sacado por su ‘maestro’ en un día, es imposible que siga vivo. En ese momento, ese ‘maestro’ suyo, o no sabe de su situación o simplemente no existe en primer lugar.”
“Señor Zi me ha recordado algo. Las leyes del espacio dentro del Nido del Demonio Masacre Lunar son muy diferentes de las leyes del espacio aquí. Entre estas diferencias está el hecho de que todos los Jades de Transmisión de Sonido y profundos artefactos espaciales se harán inútiles allí. Si la carta de triunfo de Yun Che es utilizar una transmisión de sonido para que su ‘maestro’ lo salve o usar un profundo artefacto espacial para escapar de ese lugar, entonces él realmente ha cavado su propia tumba esta vez.” Mo Chenfeng dijo con una voz relajada.
“...” Las cejas de Zi Ji se hundieron en varios grados y su rostro originalmente calmado estaba ahora arrugado por la incertidumbre y la pena, “En resumen, deberíamos regresar al Palacio del Océano primero para que podamos hacer nuestro informe al Soberano de los Mares. Necesitamos dedicar todos nuestros esfuerzos a prepararnos para la Conferencia de la Espada Diabólica. No podemos permitirnos distraernos por nada más.”
“Sí.” Mo Chenfeng dijo asintiendo a medida que giraba para irse. No era importante que la isla en la que se localizaba el Nido del Demonio Masacre Lunar fuera destruida. Debido a que la barrera que sellaba el Nido del Demonio Masacre Lunar era absolutamente inexpugnable e indestructible.
“Xue’er, ¿por qué estás aquí?” Preguntó Feng Hengkong, preocupado y agitado. Las tres personas que habían venido con él eran Feng Ximing, Feng Tianwei, y por último, pero no menos importante... ¡Feng Zukui!
“Xue’er, has... ¿Has estado bien? Durante los últimos meses que pasaste en la Nación Viento Azul, alguien... Especialmente ese bastardo Yun Che, ¿¡te intimidó!?” Preguntó Feng Ximing ansiosamente. Conforme decía esto, sus dos manos temblaban, su rostro se había vuelto completamente rojo y sus ojos estaban firmemente fijados en Xue’er. Estaba tan agitado que parecía que iba a perder el control de sí mismo.
“Vine junto con Hermano Mayor Yun. No le informé a Real Padre debido a que no estaba segura de sí Hermano Mayor Yun me traería. Bisabuelo, tú en realidad también viniste, Xuer’er no... No te había visto desde hace mucho tiempo.” Feng Xue’er se inclinó con gentileza hacia Feng Zukui.
“Por otro lado, durante los tres años que Xue’er estuvo inconsciente, fui a ver a Xue’er muchas veces.” Al ver a Feng Xue’er, el humor de Feng Zukui se había vuelto extremadamente bueno. De pronto apareció una sonrisa débil y superficial en su rostro sereno e imponente. Después de dar a Feng Xue’er unas cuantas profundas y meditadas miradas, la luz roja de sus ojos destelló de inmediato incluso más brillante y la sonrisa en su rostro se hizo más profunda también. Él asintió a medida que suspiraba. “Xue’er, eres verdaderamente la joya preciosa de todo nuestro clan. En tan sólo unos pocos años, tu profunda fuerza de Fénix en realidad ha superado a tu propio padre y abuelo. ¡Tal vez por este tiempo el próximo año, incluso este vejestorio morderá el polvo! ¡Jajajajajaja!.”
Feng Zukui echó su cabeza hacia atrás en risas y todos pudieron oír el inmenso júbilo y alegría contenidas en esa gran risa. Desde el momento en que Feng Hengkong podía caminar y hablar, sólo había visto a Feng Zukui reír cuatro veces y cada vez que había reído, era debido a Feng Xue’er. Esta vez, su risa era mucho más alegre y jubilosa que en ninguna de las ocasiones anteriores. Dio un paso adelante e hizo una reverencia a medida que dijo, “Abuelo, hay que decir que la transformación de Xue’er es verdaderamente gracias a ese Yun Che. Tres años atrás, Yun Che le impartió la quinta y la sexta etapas de la ‘Oda Mundial del Fénix’ a Xue’er en la Profunda Arca Primordial, lo que le permitió a Xue’er alcanzar un verdadero dominio de sus llamas de Fénix y también causó que su fuerza aumentara.”
“A pesar de que Yun Che trajo una gran calamidad sobre nuestras cabezas hace unos meses, siempre ha sido sincero hacia Xue’er. Y Xue’er incluso le debe sus poderes actuales y su propia vida...” Feng Hengkong cerró su ojos antes de decir, “Por lo tanto, durante estos pocos meses, el ardiente deseo de vengar a mis hijos... Es algo que estoy más que dispuesto a renunciar. No tengo ningún deseo en perseguir la venganza en favor de los otros dos altos dignatarios tampoco.”
La mirada de Feng Tianwei atravesó la zona circundante y dijo con las cejas fruncidas, “Xue’er, dijiste que viniste aquí con Yun Che. ¿Por qué estás aquí sola ahora mismo?”
Estas palabras hicieron que el delicado cuerpo de Xue’er temblara débilmente a medida que dos lágrimas cayeron instantáneamente de sus hermosos ojos. A pesar de que Yun Che era la persona en que más confiaba en este mundo, y a pesar que sabía de la existencia de la Profunda Arca Primordial... Ella no podía calmar el intenso temor y preocupación que roía su alma.
Feng Hengkong y los otros dos ancianos fueron inmediatamente conmocionados al punto de estar tontos. Feng Ximing, por el contrario, prácticamente saltó en ira, su cabello se erizó y sus rasgos se deformaron a medida que un gruñido bestial salió de su garganta. “Te... ¡Te intimidó! Él... Él... ¿¡Dónde demonios está él ahora!? ¡Bastardo! ¡Bestia! Lo mataré... ¡¡Lo rasgaré en pedazos!!”
Feng Hengkong miró ferozmente a Feng Ximing antes de preguntarle a Xue’er en voz baja, “Xue’er, ¿qué pasó exactamente aquí?”
Xue’er mordió sus labios temblorosos y fue sólo después de un largo rato que ella pudo finalmente hablar con una voz afligida, “Hermano Mayor Yun, él... Él está atrapado dentro del Nido del Demonio Masacre Lunar.”
“¿¡Qué!?” Los rostros de Feng Tianwei y Feng Hengkong perdieron de inmediato todo su color. Feng Ximing también se sorprendió, pero su rostro se torció de inmediato en una expresión de júbilo indiscutible.
La existencia del Nido del Demonio Masacre Lunar era conocida por sólo otra secta además de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados... Y esa secta era la Secta Fénix Divino.
“No hay necesidad de estar tan preocupados.” La expresión de Feng Zukui se mantuvo calmada a medida que hablaba, “Acabo de escuchar la discusión entre Señor Zi del Supremo Palacio del Océano y el Gran Dignatario Mo Chenfeng. Yun Che parece haber elegido quedarse atrás, así que definitivamente tiene la confianza de que puede escapar. Además, su maestro es el legendario ‘Anciano Duotian’ que tiene la habilidad de trascender los cielos. Así que ser sellado dentro del Nido del Demonio Masacre Lunar puede no terminar en su muerte.”
“Sí, sí, sí.” Las lágrimas de Feng Xue’er apuñalaron el corazón de Feng Hengkong como agujas, así que asintió apuradamente y dijo, “¡Tu bisabuelo tiene toda la razón! ¡Si alguien más estuviera atrapado en el Nido del Demonio Masacre Lunar, de hecho sería su condena! ¡Pero Yun Che es diferente! Incluso la Profunda Arca Primordial no pudo contenerlo todos esos años atrás. Deberías seguir a tu real padre de regreso al Palacio del Océano primero y tal vez para cuando despiertes mañana, él ya estará fuera de este lugar.”
Feng Xue’er alzó una mano de jade a medida que limpiaba las lágrimas de su rostro níveo. Ella dijo suavemente. “Lo sé... Creo más que nadie que Hermano Mayor Yun definitivamente... Definitivamente saldrá de allí en una sola pieza. Así que esperaré aquí por Hermano Mayor Yun. Bisabuelo, abuelo, real padre, príncipe heredero hermano, Xue’er está bien. Todos ustedes deben regresar al Palacio del Océano primero. Xue’er irá inmediatamente y los verá a todos una vez que Hermano Mayor Yun regrese.”
“Ssss...” Las palabras de Feng Xue’er y la expresión resuelta en su rostro hicieron que el rostro lio de Feng Ximing volviera a deformarse de rabia a medida que cerraba con fuerza su puño y viciosamente murmuraba bajo su aliento: ¡Yun Cheeeee! ¡Baja a las dieciocho capas del infierno dentro del Nido del Demonio Masacre Lunar! ¡Muere! ¡Muere! ¡¡¡¡MUEREEEEE!!!!
“Xue’er...”
“No tienen que aconsejarla más.” Xia Yuanba se acercó a medida que dijo con una expresión seria en su rostro. “Sin importar lo que digan, ella definitivamente no dejará este lugar. Regresen al Palacio del Océano primero, esperaré aquí con ella. Y una vez que haya recuperado algo de su compostura, le aconsejaré que regrese también.”
“¡Este hombre es Xia Yuanba, discípulo del Santuario del Monarca Absoluto que posee las legendarias Venas Divinas del Emperador Tiránico! Él es el cuñado de Yun Che.” Feng Hengkong envió una transmisión de sonido a Feng Tianwei y a Feng Zukui.
La mirada en los ojos de Feng Tianwei y Feng Zukui cambió drásticamente una vez que escucharon esas palabras.
Feng Hengkong arrugó sus cejas antes de soltar un suave suspiro, “Ya que ese es el caso... Xue’er, estaremos esperando en el Palacio Corazón de Llamas que se encuentra en la parte Noroeste del Palacio del Océano. Si algo sucede, definitivamente debes enviarnos una transmisión de sonido para informarnos... Sin importar lo ansiosa y preocupada que estés, tu real padre estará incluso más preocupado y ansioso que tú. No importa qué, no seas demasiado obstinada y te pongas demasiadas cargas sobre ti misma.”
Los ojos de Feng Xue’er se nublaron a medida que dijo, “Real Padre...”
“Real padre, este lugar sigue siendo el Supremo Palacio del Océano, así que ¿cómo podemos dejar aquí a Xue’er sola? Pido que Real Padre permita que este hijo se quede a acompañarla...”
“¡Cállate la boca!”
Antes de que Feng Ximing pudiera terminar lo que estaba diciendo, fue interrumpido severamente por Feng Hengkong. No le dirigió a Feng Ximing ninguna otra mirada a medida que giraba hacia Feng Tianwei y Feng Zukui. “Real Padre, Abuelo, dejemos este lugar por ahora. Si nos quedamos, será más difícil que Xue’er se calme.”
Las cuatro personas de la Secta Fénix Divino se fueron y Zi Ji se fue con ellos. Sólo Xia Yuanba y Feng Xue’er se quedaron en la ahora tranquila región oceánica. Miraron en silencio la barrera de color azul, ninguno de ellos habló una sola palabra durante mucho tiempo.
“¡Cuñado, definitivamente estarás bien!” Xia Yuanba apretó fuertemente un puño a medida que murmuraba estas palabras una y otra vez en su cabeza.
“Hermano Mayor Yun, Xue’er esperará aquí por tu regreso a salvo.” Feng Xue’er colocó ambas manos sobre su pecho y cerró sus hermosos ojos, sus labios níveos susurraron suavemente. “Si Hermano Mayor Yun no regresa en un día, entonces Xue’er esperará otro día. Si no vuelves en un año, entonces Xue’er esperará un año... Si... Si Hermano Mayor Yun nunca regresa, entonces Xue’er permanecerá en este lugar para siempre... Para poder acompañar a Hermano Mayor Yun aquí por siempre...”
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios