ATG Capítulo 622

23:18

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo


Capítulo 622 - El Reino Demoníaco Ilusorio Despierta de su Pesadilla

Para realizar la Búsqueda de Alma de la Profunda Empuñadura en un Monarca, incluso en un Monarca que sólo estuviera en las etapas iniciales, todavía sería extremadamente difícil de lograr. Pero el Duque Huai había sido fuertemente herido, atrapado por las llamas del Cuervo Dorado de la Pequeña Emperatriz Demonio, y su corazón y su alma habían caído en completo caos, de modo que fue completamente suprimido por ella. Ni su cuerpo ni alma tenían poder alguno para resistirse. Además de esto, Yun He, Yun Jiang y Yun Xi lo habían asaltado con sus Profundas Empuñaduras, y sólo tomó un solo intento antes de que una de las Profundas Empuñaduras penetrara en el alma del Duque Huai.

El dolor y la expresión feroz que el Duque Huai tenía en su rostro desaparecieron gradualmente, dando lugar a una mirada aturdida y floja. Sus ojos también se habían vuelto apagados y sin vida, como dos agujeros vacíos.

“Pequeña Emperatriz Demonio, el Duque Huai ya ha sido sometido a la Búsqueda de Alma de la Profunda Empuñadura. Si tiene alguna pregunta, por favor hágala. Dirá todo lo que sabe sin la capacidad de mentir.” A medida que Yun He hablaba, se había inclinado ligeramente y había moderado inconscientemente su respiración. Estando a sólo unos pasos de la Pequeña Emperatriz Demonio, ese tipo de aura extremadamente opresiva le hizo sentir que toda la sangre en su cuerpo había dejado de fluir. Inicialmente, cuando conoció a la Pequeña Emperatriz Demonio, o incluso se reunió con el anterior Emperador, nunca había sentido este tipo de sensación.

Cuando Yun He terminó, se retiró cautelosamente. Las cien mil personas reunidas en el Salón Demoníaco Imperial habían caído completamente en silencio, y todos los ojos estaban enfocados en la Pequeña Emperatriz Demonio. Antes de que abriera la boca, nadie se atrevería a pronunciar un solo sonido.

Ella ya había sido la Pequeña Emperatriz Demonio por cien años, y su estatus ya debería haber sido elevado a la gobernante del Reino Demoníaco Ilusorio, pero hoy, fue la primera vez que ella realmente se convirtió en su ama. Género, edad, calificaciones, nada de eso importaba más. Si ella era o no la descendiente final del Emperador Demonio importaba incluso menos. ¡Debido a que ahora mismo, ella tenía una fuerza absoluta!

Independientemente del mundo, sólo si uno mantenía la fuerza absoluta uno podría convertirse en un gobernante absoluto, y sólo entonces se podría convertir en un verdadero Emperador. Este principio era algo que había sido claro desde que era joven. Los cien años que había gobernado como la Pequeña Emperatriz Demonio también habían confirmado la verdad de este principio para ella una y otra vez.

La Pequeña Emperatriz Demonio no se acercó al Duque Huai. En vez de eso, se dio la vuelta y dijo con una voz apática, “Yun Che, ven y realiza el interrogatorio.”

“¡Sí!” Yun Che había parecido suponer que la Pequeña Emperatriz Demonio haría esto, así que respondió sin estar sorprendido.

Yun Che mantuvo la Espada Opresora del Cielo y caminó hacia el Duque Huai. Inclinó su cabeza y miró a la persona que estaba, hace apenas dos horas, haciendo temblar al mundo cuando estaba a punto de ascender al trono del Emperador Demonio. Pero ahora, se arrodillaba ahí como un perro muerto, todo su cuerpo cubierto de sangre, sus ojos apagados y sin vida. Incluso un comunero desarmado e indefenso tendría pena del actual Duque Huai.

Todavía habían muchas de las potencias máximas y de las fuerzas enormes que su Palacio de Duque Huai había sobornado y que todavía estaban en los alrededores, pero ni una sola persona vino adelante para salvarlo. De hecho, ni una sola persona se acercó a hablar una palabra a su favor... Debido a que cualquiera que se atreviera a hacer tal cosa ya habría muerto de una forma terrible.

El foco de todas esas miradas se centró en Yun Che a medida que avanzaba. Yun Che examinó su entorno y encontró todas esas miradas osadamente. Después de eso, sus cejas se hundieron ligeramente y declaró en alta voz, “¡Todos los que están presentes aquí hoy deben saber que la Búsqueda de Alma de la Profunda Empuñadura de la Familia Yun causará que la mente de la persona a la que se le haya sometido divague, de modo que la persona definitivamente no estará en control de sí mismo! Cualquier palabra que diga vendrá de su propia memoria, y definitivamente no será falsa... ¡Así que todos ustedes necesitan levantar sus oídos para que escuchen bien lo que el Duque Huai va a decir... Y ver qué tipo de basura es realmente esta persona a la que casi convirtieron en el nuevo soberano del Reino Demoníaco Ilusorio, esta persona por la que un sinnúmero de personas estuvieron dispuestas a abandonar a la Pequeña Emperatriz Demonio y lucharon con uñas y dientes para servir!!”

Yun Che giró su cuerpo y miró al Duque Huai a medida que exclamaba fríamente, “¡Duque Huai, déjame preguntarte! Todos esos años atrás, ¿cómo esas personas del Continente Cielo Profundo lograron de repente invadir nuestro Reino Demoníaco Ilusorio?”

Originalmente, la multitud reunida pensaba que Yun Che preguntaría si había intentado dañar a la Pequeña Emperatriz Demonio para establecer su villanía. Pero, ¿quién habría pensado que en realidad haría una pregunta de la que todos conocían la respuesta? Debido a esto, los rostros de la audiencia se llenaron inmediatamente de asombro.

El Duque Huai abrió sus labios y lentamente pronunció una respuesta, “Fue mi real padre... Con un arte de transmisión dimensional... Informó al Continente Cielo Profundo... Que el Espejo de Samsara que pertenecía al Clan del Emperador Demonio ocultaba un secreto para avanzar al Profundo Reino Divino... Y con eso, logró atraerlos a venir... “

Debido a que no podía controlarlo conscientemente, la voz del Duai Huai era un poco ronca, pero era lo suficientemente clara como para que todos oyeran lo que decía. Cada palabra que decía era como un profundo rayo que brillaba a través de un cielo despejado; Eran tan sorprendentes que causaron que el rostro de todos perdiera color en extremo horror.

“Esto... Esto... Esto... ¡Esto no es posible!” Un anciano se tambaleó, su rostro lleno de alarma, y sin importar qué, no pudo creer las palabras que acababa de oír. El ‘real padre’ del que hablaba el Duque Huai no era otra persona que el Duque Ming, que había desaparecido hace más de cien años. Ese Duque Ming que tenía una cultivación extremadamente alta y una reputación extremadamente buena, que siempre estaba sonriendo...

“Qué está pasando…”

“La invasión del Continente Cielo Profundo fue en realidad... Esto... Qué exactamente...”

El Salón Demoníaco Imperial de inmediato voló en un alboroto, y la expresión de cada persona presente había sufrido un enorme cambio. Especialmente las Familias Guardianas y varios Palacios de Duques, todos estaban tan sorprendidos que sus ojos estaban ampliamente abiertos y sus bocas se habían relajado a medida que sus mismas almas comenzaron a temblar... Cada uno de ellos empezó a detectar que algo no era normal. ¡Esta era la Búsqueda de Alma de la Profunda Empuñadura de la Familia Yun, así que cualquier cosa que dijera el Duque Huai no podía ser falsa!

Quizás, su crimen no era tan simple como meramente intentar cometer regicidio contra la Pequeña Emperatriz Demonio. En las sombras del Palacio del Duque Huai... Quizás había un plan aún más aterrador que todavía estaba escondido.

Las reacciones de todos los presentes fueron naturalmente más que normales para Yun Che. Miró directamente al Duque Huai y continuó, “Te preguntaré algo más. El hecho de que los invasores del Continente Cielo Profundo conocieran nuestra Ciudad Demoníaca Imperial como la palma de sus manos y fueran capaces de ir y venir a su antojo, ¿fue debido al apoyo secreto de tu Palacio del Duque Huai?”

“Sí.” El Duque Huai abrió su boca y pronunció una palabra con lentitud. Esa palabra simple y corta fue sin duda una bomba que fue arrojada al Salón Demoníaco Imperial.

Yun Che ignoró los gritos de sorpresa que alcanzaron sus oídos y continuó con una expresión rígida, “Ahora, honesta y sinceramente, diles a todo el mundo esto, el anterior Emperador Demonio... ¿Cómo murió?”

Cuando Yun Che de repente hizo esta pregunta, causó que todos contuvieran inmediatamente la respiración. El anterior Emperador Demonio había perseguido personalmente a los invasores al Continente Cielo Profundo y, en su rabia, se había precipitado impulsivamente en la formación de teletransportación al Continente Cielo Profundo. Después de eso, toda comunicación había sido perdida... Esta era la ‘verdad’ que todos los habitantes del Reino Demoníaco Ilusorio sabían. Pero la pregunta de Yun Che claramente implicaba ciertas cosas, y junto con las respuestas anteriores del Duai Huai, ambas cosas causaron que un sentimiento de pavor cubra los corazones y las almas de todos los presentes.

La respuesta a esta pregunta era un secreto que el Duque Huai nunca podría revelar a nadie más. Pero bajo la compulsión de la Búsqueda de Alma de la Profunda Empuñadura, él podría obedecer ciegamente, “Fue mi real padre... Él aprovechó la falta de precaución del Emperador Demonio hacia él... Y lo estrelló dentro de la profunda formación de teletransportación que lo enviaría al Continente Cielo Profundo... Lo que le hizo viajar directamente al otro lado del túnel espacial... Dentro de la Formación Supresora del Alma Poder de Cielo que ya estaba esperando por él... “

Clamor----

Todo el gran salón inmediatamente explotó en ruido. Shock, furia, dolor e incredulidad llenaban todos los rincones y hasta las personas del Palacio del Duque Huai tenían expresiones que estaban completamente aturdidas, ya que no se atrevían a creer ninguna de las palabras que acababan de oír... Y las fuerzas que habían jurado lealtad al Duque Huai comenzaron a temblar por todas partes; Había una buena cantidad de gente que se desmayó directamente en el suelo, todos con su cuerpo empapados de sudor frío.

“Abominación... ¡Abominación!” Los puños de Mu Feiyan estaban tan apretados que cada articulación en su mano se había vuelto blanca. La horrible conjetura que Yun Che había planteado hace cuatro meses... Fue aún al final una suposición. Pero después de escuchar personalmente la respuesta de la boca del Duque Huai, su corazón casi explotó en el lugar por la ira. Y si él, una persona que ya había estado mentalmente preparada para tal respuesta, reaccionó así, ¿cómo creen que los demás reaccionarían?

Habían pasado más de cien años desde que el anterior Emperador Demonio se había encontrado con la calamidad, y la verdad que todo el mundo sabía era que fue herido por la gente del Continente Cielo Profundo...

¡Pero nadie, incluso en sus sueños más salvajes, habría imaginado que el verdadero autor detrás de la muerte del Emperador Demonio anterior fue en realidad el Palacio del Duque Huai! Además, ¡era claramente un plan que había sido meticulosamente tramado y premeditado!

“Mi abuelo llevó consigo diez mártires de la Familia Yun para avanzar al Continente Cielo Profundo, pero cuando ellos acababan de llegar, fueron inmediatamente atrapados dentro de la Formación Supresora de Alma Poder del Cielo que los había esperado... ¿Fue también un acto malvado de tu Palacio del Duque Huai?” Yun Che exclamó fríamente.

“Sí... Fue mi real padre... Quien dijo a los del Continente Cielo Profundo... Cuándo y dónde el Rey Demonio haría su entrada...” Murmuró el Duque Huai.

¡¡Bang!!

Decenas de asientos, junto con una gran franja de terreno, fueron destruidos instantáneamente donde se encontraba la Familia Yun. Los tres Grandes Dignatarios de la Familia Yun, junto con los varios Dignatarios que habían seguido a Yun Canghai hace tantos años, todos estuvieron de pie ahí, apretando sus dientes a medida que sus rostros se tornaban rojos y apenas podían contenerse a sí mismos de correr y desgarrar al Duque Huai en pequeños pedazos con sus manos desnudas.

“Y el Pequeño Emperador Demonio, ¿quién lo mató? ¿Cómo murió?” Continuó Yun Che sin descanso.

“En la noche de bodas del Pequeño Emperador Demonio y la Pequeña Emperatriz Demonio... Él fue por sí solo a pagar sus respetos al anterior Emperador Demonio... Y fue asesinado por mi real padre... Y antes de morir, mi real padre usó una técnica invasora de alma para saquear todos los recuerdos del Pequeño Emperador Demonio... Después de eso, arrojó el cadáver del Pequeño Emperador Demonio... Dentro de la profunda formación espacial... Y lo envió al Continente Cielo Profundo también... “

“Hace cuatro meses, en el Valle de Rayos y Llamas del Cuervo Dorado, ¡¿quién fue el que quería forzar a entrar a la Pequeña Emperatriz Demonio al Mar de la Muerte?!”

“Fue mi real padre... Y yo...”

“¿Cuál fue su verdadero propósito para atraer a la gente del Continente Cielo Profundo a invadir el Reino Demoníaco Ilusorio?”

“Queríamos usar a la gente del Continente Cielo Profundo... Para sumir a Ciudad Demoníaca Imperial en el caos... Para que pudiéramos asesinar a ambos al anterior Emperador Demonio y al Pequeño Emperador Demonio y luego fijar todos los crímenes sobre ellos también...”

“¡Ustedes son duques de la Familia Real Demoníaca Ilusoria! ¡¿Por qué hicieron cosas tan abominables a la casa del Emperador Demonio?!”

“Mi real padre no se contentó con servir... Así que en cambio quiso ascender sobre ellos...”

“Entonces, ¿qué hizo a tú real padre, el Duque Ming, albergar tanta ambición?” Yun Che estrechó ligeramente sus ojos.

El Duque Huai abrió su boca, pero nada procedió de ella... Estaba claro que era algo que ni siquiera él sabía.

Las preguntas de Yun Che y las respuestas del Duque Huai, cada una de ellas sacudió las almas y sorprendió los corazones de los presentes. Cada palabra fue como un enorme martillo que golpeaba sus corazones y almas. Poco a poco, después de que su furia y su shock hubieran alcanzado su cenit, lo que había nacido era asombrosamente un pavor frío como el hielo...

Durante los últimos cien años, toda la gente del Reino Demoníaco Ilusorio había pensado que fueron esos del Continente Cielo Profundo quienes habían causado las muertes del anterior Emperador Demonio y del Pequeño Emperador Demonio. Fueron los habitantes del Continente Cielo Profundo que habían dejado al Clan del Emperador Demonio despojado de un heredero y habían hecho que la Familia Yun caiga en declive. Fueron los villanos malvados del Continente Cielo Profundo los que habían provocado la mayor calamidad que se produjo en el Reino Demoníaco Ilusorio desde su formación hace diez mil años... Con eso, todos los seres vivientes del Reino Demoníaco Ilusorio se llenaron de odio y resentimiento hacia los seres del Continente del Profundo Cielo. Fue en la medida en que lo primero que la mayoría de los niños recién nacidos aprendían era que los residentes del Continente Cielo Profundo eran enemigos eternamente detestados del Reino Demoníaco Ilusorio.

Y fue sólo ahora que descubrieron, para su conmoción y horror, que todo lo que habían sostenido como verdad era en realidad una mentira... ¡Todo el Reino Demoníaco Ilusorio y todos los presentes habían estado danzando en la palma del verdadero villano todo este tiempo!

Y el demonio que había causado las muertes del anterior Emperador Demonio, el Pequeño Emperador Demonio y el Rey Demonio y había causado gran sufrimiento a todo el Reino Demoníaco Ilusorio... No era menos que la persona que ellos habían adorado en este divino y sagrado Salón Demoníaco Imperial. Incluso habían planeado hacer de esta persona... ¡El nuevo Emperador!

Si no fuera por la Pequeña Emperatriz Demonio y el regreso de Yun Che... Además de las Familias Yun y Mu, que estaban preparadas para enfrascarse en una lucha de vida o muerte, todos los presentes se convertirían en los objetos más trágicos de la ridiculez en la historia de la Reino Demoníaco Ilusorio.

El shock, el horror y la furia llenaron los corazones y las mentes de cada persona a medida que el sudor empapaba sus espaldas. Era como si estuvieran atrapados en una pesadilla que había durado cien años, y fue sólo hoy que alguien finalmente los rescató de ella...

“Tu Palacio del Duque Huai ha hecho tantas cosas escandalosas que han enfurecido a ambos a los dioses y a los hombres. Pero aquellas familias que deberían haber permanecido fieles a la casa del Emperador Demonio y sin embargo juraron lealtad hacia ti, son abundantes en efecto.” Yun Che dijo con una sonrisa fría, “Duque Huai, voy a tener que molestarte para recitar los nombres de todas las potencias y de todas las familias que habían arrojado sus suertes con ustedes... ¡Nómbralas una por una, y no dejes fuera una sola facción!”

Las palabras de Yun Che hicieron que muchos de los presentes estuvieran temblando en estado de shock y alarma. Pero el Duque Huai ya había comenzado a recitar honesta y fervorosamente. “Palacio del Duque Zhong... Familia Helian... Familia Chiyang... Familia Jiufang... Palacio del Duque Zi... Gran General Zheng Bei... Familia Bai...”

¡¡Thud!!

Helian Kuang prácticamente gateó a cuatro patas y se arrodilló frente a la Pequeña Emperatriz Demonio a medida que su cuerpo entero temblaba y sonaba como si estuviera a punto de sollozar. “Pequeña Emperatriz Demonio... Yo fui engañado y llevado por el mal camino por el astuto canalla del Duque Huai... Si realmente hubiera sabido que había hecho cosas tan perversas, a pesar que muriera decenas de miles de veces, todavía no habría lanzado mi suerte con él... Yo... Yo... Yo estuve verdaderamente mantenido en la oscuridad... Ruego que la Pequeña Emperatriz Demonio lo perciba claramente... Le suplico a la Pequeña Emperatriz Demonio que me muestre gracia...”

“Mi clan Helian ha sido una Familia Guardiana durante diez mil años... Yo, Helian Kuang, juraré lealtad eterna solo a la Pequeña Emperatriz Demonio a partir de este día... Si me atrevo a volver sobre mis palabras... Que el azote del cielo caiga sobre mí... Que un rayo caiga sobre mí... Por favor, créame Pequeña Emperatriz Demonio... Esas cosas hechas por el Palacio del Duque Huai... Realmente no sabía nada sobre ellas... “

La voz de Helian Kuang se hizo ronca, y comenzó a descomponerse en completa incoherencia. El Patriarca Helian quien menospreciaba a todos bajo el cielo se había reducido claramente a un mar de lágrimas por la Pequeña Emperatriz Demonio y los crímenes del Palacio del Duque Huai. Los crímenes que el Duque Huai había confesado, cualquiera de ellos era suficiente para hacer que los vellos de uno se erizaran. Cualquiera de ellos era suficiente para ganarse la eterna enemistad del Reino Demoníaco Ilusorio, e incluso el completo exterminio de un clan al noveno grado no sería suficiente para expiar los pecados de estos crímenes. Además, los poderes y las familias que habían estado con el Duque Huai también se pintarían con la misma brocha; Sus nombres serían un hedor repugnante durante diez mil años, y nunca podrían emanciparse de esta culpa.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios