CEO Capítulo 133

16:48

Traducción: Trafalgar
Corrección:  Radak




Capítulo 133: Cuñado

La intuición le decía a Yang Chen que Zhao Hongyan debe haber tenido problemas. Aunque las demás estaban borrachas y no notaron una cosa, Yang Chen todavía notó el malestar que apareció en el rostro de Zhao Hongyan.

Era ya otoño y viento frío soplaba a través de las calles. No muchas personas estaban dispuestas a deambular a través de las calles a esta hora. De vez en cuando, las personas pasarían, pero ellos pasaban rápidamente.

Saliendo del bar, Yang Chen miró alrededor, pero no encontró las figuras de Zhao Hongyan y Yu Hui en ninguna parte. Esto le dio un dolor de cabeza, ya que no tenía más opción que buscar en todas partes…

Al mismo tiempo, varias farolas iluminaban el pequeño estacionamiento detrás del bar. Zhao Hongyan estaba usando un abrigo tejido gris, y una falda doblada negra y sus medias negras se emparejaban bien con su encanto maduro. Pero ahora mismo su rostro estaba lleno de ansiedad, y ella parecía estar en un mal humor a medida que caminaba a una esquina en el estacionamiento.

Después de algo de duda, Zhao Hongyan sacó su pequeño teléfono y se preparó para hacer una llamada. Pero tras encontrar el número de teléfono, ella no se atrevió a marcarlo y hacer esta llamada.

“¿Qué pasa, mi querida cuñada? ¿No te atreves llamar a mi hermano?”

La voz de Yu Hui se escuchó desde atrás de Zhao Hongyan y sonaba sumamente juguetón.

El cuerpo de Zhao Hongyan tembló, y ella lentamente se dio la vuelta para mirar a Yu Hui. 
Con un tono nervioso ella dijo: “Pequeño Hui, ¿por qué has salido? Estaba a punto de hacer la llamada.”

“Es tarde, y estoy asustado que algo te sucediera si te dejo sola, mi querida cuñada. Así que salí a vigilar.” Yu Hui nefariamente sonrió.

“Soy tu cuñada, no tu hermanita. ¿Qué posiblemente me pasaría?” Zhao Hongyan bajó su cabeza e hizo una sonrisa apenada. Ella acarició su cabello mientras su mirada se alejaba, asustada de mirar directamente a Yu Hui.

Yu Hui caminó unos pasos más cerca, hasta que solo había un metro de distancia entre él y Zhao Hongyan, y dijo: “Solo tengo una cuñada, y mi hermano solo tiene una esposa, ¿cómo puedo no estar preocupado? Cuñada, no te preocupes por mí, es mejor si le das a mi hermano una llamada y le dejas estar a gusto.”

“Tú… Regresa primero, haré la llamada.” La respiración de Zhao Hongyan estaba desordenada.

“¿Por qué debo entrar? ¿Estás diciendo que tienes algo que ocultar de mí cuando llamas a mi hermano? O estás… ¿Culpable debido a que no planeabas hacer la llamada en absoluto?”
“¡Yu Hui!” El rostro de Zhao Hongyan estaba sonrojado. Ella alzó su cabeza para mirar de nuevo al joven quien lucía una sonrisa extraña “¿¡Que quieres decir por eso!? ¿¡Cómo puedes hablarme a mí, tu cuñada, de esta forma!?”

Yu Hui no parecía preocuparse por lo que ella dijo a medida que resopló y respondió: “¿Cuñada? Solo estoy llamándote cuñada debido a que estoy mostrándote respeto… Zhao Hongyan, ¿tú de verdad piensas que al casarte con mi hermano te has vuelto la señora de nuestra Familia Yu? ¿Por qué estás pretendiendo ser poderosa en frente de mí? ¿Por qué no piensas sobre lo que tu estatus es en realidad?”

“¡Jamás pensé sobre ello de esa forma, no me calumnies!” Zhao Hongyan gritó en respuesta, sus ojos estaban húmedos con lágrimas por ser acusada erradamente.

Yu Hui se puso más excitado y satisfecho de sí mismo: “No me importa lo que pienses. Sólo sé que si le digo a mi hermano que fuiste a beber a un bar sin informarle, y que hay un hombre con ustedes, ¿cómo reaccionará?”

“Sólo somos colegas, ¿¡hay un problema teniendo un trago juntos!?”

“El punto clave es que mi hermano no pensaría de la misma forma. Parezco recordar que él odia que vayas a bares y clubes mucho. No me digas que le dijiste a mi hermano que estabas yendo a un restaurante hoy o algo.”

El rostro bonito de Zhao Hongyan palideció, sus labios estaba ligeramente abiertos, pero ella no pudo decir una cosa. Ella de hecho le había dicho a su esposo eso. Pero era realmente inesperado que Yu Hui pasara a aparecer en el mismo bar…

Una vez que ella se imaginó lo que pasaría si su esposo descubre que ella bebió en un bar, la mente de Zhao Hongyan estaba anonadada con temor. Ella sintió que sus piernas no podían permanecer estables.

Yu Hui caminó dos pasos más cerca, aparentemente cerca de pegar su cuerpo contra el de Zhao Hongyan. Él olfateó la mezcla de alcohol y la fragancia corporal en el cuerpo de Zhao Hongyan. Con un brillo asqueroso en sus ojos, él preguntó: “¿Sabes lo que me detendría de decirle a mi hermano?”

Zhao Hongyan se sonrojó. Ella era capaz de entender a lo que este hombre se estaba refiriendo y ella rápidamente dio dos pasos atrás. Sin embargo, detrás de ella estaba una fría y solida pared. Ella estaba atrapada…

Yu Hui fríamente resopló y ferozmente empujó ambas manos hacia adelante. Él presionó a Zhao Hongyan contra la pared, haciendo difícil para ella moverse.

La distancia entre los dos era tan cercana que podían sentir la respiración del otro.

Bajo las luces opacas, el lindo y fino rostro de Zhao Hongyan estaba sonrojado ya que estaba ambos nerviosa y humillada. La forma en la que sus lágrimas llenaban sus ojos evocaba lástima de los demás. Sus pechos regordetes repetidamente subían y bajaban y revelaban un arco encantador. La fragancia de su cuerpo ligeramente embriagada era liberada interminablemente  al aire.

Yu Hui ávidamente tanteó a su cuñada madura: “Habla, ¿quieres que le diga a mi hermano, o te rendirás a mí?”

Zhao Hongyan sacudió su cabeza amargamente: “Pequeño Hui, tú no puedes hacer esto, soy tu cuñada…”

“¡A la mierda esa relación de cuñada!” Yu Hui de repente gritó con una expresión siniestra en su rostro: “¡Jamás he pensado de ti como mi cuñada desde el día que te casaste con mi hermano! ¡Desde niño, las mejores ropas, los mejores juguetes, e incluso las mejores oportunidades eran dados a mi hermano! ¡Todo era dado a él, todo debido a que él es mejor en el estudio que yo, y debido a que él lograba mejores resultados de los que yo hacía! Me he graduado de la universidad, pero incluso ahora el negocio de la familia está bajo su cuidado. ¡Esas viejas personas anticuadas solo saben cómo criticarme, diciendo que solo sé cómo hacerme el tonto! ¡Por qué no me prestaron atención a mí antes! ¿¡Ellos solo le prestan atención a mi hermano!? Pero bueno, yo puedo prescindir todo eso, pero ¿¡por qué tengo incluso que ceder a mi mujer a mi hermano!? Obviamente fui yo quien te vio primero, pero ¿¡por qué fue que al final ellos no me dejaron tenerte, y tuviste que casarte con mi hermano!? ¡Qué hay de bueno en ese hombre! Él es anticuado, obstinado, y emocional. Él simplemente no sabe cómo tratarte bien, así que ¿¡por qué debes casarte con él!? ¿Es sólo debido a que él es el sucesor de la Familia Yu, mientras soy alguien que holgazanea todo el día? O, ¿¡es que soy el segundo hijo que es despreciado por la familia!?”

A medida que Yu Hui gritaba, su voz feroz hizo que las lágrimas de Zhao Hongyan fluyan sin parar. Ella estaba asustada, y apartó su mirada para evitar el contacto visual.

“Déjame decirte, ¡Zhao Hongyan! ¡No pretendas ser pura delante de mí! ¡Eres una zorra! ¡A lo que le tomaste antojo era obviamente el estatus de mi hermano y el dinero de mi familia! Pretendías esperar que las viejas personas anticuadas mueran y hacer su dinero tuyo, ¿¡verdad!? ¡Yo te desprecio desde el fondo de mi corazón! Si no te rindes a mí hoy, le diré a mi hermano sobre el asunto de ti yendo a un bar sin informarle. Ese tieso idiota me creería a mí, su hermano menor, sólo debido a que él piensa que lo respeto mucho… ¡Jaja! ¿No crees que él es un tonto? La persona en la que confía más es la persona que lo odia mucho…”

Zhao Hongyan estaba ya sollozando incesantemente: “Pequeño Hui… No digas eso… Eso no es lo que pasó…”

“¡Cállate!” Yu Hui tuvo un brillo ominoso en sus ojos, y su expresión facial parecía bastante distorsionada. Con una rara risa él dijo: “No necesitas explicármelo. ¡He estado escuchando las tonterías de ustedes hipócritas desde niño! ¡Estoy enfermo de escucharlo! Déjame decirte, Zhao Hongyan… Cuñada Zhao… ¿Quieres ser abofeteada varias veces por mi hermano, y no tener cara para dejar la casa? U, ¿obedientemente te quitarás tu ropa? Ambos podemos disfrutar de nosotros mismos, y sólo será media hora. Cuando volvamos a casa puedo pretender que nada sucedió…”

Cuando el rostro de Yu Hui se apoyó más cerca y más cerca, Zhao Hongyan fue finalmente consciente que él estaba haciendo esto de verdad. Mientras se sentía asustada, la voluntad para resistirse salió desde sus huesos.

Zhao Hongyan hizo a un lado el brazo de Yu Hui con el que la bloqueaba e intentó huir.
Pero, ¿cómo podría Yu Hui dejarla hacer lo que quería? Con una sonrisa maliciosa ¡él agarró el brazo de Zhao Hongyan, ferozmente la jaló de vuelta, y la empujó contra la pared!

Zhao Hongyan forcejeó. Ella casi perdió su equilibrio y caía al suelo. Como una hembra que había sido arrinconada, ella miraba con una mirada persistente. Zhao Hongyan convirtió algo de su vergüenza en ira y con un grito, ¡ella enérgicamente intentó huir de Yu Hui!

Era una lástima que a pesar de cuán furiosa la mujer estaba, su fuerza física no era comparable a la de un hombre adulto. Antes de que los brazos de Zhao Hongyan lograran entrar en contacto con el cuerpo de Yu Hui, ¡Yu Hui atrapó sus manos y la giró contra la pared así ella sería incapaz de moverse!

“¡Déjame decirte que si vas a seguir siendo desobediente, no sólo jugaré contigo, incluso le diré a mi hermano lo que pasó hoy!” Yu Hui restringió ambos brazos de Zhao Hongyan y dijo con una sonrisa fría.

Zhao Hongyan amargamente forcejeó. Ella quiso usar sus piernas para patear a este hombre vulgar, pero sus piernas habían sido bloqueadas por Yu Hui de antemano. Era como que estuviera clavada a una cruz.

“No pienses amenazarme, si quieres decirle a Yu Guang, entonces adelante. ¡Mi conciencia está limpia y no te dejaré hacer lo que quieres!” La voz de Zhao Hongyan estaba bastante ronca. Ella estaba jadeando, pero no dejaría ir su última pizca de santidad como una mujer.

“¿Es eso así?” Yu Hui alzó una ceja, y dijo con indiferencia: “Entonces el anciano de tu familia…”

“¡Yu Hui!” El espíritu de Zhao Hongyan fue finalmente reprimido. Mientras lagrimeaba, ella rechinó sus dientes y dijo: “¡¿Por qué tienes que ser así!? ¿¡Qué te hice para merecer tal trato!?”

“¡Me debes todo! ¡Tú deberías pertenecerme! ¡Como la gente en la familia, ustedes me deben todo! Desde el día que entraste a la familia, juré que pondría mis manos en ti. Ni siquiera pienses escapar hoy…” La mente de Yu Hui se había vuelto un lio y él tenía una sonrisa psicopática en su rostro.

Zhao Hongyan dejó de luchar con sus manos. Yu Hui vio esto y soltó sus manos.

El cuerpo de Zhao Hongyan se deslizó hacia abajo conforme sollozaba, ella cubrió su rostro con sus manos y su cuerpo temblaba.

“¿Cuñada Hongyan, mientras no hay nadie cerca, no deberías darte prisa y hacer lo que necesitas hacer?” Yu Hui se burló como si estuviera mirando a la presa que había sido atrapada en su red.

Zhao Hongyan limpio sus lágrimas. Ella alzó su cabeza y fríamente lo miró: “Yu Hui, te arrepentirás por esto.”

El rostro de Yu Hui se oscureció, y con una voz profunda dijo: “¡Si me arrepiento de esto o no es mi problema, ahora, quítate tu camisa y falda! Una vez que acabe contigo veré si todavía te arrepientes.”

La briza de la noche era extremadamente fría conforme fluía en el estacionamiento.

Zhao Hongyan tomó un aliento profundo. Ella aceptó su destino y cerró sus ojos. Sus manos lentamente comenzaron a desabotonar su ropa exterior tejida, permitiéndole a sus dos bolas de carne similares a montañas ser reveladas.

Encantado, Yu Hui lamió sus labios secos a medida que la llama en sus ojos poco a poco se encendía. ¡El momento que había soñado se estaba acercando!

Pero justo en este momento, la voz de un hombre se oyó desde atrás de Yu Hui…

“Ajem, erm… Hongyan, hacer mucho frío, no creo que debas quitarte tu ropa.”

También te puede gustar...

0 comentarios