ATG Capítulo 843

19:11

Traductor: Trafalgar
Corrector: Radak


Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 843 - Nubes Oscuras En La Región De Nieve
Xiao Lingxi no consiguió dormir mucho en todos los diez días y la mayoría del tiempo estaba mirando inexpresiva al espacio. De vez en cuando, cuando estaba somnolienta, inconscientemente se dormiría pero inmediatamente después, sus pesadillas la asustarían hasta despertarse.
El aura fría de la Región de Nieve de Hielo Extremo era definitivamente no algo que Xiao Lingxi podía soportar, así que la mayoría del tiempo, ella, Cangyue y Xiao Lie solo se podían quedar dentro de la barrera especial que Feng Xue’er había colocado. Ellos difícilmente podían moverse alrededor de la Nube Congelada Asgard por largos periodos de tiempo y con el Manantial invernal de Nube Congelada estando rodeado por el aura fría extremadamente pesada, queriendo acercarse a visitar a Yun Che era sólo un pensamiento deseoso.
“Pequeño Che…” Ella se encogió en la esquina de su habitación y murmuró suavemente, como si su alma hubiera ya dejado su cuerpo. En este momento, la puerta fue abierta suavemente y Cangyue entró despacio.
Xiao Lingxi de repente alzó su cabeza y luego, se levantó y cargó hacia adelante como si hubiera sido golpeada por una descarga eléctrica, saltando en el abrazo de Cangyue en un instante, “Hermana Cangyue, cómo está Pequeño Che… Ya despertó… ¿Él ya está despierto…?”
“Lingxi, cálmate por ahora,” Cangyue apresuradamente la sostuvo y la consoló con una voz suave, “Él despertará y definitivamente se curará. Hermano Mayor Número Uno Bajo el Cielo dijo que si fuera alguien más, esa persona ya habría muerto diez mil veces con esa clase de herida, sin embargo mi esposo aún está manteniéndose tenazmente con vida. Has olvidado… En el pasado, hubo tantas veces cuando pensamos que no seríamos capaces de verlo de nuevo pero él siempre aparecería en frente de nosotras sano y salvo. Esta vez, él definitivamente despertará y se pondrá mejor, sano y salvo como siempre.”
“Lo… Lo sé, lo sé…” Xiao Lingxi ligeramente comenzó a soltar lágrimas, “Yo sólo me odio a mi misma por ser tan inútil. No soy capaz de hacer una sola cosa y no soy capaz de ayudar a Pequeño Che en lo más mínimo. Ahora, no puedo ver a Pequeño Che incluso por un instante, yo… Yo…”
“Sólo cuidar bien de ti misma es la más grande ayuda y consuelo que él puede recibir.” Cangyue reunió una ligera sonrisa cálida y luego apoyó a Xiao Lingxi a una silla, “Mi esposo está trabajando tan duro para vivir debido a que no puede soportar dejarte a ti y a todos nosotros ir. Así que no debes verte tan abatida cuando mi esposo se despierte, de lo contrario lo preocupará demsiado.”
A medida que ella contenía sus lágrimas, Xiao Lingxi mordió sus labios. Luego, ligeramente asintió, “Mn… Entiendo, estoy bien… Siempre he estado tomando buen cuidado de mí misma. Hermana Cangyue, eres la que debe tener un buen descanso. En estos días, has tenido menos descanso que yo e incluso has estado consolándome todo el tiempo. Eres incluso una emperatriz, deben haber muchas cosas qué hacer en el palacio imperial…”
Cangyue ligeramente sacudió su cabeza “No te preocupes, ya le he enviado al Jefe de Palacio Dongfang una transmisión de sonido, permitiéndole manejar los asuntos de estado en mi nombre. Lingxi, deja a un lado tus preocupaciones y ten una buena siesta. Tú nunca sabes, una vez que despiertes, tu Pequeño Che podría despertar también.”
“Está bien…” Esta vez, Xiao Lingxi obedientemente estuvo de acuerdo y se levantó, “Primero debo visitar a mi padre, él no ha dormido mucho estos últimos días tampoco y está comiendo tan poco también. Xiao Yun y Séptima Hermana ni siquiera pueden persuadirlo con su futuro bisnieto. Si esto sigue, él definitivamente no será capaz de aguantar.”
Aunque el verdadero nieto de Xiao Lie era Xiao Yun y no Yun Che, él había criado a Yun Che por dieciséis años, lo protegió del viento y las lluvias por dieciséis años y era también Yun Che quien lo acompañó por dieciséis años. No había nada relacionado por sangre pero los sentimientos que se desarrollaron en esos dieciséis años eran básicamente no más débiles que el vínculo de la sangre.
“Yo iré contigo.”
Justo como las dos chicas estaban apunto de dirigirse a visitar a Xiao Lie, de repente, ella sintió que la luz en frente de ellas de pronto se había atenuado, como si el sol abrasador alto en el cielo fuera de repente cubierto.
Sin embargo, el sol y la luna nunca podían verse todo el año en la Región de Nieve de Hielo Extremo y el cielo siempre había sido una vasta expansión de blancura. Así que, ¿por qué de repente se volvió oscuro?
Encima del Manantial Invernal de Nube Congelada, la Pequeña Emperatriz Demonio quien estaba tan callada como una escultura de hielo de pronto amplió sus ojos, a medida que alzaba su cabeza y miraba hacia el cielo.
La blancura del cielo la cual era usualmente hecho por el hielo y la nieve interminables, estaba en realidad siendo cubierta por una capa de oscuridad brumosa de repente. Un aura llevando un grado extremo de supresión se vertió hacia abajo, canalizando otra capa de silencio mortal que podía sacudir el corazón de uno, sobre la ya tranquila Región de Nieve.
“¿Qué sucedió?”
Todas las discípulas de Nube Congelada fueron conmocionadas por este repentino cambio anormal. Las Seis Hadas de Nube Congelada se elevaron en el aire, escaneando el cielo y sus alrededores. Una intensa sensación incomparablemente opresiva e inquietud surgió en sus corazones. Siempre había habido un solo clima en la Región de Nieve de Hielo Extremo desde los tiempos antiguos y nunca se había visto una vista como esta antes. Además, esta sensación opresiva la cual estaba enviando escalofríos a sus espaldas, era definitivamente no causada por el cambio en el clima tampoco…
¡¡Esto era claramente un aura de profunda energía!!
“Eso es…” Xiao Yun apareció en el cielo también y suavemente dijo con un tono dudoso, “¡Esperen un minuto! Esta aura, ¿no creen que es un poco familiar?”
“De hecho es bastante familiar.” Número Uno Bajo el Cielo dijo con una voz hundida.
“¡Es Fen Juechen!” Feng Xue’er de pronto gritó, “¡Cuando hermano mayor Yun luchó con Fen Juecheng encima de los mares del Este hace unos meses, Fen Juechen tenía un aura de energía como esta!”
“¿Él?” Xiao Yun y Número Uno Bajo el Cielo estaban aturdidos pero inmediatamente después, ellos volvieron a sus sentidos. Número Uno Bajo el Cielo dijo, “Eso es cierto, esta sensación es de hecho sumamente similar al aura de Fen Juechen… Pero, ¡es un poco diferente también! Aunque es la misma aura de energía, la sensación que está dándome parece ser diferente.”
Pero en cuanto a lo que era diferente, él también era incapaz de diferenciarlo.
“Miren… ¡Rápido miren allí!” Número Siete Bajo el Cielo de repente exclamó.
Xiao Yun y Número Uno Bajo el Cielo miraron hacia el Norte al mismo tiempo y de pronto vieron que los cielos del Norte ya se habían vuelto en una vasta y aterradora, oscuridad muy negra. Además, esta oscuridad se estaba extendiendo hacia Nube Congelada Asgard a un ritmo considerable.
“Hss…” Número Uno Bajo el Cielo tomó un profundo aliento, “¡¡Vamos!!”
“¡¡Séptima Hermana, quédate aquí y protege a abuelo y pequeña tía bien!!” Xiao Yun rápidamente le dijo y luego voló de las puertas del palacio con Número Uno Bajo el Cielo y Feng Xue’er.
Y al mismo tiempo, Murong Qianxue, Jun Lianqie, Mu Lianyi, Chu Yueli, Feng Hanyue y Feng Hanxue ya había traído un grupo de discípulas de Nube Congelada fuera de las puertas del palacio. Con rostros fríos, las espadas en sus manos brillaban con luz fría, conforme esperaba al fuerte enemigo.
Las nubes oscuras sobre los cielos del Norte rodaban y temblaban, causando que los rayos de luz se opaquen más. Esa sensación opresiva y siniestra aura fría se intensificaban con cada aliento. Estas chicas de Nube Congelada cultivaban en las Artes Nube Congelada y habían residido en la Región de Nieve de Hielo Extremo por un largo tiempo, así que ellas básicamente no estaban asustadas del fuerte frío. Sin embargo, sus cuerpo sentían escalofríos conforme el aura se acercaba y sus almas incluso estaban temblando de forma incontrolable.
“Esto… ¿Esto es realmente un aura de profunda energía?” Chu Yueli dijo en completa incredulidad, “Cómo pude haber tal profunda energía…. Las profundas artes más siniestras registradas en los registro de mi Asgard ni siquiera son llegan este grado tampoco.”
“¿Ustedes saben quién es la otra parte?” Murong Qianxue preguntó. Ella era incapaz de creer que esto era un aura siendo liberado por una sola persona también.
“No podemos decirlo con certeza. Sin embargo, no importa quién esté en el otro lado, no hay necesidad para preocuparse.” Número Uno Bajo el Cielo confiadamente dijo, “Con la Pequeña  Emperatriz Demonio aquí, si la otra parte es un enemigo, no importa quién sea, ¡esa persona sólo está cortejando la muerte!”
Conforme sus palabras caían, un rayo de luz de repente destelló en frente de ellas. Una diminuta niña vistiendo un colorido vestido abrillantado se puso de pie sobre el campo de hielo níveo, su rostro como el jade de hielo y sus ojos eran como estrellas frías, ni siquiera una sola briza sopló en su llegada.
“Pequeña Emperatriz Demonio hermana,” Feng Xue’er gritó en agradable sorpresa. Sin embargo, cuando ella inmediatamente pensó que con la llegada de la Pequeña Emperatriz demonio aquí, no había nadie cuidando de Yun Che, ella otra vez comenzó a preocuparse, “Sobre Hermano mayor Yun…”
“¡¡Todos ustedes quédense atrás!!” La Pequeña Emperatriz Demonio de repente levantó su mano y un violento viento de nieve de pronto sopló, empujando enérgicamente a todos varias decenas de metros lejos. Ella misma, sin embargo, estaba ya a varios cientos de metros en frente de ellos.
En este momento, las estruendosas nubes negras en el cielo ya estaban justo ante sus ojos. Ellos vieron como las nubes lentamente rodaban sobre el cielo y entonces, dejaron de moverse hacia delante. Un aura extremadamente opresiva y siniestra envolvió toda la Nube Congelada Asgard inmediatamente después.
“Pretencioso,” La Pequeña Emperatriz Demonio fríamente cantó suavemente. Con un giro de su palma, antes de que los rastros de cualquier flujo de profunda energía se pudieran ver emitiéndose de su cuerpo, una llama dorada ya había explotado dentro de las nubes oscuras en el cielo y luego, un mar de llamas estalló dentro del cambiante cielo oscuro, “¡¡Sal!!”
El mar de llamas ardió furiosamente y en un abrir y cerrar de ojos, una gran mitad de las nubes oscuras habían sido ya engullidas. La otra mitad de las nubes oscuras estaban hundiéndose abajo desde el cielo, todo el camino hasta el frente de la Pequeña Emperatriz Demonio. Luego, una fuerte y arrogante risa las dispersó lentamente.
“Jajajaja… Verdaderamente, como se esperaba de las llamas divinas del Cuervo Dorado, de verdad no me decepcionaron.”
En medio de las nubes oscuras dispersadas, una figura de hombre alto con un cuerpo delgado lentamente salió.
Él tenía un rostro de unos veinte años. Vestido enteramente de negro, tenía cabello largo como la tinta negra y ojos como la tinta negra. Él miró a la Pequeña Emperatriz Demonio, luciendo una siniestra sonrisa ligera que hacía a uno sentirse incomodo, “Encantado de conocerte, Pequeña Emperatriz Demonio del Reino Demoníaco Ilusorio. Bienvenida al Continente Cielo Profundo.”
Pequeña Emperatriz Demonio, “…”
“Fen… ¿¡Feng Juechen¡? ¡¡Es realmente él!!” Feng Xue’er tocó sus labios, ella fue incapaz de creer sus propios ojos por un momento. La persona que salió de la neblina negra era indudablemente Fen Juechen.
“¡No! ¡¡No es así!!” Número Uno Bajo el Cielo de repente dijo, “¡Él no es Fen Juechen! Aunque su apariencia es exactamente la misma, la sensación que él está dándome… ¡Es completamente diferente de Fen Juechen! Incluso su voz es diferente también… ¿Quién eres? ¿Quién rayos eres? ¿¡Por qué te disfrazas a ti mismo como Fen Juechen!?”
Número Uno Bajo el Cielo no era tan familiar con Fen Juechen pero Fen Juechen era alguien que tenía un temperamento extremo, así que este rasgo era demasiado obvio. La expresión de Fen Juechen siempre había sido gélida, inexpresiva, distante y cargaba un sentido pesado de soledad que podía hacer que uno sienta un remordimiento en sus corazones. Él era como un lobo solitario sin ningún lado a donde ir.
Aunque la persona en frente de sus ojos tenía exactamente la misma apariencia como Fen Juechen y tenía una profunda aura sumamente similar, la sensación que estaba despidiendo no era alejamiento sino una arrogancia insoportable. Su expresión, atmósfera y el arco que formaba con sus labios, eran completamente diferentes del Fen Juechen que él conocía.
La diferencia más obvia era su voz. Además, con la personalidad de Fen Juechen, él sin duda nunca habría reído en tal modo arrogante tampoco.
“Jajajaja.” Feng Juechen otra vez rio fuerte y asintió en admiración, “Como se esperaba del joven maestro de la raza élfica, tú realmente posees muy buenos sentidos. Si pierdes tu vida en este mundo de hielo y nieve hoy, verdaderamente sería una pena.”
La expresión de Número Uno Bajo el Cielo cambió, su corazón se saltó un latido… Antes, él mencionó la identidad de la Pequeña Emperatriz Demonio, y ahora, ¡él incluso había mencionado precisamente el estatus que él poseía!
‘Fen Juechen’ levantó su mano y dijo con una sonrosa amplia, “En ese caso, ¿por qué no ustedes hacen una suposición? ¿Quién soy yo realmente?”
Esta voz no era ajena en lo más mínimo y entre la gente presente, el número de personas que oyeron esta voz antes no estaba limitado sólo a uno. Después del shock inicial, esta voz de repente se solapó con una figura en sus mentes.
“Eres… ¡¡Xuanyuan Wentian!!” Feng Xue’er y Xiao Yun gritaron en asombro.
“Je…” Fen Juechen… No, los labios de Xuanyuan Wentian se alzaron, la pendiente inclinada crecía aún más peligrosa y descarada que antes. En un modo lento y perezoso, él dijo, “Respuesta perfecta. Eso es correcto, soy exactamente yo. Sólo recuerden, no hay necesidad de llamarme Maestro de la Espada Xuanyuan de nuevo en el futuro, más bien, debes referirte a mí como… ¡El Incomparable Soberano Celestial!”
“Es en realidad, realmente…” Al oír admitirlo personalmente, Xiao Yun abrió sus ojos amplio. Él todavía era incapaz de creer sus propios ojos y todo lo que escuchó.
“¿Incomparable Soberano Celestial? Je, eso seguro es un título exagerado.” Número Uno Bajo el Cielo se burló, “Hace mucho que oí del nombre de Xuanyuan Wentian pero nunca había esperado que él sería tan arrogante. Como alguien que se atreve a llamarse a sí mismo Soberano Celestial, ocultas tu cabeza pero expones tu cola, disfrazándote a ti mismo como alguien más. Simplemente estás haciéndonos reír.”
Número Uno Bajo el Cielo temerariamente arrojó comentarios ridiculizadores. Aunque él estaba en guardia, no sentía mucho sentido de peligro. Debido a que estaba incomparablemente confiado que la Pequeña Emperatriz Demonio era una existencia absoluta sin par en este mundo. Olvídense sobre un solo Xuanyuan Wentian, incluso si los Cuatro Maestros Sagrados del Continente Cielo Profundo vienen juntos, ellos solo enfrentarían la derrota en frente de la Pequeña Emperatriz Demonio.
Sin embargo, lo que él no notó era que aunque la expresión de la Pequeña Emperatriz Demonio era fría y calmada, una profunda pesadez estaba siendo emitida desde adentro de sus ojos fríos. Sus dos manos diminutas tampoco estaban en un estado relajado sino fuertemente apretadas.
“¿Disfraz? Je je je, jajajaja.” Xuanyuan Wentian no estaba en lo más mínimo enojado. O, para ponerlo de otra forma, para el actual él, ya no había nada que existiera en este mundo que pudiera enojarlo, “No no no. Este Soberano le otorgó una recompensa celestial, permitiéndole ofrecer su cuerpo a este Soberano y luego permitiéndole mirar sobre este mundo humilde junto con este Soberano.”
“Esta es una gran fortuna por la cual él usó el exterminio de sus dos familias y sus dos vidas a cambio. Je, no fue fácil, saben.”
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios