CEO Capítulo 239

21:43

Traductor: Trafalgar
Corrector: Radak

Capítulo 239: Medicina
En el camino de vuelta a Dragon Garden, Wang Ma había estado estornudando en el auto en repetidas ocasiones. Ella parecía haber pescado un resfriado.
Tras volver en la sala de la casa, Lin Ruoxi dijo con preocupación: “Wang Ma, toma algunas medicinas, y ve a descansar.”
Wang Ma quien se veía pálida agitó su mano: “No hay necesidad. Señorita, usted debe volver a su habitación y descansar. Usted necesita trabajar, no puede enfermarse como yo. Mi cuerpo y huesos son duros, un insignificante resfriado como este no es nada para mí. Después de incidente, necesito verificar la casa para ver si algo de valor de perdió.”
“Wang Ma no revises. ¿No puedes ver que la casa está bien? La última cosa que la casa necesita es dinero. ¿Por qué preocuparnos por estos? Escucha a Ruoxi, toma algunas medicinas y descansa.” Yang Chen dijo.
Wang Ma estuvo de acuerdo con lo que Yang Chen dijo. Mirando el alrededor con cambios mínimos y sintiendo su mareo, ella dijo: “Joven Amo, solamente habían nosotras dos en esta casa la última vez. No guardamos ninguna medicina en casa. Yo todavía necesito molestarlo para conseguir algunas afuera.”
Yang Chen naturalmente no rechazó la solicitud: “Entonces Wang Ma y Ruoxi, ustedes pueden ir arriba y bañarse. Volveré con medicinas cuando hayan terminado.” Él dijo antes de salir rápidamente de la casa.
Wang Ma sonrió conforme miraba a Lin Ruoxi, diciendo: “Señorita, el Joven Amo debió haberse sentido realmente mal antes. Mirando su expresión en la estación de policía antes, cualquiera sentiría pena por él.”
“¿En serio…? No estaba prestando atención.” Lin Ruoxi dijo suavemente: “Dije que no lo culpaba. No puedo hacer nada si él todavía quiere pensar de esa forma.”
“Es debido a que Señorita no lo ha estado tratando con entusiasmo. Cuando usted de repente es tan comprensiva, el Joven Amo se sentiría apenado por usted.” Wang Ma dijo y tosió.
Frunciendo el ceño, Lin Ruoxi preguntó: “¿Si normalmente no lo trato bien, no debe sentirse feliz cuando soy comprensiva?”
“Esto es donde el Joven Amo es diferente de otros hombres. Él no se lo toma apecho cuando Señorita no lo trata bien. Eso es por qué la situación se volvió de esta manera. *Suspiro*” Wang Ma dijo antes subir las escaleras lentamente.
Lin Ruoxi meditó a medida que estaba de pie en silencio, antes de subir las escaleras también.
Al mismo tiempo, Yang Chen estaba pensando qué medicinas se suponía que consiga para las dos mientras conducía. Ya que nunca se enfermó, no tenía el conocimiento cuando se trataba de la efectividad de diferentes medicinas. Él llegó a una farmacia privada. Cuando quiso entrar en la tienda, alguien lo llamó desde atrás.
“Joven Amo, no compre medicinas de este lugar.” La voz de una persona vieja resonó.
Yang Chen se dio la vuelta y vio a un hombre viejo vestido en una túnica gris de pie delante de él. Su apariencia atraía bastante atención de los transeúntes.
“Eres tú…” Yang Chen dijo a medida que entrecerraba los ojos. Este tipo era la persona que seguía a Lin Zhiguo, Gray Robe.
‘Dado que Gray Robe llegó a Zhonghai, Lin Zhiguo debe haber venido también,’ Yang Chen pensó.
La Piedra de Dios en efecto era impresionante. Incluso hizo que el general de la Brigada de Hierro de la llama Amarilla se precipite a Zhonghai.
Gray Robe parecía realmente amable, él observó a Yang Chen como si mirara a cualquier menor: “Cuando se trata de medicina, tomar medicina china es una mejor idea. Hay una farmacia cerca, lo llevaré allí joven Amo.”
Tras pensar por un rato, Yang Chen asintió. Aunque quería evitar a Lin Zhiguo, no significaba que rechazaría la buena intención de este viejo. Además, Yang Chen tenía conocimiento limitado cuando se trata de medicinas. Él sabe que tomando medicina China sería mejor para el cuerpo.
Siguiendo a Gray Robe a través de una calle, ellos se detuvieron en una vieja farmacia de medicina china ubicada en una intersección.
Al entrar a la tienda, Gray Robe le dijo al dueño una lista de ingredientes medicinales. Tras empacarlos, el viejo en la farmacia le entregó el paquete a Yang Chen.
Yang Chen sacó algo de dinero para pagar antes de decir: “Gracias.”
“Joven Amo, usted no necesita agradecerme. Esto es lo que debo hacer.” Gray Robe dijo: “*Suspiro*, es nuestra responsabilidad también que la Señorita sea secuestrada por la Secta Yamata. Maestro me pidió agradecerle.”
“¿Él no me odia por entregar la Piedra de Dios a la gente de la Secta Yamata?” Yang Chen preguntó en un modo de burla.
Sacudiendo su cabeza, Gray robe respondió: “Maestro de hecho enfureció. El asunto respectó a la Piedra de Dios es significante. Ello puede influenciar en cómo la energía es dividida en todo el mundo. Si no es manejada adecuadamente, la Brigada de Hierro de la Llama Amarilla y las organizaciones de otros países entrarían en un desastre.”
“Los ninjas de la Secta Yamata destacan en acechar y escapar. Ustedes no necesariamente serán capaces de atraparlos.” Yang Chen dijo con una sonrisa.
“Eso es por qué vine aquí a ver al Joven Amo.” Gray Robe dijo con una expresión seria: “Esperamos que el Joven Amo pueda ayudarnos a rastrear el paradero de la piedra de Dios y matar a las tres personas.”
“No quiero estar relacionado a la Piedra de Dios más, y no estoy interesado en dejar que la gente piense que soy su aliado.” Yang Chen dijo conforme rechazaba la solicitud: “La Piedra de Dios ya no está relacionado a mí, ni siquiera en la más mínima forma. Si ustedes son bastante capaces de recuperar la piedra de dios, es al destino al que deberían agradecer. Si termina siendo usada por la Secta Yamata, solo puedo decir que son más afortunados que ustedes.”
Los ojos de Gray Robe brillaron. Él dijo: “Joven Amo, ¿quiere decir que no le importa dónde termine la Piedra de Dios? ¿Usted ya no intervendrá?”
“Exacto, me salgo.” Yang Chen dijo conforme asentía.
“¡Bien, trato hecho!” Gray Robe dijo antes de tomar un profundo aliento: “En realdad, Maestro tiene su preocupación también. Él esta preocupado que Joven Amo intervendría para recuperar la Piedra de Dios. De esta forma, nuestra cacería de gran escala sería desperdiciada. Ahora que Joven Amo no quiere la piedra de Dios de regreso, podemos hacer como queramos.”
“No hay uso para ello estando conmigo. Solo le causará problema a la gente a mi alrededor.” Yang Chen dijo con una sonrisa amarga. Agitando su mano, él dijo: “Pueden hacer todo lo que quieran. Me iré ahora. Todavía necesito hervir y servir las medicinas.”
Gray Robe asintió con una sonrisa. Él dijo: “Hierva las medicinas siguiendo las instrucciones escritas. Un resfriado se puede quitar dentro de una noche. Ayúdeme a saludar a la Señorita Ruoxi cuando la vea.”
Yang Chen asintió antes de salir de la farmacia.
Después que Yang Chen se fue, Gray Robe sacó su dispositivo de contacto. Después que la conexión se estableció, él reportó: “Maestro, el Joven Amo ha prometido salir de la pelea por la Piedra de Dios.”
“Es como esperaba, dado que la piedra de Dios ya no posee ningún significado para él. Sólo no pensé que renunciaría a la Piedra de Dios por Ruoxi.”
“Maestro… Qué hacemos después…”
“Puedes volver. Ya que Yang Chen no intervendrá, tomaremos esta oportunidad. No debemos dejar que Hannya y Tanuki vuelvan a Japón.”
“¿No está Tengu con ellos también?”
“Tengu fue envenenado por ellos. Su cadáver fue destruido a polvo. Acabamos de conseguir esta información tras examinar la ceniza de hueso.”
“Aunque Tengu era fuerte, su capacidad de escape era muy inferior a la de Hannya y Tanuki. Él solo formaría una carga para ellos. Ahora que Tengu despareció, atrapar a los otros dos será mucho más difícil…”
“Sí… No importa qué, si podemos llevar a cabo el proyecto ‘Creación de Dios’ depende en la persecución de este día. Si nos atrasamos un rato más, la Secta Yamata enviará apoyo para ellos. Una vez que la Piedra de Dios caiga en sus manos, es muy posible que un enemigo problemático aparecería. Así que, ¡no debemos ser imprudentes esta vez!”
“Sí… ¡Amo!”
En el camino de vuelta al bungaló, el humor de Yang Chen era bastante bueno. Él estaba pensando si debería llevar otras cosas de vuelta a casa, ya que sentía pena por las dos mujeres en casa.
Tras pensar por un rato, Yang Chen giró el auto y procedió a otra calle para comprar algunos pequeños regalos.
En cuanto a la Piedra de Dios, ello era un asunto entre la Brigada de Hierro de la Llama Amarilla y la Secta Yamata. No era de su incumbencia. Él solo quería ir a casa para hervir las medicinas. Era una experiencia nueva para él, él nunca había hecho algo como esto antes.
Cuando llegó a la cocina, Yang Chen siguió las instrucciones y sacó un crisol. Comenzó a hervir a fuego lento las medicinas a medida que leía las instrucciones dadas.
Después de bañarse, Wang Wa y Lin Ruoxi bajaron las escaleras tras cambiarse.
Mirando a Yang Chen felizmente sirviendo la sopa medicinal en un tazón, Wang Ma se volvió curiosa mientras Lin Ruoxi soñaba despierta.
“Joven Amo, ¿por qué pensó en medicina china? ¿A usted se le ocurrió la receta también?” Wang Ma preguntó.
Yang Chen colocó los dos tazones sobre la mesa mientras dice: “¿Cómo sabría alguna receta? Le pedí a un viejo una receta para curar el resfriado.”
Yang Chen no mencionó a Gray Robe de ninguna manera. Él estaba muy consciente que Lin Ruoxi nunca consumiría la medicina si lo hacía.
“No he tomado ninguna medicina en un tiempo. Todavía recuerdo como la Señora[1] aún estaba aquí, ella compraría las medicinas y las herviría cada vez que alguien se enfermaba en la casa.” Wang Ma dijo: “Yo todavía recuerdo como la Señorita siempre estaba reacia a tomar medicina. Ella tenía que ser consolada antes de que aceptara consumirla.”
Mirando a la sopa medicinal café claro sobre la mesa, Lin Ruoxi dijo: “Wang Ma, puedes beber la medicina tú misma. Yo no lo quiero.”
Yang Chen se sorprendió: “¿Por qué no la quieres? Tienes que quitar el resfriado de tu cuerpo.” Él dijo.
“Sí, Señorita, el Joven Amo puso mucho esfuerzo para esto. Por favor tome algo.” Wang Ma dijo.
“No lo tomaré debido a que así lo digo! No me gusta su amargura, ¿¡okay!?”
Lin Ruoxi de repente se irritó. Ella se dio la vuelta y subió las escaleras.
Yang Chen rápidamente corrió en la cocina para sacar una pequeña bolsa de plástico. Él gritó: “¡Dulce esposa, si tomas obedientemente la medicina, te daré algunas bolas de arroz glutinoso!”
Lin Ruoxi de repente dejó de caminar. Sus hombros temblaron ligeramente. Girándose, ella gritó: “¡Gánster!” antes de correr de vuelta a su habitación sin verse mal. Se podía ver que sus ojos estaban húmedos.
“Erm…”
Yang Chen quedó aturdido como un pollo de madera. Confundido, él pensó, ‘¿No está chica ama las bolas de arroz glutinosos? Yo a propósito hice una gran vuelta para conseguirlos. ¿Es realmente tan tortuoso tomar medicina?’
Wang Ma se veía apologética y triste. Mirando al perplejo Yang Chen, ella dijo: “Joven Amo, la Señora solía consolar a la Señorita con bolas de arroz glutinosos también, para hacer que la Señorita tome la medicina. Usted hizo la misma cosa. Usted le debe haber recordado a la Señorita de su abuela.”
Yang Chen quedó sin habla. Él no esperaba golpear los recuerdos tristes de Lin Ruoxi dos veces intencionalmente. Con razón parecía que ella iba a llorar.
“Entonces… Wang Ma, por favor toma la medicina. No puedo hacer nada si Ruoxi no la quiere.” Yang Chen dijo impotentemente: “*Suspiro* Fui impactado por una bala incluso cuando estaba en el suelo. Apuesto que Ruoxi me rodará sus ojos por los próximos días.”
Wang Ma dijo: “No creo que eso pasará. Creo que a la Señorita puede gustarle el Joven Amo todavía más.”
“¿Por qué le hice pensar en su abuela?” Yang Chen preguntó.
“En vez de decir que es por la Señora, la Señorita puede haber sentido cuán preocupado está por ella. Ser capaz de hacer algo a este grado significa que el Joven Amo realmente colocó a la Señorita en su corazón.” Wang Ma dijo.
Avergonzado, Yang Chen respondió: “Eso suena bastante empalagoso. ¿No son sólo unas bolas de arroz? Si le gusta la aleta de tiburón o el nido de las aves, no hay forma que los compre para ella.”
Sin embargo, cuando Yang Chen se llevó el tazón a la cocina mientras quería tirar la sopa, Lin Ruoxi de repente abrió su puerta del segundo piso.
Lin Ruoxi miró hacia abajo con sus ojos húmedos mientras hacía pucheros. Era evidente que lloró por un rato. La Lin Ruoxi normalmente fría como el hielo se vía particularmente linda de esta forma.
“Yang Chen, ¿qué estás haciendo? ¿La estás tirando? ¡No he tomado mi medicina todavía! ¡¿Esperas que nunca me recupere!?”


[1] NT: Habla de la Abuela de Ruoxi.
...

También te puede gustar...

0 comentarios