CD Libro 17 Capítulo 24

18:21

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                                                                                  Siguiente Capítulo


Libro 17, Prefectura Índigo - Capítulo 24, Dame un Aventón

Linley estaba vestido con una túnica azul cielo. Mientras avanzaba por los cielos, la túnica larga revoloteó, alborotada por el viento. Detrás de él, esos diez Demonios de Seis Estrellas estaban también vestidos con uniformes de varios colores. Mientras luchaban en el exterior, si todos vistieran el mismo uniforme, sería demasiado obvio y el enemigo los descubriría fácilmente.

“Todos, tengan cuidado. Nuestro objetivo esta vez es un escuadrón del clan Barbary. No importa qué, no dejen que nos descubran. Simplemente vuelen cerca del suelo”, instruyó Linley, mientras que al mismo tiempo, él mismo voló hacia abajo, moviéndose cerca de la superficie del suelo. Los diez miembros de escuadrón hicieron lo mismo.

“No se preocupe, Capitán. No saldremos de nuestro camino para enfrascarnos en batalla. No podrán averiguarlo.” Melina rio.

¿Salir de su camino para enfrascarse en batalla?

Linley no pudo evitar pensar en alguna información que la Gran Dignataria le había dado antes de que comenzara la batalla. Tanto el clan de las Cuatro Bestias Divinas como los ocho grandes clanes usaban emboscadas y también esperaban a que el enemigo se acercara.

Si, por ejemplo, el clan de las Cuatro Bestias Divinas no quería pelear, ellos simplemente se esconderían en las Montañas Rito del Cielo, y no habría nada que los ocho grandes clanes pudieran hacer al respecto.

Si los ocho grandes clanes permanecían en su propio territorio y no salían, el clan de las Cuatro Bestias Divinas tampoco iría por ellos.

Sin embargo…

Los ocho grandes clanes odiaban al clan de las Cuatro Bestias Divinas hasta el núcleo, ¡y lo contrario también era cierto! Por lo tanto, se desafiaban intencionalmente unos a otros en batalla, ¡una y otra vez! Ninguno de los lados se escondería. Ambas partes sabían que esta era una guerra de desgaste, pero los ocho grandes clanes estaban dispuestos a participar en este tipo de guerra, mientras que el clan de las Cuatro Bestias Divinas era demasiado orgulloso y no estaba dispuesto a someterse.

“Los ocho grandes clanes es bastante interesante. Cada vez, tomarán rutas predefinidas. Esto es sólo un desafío desnudo.” Linley se dijo a sí mismo.

De los ocho grandes clanes, cuatro de ellos estaban ubicados en los bordes orientales de la Prefectura Índigo, mientras que cuatro estaban en los bordes occidentales de Prefectura Índigo. Todos eran muy unificados. Les preocupaba que si se separaban, el Clan de las Cuatro Bestias Divinas los rompería uno por uno.

Pero al dividirse de esta manera, no había manera de que el clan de las Cuatro Bestias Divinas pudiera hacerlo.

Encima de eso…

Los ocho grandes clanes a cada lado de la Prefectura Índigo a menudo enviarían escuadrones de expertos en patrullas de ida y vuelta. En cada viaje, tomarían una de las dos rutas predefinidas. ¡Cualquier miembro del clan de las Cuatro Bestias Divinas que encontraran en el camino sería asesinado!

A veces, ellos incluso participarían en emboscadas en el perímetro exterior de las Montañas Rito del Cielo.

“¿Cómo podría mi clan de las Cuatro Bestias Divinas tragarse este tipo de provocación? Son tan arrogantes como para tomar rutas predeterminadas. Si aceptamos esto, el clan de las Cuatro Bestias Divinas se convertirá en el hazmerreír.” Linley entendió que en sus batallas, los enemigos eran los desafiantes proactivos. Después de todo, sus expertos eran simplemente demasiado numerosos.

Después de volar durante aproximadamente tres días, el grupo de Linley llegó a su destino, un puesto avanzado de inteligencia ubicado cerca de la ruta predeterminada. Linley echó un vistazo a una duna de arena distante, que no era muy notable en esta área desolada y estéril.

“Puedes salir”, dijo Linley con calma.

Este puesto de avanzada de inteligencia había sido proporcionado por la Gran Dignataria.
La duna de arena se retorció, y luego una figura emergió desde dentro. Era un joven muy esbelto y vestido de amarillo. El joven de túnica amarilla, desconcertado por un momento, miró a Linley, quien con una sonrisa, extendió su mano, dejando al descubierto el medallón de Dignatario dentro.

“Saludos, Dignatario.” El joven dijo apresuradamente.

“¿Cuándo llegarán las fuerzas del clan Barbary?” Preguntó Linley.

Este puesto de avanzada de inteligencia se basaba en el uso de algunos métodos especiales, así como dos clones divinos en ubicaciones separadas, para poder proporcionar rápidamente informes de inteligencia. Esto permitía que los informes de inteligencia fueran transmitidos muy rápidamente. Incluso a una distancia de cien millones de kilómetros, el receptor tendría la información tan pronto como el remitente la enviara.

“Para ser precisos, se presume que son las fuerzas del clan Barbary”, dijo el agente de inteligencia. “Las presuntas fuerzas del clan Barbaty están todavía a millones de kilómetros de distancia. Según su velocidad de avance, en uno o dos días llegarán aquí.”
Linley asintió.

“¿Dijiste, se presume? ¿Puede ser que aún no estés completamente seguro de que son las fuerzas del clan Barbary?” Preguntó Linley, bastante preocupado.

“No hay forma de estar absolutamente seguro. Ese escuadrón, de acuerdo con nuestros informes de inteligencia, está compuesto principalmente por expertos del tipo agua, pero hay dos que no lo son. Solo podemos identificarlos provisionalmente como miembros del clan Barbary, pero también es posible que se trate de un escuadrón conjunto formado por dos clanes”, dijo el joven.

Linley frunció el ceño.

¿Un escuadrón mixto? Esto era extremadamente raro.

Esto era debido a que los Dignatarios del clan de las Cuatro Bestias Divinas generalmente llevaban una gota de Poder de Soberano sobre ellos. Una vez que ya no se preocupaban por la vida y la muerte y activaban esa gota de Poder de Soberano e iban con todo lo que tenían, incluso un Demonio de Siete Estrellas oponente estaría condenado.

Por lo tanto, el enemigo prefería luchar uno contra uno. Solo en una circunstancia especial, por ejemplo cuando el objetivo era una figura de nivel Patriarca o Gran Dignatario, enviarían un escuadrón conjunto.

“Puedes retroceder por ahora”, instruyó Linley.

“El resto de ustedes, síganme.” ​​Linley voló en el aire, y los diez Demonios de Seis Estrellas lo siguieron.

El agente de inteligencia levantó la cabeza, viéndolos alejarse volando. En su corazón, murmuró, “Miembros del clan, ustedes deben ganar.” Como agente de inteligencia, él también recorría esa delgada línea entre la vida y la muerte. Si los enemigos lo descubrieran, no dudarían en matarlo.

Además, la mayoría de estos agentes de inteligencia eran muy débiles.

¡Su única esperanza era que expertos como Linley los vengarían si los mataban!

A unos miles de kilómetros del puesto avanzado de inteligencia, el grupo de Linley se detuvo, escondiéndose dentro de un bosque de montaña. Todos tenían expresiones muy graves en sus rostros. Todos sabían que una vez que comience la batalla, ellos muy posiblemente morirían.

“Capitán. Cuando vengan los enemigos, ¿cuál es nuestro plan?” El gran hombre, ‘Shanda’, preguntó. Los otros miembros de escuadrón también miraron a Linley.

“El primer objetivo es el Demonio de Siete Estrellas del enemigo.” Linley rio con calma. “Emboscar no tiene sentido. Dado su sentido divino, ellos podrán localizarnos. Solo necesitan esperar aquí. Una vez que los enemigos se acerquen, ustedes pueden volar dentro de mi Espacio Piedra Negra y comenzar la batalla contra ellos.”

“¿Nosotros, volar dentro?” Inmediatamente, algunos miembros del escuadrón captaron el significado de Linley. “Capitán, ¿no va a atacar junto a nosotros?”

Si fueran a permanecer juntos, Linley naturalmente los incluiría dentro del Espacio de Piedra Negra, y por lo tanto no había necesidad de que ‘volar dentro’.

“Cierto. Iré a emboscarlos.” Linley rio. 

“¿Qué?” Las diez personas se sorprendieron.

“Capitán, no puede arriesgarse así. Es mejor si nos quedamos juntos. ¿Cómo puede atacar por si mismo? Es muy arriesgado. Incluso si los diez de nosotros morimos,  usted no puede morir, Capitán.” Dijo apresuradamente un hombre delgado.

Los Demonios de Siete Estrellas eran extremadamente preciosos para el clan. Representaban un poderoso pilar que apoyaba al clan.

“No se preocupen. Al atacar yo solo, tengo más del 90% de confianza en tener éxito.” Linley rio.

“¿Eh?” Los diez miembros de escuadrón estaban atónitos.

“Como ocultaré mi aura, solo me tomarán como un Dios. No estarán en guardia contra mí”, dijo Linley. La Prefectura Índigo era como otros lugares; Había muchas tribus para ser vistas en todas partes.

Los Dioses eran muy comunes en el Reino Infernal.

El grupo de Linley, mientras volaba, había encontrado bastantes Dioses y Semidioses. Naturalmente, ellos no les hicieron caso.

“No se preocuparán por mí, pero cuando me acerque a ellos, lanzaré un ataque repentino contra ellos. Esto definitivamente tendrá un efecto extraordinariamente bueno”, dijo Linley con confianza.

“Capitán.” Esa Melina dijo con preocupación. “Basándonos en lo que podemos ver, en verdad usted es solo un Dios. Sus habilidades para esconder el aura son realmente formidables. Pero los enemigos son Demonios de Siete Estrellas también. Puede haber uno de ellos que es capaz de detectar su verdadero poder,  que usted es un Dios Altivo.”

El hecho de que Linley realmente fuera solo un Dios era algo que solo un muy, muy pequeño número de personas en todo el clan Dragón Azur conocía.

Por ejemplo, el Patriarca y la Gran Dignataria habían descubierto esto por su cuenta. En cuanto a los demás, incluso Emanuel creía que Linley era un Dios Altivo que anteriormente había estado ocultando su poder.

“¿Descubrir mi verdadero poder? ¿Descubrir que soy un Dios Altivo?” Linley rio. Él mismo realmente era un Dios. ¿Por qué necesitaría ocultar su aura?

“No se preocupen. El enemigo no lo sabrá.” Dijo Linley con suprema confianza.

Inmediatamente, otro miembro del escuadrón dijo preocupado: “Capitán, no puede arriesgarse así. Deberíamos unir fuerzas y atacar juntos. Si trabajamos juntos, todavía podemos...”

“Suficiente.” Linley frunció el ceño. “Ya he tomado una decisión. Dejen de hablar.”

Los diez miembros se miraron el uno al otro, pero no tuvieron más opción que aceptar resignadamente. Linley era el capitán. En un momento como este, tenían que obedecer las órdenes de su capitán. Este era un requisito básico.

“Quédense aquí. Estaré a diez kilómetros de distancia.” Instruyó Linley. “A una distancia tan corta, una vez que comience la batalla, lo notarán de inmediato. Ustedes pueden inmediatamente apurarse a mi ubicación. Además, el sentido divino del enemigo no los podrá ubicar.”

En general, el sentido divino de un Dios Altivo solo se extendía a mil metros más o menos.
Incluso un Demonio de Siete Estrellas estaba limitado a solo unos pocos miles de metros. Pero normalmente, ¿ellos extenderían su sentido divino al rango máximo? Incluso en un escuadrón de batalla, el líder Demonio de Siete Estrellas generalmente extendía su sentido divino a mil metros, para garantizar un grado de seguridad.

“Recuerden. Una vez que comience la batalla, vengan inmediatamente. Pero antes de que comience, no deben acercarse.” Linley dejó salir.

Los diez estaban todos preocupados por Linley. 

“¿Entienden?” Rugió Linley. 

“Sí, Capitán.” Afirmaron los diez.

Linley luego voló hacia una sección del camino frente a ellos. “Capitán, tenga cuidado.” Una voz sonó desde atrás. Linley no pudo evitar reír. Él inmediatamente voló más de diez kilómetros, donde había una pequeña montaña cuadrada. Linley excavó una cueva en el lado del túnel, luego entró en ella.

Dentro de la cueva, pudo mirar el cielo a través de la entrada de la cueva.

“Solo pretenderé ser un Dios común.” Linley rio.

Linley estaba completamente seguro de esta emboscada. Sería algo extraño si pudieran ver a través de él. Después de todo, él realmente era un Dios.

El tiempo pasó, y en un abrir y cerrar de ojos, un día había pasado. 

“¡Swoosh!”

Linley descubrió una figura humana volando a gran velocidad. Era ese agente de inteligencia. En el corto lapso de un día, el agente de inteligencia ya había hecho múltiples informes sobre la ubicación del enemigo.

“Dignatario, los enemigos están a punto de llegar. Actualmente se encuentran a menos de diez mil kilómetros de aquí.” Dijo el joven apresuradamente. “Dignatario, recuerde claramente que los enemigos están montando una forma de vida metálica, que tiene forma de una serpiente de color verde jade.”

“¿Menos de diez mil kilómetros?” Linley se sorprendió en alerta total.

Una forma de vida metálica  de un escuadrón de los ocho grandes clanes avanzaba bastante rápido, capaz de viajar cuatro o cinco millones de kilómetros en un día. Menos de diez mil kilómetros se atravesarían en un corto período de tiempo.

“Date prisa e informe a los demás.” Linley inmediatamente instruyó.

“Sí, Dignatario.” El agente de inteligencia, sabiendo que la batalla iba a venir, de inmediato se fue volando.

Linley inmediatamente voló de su cueva. Caminar en los bosques de la montaña por uno mismo era algo bastante peligroso en el Reino Infernal, debido a que otras Deidades a menudo serían encontradas. Pero Linley quería que esto suceda... Debido a que esto lo hacía aún más indistinguible en el Reino Infernal.

Una enorme serpiente verde voló a través del aire. Era la forma de vida metálica.

“Dignatario, ¿cree que el clan de las Cuatro Bestias Divinas se atreverá a emboscarnos esta vez?” La forma de vida metálica tenían más de diez personas.

“¿Emboscarnos?”

El Dignatario era un hombre calvo, muy alto y poderoso, de al menos tres metros de altura. Los otros miembros del escuadrón eran todos muy altos, siendo el más corto de 2,5 metros. Esto fue causado por el linaje especial del clan Barbary. Los ojos del Dignatario brillaron con luz verde, y rio, “Esta vez, tenemos a Sr. Mosley acompañándonos. Estoy especializado en ataques materiales, mientras que él está especializado en ataques tipo alma. No importa quién venga, no hay forma de que escapen con sus vidas.”

“Cole, confío en que tu clan Barbary podrá deshacerse de cualquiera sin necesidad de que yo interfiera.” El que hablaba era un anciano calvo que vestía una sencilla túnica gris. Su oreja tenía dos pequeñas serpientes enrolladas a través de ellas.

………

“Chico, tú, un simple Dios, ¿se atreve a vagar por el Reino Infernal? Date prisa, entrega tu anillo interespacial.” Delante de Linley, habían aparecido más de diez bandidos. Simplemente había demasiados bandidos en el Reino Infernal. A pesar de que Linley había trabajado duro para evitarlos, al final, todavía se había encontrado con algunos.

“¿Anillo interespacial?” Linley pretendió estar aterrado. “Está bien, está bien, te lo daré.”
“Jaja, no está mal.” Esos bandidos, viendo cómo Linley fue obediente, estaban muy contentos. Uno de ellos rio, “Estamos en un estado de ánimo benevolente y te perdonaremos la vida. Sin embargo, debes unirte a nosotros. Si no lo haces…”

“Me uniré.” Linley asintió rápidamente.

Justo en este momento, en los cielos distantes, una enorme serpiente verde volaba a gran velocidad. Linley estaba muy contento. Esta era la forma de vida metálica del enemigo.
“Eh... ¿Por qué aún no has entregado el anillo interespacial?” Gritó un bandido.

“¡Swoosh!” Linley de repente cargó hacia los cielos.

Los bandidos estaban asombrados, pero luego, enfurecidos, persiguieron por los cielos también.

La forma de vida metálica pasó cerca, y como Linley se elevó en los cielos, él solo pasó a acercarse también. Los Demonios de Seis y Siete Estrellas dentro no podían evitar sentirse descontento.

“Hijos de put*, un grupo de bandidos está causando problemas. Ellos en realidad cargaron todo el camino hasta nosotros.”

Ellos ya habían descubierto que las personas debajo de ellos consistían en Dioses. No estaban preocupados en absoluto.

“Milords, por favor, sálvenme. Ayúdenme dándome un aventón. Estas personas quieren matarme.” Linley voló inmediatamente al lado de esa forma de vida metálica, con el rostro lleno de terror y pánico.

“¡Vete a la mierd*!” Un Demonio de Seis Estrellas gritó inmediatamente.

Capítulo Anterior                                                                                  Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios