ATG Capítulo 785

23:48

Traductor: Radak
Corrector: Radak


Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 785 – Apuesta Desesperada
¡¡Mierda!!
Al ver al Soberano Diabólico Masacre Lunar tragándose los pétalos de la Flor Udumbara del Inframundo, Yun Che sintió un intenso escalofrío en todo su cuerpo.
Al final, el peor de los casos había sucedido ante sus ojos.
¡No sólo había perdido la oportunidad de obtener la deseada Flor Udumbara del Inframundo, las heridas y los poderes del Soberano Diabólico Masacre Lunar se recuperarían pronto también! Además, este lugar era una región que estaba completamente sellada, por lo que incluso el Profunda Arca Primordial no sería capaz de teletransportarse fuera de aquí. ¡También sucedía que Jazmín no podía materializarse en este lugar!
Así que ahora mismo, podría decirse que esta era la situación más cruel y desesperada en la que Yun Che había estado antes.
El Soberano Diabólico Masacre Lunar, quien había tragado los pétalos de la Flor Udumbara del Inframundo, abrió sus brazos con éxtasis a medida que cerraba sus ojos y disfrutaba la sensación del poder de la Flor Udumbara del Inframundo extendiéndose por su cuerpo. Una sensación extremadamente cómoda y relajante se extendió por todo su cuerpo, incluso hasta las profundidades de su alma, causando que todos los dolores y molestias que lo afligían prácticamente desaparecieran.
La energía oscura en su cuerpo también parecía estar recuperándose rápidamente... Yun Che y el Soberano Diabólico Masacre Lunar podían sentirlo claramente. En este momento, todas las heridas de su cuerpo comenzaron a brillar con una tenue luz púrpura. Después de eso, las heridas comenzaron a recuperarse a una velocidad tan alarmante que Yun Che fue capaz de presenciar la reparación y el tejido de su carne justo ante sus propios ojos.
“¡Jajajaja!” El Soberano Diabólico Masacre Lunar rio salvajemente. El momento en que consumió la Flor Udumbara del Inframundo fue el momento de mayor éxtasis para él. Pero esta vez, el sentimiento de éxtasis era mucho mayor de lo que había sido antes. Una vez que pensó en cómo las luchas desesperadas de Yun Che sólo lo conducirían a la desesperación al final, su corazón fue tomado por una intensa alegría, “¡Patético humano! ¡Veamos cuánto tiempo puedes luchar contra este rey esta vez!”
“¡Pronto sabrás el destino de aquellos que han provocado y enfurecido a este rey! ¡Este rey te dejará experimentar el más terrible purgatorio de este mundo!”
“...” Todo el cuerpo de Yun Che se enfrió a medida que percibió que el aura del Soberano Diabólico Masacre Lunar comenzó a aumentar dramáticamente. Sus entrañas se hundieron conforme vio sus heridas cerrarse ante sus propios ojos, pero su mente seguía estando increíblemente clara y enfocada a pesar de las emociones que lo inundaban...
Cuanto más desesperada fuera una situación, ¡más lúcido se volvería!
Jazmín había dicho que dado el estado actual de la Soberano Diabólico Masacre Lunar, ¡él sería capaz de recuperar la mayor parte de su profunda energía y ser curado de la mayoría de sus heridas en tan sólo cien respiraciones! Sin embargo, sólo había consumido cinco pétalos de la Flor Udumbara del Inframundo en lugar de toda la flor, por lo que debería tomar más tiempo que eso.
A pesar de que ser capaz de recuperar la mayor parte de su energía y vitalidad era verdaderamente sorprendente, al final todavía tenía cien respiraciones... ¡Así que no sería arrojado a los pozos de la desesperación todavía!
Además, a pesar que cinco pétalos de la Flor Udumbara del Inframundo habían sido consumidos... ¡Cuatro pétalos aún quedaban!
El poder de los cuatro pétalos restantes de la Flor Udumbara del Inframundo... ¡¡Podrían ser suficientes para darle a Jazmín una nueva vida!! Incluso si no pudieran, definitivamente todavía sería de gran ayuda.
Las cejas de Yun Che se hundieron a medida que sus pensamientos comenzaron a correr... Ahora, el Soberano Diabólico Masacre Lunar estaba todavía gravemente herido y él había consumido la mayor parte de su poder también. Si pudiera matarlo antes de que se recuperara con la ayuda de la Flor Udumbara del Inframundo, entonces...
¡No! ¡No había ‘si’! Esta era la única opción que le quedaba, la única esperanza que le quedaba... De lo contrario, ¡¡definitivamente sería carne muerta una vez que el Soberano Diabólico Masacre Lunar se recuperara!!
Sin embargo, el poder agregado y el estado actual del Soberano Diabólico Masacre Lunar no estaban muy lejos de los suyos, dado que también tenía un cuerpo diabólico... ¡Ni siquiera había conseguido herirlo críticamente durante su viciosa batalla que había durado horas! ¡Así que tratar de asestar un golpe mortal en el lapso de unas pocas respiraciones cortas sería más difícil que llegar a los cielos!
Pero la situación que enfrentaba actualmente no le dio a Yun Che tiempo para dudar o considerar. ¡Debido a que la fuerza del Soberano Diabólico Masacre Lunar continuaba creciendo con cada respiración que pasaba y sus heridas continuaban curándose a un ritmo vertiginoso! Esto básicamente significaba que con cada respiración que pasaba, ¡la ya minúscula chispa de esperanza que tenía, se encogería constantemente! Tal vez después de las siguientes diez o veinte respiraciones, esa ya débil esperanza podría desaparecer por completo.
Por otro lado, incluso si Yun Che tuviera que pensar con los dedos de los pies, sería capaz de darse cuenta de que el siguiente movimiento del Soberano Diabólico Masacre Lunar, no sería involucrarlo en combate. Más bien, ¡vertería todo su esfuerzo en deshacerse de Yun Che y correría hacia la Flor Udumbara del Inframundo! En ese momento, no sólo los cuatro pétalos restantes de la Flor Udumbara del Inframundo caerían en manos del diablo... Él ni siquiera era capaz acercarse a la Flor Udumbara del Inframundo, ¡por lo que podría olvidarse de luchar o esperar la victoria!
Los ojos de Yun Che se abrieron a medida que una radiante y viciosa luz irradió desde dentro. Ambas manos se apretaron ferozmente alrededor de la empuñadura de la Espada Opresora del Cielo. Era casi como si quisiera incrustarla en su carne... Ahora que sólo tenía una opción, ¡Yun Che echó a un lado todos los pensamientos con respecto a los precios o las consecuencias!
“¡¡Soberano Diabólico Masacre Lunar!!”
Yun Che gritó en voz tan alta que sonó como si su garganta se rompiera. Después de una breve pausa, su velocidad aumentó de forma explosiva a medida que se apresuraba hacia el Soberano Diabólico Masacre Lunar.
“Yun Che, tú...”
Jazmín al instante se dio cuenta de lo que Yun Che estaba planeando y tragó sus palabras de advertencia antes de que incluso salieran de su boca... Debido a que ella sabía que esta era la única opción que le quedaba.
¡Él no tenía más opción que arriesgar su vida en esta apuesta!
A pesar de que era extremadamente probable que explotara en el lugar, ¡al menos todavía podía captar esa pequeña franja de esperanza!
“¡¡Cuarto reino del Dios Maligno, Cielo Retumbante!!”
¡¡Boom!!
Un sonido retumbante resonó en las venas profundas de Yun Che. Todas sus entradas profundas fueron abiertas completamente a medida que las Venas Profundas del Dios Maligno crecieron instantáneamente hasta el doble de su tamaño habitual... ¡Y estaban cerca de romperse!
Al mismo tiempo, ¡una ola de energía salvaje y frenética explotó desde su cuerpo a medida que empujaron a un lado toda la energía de la oscuridad en los alrededores! El pavor de esta ola de energía causó que el Soberano Diabólico Masacre Lunar riendo salvajemente volara como si hubiera sido golpeado por un mazo gigante. Voló por el aire antes de estrellarse contra una de las paredes de piedra situadas en las profundidades de la cueva.
La risa del Soberano Diabólico Masacre Lunar se estranguló de inmediato a medida que su cabeza dio una sacudida hacia arriba para mirar a Yun Che. Los ojos llenos de complacencia y alegría estaban ahora llenos de un enorme pavor...
Yun Che, que había estado corriendo hacia él había desaparecido y lo que había tomado su lugar era un hombre que estaba completamente cubierto de sangre, ¡una persona ensangrentada que irradiaba un aura aterradora! ¡Cada filamento de su cabello estaba erizado conforme las llamas ardían alrededor de su cuerpo! ¡Y la profunda energía que liberaba estaba asombrosamente teñida de un color escarlata llamativo y alarmante! Sus dos ojos parecían haber sido teñidos de sangre, ¡ya que incluso las escleras de sus ojos se habían vuelto de un rojo sangriento!
Sangre brotaba de sus brazos a medida que innumerables grietas alarmantes comenzaron a circular a través de su piel, haciendo que la sangre brotara de su cuerpo como una fuente. Todo su cuerpo parecía haber sido apuñalado miles de veces antes de que su sangre brotara, ¡y uno apenas podía ver alguna parte de su cuerpo ilesa!
Su apariencia era tan aterradora que haría que una persona normal palideciera en shock y miedo, pero definitivamente no sería capaz de perturbar al Soberano Diabólico Masacre Lunar. ¡¡Lo que espantó al Soberano Diabólico Masacre Lunar fue el aura salvaje y frenética que estaba irradiando de su cuerpo!!
Si el aura de Yun Che pudiera describirse previamente como un racimo de llamas... ¡Entonces el hombre envuelto en sangre frente a él estaba liberando un aura que era semejante a un volcán en erupción de las profundidades del mismo infierno! Era tan aterrador que todos los nervios en el cuerpo del Soberano Diabólico Masacre Lunar convulsionaron a medida que el alma que estaba siendo nutrida por la Flor Udumbara del Inframundo fue atacada instantáneamente por un extremo sentimiento de peligro.
Además, el hombre ensangrentado estaba sosteniendo una gran espada bermellón en su mano, lo que demostraba que... ¡¡Este hombre ensangrentado era en realidad Yun Che!!
“Tú...” El Soberano Diabólico Masacre Lunar jadeó conforme presionaba su espalda contra la pared. Ya no era capaz de reír más.
Desde el momento en que Yun Che había abierto la puerta ‘Cielo Retumbante’, sus sentidos habían sido completamente engullidos por un dolor interminable. Pero al mismo tiempo, también podía sentir un poder incomparablemente terrible explotando de su cuerpo... Además, este poder superaba con creces los límites de lo que su cuerpo podía soportar. Pudo sentir claramente cada parte de su cuerpo rompiéndose en el momento en que la profunda energía explotó desde dentro de su cuerpo... Incluso el mundo en frente de él se había vuelto rojo sangre.
Además de ese color rojo sangre, no podía ver nada más...
Sólo la chispa de una voluntad inextinguible estaba todavía firmemente fijada en el aura del Soberano Diabólico Masacre Lunar.
Alzando sus brazos que casi habían perdido toda sensibilidad, agotó toda su voluntad hacia el área donde se localizaba el aura del Soberano Diabólico Masacre Lunar.
Las pupilas del Soberano Diabólico Masacre Lunar se redujeron al tamaño de un alfiler... Hace un millón de años, este tipo de poder habría sido tan insignificante que ni siquiera se dignaría a verlo. Pero para el actual Soberano Diabólico Masacre Lunar, era un poder calamitoso que le hacía temblar incontrolablemente.
Miró la luz púrpura que brillaba en la periferia de su visión. Él quería correr hacia donde estaba la Flor Udumbara del Inframundo, pero cada vez que trataba de mover su cuerpo diabólico hacia adelante, fue empujado forzosamente de vuelta por la aterradora aura que estaba apresurándose hacia él. Era como si su espalda hubiera sido clavada en la pared detrás de él. En este momento, apenas podía levantar su pierna y mucho menos tratar de correr hacia adelante. Era como si cada parte de su cuerpo fuera presionada por una enorme montaña.
El haz de espada bermellón se hizo más y más cercano y el miedo en los ojos del Soberano Diabólico Masacre Lunar, aumentó proporcionalmente. Dio un gran rugido a medida que todo el poder en su cuerpo surgió desesperadamente. Formó un vórtice de energía negra que era diez mil veces más oscuro que el abismo y lo envió volando hacia Yun Che con un grito.
En el momento en que el vórtice negro explotó hacia fuera, la Espada Opresora del Cielo que llevaba el poder de la puerta ‘Cielo Retumbante’ silbó hacia abajo. Al instante, el vórtice negro que el Soberano Diabólico Masacre Lunar había formado con toda su energía restante se detuvo repentinamente. Después de eso, empezó a ser suprimido, devorado y tragado por ese haz de espada bermellón... Hasta que desapareció por completo.
La visión del Soberano Diabólico Masacre Lunar fue cubierta por una ilimitada luz bermellón, una cantidad abundante de sangre se roció en el aire a medida que él soportaba el impacto de esa explosión catastrófica. Un estremecedor estruendo sacudió todo el Nido Demonio de la Matanza Lunar conforme un alarido impregnado en desesperación y dolor resonó en cada rincón...
Booom —
“¡¡¡UUUUWWWAAAAAAHHHHHH!!!”
Los muros de piedra negra se desmoronaron rápidamente a medida que incontables fragmentos de piedra cayeron al suelo. El Nido del Demonio Masacre Lunar estaba temblando y parecía como si el cielo y la tierra estuvieran temblando junto con ello. Vientos destructivos soplaron a través del Soberano Diabólico Masacre Lunar conforme colisionaron y se estrellaron contra todo lo que los rodeaba, destruyendo lo que pudieran destruir. Además, la parte más profunda del Nido del Demonio Masacre Lunar había sido completamente llenado por las llamas doradas que ardían ferozmente a medida que una tormenta de dimensiones catastróficas hizo estragos por eras...
Esta fue la primera vez que Yun Che abrió la puerta de ‘Cielo Retumbante’, así que este también fue el primer corte de espada que había realizado mientras la puerta ‘Cielo Retumbante’ estaba abierta. Jazmín aun no estaba consiente del resultado de este corte de espada. ¡Pero lo que pudo confirmar definitivamente fue que el actual Yun Che era completamente incapaz de soportar el poder desatado por la puerta ‘Cielo Retumbante’!
Yun Che abrió forzosamente la puerta ‘Cielo Retumbante’ y su profunda energía instantáneamente se volvió enloquecida, Jazmín pudo ver claramente todos sus órganos internos rompiéndose a medida que sus venas se destrozaban y la sangre fluía libremente de su cuerpo. Las únicas cosas que permanecieron intactas fueron sus huesos que estaban reforzados por la Médula del Dios Dragón.
Fue sólo por ese instante... ¡¡Pero cada segundo después de eso haría que la situación empeorara muchas veces!!
Tal vez sólo necesitaría dos respiraciones para que el cuerpo de Yun Che explotara y definitivamente no dejaría un cuerpo entero atrás.
Dada la terrible situación en que se encontraban, Jazmín no pudo darse el lujo de dudar más. En el momento en que Yun Che usó toda su fuerza de voluntad para lanzar ese golpe con su espada, el cuerpo espiritual de Jazmín dejó la Perla de Veneno del Cielo y entró en el cuerpo de Yun Che. Cuatro haces de energía escarlata se dispararon a una velocidad extrema a medida que perforaron todos los órganos internos de Yun Che y entraron en sus venas profundas. Los cuatro haces de luz presionaron infaliblemente las cuatro puertas abiertas del Dios Maligno.
El poder de Jazmín era tan tiránico que en el instante en que esos haces de luz color escarlata desaparecieron, las cuatro puertas abiertas del Dios Maligno también se cerraron. La profunda energía y enloquecida comenzó a desvanecerse inmediatamente. Jazmín soltó un pequeño suspiro de alivio antes de que entrara de prisa en la Perla de Veneno del Cielo.
Su forma espiritual tenía un miedo mortal a la energía diabólica dentro del Nido del Demonio Masacre Lunar. Puesto que Yun Che estaba dentro de las profundidades del Nido del Demonio Masacre Lunar, era natural que una pequeña porción de esa energía diabólica se hubiera filtrado en su cuerpo. A pesar de que Jazmín sólo había estado en el cuerpo de Yun Che durante un breve instante, sintió una sensación extremadamente insoportable que se extendió por su cuerpo en el momento en que volvió a entrar en la Perla de Veneno del Cielo.
Jazmín rápidamente entró en meditación y pasó mucho tiempo antes de que desapareciera esa sensación insoportable.
Ella abrió sus ojos una vez más conforme tomaba un vistazo al mundo exterior.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios