CEO Capítulo 233 (1)

16:40

Traductor: Trafalgar
Corrector: Radak


Capítulo 233: Una Cita Pasiva (1) 

Cuando las horas de trabajo casi terminaban, Tang Wan llamó otra vez, para pedirle a Yang Chen que saliera a una calle al Este de Zhonghai. Aunque Yang Chen no había estado ahí antes, pudo brevemente entender el lugar simplemente buscando un mapa en Internet, haciéndole terminar la llamada con entusiasmo. 

Ya que no estaba yendo a casa para cenar, Yang Chen inmediatamente pensó de darles a Lin Ruoxi y Wang Ma una llamada. Él le prometió a Lin Ruoxi que siempre le informaría si alguna vez no estaba planeando ir a casa. 

Tras marcar el número de Lin Ruoxi, la llamada fue tomada dentro de unos segundos. 

“¿Qué es?” Lin Ruoxi preguntó. Ella parecía que estaba ocupada. 

“Estoy llamando para informar a mi esposa que no voy a ir a casa para cenar. Alguien me está invitando a una comida.” Yang Chen dijo con una sonrisa. 

Lin Ruoxi hizo una pausa y pensó por unos segundos. Ella dijo: “¿Es Tang Wan?” 

Yang Chen estaba bastante sorprendido. ‘¿Cómo sabe eso?’ Pensó. Sin embargo, tras recordar por un poco, Lin Ruoxi parecía haber escuchado a Tang Wan cuando se ofreció a invitarlo a una comida hace un tiempo. Lin Ruoxi incluso le había pedido que se mantuviera alejado de Tang Wan, que se acercara a cualquier mujer en el mundo, excepto a Tang Wan. 

Sin intentar ocultar nada, Yang Chen dijo con torpeza: “Sí. Ya que se lo prometí en aquel entonces, necesito ir hoy.” 

Lin Ruoxi suspiró antes de decir: “Al final del día, todavía no quieres escucharme. ¿Es la mujer realmente tan atractiva para ti?” 

“No lo digas de esa manera. Realmente sólo quiero tener una comida sencilla con ella. El desarrollo de nuestra amistad no es tan avanzado todavía. Jeje.” Yang Chen dijo mientras se volvía más y más culpable. En realidad hasta este día, Yang Chen todavía se calentaba cada vez que pensaba del tiempo donde intentó convencer a Tang Wan junto al río para hacer algo en la noche. 

En ese día, Yang Chen notó que Tang Wan tenía una hija estudiando en la preparatoria, lo cual le hizo sentirse bastante decepcionado ya que de hecho tenía algún interés en ella, pero separar familias no sería una buena idea en ningún caso. Sin embargo, Yang Chen concluyó que Tang Wan debería ser una madre soltera, juzgando por cómo reaccionaba habitualmente. 

Puesto que Tang Wan tomó la iniciativa de expresar sus sentimientos, Yang Chen había estado teniendo más y más pensamientos. Él no creía que fuera una persona de mente cerrada cuando se trataba de asuntos entre un hombre y una mujer[1], estaba muy interesado en la milf de alta calidad. En realidad, los hombres que no tendrían un segundo pensamiento en Tang Wan eran o cobardes sin una pareja, o tenían un fetiche inusual. Yang Chen era un hombre perfectamente sano, y también era valiente cuando se trata de asuntos como este. Él no planeaba esconder nada. 

En el otro lado del teléfono, Lin Ruoxi guardó silencio durante un rato conforme contemplaba. Ella dijo: “Está bien, entendido. Pero no tienes que informarme en el futuro cuando no estés volviendo para cenar.” 

“¿Eh? ¡¿Por qué?!” Yang Chen estaba ansioso. 

“¡Me sentiría disgustada!” Lin Ruoxi gritó antes de finalizar la llamada. 

Yang Chen hizo pucheros antes de sonreír amargamente. Él no era el tipo de hombre que renunciaría a un bosque entero por un solo árbol. Aunque había sido despreciado por Lin Ruoxi otra vez, Yang Chen no pondría eso en su corazón. Como una cuestión de hecho, esta esposa suya era en efecto decente. Si otras mujeres descubrieran que sus esposos las estaban engañando, ellas absolutamente llorarían, armarían un escándalo o los colgarían. Por lo menos, una pelea surgiría. Sin embargo, este no era el caso para Lin Ruoxi, ella sólo hablaría sarcásticamente, o te ignoraría por un tiempo. ¡Los días todavía seguirían! 

Lin Ruoxi todavía no había aceptado por completo la idea de que Yang Chen era su esposo. 

Al salir del trabajo, Yang Chen condujo hacia la zona a la que Tang Wan le pidió ir. Cuando detuvo su auto, Yang Chen notó que esta calle antigua era de los primeros días de Zhonghai. Tenía diferentes tipos de diseños de construcción antiguos, incluidos bungalows de piedra que poseían el aliento de 1930, haciendo que las supuestas calles desarrolladas de Zhonghai parezcan muy inferiores. Este lugar era como otra ciudad dentro de una ciudad. 

Tras pasar el mínimo esfuerzo para mirar alrededor, Yang Chen descubrió que Tang Wan, lo había estado esperando desde hace un rato. 

Ella usaba un abrigo de cuello negro, con un suéter de algodón blanco dentro. En el cuerpo bajo, llevaba una falda corta con un tono gris, junto con unas medias de cordones negros extraordinariamente encantadoras y un par de tacones altos rojos puro que reflejarían la luz cuando brillaban. Su largo cabello desatado se esparcía suavemente sobre sus hombros, su rostro brillante ejercía el sentido maduro de una mujer del este mientras su piel era blanca e impecable como la de un bebé. 

A medida que sus seductores ojos miraban alrededor, ella de pronto pareció como si se mezclara con el fondo, con la calle que estaba llenada de construcciones antiguas pero delicadas. Ella parecía como una belleza saliendo lentamente de un pergamino arcaico. 

Al ver a Yang Chen, Tang Wan dejó escapar una sonrisa viva conforme agitaba el brazo en su dirección. 

Yang Chen tragó saliva a medida que su corazón comenzaba a acelerarse. Comparando esto con la primera vez que vio a Lin Ruoxi, él no se excitó y se alegró demasiado. 

La parte más hermosa sobre esta mujer quien había pasado por innumerables experiencias de vida no era su apariencia, sino era el aura que ejerció el momento que levantó su mano. Para el joven Yang Chen quien había visto infinita alegría y tristeza, ¡este tipo de mujer era un veneno absoluto! 

‘*Suspiro*, eres el abismo que tentaría a la gente a cometer un crimen…’ Yang Chen exclamó profundo en su corazón. 

“Llegas tarde, esto no se parece a lo que un caballero con una actitud haría.” Tang Wan dijo con una sonrisa. 

“¿Me veo como si tuviera una actitud, o fuera un caballero?” Yang Chen preguntó. 

Tang Wan contempló por un momento antes de decir: “Oh, casi lo olvido. No tienes una buena actitud, pero probablemente eres salvaje. Puedes no ser un caballero, pero eres absolutamente un pervertido.” 

Yang Chen sabía que Tang Wan se estaba refiriendo a las pocas veces que se encontraron antes. No solo la provocó, ella también lo vio atrayendo a varias mujeres delante de ella. Era evidente que Yang Chen era desleal en sus ojos. 

“Dado que me conoces tan bien, ¿por qué todavía te atreves a invitarme a una comida?” Yang Chen preguntó con una sonrisa amarga. 

Sacudiendo su cabeza ligeramente, ella dijo: “También he estado pensando al respecto. Cuando te llamé antes, me había estado preguntando a mi misma profundo en mi corazón, sobre ¿por qué me estoy ofreciendo a invitar a una comida a un hombre pervertido y desleal? Incluso si él ha salvado mi vida, no necesito arriesgar mi cuerpo. Sin embargo, ya te he invitado a salir cuando terminé de pensar. Así que como una dama, decidí hacer como prometí.” 

Tras hablar, Tang Wan apuntó a la calle pasada de moda detrás de ella. “Vamos, te invitaré a la comida hoy. No debes haber probado algo verdaderamente delicioso.” Dijo. 

Yang Chen se sintió particularmente fresco. Comparando a Tang Wan con otras mujeres, ella parecía sorprendentemente calmada. Ella no trató de ocultar sus verdaderas intenciones y Yang Chen podía sentir que tenía un buen sentimiento hacia él. Posiblemente debido a su edad, a Tang Wan no le importaba mucho la timidez y el orgullo de una mujer. Ella no tenía miedo de expresar los pensamientos que tenía en mente. 

Junto con Tang Wan, Yang Chen caminó a una calle donde ambos lados estaban llenos de mini tiendas y puestos. Los peatones mirarían a los dos de vez en cuando. Aunque el hombre se veía realmente ordinario, la dama parecía ser extraordinariamente despampanante. 

Tang Wan no habló con Yang Chen sobre otras cosas. Ella sólo estaba ocupada presentando los diferentes tipos de tiendas tanto a la izquierda y a la derecha de la calle. Ella también sabía acerca de los mensajes históricos de diferentes lugares y los asuntos familiares que algunos propietarios de tienda tenían, incluyendo en qué estaban trabajando sus hijos. 

Curioso, Yang Chen preguntó: “¿Vives aquí?” 

“No. Pero la casa de mi abuela está aquí. Este lugar también es la ciudad natal de mi madre. Amaba venir aquí cuando era joven. Esta calle es el único lugar en Zhonghai donde las figuras históricas están mantenidas, ya que algunos de estos edificios de piedra se convirtieron en reliquias. Aunque mis abuelos y mi madre fallecieron, soy realmente afortunada que puedo venir aquí a menudo para recordar sus apariencias.” Tang Wan respondió. 

Yang Chen no pudo evitar decir: “No suenas como lo que una madre con una hija en la preparatoria diría. Tu razonamiento me hace pensar que solo estás en tus veinte.” 

Tang Wan cubrió su boca conforme sonreía: “A mi hija no le gusta este lugar. Ella siempre ha sentido que este lugar no tiene vida. Le digo que es solo debido a que ella no entiende la acumulación de la cultura aquí debido a su edad.” 

Tang Wan no sintió la más mínima incomodidad cuando habló sobre su hija en esta situación. 

“Entonces posiblemente pensaste que yo entendería, ¿Eso es por qué me trajiste aquí?” Yang Chen preguntó con una sonrisa: “También estoy en mis veinte.” 

“Puedes, seguro.” Tang Wan dijo con confianza. 

“¿Por qué?” 

“En ese día cuando me rescataste en el banco, vi por tus ojos que posees la emoción que alguien en sus veinte no debería tener. A pesar que fue solamente temporal, inesperadamente me sentí segura.” Tang Wan dijo mientras su expresión se volvía anormal: “Eres el primer hombre que he visto, que me dio la sensación de seguridad. Por lo tanto, debes ser capaz de comprender este lugar.”

El primer hombre que... ¿Le dio la sensación de seguridad?


[1] Se refiere a él mismo

También te puede gustar...

0 comentarios