ATG Capítulo 809

10:03

Traductor: Radak
Corrector: Radak


Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 809 - Jazmín Manchada De Sangre (5)
Los sonidos de seis piezas de cadáveres golpeando el suelo fueron tan pesados que causaron que el corazón de uno palpitara. Una inquietante atmósfera descendió sobre la Arena del Dios del Mar y miedo indescriptible parecía extenderse frenéticamente, como una plaga.
En la Arena del Dios del Mar, todo el mundo estaba mudo y sus ojos miraban en blanco. El tremendo shock y miedo hicieron que sus ojos estuvieran cubiertos de venas de sangre al extremo que casi explotaron.
Al nivel de Monarcas, el cuerpo de uno era tan duro como las rocas y su vitalidad era muy fuerte también. Incluso si sus cuerpos fueran cortados en varias partes, podrían todavía mantener un período corto de conciencia y su profunda energía tomaría aún más de tiempo antes de disiparse lentamente.
Cuando los cuerpos cortados de los Tres Asistentes de la Espada aterrizaron, sólo hubo un silencio espantoso. Independientemente de si era su vitalidad, o su aura de profunda energía, todo desapareció por completo y se tendieron allí como seis charcos de barro que habían sido mezclados con sangre. Si uno simplemente mirara estos seis segmentos de cadáveres, nadie sería capaz de creer que eran los Tres Asistentes de Espada que reinaba en lo alto del Continente Cielo Profundo.
“Ahh... Ahhh... Ahhhhhh...” La boca abierta de Xia Yuanba no se cerraría y profundo en su garganta, jadeos temblorosos fueron emitidos subconscientemente por él. Detrás suyo, los Maestros Espirituales del Santuario ya habían olvidado hace mucho aprisionarlo. En lo profundo de sus ojos, se podía ver el más fuerte sentimiento de miedo... E incredulidad que jamás habían sentido en sus vidas.
Aunque matar a un Overlord en un instante era sorprendente, estaba perfectamente dentro de los medios de un Monarca de alto nivel.
Matar a un verdadero Monarca en un instante era algo que ni siquiera aquellas potencias que se encontraban en el pináculo habían visto u oído hablar.
Pero justo delante de sus ojos, las personas que fueron asesinadas instantáneamente no eran sólo Monarcas, sino que eran los Monarcas del nivel diez que poseían la habilidad de menospreciar al mundo con arrogancia.
Además, ¡¡fueron tres simultáneamente!!
¡Esta fue una fuerza varias veces más fuerte de lo que podían comprender o imaginar! Esta era una fuerza que ni siquiera aparecía en sus leyendas más antiguas, en sus sueños fantásticos o imaginaciones más ridículos.
Sin embargo, tal escena, la fuerza que podía matar instantáneamente a tres Monarcas del décimo nivel había aparecido claramente delante de sus ojos... ¡Y la que causó todo esto era apenas una joven chica que parecía tener doce o trece años!
“Im... Imposible... Esto... Debe... ser un sueño...”
Una parte del cuerpo de un Asistente de Espada aterrizó justo enfrente de Xuanyuan Wendao. Miró el cadáver cortado y la espada rota en sus pies a medida que su rostro se tornaba pálido y blanco bajo un temor extremo.
Aunque la fuerza total de la Región Poderosa Espada Celestial estaba al final entre los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados, poseían cuatro Monarcas de nivel diez, y esto era de lo que estaban más orgullosos. Sin embargo, tres de ellos habían muerto en un instante... Sin duda, esto causaría un daño inestimable a su reputación y fortaleza.
“Pa... Padre.” Ye Xinghan caminó débilmente a la espalda de Ye Meixie, tratando de buscar seguridad en medio de su miedo. Sin embargo, descubrió que todo el cuerpo de Ye Meixie estaba frío y sus manos temblaban ligeramente.
Jazmín, que por sí sola causó todo esto, todavía parecía indiferente como antes. Ni siquiera echó una mirada a los cuerpos de los Tres Asistentes de Espada. Era como si las personas que murieron a sus manos no fueran tres profundos practicantes de primer nivel del Continente Cielo Profundo, sino hormigas insignificantes... Para Jazmín, los Tres Asistentes de Espada que eran divinos a los ojos de los profundos practicantes del Contiene Profundo Cielo eran de hecho sólo hormigas.
Su mirada aterrizó en Xuanyuan Wentian a medida que caminaba lentamente hacia él.
Las pisadas de Jazmín eran ligeras y lentas, pero cada vez que daba un paso, el latido de Xuanyuan Wentian palpitaba ferozmente. Con los ojos fijos en él cuando se acercaba, sintió una insoportable sensación de miedo que nunca había sentido antes. Era como si un  demonio, que se había quedado dormido en el corazón de este Maestro Sagrado, hubiera sido despertado, y estaba creciendo y expandiéndose frenéticamente.
“¿Eres Xuanyuan Wentian?” Preguntó Jazmín fríamente.
“Solo… Quién... ¿Eres tú?” Xuanyuan Wentian trató de mantener su actitud como el Maestro de Espada, pero bajo la mirada de Jazmín, su voz temblaba ferozmente y todos los músculos de su rostro también temblaban de forma incontrolable.
Él era alguien que gobernaba sobre el mundo y era uno de los cuatro incomparables Maestros Sagrados en el Continente Cielo Profundo. Jamás habría soñado que la mirada inocente de una niña pudiera desarrollar en su interior un miedo semejante.
“Esta princesa es la maestra de Yun Che.” El rostro níveo de Jazmín, que era más exquisito que el de una muñeca, reveló una sonrisa de burla. “¿No mencionaste ahora que matarías al maestro de Yun Che bajo tu espada? Ahora que esta princesa está aquí, ¿cómo vas a hacer que esta princesa muera bajo tu espada?”
Claramente al escuchar a la joven chica vestida de rojo decir que ella era la ‘maestra de Yun Che’, todos los nervios en el cuerpo de Xuanyuan Wentian se tensaron. Los cuerpos de Huangji Wuyu, Qu Fengyi y Ye Meixie también se estremecieron.
Xuanyuan Wentian era una persona excepcionalmente astuta que era altamente arrogante. Nunca había temido nada antes, pero tampoco había pensado que hubiera algo en este mundo capaz de hacerle sentir miedo. Con su mentalidad, incluso ante una situación de muerte segura, todavía estaría compuesto y nunca revelaría signos de miedo.
Sin embargo, el nivel en el que se encontraba Jazmín era demasiado superior al suyo y el sentido del peligro que Jazmín emitía era algo que su fuerza de voluntad y sus convicciones nunca podrían resistir.
“Tú...” Xuanyuan Wentian extendió sus manos, sus cinco dedos se curvaron juntos... La fuerza de los Tres Asistentes de Espada era algo que él conocía claramente. Si trabajaran juntos, podrían forzarlo a un empate. ¡Esta aterradora joven chica vestida de rojo delante de él pudo matar a los Tres Asistentes de Espada en un instante, lo que también significaba que si quería matarlo, era esencialmente como respirar!
Debido al temor, la mente de Xuanyuan Wentian estaba en caos. Repentinamente, un brillo astuto pasó por sus ojos y una luz púrpura destelló. De pronto, apareció una profunda espada que brillaba con luz púrpura y apuñaló hacia Jazmín con el sonido del trueno.
Ding…
Con un ruido extremadamente suave, la espada púrpura de Xuanyuan Wentian se detuvo frente a Jazmín.
Dos tiernos y blancos dedos de nieve sostuvieron suavemente la punta de la espada púrpura.
En términos de esgrima, Xuanyuan Wentian era indudablemente el mejor del mundo. Cada corte que haría sería capaz de desgarrar el espacio y era extremadamente aterrador. La puñalada que acababa de hacer fue extremadamente repentina y debido a su temor, Xuanyuan Wentian ni siquiera se contuvo un poco. Su objetivo también estaba a sólo tres pasos de él...
Sin embargo, un ataque ejecutado de tal manera fue detenido tan elegantemente por Jazmín con sólo dos dedos... En un instante, el brillo púrpura en la espada, la intención de espada, así como el sonido del trueno desaparecieron sin dejar rastro.
Xuanyuan Wentian se aferró a la empuñadura de su espada y sus brazos empezaron a temblar como si fueran péndulos. El miedo era aún más evidente en su rostro y por mucho que sus brazos temblaran, la espada púrpura no se movía en lo más mínimo.
“Santo... Santo Emperador...” Detrás de Huangji Wuyu, el rostro de Maestro Espiritual Xue Jin se ruborizó y gotas de sudor inundaron su frente como una lluvia torrencial.
“Rápido... Remueve las restricciones en Yuanba... Rápido...” Huangji Wuyu dijo con una voz temblorosa. ¡Todo lo que Yun Che le dijo, así como lo que le dijo a Yun Che estaban al lado de su oído y recordaba cada palabra completamente bien. Puesto que esta joven chica vestida de rojo sabía de la conversación entre Xuanyuan Wentian y Yun Che, ella también debería haber visto y oído cómo él trató a Yun Che!
¡Esta joven chica vestida de rojo que decía ser la maestra de Yun Che era mucho más aterradora que el Dios Diabólico Primordial contado en leyendas! Entre los Cuatro Maestros Sagrados, aunque Huangji Wuyu fue reconocido como el más fuerte del mundo, él sabía en su corazón que en términos de fuerza, Qu Fengyi y Ye Meixie podrían estar ligeramente detrás de él, pero Xuanyuan Wentian estaba definitivamente a su altura. Su título de ‘Número Uno del Profundo Cielo’ sólo era debido al hecho de que su Santuario era más fuerte que su Terreno Sagrado. En términos de fuerza sola, él debería estar alineado junto con Xuanyuan Wentian como el número uno del Profundo Cielo.
Sin embargo, un ataque de fuerza completa del más fuerte en el Profundo Cielo fue casualmente bloqueado por dos de sus dedos.
¡La diferencia entre sus fuerzas estaba más allá del cielo y de la tierra!
Quién era ella... De dónde venía… ¿Cómo podría haber una existencia tan aterradora en este mundo!?
Yun Che era alguien que definitivamente exigía venganza... O quizás se podría decir que él exigía venganza sobre los agravios sufridos. Además, era muy cruel cuando exigía venganza. Este era un hecho que todo el mundo sabía debido a que había demasiados ejemplos sangrientos. Si Yun Che confiaba en esta chica vestida de rojo para vengarse del Santuario del Monarca Absoluto, las consecuencias serían inimaginables.
Anteriormente, reprendió y evitó que Xia Yuanba protegiera a Yun Che. Pero ahora, no tuvo más opción que poner todas sus esperanzas en la relación de Xia Yuanba y Yun Che para resolver esta repentina e inminente crisis...
Además, en la historia de los diez mil años del Santuario del Monarca Absoluto, esta era su crisis más aterradora... ¡¡Y no era exageración!!
¡Bang!
Jazmín apretó sus dedos ligeramente y numerosas densas líneas de grietas aparecieron instantáneamente en la espada púrpura. Además, la espada que sostenía Xuanyuan Wentian definitivamente no era normal. Esta espada púrpura se llamaba ‘Poder del Trueno’ y era una de los diez famosos artefactos Profundo Tirano en el Continente Cielo Profundo. Fue forjada usando un meteorito del espacio exterior que había soportado más de tres mil rayos. Poseía un poder de espada ilimitado y la espada era extremadamente resistente. Incluso si Xuanyuan Wentian hubiera utilizado todas sus fuerzas, ni siquiera podría dañarla ligeramente.
Sin embargo, en las manos de Jazmín, se había roto instantáneamente como si fuera una capa de hielo fino.
¡¡Bang!!
Dentro de los sonidos de una explosión, la espada púrpura se convirtió en numerosos fragmentos pequeños y dispersos. Sólo la punta de la espada permanecía entre los dedos de Jazmín. Xuanyuan Wentian gritó patéticamente y sangre emanó de todo su brazo  derecho. La piel y la carne habían sido completamente desgarradas. Se tambaleó hacia atrás y, con un último paso, cayó hacia atrás en el suelo y no se levantó durante algún tiempo conforme su cuerpo continuamente temblaba.
Todavía poseía dos mil años de cultivación, por lo que instintivamente retiró su mano cuando percibió el peligro. De lo contrario, de acuerdo con el poder de Jazmín utilizado en la espada, no sólo su piel y su carne se desgarrarían, incluso los huesos de su toda mano se hubieran convertido en pedazos.
“Maestro... ¡¡¡Maestro de Espada!!!”
“¡¡Maestro de Espada!!”
Xuanyuan Wentian se derrumbó en el suelo con una salpicadura de sangre. La espesa aura de espada y la profunda aura que poseía originalmente habían desaparecido casi por completo. Los varios dignatarios de la Región Poderosa Espada Celestial estuvieron estupefactos y se precipitaron hacia adelante sin preocuparse por sus vidas.
Jazmín miró a su lado ligeramente y una leve sonrisa cruel y fría apareció en su rostro. Los dedos que sostenían la punta de la espada se tiraron hacia adelante ligeramente...
¡¡¡Ding!!!
Una línea roja recta fue grabada claramente en el aire.
Riiiiiiiiip--
Los sonidos sobreponiéndose de la sangre rociándose fueron tan ensordecedores que parecía que era el ruido de una cascada de mil metros. Entre las personas de la Región Poderosa Espada Celestial, las cabezas de veintitrés Dignatarios de la Región Poderosa Espada Celestial que estaban en el frente fueron cortadas de sus cuerpos en un instante. Todos se estrellaron en el suelo al mismo tiempo, y como calabazas, las veintitrés de ellas rodaron una buena distancia.
En cuanto a los veintitrés cuerpos que perdieron sus cabezas, pilares de sangre estaban rociando ferozmente debido al hecho de que habían reunido sus profundas energías justo antes de morir. El pilar más alto de sangre roció varias decenas de metros en el aire. En el lado Este de la Arena del Dios del Mar, una lluvia roja conmocionante empezó a rociar.
Aquellos capaces de estar en la parte delantera eran indudables las figuras más fuertes dentro de la Región Poderosa Espada Celestial. ¡Cada uno de ellos eran verdaderos  Monarcas! Sin embargo, en ese mismo instante, veintitrés de estos Monarcas tenían sus cabezas separadas de sus cuerpos. A lo largo de todo el proceso, no se produjo una colisión de energía estremecedora, ni una tormenta abrumadora. Sólo una línea roja fue grabada en el aire.
“No... No... No vayan ahí... ¡¡¡No vayan ahí!!!”
Xuanyuan Wendao no se atrevió a tomar medio paso hacia adelante… Incluso si quisiera, probablemente no tenía la fuerza para hacerlo. Las piernas del todopoderoso joven maestro de la Región Poderosa Espada Celestial que no temía nada, estaban actualmente estremeciéndose como tamices que podrían colapsar en cualquier momento. Bajo el terror, su rostro estaba simplemente más blanco que cualquier fantasma de legendas.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios