ATG Capítulo 623

23:19

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo


Capítulo 623 - El Duque Ming Aparece

Helian Kuang gritó amargamente a medida que las lágrimas caían por su rostro como una tormenta. En ese momento, su estómago estaba tan lleno de arrepentimiento que se había vuelto completamente verde. Las otras familias y fuerzas, especialmente las que habían sido nombradas por el Duque Huai, no estaban solo sentadas ahí tranquilamente tampoco. Se precipitaron sobre sí mismos para caer al suelo y comenzar a hacer juramentos venenosos, declarando su lealtad, arrepentimiento y suplicando por sus vidas frente a la Pequeña Emperatriz Demonio en medio de su conmoción y terror.

El poder y la fuerza de la Pequeña Emperatriz Demonio eran en realidad incomparablemente aterradores, pero los crímenes cometidos por el Palacio del Duque Huai eran mucho más sorprendentes que eso. Tal vez no necesitaban temer a la muerte, pero quien no temería ser una marca de vergüenza y reprensión, con su nombre pisoteado y despreciado por innumerables generaciones de aquí en adelante...

“Pequeña Emperatriz Demonio, las cosas que el Palacio del Duque Huai cometió, realmente no las conocíamos... No las conocíamos en absoluto...”

“Si realmente supiéramos... A pesar que tuviéramos diez mil agallas más, nunca nos habríamos asociado con el Palacio del Duque Huai, ni siquiera al Duque Ming, nunca lo he visto antes...”

“Duque Huai... Tú... Tú... ¡¿Cómo puede ser que seas tan perverso y carente de moralidad?! No sólo asesinaste al Emperador Demonio, sino que también trajiste la total calamidad al Reino Demoníaco Ilusorio... ¡Estos crímenes, incluso si toda tu gente recibe la condena del cielo y la tierra y tus raíces fueran completamente arrancadas y quemadas, estos castigos aún no compensarían tus atroces actos! Si hubiéramos sabido... Nuestra Familia Jiufang te habría rasgado personalmente en pedazos, sin importar el costo... “

“Pequeña Emperatriz Demonio, a pesar que nosotros dos... Priorizamos nuestros beneficios, nosotros... Somos verdaderamente ignorantes con respecto a los asuntos del Palacio del Duque Huai. De lo contrario, incluso si íbamos a ser asesinados, definitivamente no hubiéramos interactuado con el Palacio del Duque Huai ni un poco... Si algo de lo que hemos dicho es falso, estamos dispuestos a ser golpeados por un rayo... Pedimos a la Pequeña Emperatriz Demonio que nos perdone por nuestra ignorancia... De ahora en adelante, ambos estamos dispuestos a morir por la Pequeña Emperatriz Demonio...” Los que hablaron fueron los dos que habían atacado a Yun Qinghong anteriormente, los dos hermanos Bai Guihun y Bai Guiming. Después de haber oído al Duque Huai salir y confesar sus crímenes, sus almas casi se dispersaron en shock.

“Este humilde súbdito siempre se ha dedicado al Clan del Emperador Demonio y a la Pequeña Emperatriz Demonio... Así que la única razón por la que me fui con el Palacio del Duque Huai es debido a que pensé que la Pequeña Emperatriz Demonio se había encontrado con la calamidad y sólo estaba protegiéndome a mí mismo... Los crímenes del Palacio del Duque Huai, este humilde súbdito los desconocía por completo... Las palabras de este humilde súbdito y la lealtad de este humilde súbdito, el sol y la luna, e incluso el cielo y la tierra pueden dar fe de ello...” Un general estaba vestido con una armadura dorada, se había postrado completamente en el suelo y pronto iba a abrir su cabeza de las estrelladas que daba contra ello.

El gran salón era un campo de afligidos llorando, y todos aquellos que se arrastraban por el suelo eran expertos incomparables o parte de familias orgullosas. Hace sólo dos horas, todos eran demasiado arrogantes más allá de los límites, pero ahora, se lamentaban como los más humildes de los convictos, desesperadamente pidiendo perdón en terror y remordimiento...

En cuanto a los miembros del Palacio del Duque Huai, todos se habían hundido en el suelo, y sus ojos estaban llenos de shock y horror o estaban completamente huecos. Nadie era capaz de pronunciar ni siquiera un solo sonido. Ellos sabían, que de hoy en adelante, el Palacio del Duque Huai no tendría ninguna esperanza de indulto. Como miembros del Palacio del Duque Huai, habían sido sorprendidos y espantados por los crímenes que habían sido revelados.

Uno aún podría morir una buena muerte.

Pero si una vida de prestigio se transformara en infamia de la noche a la mañana, si vivían o morían, de hoy en adelante, serían maldecidos por innumerables personas. Incluso sus descendientes y todos los que estaban relacionados con ellos recibirían el desprecio y rechazo del público... Sus ancestros también se verían avergonzados para siempre debido a esto. Esto era muchas veces más humillante y aterrador que una simple muerte.

Y actualmente estaban al borde de este infierno. Los crímenes que el Palacio del Duque Huai había cometido eran cosas que el Reino Demoníaco Ilusorio nunca había presenciado antes, crímenes que eran lo suficientemente atroces como para enfurecer a ambos dioses y hombres. De hecho, ellos habían abandonado al Clan del Emperador Demonio y jurado su lealtad al Palacio del Duque Huai. Una vez que la Pequeña Emperatriz Demonio hubiera presidido sus crímenes, toda su gloria y su honor se hundirían en el lodo más sucio.

Incluso si realmente no hubieran sabido de los crímenes cometidos por el Palacio del Duque Huai... E incluso si nunca hubieran visto al desaparecido Duque Ming.

La Pequeña Emperatriz Demonio levantó lentamente sus ojos y declaró fríamente, “Esta emperatriz está dispuesta a creer que todos ustedes no tenían conocimiento alguno de los crímenes cometidos por el Palacio del Duque Huai.”

Las palabras de la Pequeña Emperatriz Demonio les hicieron estallar de inmediato en alegría, pero sus siguientes palabras fueron como una cuenca de agua helada arrojada sobre sus cabezas, perforándolas hasta el hueso. “Pero el Duque Huai ha sido abierta y encubiertamente desafiante hacia esta Emperatriz incontable de veces. Él ha inescrupulosamente suprimido los poderes que son leales a esta Emperatriz. ¡Así que su ambición hace mucho tiempo fue clara! Incluso si todos ustedes fueran ciegos, ¡todavía deberían haber sido muy claros en eso! ¡Pero todos ustedes prefirieron abandonar a esta Emperatriz y lanzar sus suertes con el Palacio del Duque Huai! Así que lo que han hecho no ha sido diferente de la rebelión abierta por el tiempo más largo... ¡¡Por lo que el montón de ustedes no tiene sentido de vergüenza, que están pidiendo misericordia de esta emperatriz ahora!!”

Las palabras de la Pequeña Emperatriz Demonio habían traspasado ferozmente el punto débil de cada persona. Eran extremadamente claros con respecto a lo que significaban sus acciones y las intenciones que habían albergado en las profundidades de su corazón. Las Siete Familias, los varios Palacios de Duques, y todas aquellas personas que habían desertado al Palacio del Duque Huai, cada uno de ellos temblaba incontrolablemente. Lo único que les quedaba por hacer era rogar desesperadamente misericordia, declarar su lealtad y jurar los más viciosos juramentos.

La Pequeña Emperatriz Demonio extendió lentamente su mano, su movimiento inmediatamente hizo que todos contuvieran sus respiraciones... Esa tierna y delicada mano que era blanca como la nieve era, a sus ojos, indudablemente la mano de un dios de la muerte que podía robar instantáneamente sus vidas.

¡Clang!

Siguiendo un giró de la mano de la Pequeña Emperatriz Demonio, una cuchilla corta que irradiaba luz fría salió de Bai Guiming y cayó frente al Duque Huai con la mitad de la cuchilla enterrándose en el suelo. La voz de la Pequeña Emperatriz Demonio se hinchó siguiendo de eso, “Ya que quieren expresar lealtad... Muy bien. ¡El que mate personalmente al Duque Huai, esta Emperatriz le perdonará sus crímenes!”

Un silencio muerto atravesó el gran salón por un instante, pero después de eso, una oleada de energía explotó hacia fuera, y fue como si el Salón Demoníaco Imperial estuviera siendo sacudido por un terremoto. Las personas que originalmente habían estado arrodilladas en el suelo, se precipitaron frenéticamente contra el Duque Huai, su velocidad y su pánico aumentaron su profunda energía casi superando los límites de sus vidas.

Helian Kuang era el más cercano, y su velocidad de reacción fue la más rápida también. Él recogió la cuchilla que había sido empujada dentro del suelo, y con ojos escarlata, se precipitó hacia el Duque Huai a medida que gritaba con odio evidente, “Duque Huai... ¡¡Muere!!”

Su odio era sin duda auténtico. Naturalmente, no se culparía a sí mismo por la situación en la que se encontraba en este momento; En lugar de culparse a sí mismo por traicionar la justicia de sus antepasados, preferiría empujar la culpa totalmente sobre el Duque Huai... Toda su fuerza se concentró en la cuchilla corta dentro de su mano, y se lanzó directamente hacia los puntos vitales del Duque Huai. Helian Kuang resentía que no podía separar su cuerpo directamente en dos.

En ese momento, una explosión resonó en el aire sobre ellos, y el techo del Salón Demoníaco Imperial había colapsado en gran medida. Una conflagración negra carmesí, que cubría el cielo y la tierra, trajo una ola de energía abrasadora y tiránica siniestra junto con ella a medida que explotaba hacia abajo... Antes de que llegaran las llamas, esa ola de energía incomparablemente frenética ya había causado que todos los que se precipitaron hacia el Duque Huai colapsaran en el suelo, y el piso del gran salón se hundió rápidamente ante los ojos de todos.

“Es el Duque Ming... ¡Tengan cuidado!” Yun Che gritó en voz baja a medida que agarraba la Espada Opresora del Cielo y se precipitaba delante de Yun Qinghong y Mu Yurou.

La Pequeña Emperatriz Demonio balanceó una de sus mangas largas. Las Llamas del Cuervo Dorado se elevaron hacia el cielo, y en un abrir y cerrar de ojos, el fuego diabólico que llenó el cielo fue explotado por el impacto. Siguiendo la disipación de las Llamas Caídas, una figura vestida en túnicas plateadas se podía ver flotando en el cielo muy por encima.

“Duque... ¡Ming!” La gente que había visto al Duque Ming antes soltaron gritos asustados. A pesar que el Duque Ming había desaparecido por más de cien años, su apariencia permaneció completamente igual que antes. Sólo que la ‘apariencia sonriente’ que acostumbraba exhibir, esa calidez y cortesía y esa falta de aire real, se habían disuelto en el aire. En este momento, sólo una sonrisa diabólica se mostraba en su rostro.

La Pequeña Emperatriz Demonio flotaba en el aire y se encontró frente a frente con el Duque Ming, con los ojos emitiendo un intento asesino frio que perforaba los huesos. “Duque Ming, esta Emperatriz estaba empezando a pensar que no tendrías el valor de aparecer.”

“*Suspiro*.” El Duque Ming observó el terrible estado del Palacio del Duque Huai y dejó escapar un breve suspiro. “Los vencedores gobiernan el mundo mientras que los perdedores se convierten en bandidos. Cuando este duque había pensado inicialmente en mi día de victoria, también había pensado naturalmente en las consecuencias del fracaso... Es sólo que este duque no perdió contra algún hombre, sino ha perdido contra el Espíritu Divino del Cuervo Dorado... La fuerza del hombre, al final, no puede competir con la fuerza de los dioses. De no ser así, este Reino Demoníaco Ilusorio pertenecería al clan de este duque.”

“Duque Ming... ¡Así que realmente fuiste tú!” Mu Feiyan señaló con el dedo al Duque Ming, y estaba tan furioso que todo su cuerpo temblaba. “El anterior Emperador Demonio puso tanta confianza en ti, y todos esos años atrás, cuando deseabas salir de Ciudad Demoníaca Imperial, el anterior Emperador Demonio y yo habíamos hecho todo lo posible para disuadirte... En aquellos días, el Rey Demonio me dijo que desconfiara de ti, pero desde el principio hasta el final, desaprobé lo que había dicho... Sin embargo, ¿quién habría pensado que eras realmente un villano tan ingrato, despreciable y venenoso?”

“Jeje...” El Duque Ming dio una sonrisa apática, “La vida de un hombre, si es corta, durará décadas; Si es larga, durará milenios. Pero al final, todo se convierte en polvo y se dispersa a los cielos y a la tierra; Todo es transitorio. En esta corta vida, si uno es ambicioso, ¿por qué estaría dispuesto a estar debajo de otro y convertirse en siervo de otra persona? Si el Clan del Emperador Demonio pudiera establecerse como los emperadores de todo el reino, entonces ¿por qué el clan de este duque no podía hacerlo también? Este duque ha hecho simplemente lo que muchas personas promedio han deseado hacer, pero no tenían el valor. ¡He hecho cosas de las que estos comuneros nunca se han atrevido a soñar! Entonces, ¿qué mal cometió este duque? A pesar de que he sufrido la derrota hoy, este duque sólo se siente insatisfecho. ¡No tengo absolutamente ningún arrepentimiento!”

“Las palabras del Duque Ming están absolutamente equivocadas.” Yun Che soltó una risa sombría a medida que respondía lánguidamente.

“¿Oh?” El Duque Ming inclinó sus ojos para mirar a Yun Che. “¿Por qué no me dices exactamente lo que este duque dijo que estaba mal?”

“No fue nada de lo que dijiste explícitamente. Toda tu premisa está equivocada.” Yun Che sacudió su cabeza a medida que sonreía débil pero despreciativamente. “¿Qué es un humano? Los seres humanos pueden darse el lujo de no ser invencibles, pueden permitirse no tener ningún logro glorioso, y pueden permitirse vivir una vida de mediocridad completa. Lo que hace a alguien humano no es su forma o su voluntad independiente. La característica más básica de lo que define a la humanidad es nuestra naturaleza humana, nuestro sentido intrínseco de honor y nuestro sentido innato de lo que es correcto e incorrecto. Duque Ming, estas características, ¿las posees? Oh... Parece que estás casi completamente vacío de ellas. Si ese es el caso, entonces, ¿qué calificaciones tienes para llamarte un hombre? Al final, sólo eres una bestia maliciosa en el mejor de los casos.”

“Puesto que incluso tu premisa de que eras un ser humano está completamente equivocada, entonces lo que has dicho después de eso es simplemente una gran pila de basura.”

“Además, te comparaste con el Clan del Emperador Demonio, eso es simplemente la broma más grande que he escuchado. ¿Por qué el Clan del Emperador Demonio ha reinado durante diez mil años? ¡No tiene nada que ver con el hecho de que heredaran la sangre del Cuervo Dorado! ¡En aquellos años, fue el primer Emperador Demonio quien pacificó el caos dentro del Reino Demoníaco Ilusorio, puso fin a la lucha entre los seres humanos y los demonios, y unificó todo el Reino Demoníaco Ilusorio, trayendo diez mil años de paz, prosperidad y falta de lucha a todo el reino! Así que el Clan del Emperador Demonio posee las cualidades para gobernar bajo el cielo y recibir la reverencia de todos los ciudadanos del reino. Pero tú, Duque Ming... ¿Qué cualidades tienes?”

“Como miembro de la Familia Real Demoníaca Ilusoria, has recibido el favor del Clan del Emperador Demonio. Desde el nacimiento, tuviste un estatus noble, y disfrutaste de lo mejor que el Reino Demoníaco Ilusorio podría ofrecer. ¡Pero no sólo no te sentiste agradecido y leal, sino que albergabas tan malignas intenciones en tu corazón! Incluso invitaste a los lobos al corazón mismo del reino y provocaste una gran crisis en el Reino Demoníaco Ilusorio. Hiciste que Ciudad Demoníaca Imperial descendiera al caos e incluso despreciable y maliciosamente asesinaste al anterior Emperador Demonio y al Pequeño Emperador Demonio. La Pequeña Emperatriz Demonio estuvo muy cerca de ser enviada a la muerte por ti en el Valle de Rayos y Llamas del Cuervo Dorado también... ¡No sólo no prestaste un solo servicio al Reino Demoníaco Ilusorio, sino que creaste crisis tras crisis! ¡Mientras que el Clan del Emperador Demonio tiene el gran mérito de unir el reino, tú, Duque Ming, sólo tienes actos hediondos y malévolos dejados a tu nombre! Entonces, ¿en qué base puedes compararte al Clan del Emperador Demonio? ¿Cómo incluso posees el descaro para intentar hacer esa comparación en primer lugar?”

“El Clan del Emperador Demonio ha podido gobernar más de diez mil años y todo bajo el cielo estuvo en paz. Pero tú, a pesar que tu nefasto complot hubiera tenido éxito, el día en el que todas las verdades hubieran salido a la luz, también serias destruido bajo el odio de toda la gente del reino, y definitivamente no durarías.”

“Por otra parte, tu real padre, tu abuelo, todos los antepasados de tu clan, ¿qué opinión crees que tomarán hacia tu llamada ambición? ¿Crees que se sentirán satisfechos y orgullosos? ¡No! ¡Lo que sentirán es sólo dolor, tristeza, disgusto y enojo! ¡Sí, enojo! ¡Que no pudieron descender desde los cielos para personalmente estrangularte hasta la muerte! Debido a que has convertido toda su gloria en vergüenza, haciendo que tu clan se convierta para siempre en una mancha negra sobre la historia... “

“¡¡¡Silencio!!!”

El Duque Ming, que aún llevaba una expresión tranquila en su rostro a pesar de su derrota total, en este momento, no pudo evitar soltar un grito ronco lleno de ira y odio. Su rostro se distorsionó y emociones intensas comenzaron a ondularse en aquellos ojos antes calmados. ¡En este mundo, las cuchillas más afiladas eran palabras que cortaban al corazón! Cada frase pronunciada por Yun Che, cada palabra que decía, era como la más afilada de las agujas que se dirigía ferozmente hacia sus puntos más vulnerables. Esto causó que su comportamiento inicialmente inflexible y resuelto, que le permitía despreciar todo, fuera completamente perforado.

Había finalmente saboreado personalmente la agudeza de las palabras de Yun Che... Y finalmente entendió por qué su propio hijo, el Duque Huai, no sólo se enojaría por la distracción de esta persona, sino que incluso tendría la sombra de esta persona persistente en su corazón.

“¡Oh! ¿Tu vergüenza te ha llevado al enojo?” El aura que el Duque Ming lanzó en su ira era incomparablemente sorprendente, pero ¿cómo podía Yun Che estar asustado por eso? Él dio una sonrisa alegre y continuó, “¿Los vencedores como reyes y los perdedores como bandidos? No, no, no. Eso es algo que se puede añadir a la gente ambiciosa y despiadada, que completamente no le conviene. Debido a que el actual tú está en lo mejor de alguien que está a punto de soportar desprecio universal y abuso. ¡Un mero perro callejero!”

El cuerpo del Duque Ming comenzó a temblar, “Este duque... ¡Te matará!”
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios