ATG Capítulo 840

01:17

Traductor: Trafalgar
Corrector: Radak


Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 840 - Despiadadas Llamas de Ira
“Adelante,” Huangji murmuró en una voz baja antes de añadir, “No se contengan.”
Huangji Wuyu atacó primero, el frente de su manga larga sacudiéndose ligeramente a medida que un aura imponente que podía sacudir los cielos presionaba abajo desde arriba. En un instante, la presión espiritual de la Pequeña Emperatriz Demonio desde las llamas había sido negada y el área de varios metros que tenía a la Pequeña Emperatriz como su núcleo apresuradamente se encogió.
Este Maestro Sagrado del Santuario del Monarca Absoluto era la cabeza de los Cuatro Maestros Sagrados quienes eran considerados como seres divinos dentro del Continente Cielo Profundo y él no había usado su fuerza completa por muchos años.
Sin embargo, él no se había contenido en lo más mínimo cuando lanzó su primer ataque contra la Pequeña Emperatriz Demonio.
Esto era simplemente interferencia espacial que fue desarrollada al depender en una profunda energía intensamente fuerte y era el más alto nivel de la capacidad espacial que podría ser conseguida dentro del Continente Cielo Profundo. En el actual Continente Cielo Profundo, la única persona que podía lograr tal nivel de interferencia espacial al depender simplemente en la profunda energía de uno era Huangji Wuyu. El espacio completamente distorsionado era bastante fuerte para destrozar inmediatamente a un Monarca de nivel bajo a intermedio a pedazos.
El espacio se crispaba y contraía en tal modo estremecedor que parecía como una ola que estaba sacudiéndose y girando violentamente en el océano. Sin embargo, la figura de la Pequeña Emperatriz Demonio, quien estaba de pie en el centro, no se torció y volteó en lo más mínimo. La escalofriante intención asesina fría como el hielo se disparó pasando la ondulación y el espacio de distorsión para fijarse firmemente sobre los tres Maestros Sagrados, sin siquiera debilitarse un poco.
¡¡¡Booom!!!
La palma de la Pequeña Emperatriz Demonio se estiró hacia afuera y una ‘Ruptura del Sol Abrasador’ inmediatamente explotó en el espacio distorsionado. Una llamativa luz dorada iluminó los cielos y la tierra en ese instante. Inmediatamente, el espacio que había estado encogiéndose comenzó a expandirse ferozmente de nuevo. Siguiendo un ruido sumamente agudo, trescientos metros de espacio inmediatamente explotaron a medida que innumerables fragmentos espaciales se disparaban hacia Huangji Wuyu como  agujas… Y detrás de los fragmentos espaciales estaban las llamas del Cuervo Dorado similar a un cometa.
“Poderosa de hecho.” Huangji Wuyu murmuró, no demasiado sorprendido que su supresión espacial había sido rota inmediatamente. Una luz blanca destelló en sus manos y una regla amplia blanco grisáceo apareció en ellas. La regla era de cien metros de largo pero en un instante, creció a tres cientos metros de largo… Esta regla amplia era conocida como la ‘Regla Celestial del Caos Primal’ y era considerada la principal entre el Top Ten de los Artefactos Profundo Cielo y Profundo Tirano. No solo era el objeto más sagrado dentro del Santuario del Monarca Supremo, también se decía ser un objeto divino que los cielos otorgaron al Santuario del Monarca Absoluto. Se veía ordinaria y normal pero poseía poder divino que podía dividir montañas.
Viendo que Huangji Wuyu sacó la Regla Celestial del Caos Primal, Qu Fengyi y Ye Meixie quienes originalmente habían avanzado para atacar abruptamente desaceleraron e incluso se retiraron unos pasos hacia atrás.
El rostro de Huangji Wuyu estaba tranquilo como el agua. La Regla Celestial del Caos Primal causalmente dibujó una línea en el aire, pareciendo como si estuviera yendo a aplastar enérgicamente esas llamas doradas… En un instante, un aura espantosa descendió desde arriba. Esta aura era profunda e infinita, trayendo consigo una presión indescriptiblemente enorme. A medida que el cuerpo de la regla se movió a través del aire, los fragmentos espaciales que estaban volando hacia Huangji Wuyu fueron sacados de su trayectoria antes de que incluso pudieran acercarse. Luego, desaparecieron por completo.
Incluso las intensas llamas del Cuervo Dorado abruptamente desaceleraron antes de colisionar contra la Regla Celestial del Caos Primal sin mucha fuerza.
Huangji Wuyu dio un giro casual de su muñeca, intentando destrozar por completo esas llamas doradas. Pero en ese momento, su expresión, la cual estaba tan plácida y calmada como un viento suave, de repente experimentó un ligero cambio.
“¿Hmmm?”
Cuando esas llamas doradas entraron en contacto con la Regla Celestial del Caos Primal, ellas no explotaron. En cambio, de repente se engancharon en la regla como una asombrosa serpiente, inmediatamente volviendo la regla Celestial del Caos Primal en una regla llameante. Huangji Wuyu estaba aturdido por este giro de eventos pero él no entró en pánico ya que una profunda energía que era tan profunda y fuerte como una montaña explosivamente surgió hacia delante, vertiéndose en la Regla Celestial del Caos Primal… Inmediatamente, el poder de esas llamas doradas se debilitó. Pero crecieron aún más feroces en el instante siguiente, causando que el poder que había surgido dentro la Regla Celestial del Caos Primal se debilite a un ritmo extremadamente rápido. Las llamas doradas que siguieron estrechamente detrás de repente se precipitaron hacia delante en medio del shock y asombro de Huangji Wuyu, estrellándose en la profunda energía que lo protegía.
¡Boom!
Un ruido apagado sonó a medida que las llamas doradas, las cuales ardían con el poder divino del Cuervo Dorado, finalmente explotaron. Fue también en este instante que Huangji Wuyu finalmente entendió por qué Qu Fengyi se había mostrado tan impotente y patética en frente de estas llamas de color dorado. Cuando las llamas habían crecido grandes en sus ojos y lo habían envuelto, él sintió una presión espiritual desde la llama que jamás había sentido de cualquier otra llama. Bajo la presión espiritual de estas llamas, él sintió su corazón y alma inmediatamente convulsionando a medida que miedo nacía en su corazón. El calor abrasador el cual acompañaba estas llamas era aún más aterrador, haciéndole sentirse como que había entrado al purgatorio antes de que las llamas incluso se hubieran acercado.
“¡¡Imperial Caldero de Origen Celestial!!”
En medio de su shock y temor, Huangji Wuyu hizo la decisión más correcta a primera instancia, arrojando la Regla Celestial del Caos Primal lejos conforme usaba toda la profunda energía en su cuerpo para hacer un rápido retroceso a medida que erigía una profunda formación que estaba en la forma de un remolino alrededor de su cuerpo. El momento que las violentas llamas del Cuervo Dorado en su cuerpo explotaron, la imagen de un enorme caldero de color gris inmediatamente apareció, repeliendo las llamas.
¡¡Bang!!
La mano de Huangji Wuyu emitió una fuerza atractiva, invocando la Regla Celestial del Caos Primal en su mano. No había heridas en su cuerpo pero su expresión era seria y él no conservaba un ápice de la compostura que tenía antes.
“¿Estás bien?” Ye Meixie preguntó en una voz baja.
“Estoy bien. Hay algo extraño sucediendo con sus profundas llamas, definitivamente no es ninguna profunda llama común. No se molesten más con los aires o actitudes que un Maestro Sagrado se supone que posea, ¡vamos a atacar juntos!” El espacio detrás de Huangji Wuyu de repente se rompió a medida que su cuerpo inmediatamente desparecía y se transportaba a la espalda de la Pequeña Emperatriz Demonio. La Regla Celestial del Caos Primal se estrelló hacia el medio de su espalda.
La Pequeña Emperatriz Demonio se dio la vuelta, las llamas inmediatamente envolviendo su delgado y delicado brazo derecho conforme colisionaba contra Huangji Wuyu.
¡Clang! ¡¡Boom!!
La Regla Celestial del Caos Primal dio una feroz sacudida antes de ser al instante doblada en la forma de una luna llena. La expresión de Huangji Wuyu cambió de nuevo; Él rara vez había mostrado su Regla Celestial del Caos Primal en frente de la gente debido a que había muy pocas personas que tenían las calificaciones para hacerle usar la Regla Celestial del Caos Primal. Pero la niña en frente de él no solo se había enfrentado a la Regla Celestial del Caos Primal con sus manos desnudas, el poder que había rebotado en él de su ataque en realidad había arrojado toda la sangre y energía en su cuerpo a un tumulto.
No solo era su profundo fuego bizarro, su profunda fuerza… ¡¡Era en realidad aún más profunda y más solida que la de él!!
El poder que fue imbuido dentro de la Regla Celestial del Caos Primal fue instantánea y completamente dispersado pero las llamas de la Pequeña Emperatriz Demonio no se habían dispersado. Además, estas llamas se transformaron en nueve ríos de llamas los cuales atacaron a Huangji Wuyu con la velocidad de una serpiente embistiendo, forzándolo a retirarse patéticamente.
Justo como la Pequeña Emperatriz Demonio estaba a punto de avanzar, un rayo de luz blanca de repente se disparó hacia abajo desde arriba. Era como un torrente de mareas, suprimiendo su cuerpo por un instante. Por otro lado, el sonido explosivo del trueno sacudió la tierra. Qu Fengyi y Ye Meixie usaron toda su profunda fuerza, el cuerpo de Ye Meixie estaba iluminado por el resplandor del sol y la luna a medida que un aura que sacudía el cielo causó que el mismo espacio alrededor de él tiemble. Cada parte del cuerpo de Qu Fengyi estaba crepitando con electricidad, el espacio detrás de ella estaba completamente envuelto en una luz púrpura.
La luz del sol y la luna era comparable al rayo el cual podría acabar la tierra; Era como el castigo divino que descendía desde los cielos azules arriba. Los dos Maestros Sagrados usaron todo su poder en un ataque combinado a medida que un área que era decenas de kilómetros de ancho era inundada por un campo de energía indescriptiblemente enorme, causando que todo dentro de esta área se sienta como si una montaña estaba presionando sobre ellos.
Una luz fría destelló en los ojos de la Pequeña Emperatriz Demonio a medida que su pequeño y delicado cuerpo se precipitaba dentro de los cielos arriba, dejando un rastro de llamas atrás de ella. Un enorme mar de fuego explotó hacia delante y se expandió en el aire, envolviendo completamente a ambos Qu Fengyi y Ye Meixie.
BOOM BOOM BOOM BOOM BOOM BOOM BOOM…
El estruendo de los aullidos de poder explotando resonó a través del aire como el sonido continuo del trueno explotando, cada simple explosión amenazando desgarrar el cielo azul. El poder de los dos grandes Maestros Sagrados locamente surgió y su profunda fuerza había sido empujada a sus límites antes de que incluso diez alientos hubieran pasado después de su primer ataque. El poder que explotó adelante en cada intervalo era suficiente para causar que las montañas se desmoronen y enviar tsunamis a través de la superficie del océano.
Los Cuatro Maestros Sagrados estaban en el pico de la existencia dentro del Continente Cielo Profundo y no había nadie más fuerte. También no había nadie que sería capaz de resistir si dos de los Maestros Sagrados combinaban sus poderes.
Incluso bajo la fuerza combinada de dos de los grandes Maestros Sagrados, las llamas en frente de ellos todavía cubría los cielos y la tierra a medida que rápidamente devoraba su rayo y profunda luz. El resultado de esto era que nada del poder ilimitado que venía de los dos Maestros Sagrados logró siquiera tocar el cuerpo de la Pequeña Emperatriz Demonio.
Los corazones de Qu Fengyi y Ye Meixie estaban llenos con incomparable sorpresa y asombro. Ellos no podían recordar el estatus de esta niña vestida en ropa de color arcoíris y apenas podían creer que tal persona incluso existía en este mundo, ellos dos habían lanzado sus ataques simultáneamente y a fuerza completa y ellos apenas pudieron incluso suprimirla. Además, estas espantosas llamas de color dorado estaban liberando un calor abrasador que no podían comprender, ello estaba quemando constantemente sus cuerpos y almas.
Huangji Wuyu no avanzó de inmediato. Sus cejas se hundieron conforme miraba intensamente a la delicada y pequeña figura que estaba envuelta en llamas. Detrás de él, una profunda sombra de color oscuro lentamente apareció.
“¡¡Dominio Estrellas Sin Límites!!”
 ¡¡Bang!!
Energía sin límites se esparció de su cuerpo a medida que un Dominio de color gris rápidamente se expandía y engullía todo alrededor de él, causando que más y más del espacio sea abarcado dentro de este mundo gris.
Tras ver que Huangji Wuyu esparcía esa barrera de color gris, los ojos de Qu Fengyi y Ye Meixie destellaron a medida que sus posturas cambiaban. Luego, ellos de forma simultánea presionaron a la Pequeña Emperatriz Demonio a velocidad del rayo. Las Profundas Artes del Sol y la Luna inmediatamente emergieron con el poder del trueno y rayo como un enorme campo de energía, que parecía abarcar su propio mundo independiente, se estrellaron hacia la Pequeña Emperatriz Demonio.
Como Maestros Sagrados, como personajes que estaban de pie en el pináculo del Continente Cielo Profundo, ellos también eran personas que entendían mucho el poder del otro. Así que la combinación de sus poderes era prácticamente perfecta e impecable.
El mar de fuego que estaba en frente de la Pequeña Emperatriz Demonio fue al instante aplastado a medida que el enorme campo de energía embestía a la Pequeña Emperatriz Demonio, enviándola a volar como una bola suave de algodón. Ella fue empujada atrás por varios kilómetros, cayendo directamente dentro del Dominio de color gris de Huangji Wuyu.
Inmediatamente, la mayoría de las llamas que estaban quemando sobre el cuerpo de la Pequeña Emperatriz Demonio fueron extinguidas y el aura que ella estaba exudando comenzó a debilitarse rápidamente. Era como si su cuerpo entero había sido enlodado en una invisible, sustancia viscosa, haciéndolo difícil para ella incluso moverse.
“¡Jajajaja!” Ye Meixie dio una risa jovial, “¡Bien! Ahora que ella ha sido atrapada en el Dominio Estrellas Sin Límites de Hermano Huangji, ella se ha vuelto como un cordero para el sacrificio. ¡Yo solo puedo capturarla!”
“Deja de hablar tonterías y entra en acción de inmediato… ¡No seré capaz de mantener esto por mucho!” Huangji Wuyu gritó en una voz profunda.
Ye Meixie dio una risa fría conforme su figura se desvanecía. La espada en su mano destelló a medida que un rayo de energía de espada se disparaba hacia el medio de las cejas de la Pequeña Emperatriz Demonio. Qu Fengyi atacó al mismo tiempo; Una franja de rayo la cual contenía espantoso poder explotó hacia la cima de la cabeza de la Pequeña Emperatriz Demonio.
El bello rostro de Feng Xue’er, quien había huido lejos con Yun Che pero no había dejado el campo de batalla por completo, inmediatamente palideció cuando presenció esta escena. Ella miró a Yun Che y después de un momento de duda, finalmente eligió acostarlo. Su cuerpo se encendió con las llamas del Fénix y se precipitó hacia delante, “¡¡Voy a ayudarte!!”
Sin embargo, en este momento, la marca que estaba entre las cejas de la Pequeña Emperatriz Demonio de repente comenzó a quemar ferozmente y en un instante, parecía como si un volcán estaba haciendo erupción alrededor de su cuerpo. Las llamas, las cuales estaban muy cerca de morir justo hace un momento, llamearon de vuelta a la vida con un vigor alocado a medida que su aura de poder comenzaba a elevarse una vez más… Sus pupilas, las cuales habían estado llenas con una fría indiferencia, ahora tenían dos llamas doradas quemando dentro de ellas.
“Esto… ¿¡Esto es!?”
Este repentino cambio había aturdido a todos los tres Maestros Sagrados. Ellos de forma simultánea sintieron que el espacio alrededor de ellos se pronto se tensó conforme un campo de energía indescriptiblemente espantosa pesadamente presionaba sobre sus cuerpos.
¡¡Bang!!
El extraordinariamente poderoso Dominio Estrellas Sin Límites de Huangji Wuyu fue destrozado como una frágil cáscara de huevo. Antes de que Huangji Wuyu incluso pudiera reaccionar al colapso de su Dominio y descifrar la razón detrás de ello. Él fue golpeado por una enorme ola de contragolpe la cual sacudió su cuerpo. Su rostro palideció conforme violentamente escupía una bocanada de sangre espesa.
“Qué… ¿Qué está pasando?” Huangji Wuyu murmuró para sí mismo en una voz suave y en pánico. Él alzó su cabeza y sus pupilas abrupta y ferozmente se contrajeron… Sorprendentemente, él vio una imagen de color dorado que parecía ser sólida apareciendo detrás de la Pequeña Emperatriz Demonio.
“Cuervo… ¿¡Dorado!?” Huangji Wuyu dijo jadeando en una voz aturdida. Siguiendo eso, él de repente recordó algo y rugió en una voz baja, “Eres… ¿¡Eres la Pequeña Emperatriz Demonio!?”
Él personalmente había visto la feroz imagen del Cuervo Dorado antes así que la reconoció a primera vista. ¡Era sólo que la feroz imagen del Cuervo Dorado que había visto antes había sido escarlata en color pero la feroz imagen que apareció en la espalda de la Pequeña Emperatriz Demonio era sorprendente de color dorado!
Los únicos que podían causar que la feroz imagen del Cuervo Dorado se materialice eran los miembros de la Familia Imperial Demoníaca Ilusoria del Reino Demoníaco Ilusorio. Además, actualmente había solo una persona quien poseía el linaje de la Familia Imperial Demoníaca Ilusoria, ¡y esa persona era la Pequeña Emperatriz Demonio!
La Pequeña Emperatriz Demonio no respondió a la pregunta. Ella alzó su brazo que estaba envuelto en las violentas llamas del Cuervo Dorado, luego suavemente empujó hacia Huangji Wuyu.
Un loto de fuego explotó en frente de Huangji Wuyu. El cuerpo de Huangji Wuyu era increíblemente fuerte y resistente y antes de esto, él todavía podía resistir enérgicamente las llamas de la Pequeña Emperatriz Demonio. Pero después de que este loto de fuego dorado había explotado, la profunda energía que protegía su cuerpo colapsó al instante, forzándolo a retirarse muchos pasos mientras también enviaba toda la sangre y energía en su cuerpo en un caos. Antes de que incluso pudiera despertarse a sí mismo de su shock y reaccionar, una figura de color dorado de repente se tornó borrosa en frente de sus propios ojos. Una niña en ropa de color arcoíris ahora estaba de pie en frente de él, todo su cuerpo sumergido en llamas de color dorado. Aquellos ojos los cuales parecían bloquear todas las emociones causaron que su consciencia quede blanco por un instante.
Una pequeña y delicada mano presionó contra su pecho.
¡¡BOOOM!!
Las llamas doradas explotaron, causando que la profunda energía protectora alrededor del cuerpo de Huangji Wuyu colapse otra vez. La Regla Celestial del Caos Primal voló de sus manos a medida que todo su cuerpo se disparaba hacia abajo a la tierra como un meteorito, estrellándose pesadamente contra el duro suelo debajo, creando un hueco con forma humana que era casi de cien metros de profundidad.
“¡¡Hermano Huangji!!”
Ye Meixie no pudo creer lo que estaba viendo pero los movimientos de sus manos no se detuvieron en absoluto. Su espada, en la cual la mayoría de sus poderosas energías estaban enfocadas, atacaba continuamente a la Pequeña Emperatriz Demonio desde diferentes ángulos, cada ataque perforando hacia el lado izquierdo de su cuello.
La Pequeña Emperatriz Demonio lentamente alzó un brazo y un grupo de llamas doradas se alargó por varios pies antes de transformándose en una espada de llamas color dorado. La espada de llamas dorada envió un corte que dividía el cielo hacia Ye Meixie quien acababa de llegar en el aire vacío encima de ella.
Cuando la Pequeña Emperatriz Demonio acababa de dejar el Valle de Llamas y Rayos del Cuervo Droado, su Registro del Mundo Abrasador del Cuervo Dorado solo había alcanzado el tercer reino. Pero hoy, había alcanzado el quinto reino. Debido a que la espada de llamas de color dorado que acababa de usar para atacar a Ye Meixie, ¡era sorprendentemente el ataque del quinto reino del Registro del Mundo Abrasador del Cuervo Dorado, ‘Aniquilación Dorada’!
En otras palabras, la Pequeña Emperatriz Demonio actual era mucho más fuerte que la Pequeña Emperatriz Demonio quien otra vez había descendido sobre Ciudad Demoníaca Imperial tras salir del Valle de Llamas y Rayo del Cuervo Dorado.
La espada de llamas llevaba un loto de fuego extremadamente extraordinario a medida que enviaba mediocres cortes, su movimiento pareciendo ser excepcionalmente lento. Y aún aterrizó con precisión sobre la espada de Ye Meixie que se estaba moviendo tan rápidamente como un huracán… Con un sonido suave, la espada de Ye Meixie silenciosamente se deshizo. La enorme profunda energía que había sido reunida en la hoja era como una corriente de agua que había sido cortada en dos a medida que fluía a la izquierda y derecha antes de disiparse por completo.
Las pupilas de Ye Meixie se ensancharon por más de diez veces, debido a que él podía oler el hedor incomparablemente claro de la muerte acercándose rápidamente. Su visión ya se había llenado por ese resplandor dorado que robaba vidas. Sus instintos de sobrevivencia se activaron, causándole usar desesperadamente toda su energía en un intento de retirarse tan rápidamente como sea posible…
La luz dorada destelló en su hombro derecho y después de un momento de resistencia, cortó completamente a través de ello.
Un grito miserable desgarró el aire y rompió el suelo conforme Ye Meixie giraba lejos como un trompo. Él sujetó su hombro derecho al cual le estaba haciendo falta un brazo conforme rodaba alrededor en agonía, sus gritos roncos desgarraban el aire. Sus ojos se habían ensanchado a su máximo límite y sus pupilas similarmente se habían expandido hasta el punto donde parecía como que serían incapaces de encogerse de vuelta a su tamaño normal. Él era un inigualable e incomparable Maestro Sagrado… Él era incapaz de aceptar o creer que todo lo que sucedió era real…
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios