ATG Capítulo 680

18:55

Traductor: Radak
Corrector: Radak

Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 680 - Organizando el Duelo
“¿Raíz diabólica? ¿Qué es eso?”
“¡Es mejor que te concentres en cómo lidiar con esta situación a primera mano! ¡Esta persona tiene un deseo excesivamente pesado de matarte! ¡Hmph, cuando no cortas el césped y remueves las raíces, dejas atrás una calamidad para ti mismo! ¡Pero nunca pensé que la desgracia que te encontrarías sería tan enorme!” Jazmín criticó en una voz fría.
“Hermano Mayor, esta persona es...”
“¡No me sigan!” Yun Che ferozmente empujó una mano detrás de él, y una ola de energía salió disparada y con fuerza empujó a Xiao Yun y a Número Siete Bajo el Cielo hacía atrás. Al mismo tiempo, usó su otro brazo para agarrar a Xiao Lingxi y empujó su cuerpo delante de ella.
“Crees tú... ¿Que todavía soy ese inútil pedazo de basura que dejaste con vida hace muchos años?” Los ojos y el tono de Fen Juechen eran incomparablemente más oscuros y siniestros. Él levantó sus dos manos que estaban cubiertas en energía negra arremolinante y una fría aura afligida. Esto sacudió el aire, haciendo que los corazones de todos latieron con mucha rapidez. Incluso la luz empezó a oscurecerse poco a poco a medida que seguía hablando, “No te preocupes, no te quitaré la vida de inmediato... ¡Primero te dejaré experimentar todo el dolor y el sufrimiento que he soportado en los últimos años!”
Los ojos de Fen Juechen repentinamente destellaron con una luz negra, una que era aún más profunda que la más negra de las noches. Su brazo empujó hacia adelante, y una ola de energía negra se precipitó hacia la garganta de Yun Che.
La luz alrededor de Yun Che se atenuó rápidamente, y antes de que la energía fría y siniestra, incluso se hubiera acercado a él, ya se había filtrado en sus huesos. Yun Che nunca había visto este tipo de profunda energía o aura antes en cualquiera de sus dos vidas. ¡Cuando había intercambiado golpes con Hui Ye en el Reino Demoníaco Ilusorio, sus Llamas Caídas Diabólicas también irradiaban un aura siniestra, pero en términos de pureza y densidad, ni siquiera podían comparar con el aura irradiada por el ataque que se precipitaba hacia él!
Este Fen Juechen... ¿Qué es exactamente lo que le ocurrió en los últimos años?
El brazo de Yun Che barrió hacia arriba y las llamas del Fénix se encendieron instantáneamente y se apresuraron a encontrarse con esa energía siniestra y negra... Pero en ese momento, Xiao Lingxi de repente se precipitó frente a él con un ansioso grito y abrió sus brazos amplio a medida que intentaba bloquear el ataque.
“¡¡!!” La acción repentina de Xiao Lingxi había sorprendido en gran medida a Yun Che, pero él respondió extinguiendo sus llamas de Fénix y agarrando a Xiao Lingxi. Después de eso, su profunda energía reunida cambió para ser enfocada completamente en la defensa.
“¡Sellado de Nube, Bloqueo de Sol!”
Pero Yun Che no fue el único cuya expresión había cambiado, la expresión de Fen Juechen también cambió repentinamente y él se apresuró a retraer su brazo extendido. La mayoría de la profunda energía negra que se precipitaba hacia Yun Che fue inmediata y enérgicamente devuelta por Fen Juechen mientras que la energía restante explotó en la Barrera del Dios Maligno que estaba frente a Yun Che.
¡¡Ssss!!
La incolora Barrera del Dios Maligno se había manchado de negro, y después de un segundo, la energía negra se había disipado completamente, mientras que múltiples agujeros del tamaño de un puño aparecieron sorprendentemente en la superficie de la Barrera del Dios Maligno.
La escena provocó alarma en el corazón de Yun Che. ¡Estaba claro que la energía oscura era algo que Fen Juechen había creado casualmente, y aún había roto fácilmente a través de su Sellado de Nube, Bloqueo de Sol! Sellado de Nube, Bloqueo de Sol era una barrera defensiva que era formada usando el poder del Dios Maligno, y cuando no era capaz de soportar un ataque, se derrumbaría directamente. Pero esta vez, no sólo el Sellado de Nube, Bloqueo de Sol no se derrumbó, sino que también se había erosionado, y en ello se crearon muchos agujeros.
Esa profunda energía oscura... ¡Contenía un poder corrosivo tan aterrador! ¿Podría ser esta una de las terribles propiedades de la profunda energía diabólica de la que Jazmín estaba hablando?
Pero la conmoción en el corazón de Fen Juechen no era definitivamente menor que la de Yun Che. Él tenía más claro el tipo de poder aterrador que ejerció en ese momento. El aura que emanaba de Yun Che era del Profundo Reino Emperador, y a pesar que su rápido aumento en fuerza en estos pocos cortos años era nada menos que sorprendente, un Trono solo era una hormiga lamentable en los ojos de Fen Juechen ahora mismo. ¡Si él quisiera destruir uno, sería tan fácil como agitar su mano!
Pero incluso un Overlord tendría un tiempo extremadamente difícil bloqueando el poder que había liberado ahora debido a su pérdida de control. Sin embargo, este ataque había sido completamente bloqueado por Yun Che... Y estaba claro que Yun Che había convertido su ataque en una defensa.
Pero este shock sólo duró un mero momento, y su mirada no estaba fijada sobre Yun Che, sino sobre Xiao Lingxi. Después de asegurarse de que ella no había sufrido heridas, su aura se estabilizó, pero después de eso, se volvió inmediatamente aún más fría y más grave.
“Pequeña Tía, ¿estás bien?” Yun Che apresuradamente empujó a Xiao Lingxi detrás de él. Xiao Lingxi sacudió su cabeza y lo agarró en cambio mientras decía en un tono extremadamente ansioso, “Estoy bien... ¡Pequeño Che, date prisa y vete! ¡Date prisa! Él no es el Fen Juechen de todos esos años atrás. Ahora mismo es muy poderoso, no hay manera de que le puedas ganar...  ¡Date  prisa  y  vete! Si  no  es  así,  él...  Él  te  matará. ¡Vete! ¡¡Rápido!!”
“¡Yun Che! Finalmente has caído en mis manos... ¡Así que definitivamente te aseguraré morir la muerte de un perro!” Después de ver cómo Xiao Lingxi había despreciado su propia vida para proteger a Yun Che, los ojos de Fen Juechen destellaban con los fuegos del odio, y la energía negra rodeando su cuerpo abruptamente estalló a su alrededor. En un abrir y cerrar de ojos, el cielo y la tierra se oscurecieron. El aire dejó de fluir a medida que los alrededores se volvían tan oscuros y siniestros que era como si todo se hubiera sumido en un purgatorio infernal.
“Qué... ¿Qué es esto?” Dijo Xiao Yun alarmado a medida que protegía firmemente a Número Siete Bajo el Cielo. El mundo que tenía delante se había vuelto oscuro y gris, era como si toda la luz de la zona hubiera sido rápidamente devorada por algo. Esta clase de escena extraña era algo que él nunca había visto antes, a pesar que había crecido en Ciudad Demoníaca Imperial que era la localización de los más altos niveles del poder dentro del Reino del Demonio Ilusorio.
“¡¡No!!” Xiao Lingxi rápidamente gritó a medida que giró y abrió sus brazos, una vez más, usando su cuerpo para proteger a Yun Che. Miró a Fen Juechen cuyo cuerpo entero estaba cubierto de remolinos de energía negra, y sus ojos temblorosos contenía súplica urgente, “Hermano Mayor Fen, te lo ruego... ¡Te lo ruego, por favor, no lo mates!”
“¡Necesito matarlo!” Fen Juechen exclamó con un grito bajo, “Él repetidamente había pisado mi cabeza y había vuelto mi dignidad a polvo... Mató a mi padre, mató a mi abuelo y mató a mi maestro... Mató a toda la gente de mi clan... ¡A todos ellos! Mi odio hacia él se eleva al cielo. Y mi rencor contra él es lo suficientemente grande como para llenar el océano, así que ¿cómo no puedo tomar mi venganza?... No me dedico a la matanza sin sentido, pero él... ¡Debe morir a mis manos!”
“Hermano Mayor Fen...” Xiao Lingxi sacudió gentilmente su cabeza mientras seguía rogándole, “A pesar que todo el mundo te tiene miedo, siempre he sabido que no eres un villano que se deleita en matar inocentes. En realidad, tienes un corazón muy amable... Y eres una persona extremadamente buena. No sólo me salvaste, sino que también salvaste a todas las personas dentro de Ciudad Nube Flotante. Pero ¿por qué no puedes olvidar todo tu odio y salvarte también? Siempre estás cargado de venganza y odio, ¿no te sientes cansado? ¡¿No duele?!”
“¿Cansancio? ¿Dolor? Qué... ¿Significan estas cosas?” La voz de Fen Juechen se volvió fría y áspera, “¡Sólo soy como soy hoy a causa de él! ¡¡Con el fin de obtener el poder de matarlo y tomar mi venganza, he soportado el dolor que está más allá de todas sus imaginaciones!! ¡Incluso ahora, todavía estoy plagado por este enorme dolor interminable! ¡Y con cada respiración, este dolor me recuerda a nunca olvidar este resentimiento!”
Yun Che, “...”
Fen Juechen extendió lentamente una mano, y dentro de su palma había un vórtice negro oscuro que era tan oscuro como un agujero negro. “¡Como he dicho antes, no rechazaré ninguna otra petición que hagas de mí! ¡Siempre que lo desees, no dudaré en lo más mínimo, a pesar que me cueste la vida! Pero sólo mi venganza... ¡No puede ser detenida!”
El vórtice negro oscuro parecía aspirar las almas de todos los presentes, y si un fuerte profundo practicante solamente le echara un vistazo, esa persona sentiría un temblor emanando de su misma alma. Xiao Lingxi todavía permanecía enraizada en el lugar, protegiendo a Yun Che con su cuerpo. La súplica en sus ojos murió lentamente, pero en cambio fue sustituida por una pesada determinación. “¡Pequeño Che mató a todo tu clan, pero cuando se trata de ello, la razón por la que lo hizo fui yo! Así que si quieres matar a Pequeño Che... Mátame primero.”
“...” El pecho de Fen Juechen se hinchó ferozmente, y la mano que extendió empezó a temblar ligeramente, “No... Esto no tiene nada que ver contigo, no te mataré... A pesar que me mate, todavía definitivamente no te haré daño. Sólo te ruego que... ¡No me obstruyas de matar a Yun Che! Debes saber que... con tu poder, no serás capaz de detenerme.”
“En efecto soy incapaz de detenerte.” La mirada de Xiao Lingxi se mantuvo firme y decidida. “Pero si realmente matas a Pequeño Che... ¡Te odiaré por toda la eternidad! ¡Y nunca te perdonaré jamás!”
Fen Juechen se congeló, y la oscura y sombría energía se estancó repentinamente. Después de eso, sus ojos, brazos, y todo su cuerpo comenzaron a ser atormentados por un temblor débil. Esa oscura y sombría energía empezó a reanudar su movimiento, pero empezó a girar caóticamente... Y el odio en sus ojos fue reemplazado por un dolor profundo.
Nadie podía entender el feroz impacto que las palabras de Xiao Lingxi tuvieron en su alma.
Nadie sabía por qué Fen Juechen, que había llegado a Ciudad Nube Flotante por el bien de la venganza, elegiría permanecer en este lugar y no irse.
Ni nadie sabe por qué Fen Juechen, que en un principio por el bien de la venganza estaba dispuesto a soportar la agonía ilimitada de absorber con rapidez la raíz diabólica a toda costa, comenzó a disminuir de forma continua el ritmo de su absorción de la raíz diabólica después de llegar a Ciudad Nube Flotante.
Debido a que en su mundo que estaba lleno de oscuridad y tristeza... Ella era su única fuente de calidez, su única fuente de luz. E inconscientemente... Tal vez se hizo aún más importante que su escalofriante venganza... O por lo menos, ella era mucho más importante que su propia vida.
“… ¿Hm?” Yun Che originalmente había mirado a Fen Juechen con una mirada fría, pero ahora su mirada había fluctuado y su expresión traicionó su asombro. Debido a que el aura de Fen Juechen, inicialmente extremadamente fría y siniestra, se volvió caótica, y su mirada y expresión empezaron a distorsionarse con un dolor excepcional. Incluso esa fría intención asesina que originalmente fue fijada en él rápidamente se disipó en medio del caos.
“Arghhh...” El rostro de Fen Juechen repentinamente se tornó pálido. Sangre roja oscura salió de su boca y una gran nube de sangre oscura fue rociada en el suelo.
“¡Ah!” Xiao Lingxi dio un grito de alarma a medida que fue dejada en una completa pérdida.
“¿Qué está pasando?” Las cejas de Yun Che se fruncieron a medida que le preguntó a Jazmín, “Acabas de decir que su profunda energía diabólica no era algo que podría ser derivado de su propia voluntad... ¿Así que él perdió repentinamente el control de ese poder?”
“¡No!” Dijo Jazmín en voz baja, “Su profunda energía atacó su propio corazón. Hmph, parece que su mente y su alma se agitaron por lo que ha pasado... Y en su caso, se agitaron en una muy gran medida.”
“¡¡Yun... Che!!” Fen Juechen ferozmente levantó su cabeza y miró tenazmente a Yun Che. Su rostro manchado de sangre estaba ambos blanco pálido y malévolo. Las dos palabras que gritó contenían un intento creciente de odio y muerte que superó con creces lo que era anteriormente.
“...” Yun Che empujó suavemente a Xiao Lingxi detrás de él y comenzó a caminar lentamente hacia Fen Juechen.
“¡¡Pequeño Che!!” Xiao Lingxi ansiosamente tiró del hombro de Yun Che. “¡No vayas allá! Él…”
“No te preocupes.” Yun Che dijo a medida que sostenía la mano que estaba estrechamente unida alrededor de su hombro y miraba profundamente en sus ojos, “El rencor entre él y yo no es algo que pueda ser borrado o algo de lo que pueda ser disuadido. Mientras esté vivo, no es algo que pueda evitarse. La única opción que me queda es enfrentarlo de frente.”
“Pequeña Tía, no te preocupes. De hecho, no es el Fen Juechen de todos esos años atrás, pero yo tampoco soy el mismo Yun Che. Si quiere matarme, no será fácil como él piensa.”
La voz de Yun Che cayó, pero no siguió avanzando hacia Fen Juechen. Sólo miró a Fen Juechen y dijo con voz cálida y tibia, “Fen Juechen, tu deseo de matarme es tan ferviente que sueñas con eso. También deseo resolver la molestia repentina en la que te has convertido tan pronto como sea posible, así no necesito desperdiciar noches largas y sin dormir preocupándome de ti. Sin embargo, hoy no es el momento para tal encuentro. Debido a que hay demasiadas cosas con las que debo tratar en este momento, por lo que no tengo tiempo que perder en ti ahora mismo. Y en cuanto a ti...” Yun Che soltó una larga y tranquila risa, “Siempre que mi Pequeña Tía esté aquí para protegerme, será difícil matarme a pesar que quisieras.”
Los ojos de Fen Juechen se ensancharon en platos, y la energía negra que rodeaba su cuerpo se hinchó ferozmente. Pero antes de que pudiera abrir su boca, la expresión y la voz de Yun Che se hicieron más profundas a medida que Yun Che extendía su mano derecha y señalaba hacia el Este: “¡Pero los rencores entre tú y yo son algo que tenemos que arreglar, sin importar qué! ¡Y sólo puede ser resuelto entre los dos! Así que dentro de tres meses, en el Mar del Este que está a ciento cincuenta kilómetros de aquí, ¡tengamos un duelo a muerte!”
“En ese momento, ¡vendré solo y no traerá a nadie más! Y en cuanto a ti...” Los ojos de Yun Che se entrecerraron débilmente. “¡Si tienes miedo de que te entierre para siempre en el Mar del Este, entonces trae toda la ayuda que quieras!”
Ambas miradas colisionaron en el aire frío; Uno estaba lleno de odio y el otro estaba tan tranquilo como el agua estancada... De repente, el cuerpo de Fen Juechen estalló con una incomparablemente profunda luz negra, y una oscuridad absoluta apareció por un momento delante de los ojos de todos. Después de que la oscuridad se hubiera disipado, el cuerpo de Fen Juechen había desaparecido de sus vistas e incluso su aura había desaparecido completamente del lugar.
El brazo de Yun Che cayó lentamente y en silencio dio un suspiro de alivio, pero sus cejas estaban todavía apretadas.
En los dos días desde que había regresado del Reino Demoníaco Ilusorio, había encontrado un problema tras otro... Y cada problema era mayor que el anterior. Realmente nunca había pensado en el Fen Juechen que había salvado ese día y nunca había pensado que aparecería nuevamente ante él de una manera tan sorprendente.

“¡Ah, es cierto que la calamidad se produce si no arrancas las raíces también!” Yun Che se rascó la frente a medida que esas palabras resonaban en su corazón.
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios