CEO Capítulo 187

00:57

Traductor: Trafalgar
Corrector: Radak


Capítulo 187: Caída

“No importa cuán grande es el problema, no pierdas tu calma.” Zeng Xinlin dijo con una voz profunda.

Lu Tao tomó alientos profundos para forzosamente calmar su estado de mente, y dijo: “Acabo de recibir informes que en Hong Kong, grandes cantidades de nuestras acciones han sido volcadas a precios bajos, lo cual también ha causado que los individuos también empiecen a volcarlos. Ahora mismo, la misma gente que vendió esas acciones antes están comprando más del doble de lo que tenían antes, si esto sigue…”

La expresión de Zeng Xinlin se volvió tan afilada como el filo de un cuchillo. Él cogió el teléfono, e inmediatamente llamó al gerente del departamento de finanzas, Liu Musheng. Liu Musheng había sido parte de Changlin Media por muchos años, y era un corredor de bolsa reconocido internacionalmente. Él ha sostenido el timón del barco llamado acciones de Changlin Media por mucho tiempo.

“Tío Liu, ¿cuál es el estado?” Zeng Xinlin intentó su mejor esfuerzo para preguntar con tranquilidad.

Una voz gruesa y baja respondió: “Xinlin, el déficit de fondos es demasiado grande, ya le he ordenado a la gente que compre las acciones siendo vendidas, pero hay muy poco capital para sostenerlos. ¡Si esto sigue, quebraremos!”

‘¿¡Quebrar!?’

Este pedazo de noticia fue suficiente para hacer que Zeng Xinlin formara un puño en su otra mano, él tenía la urgencia de estrellar el teléfono.

“Está bien… Intentaré recaudar el dinero tan pronto como sea posible…” Respondió Zeng Xinlin.

Colgando la llamada, Zeng Xinlin inmediatamente instruyó a Lu Tao: “¡Inmediatamente has que todas las subsidiarias envíen dinero a la sede central, todos los gastos solo serán hablados después de esta crisis!”

“¡Sí, Jefe!” Lu Tao sabía que no podía malgastar nada de tiempo en un momento de vida y muerte como este, así que inmediatamente salió corriendo.

Zeng Xinlin tomó un aliento profundo, e hizo una llamada.

“¡Oh, Hermano Zeng, es raro que llames, de verdad te extreño!” Una voz crujiente se oyó desde el otro lado.

Oyendo tales palabras cálidas hizo que Zeng Xinlin se relajara un poco: “Jefe Wang, estoy realmente enojado ahora mismo. Esta mañana, tantos medios de comunicación reportaron noticias negativas de nosotros Changlin Media. La administración del estado de radio, cine, y televisión es controlado por ti, tienes que ayudarme en esto, es demasiado tarde para lo que ya está allí afuera, pero al menos detén la herida.”

“¿Qué? ¿¡Esos medios de comunicación han comido demasiado y han quedado estreñidos!? No te preocupes hermano, iré a echar un vistazo por ti ahora.”

“Muchas gracias entonces.” Zeng Xinlin asentó el teléfono y exhaló. ‘¡Eso es cierto, yo todavía tengo conexiones, y todavía tengo el estatus de la Familia Zeng en el gobierno!’

Sin embargo, eso naturalmente no era suficiente, la cosa más importante era llenar el déficit en los fondos.

Zeng Xinlin otra vez cogió el teléfono, y esta vez, fue una dama quien respondió.

“Señor Zeng, ¿cómo encontró el tiempo para llamarme?” La dama en el teléfono tenía un encanto maduro.

Zeng Xinlin la maldijo como una seductora zorra por dentro, pero aduló en la superficie: “¿Cómo podría una angelical presidenta de banco como usted, Jefa Zhuang, tener el tiempo para prestar atención a un pequeño alevín como yo?”

“Kekekeke… La boca del Señor Zeng es tan dulce como siempre. Hable, ¿qué asunto le hace buscarme?”

“Es así, hay una emergencia en Changlin Media, así que espero que Jefa Zhuang pudiera permitirme tomar un préstamo.” Zeng Xinlin se estaba sintiendo ansioso así que expreso sus pensamientos francamente.

La Jefa Zhuang se mantuvo callada por un rato, luego dijo: “Señor Zeng, no es que sea tacaña, usted también sabe del robo de banco reciente, ¿no? Nuestro banco actualmente está bastante desorganizado, y cualquier asunto se ha vuelto inconveniente. Sin una hipoteca, no podemos prestarle más allá de ciento cincuenta millones, ¿eso estará bien?”

“¡Entonces hipotecaré! ¡Todas las subsidiarias y propiedades debajo pueden ser usadas!”

“Si elige hipotecar, el dinero no puede ser transferido de inmediato.” Dijo la Jefa Zhuang.

‘¡Maldita sea! ¿¡Estás jugando conmigo!?’

Zeng Xinlin suspiró con los dientes apretados: “¡Está bien entonces, ciento cincuenta millones serán!”

Un dólar es un dólar, después Zeng Xinlin siguió llamando a más de una docena de bancos y logró recaudar más de un billón, pero una vez que se conectó para comprobar las tendencias de la bolsa de valores, se dio cuenta que esto todavía no era suficiente. ¡¡Para resistir este horrífico asalto, él todavía necesitaba más dinero!!

Tras pensar por un buen rato, Zeng Xinlin marcó un número que ni siquiera se atrevería marcar a menos que no tuviera otra elección.

La llamada solo fue tomada tras sonar por algún tiempo, y una voz de edad se oyó: “Xinlin, ya sé de la situación en la que estás.”

“¡Abuelo, fui demasiado descuidado, pero ya he prestado suficientes fondos, todo lo que necesito es otro billón, y creo que puedo volcar las olas! ¡Los banqueros están en este juego, y tienen la ventaja natural, creo que podemos hacer esto!” Zeng Xinlin con seriedad dijo.

El Abuelo Zeng se mantuvo callado por algún tiempo, luego preguntó: “¿Cuánto dinero pediste antes?”

Zeng Xinlin se tornó salve con alegría, sabía que a pesar del hecho que la posición de Patriarca había sido pasada en la generación de su padre, la verdadera autoridad todavía estaba en manos de su abuelo quien vivía aisladamente. Siempre y cuando él diga la palabra, Zeng Xinlin sería capaz de obtener fondos de todos los establecimientos de la Familia Zeng.

“¡Un billón! Sólo necesito un billón. ¡Una vez que esta crisis sea aclarada, yo sin duda seré capaz de ganarlo todo de vuelta!” Zeng Xinlin casi se atragantaba cuando hablaba.

“Xinlin, date por vencido. Ni siquiera mencionar un billón, yo ni siquiera puedo darte quinientos millones. Además, según lo que sé, incluso si te doy dos billones, todavía podrías no ser capaz de sobrevivir a esta crisis.” El Abuelo Zeng suspiró y dijo.

El rostro de Zeng Xinlin se volvió de color ceniza. No sintiéndose resignado, preguntó: “Por qué… Abuelo, usted definitivamente ha investigado quién hizo esto, es Yu Lei, ¿verdad?”

“Eso es correcto, de la inteligencia que tengo en este momento, es Lin Ruoxi de Yu Lei.”

“Entonces usted debe estar muy consciente del hecho que Yu Lei acaba de invertir cinco billones completos. ¡Sin importar cuán ricos sean ellos no pueden posiblemente sacar otros cinco billones enseguida!” Al recibir la confirmación que Lin Ruoxi era la responsable, Zeng Xinlin se sintió nervioso por dentro.

El abuelo Zeng preguntó: “¿Qué si agregamos a Donghua Science and Technology, y también a Xu Zhihong de la Familia Xu?”

¡Esta noticia fue como un trueno, e hizo que la mano con la cual Zeng Xinlin sujetaba el teléfono temblara!

‘¿¡Xu Zhihong!?

¿¡Xu Zhihong, contra el que las tres empresas están colaborando para luchar, es el aliado de Lin Ruoxi!?’

Toda la niebla en la mente de Zeng Xinlin se había despejado, pero al mismo tiempo, se volvió más frío y asustado que nunca antes.

Esta mujer… Sólo, ¿¡qué tipo de cosa horrenda acaba de hacer!?’

“Xinlin, eres demasiado joven, y has sobreestimado tus capacidades y carisma. En el mundo de los negocios, no hay desventaja de género, y ni profunda o poca amistada. Todo lo que hay es decepción mutua, siempre y cuando haya beneficios que pueden ser obtenidos, un exitoso hombre de negocios nunca renunciaría a cualquier oportunidad.” El Abuelo Zeng dijo: “Has fallado por completo esta vez, ya que Lin Ruoxi no usó ningún medio que fueron ilegales o que arriesgaran a la sociedad. Ella ganó hermosamente. Incluso yo no puedo evitar admirar el sabio juicio y los métodos de esta chica.”

“Abuelo… Yo no puedo rendirme, yo…. Sufrí grandes dolores para hacer que Changlin se colocara firme en Zhonghai. Además, acabo de obtener tal importante negocio, cómo… ¿¡Cómo puedo sólo rendirme de esta forma!?” Zeng Xinlin no pudo contener su agitación.

El abuelo Zeng respondió en una voz profunda: “Si pierdes entonces pierdes, las oportunidades siempre surgirán. ¡Si quieres derrotar a tu enemigo, entonces nunca temas la derrota!”

La mano de Zeng Xinlin se congeló, después de algún tiempo, suspiró y dijo: “Sí. Abuelo, ahora entiendo.”

Al mismo tiempo en el resort privado de Lin Ruoxi, había una atmósfera diferente en la sala de cómputo encubierta.

Decenas de computadoras estaban procesando a altas velocidades, nueve miembros del personal quienes usaban ropa casual estaban tecleando rápidamente.

En la gran pantalla, las acciones de Changlin Media subían y bajaban, pero se inclinaban hacia abajo como un todo, destinadas a la muerte.

Lin Ruoxi silenciosamente estaba de pie en un escenario en la parte posterior con sus brazos cruzados a medida que miraba inexpresiva a la gran pantalla.

Atrás de ella, Yang Chen, Mo Qianni y Xu Zhihong se sentaban alrededor de una mesa y también observaban cómo el imperio de Changlin Media se enfrentaba a su destino de ser derrumbado.

Wu Yue se acercó al escenario, acomodó sus lentes, e informó a Lin Ruoxi: “Jefa Lin, Changlin Media ya no puede comprar más de sus acciones, en unas horas, todos los inversores dejarán de comprar acciones y seguirán volcándolos, y Changlin Media colapsará.”

“Entiendo, deja que el Equipo Atena siga manteniendo un ojo en la situación. Una vez que esto acabe, los llevaré a un banquete de celebración.” Lin Ruoxi habló con una voz clara.

Ella derribó a un oponente prácticamente igualado con un movimiento, pero esta mujer no parecía estar feliz en absoluto.

Una joven miembro del Equipo Atena se dio la vuelta. Ella era una pelirroja Europea con una paleta en su boca, y radiante con sonrisas habló chino con un acento ingles: “Jefa, hemos trabajado tan duro para este trabajo, ¿nos da vacaciones por favor?”

Lin Ruoxi reveló una ligera sonrisa rara vez vista: “Seguro, les daré a todos ustedes un mes de descanso junto con un bono vacacional de doscientos mil a cada uno.”

“¡Oh si!” ¡¡¡Alabada sea mi diosa!!!!” Varios hombres extranjeros aplaudieron felizmente.

Yang Chen quien vio esta escena desenvolverse frunció el ceño, él le preguntó a Mo Qianni: “¿Ella da pagos sólo así?”

“Es sólo doscientos mil, el salario y bonos de los miembros del Equipo Atena son al menos tres millones cada uno. ¿Crees que los talentos con baratos?” Dijo Mo Qianni antes de rodar sus ojos en él.

Yang Chen en descontento se quejó: “¿Por qué solo estoy ganando cien mil al año? Esto no es justo, también soy un talento.”

Xu Zhihong quien estaba sentado al lado de ellos rio: “Señor Yang, exigirle a su propia esposa el salario no es una cosa buena.”

“Sólo estás siendo abiertamente celoso.” Yang Chen no le prestó más atención después de eso, y dijo a Lin Ruoxi: “Mi esposa, pedirte dinero no parece justo, podemos discutir en privado el vivir a costa de ti más tarde. Dime por qué esto ocurrió.”

Tras ver todo este tiempo, Yang Chen solo entendió el hecho que Changlin había caído, pero como una de las personas responsables para la alianza entre las tres empresas, ¡él simplemente no pudo entender por qué esto ocurrió!

También te puede gustar...

0 comentarios