ATG Capítulo 841

01:46

Traductor: Trafalgar
Corrector: Radak


Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

Capítulo 841 - Límite Entre La Vida Y La Muerte
La energía divina de la Pequeña Emperatriz Demonio vino al costo de su vida. La consecuencia de liberar su energía de llamas completamente, era el acortamiento de lo que quedaba de su vida inicialmente precaria. A no ser que se quedara sin opciones, ella sin duda no elegiría asumir este estado, sin embargo, su intención asesina e ira actuales ya habían alcanzado sus picos. Yun Che incluso estaba cerniéndose entre el límite de la vida y la muerte dónde él podría perder su vida en cualquier momento, así que ¿cómo podría ella todavía posiblemente tener escrúpulos sobre tales consecuencias?
Antes, bajo la colaboración de los tres Maestros Sagrados, ellos todavía podían igualarse a la Pequeña Emperatriz Demonio e incluso tenían una ligera ventaja sobre ella. Sin embargo, con la energía de llamas completamente liberada de la Pequeña Emperatriz Demonio, Huangji Wuyu fue derrotado en un solo intercambio y Ye Meixie incluso había tenido un brazo cortado.
Qu Fengyi quedó inmediatamente estupefacta. Su cuerpo enteró se tensó, no atreviéndose a dar otro paso adelante. El brazo cortado de Ye Meixie fue completamente engullido por las llamas del Cuervo Dorado y antes de que pudiera aterrizar en el suelo, ya había sido quemado a cenizas, desapareciendo sin un rastro.
¡¡Bang!!
El suelo junto a Ye Meixie explotó conforme Huangji Wuyu emergía en los cielos. Agarrando a Ye Meixie, él extinguió las llamas del Cuervo Dorado que estaban arrastrándose en el resto de su cuerpo y rugió en voz alta, “¡¡¡Corre!!![1] Con su velocidad completa, él y Qu Fengyi huyeron lejos a la velocidad del rayo.
Justo como la Pequeña Emperatriz Demonio estaba a punto de dar cacería, la voz emocionada de Feng Xue’er de repente sonó detrás de ella, “Hermano Mayor Yun, estás… ¡¡Estás despierto!!”
La figura de la Pequeña Emperatriz Demonio hizo una pausa y su figura de arcoíris ya había regresado junto a Yun Che en un destello.
La profunda energía que la Pequeña Emperatriz Demonio insertó dentro de su cuerpo probablemente ya había tomado efecto, sin embargo, la fuerza de vida de Yun Che todavía era completamente débil. Actualmente, sus ojos estaban medio abiertos y la luz en sus ojos era opaca, sin el más ligero rastro de enfoque.
“Caiyi… Eres… ¿Tú?” Yun Che movió sus labios secos, dejando salir una voz tan frágil como el zumbido de un mosquito. Él había recuperado un poco de su consciencia y abrió sus ojos pero lo que entró en su vista era un aspecto borroso oscuro. Él era capaz de entender que la Pequeña Emperatriz Demonio estaba a su lado por esa cálida energía del Cuervo Dorado que podía sentir en su cuerpo.
“No hables.” La Pequeña Emperatriz Demonio presionó el centro de su frente con una de sus manos, mientras ella colocaba la otra sobre su pecho completamente andrajoso. La más pura de la energía de origen del Cuervo Dorado se vertía constantemente dentro de su cuerpo… Sin embargo, su energía era incapaz de encontrar alguna vena de vida que tenía que proteger desesperadamente.
Debido a que todas sus venas de vida habían sido completamente destruidas.
Ser capaz de permanecer con vida tanto tiempo en un estado donde sus órganos y venas de vida estaban destruidos y ser capaz de recuperar un poco de su consciencia incluso sólo apenas, esto era ya un milagro imposible para el conocimiento de la gente común.
“Es inútil… Sólo… Dañará tu vitalidad… En vano…” Los dedos de Yun Chen ligeramente temblaron, pareciendo como que estaba forcejeando. Él claramente sabía de dónde la Pequeña Emperatriz conseguía sus poderes. Más que decir que ella estaba regalándole su energía de origen, sería más adecuado decir que ella estaba desesperadamente dándole su propia vida. Sin embargo, el actual él era básicamente impotente para detenerla. Ya que era incapaz de ver claramente una cosa incluso si entrecerraba sus ojos, él despacio cerró sus ojos y amargamente dijo, “En el pasado… No importa cuán pesadas mis heridas eran… Siempre que tuviera un solo aliento restante… Tendría la confianza que definitivamente sobreviviría…”
“Pero esta vez… Yo realmente… Podría…”
“¡Hermano Mayor Yun! Estarás bien… ¡De seguro!” Feng Xue’er desesperadamente sacudió su cabeza conforme interrumpía sus palabras con ojos llorosos.
Una delgada capa de llamas doradas flotó encima del cuerpo de Yun Che. La Pequeña Emperatriz Demonio retrajo sus dos manos y suavemente dijo, “No hables demasiado y gastes tu energía. Toma esta oportunidad mientras todavía estás consciente para convocar inmediatamente la Profunda Arca Primordial, luego debemos volver al Reino Demoníaco Ilusorio juntos. Te llevaré ante el Dios Divino Cuervo Dorado. Como un espíritu divino omnipotente. Él definitivamente tendrá una forma para salvarte.”
“Está bien…” Si realmente había algo en el mundo que podría salvarlo, entonces solo podría ser el alma del Cuervo Dorado. Incluso si no fuera por esta razón, él ya no podía seguir quedándose en el Continente Cielo Profundo, “Tengo que llevar… Al Abuelo y el resto…”
………
Cada palabra que Yun Che hablaba era evidentemente extremadamente difícil para él. Concentró su mente con toda su fuerza y siguiendo después de una agitación en las ondas espaciales, la Profunda Arca Primordial apareció. Luego, bajo el control de voluntad de Yun Che, ellos tres fueron enviados dentro del mundo interior y desaparecieron justo después.
Cargando a Ye Meixie, Huangji Wuyu y Qu Fengyi huyeron salvajemente todo el tiempo. Los poderosos Maestros Sagrados eran como aves espantadas y ellos estaban ya varios kilómetros lejos en un instante. Confirmando que la Pequeña Emperatriz Demonio no los persiguió, finalmente redujeron su velocidad y se detuvieron después de un rato. Sin embargo, ellos todavía estaban enormemente conmocionados.
“Esa persona… ¿Realmente era la Pequeña Emperatriz Demonio?” Qu Fengyi dijo alarmada. A su lado, Ye Meixie estaba sentado en una postura meditativa ocupándose de sus heridas. Sin embargo, su rostro estaba dolorosamente retorcido. Él todavía era incapaz de aceptar que él, quien debería haber sido insuperable bajo los cielos, perdería un brazo ante alguien más, convirtiéndose en un Monarca Celestial de un solo brazo.
“Tampoco lo creo.” La expresión de Huangji Wuyu se hundió, “Sin embargo, las llamas que usó eran claramente las llamas del Cuervo Dorado. En este mundo, la única persona capaz de liberar las llamas del Cuervo Dorado de ese grado, ¡solamente puede ser la Pequeña Emperatriz Demonio del Reino Demoníaco Ilusorio! Sss… El Emperador Demonio que murió hace cien años claramente debería haber sido el experto más fuerte en el Reino Demoníaco Ilusorio pero su fuerza todavía era más débil que de cualquiera de nosotros cuatro. ¿¡Cómo puede la fuerza de la Pequeña Emperatriz Demonio ser poderosa a tal magnitud!?”
De lo que él podía estar aterrado era el poder que la Pequeña Emperatriz Demonio de repente explotó en el último momento, ¡el cual evidentemente había sobrepasado el poder que el enloquecido Ye Mufeng tuvo hace mil años!
“No… Definitivamente es imposible.” Qu Fengyi ponderó por un momento y todavía sacudió su cabeza al final, “Mi Palacio del Océano secretamente había dejado espías en Ciudad Demoníaca Imperial hace cien años. De acuerdo a los informes que enviaron de vuelta, la profunda fuerza de la Pequeña Emperatriz Demonio estaba en el sexto nivel del Profundo Reino Soberano a lo mucho. Esa persona definitivamente no puede ser la Pequeña Emperatriz Demonio.”
Siguiendo después, Qu Fengyi pareció haber de repente recordado algo, conforme dijo suavemente, “Pero, el informe final enviado por los espías que dejamos en Ciudad Demoníaca Imperial fue hace un año y medio. ¿Podría algún tipo de inmenso cambio haber sucedido después de eso? ¡Eso no es correcto tampoco! Incluso si la aptitud de la Pequeña Emperatriz Demonio es diez veces más fuerte, es imposible incrementar su fuerza a tal magnitud increíblemente anormal en tal corto periodo de tiempo.”
Huangji Wuyu murmuró en silencio para sí mismo por un rato y luego de pronto habló, “Parece como que tenemos que preguntarle a Xuanyuan Wentian respecto a este asunto. Dado que él es capaz de captar todos los secretos de Yun Che, él sin duda debe estar consciente de muchas otras cosas también. De sus palabras, debemos ser capaces de juzgar directamente si esa persona en realidad es la Pequeña Emperatriz Demonio…. Pero, no importa quien sea ella, debemos ser cautelosos respecto a este asunto.”
“Huu…” Huangji Wuyu dejó salir un largo suspiro, “Siempre he pensado que yo era invencible bajo los cielos pero después de un corto periodo de pocos días. Esa chica demoníaca roja y ahora alguien que posee aterradoras llamas del Cuervo Dorado apareció también. Parece como que tras caminar en el camino de lo profundo por varios miles de años, todavía soy una rana en un pozo. Pero afortunadamente. Ella era diferente de la demonia roja. Si reunimos poder de todos los Terrenos Sagrados, ella no podría ser imposible de tratar.”
…......
La Profunda Arca Primordial bajo la orientación de Yun Che a través de su voluntad, se transfirió a Ciudad Nube Flotante.
“Esto es Ciudad Nube Flotante, el lugar de nacimiento de Hermano Mayor Yun.” Cargando a Yun Che, Feng Xue’er introdujo el lugar a la Pequeña Emperatriz Demonio conforme salía de la Profunda Arca Primordial. Ella siempre había estado muy curiosa sobre la Pequeña Emperatriz Demonio pero aunque finalmente fue capaz de reunirse con ella en persona, tuvo que ser durante un tiempo cuando su humor estaba en su mayor estado abatido. Su mente entera estaba enfocada en Yun Che, hasta el punto donde no le dio muchas miradas a ella tampoco.
“…” Los ojos de la Pequeña Emperatriz Demonio ligeramente barrieron a través de los alrededores. Ella inmediatamente sintió la presencia acercándose de Número Uno Bajo el Cielo y él luego apareció en su línea de vista.
Viendo a la Pequeña Emperatriz Demonio aparecer de repente, las pupilas de Número Uno Bajo el Cielo se hundieron y él casi caía del cielo por el shock. Bajo el extremo asombro y temor, Número Uno Bajo el Cielo parecía haber incluso olvidado cómo volar, conforme trastabillaba en su camino hacia la Pequeña Emperatriz Demonio desde el cielo, “Número Uno Bajo el Cielo le da la bienvenida a la Pequeña Emperatriz Demonio…”
Antes de que incluso terminara sus palabras, el intenso olor de la sangre de forma subconsciente causó que su línea de vista se desplace hacia Yun Che, quien estaba en el abrazo de Feng Xue’er. En un instante, su expresión cambió seriamente y él básicamente olvido darle a la Pequeña Emperatriz una reverencia conforme cargaba hacia delante en un instante, “¡Hermano Yun! ¿Qué le pasó a Hermano Yun? ¿¡Qué sucedió!?”
“Hermano Mayor Bajo el Cielo.” Feng Xue’er dijo en un tono afligido, “Deprisa y llama a la familia del Abuelo Xiao. Hermano Mayor Yun nos llevará al Reino Demoníaco Ilusorio.”
“¡Date prisa!” La Pequeña Emperatriz Demonio con severidad dijo.
“… ¡Entiendo!” Número Uno Bajo el Cielo no investigó más y apresuradamente voló de vuelta al patio del Clan Xiao.
Cuando Feng Xue’er y la Pequeña Demonio Emperatriz descendieron de los cielos, Número Uno Bajo el Cielo ya había cargado de vuelta mientras traía consigo a Xiao Lie, Xiao Lingxi y Xiao Yun y su esposa.
“Pequeño Che… ¡¡Pequeño Che!!” Viendo la figura sangrentada en el abrazo de Feng Xue’er, Xiao Lingxi estuvo conmocionada. Luego, como si su mente al instante hubiera colapsado, ella se abalanzó hacia él en lágrimas.
“¡No te acerques a él!” Con un movimiento de la mano de la Pequeña Emperatriz Demonio, una briza fuerte enérgicamente empujó a Xiao Lingxi lejos. Sobre el cuerpo de Yun Che, las llamas del Cuervo Dorado usadas para sellar su vitalidad restante no podían dañar a Feng Xue’er pero definitivamente eran suficientes para matar a Xiao Lingxi al momento del contacto.
“Qué pasó… Quién fue… ¿¡Quién hirió a hermano mayor!?” El rostro de Xiao Yun estaba miserablemente pálido a medida que su voz temblaba.
“¿Qué está pasando? Cierto… ¿Qué pasó con la maestra de Hermano Mayor Yun?” Número Siete Bajo el Cielo ansiosamente dijo.
“No lo sé… De verdad no lo sé.” Feng Xue’er sacudió su cabeza con ojos llorosos, “Ni siquiera fui capaz de ver claramente quien hirió a Hermano Mayor Yun y él se puso así de repente…”
“Xue’er, Pequeña Tía… No lloren…” Yun Che quien todavía estaba aferrándose a su consciencia, dejó salir una voz incomparablemente frágil, “Síganme… De vuelta al Reino De…”
La voz de Yun Che poco a poco se hizo más frágil que antes y luego quedó completamente en silencio. Sus ojos los cuales se habían mantenido medio abiertos con toda su fuerza se habían cerrado sin fuerza alguna.
“…” Los labios de la Pequeña Emperatriz Demonio se movieron ligeramente. Ella vio que a medida que la conciencia de Yun Che se hundía, la Profunda Arca Primordial la cual era controlada por su voluntad también había desaparecido en el lugar también.
“¡¡Pequeño Che!!” El silencio de Yun Che causó que el pequeño rostro de Xiao Lingxi palidezca aún más del susto. En el pasado, cuando Yun Che había aterrizado él mismo incontablemente en situaciones peligrosas e incluso había noticias de su muerte, ella solo había oído de ellas y nunca las había presenciado personalmente. Esta vez no obstante, cuando vio el cuerpo de Yun Che el cual estaba cubierto completamente de sangre y su pecho el cual estaba básicamente en un estado totalmente andrajoso, ella colapsó y lloró en voz alta, “Pequeño Che… Despierta, deprisa despierta… Uuu… Te lo ruego, nada debe sucederte…”
“¡¡Silencio!!”
Un rugido frío, cargando ambos poder e intención espeluznante, inmediatamente detuvo los gritos de Xiao Lingxi. El rostro de la Pequeña Emperatriz Demonio todavía estaba tan glacial como antes, ni un solo ápice de emoción podía verse. Su poder de emperatriz incluso había callado a una multitud de Monarcas en el Reino Demoníaco Ilusorio, aún menos otras personas.
“¡Incluso si lloras hasta la muerte, es inútil para sus heridas! ¡Si tienes la fuerza para llorar, puedes también usarlo en pensar cómo salvarlo!” La voz glacial de la Pequeña Emperatriz Demonio aparentemente había condensado el aire de toda Ciudad Nube Flotante.
“Yo…” Xiao Lingxi mordió sus labios, su cuerpo impotentemente tembló.
Número Uno Bajo el Cielo apresuradamente apoyó a Xiao Lingxi en el suelo y suavemente la consoló, “Pequeña Tía, ella es la Pequeña Emperatriz Demonio de quién a menudo le hemos contado. En el Reino Demoníaco Ilusorio, ella es comparable a la diosa de todo el mundo y al mismo tiempo, ella es la esposa de Hermano Mayor Yun. Ella definitivamente sabrá de una forma para salvarlo. También… También, no creo en lo más mínimo que Hermano Mayor Yun, quien incluso fue capaz de derrotar a ese aterrador Duque Huai, caería de esta forma.”
“Debemos regresar inmediatamente al Reino Demoníaco Ilusorio.” La Pequeña Emperatriz Demonio miró al frente y parecía estar murmurando para sí misma. Como Yun Che, la única esperanza que podría pensar era el alma del Cuervo Dado.
Xiao Yun rascó su cabeza en frustración y entonces, él de repente alzó su cabeza y ansiosamente dijo, “Pequeña Emperatriz Demonio, ¿usted usó el Anillo Divisor Espacial para venir al Continente Cielo Profundo?”
Como el anterior joven maestro de la Familia Yun, Xiao Yun naturalmente sabía de la existencia del Anillo Divisor Espacial. Hace veinte años, Yun Qinghong y su esposa confiaron en este mismo Anillo Divisor Espacial y descendieron en el Continente Cielo Profundo detrás de la espalda de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados.
“Sí.” La Pequeña Emperatriz Demonio ligeramente asintió, “Sin embargo, debido a que tenía prisa en venir aquí, solo hice que la Familia Yun inserte suficiente energía para el viaje aquí y no hay energía adicional para un viaje de regreso, había pensado que podríamos volver mediante la profunda arca de Yun Che. Sin embargo, su profunda arca evidentemente responde a su voluntad. En su estado inconsciente, los extraños básicamente son incapaces de usarla.”
“Entonces… ¿Qué hacemos?” Feng Xue’er dijo en nerviosismo. Con las heridas actuales de Yun Che, a medida que cada segundo pasaba, una parte de su esperanza final sería cortada también.
Las llamas del Cuervo Dorado flotando sobre el cuerpo de Yun Che le daban a la Pequeña Emperatriz Demonio la información sobre la condición de su cuerpo, permitiéndole entender claramente que por cada segundo más que Yun Che sobrevivía bajo estas heridas incomparablemente aterradoras, sería un milagro que pudiera destruir el mismo sentido común.
En tal estado, aferrándose a la pizca final de la vida de uno era ya un milagro que era difícil de conseguir. Si ellos realmente querían que él recuperara la consciencia de nuevo antes del verdadero momento de su muerte, entonces ello realmente sería aún más difícil que ascender a los mismos cielos.
La Pequeña Emperatriz Demonio silenciosamente estaba de pie allí y miraba en blanco. Todos los sonidos y colores en el mundo parecían haber desaparecido de su conciencia. Tras mantener esta condición por un largo rato, ella finalmente habló, “¿Dónde podemos encontrar un lugar con grados extremos de elementos de fuego puro o elementos de hielo puro?”
“Esto…” Xiao Yun rascó su cabeza y desesperadamente ponderó. Sin embargo, solo había sido un corto tiempo desde que regresó al Continente Cielo Profundo y él rara vez salía de Ciudad Nube Flotante también. Su compresión del Continente Cielo Profundo básicamente se había detenido a las explicaciones que Yun Che o Xiao Li le dieron. Este problema era demasiado difícil para él y tras ponderar por un largo tiempo, él balbuceó, “Un lugar con elementos de fuego activos… Debería ser un volcán… Pero cuando se toma la pureza en cuenta, es un poco…”
“¡¡Conozco un lugar!!” Feng Xue de repente dijo, “En Nube Congelada Asgard, hay un lugar llamado Primavera Invernal de la Nube Congelada. Hermano Mayor Yun una vez dijo que era el núcleo de la venas de la tierra de la Región de Nieve de Hielo Extremo. Es un lugar con la más pesada energía de hielo en el Imperio Viento Azul o aún más así de todo el Continente Cielo Profundo.”
La Pequeña Emperatriz Demonio miró al lado y con un movimiento de sus mangas coloridas, una gruesa ola de viento ya había barrido la gente al cielo, “¡Date prisa y dime la dirección!”


[1] Trafalgar: ¡¡¡Corre!!! ¡¡¡Perra!!! Jajajaja ok no pero da risa XD
   Radak: Jajajajajajajaja XD
Capítulo Anterior                            Lista de Contenidos                         Siguiente Capítulo

También te puede gustar...

0 comentarios