CEO Capítulo 244

21:50

Traductor: Trafalgar
Corrector: ??


Capítulo 244: Resolviendo Misterios

“Ruoxi Bebé, ¿me estás llamando para comprar algo de dim sum porque no tuviste suficiente comida para el almuerzo? Llamándome a esta hora del día es realmente anormal.” Yang Chen dijo en broma. 

Ignorando a Yang Chen, Lin Ruoxi dijo directamente: “Sígueme a un lugar esta tarde.” 

“¿Dónde?” 

“Te diré en el momento.” Lin Ruoxi respondió. 

“¿Estás siendo misteriosa para tu esposito?” Yang Chen preguntó juguetonamente. 

Lin Ruoxi se quedó sin habla por un momento antes de preguntar: “¿Quiere ir o no?” 

“Si, iré. Te esperaré en tu lugar de estacionamiento después que la hora de trabajo termine.” Yang Chen dijo. Él sabía que esta mujer era extraordinariamente tímida así que él sonó particularmente franco. 

Al llegar en Yu Lei International, él platicó con sus colegas por un rato y ayudó a Zhao Hongyan y Zhang Cai a manear algunos inventarios misceláneos. Él quería entrar en la oficina del jefe de departamento para pasar algo de aceite sobre el cuerpo de Liu Mingyu, pero ella parecía que lo estaba evitando. Habiendo asistido a varias reuniones con los vendedores, ella no se molesto en mirar a Yang Chen cuando le sirvió una taza de café. 

Finalmente fue la hora para dejar de trabajar. Yang Chen vino al estacionamiento subterráneo donde el estacionamiento exclusivo del CEO estaba. Lin Ruoxi normalmente parqueaba su auto aquí. 

Acercándose al Bentley rojo, Yang Chen vio que Lin Ruoxi ya estaba en el asiento del conductor, obviamente no dándole a Yang Chen una oportunidad para manejar. 

Al entrar al auto, él miró a Lin Ruoxi quien no tenía expresiones. Sonriendo, Yang Chen preguntó: “¿Estamos yendo a una cita como la vez pasada?” 

Lin Ruoxi inmediatamente se sonrojó. Cada vez que pensaba de las citas, ella recordaría la escena donde Yang Chen robó un beso de ella en el Starbucks usando la excusa de limpiar la crema. Rápidamente, ella encendió el auto y evitó el tema de Yang Chen. 

Yang Chen abrochó su cinturón de seguridad y le dio un vistazo al asiento trasero antes de notar una enorme caja de papel. Curioso, preguntó: “¿Qué es eso?” 

Lin Ruoxi quien estaba conduciendo dijo despacio: “Algo para regalar. Lo sabrás después.” 

Yang Chen dejó de preguntar. Incluso si lo hacía, Lin Ruoxi no le diría a donde se estaban dirigiendo y qué iban a hacer de todos modos, 

Después de media hora, Yang Chen quedó estupefacto. Él notó que el lugar al que Lin Ruoxi lo trajo, era un lugar que visitó una vez antes — El Orfanato Nueva Esperanza. 

Los mismos viejos edificios y los mismos árboles exuberantes estaban allí. Las únicas cosas que cambiaron eran las hojas amarillentas y las hojas de maple rojo-llama. 

Cuando vino aquí antes, fue con Li Jingjing. En ese momento, los dos todavía eran íntimos como hermanos reales. Sin embargo, si se encuentran hoy, se comportarían como extraños y no se hablarían entre si. 

Cuando Yang Chen se sentía emocional, Lin Ruoxi estacionó el auto antes de decir: “Ayúdame a cargar la caja, iremos allí.” 

“¿Viniste aquí para darle regalos a lo niños?” Yang Che preguntó conforme se maravillaba. 

“El tiempo está realmente frío recientemente. Apuesto que una tormenta de nieve vendrá pronto. Le conseguí a los niños algo de ropa interior térmica nuevo.” Lin Ruoxi respondió. 

Sorprendido, Yang Chen la miró fijamente. Él sentía que ello era increíble. 

Lin Ruoxi se puso realmente incomoda cuando Yang Chen la miró por tanto tiempo. Frunciendo el ceño, dijo: “¿Qué es? ¿No puedo conseguir nada para los niños?” 

“No, es sólo que siempre he sentido que eres fría e indiferente. Yo no sabía que pensarías por los niños en el orfanato. Así que nuestra Ruoxi es una hermana mayor de corazón bondadoso después de todo.” Yang Chen dijo con una sonrisa. 

Penosa, Lin Ruoxi rodó sus ojos: “Rápido, ¿por qué tienes que decir tanto? ¿Quieres que yo lo cargue?” 

“Llámame ‘Gran Hermano Mayor’ y lo cargaré por ti.” Yang Chen dijo. 

“Tú…” 

Sin esperar que Lin Ruoxi se violente, Yang Chen inmediatamente salió del auto con una sonrisa y sacó la caja del asiento trasero. Era bastante pesado, puede haber contenido bastante ropa interior. 

Siguiendo a Lin Ruoxi quien estaba bastante cabreada hasta la entrada del orfanato, el Presidente Cha abrió la puerta para recibir a los visitantes. Mirando a Lin Ruoxi con Yang Chen, su expresión reveló alegría y duda. 

“Ruoxi, estás aquí… Señor, tiempo sin verlo.” ElPresidente Cha los saludo con una sonrisa. 

Tras saludando al viejo Presidente Cha, Lin Ruoxi preguntó con curiosidad: “Presidente, ¿usted conoce a Yang Chen?” 

“Oh, el Señor Yang vino no hace mucho.” El Presidente Cha dijo. Ella no mencionó que Yang Chen vino con Li Jingjing. La Gente mayor era en efecto sabia. Era mejor no revelar información innecesaria para evitar causar problemas. 

Lin Ruoxi miró a Yang Chen con duda, diciendo: “Tienes algo de empatía después de todo,” antes de entrar sola. 

Yang Chen sonrió impotentemente y le guiñó al Presidente Cha: “Gracias Presidente. Usted realmente es bueno hablando.” Él dijo. 

“Jeje, Señor Yang, debemos comportarnos nosotros mismos como hombres. Puedo ver que es una persona bastante buena. Esto es todo lo que puedo hacer para ayudar. Sin embargo, tiene responsabilidades que aguatar después.” El Presidente Chan dijo con una sonrisa misteriosa antes de entrar. 

Yang Chen estaba pensando sobre qué quería decir el presidente, pero siguió adentro el salón. Él podía oí la risa de los niños desde lejos. 

Cuando se acercó, su cuero cabelludo se entumió. 

Yang Chen podía ver a dos damas rodeadas por niños gritando: “¡Hermana Mayor!” conforme pedían una sesión de narración de cuentos o juegos. 

Una de ellas era Lin Ruoxi, pero ella no parecía como la dama fría y helada de costumbre con aura asesina, ella tenía una sonrisa brillante, como una suave y deslumbrante flor de primavera abriéndose bajo la luz del sol. 

La otra era inesperadamente Li Jingjing. Con su cabello atado a una cola de caballo, ella usaba ropa rosa sin manga y tenía un maquillaje ligero. Aunque no puede rivalizar con la excepcional belleza de Lin Ruoxi, poseía el aura de calidez y gentileza, haciendo fácil que los niños se acerquen. 

Cuando Li Jingjing vio a Yang Chen caminado hacia el salón con una enorme caja, su vista se congelo y cerró sus labios, pero no expresó demasiados cambios. Ella parecía que ni siquiera sabía quien era Yang Chen. 

Lin Ruoxi también no notó nada anormal. Ella ordenó: “Pon la caja allí, y se los entregaré a los niños.” 

“Hermana Ruoxi, ¿estos regalos son para nosotros?” Una linda pequeñita con trenzas preguntó. 

“Si, son ropa nueva. Usándolo calentará a Pequeña Ying en el invierno.” Lin Ruoxi dijo conforme pellizcaba la mejilla de la niña. Ella incluso recordó cuál era el nombre de la niña. 

Li Jingjing pareció como que se calmó a si mismo. Palmeando las cabezas de los dos niños junto a ella, preguntó: “Hermana Ruoxi, ¿Es el Cuñado?” 

La expresión de Lin Ruoxi se veía bastante anormal. Apretando sus dientes, asintió a medida que dice: “Si, no puedo soportar que me molestes demasiado seguido. Así que lo traje aquí para verte. Él es Yang Chen. Oí que él vino aquí una vez, pero es bastante increíble si miras su personalidad desalmada.” 

Un atisbo de tristeza se podía ver en los ojos de Li Jingjing. Forzando una sonrisa, dijo. “Él se ve bastante confiable. ¿Por qué dices que es desalmado?” 

Lin Ruoxi escuchó la queja de Li Jingjing y sonrió levemente. Girando su cabeza, le dijo a Yang Chen: “Yang Chen, ella es Li Jingjing, una buena amiga mía aquí. Te traje aquí principalmente para dejarle ver cómo eres ya que estaba muy curiosa.” 

Yang Chen sonrió amargamente. Ya que Li Jingjing eligió actuar como extraños, él no sería tan estúpido para actuar de forma anormal delante de Lin Ruoxi. Sin cambiar su expresión, dijo: “Parece que tu buena amiga tiene más potencial que tú Ruoxi. Ella puede decir que soy un hombre bueno a primera vista.” 

“No hables tonterías delante de los niños. Mejor quédate lejos.” Lin Ruoxi dijo, disgustada. 

Celos aparecieron en los ojos de Li Jingjing a medida que escuchaba cómo la pareja se comunicaba, pero Lin Ruoxi no lo notó. 

Yang Chen se encogió de hombros y dejó de hablar. Él sabía que entre más le hablaba a Lin Ruoxi, peor se sentiría Li Jingjing. 

Yang Chen de repente se sintió arrepentido. Si supiera que Li Jingjing estaba aquí, él no habría venido con Lin Ruoxi. 

Un grupo de niños miró a Yang Chen ya que algunos de ellos reconocieron a Yang Chen por su visita anterior. Ya que no tuvo mucha interacción con los niños, los niños no pueden tener una impresión profunda por quien era él, sin mencionar que sucedió hace mucho tiempo. Además, ya que Lin Ruoxi y Li Jingjing estaban aquí, todos decidieron ignorar a Yang Chen. Esto le permitió evitar hablar con los niños. 

Muy rápidamente, Lin Ruoxi y Li Jingjing empezaron a repartir la ropa nueva a los niños mientras Yang Che las miraba desde una esquina mientras su mente estaba llena de pensamientos. 

El Presidente Cha lentamente caminó hacia Yang Chen. Sonriendo, dijo: “Señor Yang, algo debió haber sucedido entre usted y la niña Jingjing. Desde que ya soy viejo, seré un poco descarado y directo con usted. Ya que Señor Yang se casó con tal bella esposa, por favor sea menos codicioso y deje de buscar opciones.” 

Yang Chen asintió y dijo: “Seah, yo también siento que soy muy codicioso a veces. Sin embargo, le prometí a los padres de Jingjing que dejaría de molestar su vida ya.” 

“Eso tampoco puede ser considerado como un resultado bueno ni malo.” El Presidente Cha dijo conforme asentía: “Pero yo de verdad no pensé que el esposo de Ruoxi sería el Señor Yang.” 

Curioso, Yang Chen preguntó: “Presidente, mi esposa parece conocer este lugar realmente bien. Ella incuso sabe los nombres de los niños. ¿Ella viene aquí a menudo?” 

“Si, ¿Ruoxi no le ha dicho antes Señor Yang?” El Presidente Cha dijo ya que se sentía extraño: “Pensé que Ruoxi al menos le diría a sus miembros familiares sobre esto… Esta niña… Suspiro*… Desde joven, Ruoxi solía venir aquí a menudo con su mamá y su abuela. Después de un tiempo, la Señora Mayor y la Señora ambas fallecieron. Ruoxi entonces vendría aquí sola. A ella le gustan los niños mucho. Ella trae regalos para ellos sobre una base regular. Durante los festivales o cada vez que estuviera libre, ella vendría aquí a jugar con los niños y contarles historias. A los niños les guata muchísimo, me gusta ella mucho también.” 

“En este mundo, la gente como ella que viene de familias ricas, tiene un corazón bondadoso, y siente empática hacia estos lamentables niños que son demasiado raro de encontrar. Algunas personas hacen donaciones para conseguir reconocimiento de la sociedad. Ellos tendrían miedo que los demás no sabrían sobre sus contribuciones. Ruoxi ha gastado tanto esfuerzo por estos niños y nunca se hizo publicidad por ello. Sé que ella es la CEO de Yu Lei International. Es tan reconfortante que ella esté contribuyendo en la oscuridad[1].” 

Yang Chen por fin supo por qué Lin Ruoxi saldría de la casa de la nada. Ya que no entretendría a sus clientes y no tenía muchos parientes, Yang Chen no sabía a donde iría con sus zapatillas. Así que era el orfanato, para visitar a los niños. 

Con esta explicación, cuando Li Jingjing le dijo que conoció a una hermosa hermana mayor y se hicieron buenas amigas, ella se estaba refiriendo a Lin Ruoxi! 

A medida que Yang Chen lentamente resolvía los misterios, Lin Ruoxi terminó de repartir la sopa que trajo para los niños. Ella dijo: “Yang Chen, no volveré a casa para comer hoy. Ya le di una llamada a Wang Ma. Si no estás dispuesto a esperar, llama un taxi y vuelve primero.” 

En este momento, un enorme grupo de niños estaban rodeando a Lin Ruoxi, haciéndolo difícil para irse. Naturalmente, ella no sería capaz de preocuparse por Yang Chen. 

Yang Chen sintió que esta escena era bastante divertida. Sonriendo, dijo: “Puedes divertirte con los niños entonces. Me iré ahora.” 

Él realmente no quería quedarse allí más ya que Li Jingjing lo miraría de vez en cuando sombríamente. Aunque todas las miradas fueron momentáneas, él todavía se sentía bastante incomodo. 

Tras diciendo adiós al Presidente Chan, él salió del salón solo. 

Li Jingjing miró a Yang Chen quien se alejaba sin darse la vuelta para darle un vistazo. Su rostro se veía más pálido, mientras la determinación comenzaba a llenar sus ojos. Lin Ruoxi quien estaba sumergida en la alegría no notaría esto en absoluto.


[1] Se refiere a actuar detrás de escena o sin ser visto/encubierto/ de perfil bajo.


También te puede gustar...

0 comentarios