CEO Capítulo 128

11:39

Traducción: Trafalgar
Corrección:  Radak




Capítulo 128: Bebé en el Vientre

Wang Ma no pudo evitar sonreír con alegría cuando vio que la pareja había regresado a casa en el mismo auto. Ella lo tomó como la pareja teniendo su malentendido aclarado y que ellos se volvieron una pareja armoniosa. Dándoles la bienvenida en la puerta ella dijo: “¡Esto es genial! Se ven mucho más como esposos.”

Lin Ruoxi deliberadamente cambió el tema al decir: “Wang Ma, no pienses demasiado. Es sólo que mi auto se descompuso.”

Los labios de Wang Ma se tensaron cuando escuchó estas palabras. Ella no pudo evitar sacudir su cabeza amargamente y suavemente murmuró: “Sería bueno si el auto se descompone todos los días,” conforme regresaba a la cocina a trabajar.

Lin Ruoxi pretendió no oír una cosa conforme cargaba su bolso para subir las escaleras. A medio camino, ella oyó a Yang Che llamarla.

‘Hmph, ¿finalmente quieres explicarme las cosas?’ Lin Ruoxi fingió indiferencia conforme se daba la vuelta y preguntó: “¿Qué pasa?”

Yang Che apuntó al reloj monocromo moderno en la pared: “Es casi la hora para comer, ¿por qué estás subiendo?

Lin Ruoxi oyó esta razón y no pudo evitar sino sentirse no resignada y preguntó: “¿Hay algo más?”

“¿Hay algo más? ¿Qué te gustaría oír?”

En realidad, esa no era la culpa de Yang Chen, causando que un auto se deforme por una patada estando descalzo había sido insignificante y un pequeño asunto en la mente de Yang Chen. Por lo tanto, él nunca habría pensado que Lin Ruoxi estaría inquietante por este asunto.

Pero Lin Ruoxi lo tomó como Yang Chen negándose a explicarle y fingiendo ignorancia. Ella mordió su labio mientras lo miraba, y se precipitó a subir las escaleras con fuertes pisadas.

Yang Chen rascó su cabeza. Él sintió que esta mujer se estaba volviendo más y más incomprensible.

Lin Ruoxi no bajó tarde cuando era hora de comer. Mientras comía ella miraba a algunos documentos y mordisqueaba su comida. Esto hizo que Yang Chen se pregunte si ella sólo tragaba su comida sin siquiera recordar masticarla.

Wang Ma parecía estar muy acostumbrada a esta forma de comer de Lin Ruoxi. A ella no le importaba en absoluto. Con una sonrisa muy satisfecha en su rostro, ella en ocasiones añadía platillos en el tazón de Yang Chen.

Yang Chen sintió que tenía la responsabilidad de corregir el mal hábito de vida de esta mujer obsesionada al trabajo, así que arrebató los documentos en frente de Lin Ruoxi y los puso a su lado.

“¡Qué estás haciendo, rápido regrésamelos!” Lin Ruoxi estaba en medio de mirar a través del documento seriamente y tenerlos arrebatado la puso en un mal humor.

“Tienes que concentrarte en la comida. Si sigues realizando diversas tareas al mismo tiempo de esta manera, podrías tener indigestión o problemas estomacales. Tú trabajas en el día, y cuando regresas en la noche sigues trabajando, ¿no estás cansada?” Yang Chen la sermoneó.

Lin Ruoxi arrugó sus cejas. Ella sabía que este hábito era malo para su cuerpo también, pero ella realmente no prestaba atención o se preocupaba por ello desde la infancia. Además, ella no estaba muy feliz sobre la forma en la que Yang Che la estaba sermoneando, así que obstinadamente dijo: “No necesito tus enseñanzas, devuélveme los documentos.”

“Te los devolveré después de la comida.” Yang Chen respondió.

Lin Ruoxi pensó: ‘Bien entonces, no comeré, ¡qué puedes hacer al respecto!’

Pero justo cuando tuvo este pensamiento, ella oyó a Yang Chen decir: “Si no terminas dos tazones de arroz, romperé los documentos.”

Lin Ruoxi inmediatamente se llenó con ira, con un rostro rojo ella gritó: “¡Cómo puedes ser así! Usualmente como solo un tazón de arroz, ¿¡por qué debo comer dos tazones!?”

“Si no comes lo romperé ahora mismo.” Diciendo eso, Yang Chen levantó el documento, y pretendió hacer la acción de romperlo.

Lin Ruoxi se quejó con Wang Ma quien estaba cerca: “¡Mira esto Wang Ma! ¡Yang Chen me está intimidando!”

Wang Ma pretendió no oír una cosa. Su mirada se desvió a una esquina vacía, obviamente rehusándose a poner su mano esto.

Esta vez, Lin Ruoxi estaba asustada. Ella definitivamente no tendría éxito si intentaba arrebatarlo de vuelta, y puede incluso ser dañado en el proceso. Además, este tipo podía hacer cualquier cosa. Aunque otro juego podía ser imprimido, si esta copia era rota, las anotaciones que estaban escritas encima se perderían también. Ella tendría que empezar desde el principio de nuevo. ¿¡Cómo podría ella posiblemente permitir que sea roto!?

Conteniendo por la fuerza su ira, Lin Ruoxi solo podía a regañadientes abrir su boca y decir: “Comeré, así que no tienes permitido romperlo.”

Yang Chen reveló una sonrisa muy satisfecha. Él suavemente agarró algo de pescado cocido al vapor y tranquilamente dijo: “Ten más pescado, esto repondrá tu aminoácido y será beneficioso para el bebé en tu vientre.”

Lin Ruoxi se sonrojó, ella indignantemente gritó: “¿¡Qué tontería estás diciendo!? ¿¡Cuál vientre tiene un bebé!?” Ella estaba a punto de colapsar, ¡cómo puede este hombre decir tales palabras descaradamente!

“Oh… No hay uno ahora, pero habrá en el futuro. Debes almacenar los nutrientes primero.”

‘¿¡Almacenar los nutrientes primero!? ¿¡Crees que soy un camello!?’[1]

Lin Ruoxi miró la carne de pescado en su tazón. Una vez que pensó sobre cómo esta carne fue entregada a ella usando los palillos de este tipo, ella no tuvo ganas de comerlo. Ella estaba a punto de arrojar lejos esta carne de pescado, cuando notó a Yang Chen de repente alzar el documento de nuevo y se preparó para romperlo…

“¡Comeré!”

Viendo a esta mujer testaruda finalmente empezando a comer el arroz y pescado, Yang Chen estuvo bastante complacido consigo mismo. Mientras se sentía orgullos de sí mismo, él añadió más comida en el tazón.

Lin Ruoxi había renunciado a resistirse. Ella metió los platillos en su boca como si estuviera comiendo medicina china amarga, mientras su par de ojos acuosos aparecían estar llenos de agravio.

Yang Che sintió que este lado de Lin Ruoxi era mucho más interesante que cómo ella usualmente era. Él se imaginó que si los empleados de Yu Lei International vieran a su CEO fría como el hielo revelar la expresión de una niñita intimidada, sus bocas estarían colgadas completamente abiertos.

Después de la comida, Lin Ruoxi subió las escaleras para seguir trabajando.

Por otro lado, Yang Chen se acostó en el sofá viendo las noticias. Los contenidos de las noticias transmitidas a diario en Huaxia eran prácticamente lo mismo. Habría noticias sobre otros países teniendo apuros, batallas y desastres naturales.

El punto siendo que mucha gente moría. Luego habría noticias sobre cuán duro los líderes de Huaxia están trabajando, enfatizando con la gente común, empleados del gobierno destilando con sudor, esforzándose en sus trabajos. Luego al final serían las noticas sobre el rápido progreso de todos los días, la gente viviendo felizmente y pacíficamente. Básicamente, la gente en Huaxia son los más bendecidos.

La razón de por qué a Yang Chen le gustaba ver estas noticas era muy simple, las noticas del extranjero simplemente no era tan interesantes como las noticas aquí.

Wang Ma quien estaba en medio de la limpieza de la mesa felizmente le dijo a Yang Chen: “Joven Amo, el hábito de la Señorita de no prestar atención a sus comidas es algo que tuvo desde la infancia. La Ama y la Señora no la disciplinaron bien, nunca esperé que Joven Amo disciplinaría a la Señorita hoy.”[2]

Yang Chen se acostó en el sofá y bostezó. Con una sonrisa él dijo: “En realidad, todos somos adultos, entendemos cosas, es sólo difícil bajar la dignidad.”

“La Señorita a menudo se olvida sobre todo lo de más cuando está trabajando. Joven Amo, si usted ve cualquier cosa inapropiada, por favor señálelo. Puedo ver que la Señorita solo está enojada en la superficie. Ella definitivamente no odia a Joven Amo en su corazón, quizás ella incluso está feliz sobre ello.” Wang Ma dijo con una expresión ilustrada.

Yang Che no entendió esto. Viendo que el programa de noticas terminó, él estaba a punto de cambiar los canales para ver un programa de cita a ciegas el cual se ha vuelto muy popular recientemente. Él no estaba interesado en ver a la mujer en este programa, en cambio sentía que los hermanos mostrados eran realmente increíbles, ellos eran mucho más interesante que los ‘reportes políticos’ de algunos comediantes stand-up.

Justo en este momento, el teléfono sonó. Yang Chen miró su teléfono y como esperaba, era Li Jingjing quien llamó.

“Hola, ¿Jingjing?”

En el otro lado de la línea, Li Jingjing dijo “Hermano mayor Yang” y se quedó en silencio por un rato. Luego con algo de vacilación ella preguntó: “Hermano mayor Yang, el correo que recibimos hoy fue enviado por ti, ¿verdad?”

Yang Chen reveló una ligera sonrisa. Parece como que Rose ya había enviado las cosas a la casa del Viejo Li. Puesto que el Viejo Li y su esposa no sabían cómo hacer uso de tal tecnología, ellos sola podían esperar a que Li Jingjing vuelva a casa antes de ver lo que estaba en la memoria flash.

“Puedes pensar de ello en ese modo, le pedí a un amigo que lo envíe.” Yang Chen no ocultó nada.

Li Jingjing plácidamente suspiró: “Siempre creí que aunque el Líder de Grupo Zhang pueda ser demasiado orgulloso a veces, su carácter no debería ser malo, pero nunca pensé que él era esa clase de tipo… La mujer en la grabación es la Subdirectora de nuestra escuela. Usualmente todo el mundo tiene miedo de ella, nunca esperaba que ella…”

“También está el padre de Jiang Shuo, Jiang Meng, su Director Principal, Rector, Subdirector, y Jefe de Nivel todos participando en tales cosas. Si estas cosas fueran mostradas en tu escuela, calculo que los ratings serían bastante buenos.” Yang Che bromeó.

Li Jingjing creyó que Yang Che haría como dijo, y dijo en pánico: “¡Hermano mayor Yang, por favor no! Si haces eso, la reputación de la escuela sería dañada, y nadie confiaría en nuestra escuela. En la actualidad, la mayoría de los profesores y estudiantes ponen un montón de esfuerzo en su trabajo y estudios, no quiero tirar el esfuerzo de todos.”

La mente de la chica era realmente inocente en tales momentos, Yang Che de forma impotente sonrió: “Jingjing, no soy el paparazzi, ¿por qué expondría esto sin razón? Le di a tu familia esa información como una forma de consideración, de modo que tus padres no confiarían en Jiang Shuo y su padre demasiado.”

Li Jingjing respiró un suspiro de alivio, carcajeó y dijo: “Hermano mayor Yang, no tienes idea. Cuando el video fue reproducido, ambos mi papá y mi mamá estaban sorprendidos como tontos. Ellos estaban demasiado avergonzados de ver. Cuando mi madre se dio cuenta de que el que está dentro del video era en realidad el Líder de Grupo Jiang, ella expresó su ira. Si no fuera por el hecho que mi papá la retuvo, ella habría aplastado mi notebook nueva a pedazos.”

“Deberías guardar ese video. Puedes elegir enviárselos anónimamente, de esa forma, ellos no te harían nada. No hay necesidad de hacer un escándalo, ¿quién no tiene oscuros secretos?”

Li Jingjing suavemente consintió, ella obviamente estaba de acuerdo con este punto de vista. Para ser honesto, antes de que viera ese video, la chica inocente nunca había visto un vídeo de sexo. Ella nunca pensó que su primera vez viendo sería uno que tiene como estrella principal a un conocido. Además, estaba el padre e hijo Jiang junto con la famosa Sacerdotisa Miejue[3] de la escuela. Los tres eran como una ‘hamburguesa’ en un trío y esto realmente sorprendió a la chica.

Aunque Li Jingjing estaba muy curiosa en cuanto a cómo Yang Chen había obtenido el video, ella estaba muy acostumbrada a las sorpresas de Yang Chen y taciturnamente eligió no preguntar. Con la pesada carga quitada sobre ella, ella habló con un tono mucho más ligero: “Hermano mayor Yang, ¿estarás libre en estos próximos días?”

“¿Qué pasa?” Yang Che preguntó.

“Quiero llevarte a alguna parte, pero no sé si estarás de acuerdo. En realidad, hay otra razón para preguntarte, es debido a que necesito pedir prestado tu auto para mover algunas cosas…”

¿Prestar un auto para mover cosas? Cualquier taxi en la calle podría hacer eso, pero Yang Che naturalmente no creería que era por tan simple razón. Debe haber un lugar al que ella realmente quería llevarlo.

Como un especialista en la compra del desayuno, Yang Che no tenía razón para rechazar la solicitud de una chica quien ni siquiera sabía como mentir. Él francamente estuvo de acuerdo a ello.

Tras tener una gran charla con Li Jingjing, Yang Che estiró su espalda y estaba a punto de subir las escaleras para bañarse y dormir. Aunque la recaída de su enfermedad de matar personas estaba ahora bajo control, la experiencia le decía a Yang Che que era necesario para él tener un descanso adecuado.

En este punto, Lin Ruoxi bajó las escaleras con una pequeña cartera y miró alrededor. Ella no pudo encontrar a Wang Ma en ninguna parte, y no tuvo más opción que preguntarle a Yang Chen: “¿Dónde está Wang Ma?”


[1] Trafalgar: Estas partes me gustan, aunque habrá más guerra fría que alegría entre ellos más adelante… ¡¡Oh!! ¡¡El dolor en mi pecho no….!!
Radak: No seas tan dramático, prefiero a cualquier menos a Ruoxi…
[2] Trafalgar: Ama por su abuela y señora por su mamá.
[3] Sacerdotisa Miejue es un personaje en la trilogía Cóndor, conocida como ser feroz.

También te puede gustar...

0 comentarios