ATG Capítulo 784

23:43

Traductor: Radak
Corrector: Radak


Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo


Capítulo 784 – Situación Desesperada
“Jajajaja… ¡Jajajajaja! ¡Los cielos están ayudando a este rey, los cielos están ayudando a este rey!”
El Soberano Diabólico Masacre Lunar rio a medida que avanzaba locamente hacia adelante. Su risa era incluso más desenfrenada y arrogante de lo que había sido antes. La Flor Udumbara del Inframundo sólo florecía una vez cada veinticuatro años y era este momento que él anticipaba cada veinticuatro años. Además, ¡esta vez estaba muchas veces más emocionado por ello que nunca antes!!
¡Debido a que esta vez, no sólo la Flor Udumbara del Inframundo repararía su origen de alma andrajosa, también aumentaría enormemente su poder de alma, vitalidad y profunda energía por un corto periodo de tiempo! ¡Incluso aumentaría la recuperación de sus heridas varias veces! Antes, todos estos efectos eran inútiles para él, pero ahora mismo, ¡¡podrían cambiar completamente su destino!!
Los últimos días, se había posado en el techo sobre la Flor Udumbara del Inframundo, pasando cada segundo vigilándola, esperando pacientemente el momento en que floreciera completamente. Ahora que finalmente había florecido, era como si los mismos cielos le hubieran dado un regalo ya que había florecido cuando más lo necesitaba.
Sólo necesitaba un corto espacio de veinte respiraciones para consumir la Flor Udumbara del Inframundo, ¡que permitiría que su profunda energía oscura se recuperara en su mayor parte! Durante la viciosa batalla contra Yun Che, él había salido sólo ligeramente peor que Yun Che. Por lo tanto, si pudiera recuperarse a ese extremo, ¡definitivamente sería capaz de darle la vuelta a las cosas y suprimir a Yun Che completamente!
“¡¡Tienes que alcanzarlo!! Si devora la Flor Udumbara del Inframundo, ¡¡tu muerte estará asegurada!!” La voz de Jazmín estaba llena de solemnidad y de un inconmensurable resentimiento... ¡Dado su nivel de poder, si estuvieran en cualquier otro lugar, necesitaría sólo un instante para extinguir al Soberano Diabólico Masacre Lunar!
¡Pero la batalla solo tenía que tomar lugar aquí! En este lugar, ella ni siquiera podía abandonar el cuerpo de Yun Che, ¡mucho menos usar sus poderes!
Yun Che utilizó toda su profunda energía a medida que empujaba la técnica del Extremo Espejismo de Rayo a su límite máximo, apretando sus dientes con tanta fuerza que casi se rompieron. Cuando se trataba de la cantidad de profunda energía que habían consumido, el Soberano Diabólico Masacre Lunar había utilizado aproximadamente la misma cantidad que él, pero en cuanto a lesiones, el Soberano Diabólico Masacre Lunar estaba claramente más herido que él. Esto junto con el hecho de que la velocidad de Yun Che siempre había sido superior a la velocidad del Soberano Diabólico Masacre Lunar en primer lugar, significaba que Yun Che estaba rápidamente alcanzando al Soberano Diabólico Masacre Lunar, a pesar de que ambos estaban viajando lo más rápido que podían. En un abrir y cerrar de ojos, habían forzosamente cerrado la brecha entre ellos a unos ciento cincuenta metros.
Ahora que toda su profunda energía estaba dedicada a aumentar su velocidad, no sólo las lesiones internas y externas que había sufrido dejaron de estabilizarse, en cambio rápidamente comenzaron a empeorar... Pero en la situación actual, no podía permitirse prestarle atención a esto.
Él debería... ¡¡Ser capaz de alcanzarlo!!
Dentro de unas pocas respiraciones, se había precipitado a las profundidades del Nido del Demonio de la Matanza de la Luna y acercado a menos de cien metros del Soberano Diabólico Masacre Lunar. La risa de lamentos de la Flor Udumbara del Inframundo, resonando en su oído, se volvió cada vez más clara a medida que más se acercaba.
Repentinamente, Jazmín notó algo a medida que gritaba en alarma, “¡Espera! ¡Espera! ¡¡Deja de perseguirlo!!”
En ese momento, una irreal luz espectral había surgido repentinamente dentro de los ojos de Yun Che.
La Flor Udumbara del Inframundo, que se había acurrucado hasta entonces, estaba finalmente completamente florecida, sus nueve pétalos totalmente desplegados se arreglaron con hermosura a medida que liberaban una luz púrpura extremadamente profunda y sombría. En la oscuridad, esa sombría luz púrpura lo envolvió por completo. Yun Che no podía ver la base de la flor o el estambre y tampoco podía ver el suave tallo que se balanceaba. Era como si esos nueve pétalos de flor estuvieran flotando en un mar de oscuridad conforme liberaban una misteriosa y peligrosa luz púrpura fascinante.
Reflejado en los ojos de Yun Che era... ¡Era como si repentinamente hubiera visto nueve ojos demoníacos!
El Soberano Diabólico Masacre Lunar dio una risa salvaje y triunfante, debido a que ya se había precipitado frente a la Flor Udumbara del Inframundo. Él podía sentir que Yun Che estaba acercándose rápidamente detrás de él, pero no giró, la esquina de su boca manchada de sangre se enganchó en una sonrisa fría y burlona.
¡Ding!
El mundo delante de Yun Che cambió de un mundo oscuro teñido de luz púrpura a uno completamente blanco, que todavía estaba teñido de púrpura. Incluso los sonidos a su alrededor se habían apagado de pronto... El sonido del viento rugiendo en sus oídos, debido a la velocidad a la que viajaba, se había desvanecido en el aire.
El único sonido que quedaba era el lamento fantasmal de la Flor Udumbara del Inframundo. Todo el mundo parecía haberse transformado en un campo de blanco en un instante.
La luz púrpura se esparció rápidamente dentro de este mundo blanco a medida que manchaba gradualmente el mundo entero. Los lamentos fantasmales empezaron a volverse cada vez más cercanos, más y más claros. El sonido se hacía cada vez más bello y agradable al oído... Cambió lentamente del siniestro y oscuro sonido que había escuchado por primera vez a algo que sonaba tan dulce y melodioso como notas del cielo...
El mundo púrpura y la melodía dulce y hermosa eran capaces de ahogar a una persona en un sueño fantástico. Dentro de este paisaje de sueños, escenas y rostros familiares comenzaron a aparecer. Cang Yue, Feng Xue’er, Xiao Lingxi, Xia Qingyue, Chu Yuechan, la Pequeña Emperatriz Demonio... Cada una de ellas apareció una tras otra, y cada una de ellas tenía la sonrisa más suave y hermosa en su rostro. Un par de hermosos ojos tras otro lo miraban con suavidad a medida que el mundo púrpura lentamente empezaba a alejarse...
Más y más... Cada vez más nebuloso...
“¡Yun Che! ¡¡Retrocede inmediatamente!!”
Un grito estridente resonó como un trueno en el mundo púrpura.
¡¡Bang!!
El mundo de ensueño de color púrpura instantáneamente se hizo añicos a medida que todas las ilusiones desaparecieron. Después de eso, un enorme dolor asaltó a Yun Che. Él sintió como si cientos o miles de agujas de acero estaban perforando su corazón y alma, causando que sostenga su cabeza con ambas manos a medida que lamentos roncos de dolor escapaban de su garganta.
Él sentía como si innumerables manos oscuras desgarraran su alma, como si estuvieran tratando de arrancar todos los recuerdos, la voluntad y las creencias... ¡De su cuerpo vivo!
Yun Che había experimentado ataques mentales y batallas de alma muchas veces, pero ninguna de ellas había sido tan aterradora y cruel como esta. Este sentimiento de su alma siendo rasgada se sentía más frío y penetrante que un cuchillo tallando su cuerpo... ¡¡Él nunca habría sabido ni imaginado que los asaltos mentales podrían ser tan aterradores!!
A medida que su alma luchó en dolor, casi perdió el control de su poder y cuerpo. Toda su persona se arrodilló en el suelo a medida que su cuerpo temblaba locamente y su frente estaba enmarañada en sudor frío.
Por otra parte, ¡todavía estaba a sesenta metros de distancia de la Flor Udumbara del Inframundo!
“¡Date prisa y retrocede!”
La voz de Jazmín crepitó como un trueno en su cabeza una vez más, ayudando a Yun Che a recuperar un poco de claridad a medida que estaba enfrascado en una feroz lucha por su alma. Él lanzó un aullido feroz conforme desesperadamente reunía y enfocaba toda su energía, tropezándose hacia atrás de una manera extremadamente distorsionada y adolorida.
¡¡Boom!!
La cabeza de Yun Che golpeó ferozmente el suelo, rodando y cayendo hacia atrás varias veces antes de detenerse. Durante este viaje lleno de baches, había rodado hacia atrás más de sesenta metros. Todavía sentía que su alma estaba siendo desgarrada, pero se había debilitado hasta el punto de poder manejarlo fácilmente.
Yun Che se incorporó usando sus brazos a medida que jadeaba para respirar. Sudor frío bajaba por su frente y el miedo y la alarma raramente vistos se podían apreciar en sus ojos.
Así que, esa era la... ¿¡Habilidad roba almas de la Flor Udumbara del Inframundo!?
Y pensar que sería tan espantosa... ¿¡Por qué eso era tan espantoso!?
Todavía estaba tan lejos, pero ya era aterrador. Si se hubiera acercado más para cosecharla... ¡Los resultados habrían sido inimaginables!
¿Cómo podría existir una cosa tan aterradora en este mundo?
“¿Ahora me crees?” Jazmín dijo con una expresión extremadamente solemne en su rostro, “¡Una vez que la Flor Udumbara del Inframundo florece completamente, su habilidad roba almas será mucho más aterradora de lo que puedas imaginar! ¡Definitivamente no es algo con lo que una persona de tu plano pueda entrar en contacto!”
Yun Che no le respondió a Jazmín, en lugar de eso su cabeza se sacudió hacia arriba... Delante de él, el Soberano Diabólico Masacre Lunar ya estaba de pie frente a la Flor Udumbara del Inframundo. Sobre ese rostro blanco gris se extendía una sonrisa arrogante y burlona. Contempló con avidez esos nueve fantasmagóricos pétalos púrpuras a medida que se embriagaba con el aura infernal que irradiaba de ellos. Pero no se olvidó de lanzar una sonrisa atrevida y burlona en dirección al caído Yun Che. “¡Ser humano tonto y patético! Pensar que incluso te atreviste a soñar con arrebatarle la Flor Udumbara del Inframundo a este rey... Jajajajaja...”
La risa salvaje se calmó repentinamente y el rostro de Soberano Diabólico Masacre Lunar se retorció en una máscara de furia mientras su voz se engrosaba por la ira y el resentimiento, “Fuiste tú... Quien forzó a este rey a transformarse, ¡causando que se dañara en gran medida mi origen de alma como resultado! ¡Incluso si pierdes tu patética vida diez mil veces, no será suficiente para aliviar la ira de este rey! Después de que este rey consuma esta Flor Udumbara del Inframundo... ¡Definitivamente te permitiré experimentar toda la tortura conocida por mi raza diabólica! ¡Te dejaré rogar por tu muerte! ¡¡Haré que te arrepientas por siempre de haber nacido en este mundo!!”
Él giró su cabeza hacia atrás, sus ojos completamente concentrados en la Flor Udumbara del Inframundo. Su ira violenta anterior inmediatamente se convirtió en éxtasis y agitación. Estiró sus dos garras de diablo, cubriéndolas con una luz negra a medida que se acercaba lentamente hacia la Flor Udumbara del Inframundo... Sus movimientos eran tan lentos y suaves que parecía que iba a manejar el tesoro más precioso que poseía en su vida.
“Ssss—” Yun Che apretó sus dientes con tanta fuerza que casi se rompieron. Sólo pensando sobre el pavor de la Flor Udumbara del Inframundo lo dejó empapado de sudor frío. ¡Así que esta corta distancia que se extendía entre él y la Flor Udumbara del Inframundo se había convertido ahora en un abismo natural que no podía cruzar!
¡No! No importa qué, él tenía que detener al Soberano Diabólico Masacre Lunar...
¡La razón por la que arriesgué todo para quedarme en este lugar fue para obtener esa Flor Udumbara del Inframundo! ¡Si el Soberano Diabólico Masacre Lunar la consume, no solo será extremadamente probable que ello será la única de su tipo en existir en este mundo, la vida de Hong’er, Jazmín y la mía estarán pérdidas para siempre en esta oscuridad!
¡Así que tengo que detenerlo sin importar qué!
¡¡Sin importar qué!!
Las dos garras del Soberano Diabólico Masacre Lunar estaban tocando la Flor Udumbara del Inframundo a medida que se preparaba para arrancarla lentamente... A pesar que sus movimientos eran lentos, sus manos todavía temblaban, ¡su expresión incluso contenía un rastro de fanatismo y devoción! Como un antiguo diablo, él nunca había creído en ningún poder superior. Tampoco había un poder superior digno de su creencia. Pero esta Flor Udumbara del Inframundo se había convertido en una existencia sagrada para él. ¡Sin ella, se habría desintegrado en el polvo hace mucho tiempo! ¡Por otra parte, sólo confiando en que su origen de alma podría ser totalmente recuperado, sería capaz de ver la luz del día una vez más!
Así que cada vez que la arrancaba, era extremadamente cuidadoso, pues tenía miedo de que la lastimara. Nunca había absorbido toda la energía en este lugar, siempre se aseguraba de que quedara lo suficiente para que pudiera continuar alimentando la Flor Udumbara del Inframundo.
Luz negra se envolvió alrededor de los nueve pétalos de la Flor Udumbara del Inframundo. En el siguiente instante, él arrancaría perfectamente los nueve pétalos... Pero en este momento, un aura extremadamente peligrosa lo asaltó por detrás.
Yun Che se puso en pie de un salto a medida que convocaba una vez más la Espada Opresora del Cielo y su Profunda Empuñadura. Él casi elevó toda la profunda energía de su cuerpo hasta el límite en un instante conforme su espada y la Profunda Empuñadura ardían con las llamas del Cuervo Dorado. Después de eso, lanzó un ataque explosivo en frente suyo.
“¡Corte Fénix del Lobo del Cielo!”
¡¡Poof!!
Flores de sangre se esparcieron desde sus brazos una vez más a medida que la enorme réplica de su ataque lo envió ferozmente a caer hacía atrás. ¡Las dos imágenes de un Lobo del Cielo en llamas llevaron ondulaciones espaciales vibrando furiosamente a medida que explotaron en dirección al Soberano Diabólico Masacre Lunar!
El Soberano Diabólico Masacre Lunar nunca habría pensado que Yun Che, quien había agotado claramente la mayor parte de su profunda energía, todavía podría lanzar un ataque tan feroz. Además, las dos imágenes del Lobo del Cielo se movían a una velocidad extremadamente rápida. Debido a que el Soberano Diabólico Masacre Lunar había dedicado toda su atención a la Flor Udumbara del Inframundo, él sólo había detectado esos dos ataques cuando apenas estaban a diez metros de él.
¡¡¡Bang!!!
Ambas imágenes en llamas del Lobo del Cielo golpearon viciosamente la espalda del Soberano Diabólico Masacre Lunar. Él dio un grito ahogado a medida que las escamas color negro sobre su espalda explotaron de inmediato. Sangre negra voló por el aire a medida que los huesos gravemente deformados, que aún no se habían roto, quedaron expuestos. Su cuerpo diabólico se disparó hacia fuera como un cañón antes de ferozmente colisionar contra una pared de piedra que estaba a trescientos metros de distancia. Se deslizó al suelo, sin levantarse por mucho tiempo.
“Sí… ¡¡Sí, carajo!!” Yun Che dijo a medida que se apoyaba usando su espada. Su visión se volvió negra y casi se derrumbó. El Corte Fénix del Lobo del Cielo que acababa de realizar había superado los límites de su fuerza únicamente por su fuerza de voluntad. Además, también tuvo que usar energía para activar su Profunda Empuñadura. La enorme cantidad de energía que había utilizado causó que su cuerpo se sintiera exhausto y débil por un tiempo y él apenas pudo sostener la Espada Opresora del Cielo.
Pero antes de que tuviera tiempo de respirar un poco, sus pupilas se contrajeron repentinamente.
Su reciente ataque había sido ingeniosamente diseñado para evitar cualquier daño a la Flor Udumbara del Inframundo. El Soberano Diabólico Masacre Lunar ni Yun Che deseaban hacerle algún daño. El Soberano Diabólico Masacre Lunar fue enviado a volar, pero el tallo de la Flor Udumbara del Inframundo se mantuvo prácticamente intacto. Sin embargo, de las nueve brillantes luces púrpuras que se balanceaban por encima...
Sorprendentemente, ¡sólo quedaban cuatro pétalos!
Además, al final del Nido del Demonio Masacre Lunar, ¡cinco sombrías luces púrpuras estaban brillando donde estaba el Soberano Diabólico Masacre Lunar!
“¡Mierda!” Exclamó Jazmín. “Cuando fue barrido lejos, ¡¡se las arregló para agarrar cinco pétalos!!”
Antes de que la voz de Jazmín hubiera caído, Yun Che se precipitó hacia el Soberano Diabólico Masacre Lunar como una flecha... Echó un vistazo a la Flor Udumbara del Inframundo, la cual evitó, antes de correr locamente hacia donde el Soberano Diabólico Masacre Lunar de la Luna estaba.
“¡¡Bastardo!!” El Soberano Diabólico Masacre Lunar se esforzó por levantarse, con la espalda arqueada de dolor. Sentía como si un agujero hubiera explotado en su pecho. Pero en el momento en que fue enviado a volar, también había conseguido agarrar los cinco pétalos de la Flor Udumbara del Inframundo que ya estaban en sus manos. Si no fuera por Yun Che que lo envió volando, los nueve pétalos habrían caído en sus manos.
Cuando miró a Yun Che, el Soberano Diabólico Masacre Lunar se volvió tan furioso que sintió como si fuera a explotar.
“¡¡Tú, Maldito bastardo!! ¡Tus luchas solo aumentarán el dolor que estás a punto de experimentar!”
A medida que rugía con furia, el Soberano Diabólico Masacre Lunar agarró esos cinco sombríos y fantasmagóricos pétalos y los lanzó hacia su boca abierta.
La expresión de Yun Che se tornó blanca repentinamente a medida que gritó con una voz ronca. “¡¡Cierra la boca!!”
¡¡Gulp!!
Ese fue un movimiento de simple deglución, algo que Yun Che no estaría a tiempo para detener incluso si fuera diez veces más rápido. Sólo podía ver cómo esos cinco pétalos caían en la amplia boca diabólica. Él sólo pudo presenciar impotentemente al Soberano Diabólico Masacre Lunar, tragándoseles de un bocado.
Yun Che, “¡¡¡!!!”
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios